Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5547670
Para todos los públicos Testimonio - Empezar de nuevo - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

A partir de ahora empiezas de nuevo.

Yo me he vuelto un fan de la unción de enfermos.

Y para mí ha sido el mayor momento de paz interior de toda mi vida.

(Accidente)

Mi vida cambió radicalmente,

pues un día 18 de mayo que sufrí un accidente muy grave,

un coche atravesó la mediana en la autopista M-50 de Madrid

y chocó de frente conmigo.

Yo lo que recuerdo es verme empotrado

todo lo que es la furgoneta que yo llevaba,

pues lo que es en mis piernas.

Luego ya me desmayé y ya no recuerdo nada.

Estuvimos como un mes sin poder ver a nuestro padre

porque no nos dejaban pasar,

porque estaba en la UCI y no nos dejaban pasar,

y eso fue muy duro porque no sabíamos cómo estaba.

Llevamos sin verle muchísimo tiempo.

Yo cada día rezo por él para que se consolide el hueso

y pueda apoyar y que pronto pueda volver a casa

y estar con él y disfrutar con él.

Nos explicaron que Javier había tenido un accidente,

y en ese momento, pues nos pusimos a rezar todos.

Yo siempre he tenido fe

y ahora precisamente no voy a dejar de tenerla.

¿Qué me ha pasado? ¿Por qué me ha pasado esto?

Te quieres revelar contra Dios

diciendo: ¿Por qué has permitido que me pase esto

si yo tengo muchos hijos y tengo que cuidarlos?

Fue como una pelea interior que tuve dentro de mí

hasta que llegó un momento,

que, además lo recuerdo perfectamente,

bajé a la habitación y fue el decirle a Dios:

"Mira, acepto todo lo que me mandas,

porque hasta ese momento la Virgen me había tenido en su manto

por más que intentaba rezar padrenuestros,

no lo conseguí.

Solo puede rezar avemarías.

Y a partir de esa aceptación de la voluntad de Dios,

pues pude rezar a Dios como habitualmente.

(Música)

El hecho de ser supernumerario de la obra

para mí ha sido lo más de lo más.

La obra es una gran familia.

De amigos míos de la obra

se han quedado a dormir conmigo en el hospital

cuando mis hijos no podían o mi mujer.

O sea, te sientes apoyado, te sientes arropado.

Yo nunca estaba tan contento de ser supernumerario

como hasta ahora.

-Esto antes para él era impensable.

-Poder andar otra vez, aunque sea a pata coja.

Empiezas a ir al gimnasio de cuatro a cinco horas diarias.

Y digo: "Bueno, pues a partir de ahora

mi trabajo profesional, ¿cuál es?",

cambio los ordenadores por la mesa de familia, por las paralelas.

Y digo: "Esto hay que santificarse, en este trabajo".

Entonces, me di cuenta de que mi labor a partir de ahora es:

"Voy a dejar de mirarme el ombliguito mío

y decir, 'Ay, qué mal estoy yo',

y voy a empezar a pensar en los demás".

Yo cada vez que empieza a doler digo:

"No, esto, para aguantar el dolor, tenéis que pensar en el infinito".

Lo que no saben es que yo en vez de pensar en el infinito,

lo que estoy haciendo es ofreciendo el dolor

pues por tal paciente,

por tal intención que me han pedido...

Y de esa manera dices:

"Ya que me va a doler, por lo menos que sirva para algo".

Recuerdo otro paciente maravilloso,

entonces me veía y me decía:

"Jo, pero Javier, tú es que tienes un secreto,

tú siempre estás contento".

Me veía comulgar todos los días y un día me dice:

"Javier, yo tengo que decirte una cosa

que me da un poco de vergüenza,

y es que me gustaría confesarme, y es que hace cincuenta años

que no me confieso, desde que me casé".

Claro, yo me puse a rezar, y a todo mi entorno, mi familia,

les dije: "Tenéis que rezar para que se confiese".

Total, que un día jugando a las cartas me dice:

"Como pase el sacerdote por aquí me confieso".

Pues yo cogí el móvil,

le mandé un wasap así al sacerdote y le digo:

"Vente por aquí que tienes trabajo".

-Nos hemos sentido aquí muy queridos

y muy acompañados y no me cansaré de dar las gracias

a la Fundación San José.

Que nos tenemos que dar cuenta

de la labor que hacen los hermanos de San Juan de Dios

y todo el personal que trabaja en la Fundación

y en todos los hospitales.

Yo creo que todo va a salir bien y va a salir Javier adelante,

porque es un hombre con mucha, mucha voluntad,

muchísima disciplina y ese puente que tenemos ahí detrás

lo va a cruzar con las manos sueltas.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Empezar de nuevo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Testimonio - Empezar de nuevo

29 mar 2020

Después de un accidente, que estuvo a punto de costarle la vida, nos cuenta de dónde saca fuerzas para seguir adelante, en un impresionante testimonio en el que su familia, en sentido amplio, tiene una importancia decisiva.

ver más sobre "Testimonio - Empezar de nuevo" ver menos sobre "Testimonio - Empezar de nuevo"
Programas completos (586)

Los últimos 588 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios