Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5628023
Para todos los públicos Últimas preguntas - A fuego lento - ver ahora
Transcripción completa

Qué tal, amigos. Muy buenos días.

Bienvenidos, una semana más a "Últimas preguntas".

Hoy está con nosotros una mujer que ya había estado en el programa,

porque ella es creadora, impulsora de una web vocacional,

que seguro muchos de ustedes conocen,

buscoalgomas.

Hemos hablado con ella y de esta web en alguna ocasión

y lo seguiremos haciendo.

Pero hoy viene en su faceta de madre y escritora

porque ha publicado su primera novela y que tiene muchísimo que ver

con su maternidad.

Está con nosotros Noemí Saiz. Buenos días.

Buenos días. Muchas gracias por acompañarnos.

Y además con un libro bajo el brazo que se llama "A fuego lento".

Y ahora van a descubrir nuestros espectadores

y espero lectores del libro también, por qué se llama "A fuego lento".

¿Por qué has escrito este libro?

Pues, a ver, el libro lo escribí

para mi hija mayor.

Mi hija tenía entonces 12 años, iba a cumplir 13

y tuvimos un problema interno con el uso de las nuevas tecnologías.

Su padre y yo nos sentamos con ella y hablamos

y me quedé con la sensación de...

no sé de...

no ha captado el mensaje, ¿no?

Esa sensación que tenemos muchas veces los padres con los adolescentes

y los preadolescentes de...

no le ha calado ¿no? Un poco de muro.

Te enrollas mucho que nos dicen nuestras hijas y nuestros hijos,

"me has soltado un rollo"...

Y muy bien, sí, sí, lo entiendo, lo entiendo...

me cuentan esas cosas en el colegio todos los días,

mamá ya lo sé

y entonces dije...

a mi hija le gusta leer y le gusta leer novelita romántica,

que es una novelita sencilla, amena, que engancha y que tira mucho.

Y en esas novelitas románticas que yo suelo leer previamente

para hacer un filtro, porque me encuentro de todo,

alguna la he prohibido directamente al llegar a la mitad del libro,

pues suelen meter la ideología que la gente que la escribe tiene

y quiere inculcar a los demás.

Entonces dije, bueno, voy a escribir una novelita

para que ella entienda lo que yo le quiero explicar,

no solo con respecto uso de las nuevas tecnologías

que digamos que es el centro del libro,

sino con respecto a la vida en general.

Entonces lo fui escribiendo,

lo iba escribiendo, a folios se lo iba dando a ella

y fui viendo que le gustaba, que le enganchaba,

que le... que quería más y me decía,

mamá, ¿solo has escrito esto? Si yo me lo leo en un rato...

Entonces llegados a un punto del libro

me dijo: oye ¿esto es solo para mí, mamá? ¿Por qué no lo publicas?

Y bueno, me decidí a publicarlo, a buscar editorial y publicarlo.

Lo tengo en Paulinas.

Y es un libro por cierto...

igual por esta primera conversación que estamos teniendo,

hay personas que piensan que es una novela solo para adolescentes.

Por supuesto que es para adolescentes,

pero yo recomendaría a todos los padres que la lean

porque igual nos llevamos más de un sorpresa,

sobre cosas que les están pasando y que nos da por pensar

que a nuestros hijos eso nunca les va a ocurrir.

Exacto.

Muchos padres tenemos esa idea ¿no?

mi hijo tiene una educación determinada,...

mi hijo yo le estoy inculcando unos valores determinados...

mi hijo tiene bueno pues una familia,

esto solo les pasa a los padres que no se preocupan, despreocupados.

Marta, la protagonista del libro es una buena niña que tiene 12 años,

con unos padres muy implicados en la educación,

con unos padres creyentes, practicantes,

o sea Marta es una buena niña,

Marta puede ser cualquiera de nuestros hijos

y a Marta le pasan cosas.

Entonces sí que es bueno que no perdamos...

yo también lo recomiendo a los padres,

precisamente para que estén alertas.

Les dejamos elementos que con 12 años,

¿de verdad están preparados para utilizar bien?

Cuando nosotros con cuarenta y tantos no estamos preparados a veces

para utilizarlos bien.

Y se los dejamos con total libertad,

pensado que porque lo cogemos una noche cada cierto tiempo

para echar un vistazo no lo han borrado absolutamente todo.

Van por delante.

Tenemos que ser conscientes de esta realidad.

La adolescencia es una etapa de descubrimiento,

de búsqueda, de impulsividad, luego lo podemos comentar también,

pero desde el punto de vista puramente fisiológico,

no es que lo hagan aposta, es que... por fisiología,

porque faltan cosas que formarse en su cerebro,

pues se actúa de ese modo ¿no?

Y claro, eso lleva a cometer errores.

De eso hablas.

No queremos descubrir mucho el libro porque el libro hay que leerlo,

pero no has querido obviar cosas muy duras que pueden pasar

y errores que cometen y que no tienen vuelta atrás en algunos casos

Exacto.

La adolescencia tiene esas características

y yo creo... bueno, todos los que hemos pasado por allí,

pues tenemos la experiencia personal de esas prisas por vivir, por...

El problema que yo quiero reflejar es que ahora tienen un aparato

que quita algo, que cuando nosotras éramos jóvenes,

eran... bueno y ellos ahora también ¿no?

pero que cortaba esa impulsividad, que era la vergüenza.

Sí.

Ahora no tienen un aparto con el que no tienen vergüenza,

entonces ese aparato les hace eh...

pues que antes un "me gusta" te llevaba tres veranos decirlo,

y ahora te lleva tres segundos.

Entonces es un poquito eso, que la impulsividad natural

que antes nos llevaba a hacer las cosas más despacio

porque la vergüenza nos frenaba,

ahora hemos quitado de golpe la vergüenza

y entonces solamente tenemos la impulsividad,

y los jóvenes, yo creo que los críos, ya no los jóvenes, los críos,

están teniendo acceso a temas que antes pues a lo mejor

ocurrían o tenías acceso, tres, cuatro años, cinco, seis, después.

Y el problema es que tenemos que ser conscientes de eso ¿no?

Por eso "A fuego lento".

"A fuego lento" se entienden muchas cosas,

pero en la adolescencia es más difícil.

Tú por ejemplo abordas el tema de la sexualidad, de la afectividad,

cuando van unidos, cuando van separados...

Qué complejo ¿verdad?

Como madre me imagino también, que le darás muchas vueltas a este tema.

A mí me sorprende que todavía te encuentras con padres

relativamente jóvenes, de nuestra edad, por qué no decirlo,

somos jóvenes Noemí,

pero que les cuesta hablar de estos temas con los hijos.

Yo creo que es difícil, eh, a mí también me cuesta,

también porque a lo mejor tenemos adelantar tanto...

que pasamos de las Barbies,

y dices anda si...

Y a veces, perdona que te interrumpa,

sin pasar de las Barbies. Claro.

Es que no hemos tenido tiempo

porque con estas nuevas tecnologías

de las que soy absolutamente partidaria y lo sabes...Claro.

Pues quemamos las etapas tan rápido,

nos encontramos con que tenemos que hablarle de sexualidad

a lo mejor a un niño de 12 años y personalmente no me veo.

No me veo para nada.

Entonces sí que el libro ayuda a tratar esos temas

después ¿no?

Creo que es un libro para leer los padres y leer los hijos y comentar.

A lo mejor con la escusa de Pedrito que es el prota y...

el chico majísimo y súper guapo y estupendo ¿no?

pues tenemos la excusa para tratar temas pues del saber esperar,

de lo bonito ¿no?

En estos otros libros que yo te comentaba de las novelas románticas

que a veces leen nuestros hijos... nuestras hijas sobre todo,

pues te ofrecen la sexualidad como algo, súper...

¡ah, qué bien!, deseable, súper atractivo y...

y yo le doy la cara que puede tener con esos 12, 13 años

de nuestra protagonista ¿no?

Que es algo mucho más frío, mucho más...

