Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5777759
Para todos los públicos Últimas Preguntas - Up to you - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días, amigos, muchísimas gracias por estar una semana más,

ya lo saben aquí, en "Últimas preguntas".

Hoy el tema que les proponemos pues es un tema que no es desconocido,

cuanto que todos experimentamos emociones,

pero sí puede ser desconocido desde el punto de vista

de reconocer y gestionar esas emociones.

Y más desde el planteamiento que hoy les vamos a proponer

con la persona que nos acompaña, porque está con nosotros,

José Víctor Orón, que es escolapio y es el director

de la Fundación "Up to you" de la que ya hemos hablado en el programa,

pero hoy queríamos profundizar un poquito más en este tema.

Y lo vamos a hacer, además, a propósito de este libro,

que se llama,

"Conoce lo que sientes" vocabulario emocional.

Está con nosotros, como digo, José Víctor Orón, buenos días.

Buenos días.

Gracias por acompañarnos.

Yo decía que es un tema que no es desconocido cuanto que todos

experimentamos emociones, pero sí en muchas ocasiones,

nos resulta difícil, reconocerlas, gestionarlas

y gestionarlas bien además,

¿qué son las emociones?, así de forma breve

y que todos nos entendamos.

Pues mira por contarlo muy rápido, con dos ejemplos.

Hay gente que entiende que las emociones

son una especie de reacción ¿no?

Dices, ¿por qué me gritas?,

dices, porque me has puesto nervioso.

Esa es una mentalidad que es la que más domina.

Pensar que algo me afecta y yo reacciono y tal ¿no?

Pero en "Up to you" pensábamos que eso

no es una buena descripción de la realidad,

sino que pensábamos que más bien la emoción es la expresión

de la complejidad de la persona en un momento concreto.

Entonces lo mejor va a ser

usarlas como una vía para el autoconocimiento

y después una toma de decisiones, centrándonos en la relaciones.

Esa es una de las claves, yo creo, de Up to you,

las relaciones, o sea, no estamos solos en el mundo

y reacciones... o emociones, mejor dicho

que podamos pensar que solamente nos está pasando a nosotros

en nuestra interioridad, en nuestra soledad,

ni siquiera es así, ¿no?

Todo tiene que ver con los demás, con las relaciones.

Si esas emociones que no sabemos a quién atribuirlas

o a qué experiencia, o qué recorrido, qué relación

en el fondo, lo que está hablando pues de toda la historia,

que una persona tiene

y de tal forma que no podría conocer esas emociones

al margen de la historia de sus relaciones, ¿no?

Sí, esa visión tan deformada

sobre las emociones centradas en el yo,

no es más que un reflejo

de la tendencia habitual que existe hoy en día,

que para todo se examina desde el yo, yo, yo, yo

y si sobra algo para mí.

Entonces cuando en verdad, cuando uno quiere estudiar

lo que es la persona, bueno es que la persona

es el ser de encuentro por excelencia.

Querer entender algo

al margen del encuentro de la relación,

pues la verdad es que es un artificio mental

que no responden ni a la realidad y mucho menos

no ayuda a la vida de las personas.

Up to you es una propuesta que estáis llevando

a centros educativos,

pero es una propuesta también para el ámbito familiar,

profesional...

Es decir, cualquiera de los ámbitos de la persona,

incluso desde el religioso también luego lo comentaremos,

porque en todos se dan emociones

y en todos se dan relaciones.

Cuál sería la clave o visto desde un punto...

o desde una orientación práctica,

que todos lo podamos entender,

¿qué nos aporta esta propuesta de Up to you?,

como digo, en todos los ámbitos de nuestra vida.

Pues mira, en todos los ámbitos de nuestra vida

nos relacionamos para hacer algo,

tanto si es para poner la mesa en casa,

como si es para aprender matemáticas en el colegio,

como en una empresa, para hacer algo,

¿qué haces? ¿tornillos?, pues para hacer algo.

Pues la clave siempre es como eso que hay que hacer

puede ser ya, una experiencia de encuentro interpersonal,

porque hoy en día vivimos en un mundo como muy esquizofrénico,

pensando en el hacer, en el producir lo que fuera,

dejándolo como al margen de lo que es la vida de las personas,

cuando eso creo que es un gran error,

porque lleva al engaño que existe muchas veces, ¿no?

de cuando consiga esto, entonces podré ser feliz o lo que fuera ¿no?

cuando en verdad, eso es un engaño tremendo.

Si no conseguimos hacer ya presente

que lo que hacemos en la vida ordinaria,

tanto estudiar matemáticas, como lo que fuera,

sea ya una oportunidad de encuentro interpersonal

que le dé valor a la vida, no lo va a ser luego.

Entonces lo que está trabajando Up to yo,

es sobre todo la experiencia de encuentro en todo lo que hacemos.

Pero en las cosas, disculpa que te interrumpa,

aparentemente más nimias,

no sé, me pongo, en la situación que ahora muchas personas

que están viendo este programa que igual termina

y se... recogen un poco la casa, se arreglan y se van a misa

o a tomar un aperitivo después o a dar un paseo en familia

o a quedarse en casa sin hacer nada.

En cualquiera de estas circunstancias que he enumerado así,

¿podemos gestionar con una perspectiva de encuentro?

¿Las podemos gestionar con una perspectiva de encuentro?

Yo diría que absolutamente sí.

Porque voy a cambiar la pregunta al revés.

La pregunta al revés sería.

¿Yo podría vivir las cosas dejando al margen

la experiencia de encuentro? Sí.

Pues así lo vive un animal.

Entonces, pero es como preguntarse

¿yo puedo vivir humanamente en cualquier contexto?,

pues obvio que sí.

O sea, entonces lo que tenemos que tener es la gracia

para saber hacerlo esto, porque si no,

pues vivimos de una forma, que dices, dónde ha quedado mi vida.

¿Y eso se puede aprender?

Sí. sí, sí, sí.

Sí, que se pueda aprender, perfectísimamente.

La vía de aprendizaje, por decirlo de alguna forma

que usamos en Up to you, es trabajar dos cosas,

lo que es el autoconocimiento y la toma de decisiones.

Siempre partimos de las emociones

en el sentido de que... nos gusta esa vía, especialmente,

¿por qué? Porque las emociones me devuelven a la vida,

algo ha pasado.

Y en Up to you pensamos que lo que necesita la persona

es acoger su vida.

No hay crecimiento mientras no se acoge a la vida,

uno no crece por un proceso de autoconstrucción de fortalezas,

que es lo que existe por todos lados, ¿no?

sino que el primer paso es acoger la vida y la vida real.

No se trata de que mi familia sea maravillosa,

sino de acoger a mi padre real, mi madre real.

Y entonces trabajar la vía emocional,

para poder trabajar la acogida de la realidad y la emoción

como una vía de acceso a la interioridad de la complejidad,

de tal forma que la persona conozca la complejidad de su vida

en cualquier situación ¿no?

Y entonces luego viene la segunda parte que es la toma de decisiones.

Hoy en día, otra vez igual, la pregunta es ¿y qué hago?

Nosotros pensamos que esa pregunta tampoco está bien formulada,

porque en el fondo, no es qué hago,

sino quien quiero ser en las relaciones con los demás,

al hacer lo que hago.

Es una toma de decisiones muy identitaria,

muy centrada en el agradecimiento y la reconciliación,

porque pensamos que no hay posibilidad de crecimiento humano,

que no pase y que no se condense

en lo que es la mejora de las relaciones interpersonales

y el agradecimiento y la reconciliación

es el gran acto humano que tenemos

para poder acoger e integrar en nuestra vida

tanto experiencias dolorosas, como que no.

Pero el tema... vamos, va por ahí.

Y desde luego podemos profundizar mucho más con este libro

"Conoce lo que sientes" en el que bueno pues,

es una especie de diccionario, podríamos decir,

un vocabulario emocional,

donde nos vamos a encontrar pues el autocontrol,

la atención, las creencias,

el gusto y la satisfacción, estoy así de forma aleatoria,

habilidades socioemocionales,

pero siempre con esta orientación que nos estás proponiendo.

Estaba yo pensando por ejemplo, en el ámbito educativo,

a los padres, cuando vamos a ser padres

y nos preguntan o nos preguntábamos nosotros mismos,

¿cómo ves a tu hijo? a tu futuro hijo,

¿que te gustaría para él?

Pues que sea feliz, que sea una buena persona.

Pero luego en el día a día es estudia, estudia, ordena, recoge,

y cómo no has estudiado, no tienes tal cosa.

Al final, o al revés,

lo orientamos a la excelencia

a la excelencia que al final lo llevamos

desde el punto de vista académico. Hablo en líneas muy generales.

Yo percibo que esto está pasando, aunque si nos preguntan decimos,

no, yo lo que quiero es que mi hijo sea feliz,

sí, pero en nuestro día a día, al final

estamos ahí con ese tornillito.

Creo que eso, en el fondo, es expresión de cierta desconfianza

y de muchos miedos.

Porque en el fondo es como pensar que la persona

es una realidad deficiente,

que necesita ser completada, necesita ser adornada.

En el fondo es poner a la personal al servicio de unos ideales.

Entonces, tú dices bueno, entonces

¿quién está al servicio de quien?, ¿qué se está buscando?

Porque en el fondo, pensar que la persona necesita ser completada,

porque es como una realidad pobre,

y tienes que ir poniéndole adornos con capacidades y con cosas ¿no?

Cuando existe otra forma distinta de entender las cosas.

Y es que la adquisición de las competencias

no sea más que vehículos y formas para expresar

la riqueza de la persona.

Entonces cuando se está buscando siempre

querer asegurar, asegurar asegurar,

pues en el fondo, pues igual estamos expresando

también nuestra historia de miedo,

de que necesitamos controlarlo todo.

Esa obsesión por controlarlo todo. El control de todo.

Hay un psicoanalista muy interesante,

que decía que los que buscan controlando todo

así de esta forma ya patológica,

pues en el fondo es una expresión de haber tenido malas experiencias,

de la dependencia materna, cuando uno era pequeño,

porque si yo vivo bien la dependencia,

lo que yo voy a vivir

es una expresión de confianza en las personas y con todo.

Si yo necesito ir controlándolo todo, pues en el fondo tú dices,

¿qué experiencia has tenido de encuentro desde tu propio origen?

Entonces es como el mal del mundo

que quiere confiar en las cosas y en los logros

y asegurar las relaciones

cuando la persona está hecha justo lo contrario, ¿no?

Confiar entre nosotros y lo que hacemos es controlar las cosas

y queremos que una mesa funcione como mesa,

pero el control aplicado sobre las personas,

me parece que es algo patológico.

Qué interesante este planteamiento,

qué interesante y qué novedoso

yo creo que en muchos aspectos también, José Víctor.

Hay otro tema, estamos hablando de encuentro

del encuentro personal,

el encuentro interpersonal con otras personas de nuestra familia,

compañeros, pero ¿y el encuentro con Dios?

¿Influyen las emociones?

¿Hay que saber diferenciar lo que es fruto de la gracia

de lo que puede ser, -entiéndeme cómo lo digo

y no sé si estoy utilizando el término correcto-,

me corriges, sino,

lo que puede ser un engaño emocional?

Cuéntanos un poco.

Sí. Bueno, creo que está muy bien expresado.

Sí o sea, Up to you, es una propuesta no confesional,

aunque bueno yo soy escolapio, lo hemos dicho al principio,

porque pensamos que a veces

cuando metemos a Dios muy pronto dentro de la ecuación,

evitamos... que dices, a ver quien discute las cosas

si acabamos de meter a Dios ahora ¿no?

Entonces hacemos esto por ayudar también a las personas

para que puedan realmente preguntarse saber qué me está pasando.

Y entonces, con esto del mundo emocional aplicado también

lo que es a la experiencia religiosa es muy importante,

porque a veces, hoy en día

existe como una especie de tendencia a que hay que estar bien.

¿Y por qué hay que estar bien?

¿Y por qué hay está bien?, o sea, es que es como

yo una vez he estado en un congreso donde estaban hablando todos

de..., no, tenemos que trabajar para estar bien, el bienestar,

no sé cuántos

y en muchos anuncios de televisión se van siempre por ahí, ¿no?

Y en un momento, uno que estaba escuchando, ya explotó,

y yo casi iba a aplaudirle,

y decía, ¿pero a qué viene esta obsesión por estar bien, estar bien?

O sea, si yo estoy enfadado,

porque a mi amigo le están haciendo una injusticia,

yo no quiero estar bien.

Yo estoy a gusto estando enfadado,

porque mi enfado es expresión del cariño que tengo por mi amigo.

Lo que quiero es atender la realidad.

A qué viene este autocentramiento, mi experiencia, mi experiencia, ¿no?

De hecho centrarse en las emociones como el paradigma

y vendría ahí una afectivización también de la experiencia religiosa,

es impedir el encuentro,

porque si yo me encuentro contigo, tanto en cuanto yo estoy a gusto,

en el fondo, estoy usando la relación para mi experiencia afectiva.

Entonces, exactamente igual con la experiencia religiosa,

si hay encuentro, obviamente hay una experiencia efectivo agradable.

Pero una cosa es, que lo que sería un indicador o un fruto,

dejar lo que surja,

y otra cosa es buscarlo,

y entonces confundir objetivos con indicadores.

Entonces en la experiencia religiosa,

yo creo que es muy importante también

la ayuda que puede dar Up to you,

porque se centra en el encuentro.

Y eso corrige incluso visiones religiosas,

porque hay gente que dice, la religión es cumplir un ideal, ¿no?

O lo que sea.

Es que toca hacer así o asao, lo que fuera.

¿Entonces tú con quién te relacionas? ¿No re relaciones con Dios?

Te relaciones con la imagen que tú mismo te has montado de Dios

y de lo que es esa perfección o excelencia,

que sería otra variante de lo que decías antes

de la excelencia, ¿no?

Solamente hay que ver toda la insistencia de los últimos papas

y dices es que el cristianismo exactamente, exactamente,

no puede ser una religión,

sino que es una experiencia de encuentro con una persona

que llamamos Jesús, que llamamos Dios.

No dejan de ser personas.

Up to you lo que hace es centrarse en la fenomenología

y en la experiencia del encuentro interpersonal,

porque pensamos que eso ayuda, pues eso, a un roto y a un descosido,

para ¿cómo me encuentro con mi hijo cuando toca desayunar y tengo prisa?

¿O cómo me encuentro con Dios en mi vida, con la complejidad,

la historia de dolores y alegrías que pueda haber vivido?

Muy interesante, pues José Víctor Orón,

muchísimas gracias por habernos acompañado.

Y seguiremos muy pendientes de esa propuesta, como es Up to you,

como decimos, para centros educativos,

pero para todos en cualquier orden de nuestra vida.

Muchísimas gracias por habérnoslo presentado aquí en el programa.

Gracias por la confianza y acogida.

Y vamos a proponerles ahora otro encuentro

que en esta ocasión nos presenta Margarita García.

María Piédrola y Patricia Llamas, tienen tan solo 24 años,

pero suficientes para conocer el secreto de la felicidad.

La alegría está en darse a los demás.

Esto lo descubrieron haciendo voluntariado en Kenia, en 2017.

Lo que no podían imaginar

es que aquella historia terminaría en una asociación

sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es dar mucho amor y cariño

a niños abandonados.

Así, cómo apoyar y financiar proyectos

en los centros donde viven.

Pero empecemos por el principio. El verano de 2017.

El primer voluntariado fue impactante para las dos,

pero más para mí, porque María me había metido ahí...

me había engañada, más o menos.

Lo que hacíamos era... había distintos talleres

y nuestro taller se centraba en la educación de profesores.

Les enseñábamos nuevas metodologías

y las condiciones en las que vivíamos eran muy duras.

No teníamos un cuarto de baño, ni ducha.

Desayuno, comida y cena, arroz, agua limitada.

Pero nos enamoró y al principio sufrimos mucho,

y cuando nos íbamos, sufrimos más, porque nos dimos cuenta

que ellos nos daban,... o sea que nosotras dábamos, perdón,

pero ellos nos daban todavía más.

Como la experiencia de dos veranos les había sabido a poco,

decidieron gastar sus ahorros en vivir 4 meses en Kenia

y así atender a más niños.

Volvimos cuando era el último año de carrera.

Y entonces, las dos teníamos claro que teníamos que volver a Kenia,

que no se quedaba como una experiencia buena

de dos veranos de nuestra vida.

O sea que mucha gente tiene experiencias y es una suerte,

pero queríamos seguir.

Con los contactos de amigos de Kenia que teníamos,

pues decidimos irnos para allá, de enero a mayo estuvimos ahí.

Nos ayudaron a buscar un sitio donde vivir, donde estar bien,

porque es verdad que para ayudar

tienes que estar tú bien físicamente, tienes que descansar, comer bien,

dormir un poco, lo justo y necesario.

Y entonces ellos, estos amigos

fueron los que nos buscaban los centros de niños.

Siempre les decíamos, por favor, muchos niños y muy necesitados.

Lo único que hacíamos era pasar el tiempo con ellos,

cambiar pañales, dar de comer.

Bailar, jugar, hacerles el tiempo más ameno

y que disfrutarán también un poco.

Casi siempre era tiempo

y lo que las jefas de las casas nos pidiesen,

que había que cocinar, cocinábamos,

que había que limpiar la casa, limpiábamos.

El orfanato, era una casa en la que vivían en pésimas condiciones,

cerca de 50 niños.

De ellos, 20 recién nacidos.

La casa estaba desordenada

y ni María ni yo nos veíamos capacitadas de ponerla en orden,

porque había mucha ropa, poco sitio y había bichos, un caos.

Un familiar mío me dijo que contactara con "Pon orden".

Escribimos un mensaje y a la semana nos contestó:

chicas, llamadme. Y las dos estábamos flipando,

porque una señora que tenía 90.000 seguidores, que nos escriba,

que me dé su número de teléfono pues era una cosa interesante.

Entonces la llamamos, ella llorando, lloraba y lloraba,

porque su sueño, siempre había sido ayudar a una misión

y acabamos la conversación

y ella dijo, chicas, vais a hacer algo muy grande.

Pensamos, lo típico que te dice tu abuela, que no te lo crees,

porque no

y a la semana siguiente nos dijo, chicas haceros un Instagram.

Ya tenemos nuestros instagrams personales, no vamos a hacer nada más

y nos dijo, hacer algo de lo que estáis haciendo.

Y sin pensar mucho el nombre

y por la insistencia de la experta en orden e instagrammer,

Vanessa Travieso, se crearon un perfil de Instagram.

Y después hicimos un directo con ella.

Explicamos lo que hacíamos y lo que necesitábamos,

que no necesitábamos que la gente nos mandara ropa ni biberones,

para que se gastaba mucho dinero,

que necesitábamos dinero para comprarlo nosotras allí.

Y a partir de eso, Instagram empezó a crecer un montón.

Y bueno la gente se portó de cine y nos dio bastante dinero

y nos ayudó...

A nosotras, no a los niños en sus necesidades básicas.

Hicimos un crowdfunding,

la gente empezó a pasarlo por grupos de WhatsApp.

luego por Instagram con Vanesa.

Empezó a crecer mucho más de lo que nos hubiéramos imaginado,

igual que en Instagram,

y gracias a eso pudimos hacer muchas cosas.

Acoplamos un parking en un orfanato.

Curamos a muchos niños que estaban malitos,

porque la sanidad está bastante regular.

Ayudamos a que esos niños

consiguieran los medicamentos necesarios.

Compramos una silla de ruedas a un niño con discapacidad.

Y luego compras grandes de necesidades básicas,

como toallas, biberones,

que aquí es algo muy normal, pero que no tenían.

Al llegar a España, fue cuando teníamos este número de seguidores,

este número de donaciones,

y ahí nos planteamos ¿qué hacemos ahora mismo?

Pasar y ya está, qué experiencia más bonita

o remangarnos y trabajar.

Y obviamente, decidimos la segunda al final,

gracias al apoyo de nuestra gente,

la gente nos animaba muchísimo más.

Nosotras no sabíamos que íbamos a llegar a esto ¿no?

Y ahí estamos con la Asociación Los Ángeles de Kenia,

poquito a poco, pero con muchísimas ganas de ayudar.

Y ya en forma de asociación, ayuda se traduce

en trabajo por proyectos en los centros o casas

que soliciten su ayuda.

Nosotras trabajamos por proyectos.

Nos llaman de un sitio donde hay una necesidad muy grande.

Y lo estudiamos, nos hacen una lista de problemas que tienen

y con sus soluciones,

porque al principio damos otras soluciones,

pero luego esas soluciones no son reales.

Se ponen en marcha a lograr financiación

a través de redes sociales.

Intentamos hacer una recaudación de dinero aquí, en España,

con un objetivo, la gente sabe, siempre

somos muy transparentes, saben en qué va a nuestro dinero.

Pueden siempre preguntar dónde están las cuentas,

tickets, porque eso lo guardamos muy bien.

Y una vez que hemos conseguido ese dinero lo ponemos allí.

Ellos nunca ven el dinero como tal.

Somos nosotras las que... pues necesitamos

un panel solar para la electricidad, pues vamos y compramos un panel solar

o un tanque de agua.

Los Ángeles de Kenia no son Paty y María

son los niños de África que han robado el corazón

de estas dos madrileñas

y el de todos sus seguidores en Instagram.

Somos capaces de ver a Dios muy de cerca en cada niño,

porque nosotras y creo que mucha gente de España y de Europa,

vivimos muy cómodos, tenemos una casa donde estar, agua, comida...

en la mayoría.

Y allí estos niños no tienen de nada, no tienen ni dignidad.

Hay veces que no la tienen por como viven.

Entonces, esos niños sin tener absolutamente nada,

son capaces de agradecerle a Dios los pequeños detalles

como que pueden ir al colegio, aunque tengan que andar 5 horas.

Para esta tarea que la Asociación Los Ángeles de Kenia

tiene por delante, hacen falta, no solo dinero, también voluntarios

y ojo, que el voluntariado engancha por experiencias como esta.

Una historia que nos ha impactado para el resto de nuestras vidas

y nos alegramos un montón, fue un día que decidimos ir,

a las monjitas de madre Teresa de Calcuta,

que somos fan número uno de ellos.

Y decidimos ir, sabíamos que iba a ser duro, pero no tanto.

Y al llegar, atienden unas monjitas así,

como, qué tal, qué tal. Muy bien.

Venga, chicas a trabajar, ¿no?

Nos ponen unos delantales que yo decía ¿qué es esto?

y solo se oían gritos y cosas no muy agradables.

Y entonces, de repente entramos, ¡venga!

y nos empuja un poco así.

Las 3 lo hablamos, luego al terminar,

en ese momento digo, me doy la vuelta y me voy.

Entonces fue una hora, yo recuerdo toda mi vida esto,

una hora solo,

y que nos marcó la vida, porque ves cómo esas monjitas,

también voluntarias,

Dan todo por esas personas como si fueran sus hijos, o sea,

cosas muy poco agradable.

A gente con la baba, caras deformadas, no es muy agradable,

cómo le limpiaban la baba con la mano,

le acariciaban mientras daban de comer.

Nosotras asustadas, porque al final hasta que te haces

y con qué cariño ven a esas personas, porque se ve claro que esas monjitas

tiene a Dios dentro, viven con Dios

y en esas personas enfermas ven a Dios.

Es un espectáculo como tú estás ahí, diciendo qué asco.

Y ellas están acariciando la cara o la papilla mientras se le cae,...

te vas de ahí pensando.

Qué grande es Dios, qué pasada todo esto, qué suerte haber vivido esto

y que poca cosa soy, yo me estaba quejando en mi casa,

de que no tengo un jersey, no sé qué, el último de Zara

o que no tengo o no puedo ir a cenar hoy a este sitio

y estás monjitas se desviven por lo peor de lo peor de la ciudad,

pero fue una experiencia que nos ha marcado para siempre.

No tenemos tiempo para más,

sí para agradecerles este tiempo de encuentro que nos han regalado

y que les proponemos otro distinto para la próxima semana.

El próximo domingo ya saben, en el Canal Internacional

y en La 2 de Televisión Española y durante toda la semana,

a través de las redes sociales, seguimos encontrándonos.

Gracias por este ratito y lo dicho hasta el domingo,

feliz semana.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Up to you

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Últimas Preguntas - Up to you

31 ene 2021

¿Son las emociones algo malo? ¿O nos deberían servir para guiar y orientar nuestra vida? ¿Como diferenciar lo espiritual de lo emocional? A estas y otras preguntas nos responde el sacerdote Jose Victor Orón, creador y director de Up to You, una fundación que ayuda a gestionar las emociones.

ver más sobre "Últimas Preguntas - Up to you" ver menos sobre "Últimas Preguntas - Up to you"
Programas completos (626)

Los últimos 626 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios