Tendido cero La 2

Tendido cero

Sábado a las 14.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5770315
No recomendado para menores de 7 años Tendido cero - 23/01/21 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Buenas tardes, apenas acaba de comenzar este 2021.

Media España anda recuperándose de los efectos de una nevada

que pasará a los anales de la historia

y el desarrollo de la pandemia,

cuyas cifras de contagio se disparan,

hace peligrar al menos la primera parte

de la temporada taurina.

Las ferias iniciales como Olivenza,

los ciclos de Levante e incluso la Feria de Abril de Sevilla

están en el aire ante la imposibilidad

de hacer planes tanto a medio como a largo plazo,

siempre pendientes de la evolución de la pandemia

y de las normativas que promuevan las distintas comunidades.

Y en este escenario hemos estrenado la semana con una triste noticia:

el fallecimiento de José Moya,

un reconocido ganadero sevillano y un empresario de éxito

no ajeno al sector taurino, a los 68 años de edad,

al no poder superar un cáncer que padecía desde hace tiempo.

José Moya era propietario del hierro del Parralejo,

una ganadería que formó en 2007

con reses de Jandilla y de Fuente Ymbro,

y hace un par de años recuperó una finca legendaria

de principios del siglo XX, y la de Monte San Miguel,

que perteneció al maestro Manolo González,

donde trasladó toda la ganadería.

Hoy queremos recordarle en "Tendido Cero"

con algunas de las reflexiones

que dejó en varias entrevistas concedidas a este programa,

que nos sitúan en cómo comenzó

y también hasta dónde llegó.

Carlos Ruiz Villasuso las ha recogido en el siguiente vídeo.

El proyecto de El Parralejo es el proyecto de un aficionado

que se lleva 40 años en el tendido

y que la vida le acompaña económicamente

y se puede permitir el lujo de consagrar la ilusión de su vida,

que es estar en la afición grande de su vida

estar de parte actora, en parte de parte espectadora.

(Música)

"Este era el proyecto,

uno más y uno grande de la vida de José Moya,

para su gente, Pepe Moya,

cuando comenzó en 2007 la aventura del Parralejo:

invertir en su pasión, la de los toros bravos.

Siempre al lado de su alter ego, Rafael Molina,

compró 71 vacas de Fuente Ymbro y 61 de Jandilla,

y en apenas 15 años hizo una ganadería de categoría.

Categoría es una palabra ligada al toreo que no tantos posee.

Categoría, humanidad, buen trato,

no hacer ostentación de poder y éxitos,

porque Pepe Moya fue uno de los grandes empresarios

de este país que alcanzó a dar trabajo a más de 1.000 personas.

Paso a paso, de forma cabal.

Supo rodearse de gente que sabía de esto, de los toros,

buscando la bravura que le pedían décadas de afición;

vino a aportar su grano de arena

en este arenal inmenso del toro bravo

y se murió a los 68 años,

dejando impronta de ganadero sobresaliente

y de hombre "cum laude".

Cuando estuvimos en Zufre hace tiempo,

Pepe tenía claro que esto del toro no era negocio,

era mejor que un negocio."

Cuando entré en este mundo, me lo planteé de esa forma.

Me lo planteé como un hobby y como un negocio

donde tenemos que, con ayuda de Rafael,

minimizar la pérdida.

Pero para mí este negocio

ahora mismo no es un negocio para mí.

Esto es una diversión y, como tal, su cuenta explotación

evidentemente no es positiva, pero yo ya lo preveía en el inicio.

Nosotros intentamos que sea la mínima cantidad posible.

Pero en nuestra cabeza está que esto no es un negocio,

sino que es el desarrollo de un oficio.

(Música)

"La gente grande crece, busca horizontes,

referencias... Y hace apenas tres años compró

un patrimonio histórico de Andalucía,

la mítica finca Cortijo Palacio Monte San Miguel,

un pedazo de historia que había sido

de la familia González Sánchez-Dalp.

Poco más de una década después,

las reses del Parralejo viajaron de Zufre a Aracena.

No era este el gesto del delirio de grandeza,

sino gesto noble.

Alguien tenía que recuperar para el toreo

un pedazo de historia grandiosa,

y lo hizo Pepe Moya.

Llegado de otros mundos empresariales.

Pepe Moya jamás se comportó como un intruso o un nuevo rico.

Quiso aportar y aconsejar cosas a las gentes del toro,

a quienes gustan mecerse en apellidos

mientras el mundo cabalga hacia adelante.

Pepe Moya ha sido un soñador que hacía sueños,

y hacer sueños es levantarse para hacer que se cumpla.

Yo he sido una persona que me he puesto muchos retos en la vida,

y yo era un gran aficionado.

Pero esto es una vivencia cada día distinta.

Uno se puede llevar,

30 años en el tendido

y creer que sabe de toros,

y cuando se acerca a una ganadería se da cuenta

de que no sabía nada.

Y esa enseñanza es de todos los días

aprender algo de la gente que me dirige la ganadería

y de los profesionales que me rodean,

es la gran aportación que ha hecho mi vida.

Pepe Moya quiere que la fiesta del toro cambie muchas cosas

para que podamos durar los máximos años posibles.

Y en eso estoy, intentando aportar

desde mi humilde conocimiento, a la gente que maneja este sector

que puede sacar consecuencias de alguien que viene distinto,

que no viene a enseñar nada,

pero quizá pueda aportar la frescura de ideas nuevas.

Es un lujo poder compartir y ser propietario

de este monumento

y poderlo compartir con todos los aficionados a los toros.

Yo creo que cada una de mis ilusiones

es que de este monumento sigan disfrutando los mejores toreros,

y los mejores aficionados.

"Va por Pepe una frase de Platón:

'Cuando la muerte se precipita sobre el hombre,

la parte mortal se extingue,

pero el principio inmortal

se retira y se aleja sano y salvo'."

En los últimos días tenemos que lamentar una triste noticia.

El viernes pasado falleció a los 75 años,

en su domicilio de Barbate,

el matador de toros gaditano José Rivera, Riverita,

después de luchar cinco años contra un cáncer.

Hermano del desaparecido Francisco Rivera, Paquirri,

y tío de los matadores de toros

José Antonio Canales Rivera,

Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez,

Riverita tomó la alternativa

en la Plaza del Puerto de Santa María,

frente a toros de Concha y Sierra, en 1967.

Miguel Mateo, Miguelín, fue el padrino

y Diego Puerta el testigo.

Se retiró en 1986,

aunque posteriormente participó en algunos festivales benéficos.

Desde "Tendido Cero" expresamos nuestras condolencias

a familiares y amigos. Descanse en paz.

Algunos granaderos de bravo de diferentes puntos de España

han tenido que hacer frente en estos últimos días

a las dificultades derivadas de la borrasca Filomena.

Y debido a las fuertes nevadas y al hielo,

se han encontrado con graves problemas

para poder llegar hasta su ganado,

para alimentarlo y también para comprobar su estado.

De hecho, algunos han sufrido

incluso la pérdida de animales a causa del temporal,

pero han predicado con el ejemplo,

protegiendo y cuidando a sus reses con enorme mérito,

a pesar de las dificultades.

Hoy hemos recopilado en "Tendido Cero"

algunos de esos vídeos insólitos que nos han dejado

estas fuertes nevadas en el campo bravo.

Imágenes abriéndose paso entre la inmensa nevada

para poder alimentar al ganado, también utilizando helicópteros

para acceder a esos lugares aislados.

Toros y cercados cubiertos de nieve,

e incluso las de un becerro tomando un biberón caliente

caliente de manos de una pequeña aficionada,

La hija del mayoral de la ganadería de Sepúlveda.

Con ellas queremos mostrar

nuestra admiración hacia todos esos ganaderos,

mayorales y vaqueros que se han esforzado una vez más

en buscar soluciones para hacer frente a la dureza

de uno de los peores momentos

por los que está atravesando el campo bravo.

(Música)

Esas imágenes del blanco tiñendo los campos

contrastan con el verde de la primavera

que van a ver a continuación,

porque hoy les invitamos a recordar un documental rescatado

del archivo de "Tendido Cero" que pretendemos sirva de homenaje

a todos esos ganaderos que están pegados a sus animales

en el día a día

y que realmente son los auténticos y verdaderos animalistas

y ecologistas.

En este documental se muestra

cómo es una jornada en la vida de una ganadería.

Se descubre también el esmero con el que se cría

a este animal único que es el toro de lidia,

y se pone de manifiesto el apego al campo

y al medio ambiente por parte de los ganaderos de reses bravas.

Todas esas vivencias se recogieron en una ganadería modesta,

en concreto en la finca madrileña de Aurelio Hernando,

donde Aurelio y Ángel, que son padre e hijo,

son fieles a una filosofía de vida.

Disfruten con el contenido de estas bellas imágenes,

que son el reflejo de la nobleza,

del respeto y de la humildad de los hombres del campo

y también, por supuesto,

del compromiso con una forma de ver y de entender la vida.

(Música)

"El eco del lenguaje de la espuela sobre las piedras

deja un rastro de siglos

que nos lleva a un tesoro ignorado llamado dehesa.

Un tesoro tan antiguo como el aire o la tierra,

tan real para el hombre como el fuego o el agua.

Un patrimonio de todos expuesto a la voracidad de la barbarie

de quienes maltraducen lo natural

por anacronismo incivilizado.

Pero el arma del bárbaro jamás juega espuela,

no fue la espada ni el caballo ni la garrocha.

El arma del bárbaro fue, es y será

una sociedad ignorante de su cultura.

En nombre de una supuesta civilización,

hay un empeño en levantar nuevas hogueras

de nuevas inquisiciones

para ejecutar la sentencia de siempre:

pegar fuego a nuestra propia cultura.

Exponemos hoy ante la mirada de todos,

incluida la de los más escépticos,

el lugar de origen y la razón de ser de la cultura del toro.

Son 30 minutos con olor a tierra,

sabor a la naturaleza y el tacto que tiene la piel del animal

y del hombre.

Mostramos aquí un ciclo de vida que se levanta y se acuesta

al compás del sol todos los días de todos los años

durante todos los tiempos conocidos.

(Pájaros)

(Alarma de móvil)

(Música)

Este que se despierta se llama Ángel

y está en la edad de los botellones.

Pertenece a esa generación cuya leche materna

ha sido la de las redes sociales y las nuevas tecnologías,

y cuya cultura inmediata es la virtualidad de un plasma.

Es hijo de un ganadero,

que no es lo mismo que heredero de un rico.

Madruga más que el sol para comenzar a vestirse

como se vestían hace muchos años los hombres del campo.

Hace tiempo que tomó la decisión de pertenecer

al natural mundo de lo esforzado,

el que lo apega a la tierra, a los toros bravos

y al equilibrio ecológico más extenso y perfecto de Europa.

Con su armadura de sajones de cuero,

botas, espuelas, garrocha y yegua,

se va a dirigir despacio,

junto al punto de encuentro donde le va a esperar su padre,

Aurelio, el ganadero, y otro vaquero de nombre Juanjo.

Con ellos va a planificar

una intensa jornada de trabajo

que terminará cuando el sol quiera esconderse de nuevo."

(Música)

¿Qué tal? Buenos días.

-Buenos días, Ángel. -Buenos días.

-¿Cómo estamos? -Muy bien.

-¿Has descansado? -Sí.

-¿Qué hay que hacer?

-Vamos a recoger estos novillos en su cercado.

Después vamos a ir

a por las cabestras para sacar la otra novillada,

que lo vamos a desparasitar.

-Muy bien. -Nos pasamos por los corrales.

-¿Te parece que los pasemos por el embarcadero hoy?

-Pues sí, vamos. -Pues vámonos.

¿Cuántas cabestras vamos a traer?

(Música)

"Hoy toca palpar un lote para desparasitar,

repasar la camada de novillos y corridas,

analizar la alimentación en medio de una primavera que trae hierba,

controlar nuevos partos de vacas en otros cerrados,

en fin, nada nuevo, pero nada rutinario,

porque el campo tiene una lógica natural

que no se puede traducir en fórmula matemática alguna

o en predicciones de fórmulas reiteradas."

"En el campo se trata de hacer las cosas despacio,

con temple, con monturas de boca dócil,

animales fuertes y valientes,

pero cuando hay que recurrir a la autoridad del galope, se hace,

porque a veces a los bravos no les apetecen ciertas querencias,

como la de acudir a los corrales para ser saneados."

(Cencerros)

"Una de las cuestiones cuidadas con celo extremo de los ganaderos

es cumplir la normativa sanitaria europea,

haciendo un esfuerzo de manejo e instalaciones,

y trabajando casi como funambulista en los viejos cortijos,

mimando a cada ejemplar con la paciencia de un padre."

¡Ángel! -¿Sí?

-Vamos a pasar los novillos para dentro con las cabestras

y los vamos apartando para pasarlos al corral más pequeño y pincharles.

-¿De uno en uno? -Sí.

-¿Quién se pone en la puerta?

-O Juanjo... -Venga, Juanjo.

-Se pone la puerta. -Pues nada. Vamos al lío.

(Música)

-No metas todo. -¿Cuánto?

-La mitad. -Vale.

"En la ganadería, en la más modesta y en las mejores instalaciones

se ha de procurar el manejo más natural del toro.

No se abusa de las mangas ni de los cajones llamados de curas

que inmovilizan al toro de forma antinatural,

sino que se les conduce con paciencia e inteligencia

uno a uno, echando el tiempo que sea necesario.

El manejo del toro

también guarda equilibrio con el instinto de lo natural."

Pero ojo, ponte a la puerta.

Llámale un poco, Juanjo.

-El otro ya está. -Qué mala leche tiene.

-Lo tienes que soltar. -Qué mala leche tenemos.

-El último ya. -Sí.

-No se ha dado mal, ¿vale?

Les estamos poniendo seis centímetros.

-¿Tú crees que alguno se habrá hecho algo?

Cuando se metió en la cara.

-Se ha llevado un varetazo uno que yo haya visto.

-Ahora con los caballos, pues lo vemos.

Un poquito más.

Ángel, tírale una china.

Hop, hop, hop.

Mírale para allá.

Las cabezas son cabezas, el toro se arranca

pero esta no, tiene una piedra, y ya está.

Hop, hop, hop.

"Saneados los machos, regresan dócilmente al campo

y ahora de una actividad a otra.

Porque no todo es desparasitar."

(Música)

"Cada día hay que repasar comederos y tolvas.

Unas veces la excesiva hierba de la primavera hace que el toro,

un animal perezoso por excelencia,

tenga a mano comida y desatiende el pienso que, por cierto,

está muy caro, desde la subida del trigo,

la cebada y la avena y es casi oro molido.

Así que Ángel se va a dirigir con el vaquero para ver

cómo andan de comida los toros de saca, es decir,

los toros que se van a lidiar.

¡Juanjo, Juanjo!

Retaguardia.

Hazte fuerte, hazte fuerte, hazte fuerte, hazte fuerte.

Vamos, hazte fuerte ahí, hazte fuerte con ese.

Arrímate, arrímate, arrímate que ahora se nos van a rajar.

Vale, vale, vale.

Oh, oh, oh.

Bueno, bueno, bueno.

Uy.

Cuidado, cuidado, cuidado.

Cuidado, cuidado. Cuidado.

Tapados, agachados.

A cualquier extraño, ven un extraño, cualquier cosa.

Es que están un poco pegados

con lo que se han pegado en los corrales.

"Tiene el toro bravo tal celo de su medio

y es tan fiel guardián de su feudo natural

que rechaza cualquier elemento extraño, por ejemplo,

la cámara con la que grabamos este documental.

Vamos a echar un vistazo a la corrida.

Vamos.

Venga, vamos. -Vamos, Juanjo.

No te quedes atrás, no sea que alguno

se salte la tapia y se te arranque.

Que nunca es tarde.

Fíjate para saltar, porque no ha saltado por aquí, ¿no?

Mira, ya ha tocado.

Quila esta la ha tocado.

La ha movido un poco y ha tirado alguna de ahí.

No hay que tener toros gimnastas.

No hay que tener toros gimnastas.

Ahora vamos a ver cómo está el toro número 10 que estaba,

que está un poco cojo,

no puedes hablar, que están grabando, ¿no?

Pero no puedes hablar que viene la cámara.

"Rey de presencia imponente, príncipe de leyenda mitológica,

seductor desde su belleza arrogante,

de silenciosa quietud y orgullosa mirada.

El toro bravo es el guardián del tesoro natural que lo rodea.

Cuando Ángel trata de repasar la intendencia de comederos

y bebederos, lo hace sin hacerse notar,

con el temple rítmico del paso para dirigirse al vaquero

y dar instrucciones concretas."

Bueno, vamos a ver, si estos han comido

o no han comido lo que tenían.

Arreglo eso, lo hacemos con el pienso, ¿vale?

Ya tienen todos el maíz, de lo das a todos los novillos.

Voy a ir despacito.

Así le da tiempo a terminar.

Voy yendo a por los toros,

revuelves tú un poquito el pienso.

Menos.

"Saciados por la hierba de primavera,

los toros han despreciado el pienso

y el mayoral toma nota de dos cosas:

una, que no hay que desperdiciar ni un solo grano,

porque andan los precios a la altura

de las nubes de la sierra, y otra que habrá que vigilar

este aspecto de toros los que tienen los cuatreños,

porque sabe que el verde sin grano da una presencia

que se pierde en un suspiro."

El toro bravo y la crianza del toro bravo,

la gente que trabajamos por y para el toro bravo

nos insertamos como un engranaje

en el ecosistema de la zona,

sacamos menos de lo que tiene el ecosistema.

El toro necesita mucho terreno, las vacas mucho campo,

necesitan su tranquilidad, necesitan su dehesa, sus hectáreas.

Que, a ser posible, nadie las moleste.

Bueno, mantenemos un poquito...

Intentamos mantener allí donde tenemos fincas,

una pequeña burbuja para nuestro ganado

y para toda la fauna que lo rodea

y un ganadero y la gente del campo

somos los que primero nos preocupamos

de que el campo esté bien,

de que el agua de los arroyos esté limpia,

de que los árboles estén cuidados.

De que haya hierba,

porque vivimos del ciclo natural de las plantas

y del ecosistema en general.

Si no hay abejas, no se poliniza,

si no se poliniza, no... y vivimos de esto.

Entonces hasta la abeja más pequeñita

es importante para los que vivimos en esto.

Estamos muy ligados al campo y no podemos olvidarlo.

"El bosque mediterráneo,

cincelado por la paciente mano del hombre siglo a siglo,

se ha convertido en el ecosistema más perfecto

y equilibrado de Europa.

Cuestión reconocida por instituciones como Greenpeace.

Dehesa significa "defensa",

en este caso, defensa de lo natural.

Toma el nombre de los tiempos de la Reconquista

cuando se estructuraron pastos de suelos de escasa calidad

en un trabajo manual de siglos

que ha dado lugar a un pulmón natural

de casi 5 millones de hectáreas.

Quien pretende defender la vida natural

eliminando al toro, ha de saber que es el toro

y su dehesa, término que, insistimos, significa "defensa",

quién ya vigila y defiende un alto porcentaje de la fauna

y la flora española y europea."

Hop.

"La crianza del toro bravo modificó la trashumancia,

el ir y venir según intereses de pastos

y climas por una estabilidad ecológica,

acogiendo a especies de fauna y flora

allí donde todo era pasajero.

Con el toro, la flor de un día se convirtió en flor para siglos.

No hay nada más agresivamente estúpido contra la biodiversidad

que esa ignorancia de pretender defender flora y fauna

eliminando precisamente a quien las protege desde hace siglos:

el toro bravo."

Vaya día. -Sí, Ángel.

¿Tú como has visto a los novillos?

-Muy bien, a ver si el desparasitado

les ayuda a coger un poquito más los kilos.

-Ahora les va a ayudar mucho.

¿Y los toros cómo estaban?

-Con la hierba están un poquito...

Están comiendo casi de más,

con la hierba no están acudiendo al pienso.

-Vale. -A lo mejor hay que bajarles

un poquito de la mezcla y el pienso un poquitín

para ver sí no les sobra de un día para otro.

-Eso, hay que procurar que no les sobre,

no les sobre de un día para otro. -Y está todo bien.

Pero no, no han querido, no han querido comer.

-Los de la otra novillada van muy bien.

-Los utreros están todos bastante bien.

Son los cuatreños los que menos.

Y luego las vacas. Hoy ha parido una.

Ha aparecido allí con un becerro

y las demás yo creo que entre 5 y 6 vacas

son las que quedan por parir.

-¿Cuando les vamos a acrotalar los chotitos que quedan?

-Pues ahora en el saneamiento.

las metemos a todas y acrotalamos.

-Y en la cerca del cura habrá que hacer dos lotes

porque hay muchas vacas.

-Yo creo que vamos a partir de la cubrición este año

vamos a quitar este semental.

-Y en 15 días ponemos otro.

-Y en 15 días ponemos el otro semental

y así y al número 16 y así partimos la cubrición.

Y descansa un poquito el 58,

que son muchas vacas para un solo toro semental,

porque andar ahora apartando a las vacas con los chotos

y chotos que hay que acrotalar sin haber ahijado ni nada...

Puede ser un lío.

-Y ahora en el saneamiento ya ponemos los crotales

con los que faltan. -¿Qué hora tienes?

Porque nos están esperando para... -Ya son las seis menos cuarto.

Ya es la hora de marchamos.

-Tendré que preparar el caballo de tentar,

que está sin vestir

y apartar la becerra para empezar a ver qué tal se nos da.

-Vamos.

"Todo ecosistema tiene un proceso de selección natural de especies.

No se busca a león de más kilos para dar más carne,

ni al leopardo con más tirón para las hamburgueserías.

El ejemplar más fuerte y más sano es el que sobrevive

y prolonga la existencia de la especie.

En el ecosistema del toro,

La selección tampoco busca la rentabilidad de los kilos,

sino el ejemplar cuya bravura sea más sana y más fuerte

y, por tanto, sea un macho o una hembra a través de los cuales

la continuidad de la raza esté asegurada."

¡Hop, hop!

"De la misma forma que el ejemplar no adulto de los ecosistemas

ha de pasar por las necesarias pruebas selectivas,

en la finca las hembras han de pasar la prueba de la tienta.

Hacerlo a campo abierto

es una tarea de una belleza incomparable.

Sin cerrados,

con todas las puertas abiertas por las que huir a querencia

si la hembra no tiene intención de demostrar su bravura.

(Música)

"La prueba del caballo apenas es lesiva,

aunque mantiene la exigencia que todo animal en libertad tiene.

La naturaleza es severa y nada condescendiente

con un ejemplar débil,

una cuestión ajena a una lectura moral, social o ideológica.

Nadie cuestiona el hecho de que cuatro de seis cachorros

nacidos de especie cualquiera no lleguen a edad adulta,

ni que el depredador de una gacela

se alimente de los ejemplares más pequeños o débiles."

¡Hop, hop, hop! ¡Sup!

Eh, Ramita, eh.

Mira, hop, hop, hop.

-¡Bien cogida!

¿Pero cuál es entonces el depredador natural

de la raza de bravo

en el ecosistema natural de la dehesa?

No es otro animal ni otra especie.

Es una cultura de años llamada tauromaquia.

Es ella, el toreo,

el que exige a la especie sus características selectivas

y la que, al igual que en la sabana o la selva más natural,

hace de filtro para que la vaca o el macho pueda ser seleccionado.

Para que la vida siga, para que el ecosistema permanezca.

Verlo de otra forma,

desde criterios morales, éticos o políticos,

es verlo de forma inmoral, antiética y destructiva.

Analizar al depredador de una gacela

desde el punto de vista de la moral humana es

negar la propia evolución natural

de las especies sin permiso de Charles Darwin."

El macho 8426.

De guarismo 3. Número 28.

"Dicen los filósofos que a más tecnología, más ignorancia.

Pero claro,

¿qué sabrán de inteligencia los descendientes de Platón

o de Aristóteles?

Ellos afirmaban que para el bárbaro

ningún campo tiene mejor abono que el de la incultura."

Número 7.

"Porque lo que se debate hoy no es la supervivencia del toro,

sino hasta dónde puede llegar el mensaje inculto,

falsario e ignorante de la prohibición,

que insiste una y otra vez en salvar matando."

De la 78, Marisquera.

Y ya hemos terminado con este.

-Bueno, pues aunque están pasados un ordenador,

aunque están pasados a ordenador, guárdate la libreta, no la pierdas.

-La libreta no falla.

-El ordenador se queda sin baterías y la libreta no.

-Bueno.

"Dejemos de ver el árbol y tratemos de ver el bosque entero.

Lo que se debate no es la existencia del toro,

ni el de la plaza de toros, ni el de la dehesa.

Asistimos a un sencillo pero brutal duelo

entre el poder de seducción de la ignorancia

y la seducción de la cultura.

La primera cuenta con la arrogancia de la tecnología

y la soberbia de lo inmediato para multiplicar su mensaje

sin permitir que los hombres, las mujeres,

piensen, mediten, observen, decidan.

¿Y con qué cuenta el toro en ese duelo?

Cuenta con el sol que aparece y con el sol que se esconde

y con un arma secreta camuflada entre el alba y el ocaso.

En ese espacio de tiempo, la ignorancia duerme perezosa.

Sin embargo,

el hombre de campo sueña con todo aquello que hará mañana

y que hará todos los días de todos los tiempos.

Con este documental excepcional ponemos punto y final

a un programa con el que hemos pretendido rendir

un pequeño homenaje a todos esos ganaderos,

hombres y mujeres de campo que cada día del año

predican con el ejemplo, cuidando de su ganado

y dándonos verdaderas lecciones de bienestar animal.

Pero antes de despedirnos les vamos a dejar

con unas espectaculares imágenes de la ya histórica nevada

que dejó la borrasca Filomena a su paso por Madrid

hace justo 15 días y que cubrió con un manto blanco

todos los rincones de la plaza de toros de Las Ventas.

Entonces, muchos madrileños

se acercaron hasta allí para inmortalizar

esa bella estampa con sus cámaras y uno de los primeros en llegar

fue el compañero gráfico Alfredo Arévalo,

que grabó así de espectacular la Monumental madrileña

como ustedes van a verla.

Con ella les dejamos.

Volvemos a vernos dentro de siete días

en la 2 de Televisión Española y en el canal internacional.

Gracias por su atención. Buenas tardes.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Tendido cero - 23/01/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Tendido cero - 23/01/21

23 ene 2021

Actualidad taurina y todos los aspectos relacionados con el mundo del toro.

ver más sobre "Tendido cero - 23/01/21" ver menos sobre "Tendido cero - 23/01/21"
Programas completos (647)

Los últimos 655 programas de Tendido cero

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios