Tesoros de la tele La 2

Tesoros de la tele

Jueves a las 22.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5589401
Tesoros de la tele - Directísimo/Esta noche fiesta - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas noches desde Florida Park.

Con este enorme resfriado y con esta enorme afonía

les saludo cordialmente

en nombre de todos los que hacemos el programa.

"José María Íñigo,

este hombre que es capaz de dejarse la voz en el intento,

ha sido el hilo conductor de muchos de los grandes momentos

que hemos vivido a través de la televisión."

Yo no quiero que me dirijan

ni en mi trabajo, ni en mi vida pública,

ni en mi vida cotidiana... -¿Pero por qué?

Déjate ir, muchacho.

-Muchacho no. Me respetas o no nos respetamos.

El pendiente, Íñigo, no lo quiero perder.

"Él ha sido también capaz de aglutinar

a los mejores artistas nacionales e internacionales."

# Yo estoy aquí. # Aquí.

# Aquí para quererte.

# Linda, beso de aire puro.

# Linda, quiero estar seguro... #

"Y siempre contando con un seguimiento multitudinario.

Especialmente la noche

en la que Uri Geller dobló la famosa cuchara."

No hubo un solo periódico en toda España

que al día siguiente del programa no tuviera en su portada

la imagen del tipo que doblaba las cucharas.

Antes era cada cosa que pasaba en televisión

un acontecimiento histórico y ahora no es tan así.

Lo vieron 34 millones de personas.

Ahora alucinamos cuando un programa tiene ocho millones de audiencia.

"Comenzamos 'Tesoros de la tele'

y lo hacemos con dos programas emblemáticos,

'Directísimo' y 'Esta noche fiesta'.

Ambos se hacían en riguroso directo y eso es lo que nos espera,

toda la emoción de la televisión en vivo."

(Música)

(Música)

Hoy está con nosotros

uno de los personajes más admirados del país,

de este y de otros muchos, por pequeños y mayores,

uno de esos hombres que ha nacido para hacer reír a los demás,

para hacer pasar el rato a los demás,

para educar a los demás,

un hombre que hace exactamente tres meses y nueve días,

seguramente sin él saberlo,

estuvo a punto de decirnos "adiós" para siempre.

Digamos que, de una u otra manera,

se ocultó la mala noticia a los pequeños,

pero hoy está aquí con nosotros,

está aquí para celebrarlo con ustedes.

Es Fofó. Buenas noches.

(Aplausos)

-Muy buenas noches, José María. ¿Cómo está?

Gracias.

Alfonso Aragón, Fofó para muchos, para tantos.

¿Desde hace cuánto tiempo? -¿Que cuánto tiempo hace que soy?

Yo creo que tres meses y nueve días. -¿Tres meses y nueve días?

¿Por qué cuentas con esa precisión?

-Porque aquel día que me operaron volví a vivir.

-Fofó, ahora que todo ha pasado, que los médicos te han dado el alta

y hace un par de días que has empezado a trabajar,

ahora que no hay ningún peligro,

cuéntame la historia tal como te la contaron a ti.

-Sí, porque yo no supe nada

hasta nueve días después de haberme operado,

que volví en sí. -¿Qué te dijeron?

-A mí solo me dijeron que era muy urgente operarme.

Si yo decía que sí.

Y yo tardé medio segundo en decir sí.

-¿Tuviste miedo en algún momento? -Pues no.

Incluso fui al antequirófano haciendo chistes a los enfermeros.

-¿Se reían ellos?

-No, ellos no se podían reír, porque sabían adónde iba.

-Fofó está ahora con poquito pelo. -Sí.

-Y con algunos vestigios todavía de su operación.

-Ajá. -¿Y cómo se siente por dentro ahora?

-Pues mucho más joven, mucho más alegre,

me siento que soy más simpático, porque llegó un momento

en que estaba el cuerpo caído completamente.

Ahora no, ahora estoy muy feliz. Yo quisiera dar las gracias

al doctor José Ramón, que me operó, y a su equipo,

Burzaco, el doctor Barnés y el doctor Cordobés.

Y también al médico de cabecera, don José Luis Calleja.

-Claro que sí.

¿Se ve la vida ahora de otra manera cuando ha estado a punto de...?

-Sí, sí. Además,

ahora veo a mi familia, veo a mis hermanos distinto a antes,

veo a mis nietos con mucha más alegría.

Yo había perdido el humor por completo, por completo.

-¿Por qué tenías un cierto temor a venir esta noche al programa?

-No tenía temor. -¿Qué era?

-Era poco pelo. -Bueno, pero eso no te preocupa.

Ahora todos los niños están en la cama.

-Ya lo sé, ya lo sé.

-Hubo hasta consulta familiar, me han dicho.

-Sí, pero nadie dijo sí. El que tenía que decir sí era yo.

Entonces, a mí me ocultaron... Después me enteré

de que tuve que haberme quedado mudo para siempre.

No para siempre, pero volver a enseñarme a hablar.

-Fofó, ¿qué hubiera pasado de no haberte operado con éxito?

-Pues a los siete meses de febrero hubiera ido allá, donde sabes.

-Vamos a olvidar todo eso, si te parece bien.

-Claro.

-¿Cómo es la vida para Fofó de ahora en adelante?

Porque supongo que, cuando uno ha pasado ese mal trance,

ha tenido el tiempo y las ganas y el ambiente para pensar,

para planificar su vida,

eso que nunca hacemos los que tenemos una rutina.

Cuando se rompió esa rutina para ti seguro que te planificaste tu vida.

¿Cómo va a ser esa vida ahora? -Esa vida ahora,

aparte de hacer reír a los niños, y como bien dijiste, a los mayores,

esa vida va a ser distinta completamente.

Voy a tratar de vivir más, con más ilusión. ¿Comprendes?

-¿Se aprende mucho cuando se ha pasado un trance así?

¿Se aprende algo que se pueda enseñar a los demás?

-Pues sí, señor, se aprende muchísimo.

No te voy a decir, pero se aprende mucho.

Se conoce más de cerca al niño, a la niña, a las personas,

a los seres queridos se les aprecia más.

Yo llamo al doctor que me operó "papá".

(RÍE)

-Fofó acaba de cumplir tres meses y nueve días hoy.

Tres meses y nueve días que serán dentro de un tiempo

30 años y nueve días y siempre haciendo reír a los demás,

siempre creando alegría allí donde va.

¿Hasta cuándo haciendo reír?

-Hasta que llegue el momento que Dios diga.

Yo no me pienso retirar. Ni mucho menos.

¿Cuántos años dando patadas por esos mundos de Dios?

-Bueno, de antes a hoy, yo diría que empecé con Gaby...

Primero con mis tíos, con Pompoff y Thedy, y Emig, mi papá,

yo diría que desde los 4 años, desde los 4 años.

-Durante el tiempo en el que estabas en el hospital,

durante el tiempo en que no se sabía nada con seguridad,

durante el tiempo de las dudas, tus compañeros seguían trabajando.

-Mis hermanos y mi hijo, sí. -¿Con qué ánimo?

-Pues a Miliki le faltaba el brazo derecho,

a Gaby le faltaba también

y se encontraban que faltaba alguien en el grupo,

y ese alguien era yo, que estaba en mi lecho del sanatorio.

-Fofó, con esa voz tan mala que tienes,

¿cómo se puede tener tanto éxito cantando?

-Ah, bueno, es que ahora tengo la voz mala

porque no he empezado a vocalizar, pero, cuando empiece, verás.

Y tengo canciones nuevas.

(Aplausos)

("Susanita tiene un ratón")

¡Ahora!

# Susanita tiene un ratón,

# un ratón chiquitín

# que come chocolate y turrón

# y bolitas de anís.

# Duerme cerca del radiador,

# con la almohada en los pies

# y sueña que es un gran campeón

# jugando al ajedrez.

# Le gusta # el fútbol, el cine y el teatro,

# baila tango y rock and roll.

# Y si llegamos # y nota que observamos,

# siempre nos canta esta canción. #

¡Vamos todos!

# Susanita tiene un ratón,

# un ratón chiquitín

# que come chocolate y turrón

# y bolitas de anís.

# Duerme cerca del radiador

# con la almohada en los pies

# y sueña que es un gran campeón

# jugando al ajedrez. #

¿De qué van a hablar tus canciones?

-Pues van a hablar de siempre, de las bromas.

Ahora tengo una pendiente,

que se hizo mientras Fofó ya estaba en convalecencia,

la hice en casa. -¿Y de qué habla?

-Pues habla de una vecina, la vecina del segundo,

que guarda las sardinas

en la bañera de la casa.

-No me digas.

-Y que tiene un perrito que dice "miau"

y un gatito que dice "guau".

-Y de aquí a nada, miles de niños de toda España y de toda América

cantando la vecina del segundo. -Mira cómo no se le escapa.

¿Estamos preparados para cantar? (NIÑOS) -¡Sí!

-¿Pero fuerte, fuerte, fuerte? (NIÑOS) -¡Sí!

-Maestro, por favor, la historia de la vecina del segundo.

(Música)

¡Ahora todos!

# Esta es la historia # de mi vecina,

# que en la bañera cría sardinas.

# Tiene un perrito que dice "miau"

# y tiene un gato que dice "guau".

# Y eso no es nada,

# pues mi vecina # cría gallinas en la cocina.

# Tiene un perrito que dice "miau"

# y tiene un gato que dice "guau".

# Esta es la historia de mi vecina

# que en la bañera cría sardinas.

# Tiene un perrito que dice "miau"

# y tiene un gato que dice "guau".

# Duerme en la cama con una rana

# y por sombrero usa un florero.

# Puso la tele en el balcón,

# pues ella dice que es un melón.

# Esta es la historia de mi vecina

# que en la bañera cría sardinas.

# Tiene un perrito que dice "miau"

# y tiene un gato que dice "guau". #

¡Otra vez!

# Esta es la historia de mi vecina

# que en la bañera cría sardinas.

# Tiene un perrito que dice "miau"

# y tiene un gato que dice "guau". #

¡Guau!

(Aplausos)

Fofó, no sabes lo que agradecemos que nos brindes esta sonrisa,

el verte de nuevo sonreír. -Muchas gracias.

(Aplausos)

Vargas Llosa, ¿le cuesta a usted mucho trabajo escribir?

-Mucho trabajo.

Y, curiosamente, mientras más escribo, me cuesta más trabajo.

En lugar de serme más fácil un libro,

me es cada vez más difícil.

No sé si es porque cada vez tenga un tope más ambicioso

o si porque simplemente soy más lúcido

respecto a mis propias limitaciones,

pero es un fenómeno del que soy perfectamente consciente,

cada vez me cuesta más trabajo escribir.

-Algo que sorprende al leer su obra, Vargas Llosa,

es la variedad de estilo para cada una de sus novelas.

¿Es esto deliberado

o es una forma de trabajar simplemente que va surgiendo

de acuerdo con la trama en sí de la obra?

-En realidad, el problema de estilo me lo planteo siempre

no como un problema abstracto,

un problema exclusivo de lenguaje, o de técnica,

sino en relación a una historia.

En eso soy un novelista un poco anticuado,

porque hay algunos novelistas contemporáneos

que sostienen que el problema del escritor es el leguaje,

no las historias.

Yo no, yo quiero siempre contar historias.

En realidad, lo que me interesa de una novela

es fundamentalmente la historia

y toda la preocupación de estilo y de técnica

tiene que ver con la mejor manera

de hacer esa historia verosímil, persuasiva para el lector.

-Al terminar una obra, una obra cualquiera,

¿se da cuenta usted

de que ha realizado lo que en un principio tenía planeado

o se da cuenta de que eso no tiene nada que ver

con lo que en un principio pensó que sería?

-Bueno, siempre tiene algo que ver,

pero nunca es lo que fue el proyecto inicial

y quizá sea una de las cosas más fascinantes

que tiene el oficio de escribir, o de escribir novelas, en todo caso.

El que en el proceso de la redacción de un libro

empiezan a intervenir de pronto factores que no son racionales,

que escapan por completo

al control de la inteligencia, de la razón de uno mismo.

Entonces, los personajes empiezan a modificarse,

empiezan a actuar

de acuerdo a leyes que han surgido y que uno no ha previsto,

personajes que uno pensaba iban a ser de segundo orden

pasan a ser de primero,

y al contrario, personajes que eran importantísimos

de pronto se desvanecen y desaparecen.

Es la parte que a mí realmente me estimula más en una novela.

Siempre tiene algo que ver con el proyecto inicial,

aunque a veces sea muy diferente.

-Vargas Llosa, ¿cuáles son sus novelistas?

¿A qué novelistas admira usted más? -Bueno, a muchos.

Podríamos pasarnos toda la noche enumerando nombres.

Admiro mucho a Flaubert, por ejemplo,

es un escritor por el que tengo una gran admiración.

Admiro mucho a William Faulkner, un escritor norteamericano

que nos ha marcado mucho a todos los escritores de mi generación.

Admiro a un escritor valenciano del siglo XV, Joanot Martorell,

que es un escritor de novela de caballerías

que yo admiro enormemente.

Y admiro a muchos escritores contemporáneos,

como Sartre, como pensador, por ejemplo.

En fin, muchos otros.

-¿Es importante para usted el futuro de su obra?

¿Saber que va a pasar a la historia de la Literatura?

-Pues no lo sé.

Realmente para mí un libro

es muy importante antes de ser escrito,

tremendamente importante mientras lo estoy escribiendo.

Realmente es algo que absorbe totalmente mi vida,

no solo las horas que paso en el escritorio,

pero una vez publicado el libro

la verdad es que deja de interesarme casi totalmente.

Ahí ya es otro libro el que lo sustituye

en mi atención, en mi preocupación.

Lo que ocurra después de que me muera

no me importa nada.

-¿Escribe a mano o a máquina? -A máquina.

Y corrijo mucho a mano, pero escribo a máquina.

-¿Y qué me dice usted de la vanidad?

Ahora usted es requerido, firmas multitudinarias,

mucha gente queriéndole conocer.

-Bueno, efectivamente, la difusión de un libro

convierte a uno, sin que se lo haya propuesto,

en un personaje más o menos público, y eso halaga la vanidad,

indudablemente, halaga la vanidad, pero también es un peligro,

trae una serie de complicaciones, quita mucho tiempo,

trae enemistades, despierta envidias,

en fin, dificulta tremendamente

lo que para un escritor es, pienso yo, lo esencial,

que es concentrarse en su trabajo y escribir.

-¿Cuál es su proyecto más inmediato? ¿Piensa escribir algún libro

que tenga como parte importante el humor

tal y como sucedió en "Pantaleón y las visitadoras"?

-Tengo el proyecto de una novela, pero en la que no pienso, por ahora,

que el humor sea muy importante, aunque, como hemos dicho,

en ese proceso de escribir

a veces ocurren cosas imprevistas, no planeadas,

pues de repente el humor surge en algún momento

y la novela se convierte, como "Pantaleón", en algo risueño.

Esta noche está aquí con nosotros,

después de un largo viaje de muchas horas

y después de año y medio de ausencia, Celia Gámez.

Buenas noches, Celia Gámez. -Buenas noches.

(Aplausos)

-Llegó a España hace unos cuantos días

y llegó para estar aquí con nosotros estos minutos

en "Directísimo".

¿Qué ha hecho en este año y medio de ausencia de España, Celia?

-Pues mira, primeramente, visitar a toda mi familia,

tomarme un descanso,

ir a la estancia de mi familia,

ir a Mar del Plata, estar un poco con todos los míos,

porque hacía muchísimos años que no estaba con ellos,

y he hecho tres programas de televisión,

el último grabado, porque, como tenía que venir aquí,

lo tuve que grabar.

-¿Cuántos años tenía cuando vino a España?

¿Se acuerda? ¿Quiere acordarse?

-Claro que me quiero acordar. Aquí cumplí los 16 años.

-¿Con quién vino a España? -Con mi padre,

que venía a cobrar una herencia en el pueblo de Casarabonela,

porque mis padres eran malagueños.

-Y desde entonces hasta hoy, ¿cuántos años ha estado en España?

-Pues 40 y tantos.

-¿Es cierto que Celia Gámez empezó cantando tangos?

-Así es.

-¿Es cierto que empezó cantando tangos con quién?

-Bueno, yo empecé cantando tangos...

Realmente vine con mi padre, yo no venía a trabajar

ni pensaba en la vida tomar parte en nada,

pero me oyeron cantar en un tren,

una señora encantadora, la marquesa de la Corona,

que estaba preparando un festival para los niños pobres,

en el Teatro Pavón, donde cantaba Miguel Fleta,

y entonces vino a mi camarote y me dijo:

"Celia, ¿no le importaría cantar para los niños pobres?".

Y entonces le dice mi padre:

"Señora, ¿pero cómo va a cantar si no tiene nada?

-Yo me ocupo de todo, no se preocupe,

me ocupo de traerle la música, de los trajes, de todo".

Y, efectivamente, esta señora me buscó todo y debuté

y tengo la satisfacción,

el gran honor de haber debutado en España ante los reyes de España

y ante todo el gobierno de entonces.

-Celia, estamos viendo unas imágenes, mientras usted habla,

de una Celia Gámez de hace unos cuantos años,

o de hace muchos años.

¿Le molesta a usted echar la mirada atrás?

-No. ¿Por qué?

Si ahora estoy mejor que cuando estaba ahí.

Me siento mejor ahora que cuando estaba ahí.

-A los chicos que la solían acompañar en la revista

se les llama "boys", ¿no es así? -Sí.

-¿Es cierto que estuvo con usted Tony Leblanc?

-Claro. -¿Y quién también?

-Estuvo Tony Leblanc, Fernando Fernán Gómez...

-¿Fernando Fernán Gómez bailando? -Sí, bailaba, sí.

-¿Cuántos años tendría entonces él? -Un crío, como yo.

Éramos jovencísimos. -Celia, uno no sabe...

La gente que la ha seguido durante tanto tiempo

no sabe a ciencia cierta

si usted está soltera, casada, viuda, divorciada...

¿Cuál es su estado en este momento?

-Pues en estos momentos soy una señora sin compromisos.

-Usted, sin embargo, se casó un día, hace cierto tiempo,

en los Jerónimos, ¿es cierto? -Sí, es verdad,

pero en estos momentos estoy sin compromiso.

-¿Y cuál es su nacionalidad? -Yo soy argentina y española.

Por parte de mi marido soy española y he nacido en la Argentina.

-¿Y dónde vive realmente?

-Vivo en España y en la Argentina, porque son mis dos patrias.

España y la Argentina. -Si tuviera que echar...

Digamos no borrón y cuenta nueva,

pero sí la cuenta de todos estos años,

de todos estos éxitos, recuerdos, fracasos,

que alguno habrá habido también, ¿qué tendría que decir de España

y qué tendría que decir de Argentina en lo artístico?

-No tengo más que decir de España

que a España le debo todo lo que soy,

que España me ha hecho,

y de la Argentina que recién ahora me empiezan a conocer,

porque era una desconocida.

-La vemos, Celia, ahora, y la vemos guapa,

con ganas, con fuerza,

¿con ganas suficientes como para cantar,

como para ser todavía alguien importante

en el mundo del espectáculo?

-Claro, yo me encuentro vigente completamente.

¿Por qué? ¿Estoy tan viejita? ¿Estoy tan pachucha?

-Qué va, se lo decía al principio, ni mucho menos.

¿Alguna vez ha pensado en la retirada?

¿En la retirada definitiva? -A mí me han retirado muchas veces,

pero yo, en realidad, no he pensado en retirarme.

-¿Se saben hoy hacer revistas en España?

-¿Pero por qué no?

Son una maravilla las revistas que se hacen en España.

Claro que yo hacía otra cosa, yo hacía comedias musicales.

-Que no es lo que se hace ahora.

-No sé, ahora no, porque estoy despistada.

He llegado el lunes

y todavía no he podido ir a ningún espectáculo.

-¿Qué va a hacer en España en estos días que se va a quedar?

-Pues me voy a quedar aquí... ¿Cómo estos días?

Me voy a quedar mucho tiempo.

Vengo a quedarme por lo menos un par de años.

Yo tengo casa aquí y en Buenos Aires.

Vengo a vivir con mis paisanos españoles

y, de vez en cuando, voy a ver a mi familia argentina.

-Celia, ¿cuántos años hace que no canta,

por ejemplo, "Luna de España" o "Los nardos", "El pichi"?

-Pues hará un año y medio que no los canto.

No, menos, porque los he cantado en Buenos Aires.

-¿Se atrevería a cantarlos aquí y ahora?

-Pero, por favor.

¿Quién dijo miedo habiendo hospitales?

-Cuando usted quiera.

Si de algo le sirve, vaya este aplauso de bienvenida a España.

-Muchas gracias.

(Aplausos)

(Música)

# Por la calle de Alcalá, # con la falda "almidoná"

# y los nardos apoyados en la cadera

# la florista viene y va

# y sonríe "descará"

# por la acera # de la calle de Alcalá.

# Y el gomoso que la ve # va y le dice:

# "Venga usted a ponerme # en la solapa lo que quiera,

# que la flor que usted me da # con envidia la verá

# todo el mundo # por la calle de Alcalá".

# Lleve usted nardos, caballero, # si es que quiere a una mujer.

# Nardos, no cuestan dinero

# y son los primeros para convencer.

# Llévelos y, si se decide,

# no me moveré de aquí.

# Luego, si alguien se los pide,

# nunca se le olvide # que yo se los di.

# Una vara de nardos # para el que quiera saber

# si será por fin dueño # de un querer de mujer.

# Lleve usted nardos, caballero,

# si es que quiere a una mujer.

# Nardos, no cuestan dinero,

# y son los primeros para convencer.

# Por la calle de Alcalá,

# con la falda "almidoná"

# y los nardos # apoyados en la cadera,

# la florista viene y va # y sonríe "descará"

# por la acera # de la calle de Alcalá.

# Y el gomoso que la ve # va y le dice:

# "Venga usted a ponerme # en la solapa lo que quiera,

# que la flor que usted me da # con envidia la verá

# todo el mundo # por la calle de Alcalá".

# Si alguien se los pide,

# nunca se le olvide # que yo se los di. #

¡Para todos!

(Aplausos)

Muchas gracias.

¿Qué pasa entre ustedes? ¿Qué pasa entre vosotros?

-¿Entre quién? -Entre Palomo Linares y Paco Camino.

-No pasa nada. -¿Cómo que no pasa nada?

-¿Por qué? -¿Es cierto que no se llevan bien?

¿Es cierto que no se hablan?

¿Es cierto que usted habla mal de él?

-Yo no hablo mal de Camino ni creo que él hable mal de mí.

Solo que cuando hay una competencia a veces sale a la calle,

pero no hablo mal. -Cuando digo hablar mal

no quiero decir que ha atracado un banco,

quiero decir que no sabe torear, ese tipo de cosas.

-No, yo no puedo decir de un compañero mío

que no sabe torear.

Yo creo todos tenemos...

-Los aficionados a los toros están ahora comentando

lo que Palomo ha dicho de Paco Camino.

¿Qué ha dicho? Si es que ha dicho algo.

-Yo no he dicho nada. Yo digo verdades como templos.

Eso es lo único.

-Yo pienso que hay que decir la verdad

y la verdad es esa,

que a mí me hubiera gustado presentarles juntos

y preguntarles a los dos qué les ha pasado,

pero uno me dice que no ha pasado nada

y el otro me temo que me va a decir lo mismo.

¿Qué ha pasado entre los dos? -Hombre...

Particularmente, este muchacho... -¿Cómo que este muchacho?

-Hombre, este chico, porque es un muchacho joven,

pues el hombre dijo unas cuantas tonterías mías.

-"Verdades como templos", dice él. No sé lo que dijo.

-Decía que la corrida televisada antiguamente, esa que hubo tan mala,

por desgracia, que decía que yo la había preparado.

Esas cosas que no... -¿Y la había preparado?

-Ojalá la hubiera preparado,

pero yo quería haberla preparado para que saliera mejor,

porque así se han perdido

bastantes corridas televisadas mundialmente,

que no van a salir por culpa de la corrida esa.

-¿Son ustedes amigos?

-Pues sí, en la plaza siempre somos amigos.

En la calle cada uno puede hacer lo que le da la gana.

-En televisión, al parecer, también. ¿Por qué me han dicho

que si los junto aquí hay una batalla?

-Batalla no puede haber ninguna, porque la batalla yo creo

que los profesionales tienen que hacerla delante del toro,

no en la calle, ni en la televisión.

-¿Torearía alguna corrida esta temporada si le ofrecieran

un contrato para torear con él en el mismo cartel?

-Yo he toreado ya una corrida, en Castellón...

-Antes de que él dijera esas cosas. -Sí, sí.

Y este año torearemos bastante juntos.

-¿Sin hablarse siquiera? -En la plaza todos se hablan.

Luego, en la calle, cada uno hace lo que le parece.

-¿Qué opinión le merece Palomo Linares como torero hoy?

-Hombre, pues como torero... En fin.

Un muchacho que tiene buenas cualidades,

que lleva muchos años de matador de toros

y que anda bastante bien.

-Buenas noches.

-Quiero que me aclares un momento lo que dice este de "este muchacho".

(Aplausos)

Me dices a mí en mi cara lo de "este muchacho",

porque a este muchacho que está aquí le sobran más que a todos.

-Un momentito. -Aclara lo de "este muchacho".

-Déjate un poquito ir, muchacho. -Muchacho no.

O respetas o no nos respetamos, ¿eh? -Un momento.

-No te vayas a pasar. -¿Pasarme de qué?

-Sí. De muchacho nada,

porque tú sabes que yo de muchacho nada.

-Palomo...

-Yo soy un tío más que tú, a lo mejor 20 millones de veces.

-Se refiere a la edad.

-Oye, ten cuidado, no te vayas a pasar.

-De muchacho nada. -Aquí hay unos señores...

-Si me permitís los dos.

-Aquí hay 14 o 15 millones de habitantes...

-Mucha gente, pero por eso no me llames "muchacho".

-¿Me permitís los dos? -Si tú quieres, ahora mismito,

nos partimos la boca en la puerta, no delante de la gente,

porque no merece la pena. -Eso sí.

-¿Me permitís los dos?

-Delante de la gente no viene a cuento.

-Por favor, Paco.

-Si yo no necesito propaganda, ni tú tampoco.

-Si me permitís los dos.

Yo creí que yo mandaba en el programa, pero me temo que no.

-Yo a mis compañeros los respeto a todos

y a ninguno lo llamo "muchacho".

-Yo entiendo que no ha habido mala intención

y que es únicamente la diferencia de edad.

-Porque yo me arrimo al toro, y cuando me arrimo al toro...

Además, si él quiere, donde quiera, en la calle o con el toro.

-Yo sé dónde, en el toro y en una plaza,

que es donde se miden los hombres

y ustedes se han medido tantas veces...

-Por eso mismo no puedo permitir que me llame "muchacho".

-Esto solo lo hacen los amigos.

Palomo Linares, Paco Camino, muchas gracias.

Y los espero a los dos juntos en una plaza de toros.

-Ahí, ahí. -Muchas gracias.

(Aplausos)

Muchos de ustedes se preguntarán si este "match"

ante la pantalla de televisión entre Paco Camino y Palomo Linares

estaba preparado, si era un truco, si había publicidad.

Yo creo que hay una persona que nos puede sacar de dudas.

Pasó lo que pasó porque así tuvo que suceder,

pero nadie preparó absolutamente nada.

Yo sabía de la rivalidad profesional de estos dos matadores,

acepté el que no salieran juntos, puesto que ese era su deseo...

Hola, ¿cómo estás? -José María.

-Y nada más. Ahí se acabó la historia.

Yo no sabía que Camino iba a decir,

supongo que sin ninguna mala intención,

eso de "muchacho".

Supongo que el otro se enfadó empujado por alguien

y ya está, no pasó nada.

-¿Has tenido muchas llamadas al respecto,

José María? -Muchas, muchísimas.

Ha aparecido en la prensa de todo el mundo,

no solo aquí, sino en América,

hasta en el "Times" apareció.

Pero yo entiendo que esto no tiene más importancia

que la que uno le quiera dar.

Me parece que eso es televisión en vivo

y que lo que pasó está muy bien como documento,

nada más, sin buscarle tres pies al gato,

que a fin de cuentas no hay que buscarlo.

Se ve, uno opina lo quiere y a ver el siguiente programa.

-Asunto zanjado, asunto aclarado.

Y ahora, ya que estás aquí, en nuestra revista de la televisión,

nuestro "boom" de la TV, me gustaría conocer, saber,

José María, qué preparas para el próximo programa.

-También me gustaría saberlo.

No lo sé, porque hacer un programa en directo

realmente tiene una enorme dificultad.

La gente a la cual invitamos viene invitada,

entonces no pagamos, no firmamos contrato, no hay nada,

entonces nadie puede prever que el que un avión se retrase,

como nos pasó hace dos días

con Miguel de Oliveira, que venía de Roma para estar

para estar con nosotros. Hubo una huelga en Italia

y no llegó.

O nadie puede prever que a un conocidísimo púgil

lo metan en el calabozo y no pueda llegar aquí,

que está haciendo el servicio militar.

Por eso no decimos nunca quién está previsto,

porque sería hablar por hablar.

Luego alguien falla y siempre hay quien dice:

"Lo dicen para hacerse publicidad".

Tenemos mucha gente contactada.

Te puedo decir, por ejemplo,

que el día 22 de noviembre, que es el único sábado que tiene

libre en cinco años,

viene Montserrat Caballé a cantar,

que Solzhenitsyn viene el primer sábado de octubre,

pero a ese plano estamos trabajando.

Hombre conocido, reconocido, premiado,

requetepremiado hombre que es importante en lo suyo,

que ya es importante también, no solo serlo, sino reconocerlo,

y creo que todos lo reconocemos.

Esta noche está con nosotros

José Luis López Vázquez.

Buenas noches.

(Aplausos)

Sin ánimo de asustar a nadie,

podríamos decir que este es un actor en paro,

pero no es así. Digamos que por vez primera en...

Ni sé cuántos años.

Resulta que un sábado está libre José Luis López Vázquez

y este sábado es hoy,

que llevábamos algo así como 10 o 12 meses

tratando de que un sábado,

por lo menos, estuviera.

Y no ha podido ser.

José Luis, ¿como cuánto tiempo sin estar

un par de días digamos que descansando

o esperando a comenzar lo próximo?

-Bueno...

Años. -Años.

No los llevo en cuenta porque me pongo de mal humor.

-Señoras, señores, buenas noches, señores espectadores aquí presentes,

señores telespectadores en sus casas o en sus bares

o allá donde se encuentren. De un tonto no se puede esperar

más que una tontería.

Una tontería les voy a contar.

Dos amigos se encuentran en la calle, dice:

"-¿Qué tal, Emilio? -¿Cómo estás, Pepe?

-Te noto la cara un poco rara. -No me hables, estoy destrozado.

-¿Por qué? -Yo todas las noches,

cuando me quedo dormido, sueño que cojo una bicicleta

y pom, pom...

Me voy hasta Colmenar, miro Colmenar, cojo la bicicleta,

pom, pom...

Regreso a Madrid y, cuando me despierto,

tengo unas agujetas.

¿Tú no sueñas?".

Y le dice el otro: "Más que tú,

lo que pasa es yo lo paso de muerte de bien.

Yo, invariablemente,

todas las noches salgo con Sofía Loren.

Bueno, anoche fue la monda. Anoche salí con Sofía Loren

y Claudia Cardinale".

Dice el otro: "¿Cómo no me llamaste?

-Ya te llamé, pero me dijeron que estabas

en Colmenar con la bicicleta.

Qué quieres que te diga".

(Risas y aplausos)

De un tonto, una tontería.

El otro día, yo vivo en un piso cuarto.

En el piso quinto, una respetable anciana.

Bajó diciéndome: "Señor Leblanc, señor Leblanc,

estoy indignada, estoy completamente indignada.

-Dígame, señora, ¿qué le ocurre? -En el piso de la casa de enfrente,

concretamente, que se enfrenta con mi balcón,

hay un señor que toma el sol completamente desnudo.

-¿Qué dice? -En pelotas.

-Pero, señora, ¿cómo puede ser esto?

-Si quiere usted, suba y compruébelo conmigo".

Subí con ella,

abrió el balcón y, efectivamente, vi a un señor

al que le daba el sol en el rostro y en el pecho.

Pero le dije: "Señora, ha exagerado usted,

está tomando el sol, pero le da en la cara y en el pecho,

nada más.

-Sí, sí, súbase usted al armario y verá".

(Risas y aplausos)

¿Cómo reaccionarían tres perros diferentes

al pasar debajo de un balcón

y los mojasen con agua? ¿Cómo reaccionaría un perro inglés,

un perro alemán y un perro español,

un perro de Madrid, madrileño?

Primero, el inglés.

Le cae la gota.

¿Cómo lo diría en alemán?

La gota.

(LADRA)

¿Y cómo lo diría el español?

¿Estás tonta?

(LADRA)

¡Tu padre!

(LADRA)

(Risas y aplausos)

Gracias.

Y, para terminar y no cansarles a ustedes,

¿cómo reaccionaría una perrita bella, bellísima,

pero todo feminidad,

una perrita linda pequeñita?

Haría sobre poco más o menos esto.

(LADRA)

A chihuahua yo.

(LADRA)

Hasta ahora.

(Risas y aplausos)

-El otro día, por la radio, le escuchamos a usted pidiendo

casi casi un grito de socorro

buscando una compañera,

buscando una esposa.

De esas 25 y pico digamos que oferta serias,

¿se ha quedado ya con alguna?

-Sí. -Me han dicho que se va a casar

usted en mayo. ¿Por qué en mayo?

-Sí, sí. -Porque parece ser que usted

tenía un especial interés en mayo.

-Bueno, sí, porque, entendamos una cosa,

¿hay algo más hermoso dentro del año que la primavera?

Cuando la sangre hierve, cuando hay esta alegría natural.

-¿Qué dice usted?

(Risas)

Porque es lo más ideal que hay.

Pero te casas en invierno, que vas arrugadito, a la cama

y vives como los ratones, metidos en la madriguera.

No, no, eso no.

No buscamos, entendamos el sentido...

-Lo entendemos. -¿Lo digo o no lo digo?

-No, no, yo creo que lo entendemos todos.

-Sino el sentido de que la compañía

nos sirva para salir, entrar.

-Seguramente, lo mejor que podríamos decir

para presentar a Nadiuska, que esta noche está con nosotros,

es que, entre otras cosas, al margen de las películas,

ha sido, en cuanto a la prensa impresa se refiere,

la mujer más fotografiada de 1975,

si fuéramos a contarlo todo, a base de centímetros cuadrados.

Buenas noches, Nadiuska.

-Buenas noches.

(Aplausos)

-Gracias. -¿Cuántas películas hasta ahora?

-Muchas películas.

Es que ya he perdido un poco la cifra.

-¿Hasta qué punto le ha resultado difícil

introducirse en el mundo cinematográfico español?

-Sí, realmente tengo que decir que era muy difícil.

-¿Por qué?

-En primer lugar, porque no conocía el idioma.

En segundo lugar,

porque no conocía a nadie completamente en este país.

No tenía amistades ni amigos ni gente que me podía haber ayudado

al principio. Entonces me costaba mucho tiempo,

primero, en entenderme en el idioma

y entonces poco a poco empecé a conocer a la gente,

la mentalidad de la gente.

Y así fue. Muy difícil para mí.

-¿Cuántas películas ha hecho en España, Nadiuska?

-Muchas, pero creo que 20 deben ser,

con colaboraciones y pequeños papeles.

-¿Todas las ha hecho por puro placer, por gusto,

o hubiera rechazado el haber trabajado en unas cuantas?

-Realmente, al principio, tenía que hacer todo porque tenía

que conocer la profesión, tenía que conocer el idioma,

conocer qué es estar ante una cámara,

conocer completamente todo porque me faltaba todo.

Entonces tenía que aceptar todo lo que me ofrecían.

El segundo año, ya podía elegir

y hoy por hoy puedo elegir los guiones, etc.

-Nadiuska, ¿qué ha de hacer una actriz

o qué ha hecho usted exactamente para convertirse

prácticamente de la noche a la mañana,

una noche de hace dos años

a una mañana de hoy, en la actriz más taquillera,

en una actriz que se permite el lujo

de rechazar guiones o pedir que se los hagan

a propósito para usted, de llegar a ser una primera figura,

de cobrar digamos que unas cuantas pesetas

a empezar a hablar de cifras de seis numeritos?

-Bueno...

Yo te quiero decir, lo que se tiene que hacer

no te puedo decir realmente lo que pueden hacer otras personas,

no te puedo decir.

Yo te podía contar lo que he hecho yo.

-¿Y qué ha hecho usted para todo, para conseguir lo que ha conseguido?

-Trabajar, luchar,

estar muy preocupado por mi profesión,

olvidarme de vida privada, etc.

-El programa que diriges puede fomentar, en gran medida,

este consumo de ídolos.

¿Procuráis en alguna manera evitarlo?

No, no estamos aquí precisamente para eso.

Pretendemos hacer un programa que distraiga,

en algunos momentos, que llame la atención,

pero no estamos aquí precisamente para promocionar

a nadie. Es más, en muchas ocasiones,

muchísimas ocasiones, muchos se niegan a venir

porque, entre esas 10 o 12 preguntas de rutina,

hay tres o cuatro que les pueden molestar

o que pueden, de alguna manera,

horadar la base de ese pedestal de ídolos.

-Me atacan en entrevistas.

-En otra, supongo.

-En otras. En esta también un poquito, Íñigo.

-No.

-"Directísimo" es clave para la consolidación

de cualquier campaña de promoción de actores

o cantantes, es como una especie de consagración

aparecer en el programa. A la hora de seleccionar

a las personas que intervienen

en vuestros programas, se tiene presente el servicio al espectador

y no a los intereses de un promotor de turno,

aunque esto se consiga de una forma secundaria.

-Siempre, absolutamente siempre,

cuando hacemos algo, invitamos a alguien,

nos preocupa única y exclusivamente el público que va a ver el programa,

única y exclusivamente. Si en alguna ocasión esto coincide

con los intereses de alguien,

muy bien. Tú, a la hora de hablar de promoción,

te has referido solamente a cantantes

o a actores. -O a actores.

-Cualquier persona que salga en televisión resulta,

de alguna manera, promocionada:

cantantes, actores, uno que ha escrito un libro,

un señor abogado que trabaja en un bufete,

nada más por el hecho de salir en TV,

muchos clientes pueden pensar que es mejor que otro

que no ha salido en TV. Y así absolutamente todo.

Pero toda la televisión es, querámoslo o no, promoción,

para bien o para mal.

El telediario, algo tan serio como el telediario,

sin embargo, dedica, por ejemplo, un espacio a promocionar el fútbol

con noticias de fútbol, con comentarios de fútbol.

El fútbol es un espectáculo, como espectáculo puede ser el cine.

¿Te imaginas que yo dijera, por ejemplo, que se va a estrenar

en el cine Fantasio o en el cine Palafox

una película sensacional y que todo el mundo debiera verla

y animar a los actores?

Eso pasa en los telediarios en el fútbol.

Dicen: "Vean al Real Madrid, que jugará contra el Celta de Vigo

y que promete ser un partido interesante".

No dice lo de "la entrada a 500 pesetas",

pero es como si lo dijera.

Pero a la hora de hablar de promoción,

como en este momento tú, hablan de los cantantes,

de los discos,

de este mundo que está como más al alcance de la mano

y más fácil a la promoción. Promoción es absolutamente todo.

-Eh...

No sé cómo va a ser el hombre que pueda amar mañana

o casarme con ella,

con él, pero puede ser igual un cojo,

un feo, un gordo, un delgado, un rico, un pobre.

No lo sé.

-Si es rico, tiene ojos azules, mide 1,80

y encima... -No, los ojos azules no me gustan.

-"Directísimo" no es ni pretende ser ni va a ser nunca

un programa de tipo cultural,

ni programa de tipo cultural ni para educar.

Para educar, están la escuela y la universidad.

¿Entiendes? Esto pretende divertir

y, si de alguna manera, haciendo las cosas bien,

resulta que se educa,

estupendamente.

Y no me parece...

Si yo anuncio, por ejemplo: "A las 22:00 estará Severo Ochoa,

Premio Nobel, etc., para hablar con él",

a lo mejor mucha gente, esos que van al fútbol,

se van al otro canal o se van al cine.

De esta manera, poniéndoles a Pippi,

a lo mejor resulta que viendo a Pippi

se quedan con algo de lo que ha dicho Severo Ochoa.

Esta ha sido nuestra fórmula siempre

y creo que es una manera de llegar a los que habitualmente

o no pueden o no quieren leer un libro

o no les interesa. Creo que, de esta manera,

digamos que cogiéndolos desprevenidos

o pillándolos a traición se puede llegar más lejos

que los que muchos llegan a través

de un programa puramente cultural

o educativo o formativo.

-Insisto, y perdona, ya por final...

-Y, al margen de todo, Nadiuska está muy mona

y queda muy bien verla en una pantalla y es muy guapa.

-Has citado a Severo Ochoa y Pippi.

Que Severo Ochoa aparezca no va a fomentar el consumismo.

Que aparezca Pippi, sí, es un producto enteramente comercial.

-El consumismo de cultura, ojo.

-Sí, sí.

-Sí es un producto cultural, claro.

-Sí, pero Pippi no es una persona,

es un producto enteramente comercial.

Su aparición fomentará el consumo

de ese producto comercial. -Pero todo, absolutamente todo.

Y entiendo que sí. Poner cualquier tipo de idea,

cualquier tipo de producto, sea humano o puramente físico,

a la vista de 20 millones de espectadores

lo fomenta, por supuesto que sí.

De casi 50 películas que ha protagonizado,

la mayoría han dado la vuelta al mundo,

aunque no fueran buenas.

Ustedes seguramente recordarán de estas 50

"El Zorro", "A pleno sol", "Borsalino", "Tulipán negro",

"Sol rojo".

Ustedes recordarán al gran actor francés

Alain Delon, que hoy está con nosotros.

Bienvenido a España.

(Aplausos)

Alain Delon, ¿por qué lleva ese pendiente?

-(HABLA EN INGLÉS) -Ese pendiente, sí.

(HABLA EN INGLÉS)

Porque está haciendo una película que se llama

"El gitano", "The Gypsy".

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que hay muchos gitanos en el mundo,

del norte de Europa, del centro de Europa.

Y esa película Alain Delon hace el papel de un gitano español.

Vamos a hablar de cine.

¿Se metió en el cine por azar

o porque realmente lo llevaba en la sangre?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que comenzó en el cine por pura casualidad,

por accidente, pero que, una vez iniciado en el cine,

se puede decir que lo lleva en la sangre,

que lo tiene ahora ya en la sangre.

¿Alain Delon, es usted un hombre de acción,

duro, valeroso, como parece en las películas?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que hay que distinguir perfectamente entre la realidad

y la ficción, aunque, naturalmente,

siempre hay, incluso en las películas,

una parte de realidad dentro de toda la ficción.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, de cualquier manera, él cree que es un hombre de acción,

eso es por seguro.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, evidentemente,

es un hombre duro, pero que hay que distinguir

perfectamente entre ser duro con la gente

o ser duro con uno mismo, y él es duro consigo mismo.

Alain Delon, parece, dicen las historias,

que fue usted un niño solitario y rebelde.

¿Es usted un hombre solitario y rebelde?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, efectivamente,

es un hombre solitario,

pero que nació así.

como hombre solitario, pero que ese no es su problema,

que nació así y así debe seguir adelante.

Es humano.

¿Qué recuerda de su niñez?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice "nada bueno".

¿Y de sus años como soldado en Indochina?

(HABLA EN INGLÉS)

Fue, seguramente, una de las más grandes experiencias

de su vida.

(HABLA EN INGLÉS)

Cuando estaba en Indochina, tenía 18 años.

(HABLAN EN INGLÉS)

Dice que a los 18 años es bastante mejor tener un libro

en las manos que un fusil.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, de cualquier manera,

fue una dura experiencia y que le sirvió para aprender,

que entonces se creía un hombre

y aquella experiencia le sirvió para convertirse

en ese hombre... -(HABLA EN INGLÉS)

Dice que no eres un hombre a esa edad.

¿Se ha hecho, Alain Delon, un gran actor

usted mismo o le han hecho otros?

Quiero decir, si es usted realmente un gran actor

porque se lo ha ganado usted a pulso

o porque la publicidad, los amigos, el lanzamiento,

todo eso?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que uno no se convierte en gran actor

por la publicidad y todo eso,

que lo difícil no es llegar,

sino permanecer.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que solamente se puede permanecer

por el trabajo de uno y por lo bueno que pueda ser uno.

Esa es la única forma de permanecer ahí.

¿Teme que alguna vez acabe su etapa de galán?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que realmente no entiende muy bien

qué quiero decir con eso de "galán",

que, de cualquier manera, no es su culpa, sino que el público

le ha hecho así y que agradece al público,

pero que, de cualquier manera,

no es su culpa ni que él lo buscó precisamente.

(HABLA EN INGLÉS)

Ellos decidieron,

el público decidió qué es lo que él es.

Señor Delon, en muchas fotografías,

está usted rodeado de mujeres.

¿Le persiguen, como dicen, las mujeres?

(HABLAN EN INGLÉS)

Dice que no le persiguen las mujeres,

al menos, más que lo él persigue a ellas.

(HABLAN EN INGLÉS)

Dice que en este mundo de hoy uno está rodeado de lobos.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, puestos a elegir,

es bastante mejor estar rodeado de mujeres

que de lobos.

¿Le molesta, señor Delon, que la gente se le quede mirando

en todas partes, que los fotógrafos le sigan,

que le digan, por ejemplo:

"Es usted muy guapo"?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que es más o menos la misma respuesta

que a la pregunta anterior, que todo lo que se le pueda decir

en este sentido se lo debe o la culpa la tiene el público.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que es simplemente la prueba de un cierto éxito.

(HABLA EN INGLÉS)

Barómetro.

Dice que es una especie de barómetro.

¿En qué película, Alain Delon,

considera que ha sido usted mejor actor?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, de acuerdo con el tiempo, seguramente, "Rocco y sus hermanos".

¿Alguna vez lo ha hecho mal,

absolutamente mal?

-"I'm sorry, but" creo que no.

-Creo que está claro: "'I'm sorry, but' creo que no",

lo siente, pero cree que no.

¿Se preocupa, Alain Delon, de los temas que le ofrecen

o solo del contrato,

solo del dinero?

-Yo preocupo de todo.

(HABLA EN INGLÉS)

Se preocupa absolutamente de todo.

Señor Delon, aparte de actor, es usted,

dicen los papeles, un gran empresario:

helicópteros, caballos, boxeo.

¿Dejará algún día el cine por los negocios?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que es posible que deje el cine.

Exactamente, dentro de un par de años,

es posible que deje el cine para dedicarse

a otra serie de cosas, a los negocios, por ejemplo,

antes de que muera.

¿Cómo sería un Alain Delon no actor?

(HABLA EN INGLÉS)

No sabe cómo lo podría saber.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que trataría de hacerlo lo mejor posible,

que trataría, por lo menos, de hacerlo con la misma fuerza

y el mismo entusiasmo con que lo ha estado haciendo

en el mundo del cine,

pero que no está seguro de si tendría éxito o no.

De las mujeres que han trabajado con usted en el cine, señor Delon,

a cuál recuerda con mayor agrado o cariño?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, en el trabajo, definitivamente, a Shirley MacLaine.

(HABLA EN INGLÉS)

En "El Rolls-Royce amarillo".

(HABLA EN INGLÉS)

Alain Delon, ¿cómo recuerda ahora a Francine Canovas o Nathalie Delon?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que, como seguramente ustedes saben,

Nathalie Delon fue su mujer

y que, sobre todas las cosas,

es la madre de su hijo

y eso cree que lo explica suficientemente.

¿Le gusta vestir bien, a la moda?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que se viste como le parece bien,

como le gusta, cuando quiere y como quiere.

¿Qué recuerda con más gusto de sus rodajes

en España?

(HABLAN EN INGLÉS)

Dice que, al margen de sus trabajos en España,

del mundo del negocio del trabajo en España,

lo que más le encanta de nuestro país es la vida de noche,

que más de uno, seguramente, lo ha pensado.

No, no, estaba hablando...

-Ah. -Estaba hablando a la cámara.

Alain Delon, acaba de llegar hace escasamente un par de horas

de París ¿y cuándo se marcha de Madrid?

-Mañana "matina".

-¿Mañana por la mañana?

-"Yeah". -¿Para seguir trabajando?

-"That's right".

-La gente dice que el señor Delon trabaja poco

porque siempre se le ve en las revistas de vacaciones

o con una mujer bonita o sin hacer nada. ¿Trabaja mucho?

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que nunca para de trabajar.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que por la mañana se marcha a París y que a mediodía

está de nuevo trabajando.

(HABLA EN INGLÉS)

Pero le encanta. Señor Delon, muchas gracias

por haber estado hoy aquí con nosotros. Buen viaje.

-Gracias a usted. Gracias a todo el público.

(Aplausos)

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que el metal se está fundiendo.

(HABLA EN INGLÉS)

Y dice que pronto se convertirá en algo así

como plástico.

Concretamente, esta cuchara que tengo en la mano

es nueva totalmente.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que la razón por la cual está...

(HABLA EN INGLÉS)

Que está flotan...

(HABLA EN INGLÉS)

No hay calor. Dice que se va a romper.

(HABLA EN INGLÉS)

Que se funde el metal.

(HABLA EN INGLÉS)

(Aplausos)

Dice que no hay calor. Efectivamente, no hay calor.

(HABLA EN INGLÉS)

No hay calor. Insiste en que les cuente

a ustedes que no hay ningún tipo de calor aquí.

-Era suficientemente claro,

por lo menos, desde un punto de vista científico.

Al parecer, las condiciones no eran totalmente rigurosas

las de sus experimentos

y vamos a dejarlo

en esa especie de nevera

donde archivamos lo que está por demostrar.

Pero sí había otro fenómeno muy interesante

en el caso de Uri Geller, y es lo que sucedía en las casas

de la gente normal, de los telespectadores

o de los oyentes de radio que estaban siguiendo

alguna de sus demostraciones.

Hay una vía, una intervención directa de él,

no se podía hablar de truco,

puesto que, insisto, era gente normal, como ustedes

y como nosotros, que estaban en sus propias casas

y que participaban en el experimento,

trataban de colaborar y, en muchos de estos casos,

se produjo también doblaje de metales,

relojes que se pusieron en marcha,

electrodomésticos aparentemente estropeados

y que comenzaron a funcionar.

-Están prácticamente de luna de miel

y, vayan donde vayan,

que no lo sabemos ni se lo hemos preguntado,

han pasado, han preferido pasar por Madrid

para decirles "hola" como mejor saben hacerlo,

que es con canciones.

Estamos hablando del muevo matrimonio,

Sergio y Estíbaliz. Buenas noches.

(Aplausos)

(Música)

# Volverás

# a ser la chica sencilla

# que tomó el tren de la vida

# antes de ser mujer.

# Volverás.

# Bájate en marcha si puedes.

# Y, aunque los años no vuelven,

# tú volverás.

# Volverás.

# Toma tu vida y tu mochila.

# Uh.

# Volverás,

# aunque vestida de olvido,

# incluso para el amigo

# que te enseñó a besar.

# Volverás.

# Siempre es más corto el camino.

# Y, aunque vuelvas de vacío,

# volverás.

# Volverás.

# Toma tu vida y tu mochila.

# Uh.

# Vuelve ya.

# Sé que abandonaste tus olivos,

# tu familia y amigos

# por triunfar.

# Pero no importe si alguien piensa

# que has jugado y perdido.

# Vuelve ya.

# Volverás.

# Ahora que el tren se detiene,

# que ya ha nevado en tus sienes,

# volverás.

# Volverás.

# Toma tu vida y tu mochila.

# Uh.

# Vuelve ya.

# Volverás.

# Volverás.

# Toma tu vida y tu mochila.

# Uh.

# Volverás.

# Uh. #

(Aplausos)

Enhorabuena, Sergio y Estíbaliz.

Felicidades, "zorionak".

Buenas noches y hasta la semana que viene. Adiós.

Parece que fuera ayer cuando les decíamos adiós

en "Directísimo" y, sin embargo,

de ayer a hoy han pasado cuatro largos meses.

Venimos hoy todos los que componemos

el equipo del programa con una sola pretensión,

una gran pretensión,

la de hacerles pasar un rato agradable cada noche

del martes. Y empezamos hoy,

señoras y señores, porque esta noche, fiesta.

(Música)

Tengo aquí a un amigo que quiero presentarles

y con el que conversaremos después.

¿Lo conocen? No voy a decir su nombre.

Solo diré que acaba de llegar de Londres,

que es éxito lo que él hace en casi todo el mundo y que,

para darle la bienvenida a España,

donde va a estar durante tres o cuatro días,

hemos preparado un algo muy especial.

Este, señores, es Sandokán.

(Aplausos)

(Música)

Este es el Ballet Zoom cantando a Sandokán a modo de bienvenida.

¿Le gustó?

(HABLAN EN INGLÉS)

Dice que está terriblemente emocionado,

sobrecogido, por esta bienvenida a España

y qué homenaje a Sandokán

y qué homenaje a España.

-Gusto mucho. -Ya es algo lo que aprendió.

-Hablo muy mal.

-Pero habla. Vamos a ir por ese camino entonces.

¿De dónde es Kabir Bedi?

(HABLAN EN INGLÉS)

Dice que pertenece al mundo.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que nació en Lahore.

Ha vivido en Bombay.

(HABLA EN INGLÉS)

Ha estudiado en los Himalayas

y trabaja en Europa.

Ahora "Sandokán" es una serie de las de gran éxito

de Televisión Española. ¿Sabía de este éxito en España?

(HABLAN EN INGLÉS)

Dice que puede verlo, que lo siente.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que no tiene palabras para describir

lo que él siente realmente

y que cree que ningún hombre puede tener palabras para describir

lo que él siente realmente.

Está acompañado Kabir Bedi por una preciosa señorita.

Y no tengo más remedio que preguntar quién es.

(HABLAN EN INGLÉS)

Se llama Parveen Babi.

(HABLA EN INGLÉS)

Y que hace dos años que se conocen.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que es una de las más conocidas,

más importantes, estrellas de la India.

(HABLA EN INGLÉS)

Dice que seguramente la podremos reconocer

porque hace poquito tiempo

estuvo su fotografía en la cubierta de la revista "Time".

(HABLA EN INGLÉS)

Pero, sobre todo, es una mujer magnífica

y la quiere Kabir Bedi.

(Aplausos)

Hoy es uno de esos pocos días en que uno puede,

hablo de mí y me van a perdonar por ello,

en que uno puede volver a casa tranquilamente

con la frente bien alta

porque mis dos hijos,

que hoy se han quedado hasta esta hora para ver a Sandokán,

podrán ir mañana, como me han dicho,

al colegio diciendo que su papá conoce a Sandokán.

Y eso sí que es importante,

por lo menos, para mí.

-¿Qué dice? -No lo sabe usted,

pero se lo contaré después

y le voy a pedir... -Gracias. Muchas gracias.

(Aplausos)

-Kabir Bedi, le voy a pedir que me dedique

este libro con las aventuras de Sandokán

y, cuando aprendan a leer,

lo leerán estos pequeños.

-"Of course". -Y que vaya en este saludo

el saludo para todos los niños de España.

"For all...".

Todos los niños de España.

-Lo dijo. Y yo les aseguro que le costó mucho aprendérselo.

(Risas)

Kabir Bedi, no sé cómo se dirá en indio,

bienvenido a España, pero sepa que esta es su casa.

(HABLAN EN INGLÉS)

(Aplausos)

Vamos a presentarles a ustedes ahora a una gran figura de América,

pero grande, de las grandes de verdad.

Y lo digo así, y diciéndolo así da la impresión

de que les voy a presentar a alguien con un nombre extraño.

Es un español que, después de mucho luchar, y mucho mucho,

y parte de esa lucha la he podido presenciar de verdad,

parte de esa lucha le he visto, decía,

ha servido para que el nombre de España en cuanto a música esté

allá arriba, allá en lo alto.

Es de aquí, digo, lo conoce todo el mundo.

Es Camilo Sexto.

-Este aplauso bien merece una canción

y una canción de la cual yo me siento

muy orgulloso de poder cantar,

una canción que pertenece a una gran ópera rock,

"Jesucristo Superstar", "Getsemaní".

(Aplausos)

(Música)

# Yo quiero decir,

# si puedo pedir,

# que apartes de mí este cáliz.

# Ya no deseo su amargura.

# Ahora quema # y yo he cambiado y no sé

# por qué he empezado.

# Yo tenía fe

# cuando comencé.

# Ahora estoy triste y cansado.

# Mi camino de tres años

# me parece que son treinta.

# ¿Y qué más puede un hombre hacer?

# Si he de morir,

# que se cumpla # todo lo que tú quieres de mí.

# Deja que me odien, # que me claven en su cruz.

# Yo quiero ver, # yo quiero ver, mi Dios.

# Yo quiero ver, # yo quiero ver, mi Dios.

# Quiero saber, quiero saber, Señor.

# Quiero saber, quiero saber, Señor.

# Si he de morir,

# dime si es porque he de ser mejor

# de lo que fui.

# Dime si mi vida # con la muerte he de cumplir.

# Yo quiero ver, # yo quiero ver, mi Dios.

# Yo quiero ver, # yo quiero ver, mi Dios.

# Quiero saber, quiero saber, Señor.

# Quiero saber, quiero saber, Señor.

# Con morir, ¿qué voy a conseguir?

# Al morir, ¿qué voy a conseguir?

# Quiero saber, quiero saber, Señor.

# Quiero saber, quiero saber, Señor.

# Ah.

# ¿Por qué he de morir?

# ¿Por qué?

# Dime por qué quieres # que me claven en su cruz.

# Muéstrame el motivo, # dame un poco de Tu luz.

# Di que no es # inútil Tu deseo y moriré.

# Me enseñaste el cómo, # el cuándo, pero no el porqué.

# Ah.

# Muy bien, yo moriré.

# Pero, pero, por favor,

# cuando muera, # cuando muera, mírame.

# Por favor,

# mira mi muerte. #

(Aplausos y vítores)

-¡Bravo! -¡Bravo!

¡Bravo!

-¡Bravo!

-¡Bravo!

# Yo tenía fe

# cuando comencé.

# Ahora estoy triste y cansado.

# Mis tres años

# Ya son miles.

# ¿Por qué entonces

# tengo miedo de que ya

# todo termine?

# Dios, yo no empecé.

# Fue Tu voluntad.

# Dame el cáliz

# de amargura.

# Clava, azota,

# rompe, mata,

# pero pronto, hazlo pronto

# o yo me voy a arrepentir. #

-¡Bravo! -¡Bravo!

(Aplausos y vítores)

¿Y qué se puede decir de nuevo a estas alturas

de Sara Montiel, porque Sara, Sarita, doña Sara

está aquí también esta noche.

(Aplausos)

La noche de Fin de Año fue una noche Saritísima también,

por decirlo así, la volvimos a ver

¿después de cuántos años de no aparecer en TV, Sara?

-Pues...

Ya bastante tiempo. Además, que estuve últimamente

en lo de Fin de Año. Pero, desde Saritísima,

ya tres años.

-Tres años.

¿Y cómo se encuentra hoy Sara Montiel?

-Gracias a Dios, muy bien, a pesar de haber tenido

este catarro tan grande.

Pero muy pronto para debutar dentro de unos días.

-Sara, ¿cuántos kilos ha perdido?

Porque de repente, no de la noche a la mañana,

pero sí en dos o tres meses hemos visto

a una Sara bastante bastante llenita,

y supongo que no le molesta que se lo diga

porque usted también se vio.

-No, al contrario. -Y de repente a una Sara

como la de hoy. -Es que encontré a un doctor

en Barcelona maravilloso,

el doctor Fábregas, y me adelgazó 22 kg.

-22 kg. -22 kg.

-¿A base de cuántos sacrificios

o a base de qué? -No, a base de comer

lo que tenía que comer

y nada más.

O sea, que sin bisturí eléctrico.

-Que dice la gente.

-Por supuesto.

-Pero de eso... -Sin masajes tampoco,

porque no me gustan, y sin darme nada en la piel,

porque yo la he heredado de mi madre,

en paz descanse.

-Sara.

-Sara Montiel es así,

pero la verdad, es así y así de guapa está

y así de guapa es.

Le haré dos preguntas de esas que dice la gente.

Dice la gente que si está así de guapa,

porque está y eso lo vemos todos...

-Gracias. -Es porque se ha hecho

no sé cuántas veces la cirugía estética.

-Pero ya estoy acostumbrada a eso.

-¿A hacérsela o a que lo digan?

-Uy, a oír. -Ah, a oír.

-A oír.

Ahora, el día que la necesite,

como soy muy femenina,

me iré a operar.

Mientras, no.

-Vale.

-Para que vean ustedes que Sara Montiel

está como mucho más recatada,

porque en otra época, recuerdo aquellos programas

de estudio abierto, me hubiera dicho: "No como otras".

-¿Lo recuerdas? -Te veo un poquito lejos

y no te veo muy bien las arrugas.

-¿A mí? -Pero que llegabas

como 1 kg de maquillaje.

Claro, que...

-¿Me estás hablando a mí? -A ti, claro. A ti, a ti.

-Ah. -A ti, a ti.

Pero estamos en una gran distancia.

-Después de... -Claro que yo,

con la cara sin lavar,

y tú también, a lo mejor a ti te confundirían

no sé con quién, con King Kong.

-Por lo menos.

-Y a mí, seguramente, me confundirían con Marsillach.

O sea, una cosa muy bien.

-Sara Montiel empieza ahora a trabajar fuerte y duro.

Siempre hay quien dice algo.

Hay quien dice que si vuelve ahora

otra vez a trabajar es porque necesita dinero,

que no tiene un duro, que la pobre está arruinada.

-¿Por qué vuelve a trabajar?

A ella que le gusta tanto estar en Palma de Mallorca

sin hacer nada. -Hombre, eso es aparte.

-Quiero decir, descansando.

(Risas)

-Es que a mí Palma me gusta mucho.

Palma de Mallorca me gusta mucho.

Pero vuelvo a trabajar porque creo que la artista

que es artista

necesita trabajar porque lo llevamos dentro.

O sea, que yo pienso estar trabajando,

Dios mediante, como Picasso.

Vamos, como Picasso en pequeña escalita de arte,

porque Picasso era enorme como artista,

pero yo creo que, si Dios me da salud y llego a los 90 años,

seguiré trabajando porque me gusta mucho trabajar

y crear, sobre todo. -Me parece muy bien.

Saludable se la ve. Y ojalá que dure hasta los 90 años.

Muchas gracias, Sara. Mucha suerte.

Vamos rápidamente a un hombre que es protagonista de éxitos,

éxito sin par en el mundo del disco,

canciones dedicadas a ellas que le escuchan

con los ojos en otro mundo.

Es Miguel Gallardo, que esta noche está con nosotros

para cantarnos ese tema tan conocido.

(Aplausos)

(Música)

# Fuiste ave de paso

# y no sé por qué razón.

# Me fui acostumbrando

# cada día más a ti.

# Los dos inventamos

# la aventura del amor.

# Llenaste mi vida

# y después te vi partir.

# Sin decirme adiós,

# yo te vi partir.

# Quiero en tus manos abiertas

# buscar mi camino

# y que te sientas mujer

# solamente conmigo.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Quiero apagar en tus labios

# la sed de mi alma

# y descubrir el amor juntos

# cada mañana.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Hoy tengo ganas de ti.

# No hay nada más triste # que el silencio y el dolor,

# nada más amargo

# que saber que te perdí.

# Hoy busco en la noche

# el sonido de tu voz

# y dónde te escondes # para llenarme de ti.

# Llenarme de ti.

# Llenarme de ti.

# Quiero en tus manos abiertas

# buscar mi camino

# y que te sientas mujer

# solamente, solamente conmigo.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Quiero apagar en tus labios

# la sed de mi alma

# y descubrir el amor juntos

# cada mañana.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Quiero apagar # en tus labios la sed,

# la sed de mi alma

# y descubrir el amor juntos

# cada mañana.

# Hoy tengo ganas de ti.

# Hoy tengo ganas de ti. #

(Aplausos y vítores)

Es una sorpresa para él porque él no sabe que va a actuar

conmigo esta noche.

José María Íñigo.

Por favor, un aplauso para mi nuevo compañero de trabajo.

José María.

(RÍE) Por favor.

José María, muchas gracias por presentarte tan automáticamente

y espontáneamente.

-Eh...

Bueno.

-Para empezar, quiero que estés cómodo,

que es lo más importante. Si nos sentamos... Muchas gracias.

Si extendemos la mano de esta manera,

vamos a hacer un pequeño equil...

-¿No sería mejor cualquiera, una señorita, quizá, más...?

-Mm...

No, una señorita a lo mejor...

No, creo que nos combinamos muy bien,

¿verdad?

Me dejo crecer el bigote la semana que viene

y estamos justos.

Un par de velas:

una en una mano y la otra en la otra.

Esta mano, un poco más adelante.

Esa, un poquito más atrás.

Como tenemos solamente dos manos,

esta va en la cabeza. No muevas la cabeza, por favor,

porque entonces se cae la vela.

Y vamos a prender la vela para darle un poco más de interés

al asunto.

No solamente para darle interés, sino también para que todos canten

la canción tan conocida.

(CANTAN EN INGLÉS)

¡Aquí vamos!

(Aplausos)

¡Yuju!

(Risas)

Por favor, me olvidé decirte lo que vamos a hacer,

José María. Primero, vamos a apagar las verlas

de un bolazo y después le damos a las velas

con la boleadora. Esta mano, un poquito más adelante,

por favor. Eso es.

(Risas)

Y no tengas miedo, que a mí no me va a pasar nada.

Tranquilo.

(Risas)

Así. Aquí uno de los dos se va a consagrar.

Ahora le damos a la vela.

Una de tres. Puedes bajar la mano.

(Aplausos)

Si te doy en el dedo gordo, a ti no te impo... Mucho mejor.

Muchas gracias. Hay que bajarlo.

Ahora. Apagar la vela.

Esto es tan fácil y le vamos a dar con mucha clase.

(Aplausos)

Todavía no. Todos juntos y al final, por favor.

Bien.

(Aplausos)

(Risas)

Esta es la que me preocupa un poquito,

para decirte la verdad.

(Risas)

Es que perdí las gafas esta mañana.

Pero, en fin, veo algo que brilla.

Por favor, no te muevas, que primero apagamos la vela

y tú no puede ver lo que hacemos.

Ahora, hasta que yo no te diga,

no te muevas porque este es el momento crucial.

Ahí vamos.

(Aplausos)

No, ay, ay, no, por favor,

no aplaudan, que ha fracasado el ejercicio,

ha quedado la base del velero en la cabeza.

(Risas)

Hay que terminar esto de una manera u otra.

Y, sinceramente, espero que no sea de otra.

(Risas)

Bueno, en fin, somos artistas y tenemos que...

Siempre ha salido bien hasta esta noche.

(Risas)

Tengo aspirina en el camerino.

Así que...

Ahí.

Ahora sí.

¡Ahora! ¡Bravo!

(Aplausos)

Bien.

-Seguramente, su nombre a la mayoría no les diga nada.

Son Boney M. Posiblemente, su canción que van a cantar

en primer lugar les suene de algo, "Daddy Cool",

pero ya verán ustedes como es a partir de ahora

uno de los grupos favoritos de todo el país, de España,

como ya lo es de Europa.

Boney M., para que reciban este fuerte aplauso de bienvenida.

(Aplausos)

(Música)

(CANTAN EN INGLÉS)

(Aplausos)

Nuestra estrella invitada de esta noche,

nada más y nada menos que Lola Flores, bienvenida.

# Hace mucho,

# pero mucho...

# Bueno, pero mucho tiempo...

# Cuando yo

# tenía

# tu... #

(Aplausos)

(Música)

Perdón, que se me ha caído un pendiente.

No, ha caído por ahí.

No, no...

No sé, pero no se puede perder, no, esos no son,

eso son las cosas de aquí.

Bueno, ustedes me lo vais a devolver porque mi trabajito me costó.

No, esto es un fleco.

(Música)

Bueno, muchas gracias de todo corazón, pero el pendiente,

Íñigo, no lo quiero perder, por favor.

Hay un gitano que les voy a presentar

dentro de un momento

y que está sentado tranquilamente tomando su vinito, supongo yo.

Gitano que viene con su jefe, que es un auténtico sinvergüenza,

que es un bandido, que es...

Bueno, es Curro Jiménez realmente, buenas noches,

Curro, Sancho Gracia, hola.

Sancho Gracia

a quien acompañan Álvaro de Luna, ahí lo tienen,

con su calva reluciente al sol.

(Aplausos)

Ese gitano que yo les anunciaba hace tan solo un segundo,

gitano en la serie "Curro Jiménez", naturalmente,

que se llama Eduardo García, buenas noches, ¿cómo estás?

Y que yo creo que debe ser gitano por su aspecto.

Y José Sancho, "El Estudiante, buenas noches a todos,

toda la banda está aquí esta noche.

No sé si es que la banda está,

si está pidiendo playback o algo así,

porque una serie de enorme éxito,

producida aquí trabajada aquí y rodada aquí,

interpretada aquí con un fabuloso éxito,

que nos dijo adiós la semana pasada, si no entendí mal.

¿Entendí mal, Sancho? -No, no, has entendido bien.

La semana pasada fue, llamémosle,

el último episodio de este ciclo primero de la serie de Curro,

lo que pasa que seguimos trabajando, seguimos curando.

-Que es lo tuyo, vamos. -Sí.

-Que es lo vuestro. -Es lo nuestro.

Estamos haciendo más capítulos y pienso que en octubre volvemos.

-¿Piensas, lo sabes?

O estáis trabajando para octubre.

-Bueno, tú sabes que en esta santa casa nuestra nunca se sabe,

pero imagino que sí. -Tú hablas de televisión también.

-Por supuesto. Por supuesto.

-¿Qué tienes tú de Curro?

-De Curro, no sé,

de Curro pienso que tengo esa cosa

que tenemos la mayoría de los españoles de quijotescos,

de intentar hacer el bien

y al mismo tiempo intentar

que no se haga el mal quedándonos con la mitad.

-Está claro, está clarísimo,

a lo mejor con otra palabra lo puede decir José Sancho, "El estudiante",

pero tú lo has dicho clarísimo.

¿Cuál es el mejor recuerdo que te queda a ti, José?

De esta serie...

¿Vosotros sabéis montar a caballo o son extras?

-No, nos doblan, nos doblan.

-Os doblan, está claro.

-Qué van a hacer.

-Dime.

-Sí, a Sancho lo doblan de vez en cuando.

-Lo doblan por la mitad...

-No, no, nos doblan a veces, sí es cierto, muy poco,

pero sí nos doblan.

-¿Cuál es el mejor recuerdo de esa serie?

A alguno que lo ve desde casa le da la impresión

de "qué maravilla trabajar por ahí al aire libre,

qué divertido debe ser eso", ¿es tan divertido como parece?

-Sí, es divertido,

pero ¿me preguntas por el mejor recuerdo?

Gracias a esto soy estudiante, no lo fui nunca,

o sea, que gracias a esto...

-Al que más y al que menos le pasa eso.

¿Cómo será el Curro Jiménez de la próxima temporada?

-Cómo es, porque lo estamos haciendo,

lo estamos haciendo ahora para la próxima temporada.

Pues más o menos quizá sea un poquito más serio,

estamos más cuajados, más viejos, sí, más cuajados,

más viejos y entonces pienso que tiene que ser

un poquito más serio,

pero más o menos con el mismo nivel y las mismas aventuras,

siempre repartidas entre los cuatro.

Lo que siempre hemos intentado haciendo esta serie,

hemos intentado divertir, nada más.

Si además de eso al público le gusta los temas que tocamos,

esos cosas que están moda ahora, socio-económico-políticas,

pues bueno, me parece muy bien.

Pero intentamos divertir.

-Pues entonces,

hasta octubre y enhorabuena por el éxito de la serie,

que realmente ha sido un profundo éxito, enhorabuena.

Raphael es un hombre al que no

hay necesidad ahora de presentarle,

ha venido hoy a cantar

y lo va a hacer igual que ha hecho siempre

y que pienso yo, igual que ha hecho siempre y ha recibido siempre,

se llevará al final de su actuación, un fuerte aplauso.

Pero es uno de esos artistas a los que...

hay que presentarle simplemente diciendo:

"¡Buenas noches, hoy está con nosotros Raphael y nada más!".

Porque eso es suficiente.

(Música)

# Yo soy aquel,

# que cada noche te persigue.

# Yo soy aquel,

# que por quererte,

# ya no vive.

# El que te espera,

# el que te sueña,

# el que quisiera ser

# dueño de tu amor.

# De tu amor.

# Yo soy aquel

# que por tenerte da la vida.

# Yo soy aquel,

# que estando lejos no te olvida.

# El que te espera,

# el que te sueña,

# aquel que reza

# cada noche por tu amor.

# Estoy aquí, aquí,

# para quererte.

# Estoy aquí, aquí,

# para adorarte.

# Estoy aquí, aquí,

# para decirte...

# Decirte, amor,

# decirte, amor...

# Amor...

# Amor... #

(Aplausos)

Yo quería preguntarle antes a Fernando Fernán Gómez

que está ahí temblando,

yo no sé por qué un hombre que lleva tantos años

en el mundo de las cámaras,

de los focos, delante y detrás de esas cámaras y esos focos,

pues puede todavía andar por la vida con ese aire de timidez,

realmente es así de tímido.

-Sí, sí, lo soy, lo soy desde pequeño.

-Y se sufre, supongo. -Sí, se sufre muchísimo,

pero sobre todo se sufre en la adolescencia,

en el bachillerato y eso,

luego cuando uno ya supera los 40 se cree que no lo es,

pero en realidad los demás lo notan como tú.

-Fernando es el director

de la película con la que comentábamos

cosas con Amparo Soler Leal,

es el director,

un hombre que tantas veces se ha puesto delante de la cámara

y ahora se pone detrás, ahora,

hace tiempo que se pone detrás con o sin timidez.

¿Es fácil dirigir a tus compañeros?

-Es un poco, muy poco, un poco más fácil cuando se ha sido actor,

porque hay un lenguaje convenido ya que se entiende un poco más.

-¿Se dejan dirigir?

-No, los actores casi nunca se dejan dirigir,

ni por uno que haya sido actor ni por otro que lo sea,

todos tienen su personalidad que tratan de que aflore,

nosotros tenemos un lenguaje con el que nos entendemos más,

pero la facilidad o dificultad es la misma.

-¿Quién se siente con celos, Fernando,

el Fernando Fernán Gómez director o el Fernando Fernán Gómez actor,

de los éxitos del otro...

como profesional del sentido contrario?

-Bueno, cuando uno es director casi todos los éxitos de los demás,

los logros de los demás, se los apunta uno a sí mismo.

El de directores ya es...

-No, me refiero que, por ejemplo, película que diriges,

película de gran éxito como esta que estamos hablando,

¿Se siente el Fernando director con celos del Fernando actor?

-No, de ninguna manera,

uno siempre es uno mismo y si tiene un éxito extraordinario una noche

preparando por ejemplo una paella para los amigos,

se siente en el colmo de la gloria y la vanidad.

-¿Por qué has dirigido "Mi hija Hildegart"?

-En realidad en mi caso es porque ya desde muy pequeñito

me parecía que era como la misma profesión, la de...

No, yo creo, no, me parece respuesta más acertada esta,

yo creo que dirijo porque tenía una tendencia desde hace muchos años

a que no me dirigieran los demás,

yo no quiero que me dirijan,

ni en mi trabajo ni en mi vida pública ni en mi vida cotidiana

ni en nada,

entonces ahí me ha venido una tendencia a mí

a aprender digamos este oficio de director.

Dirijo para que no me dirijan.

-No sabes lo que acabas de decir, o si sabes lo que acabas de decir.

Qué lástima no tener media hora más de tiempo.

-Creo que esta es la idea de "Mi hija Hildegart",

aunque nada de lo que contesto es lo que tenía pensado contestar.

-Fernando, muchas gracias.

Y ahora voy a presentarles, bueno, mejor dicho,

no lo voy a presentar,

porque realmente han venido con siete u ocho presentadores,

bailarines, locutores, cantantes, casi todo ello,

son ese ropaje que se ha traído de Italia para esta noche,

precisamente, para que esta noche sea también fiesta,

Raffaella Carrà.

Y, por casualidad...

el título de esta canción es igual al título de este programa,

se llama: "Fiesta".

(Música)

# Desde esa noche cambiará mi vida,

# desde esa noche, desde esa noche.

# No quiero ser # ya más la abandonada,

# no quiero serlo,

# no quiero serlo,

# cuántas lágrimas he derramado,

# cuántos besos he desperdiciado,

# él decía que era culpa mía,

# que anulaba yo su libertad.

# Yo le dije: "Si no estás tú,

# qué voy a hacer, si no estás tú".

# Y he sabido que es peligroso # decir siempre la verdad,

# si un día # te has sentido enamorada,

# no le digas que le quieres, # cállalo.

# Yo le dije: "Si no estás tú,

# qué voy a hacer, si no estás tú".

# Y he sabido que es peligroso

# decir siempre la verdad,

# por eso aquí tengo yo esta fiesta, # pero sin ti.

# Fiesta, qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# esta fiesta con amigos # y sin ti. #

(Música)

# En esta noche me siento contenta,

# en esta noche, en esta noche.

# Ha aparecido lo que yo esperaba,

# ha aparecido, ha aparecido,

# no se parecía nada a él,

# me ha mirado con ojos tiernos,

# y me ha dicho que era culpa suya,

# al diablo con la libertad,

# Y me ha dicho: "Si no estás tú,

# qué voy a hacer, si no estás tú".

# Y he sabido que es peligroso

# decir siempre la verdad,

# si un día # te has sentido enamorada,

# no le digas que le quieres, # cállalo.

# Él me ha dicho: "Si no estás tú,

# qué voy a hacer, si no estás tú".

# Y he sabido que es peligroso # decir siempre la verdad,

# mira por qué hago yo esta fiesta # y la hago por él.

# Fiesta, qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# esta fiesta # en la que descubrí su amor. #

(Música)

# Si un día # te has sentido enamorada,

# no le digas que le quieres, # cállalo.

# Él me ha dicho: "Si no estás tú,

# qué voy a hacer, si no estás tú".

# Y he sabido que es peligroso # decir siempre la verdad,

# mira por qué hago yo esta fiesta # y la hago por él.

# Fiesta, qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# esta fiesta # en la que descubrí su amor.

# Fiesta, qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# qué fantástica,

# fantástica esta fiesta,

# esta fiesta # en la que descubrí su amor... #

(Música)

Paco Valladares y Alfredo Landa, empezad, ahora, vamos allá.

(Música)

# No molarás,

# si no le das,

# a un buen canuto en cantidad.

# En el rollo está la solución.

# Te cegarás,

# te colgarás,

# si te colocas,

# tú viajarás.

# En el rollo está la solución.

# Antes,

# si se tenía depresión

# se te quitaba la tensión

# con irte de novillos,

# o a fumar pitillos,

# y tu viejo profe # te pegaba en los nudillos.

# Y ahora es con el hachís # la cocaína o cannabis.

# Snif pinchar,

# fuera depresión.

# En el rollo está la solución.

# Y años a, si a ti por fin,

# te permitían pedir un gin, # con un cubalibre,

# ay, qué emoción.

# Y colocar era poner,

# ponerse ciego era no ver,

# oír a Frank Sinatra, # qué excitación.

# Tiempos en que si andabas # sin moral la solución,

# era al final ver un programa doble # con un final muy noble,

# en la última fila # y quedabas como un roble

# y ahora snif, o esnifar # y marijuana para fumar,

# "snifca" está, fuera depresión.

# En el rollo está la solución.

# Y recuerda # que para viajar se iba en tren

# y con un Chester ya estaba bien, # y hacer manitas, ay, qué emoción.

# Y que pinchar era correr,

# el practicante y no volver,

# Pepsi y aspirinas, qué excitación.

# Antes, si se tenía tentación

# te daban como solución

# un rezo del rosario, # hacer un solitario,

# o escuchar un rollo # en el confesionario y ahora no,

# porque el anís # no podrá nunca con el hachís,

# snif fumar, # todo el tiempo con alucinación,

# todo lo domina el rollo, # enrollar puede con todo,

# hoy la gente se coloca # y se les llama pasotas,

# en el rollo está la solución. #

(Música)

# Y recuerda # que lo de esnifar era absorber,

# y marijuana era mujer # y que colgar era ahorcar,

# y que la hierba para secar,

# snif fumar, # todo el tiempo con alucinación,

# todo lo domina el rollo, # enrollar puede con todo,

# hoy la gente se coloca # y se les llama pasotas,

# en el rollo está la solución. #

Está aquí un torero

sobradamente conocido de todos nosotros

y me da la impresión a mí,

por lo poquito que he hablado yo con él antes de comenzar

el programa,

que está hoy más nervioso que si él tuviera

que torear una corrida de miuras,

Luis Miguel Dominguín, buenas noches, Luis Miguel.

Buenas noches y bienvenido. -Buenas noches.

-La de corridas que habrá toreado Luis Miguel a estas alturas,

yo no sé,

¿te acuerdas de las corridas que has toreado en tu vida,

¿los toros que has matado en tu vida?

-Entre los que tienen cuernos, los que no tienen cuernos...

-Solo los que tienen cuernos, de momento.

-Unos 3.000. -Unos 3.000.

Y hoy estás nervioso, debo decirles, señores,

ustedes lo saben... -Como si tuviera los 3.000 juntos.

-Hoy va a cantar, hoy va a cerrar nuestro espectáculo

Miguel Bosé, su hijo, y estás realmente nervioso, ¿por qué?

-Pues mira, porque yo creo que la profesión nuestra

da mucho sentido de la responsabilidad.

Y esto tiene para él una gran responsabilidad,

por lo tanto, no puedo evitar está nervioso.

-Y yo le quería preguntar a su madre

que también está esta noche aquí,

Lucía Bosé, buenas noches y Bienvenida.

Y enhorabuena por tantos y tantos éxitos.

Y tantas películas

y en esa serie de televisión

que caminaba antes que nosotros en este mismo día,

Lucía, ¿usted también está nerviosa?

-Yo he perdido diez kilos, como los corredores.

-¿Usted ha escuchado cantar a su hijo?

-Bueno, en casa, cuando canta por los pasillos.

-Los entendidos en todo esto del mundo del espectáculo...

-Bueno, he oído el disco, he oído, sí.

-Decía que los entendidos en el mundo del espectáculo dicen

que aquí hay una gran figura.

¿Eso a usted le ilusiona?

¿Le molesta, le preocupa?

-No, me ilusiona muchísimo.

-¿De verdad? -Sí, de verdad.

-¿Cree que su hijo se lo toma en serio?

-Se lo toma muy en serio, si no, no lo haría, creo.

-Muchas gracias,

y ojalá que lo que pase después sea un éxito.

-Gracias.

-Vamos a presentarles a quien esta cierra nuestro espectáculo,

que es Miguel Bosé.

¡Bienvenido!

(Aplausos)

(Música)

# Libertad no me eres nueva

# y recuerdo a duras penas

# que eras mi mayor problema,

# mis comidas y mi cena,

# Libertad, mi sola amiga

# cuando era un inocente

# y creía que la gente

# era toda amiga mía.

# Por la tarde al Cine Oriente

# y de noche con María.

# Mi libertad,

# me siento un poco

# un gran traidor,

# qué enorme lío es el amor,

# mi libertad...

# Libertad de una señora

# que ha pasado la treintena

# del amor que uno se inventa

# con la Welch a ver si cuela.

# Libertad de aquellas chicas

# que me amaron en la escuela,

# de una trampa por si picas,

# de un 14 en la quiniela.

# Libertad, te siento lejos

# y la culpa es solo mía,

# mi libertad,

# no sabes cuánto me arrepiento

# de haberte puesto tantos cuernos,

# mi libertad.

# Libertad de los anuncios

# de jabones para actrices,

# de los tacos de los dedos

# con qué hurgarme las narices.

# Libertad de un libro rosa

# de los actos espontáneos,

# de consejos y regalos

# que dan en televisión.

# Libertad de una mentira

# que no tiene solución...

# Mi libertad,

# qué sabes tú si es un error

# caer de lleno en el amor,

# mi libertad...

# Mi libertad.

# Desde el momento en que me fui.

# Un claro día, mi libertad...

# Mi libertad...

# Para poder mucho mejor

# vivir mi vida...

# Mi libertad...

# 16 años conducir...

# Sin el carnet, mi libertad...

# Mi libertad... #

(Aplausos)

# Linda, agua de la fuente,

# Linda, dulce e inocente,

# ahora que te abrazo

# pienso en otra.

# Linda, corazón de seda,

# Linda, antes que suceda,

# antes de tenerme dentro

# escucha...

# Linda,

# te voy a ser sincero,

# no estoy pensando en ti,

# y no, no quiero lastimarte,

# robarte tu primera vez

# pensando en otra.

# Linda, abrázame con fuerza

# y ayúdame a olvidarla,

# sí, no quiero ver en ti

# la sombra de otra,

# las manos de otra,

# los besos de otra,

# Linda, beso de aire puro,

# Linda, quiero estar seguro

# antes que se junten # nuestros cuerpos.

# Linda,

# haz de modo que te sienta

# que el amanecer sorprenda

# mi silencio sobre ti...

# Dime, ¿qué pudo tener ella?

# Que hoy no tengas tú.

# Hoy...

# que no sé lo que soy,

# si soy un sueño

# o un mar de dudas

# que quiere amarte...

# Linda, beso de aire puro,

# Linda, quiero estar seguro

# antes que se junten # nuestros cuerpos.

# Linda, haz de modo que te sienta

# que el amanecer sorprenda

# mi silencio sobre ti...

# Linda, beso de aire puro,

# Linda, quiero estar seguro

# antes que se junten # nuestros cuerpos.

# Linda, haz de modo que te sienta

# que el amanecer sorprenda

# mi silencio sobre ti... #

(Aplausos)

¡Bravo!

Desafortunadamente el tiempo se nos acabó,

fuerte aplauso...

¡Hombre, esa es Rosarillo!

Una de las hijas de Lola Flores y para Rocío Jurado.

-Yo quiero, yo quiero, ay,

José María, ¿qué vas a decir tú, corazón mío?

-Yo ya lo dije, tú no me escuchabas, pero yo ya lo dije.

-¿Sí, no? -Dije que estás muy guapa,

que lo haces fenómeno y que desgraciadamente el tiempo

se nos acabó aquí en este instante. -No me digas esas cosas.

-Nos despedimos,

¿te damos un fuerte aplauso y sigues cantando hasta donde lleguemos?

-Ay, Dios mío de mi alma, pero ¿y los televidentes?

Tanta ilusión tengo yo que me vean...

# Dímelo, cariño mío, dímelo. #

-Digo adiós y siguen con ella,

para todos aquellos que están siguiendo desde su casa,

sepan que Mari Carmen ha sufrido un desmayo simplemente víctima...

-José María, José María, deja la cámara un poquito más...

Que me espere el Telediario.

-Víctima de su agotamiento.

¡Dilo!

-Que yo tengo una admiración muy grande

por el tronco principal de esta casa,

de la casa de los Flores,

y que recibo aquí en el escenario este ramo de flores

de esta familia divina de manos de esta gran figura,

porque ya es una gran estrella, de verdad,

que es Rosario Ríos.

-Fuerte aplauso para ambas, fuerte aplauso, bonito aplauso y con esto,

señoras y señores, será si Dios quiere hasta la próxima semana,

muchas gracias, hasta entonces.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Directísimo / Esta noche, fiesta

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Tesoros de la tele - Directísimo / Esta noche, fiesta

04 jun 2020

Dos programas que, conducidos por José María Íñigo, nos dejaron grandes momentos de la televisión en directo a través de los mejores artistas nacionales e internacionales: Directísimo y Esta noche, fiesta. Con entrevistas a Fofó, Vargas Llosa, Kabir Bedi, Sara Montiel y actuaciones de Sergio y Estíbaliz, Camilo Sesto, Boney M. y Miguel Bosé, entre otros muchos.

ver más sobre "Tesoros de la tele - Directísimo / Esta noche, fiesta" ver menos sobre "Tesoros de la tele - Directísimo / Esta noche, fiesta"
Programas completos (6)

Los últimos 6 programas de Tesoros de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. MARIA ANTONIA MORENO LAMAS

    Un placer revivir programas. Bonito viaje en el tiempo.

    06 jun 2020