Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5506618
Para todos los públicos Últimas preguntas - Congreso Laicos - ver ahora
Transcripción completa

entonces, para que se compren Biblias de cara a formarlas

(Música)

Hola, amigos, ¿qué tal? Muy buenos días.

Gracias por estar una semana más en "Últimas preguntas".

Hablamos en el programa con muchísimos laicos,

con muchísimos seglares, pero hacía tiempo, yo creo,

que no nos deteníamos específicamente en la misión,

en reflexionar sobre la misión de los laicos en la Iglesia.

Y es que el próximo fin de semana

se va a celebrar el Congreso Pueblo de Dios en salida,

un congreso en el que, precisamente se va a dar vueltas

a esta cuestión, pero mejor que contarlo yo,

lo van a contar quienes están con nosotros,

saludamos a Luís Manuel Romero,

que es director de la Comisión de Apostolado seglar

de la Conferencia Episcopal, buenos días.

Buenos días. Muchas gracias por acompañarnos.

Y a Dolores García, que es presidenta del Foro de laicos,

bienvenida, Dolores. Gracias, Mari Ángeles, buenos días.

Muchas gracias por estar con nosotros,

que como digo, sí que es verdad que pasan muchos seglares

y al final hablan de la misión, cada uno en su lugar,

pero así de un modo específico hacía tiempo que no nos deteníamos,

así que hoy es el momento y lo hacemos a propósito

de este Congreso que se ha organizado

y se va a celebrar la semana que viene, ¿con qué objetivo?

Es un Congreso de la Conferencia Episcopal Española,

que surge a raíz de una asamblea plenaria en abril de 2018

donde a raíz de una ponencia también en torno al laicado

se ve la necesidad de reflexionar

sobre esta realidad tan amplia de nuestra Iglesia,

como es el laicado.

Con el objetivo que nos está marcando también

el Papa Francisco para toda la Iglesia,

que es una conversión pastoral, misionera,

que parta también de una conversión personal

donde tomemos conciencia de que en este momento

tenemos que trabajar también de un modo sinodal,

en comunión laicos, pastores, vida religiosa,

destacando sobre todo el papel de los laicos.

Claro, porque desde el Foro de laicos

yo creo que hay una visión privilegiada de todo lo que es

el laicado en la Iglesia y de un modo en concreto

de la Iglesia en nuestro país, de la Iglesia católica en España.

Y desde luego que de un tiempo a esta parte,

yo creo que ha cambiado, o sea, la misión del laico

es la misma desde hace 2.000 años, eso es evidente,

pero sí que el momento actual es bien diferente

a lo que vivíamos, qué digo, 10, 15, 20 años, ¿no?

Sí, yo creo que tienes muchísima razón,

porque este proceso que hemos iniciado

en este año y medio está llevando a esto,

a darnos cuenta del papel insustituible que tenemos

los laicos dentro de la Iglesia

y de reflejo dentro de la sociedad en la que vivimos,

nos damos cuenta que hay un proceso muy interesante,

en el que están involucradas muchas personas

a nivel de Diócesis, de movimientos

y que nos ha llevado a reflexionar y a darnos cuenta

de que, bueno, que hay luces y sombras

en nuestro modo de vivir como cristianos,

hay luces que son pues una mayor conciencia

del hecho de que somos bautizados

y que ahí reside nuestra vocación,

que tenemos un encuentro, hemos recibido una llamada

del Señor y que tenemos que responder

y que la tenemos que responder allí donde estamos,

en la vida cotidiana, en la familia, en el trabajo,

en el ámbito de la educación,

bueno en toda la gama grande, pero también hay grandes lagunas

pues que nos estamos dando cuenta, bueno, no lagunas,

sino procesos que tenemos que incrementar,

pues como a nivel de formación,

sentir que tenemos que vivir más en comunidad,

que nos damos cuenta que es muy importante,

estamos dándonos cuenta de que las comunidades

tenemos que reavivarlas.

-Se decía que el laicado era el gigante dormido.

Claro, es que somos mayoría en la Iglesia.

Claro, la inmensa mayoría del pueblo de Dios sois los laicos

y este gigante dormido, yo lo pensaba en estos días,

hemos conseguido en este proceso que estamos llevando a cabo

de preparación del Congreso y todo lo que va a suponer

el Congreso del fin de semana, de alguna forma despertarlo

y ahora lo que hay que hacer es mantenerlo vivo y activo,

porque es fundamental para la vida de la Iglesia.

Y sobre eso se va a hablar el próximo fin de semana

y se va a reflexionar, se va a poner en común,

porque está planteado de un modo

muy orientado al encuentro,

con la participación de todas las Diócesis españolas,

de los movimientos, de las asociaciones,

de las parroquias, pero todos por el encuentro,

un poco es, podríamos decir, uno de los motivos principales.

Sí, nosotros planteamos este Congreso, podíamos decir,

como un ejercicio de discernimiento,

de encontrarnos, de reflexionar juntos,

de que haya tiempo sobre todo para el diálogo

y que lo hagamos también a la luz de lo que el Espíritu Santo

nos está pidiendo como Iglesia en este momento.

Desde ahí hay que entender que todo lo que ha sido

la preparación del Congreso lo hemos orientado como un proceso,

un proceso sinodal además.

Como que el Congreso ya ha empezado hace tiempo, ¿no?

Sí, decimos que desde que comenzaron a reunirse

los grupos de reflexión en cada uno de las Diócesis,

los movimientos, asociaciones, ya ahí se inició el Congreso,

ahí ya comenzó el Congreso,

porque no queremos que el Congreso del próximo fin de semana

sea sencillamente un evento, un acontecimiento puntual,

sino que más bien es fruto de un proceso

y que nuestro deseo es que tenga después una continuidad.

Con lo cual tampoco termina el domingo.

Tampoco, si no, yo digo que sería un fracaso

para el Congreso si todo concluyese el domingo día 16 de febrero.

Claro.

Iba a decir que también un rasgo importante de este proceso

y también se va a ver en el Congreso,

es la idea de visibilizar el laicado que está activo,

o sea, a veces quizás no nos podemos dejar llevar

por el pesimismo,

mientras que tenemos que poner en marcha también

una gran carga de ilusión,

porque existe un laicado muy activo

y entonces, gran parte del Congreso

girará en torno a los testimonios

de muchos laicos que están trabajando

en distintos ámbitos y sobre distintas temáticas

que pondrán en común y en base a eso se producirá

un momento de reflexión.

Claro, laicos que trabajan pues desde sus movimientos,

desde sus asociaciones, desde sus comunidades,

desde sus parroquias, pero también hay muchos,

quizá una inmensa mayoría de laicos,

que no pertenecen a movimientos ni a asociaciones

ni a comunidades y que su vida en la Parroquia

pues igual se limita a la misa del domingo,

es así la realidad yo creo que no muy desencaminada

si decimos que es así, pero esos laicos

también tienen una misión en la Iglesia,

muy grande, todos tenemos esa misión, ¿no?

Todos tenemos que sentir que somos misión,

como dice el Papa, en esta tierra, en este mundo

y ese laicado al que te refieres es la inmensa mayoría

del laicado que tenemos en nuestra Iglesia

y a él hemos querido llegar también con todo este proceso

de reflexión que hemos ido llevando a cabo,

de preparación del Congreso, por eso hemos potenciado también

a la hora de preparar el Congreso lo que son las delegaciones

de apostolado seglar, de cara a llegar a ese laicado

parroquial, diocesano, hemos pedido también

que aquellos que están en movimientos, asociaciones,

se integren también en esta dinámica de cara a crear también

una mayor comunión y una mayor corresponsabilidad.

Y ese es el gran reto, llegar a ese laicado,

fortalecer, eso aparece también en todo este proceso,

fortalecer la dimensión comunitaria,

porque lo necesitamos, no podemos vivir nuestra fe

por libre, de una forma individual,

necesitamos de una comunidad para después ir a la misión.

¿Quizá no nos hemos llegado a creer esa misión que tenemos?

Quizás no nos la hemos llegado a creer y de todos modos también

creo que el Papa Francisco nos está llevando

a redescubrir que, efectivamente, que tenemos que volver

a los orígenes, pero que esos orígenes

se pueden donar, regalar, de un modo distinto

y cuando él dice que hay que olvidarse

del siempre se ha hecho así, quizás estamos muy acostumbrados

a pensar que bueno, que quizás determinadas prácticas

o determinados métodos,

bueno, que a lo mejor han dado fruto hace años,

ahora a lo mejor hay que actualizarlos,

pero no hay que actualizar la esencia,

sino que es el envoltorio el que hay que, quizás, cambiar.

Entonces, creo que estamos en ese proceso de encontrarle

un envoltorio, un papel de regalo

que sea más bonito para quien le ofrecemos, ¿no?

-Es cierto, porque yo lo digo,

el mensaje de Jesucristo y Jesucristo, que es el Evangelio,

es la buena noticia, es el mismo ayer, hoy y siempre,

lo que tenemos que intentar es ser creativos,

es decir, pensar y reflexionar cómo ser creativos

en este momento actual de cara a transmitir la buena noticia

ante los nuevos desafíos que sociedad y el mundo

nos está presentando. El otro día decía el Papa,

creo que fue en la misa, en Santa Marta,

la misa que celebra todas las mañanas en Santa Marta,

decía, yo creo que esa es una buena pista que nos está dando,

que esa transmisión de la fe, esa evangelización,

tiene que ser con alegría,

hay que salir ya de ese encorsetamiento

en el que muchas veces hemos estado y los laicos también,

un poco de frescura también aquí.

-Sí, sí, sí. -Eso es importante sí,

es fundamental y es lo que pretendemos también,

yo creo que todo este proceso nos puede llevar hacia eso también,

hacia un impulso, un dinamismo, un entusiasmo,

una ilusión, yo es una de las notas que destacaría también

de todo este proceso que hemos ido llevando a cabo

de preparación del Congreso de laicos,

la alegría y la esperanza,

la ilusión con la que los laicos vienen al Congreso

y eso lo voy percibiendo.

Se va a hablar de muchísimas realidades en este Congreso,

especialmente en la jornada del sábado,

va a estar dedicada principalmente

al encuentro entre distintas realidades

a través de grupos de trabajo y demás,

pero de un modo claro, no podemos aquí detenernos

en cada una de las cuestiones, pero sí que me imagino

que va a tener un protagonismo importante el tema de la mujer

y el tema de los jóvenes, esa presencia de los jóvenes

que a veces decimos que son un poco apáticos, tal,

bueno, pues vamos a ver qué tienen que decir los jóvenes.

Y la mujer, si me permiten, esto es una reflexión muy personal,

a ver si ya salimos un poco de quedarnos con que la presencia

de la mujer se reduce a si podemos o no podemos

recibir la orden del sacerdocio,

a ver si salimos ya un poco de ahí, que yo al menos como mujer,

insisto, es una reflexión personal y pocas veces la hago en televisión

pero parece que tenemos una misión mucho más amplia.

Es una reflexión que comparto,

creo que quizás es una reflexión

que parte, bueno, repito un poco,

parte de este tomar conciencia de que hemos recibido

en el bautismo hemos recibido un don que nos hace ser hijos de Dios,

hijos e hijas de Dios y por lo tanto con igual dignidad todos

y de ahí, después las otras cosas son funciones

y yo creo que en el Congreso y también en este proceso

de preparación nos estamos dando cuenta cuánta y de qué calidad

es la aportación de las mujeres

y bueno, pues es un redescubrimiento

y un valor que bueno, que toda la Iglesia

tiene que tomar nota y poner de manifiesto.

-Sí, más que una reflexión sobre el tema de la mujer

en el Congreso en sí, lo que sí hay es

un estilo y una forma de trabajar,

lo explico, pues todo el Congreso lo hemos ido preparando

en un equipo, una comisión que llamamos de contenido,

ahí hay una presencia de la mujer, pero que ha salido con naturalidad.

Como la hay de jóvenes también.

Como de jóvenes y la mayoría de la gente del equipo son mujeres,

el sábado vamos a trabajar cuatro itinerarios,

primer anuncio, acompañamiento,

proceso formativo y presencia en la vida pública,

quien coordina esos itinerarios, de los cuatro, tres son mujeres,

la mayoría de la gente también que venga al Congreso

también serán mujeres,

porque es lo que más tenemos en la Iglesia,

por eso digo que más que una reflexión en sí

sobre el tema de la mujer, está presente.

Está presente con naturalidad. Natural, desde la reflexión

que apuntaba también Dolores.

Los jóvenes sí van a tener, bueno, los jóvenes y todos,

porque al final a todos nos encanta y a mí me gustaría hacer

una mención especial a este tema ya que aquí en el programa

tenemos un espacio, una presencia más o menos

mensual, bimensual de la música de cantautores cristianos,

bueno, pues van a estar todos, no, pero muchísimos

van a estar el sábado por la noche en el Congreso.

Sí, en un concierto que es, digamos un regalo

que ha surgido en el programa

casi en el último momento,

pero que tenemos que agradecer la presencia de todos estos artistas

de un gran valor que van a estar con nosotros el sábado por la tarde,

sí, sí, por la noche.

Y hay una iniciativa solidaria también, ¿no?

Sí, podemos decir que va a haber dos signos importantes

también en el Congreso, uno interno,

podíamos denominarlo así, ¿en qué sentido?

En que dentro de lo que es el pabellón de cristal

se va también a establecer un espacio como capilla

para que haya adoración perpetua durante todo el Congreso

y también en los espacios que haya libres,

cualquier persona se puede acercar a rezar,

porque no podemos olvidar que quien está detrás

de este Congreso, de cualquier actividad que hacemos en la Iglesia,

es el Señor ciertamente, es el Espíritu Santo

que nos sigue animando y guiando.

Ese será el signo interno, que me parece importante destacar.

Y después también queremos hacer un signo externo,

que es un gesto solidario

con ayuda a la Iglesia necesitada y en concreto va a ser

con un proyecto de mujer

en una Diócesis del sur de La India.

Entonces, vamos a pedir también la colaboración económica

ya durante estos días,

también será la colecta de la misa de clausura del Congreso,

pero ya la gente lo puede ir haciendo durante este tiempo

previo al Congreso de cara a colaborar con ese proyecto.

Es para ayudar a mujeres que se están formando

en esta Diócesis donde se viven situaciones de pobreza,

también esa formación sobre todo va a ser bíblica,

entonces, para que se compren Biblias de cara a formarlas

y formen también a niños en esa Diócesis, ¿no?

Donde no tienen recursos ni humanos ni materiales.

Nuestros espectadores aquí están viendo

la forma de contribuir a través de esta cuenta,

de este número de cuenta que se ha habilitado precisamente

para las personas que quieran participar.

Además nos ofrecían varios proyectos y queríamos que fuera,

por lo que decías anteriormente, de mujer, favorecer sobro todo eso.

Antes de despedirnos, una última cuestión, porque claro,

seguro que habrá muchas personas que lo están viendo en España

y que no van a participar activamente en el Congreso,

no pueden venir a Madrid porque había que limitar

el número y que no está nada mal unas dos mil personas,

unos dos mil congresistas que van a estar,

pero por supuesto es un Congreso que yo entiendo les va a interesar

a muchísimas más personas en España y fuera de nuestras fronteras,

¿pueden seguirlo de algún modo? ¿Cómo pueden participar?

Bueno, aparte de que hay una web

que está continuamente y las redes sociales,

continuamente actualizándose, se podrá seguir en directo

el viernes por la tarde la apertura

y el domingo también,

mientras que las sesiones del sábado

quedarán grabadas y se podrán enseguida,

se subirán a las redes.

Qué bien, pues estaremos si Dios quiere en ese Congreso

con muchísimo gusto además

y a través de los medios de comunicación

también lo contaremos y a través de las redes sociales

como ya se está haciendo en la página web, por cierto,

Pueblo de Dios en salida.com.

Pues muchísimas gracias por haber estado aquí,

pero sobre todo por todo lo que estáis haciendo

para organizar este Congreso y para llevar a cabo

esta misión que todos los laicos tenemos, así que muchísimas gracias

Dolores García, presidenta del Foro de laicos,

Luís Manuel Romero, director de la Comisión de apostolado seglar

de la Conferencia Episcopal española, gracias.

Y nosotros vamos a hablar de otras historias

que de nuevo nos llevan a la Conferencia Episcopal española

pero en este caso para hablar un poco más de nuestro ámbito

de los medios de comunicación, ya que el pasado día 31 de enero

se entregaron los Premios ¡Bravo!,

allí estuvimos y se lo vamos a contar.

(Música)

Si pudiéramos hacer un catálogo, una relación

de los Premios ¡Bravo!, veríamos la historia del periodismo

y de la comunicación en España. He querido destacar al beato Lolo,

que fue el primer ¡Bravo! especial por su grandeza humana,

por su grandeza como comunicador,

el ejemplo también para los jóvenes periodistas,

los jóvenes comunicadores, pero en este elenco de 50 años

hay de todo, hay gente de la comunicación en la Iglesia,

pero también hay gente de la comunicación en el mundo

que ni siquiera tiene que ver nada con la Iglesia,

creo que los 50 años de los Premios ¡Bravo!

refleja muy bien, no solo los 50 años

de comunicación en España, sino la propia historia de España.

La entrega de estos premios a comunicadores destacados

en todos los ámbitos, es decir pues que esa tarea

de los periodistas, de los comunicadores

en los distintos soportes, es una buena labor

que construye sociedad que defiende derechos humanos

y desde el punto de vista de la fe si se hace,

es también un servicio a la evangelización.

Por tanto, bravo por quienes lo han recibido

y son ya 50 años, medio siglo

diciendo que sí, diciendo aúpa, diciendo bravo

a la comunicación social.

Yo, que he desaparecido de la pantalla

y del, bueno, no del periódico, pues cuando me llamaron

digo: "¡Dios! ¿Pero se acuerdan todavía de mí?".

Pero, bueno, muy agradecido porque me ha dado ocasión

de comunicar, de ver y hablar

con gente que hacía décadas que no veía

y esto es muy importante en esta edad

que se van quedando uno solo, cada vez más solo,

ala soledad a los 90 años ya es total

y además el ambiente optimista que ha reinado

en contra del pesimismo reinante en este país.

-El premio es un gran honor y recogerlo en nombre

de todos los que hacemos las emisoras musicales

de grupo Cope, tanto Cadena Cien, Rock FM como MegaStar

y una gran responsabilidad a partir de ahora

porque quiere decir que, bueno, que ya no solo nos dedicamos

al sano esparcimiento, sino que además dicen:

"Oye, lo tenéis que hacer con un nivel de calidad ya,

que este Premio lo acredita".

Por lo tanto, una gran responsabilidad y un gran honor.

-Bueno, pues significa fundamentalmente gratitud,

satisfacción porque no deja de ser un reconocimiento,

pero en el caso concreto en la Archidiócesis de Toledo

el trabajo de los medios no ha sido el trabajo de una persona

sino ha sido el trabajo de muchas personas,

es verdad que yo he tenido que ponerlo en marcha,

así es como se me encomendó los diversos medios,

pero es fruto del trabajo de muchas personas.

Entonces, en ese sentido, satisfacción por el reconocimiento,

pero sobre todo gratitud, gratitud por la concesión

y gratitud a las personas que han hecho posible

que la realidad de los medios de comunicación

en Toledo sea la que es.

-El Premio ¡Bravo! supone para mí un impulso

a seguir con este trabajo que a veces no es sencillo,

sería mucho más fácil trabajar en una multinacional,

pero la realidad es que es una empresa de cine independiente,

de cine un poco diferente y para mí esto es

un sigue adelante, cuando vengan dificultades

tú no te preocupes que tú no estás sola

y que esto puede ir todavía a más o no,

pero al menos has hecho hasta aquí más o menos bien

en ciertas cosas, tu trabajo.

-El Premio ¡Bravo! es un reconocimiento,

pero yo no soy merecedor, porque al fin y al cabo,

lo que yo transmito es lo que recibo,

como decía San Pedro: "Ni oro ni plata tengo,

lo que tengo te lo doy". ¿Qué tengo yo? Pues esta gracia

que el Señor me da a través de mi familia

que me transmitió la fe, de mis catequistas, de mi Parroquia,

de mi comunidad donde vivo la fe, esto que recibo y que el Señor

me ha dado el don de poder comunicarlo,

porque es mi profesión, pues lo doy gratis,

entonces, estoy muy contento por este reconocimiento,

pero que la gloria sea para Dios,

porque es el que verdaderamente hace esta obra.

La red es un lugar, es un sexto continente, como le llaman,

donde habitan un montón de millones de personas

que necesitan conocer este mensaje de alegría y de esperanza

que es el Evangelio, por lo tanto, Twitter es una forma también,

es un mar enorme donde nosotros también estamos llamados

a echar nuestras redes para ser pescadores de hombres.

-Este Premio ¡Bravo! significa para mí,

tiene dos partes, una la parte, digamos,

de, iba a decir 75 años, no,

esos son los que tengo, pero mis casi 60 años

en el mundo de la radio, de la música, de la televisión,

del periodismo, es como un reconocimiento a una carrera.

Pero por otra parte también es que últimamente creo que he hecho

una labor, no digo importante, porque me parecería un poco feo,

pero sí una buena labor respecto a la música católica contemporánea.

-Para la Agencia Servimedia, recibir este Premio ¡Bravo!

es un grandísimo honor y una grandísima responsabilidad

para seguir en la misma senda y hacer las cosas cada día mejor

después de estos primeros 30 años.

Es un grandísimo honor y me tenéis que permitir que hable

en primera persona del plural, para nosotros,

en el sentido de aquellos que creyeron

en el proyecto Servimedia, aquellos pioneros

desde el punto de vista del grupo social Once

y desde la perspectiva de poner en marcha una Agencia

que tenía como misión tratar de poner lo social en la agenda,

lo social en general y la discapacidad en particular.

Y tenía un segundo objetivo que era también crear empleo

para personas con discapacidad desde el punto de vista

de una agencia de noticias y de la profesión periodística.

(Música)

Y cómo no, en este día antes de despedirnos

vamos a hablar de Manos Unidas, que presentaba el pasado miércoles

la campaña número 61 de esta organización:

"Quien más sufre el maltrato al planeta no eres tú".

Hemos tenido ocasión de hablar

con el secretario general de Manos Unidas

que es quien nos presenta esta campaña.

Este año nos vamos a centrar en la relación que tiene

la vida de las personas con el clima

y con las condiciones medioambientales.

Hay muchas veces que no somos conscientes lo suficiente

de los problemas que acarrea el que haya inundaciones,

el que haya sequías, el que hay tornados

o huracanes y cómo influye en las personas

todos esos asuntos.

En el área de educación para el desarrollo este año

en Manos Unidas se han planteado

muchas cosas que podemos hacer

aparte de apoyar con recursos económicos los proyectos,

está primero, informarnos, el tratar de ver cuál es

la situación que existe en el mundo,

abandonar un poco la comodidad y darnos cuenta

que las condiciones en las que vivimos aquí

también tienen influencia allá, qué consumimos aquí,

tiene influencia en el comercio internacional,

porque todo está muy interrelacionado.

Pues así nos vamos a despedir, será si Dios quiere

hasta la próxima semana, el próximo domingo

mientras se está celebrando el Congreso de laicos

que hemos comentado hoy en el programa,

pues nosotros también vamos a estar aquí en "Últimas preguntas".

Les agradecemos el tiempo que hoy nos han dedicado

y les emplazamos, ya lo saben, a la próxima semana

cuando hablaremos de otras historias.

Hasta entonces.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Congreso Laicos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Últimas preguntas - Congreso Laicos

09 feb 2020

La próxima semana se celebra el Congreso "Pueblo de Dios en salida", con el objetivo de Impulsar la conversión pastoral y misionera del laicado como signo e instrumento del anuncio del Evangelio. También hablaremos con los galardonados de los Premios Bravo.

ver más sobre "Últimas preguntas - Congreso Laicos" ver menos sobre "Últimas preguntas - Congreso Laicos"

Los últimos 586 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios