Programa que busca por el mundo a españoles que han entregado su vida a la cooperación en países en conflicto, azotados por la miseria, arrasados por la guerra o maltratados por el clima.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5467374
No recomendado para menores de 12 años Titanes sin fronteras - Ecuador - ver ahora
Transcripción completa

(NARRADOR) Ecuador.

Un país en el que la crisis económica

arrasó hasta con la moneda.

Ahora se habla en dólares y vuelve a correr el dinero,

pero nunca hay suficiente, no para todos.

La población indígena y los afro-ecuatorianos

solo han alcanzado la igualdad sobre el papel

pero la constitución no da de comer.

El terremoto de 2016 ayudó poco a la recuperación

y aun así, Ecuador recibe y acoge

a la mayor población refugiada de América Latina.

Juntos trabajan por levantar el país

y con ellos, los tres titanes a los que conocemos hoy.

El problema es que los altos costos de la visa

impiden a muchos venezolanos regularizarse

y esto, a su vez, les impide trabajar.

El terremoto, el epicentro fue aquí cerca en Pedernales, 7.8.

y aparte fue muy superficial también.

Entonces los destrozos fueron... vamos, de un 80%.

¿A ti te pilló aquí...

... en Ecuador? A mí me pilló con una barriga

a veinte... bueno estaba a una semana de parir.

(Música latina)

Pero realmente esto es lo satisfactorio y lo bonito

cuando ves que lo que se hace

realmente tiene un impacto en la vida de estas personas.

(Música latina)

(Música tribu)

Quiero que ella hable,

entonces voy a estar utilizando la grabadora.

Y además de manzanilla,

¿qué otros cultivos tienen, qué otras hierbas?

Tenemos el cedrón, tenemos la menta.

¿Y cuál es el cultivo que tiene más salida?

¿Cuál es el que más venden ustedes? -Ahorita, gracias a Dios,

estamos vendiendo la manzanilla y el amaranto.

(Música)

Ellas son parte de una asociación, en una comunidad...

que se llama Muyurcu.

Estamos en los andes ecuatorianos a unos 2.900 metros

y yo lo que estoy haciendo ahora es básicamente hacer un reportaje.

Yo trabajo para el programa de las Naciones Unidas.

(Máquina de escribir)

Con mi compañera Paola, que está por acá con la cámara de vídeo

pues vamos siguiendo todo el proceso, ¿no?

Y contar el trabajo que estamos haciendo con ellas

para que estas hierbas sean llevadas al mercado

se comercialicen en Quito

y en las principales ciudades del país

y estas señoras y sus familias pues tengan unos mejores ingresos

y con ello, pues una mejor calidad de vida.

Son nativas, me llama la atención la indumentaria que llevan.

Sí, totalmente, es una vestimenta muy colorida.

En España, por ejemplo una ropa de trabajo

nunca sería algo parecido a esto

y en cambio, ellas lucen de manera muy orgullosa

su vestimenta típica y es con la que trabajan

y se desenvuelven en sus tareas cotidianas.

¿Cuánto tiempo llevas aquí en Ecuador trabajando para la ONU?

Pues llevo ocho años con una idea de venir por nueve meses y fíjate.

Estudié periodismo y jamás en mi vida imaginé

que me iba a dedicar a esto

al mundo de la cooperación, al desarrollo

y a contar estas historias, honestamente.

(Música)

Yo me imaginaba trabajar, pues no sé, en un periódico.

Trabajé en Cantabria de hecho para el Gobierno de Cantabria

en los temas de cooperación

y me dije, bueno ya es hora de pegar el salto

y venga lo hice y con esa incertidumbre, ese miedo,

ese gusanillo que tenías dentro de que va a pasar, ¿no?

Ya me siento ecuatoriano también.

¿Anhelas Cantabria...?

A ver un poquito, sí. ¿La gente? ¿La familia?

Claro, un poquito si la verdad. La tierra siempre tira.

¿Vas mucho? ¿Con mucha frecuencia? Una o dos veces al año.

Por lo menos en navidades.

Hay que volver a casa siempre por Navidad.

Exactamente. Exactamente. Esté uno donde esté.

¿Quién te espera allí? ¿A quién tienes en Cantabria?

Pues tengo principalmente a mi padre y mi hermano

y luego pues mis amigos.

Vamos a ver como trabajan. Sí.

No te quiero parar el reportaje, la cobertura.

(Música)

Hola.

(KICHWA)

No te puedo ayudar allí porque...

(RISAS)

Lamentablemente, no aprendí Kichwa en estos ocho años.

Buenos días también tenga usted.

(RISAS)

Alguna trabajadora que hable Español.

No, todas, todas en realidad.

Ah, vale.

Me estaban haciendo la novatada, ¿no?

De... (CARCAJADA) Claro, exactamente.

Te querían hacer la broma pero ellas son totalmente,

en ese sentido, son bilingües hablan perfectamente ambos idiomas

lo que pasa que en su vida cotidiana

pues más entre ellas, quizás, ¿no?,

se desenvuelven más en Kichwa.

¿Su nombre?

Mi nombre es Rebeca.

Rebeca. Rebeca.

Rebeca, ¿cómo recogen las flores? ¿Cómo es el trabajo que hacen?

Primeramente, nosotros cultivamos la tierra, sembramos la manzanilla

¿La cogen de alguna manera especial?

No, no, las florecitas nada más las arrancamos

y eso... estamos cosechando.

¿Por qué son sólo mujeres?

Es que gracias a Dios

es una fuente de trabajo más que tenemos aquí.

Como asociación de mujeres hemos luchado,

hemos buscado para tener esta fuente de trabajo

que es un ingreso más para nuestros hogares

para no estar esperando solo al marido.

Este emprendimiento que tenemos, estamos contentos...

Nosotros nos sentimos orgullosos

de haber tenido esta planta procesadora,

de haber creado esta asociación.

¿Y no se manchan?

Porque van blanco impoluto y no se manchan nada

aquí estando trabajando en la tierra.

Toca tener mucho cuidado pero si se ensucia.

(RISA)

(Música tribu)

La mujer es la que lleva siempre doble carga de trabajo

porque finalmente ellas no solo se dedican a esto

sino que se dedican a otras tareas como el ganado,

se dedican también a otros cultivos

que son para subsistencia pero también para vender,

se dedican a cuidar a la familia.

Entonces, al final es como que el trabajo de la mujer

nunca termina, ¿verdad?

Así es. 24 horas al día.

(Música tribu)

Ya no hay trabajo para nuestros maridos.

Entonces, claro que hay trabajo pero para un día, dos días

o yo que sé para un mes o para tres semanas.

Con el sueldo del marido no nos alcanza.

O cuando trabajamos con mujeres, normalmente,

las mujeres siempre tienen ese espíritu de redistribución

y entonces eso repercute a toda la familia

y por ende a toda la comunidad.

¿Cuánto suele entrar de dinero en casa al mes,

aquí en esta zona, aproximadamente?

Hay a veces que salen con un sueldo de 370,

y hay a veces que sale a 410 y no hay más.

¿A la semana, al mes? Al mes.

Al mes. Esto es el salario mínimo.

Sí, esto es el salario, sí. - La media que puedas encontrar,

el salario mínimo en el ecuador ronda los 400 dólares.

Y en esta zona la industria es la ganadería, la agricultura.

Sí, pero también hay una muy alta producción de flores

que ecuador es uno de los países

principales exportadores de flores del mundo

especialmente de la rosa.

¿Cómo se sientan ustedes para que no les duela la espalda?

Ellas tienen unos tanquitos. Ah, vale, vale, vale.

¿Te recuerdan algo a Cantabria?

Sí, desde luego, claro. Aquí me siento feliz.

¿De qué punto de Cantabria eres?

De Comillas. Comillas.

Ahí pues puedes estar en la playa

y al mismo tiempo estar viendo los picos de Europa nevados.

No sé si vives solo, en pareja...

Comparto piso con amigos

y de esa manera pues me siento también acompañado y en familia.

Uno siempre dice que tiene dos familias, ¿no?,

La que tienes por sangre, por nacimiento,

y luego la que te vas labrando, consiguiendo en la vida.

¿La vivienda en Quito es cara?

Si vives más al norte la vivienda es un poquito más cara.

¿De mediana la vivienda, un apartamento para una persona...?

Claro, si vas al sur es más barato insisto

pero una media de 300/500 dólares para una persona mensuales.

¿Su reportaje sigue donde ellas llevan todo...?

Efectivamente, aquí lo que hacemos, con mi compañera Paola

que está por acá con la cámara de vídeo,

pues vamos siguiendo todo el proceso.

Se difunde en los canales de Naciones Unidas

en sus redes sociales, en su sitio web.

A veces incluso hablas con un medio de comunicación

y le ofreces esa historia para que tenga interés

y venga aquí y lo cubra.

A veces hay un trabajo muy intenso de oficina

pero realmente esto es lo satisfactorio y lo bonito,

cuando ves que lo que se hace

realmente tiene un impacto en la vida de estas personas.

Vale, te dejo terminar el trabajo, que tu compañera haga las fotos

y seguimos contigo el reportaje. Muy bien, de acuerdo.

(Música francesa)

Como podéis ver además ellas han creado su propio logo.

¿Ser empresarias les ha cambiado la vida?

Sí, gracias a Dios por estar aquí en asociación

nosotros hemos llegado a conocer diferentes ciudades provincias...

¿Nunca pensaron que terminarían siendo empresarias?

Sí, nunca hemos pensado tener este sueño que ya tenemos aquí

un emprendimiento en nuestra comunidad.

Igual ahorita estamos nosotros pero bien mañana o pasado

están nuestras hijas, vecinas, nuestras nietas... Ojalá.

Solo falta la organización, la unión y la fuerza, na más.

Pues mucha suerte. Pues gracias.

(Música francesa)

¿Y a dónde va a llevar todo esto?

Al centro de acopio.

Ustedes jamás utilizan pesticidas. - No.

¿Y aquí en el huertito quién más trabaja? ¿Solo usted?

Mis hijos ayudan todos los sábados.

(Música)

Que manera más peculiar de traer las cajas.

Has visto que fortaleza tienen. Es increíble.

Estamos en un centro de acopio

que impulsamos desde el programa de pequeñas donaciones

para que las comunidades cercanas de una red

que han creado de soberanía alimentaria

pues puedan traer acá sus productos, clasificarlos

y posteriormente armar unas canastas

que después se venden, yo diría que la mayoría en kit.

¿Y aquí que tiene que ver la ONU con esta compra de...?

Bueno pues como te decía el programa de pequeñas donaciones

ayudó, digamos, a la construcción de este centro de acopio

porque antes pues no tenían un lugar poder reunirse

y poder recopilar los alimentos

y comercializarlos.

Un poco les ayudamos en la cadena de comercialización

porque ellas habitualmente

pues tienen ferias en la zona y demás

pero les costaba, digamos,

llegar a la ciudad con sus productos

y eso es lo que un poco nosotros les ayudamos.

¿Qué producto se paga mejor? ¿Cuál se paga más?

Depende al peso. Todo lo que son frutales un dólar.

La fruta se paga mejor que la verdura.

Sí.

(Música)

¿Por qué la ONU se interesa en estos proyectos?

¿Por qué tú tienes que venir a comprobar que esta en marcha?

Bueno, en mi caso,

más que un proceso de verificación,

yo vengo a contar la historia de esto.

¿Por qué? Porque las tareas rurales del Ecuador,

y gran parte de Ecuador, es un país agrícola

y esto pues supone un ingreso importante

para las comunidades en este caso.

Promovemos ingreso económico, alimentación saludable

y cuidado del medio ambiente que es muy importante.

Aquí ellas lo que están haciendo es...

una vez que ya han recogido el alimento que se ha recibido

lo están colocando acá para ya clasificarlo

y ya introducir las canastas

que son las que salen a la venta en Quito en su mayoría.

Estamos intentando que el tomate vaya así nítido y sano.

Básicamente son productos de sus propias parcelas.

Entonces ellas a cambio de lo que reciben

pues tienen una remuneración

y eso es importante decirlo

que es un complemento a la renta que ellas tienen en casa.

Es una red comunitaria y de alguna manera

pues todos se reparten, se dividen el trabajo.

Entonces de alguna manera, efectivamente,

todos los beneficios de la venta de estos productos se comparten.

Trabajan en comunidad, digamos. Exactamente.

Es un trabajo en comunidad.

Mira, ahí puedes ver si quieres pues ver lo que están metiendo.

Vegetales, hortalizas.

Tiene buen color. Tiene buena pinta, ¿verdad?

Sí, totalmente.

Y huele súper bien.

La canasta se va por 26,40.

¿Dólares?

Claro, lo cual realmente es un precio bastante asequible,

tomando en cuenta, fíjate,

la cantidad de alimentos que van dentro, ¿no?

¿Es queso de aquí de Cayambe?

Sí. Aha. ¿Y este quién que lo hace?

(TODAS) En la comunidad, nuestras compañeras.

Una compañera vuestra.

¡Qué buena pinta tiene!

Y viene ya envasado y todo. Sí, señor.

¡Qué buena pinta!

Entonces tenemos cuatro compañeras que se han preparado

gracias al programa de pequeñas donaciones

para recolectar ellos mismos los pedidos.

Viajan a Quito. Van al ministerio.

Recogen en una lista, hacen firmar a los empleados

Es que si quieren esta vez la canasta van firmando

y eso se encargan las compañeras.

Se hace el recuento de beneficio y gasto

pues ya se hacen su repartición como una sociedad, ¿no?

Así es. Tiene anotado todo y nos entrega por lista.

Y aquí no se escapa ni un dólar.

(RISAS)

Ni un dólar se escapa.

No, ¿por qué si no como funciona el emprendimiento?

Hay que tener todo bien registrado.

Son 186 familias que trabajan este programa.

Imaginemos que son 186 familias con una media de 4 o 5 personas.

Lo cual el impacto pues es bastante grande.

Esa es la valentía de las mujeres.

Han aprendido a labrar la tierra.

Y luego de tener productos de calidad en la tierra,

ahora hacen lo siguiente: comercializan.

Así que las jefas del emprendimiento son las mujeres

Estamos bien capacitadas para hacer todas las cosas.

Podemos preparar con nuestras manos

y hacer... y hacemos producir nosotros en nuestra madre tierra.

Llamamos a la madre tierra y ella nos da los alimentos

y como estamos trabajando, estamos en movimiento

no nos enfermamos más.

(Música)

Además, has visto que hacen mermelada, queso...

Aparte de las frutas, ¿no?

Y ya una vez que ya está la cesta preparada

pues lo metemos acá en el camión y esto se va para Quito.

Hemos terminado el trabajo y les invito a pasar a servirse

una pampa mesa.¿Pampanesa? Pampa mesa.¿Y eso qué es?

Es servida la mesa

para todos servirse en el suelo a campo abierto.

Y aquí tenemos una pampa mesa.

Sí, señor.

Son los productos de la tierra las que armamos en la canasta.

Ahora están cocinados, listos para servirnos.

Tenemos maíz tostado y tenemos las hortalizas.

Y también está con el aguacate hecho una ensaladita.

¿Esto? Tenemos el ají.

El ají picante que siempre debe estar acompañado a la comida

siempre nos servimos aquí con el ají.

Maíz, habas. Maíz, habas...

Y la papita.

Mira, ya están preparando en las hojas de lechuga.

De col. De col.

Las hojas de col las hacemos como platos.

Le damos gracias a la madre tierra y nos servimos los alimentos.

Pues le damos gracias a la madre tierra

y yo a ustedes que esto tiene muy buena pinta.

Gracias, pruébelo. Muchas gracias.

(Música)

¡Hola! (TODOS) ¡Hola!

Pues ellos son tu familia de aquí, ¿no?

Exactamente. Aquí tienes a mi familia Quiteña.

¿Os llamáis?

Francisco.

Lorena.

Tania.

Carla.

Estamos en el último día del carnaval aquí en Quito.

Estamos en la calle de la Ronda en el centro histórico.

Y la gente pues como ves hace guerras con espuma,

con huevos, con harina.

Así en plena calle. Así en plena calle.

Cada uno sale con lo que tiene en casa.

Y tenemos que pasar por ahí ahora.

Y tenemos que pasar por ahí. - Deberíamos.

(RISAS)

(Sonido espray)

(RISAS)

Corre, corre, corre.

(Música latina)

Bueno, como ves no para esto, ¿no?

¿Y así hasta cuando pueden estar?

Y así puedes estar toda la noche en la Ronda prácticamente.

Ya es el último día

entonces la gente como que ya descarga

todas esas ganas que tenían acumuladas.

¿Podemos entrar a algún sitio para probar... algo?

Sí, mira, podemos... podemos probar un montón de cosas.

Podemos probar empanadas de viento, canelazos, empanadas de morocho...

Hay un montón de cosas buenas. - ¡Canelazo!

Canelazo que no te puedes ir sin probar un canelazo.

Habrá que probarlo.

José, esta calle me recuerda mucho a España, Andalucía.

Sí, así es. Así es.

Como ves el tipo de fachada, las ventanas, las casas,

las fachadas blancas...

Me recuerda un montón sobre todo yo creo que al sur.

Andalucía.

Sobre todo a las noches de feriados, fines de semana,

suele haber bastante gente y turistas también.

¿Nos metemos algún local y evitamos ser víctimas?

Vamos a volver a ser personas otra vez.

¿Qué te parece?

Vamos, chicos.

(Música latina)

(Música)

¿Te pones tú?

Comete el huevo y te ponemos la serie, ¿vale?

¿Está rico el mango, hijo?

(Música)

Venga esto lo vamos a pegar para que tu sepas.

(Música)

(Máquina de escribir)

Ala, venga.

(Música)

Un besito a mamá.

Luego te veo, ¿vale?

María, ya lista y preparada para la aventura para el viaje.

Ya estamos en camino por fin.

Realmente está es la parte que a todo cooperante nos motiva

y por la que en algún momento soñamos trabajar en cooperación

y es el trabajo real en territorio, ¿no?

Los proyectos financiados

por la agencia española de cooperación

y nuestra función, principalmente, como país desarrollo

es hacerle pues seguimiento y monitoreo a esos proyectos

que nos dan el financiamiento

y que tenemos que ejecutar en territorio.

¿Cuánto tiempo tardamos de Quito a Muisne?

Pues mira, habitualmente se tardan entre 6/7 horas.

No es mucho en kilómetros pero si en velocidad, curvas...

Y bueno, el estado... aunque las carreteras no son malas

pero hay mucho tráfico de camiones.

Entonces sí que es bien pesado.

Sí, vemos el paisaje ya como...

Y bueno vamos a Esmeralda, la provincia de Esmeralda,

Cantón en Muisne es uno de los cantones

que está más al sur de la provincia.

Nada que ver con Quito.

Es pues un cantón donde la cultura es afro-ecuatoriana.

Con otro ritmo, otro color, otra vida.

(Música)

Eres de Granada. ¿Naciste allí?

Aha, sí.

¿De Granada cuidad?

Granada capital.

Allí imagino que tienes familia y...

Ahí tengo a mi... bueno mi madre, mi padre falleció

mis hermanos, mis tías, todo lo demás

y aquí solo por mi marido y mi hijo

¿Pero tu marido es de Málaga?

Mi marido es de Ronda, sí.

Lo que pasa es que nos conocimos aquí en Ecuador.

Ah, os conocisteis aquí. Sí, sí, sí, sí.

Yo llegué... justo llegué además de voluntaria.

Y lo conocí enseguida y bueno pues 15 años.

¿Te casaste aquí?

Me casé aquí.

¿Y tu niño ha nacido aquí?

Y mi niño es ecuatoriano.

(Música)

Yo siempre he dicho que a los seis meses

me vuelvo España.

Entonces mi pobre madre se iba pensando

que cada seis meses voy a volver

porque nunca tienes una temporalidad exacta, ¿no?

Porque llevas ya 15 años.

"¿Pero has terminado el año ya?", "Mamá, al final un poquillo más

porque me han aprobado un proyecto".

He ido enlazando, he ido enlazando

y después pudiendo tener otros cargos

que me han permitido moverme y hacer otras cosas.

Al final pues se ha alargado el tiempo.

¿Y te arrepientes de esa elección?

No, nunca jamás me arrepentiré de esa elección.

Es lo que yo quería hacer con mi vida

y creo que pude conseguirlo, ¿no?, y puede hacerlo.

(Música tribu)

María, un sitio espectacular pero veo poco movimiento de gente.

Sí, realmente Muisne es un paraíso

pero el tema de turismo está complicado

porque, bueno, ha estado siempre abandonado por las autoridades.

Servicios básicos, no hay agua, no hay alcantarillado

con lo cual para una familia

si quiere venir de turismo varios días

se complica bastante la situación

porque no tienes una infraestructura

que realmente te permita venir con una cierta tranquilidad.

Sumado a eso, también después del terremoto

la isla fue decretada...

como que todo el mundo tenía que salir de las islas

porque era zona de emergencia, con el tema de tsunami.

Entonces hubo un parón durante dos años

de también... más inversión pública

con lo cual es una pescadilla que se muerde la cola, ¿no?

En este caso, con este proyecto

de las agentes españolas de cooperación

lo que se ha hecho básicamente ha sido ver,

en cuanto a las necesidades económicas,

cuál eran las más viables para rescatar

después de un evento como el terremoto

en el que las condiciones bien complejas

como tener un insumo más o menos rápido

para mujeres pudieran emprender.

(Música)

¿El terremoto aquí de que manera afectó

a la población de Muisne?

¿El epicentro estaba aquí cerca?

El epicentro fue aquí cerquita, en Pedernales, 7.8.

Mira, que se movía todo y aparte fue muy superficial.

Entonces los destrozos fueron, vamos, de un 80 %.

¿A ti te pilló aquí?

A mi me pilló con una barriga a 20, bueno...

Estaba a una semana de parir.

Madre mía.

Y se sintió en Quito pero el problema fue la duración.

Si es que mira fíjate, o sea...

Es brutal.

Sí, sí, es que se mueve todo que no veas.

Bueno, ahora vamos a ver el emprendimiento de Elena.

Ya tenía ella un restaurante desde hace ya bastante tiempo

y dentro del proyecto había dos tipos de capitales, ¿no?

El capital semilla y el capital crecimiento.

El capital crecimiento son emprendimientos que ya existen

pero que en un momento determinado

necesita un poco de la inyección de capital

para mejorar o para hacer otro tipo de inversiones.

Hola Elena, ¿qué tal?

Buenos días. - ¿Cómo estás?

- Bien. ¿Ya empezó el día?

Sí.

¿Cuánto tiempo tiene el negocio?

Yo lo tengo cerca de 32 años ya aquí el negocio.

Hay en la vida tiempos buenos pero luego un auge de delincuencia

entonces el negocio se bajó

y luego después del terremoto se bajó también los puntos.

Entonces... pero aquí estamos.

¿Cómo vivió usted la circunstancia del terremoto?

¿Cómo le afectó?

Pues el negocio se bajo. En la impresión fue muy fuerte

porque yo tengo mi padre enfermo que está en silla de ruedas.

Entonces eso le dificultaba un poco salir

por eso no nos salimos de aquí.

No, nos movimos nunca de acá.

¿Ha notado la diferencia desde que hizo la formación...

y colaboraron para ampliar el negocio?

¿Ha notado usted la diferencia en ese emprendimiento?

Sí, pues ahora es cuando ayuda la fundación Paz y Desarrollo.

Entonces nos capacitaron en conocimiento.

También nos dieron un apoyo económico

para que estuviéramos mejor presentándonos.

Yo, en mi caso, por ejemplo, me compré unas sillas de madera,

un congelador que es como vendemos las bebidas

que es solo para las bebidas.

Es fundamental para un restaurante.

Sí, sí.

Entonces eso ha sido un apoyo bueno.

No solo para mi si no para todas las emprendedoras.

(Música)

Muchas gracias por atendernos.

Bueno, gracias a ustedes.

Y mucho éxito en su negocio.

(Música portuguesa)

¿Cuánto es, señor?

¿Qué te ha parecido el viajecito tricimoto?

Movidito.

Verdad, eh.

No, si el problema son las calles que hay tanto lodo, tanto lodo

que aquí los coches se quedan estancados.

Entonces el método de transporte más fácil, barato y cómodo es esto.

Y el clima tropical.

Totalmente tropical.

Es que es época de lluvia

¿Y estamos aquí

en uno de los proyectos de empoderamiento?

¿Qué tal?

¿Cómo estás Anita? Buenos días.

Anita es parte del proceso, ¿no?, del proyecto financiado

por la agencia española de cooperación

en el que había una línea

que era para capacitar y formar a mujeres emprendedoras.

Había emprendimientos para capital semilla

y para capital de crecimiento.

Creo que su emprendimiento de capital de crecimiento

y la idea es que bueno

que las mujeres pues tengan también la oportunidad de verdad

de salir de adelante en su comunidad.

Entonces, bueno, mejor que yo que no es mi negocio

que hable ella.

(RISAS)

Anita, ¿cuánto tiempo tiene este negocio?

Este negocio tiene 15 años.

Con esto yo he tenido cinco hijos. Con esto he educado a mis hijos.

Y ya, o sea, lo que me han ayudado

me ha servido para aumentar mi tiendita

porque la tenía medio descaidita.

Mi esposo no tiene un trabajo.

Yo a duras penas terminé la primaria.

Antes hay veces que se me terminaba el arroz

y tenía que mandar a comprar así al quintal

pero ahora no porque, por ejemplo,

mi tienda es pequeña pero yo tengo de todo un poquito.

Una pastilla, balanceado para pollos, para el chancho...

de todo un poquito.

(Música)

Vendo tarjetas también de eso...

y eso me ayuda también a mi emprendimiento

para también comprar tarjetitas.

¿De internet? No hay aquí... no hay internet.

Entonces aquí se compran las tarjetas.

Anita, atiende a los clientes que es lo primero.

(Música)

¿Qué sientes cuando sales de la oficina,

te quitas el tacón, la ropa, te pone las botas

y vienes a sitios como esté aquí

con la gente, con los vecinos?

Pues siento que soy yo.

Lo bueno y lo malo es todo mucho más intenso

y es lo que te llena de emoción.

Al ver la oficina pues estás con papeles, revisando facturas,

buscando no sé qué, papel, la carta, tal, tal, tal.

y te pegas un tiro sin tener conocimiento

de lo que la gente siente, ¿no?

Paz y Desarrollo coordina la financiación de proyectos

y luego también viene a pie de campo.

Sí, hacemos de todo un poco.

Vamos que valemos para un roto y para un descosido como se dice

porque somos una organización más o menos mediana, pequeña,

y hace falta bueno pues hacer un poco de todo

pero eso te da la capacidad de ver todos los procesos

desde territorio

hasta relacionarte con diferentes instituciones

y tener una admisión más global

y más amplia de los procesos de cooperación.

Ahora vamos a coger una canoa

porque vamos a ir a ver el manglar.

El manglar es el recurso principal de esta zona

para la obtención de conchas y de cangrejos

que instruido en principalmente la familia

entonces la idea un poco es con los compañeros jóvenes

que hay un grupo de jóvenes

que están trabajando en un proyecto

de medio ambiente y de recuperación del manglar.

Que nos cuenten su experiencia

y de alguna manera ver también como es el trabajo de conchar

que te vas a arrepentir.

(RISAS)

Cuando te pongas las botas y yo te voy a matar

Pues nada nos ponemos las botas y nos vamos al manglar.

Las botas que me sobran tres números de bota.

(RISAS)

(Música)

Estamos ya en la lancha para irnos al manglar

y los compañeros... Presentaros.

Hola, yo soy Paco.

Mucho gusto Gino Rojas y soy de aquí de Muisne.

Yo soy Paolo Realpe y soy conchero.

Ahí está mi industria.

(RISAS)

Mi industria, mi cultura, mi identidad,

el ecosistema manglar.

¿Y está una de las zonas

que se ve más afectada en el terremoto de 2016?

Sí, exactamente.

O sea, es el epicentro, ¿verdad?, fue en esta zona.

Acá en la isla de Muisne no tuvimos perdidas humanas

solo simplemente materiales, las casas.

La mayoría de casas que como ustedes pueden ver

están en la ribera del río fueron las más afectadas.

(Música tribu)

María, ¿y tú como cooperantes qué hacéis dentro de este problema

de la deforestación del manglar?

Bueno, desde Paz y Desarrollo durante bastante tiempo

y en diferentes zonas de Esmeralda

una de nuestras líneas de acción es la protección medioambiental

porque entendemos que también el recurso

no es solamente económico

sino que es una barrera de protección

frente a potenciales riesgos como puede ser un tsunami,¿no?,

y la tala que afecta directamente a la contaminación del agua.

O sea, van un montón de factores relacionados.

Hay un grupo de jóvenes en Muisne que están organizados

y que están potenciando la recuperación

tanto ambiental del manglar

como también potenciar, revalorizar el turismo

para que la gente conozca sus recursos,

para que vengan la gente, vengan los turistas

y puedan tener fuente de ingresos, ¿no?,

y diversión también. Va por ahí también su entrada.

¿El número de conchas que se cogen se ha limitado?

Exactamente. ¿Cuántas eran antes?

Ciento y pico, que no hay.

De tamaño... Como con los peces, ¿no?

Que se respete la... Se ha respetado porque antes

en mi niñez, yo venía con mis abuelos y mis tías

y nadie sacaba las conchas hasta que se puedan dar cuenta

las contábamos en el manglar

y mientras las íbamos contando

visiblemente nos podíamos dar cuenta

que esa especie no tenía su tamaño

y por medio del tamaño decidíamos que no la podíamos llevar

porque no había cumplido su ciclo de desolación.

Se fueron perdiendo estas costumbres

se fueron perdiendo estos valores

pues se fueron perdiendo estos principios.

¿Y ahora es un recurso limitado?

Ahora nos encontramos en un círculo de necesidad

que también no tenemos otra alternativa

que venga este ayuda nos eduquen para nosotros empoderarnos

y crear conciencia.

¿Quiénes son los que trabajáis vosotros ahora

en que todos estos jóvenes adquieran esa herramienta,

esa educación y que se solucione el problema?

(Música tribu)

Ahí esta. Ves, si es que yo soy muy chica.

No, no es profundo. Te puedes tirar tranquilamente.

(RISA)

Cuidado conmigo. - Ya.

¿Qué tipo de especies hay por aquí?

Aquí hay crustáceos, moluscos...

Hay diferentes variedades entre los moluscos.

Hay concha, zanjara... Hay algunas variedades de almejas.

¿Caimanes?

No los he visto pero en el tiempo de antes

mi abuelo dice que sí.

Bueno, mientras no estén ahora.

(RISAS)

Mientras no estén ahora mejor.

Aquí, aquí están los huecos

y intentar manglarlas. Las conchas se buscan así.

¿Tu eres buena recolectando?

Yo, un montón. Ahí tienes una.

Anda mira.

Has visto. Esta no tiene el tamaño...

no tiene el tamaño de desolación. Ya la puedes tirar.

Que me voy a caer.

Al final, ¿quién se ha cargado este recurso

que tenían aquí de las conchas por está sobre recolecta,

por esta explotación de...?

Bueno, principalmente empresarios

que no tienen una conciencia ambiental ni social

y también porqué no decirlo, los gobiernos que lo permiten

que hacen la vista gorda a, bueno, lo que se está haciendo

pues limitando las multas, concediendo permisos,

haciendo la vista gorda.

(Música tribu)

¡Creo que he encontrado uno!

¡Sí, un mejillón!

¡Un mejillón!

¡Hombre, mira!

(RISAS)

Paolo, ¿este tiene un tamaño considerable para cogerlo

o habría que devolverlo?

No, ese tiene un tamaño considerable para comerlo.

Mira, esta parte de aquí empieza a hacerse blanco

eso significa que ya ha hecho su ciclo de desolación.

Ya ha cumplido con su ciclo.

Me voy a quitar las botas, eh.

Me voy a quitar las botas.

Sí, no, pero mucho mejor.

(Música tribu)

Estamos en el siglo XXI y en Muisne no hay alcantarillado,

agua corriente, problemas de luz...

¿Como vecino de Muisne eso que supone para ti?

Eso supone un retroceso, retroceso en el tiempo.

La única forma y la única alternativa

que nos queda son los niños, los adolescentes.

Ahí es donde tenemos que apuntar.

Es empoderarnos nosotros de aquellos

para nosotros aprender a manejar,

a ayudar un proyecto, a crear alternativas.

Ahí tienes el trabajo de gente como María, como su compañero...

Exactamente. ... aquí en Muisne

que luchan por la empoderación... Exactamente.

... de todos vosotros.

Y deberíamos ser más...

deberíamos de estar los pobladores más activos, más conscientes.

(Música)

El manglar se reproduce, realmente, por gasolito, ¿no?

De una parte de la planta, tú puedes cortar un esqueje

y poniéndolo adecuadamente salen solo

o sea que realmente no es costosa la reforestación del manglar.

Se auto regenera.

¿Eso es una semilla de manglar?

Sí o es un trozo un esqueje, un trozo del manglar.

Ah, mira, por aquí trae el compañero más.

Está guindada así en el árbol y ya cae y queda sembrada.

La enterramos así.

¿La enterráis?

Y así crece más manglar. Claro.

El fin realmente es que se tomará conciencia de la importancia

que tiene no solamente para la gente de aquí

si no para todo el mundo

porque al final vivimos en un mundo global

que nos afecta...

Lo que pasa un sitio no afecta en otros, ¿no?

y la implicación creo, la implicación de la gente

y la conciencia de que, bueno, hay que hay que seguir trabajando

sobre todo la resistencia... la resistencia y la lucha, ¿no?

Que creo que eso no se puede terminar nunca.

(Música)

(Música)

¡Hola!

Pues estamos aquí en la reserva geobotánica del Pululahua

que era un volcán que luego se desactivó

y ahora en el mismo cráter hay como 11 familias

que han empezado a cultivar y que están viendo aquí.

Luego hay gente que baja y sube todos los días

porque tiene abajo los campos de cultivo.

¿Vive gente aquí junto al volcán?

No, no, dentro del volcán.

¿Dentro del volcán?

Sí, ahora mismo estamos al borde del cráter de 3000 metros

A más de 3000 metros.

Eso provoca el mal de altura.

Sí, que no puedes respirar, te va el corazón rápido.

Sí, voy un poco ahogado y he andado tres pasos.

Sí, normal, suele pasar los primeros días.

(Máquina de escribir)

Normalmente el fin de semana nos unimos para ir de excursión

porque la zona de Quito está rodeada de verdes...

Sí que solemos ir los fines de semana

a visitar sitios que estén cerca

y si tenemos un puente pues un poquito más lejos

¿Cuándo Belén habla imagino que no habla igual

que cuando vivía en Salamanca?

Se te ha pegado el tono...

del ecuatoriano. Ya es quiteñisima.

Se adaptó aquí parece que le gusta bastante Ecuador.

¿Fue duro adaptarte?

No, o sea lo más duro es la distancia con España

y las horas para llamar a casa que no siempre coinciden

y es que está lejos al final. Cada vez que tienes que ir

te tienes que gastar mucho dinero y 12 horas de avión, entonces...

¿Echáis algo de menos que aquí no encontráis?

Yo las croquetas.

¿Croquetas? Las croquetas de mi madre

y la fabada de mi abuela es lo que echo en falta.

(Música)

Me está llamando mi hermano.

Espera. Hola.

Hola.

¿Qué tal estás?

Bien, estoy preparando la cena aquí.

¿Y tú qué tal? ¿Hace frío ahí en Holanda?

Hoy hace un día de lluvia

y luego claro veo las fotos que pasas tú

y me da una envidia.

Ya, es que estoy morena. Mira.

(RISA)

¿Y has hablado con la yaya?

Ya le dije que es para verte.

Yo le he dicho que cuando vaya me tiene que hacer fabada.

(RISA)

Bueno, Albert, a ver si nos vemos la próxima vez que vaya.

Pues a ver si es verdad.

Ya nos vemos. Chao, un beso.

Un beso. - Chao. Hasta luego.

(Música)

(Música)

Belén, ¿aquí en este albergue acogéis a personas

de diferentes países?

Es un centro de paso de primera acogida de dos semanas

para las personas que están en situación migratoria

ya sea de Colombia o de Venezuela

que son los principales países que estamos recibiendo.

El proyecto es de la misión scalabriniana

que es una organización de las hermanas scalabrinianas

de San Carlos Borromeo aquí en Ecuador

y está gestionado por las hermanas que viven aquí en Ibarra

en la ciudad de Ibarra.

Mi trabajo es ver los proyectos que están ahora en marcha

por la asociación, buscar fondos

y ver la manera de que estos continúen lo largo del año

que sea una cosa sostenible.

¿Cuánto tiempo llevas viviendo aquí ya?

Más de un año.

¿Y a quién tienes en Salamanca?

Está mi familia, mis padres, mi abuela y algunos tíos

¿Y como llevan tus padres que el niño y la niña estén...?

Muy mal.

Dicen que se han portado muy mal para que estemos tan lejos

(RISAS)

Bueno esta es la hermana Valdete.

Ella es la responsable del albergue.

Acaba de llegar desde Colombia. Estaba antes viviendo allí

gestionando otro albergue

de las de las hermanas scalabrinianas.

No hacemos distinción de raza, color, religión

y hoy estamos en 28 países trabajando con los migrantes

en ese contexto mundial que estamos viviendo.

¿Podemos hablar con algunas de las personas

que están en la actualidad aquí en el albergue

de Venezuela si no me equivoco?

¿Cuánto tiempo lleváis aquí en el albergue vosotros?

Nueve, diez días.

Diez días. ¿Por qué salir de Venezuela?

¿En qué circunstancia abandonasteis vuestro hogar

y os vinisteis a Ecuador?

Por la situación, con humildad. Todos estamos fuertes

no se consigue medicamentos ni nada de eso.

¿Has venido solo con otros familiares?

Ellos dos son de otra tienda.

¿Sois?

Hijastros.

Los dos son hijastros.

¿Has tenido que dejar a parte de tu familia allí?

Sí, la mamá de ellos y mis otros dos hijos.

Imagino que será difícil partir la familia.

Sí, muy difícil.

Tenemos un familiar acá en Perú

que ya tiene un año ya trabajando allá.

Y nos encontrará una casa allá y trabajo

pero nosotros somos caminantes. Veníamos caminando

y como se dice de mochilero.

Y el suelo se nos descompuso porque él es diabético

y tuvimos que correr al hospital de aquí de San Vicente.

Lo trataron y ayer salió de alta.

¿Tiene una medicación?

Sí, insulina.

¿Y en Venezuela que cuesta la medicación?

Pues ahorita ni siquiera preguntar el precio

porque vas a buscar medicamentos y no los consigues.

Y él como pudo llegó hasta aquí

y tuvimos que internarle en el hospital

para que lo trataran.

Él había entrado en un coma diabético.

¿Cuál sería la situación en la que se encuentra ahora mismo

en el país?

Ahora mismo cuando están llegando

tienen que pedir solicitud de refugio,

o pagar un visado para regularizarse en el país.

El problema es que los altos costos de la visa

impiden a muchos venezolanos especialmente

porque el costo de la visa venezolana es más alto

que la de los colombianos.

Les impide regularizarse y esto a su vez les impide trabajar

¿Y Jesús cuál era tu puesto de trabajo?

¿Tu vida antes de los problemas en Venezuela?

Yo trabajaba en una funeraria.

¿Y que cobrabas allí?

Como siete dólares.

¿Al día, a la semana, al mes?

Mensual.

¿Y los productos básicos qué cuestan en Venezuela?

Valen el doble.

¿Una barra de pan?

Sí, una barra de pan vale 40 bolívares venezolanos.

¿Qué son en dólares?

Un dólar cincuenta.

Un dólar cincuenta una barra de pan

y siete dólares cobras al mes.

Es inviable el comprar

y administrar un sueldo mensual. Es muy difícil.

¿Salisteis de Venezuela con vuestro pasaporte?

No.

¿Por qué?

Es muy difícil. Yo tengo tres años que pedí mi pasaporte

y todavía no me lo han entregado.

Dicen que no hay material y te cobran como 700/800 dólares.

¿Por un pasaporte...

cuando tienes un sueldo de 7 dólares al mes?

Si no fuera por esta gente, ¿qué ocurriría?

Estaríamos durmiendo donde nos toque la noche

y muy agradecidos porque nos acogieron.

(Música)

Ellos llegan aquí a Ecuador y piden refugio

para que el país les acoja, les asile

y puedan estar aquí esperando

hasta que les den una solución duradera

que se llama a su situación familiar.

Esto tiene un coste.

Son familias comiendo, infraestructura, cama...

¿Esto quién lo sustenta?

¿Ellos pagan algo, los inmigrantes que vienen aquí?

No, ellos no están pagando nada.

El albergue está financiado por un proyecto junto a Cáritas

Cáritas una institución de iglesia también

y también encontramos con el servicio jesuita

¿Un trabajo en equipo...

... para que sea más productivo? Claro.

Para personas que necesitan. Exacto...

Así evitamos también duplicar ayudas

porque si sabemos que la persona que está aquí en el albergue

luego va a necesitar ayuda se lo podemos mandar a Cáritas

y ya va a recibir una parte del apoyo humanitario.

¿Cómo se llame ese trabajo?

Red Clamor capítulo Ecuador se llama.

¿Podemos conversar con algunos de esos colombianos

para conocer sus circunstancias?

Sí, vamos a hablar ahora con ellos.

Ellos generalmente son refugiados.

Están aquí en el país

porque están huyendo de alguna situación

que han puesto en riesgo su vida en Colombia.

Hola, ¿cómo estáis? Hola, ¿qué tal?

¿En Ecuador hay conflicto con la llegada de inmigrantes?

Es el país que más refugiados tienen de esta condición.

Hay unas 60.000 personas refugiadas aquí.

¿Qué diferencia hay entre un inmigrante y un refugiado?

Un migrante sería la persona

que decide libremente salir de su país

en cambio un refugiado porque es perseguido,

tiene temores fundados de que puede ser perseguido

por raza, nacionalidad, religión,

pertenencia a algún grupo social determinado,

por razones políticas.

Ecuador suelen ser más un país de tránsito

pero también hay muchos venezolano que se queda en el Ecuador.

Hay unos 200.000 Venezolanos ahora mismo.

¿Ella es colombiana?

Ella es colombiana.

¿Cuánto tiempo lleva aquí en Ecuador? ¿Y por qué?

Aquí llevo un mes.

Digamos que mi familia ha tenido como un problema

por decirlo así.

Vivíamos en un departamento

y ahí nos mataron un hermano.

Luego emigramos a otro. Ahí mataron a papá...

Cuando mataron a papá pues nos tocó dejar todo

y salir a otro departamento.

Ya con eso nos tocó que irnos de ahí nuevamente

a donde yo estaba ahora.

Se llevaron a mi esposo, el papá mis hijos.

¿Nunca supo que...

... ocurrió con él? Está desaparecido.

No, nunca supe. No sé.

Lo que pasa es que el país en tiene mucho problema

porque es que digamos que mucha guerrilla.

Hay demasiada guerrilla...

y por el otro lado están los paramilitares

que ahora no se llaman paramilitares

si no rastrojos o águilas negras.

¿Al final en Colombia la circunstancia

es una confrontación de...?

Sí, claro. ... las guerrillas, paramilitares,

el gobierno.

Un muy alto porcentaje. Te diría que un 90 por ciento de refugiados

son de nacionalidad Colombiana.

Digamos con los refugiados se levanta más la mano,

no hace falta que lleve una documentación.

Efectivamente.

Imaginó que otro problema al que se enfrentará

es la economía.

Exacto, bastante complicado

porque está mi hijo, el que tiene 20 años,

está buscando trabajo, no ha conseguido. Yo tampoco.

¿Cómo refugiados pueden buscar trabajo?

Efectivamente.

Con esta visa humanitaria sí que se puede trabajar

hasta que el ministerio resuelva su petición de refugio.

Con la visa humanitaria les está permitido trabajar

pero los empleadores nunca, nunca contratan por miedo

pues porque no tienen la información con ese papel

para pues para trabajar.

Mucha suerte.

Muchas gracias.

¿Y están viniendo muchos jóvenes al grupo?

Sí, ya sus aliados, la gente, está ya conociendo la misión.

Este año empezamos ya todas las actividades

ya dichas desde... desde febrero.

Vamos a visitarles luego también

para ver cómo va la banda de música.

-Sí.

(Música)

Haciendo círculos hacia atrás.

(Música)

Bueno, esto es un grupo de jóvenes

del movimiento juvenil scalabriniano.

Está conformado por chicos y chicas

de entre 14 y 20 años más o menos.

En vez de estar en casa solos porque los padres trabajan.

También en el estar solos implica

y al sentirse rechazados por ser internacionalidades

les puede empujar al abuso de drogas, alcohol...

Entonces estos espacios de convivencia son muy buenos

para evitar también estas conductas.

Perdón, ¿qué tipo de baile estáis haciendo?

Kizomba.

El baile te ayuda a sentirte más suelto, más libre...

Te ayuda a liberarte, a desestresarte

porque cuando uno está estresado, con problemas,

la mejor solución es escuchar música

o ponerse a bailar y el cuerpo solito se va liberar.

(Música)

Podemos utilizar únicamente toda la parte superior izquierda.

Hola.

Esa parte es donde más contenido de blanco va a tener.

(Música)

Entendemos muy bien que la pintura es un método

de transmitir lo que llevas dentro.

Muchas veces lo que no podemos decir con palabras

lo decimos pintando. Lo manifestamos a través del color.

(Música)

Aquí tenemos a la banda del movimiento juvenil

que empezaron a tocar hace poco con los cursos en el mes de julio

y ahora está tocando... han creado la propia banda.

Vamos a verlo. Vamos a verlo.

(Sonido percusión)

(Canto)

(Música)

Titanes sin fronteras - Ecuador

16 dic 2019

Programas completos (6)

Los últimos 6 programas de Titanes sin fronteras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Ecuador Completo 54:27 20% 16 dic 2019
    Ecuador 16 dic 2019 TITANES SIN FRONTERAS busca por el mundo a españoles que han entregado su vida a la cooperación en países en conflicto, azotados por la miseria, arrasados por la guerra o maltratados por el c...
  • Bangladés Completo 51:11 13% 09 dic 2019
    Bangladés 09 dic 2019 Hoy visitamos Bangladés, uno de los países más pobres de la Tierra. 165 millones de habitantes apiñados en un territorio que se come el mar. Poblaciones enteras buscan refugio en las c...
  • Tanzania Completo 51:29 25% 02 dic 2019
    Tanzania 02 dic 2019 Tanzania, 57 millones de almas mirando al cielo, esperando una lluvia que no llega para recoger una cosecha que nunca es suficiente. Polvo y ganado hambriento y la tasa de población joven más alta d...
  • Colombia Completo 53:56 19% 25 nov 2019
    Colombia 25 nov 2019 COLOMBIA, país mestizo en el que conviven desigualmente indígenas, europeos y africanos… con un pie en el Caribe y otro en el Pacífico… El gobierno acaba de firmar acuerdos para...
  • Líbano Completo 55:40 21% 18 nov 2019
    Líbano 18 nov 2019 Visitamos Líbano, tierra de frontera de guerras eternas y país refugio de millones de sirios expatriados. El hermano Miquel Cubeles recoge cada día en su autobús escolar a cientos de n...
  • Sierra Leona Completo 54:51 25% 11 nov 2019
    Sierra Leona 11 nov 2019 TITANES SIN FRONTERAS busca por el mundo a españoles que han entregado su vida a la cooperación en países en conflicto, azotados por la miseria, arrasados por la guerra o maltratados por el c...