Claro, no tiene sentido propio ¿no?

Y yo creo que el libro ayuda a dárselo.

Un libro que podríamos decir,

obviamente los protagonistas es pura ficción,

tú has recreado una historia, pero muchas de las cosas,

yo creo que todas las historias que pasan ahí,

podríamos decir que están basadas auténticamente en la realidad.

Cambiamos nombres, cambiamos protagonistas,

cambiamos circunstancias,

pero lo que nos encontramos en ese libro,

que no se engañe nadie, está ocurriendo hoy en día.

Abordas el tema también y además lo haces de un modo claro, directo

del acompañamiento de la fe,

para las familias que son creyentes

puede ayudar mucho también en estos temas ¿no?

Sí, en esa vuelta a casa de Marta, que se ha alejado un poco de casa,

está también pues esa vuelta a la Iglesia,

a esa otra casa que formamos los creyentes.

Y me parecía fundamental mostrar ese don Jaime y esa sor Laura, ¿no?

que son un agradecimiento también a tantos don Jaimes

y tantas sor Lauras que ha habido en mi vida,

que nos han echado una mano cuando lo hemos necesitado.

A algo que está tan denostado como es el sacramento de la confesión

y que hace tanto bien ¿no?

Bueno, a veces...

por esa vergüenza que no tenemos en las redes sociales,

que cuesta acercarse a él y que les cuesta más a nuestros críos.

Pero lo bonito ¿no? de ese soltar lastre

y yo creía que era necesario también mostrar aquí

todo lo que yo siento y lo que yo creo.

Esa ideología y sobre todo esa fe que yo tengo,

pues que mi hija y otros hijos pues puedan tenerla

y sobre todo que se la comen un poco con patatas ¿no?

que no se dan cuenta, terminan el libro,

a lo mejor les preguntas ni saben muy bien

y es muy marcado el tema religioso en el libro,

pero ni siquiera se dan cuenta de que lo tienen dentro.

Hablas del sacramento de la penitencia, de la reconciliación,

del perdón.

Efectivamente lo abordas como sacramento

pero también hablas del perdón a uno mismo,

estamos hablando de la adolescencia, de errores que se cometen,

de errores que a veces no tienen vuelta atrás

en el sentido de que bueno, hay una consecuencia,

otras veces sí, siempre se puede rectificar y tal,

pero el perdonarse uno mismo, a veces cuesta

y cuando te pasa con 14 años, ó 13, ó 15,

es difícil gestionar eso ¿no?

Sí, es complicado.

Alguien me decía cuando se leyó el libro que era un libro de esperanza.

Mucho, sí es verdad.

Que podemos cometer fallos, que hemos cometido fallos

y que también nuestros adolescentes lo sepan,

que los padres también hemos cometido fallos,

pero que se pueden cometer garrafales,

se puede meter la pata hasta arriba

y siempre existe ese perdón ¿no?

y siempre existe esa posibilidad de volver a empezar.

Entonces la Iglesia la tiene muy marcada con el sacramento ¿no?

pero que nosotros también seamos capaces de entender

que... que es posible y que es posible recomenzar.

A veces ocurren cosas ¿no?

y metemos la pata y pensamos, ¡bua! si total ya he metido la pata

y la sigo metiendo.

Sí, ya para qué ya no hay marcha atrás,

ya sigo.

Claro, puede haber críos y adolescentes que les haya pasado,

que hayan empezado por un camino que no querían,

que sus padres están disgustados...

Y digan si total, ya lo he hecho mal, ya no tengo remedio.

No, no, tú puedes volver atrás.

Tú puedes recomenzar.

Tú puedes... hay un camino de esperanza

y nuestra fe es ese camino de esperanza.

A mi esta, desde luego, me parece una de las claves del libro,

por supuesto, pero... como decíamos antes,

porque está basado en hechos reales, ¿no?

en ese sentido que estamos hablando,

me parece una de las claves de...

bueno, de la relación con nuestros hijos o alumnos o adolescentes.

Yo creo que, Noemí, es un libro que yo recomiendo, sinceramente,

que se lea....-Gracias.

que lo lean los adolescentes, les gustará, yo creo, los padres...

Yo creo que...

De hecho, deberíamos leer todo o casi todo

lo que cae en manos de nuestros hijos en esas edades,

y este nos va a aportar también mucho a nosotros.

Noemí Saiz muchísimas gracias. -Gracias a ti.

Te esperamos otro día y hablamos de "Busco algo más".

-Muy bien, fenomenal.

Muchas gracias por haber estado con nosotros.- Gracias.

Y cambiamos de asunto.

El papa Francisco ha querido dedicar este año, desde el 24 de mayo,

a la Encíclica "LAUDATO SÍ",

coincidiendo con el quinto aniversario de su publicación.

Vamos a hablar de este tema con Marco Gordillo,

que es coordinador de campaña de Manos Unidas.

Marco, buenos días.

-Hola, muy buenos días.

Muchas gracias por estar con nosotros.

¿Qué significa que el papa haya dedicado este año

a la encíclica "Laudato Sí"?

Yo creo que fundamentalmente significa la oportunidad

que se nos da a todos de volver a poner en primera persona

y en primer lugar, los mensajes tan relevantes

que recibimos con "Laudato Sí" hace cinco años.

En el caso de Manos Unidas han sido muy inspiradores durante este tiempo.

Y ahora plantearnos durante este año poder celebrar el quinto aniversario

con unos objetivos específicos etc... es una gran oportunidad,

es un regalo.

Un regalo que comenzó hace cinco años

con la publicación de esta encíclica.

¿Qué aportó, Marco, a Organizaciones como Manos Unidas,

que llevabais décadas trabajando

por la erradicación del hambre en el mundo,

por la erradicación de la pobreza,

que ya denunciabais que lo que hacemos en una parte del planeta

repercute positiva o negativamente, en la otra parte?

¿Qué aporta?

Yo creo que aportó la narrativa que necesitábamos

para entender por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo.

Yo recuerdo cuando salió la encíclica,

nosotros llevábamos casi diez años trabajando

las cuestiones de cambio climático, no de cualquier manera

sino que lo trabajábamos desde el concepto de justicia climática,

que tiene mucho que ver con cómo las comunidades más pobres del mundo,

que son las que menos gases de efecto invernadero emiten a la atmósfera,

al final son las más afectadas

y, además, son las que tienen menos recursos para protegerse

y adaptarse, ¿no?

Y mucha gente decía:

"oye, pero vosotros os dedicáis a trabajar en temas de desarrollo

no en temas medioambientales,

¿qué es lo que estáis haciendo trabajando con cambio climático?"

Claro, cuando leemos la encíclica del papa Francisco

y toda la manera cómo va entrelazando los conflictos ambientales

con los conflictos sociales;

el hambre es uno de esos problemas que aparece en varios momentos,

se convierte nuevamente en un regalo, ¿no?

Junto con ello, realmente, yo creo que nos ha permitido

hacer lecturas mucho más profundas

y muchísimo más complementarias del propio trabajo que hacemos, ¿no?

Pongo dos ejemplos.

Cuando Manos Unidas lucha contra el hambre y la pobreza,

bueno, pues, según el Banco Mundial,

el ochenta y cinco por ciento de las personas más pobres del mundo

viven en el campo, viven en zonas rurales,

no viven en las ciudades, ¿no?

Eso significa que la mayoría de la gente más pobre de este planeta

depende para sobrevivir de la salud de los ecosistemas,

porque su dependencia de la salud de los ecosistemas;

sean los bosques, sean los ríos, sean los mares es tan directa

que sino somos capaces de cuidar el medio ambiente

lo que estamos haciendo es afectando la vida de los pobres, ¿no?

Entonces, claro, esta vinculación entre pobreza y medio ambiente

para Manos Unidas ha sido muy importante.

¿Y de qué manera lo aplicáis a los proyectos,

a las campañas de Manos Unidas?

Con esta pregunta podría estar no sé cuantas horas respondiendo, ¿no?

Yo si dijera algunas cosas -que a mi me parecen importantes-

la primera de ella sería,

dado que la misión de Manos Unidas es la lucha contra el hambre,

lo primero a lo que nos ha obligado o a lo que nos ha ayudado

es a hacer un análisis mucho más complexivo del problema del hambre.

No solo es un problema económico, no solo es un problema social

es un problema ambiental.

Y, de hecho, tenemos un modelo actualmente,

tanto de producción como de consumo de alimentos

que es francamente insostenible a nivel global.

Hablemos en términos de consumo de agua,

hablemos en términos de...,

la producción de alimentos emite un tercio del total

de los gases de efecto invernadero que producen el cambio climático.

Hablemos etcétera, etcétera, ¿no?

Así que ser conscientes de todos los impactos medioambientales,

pero que supone tanto la producción como en consumo de alimentos,

es algo muy importante para nuestra institución, ¿no?

Esto lo hemos dialogado con socios locales nuestros,

de América y África, en algunos encuentros que hemos tenido,

donde el foco precisamente ha sido "Laudato Sí"

y los problemas ambientales para garantizar los alimentos

de las personas más vulnerables, ¿no?

y ha sido absolutamente enriquecedor.

Luego en términos de proyectos,

porque sabéis que Manos Unidas se dedica fundamentalmente

a apoyar procesos de desarrollo de comunidades pobres,

y hemos incorporado las claves ambientales.

Esto ha sido muy importante, ¿no?

Desde, por ejemplo, un serie de proyectos de carácter preventivo,

que lo que hacen es....

Recuerdo ahora, por ejemplo, en el Sahel

cómo crear una barrera biológica vegetal

que impida el avance del propio desierto del Sáhara, ¿no?

ese mismo tipo de proyectos en el Sudeste Asiático o en la India.

O recuerdo, por ejemplo, en Los Andes, en Perú, trabajando...

Ahí hay un problema en el que los glaciares

por la cuestión climática, se están derritiendo, ¿no?

y es una zona muy seca,

que solo vive gracias a la existencia de los glaciares, ¿no?

Entonces ahí tenemos proyectos de cultivo de agua,

donde se intenta capturar el agua

y no perder la de los propios glaciares

para poder vivir con dignidad, ¿no?

Tenemos otra serie de proyectos que tienen que ver con la agroecología

y cómo fomentamos, articulamos, reforzamos

un sistema de producción de alimentos para estas comunidades,

que, por un lado, sea suficientemente eficaz

en términos de producción de alimentos

y, por otro lado, sea respetuoso con la naturaleza, ¿no?

y aquí tenemos un montón de experiencias y de desafíos.

Tenemos otra serie de proyectos que tienen que ver con cómo acompañamos

la defensa de los derechos de pueblos indígenas,

cuyos territorios y medio ambiente están profundamente amenazados

por nuestras experiencias de progreso.

Aquí hablamos, por ejemplo, en el caso del Amazonas con todos,

con sus nueve países,

de muchos territorios en los cuales...

Hablemos de empresas extractivas, de oleoductos,

de oleoductos que se rompen,

de empresas que se dedican a la deforestación,

bueno, todo esto acaba afectando

a las posibilidades de vida de la gente más pobre, ¿no?

Así que, bueno, realmente tenemos una variedad de proyectos,

todos ellos muy inspirados en el marco de "Laudato Sí".

Marco, y si lo llevamos a nuestro proyecto vital, no sé...

cada uno de los espectadores que ahora estamos viendo el programa,

¿de qué manera podemos aplicar esta encíclica en nuestra vida cotidiana,

en nuestra forma de consumir, en nuestro estilo de vida?

Sí, la encíclica plantea dos claves que son muy importantes.

La primera es: visualizar como los problemas de la pobreza

y la desigualdad en el mundo está muy vinculado

a los problemas ambientales, ¿no?

De hecho, la encíclica dice:

"No estamos hablando de dos crisis separadas,

estamos hablando de una sola y compleja crisis socioambiental".

La tercera pata de este análisis que hace "Laudato Sí"

tiene que ver con nuestras propias actitudes

y nuestros propios hábitos de consumo y de producción, ¿no?

de tal manera que estos grandes problemas

y estos grandes desafíos a nivel global, sociales o ambientales,

al final, acaban teniendo su raíz en cómo nosotros vivimos,

en nuestro estilo de vida, en nuestros hábitos de consumo

y en nuestros hábitos de producción.

Una parte importante que estamos haciendo en Manos Unidas también

a través de campañas y de trabajo en red con nuestras organizaciones,

es intentar fomentar estilos de vida sostenibles

que tienen que ver con discursos que conocemos todos, ¿no?

tienen que ver mucho con el reciclado,

con vivir de manera sostenible, con vivir de manera más austera,

con lo que necesitamos y nada más;

con aquello de consumir productos de proximidad y de temporada

porque es mucho más sostenible que otro tipo de alimentación etc.

Lo que intentamos hacer es,

si todo está conectado que es lo que dice la encíclica,

lo que intentamos hacer es: evidenciar esas conexiones,

ponerle palabras, ponerle ejemplos, que la gente lo pueda visualizar.

Hemos estado trabajando durante estos años,

por ejemplo, una serie de documentos con Enlázate por la Justicia,

que es una red de organizaciones católicas en España

con las que vamos trabajando desde hace tiempo,

y lo que hacemos es, precisamente, cogemos, por ejemplo, recientemente,

el 5 de junio que fue el Día Mundial del Medio Ambiente,

hemos lanzado un documento sobre la ropa.

Y la reflexión es: vamos a examinar cómo usamos habitualmente

qué uso y qué abuso hacemos de la compra

del uso de la ropa y del textil.

Preguntémonos ¿qué impactos tiene a nivel ambiental y a nivel social?

y, luego, miremos si la manera cómo, en términos de hábito de consumo,

la manera cómo consumimos la ropa,

realmente es sostenible en términos ambientales

y realmente permite que la gente que lo está pasando peor

y que vive peor en el mundo pueda vivir de una manera más digna, ¿no?

Por ejemplo, digo dos datos muy...

producir un pantalón vaquero implica al menos, 7500 litros de agua

y 7500 litros de agua es beber agua

con una media de tres litros por día durante ocho años

para cualquier persona.

Eso es lo que supone crear un vaquero, ¿no?

Y, luego, resulta que, según datos de estudios,

el cuarenta por ciento de la ropa que compramos nos la llegamos a poner

y acaba regalada, o... En fin, ¿no?

Bueno, este tipo de conexiones es lo que intentamos hacer

con la alimentación, con el transporte, con el agua,

con el uso de la ropa etcétera..

para intentar crear esta....

lo que la encíclica llama esta conciencia ecológica, ¿no?

De tal manera que aprendamos a vivir de una manera distinta,

mucho más sostenible y socialmente mucho más justa.

Marco Gordillo, coordinador de campaña de Manos Unidas,

muchas gracias por haber estado con nosotros

y seguiremos en contacto porque nuestra idea es

seguir profundizando en distintos aspectos

de esta encíclica "Laudato Sí". Muchísimas gracias.

Muchísimas gracias a vosotros.

Y de todos ustedes también nos despedimos

hasta la próxima semana si Dios quiere, el próximo domingo

cuando nos encontremos de nuevo aquí en 'Últimas Preguntas'.

Ya saben en la 2 y en el Canal internacional de TVE

y también a través de las redes sociales y en Televisión a la Carta,

que tengan una muy buena semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • A fuego lento

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Últimas preguntas - A fuego lento

19 jul 2020

Esta semana conversamos con Noemí Saiz, autora de la novela "A fuego lento", en la que aborda algunas cuestiones relacionadas con la etapa de la adolescencia como son el uso de las redes sociales, la comunicación en la familia o las relaciones afectivo sexuales.

ver más sobre "Últimas preguntas - A fuego lento" ver menos sobre "Últimas preguntas - A fuego lento"

Los últimos 599 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos