'También entre los pucheros anda el Señor' es una miniserie documental de 7 capítulos de corte histórico-gastronómico sobre las vida y obra Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como Santa Teresa de Jesús o Teresa de Ávila. Dirigida por Belén Molinero, el documental aborda cronológicamente la vida de la religiosa, poniendo el foco en algunas de las facetas menos conocidas de su biografía, su infancia, su juventud, su lado más humano y humorístico y los lugares en los que vivió, con especial atención a la cocina de cada lugar.

La serie ha contado con el material de archivo del Fondo Documental de RTVE y de nuevas imágenes grabadas en los distintos conventos del Carmelo y las ciudades teresianas de España.

4264658 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos También entre los pucheros anda El Señor - Granada - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

Ha muerto.

(Campanas)

En la Encarnación,

donde ha de ser enterrada como religiosa que es del Carmelo,

corre la noticia: "Teresa de Cepeda ha muerto".

Es finales del mes de agosto.

En la Encarnación ya está todo dispuesto.

Acaban de abrirle la sepultura.

(Música)

Un milagro fue para todos

que la joven Teresa volviera de la muerte,

pero en cuanto sabe que tiene vida,

su voluntad es volver a la Encarnación y ahí la llevan.

A la que esperaban muerta, recibieron con alma,

pero el cuerpo, peor que muerto, daba pena verlo.

Toda encogida, hecha un ovillo,

sin poder mover ni brazo ni mano ni cabeza.

Tan flaca que solo los huesos tenía.

En una sábana, una de un cabo y otra de otro, me movían.

Estar así me duró casi tres años.

Y claro, que durante esos tres años de sufrimiento de Teresa,

el mundo no se paraba.

El mismo año 39, moría en Toledo la emperatriz Isabel.

Su cuerpo debía ser llevado hasta Granada

para ser enterrada en la capilla junto a los Reyes Católicos.

El caballerizo real, duque de Gandía, marqués de Lombay,

Francisco de Borja, dirigía la comitiva.

Exigía el protocolo que, al llegar, se abriese el féretro

y jurase el marqués que aquel era el mismo cuerpo de su señora.

Viendo los estragos que el calor y el viaje habían hecho

en la que había sido considerada la más bella de su tiempo,

Francisco de Borja apenas pudo hablar.

"Sí", dijo.

"Juro, pero juro también

no volver a servir a señor que se me pueda morir".

Enrique VIII de Inglaterra, ya lanzado,

se casa con Ana de Cléveris.

El matrimonio no dura un año.

Enrique se divorcia y se casa con Catalina Howard.

Los hermanos de Teresa,

Lorenzo de 21 años, Pedro de 19 y Jerónimo de 18,

se embarcan para el Perú,

el sueño de casi todos los españoles varones.

(Coro)

Toda me padecía, estaba descoyuntada.

Solo un dedo podía mover de la mano derecha.

Cuando comencé a andar a gatas alababa a Dios.

En 1541, Teresa, ya mucho mejor,

escribía a su rentero de Gotarrendura,

González de Venegrilla.

Le encomiendo mucho que tenga a vuestra merced

la atención de cebar y cuidar bien el palomar en estos meses de frío,

ahora que está bien poblado.

Ese mismo año, Miguel Ángel Buonarroti

termina unos frescos en la Capilla Sixtina de Roma

que se llamarán "El juicio final".

En el Perú, en la ciudad de Lima, es asesinado Francisco Pizarro.

En el viejo mundo, Carlos I entra en guerra, por cuarta vez,

contra su enemigo favorito, Francisco I de Francia.

El 43, el emperador sale de España para atender sus asuntos en Europa.

No volverá hasta la fecha de su abdicación,

quizás por eso deja unas cartas para su hijo

con el título: "Cómo ser rey".

Lo primero para ser buen rey es tener sucesión

y el Príncipe de Asturias, Felipe, luego Felipe II,

con 16 añitos se casa con su prima Manuela de Portugal,

que tiene 15.

En Fontiveros, un pueblito de la provincia de Ávila,

nace un niño que, andando el tiempo,

llegará a santo con el nombre de Juan de la Cruz.

Y Carlos V nombra su médico particular a un flamenco,

Andreas Vesalio,

que publica un libro sobre la anatomía humana

desafiando a la Iglesia, que prohibía la disección humana.

Y Enrique VIII insiste y se casa con Catalina Parr,

después de ejecutar a su anterior esposa.

Catalina Parr fue la última, quizás porque tuvo la suerte

de que Enrique muriera cuatro años después.

Teresa ha mejorado sorprendentemente, milagrosamente.

Ya puede caminar y moverse con normalidad,

en cambio, la salud en general será mala toda su vida

y, en aquel momento, la espiritual también.

Quizás es haber renacido, el haber vuelto a la vida,

pero hay un acercamiento a los pequeños placeres que esta da.

Se siente bien en la Encarnación,

donde las religiosas pueden recibir visitas

y el locutorio se llena de galanes

que vienen a charlar con sus monjas preferidas.

Les traen dulces y golosinas, incluso joyas y letras de canciones.

Dele este escapulario de mi parte. -Se lo daré.

-Así, de pasatiempo en pasatiempo, de vanidad en vanidad,

de ocasión en ocasión, fueron los pecados creciendo.

Perdía yo el gusto por la virtud,

no tanto como para hacer por agujeros y paredes

o de noche, que no lo hice, porque me tuvo el Señor de su mano.

Y así, la pobre alma se debatía entre Dios y el diablo

cuando su padre, don Alonso de Cepeda,

iba perdiendo salud.

Fui yo a cuidarlo estando más enferma en el alma

que él en el cuerpo,

aún cuando entendía que no estaba en pecado mortal.

Viendo acabar su vida, sufrí, porque le quería mucho.

(Música)

En 1570, cuando ya llevaba ocho años en San José,

fundados ya los conventos de Malagón, de Valladolid,

de Toledo y Pastrana, tenía Teresa 55 años

y a pesar de todas las enfermedades y dolores pasados,

conservaba el buen humor.

¿Ve cómo cae algo?

A veces, hacía imitaciones de las hermanas,

tan exactas que las otras se reían, cuenta una nueva monjita

a quien en su ciudad, cuando todavía era Ana de Lovera,

habían llamado "Reina del mundo" por su belleza.

Cuando Ana profesó y tomó el nombre Ana de Jesús,

la madre le hizo unos versillos.

(CANTA) "Oh, dichosa, tan zagala, que hoy se ha dado a un tal zagal

que reina y ha de reinar".

La madre Teresa le había cogido cariño

por la inteligencia que enseguida advirtió en ella.

Ese mismo año, la mandó a Salamanca como maestra de novicias.

Más tarde, hizo a Ana de Jesús priora del convento de Beas.

(Coro)

En enero de 1582,

estando ya la madre Teresa muy enferma,

recibe la visita de San Juan de la Cruz,

que había sido nombrado

tercer definidor y prior de los Mártires de Granada

e intentaba que la madre fuera a fundar a esa ciudad.

Pero Teresa estaba ya muy cansada

y preparaba por entonces la fundación de Burgos,

que sería la última que se hiciera por su mano.

Sintiéndose sin fuerzas para tanto trabajo como seguía haciendo,

le encomienda la fundación del de Granada a Ana de Jesús

que, obediente, toma camino para el sur

el mes de enero de 1582

acompañada por San Juan de la Cruz y varias monjas.

(Música)

A los pies del macizo más alto de la Península Ibérica,

Sierra Nevada,

se alza la muy noble y muy leal,

nombrada grande, celebérrima y heroica,

ciudad de Granada.

Desde 1492,

año en el que el último monarca nazarí

entregaba su reino a los Reyes Católicos,

la granada forma parte del escudo de España.

La granada, fruta, había llegado con los árabes.

Simbólico fue que la ciudad del mismo nombre

fuera su último reducto.

(Música)

90 años habían pasado

desde la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos

cuando sus habitantes vieron llegar al pequeño grupo de religiosos.

El monasterio de San José de Granada

fue la decimosexta y penúltima de las fundaciones de Santa Teresa.

Durante dos años estuvieron en una casa provisional

hasta que pudieron instalarse en el convento definitivo.

Era un antiguo palacio moro

del que fuera el primer dueño Gonzalo de Córdoba,

el famoso Gran Capitán,

que lo había ganado como botín de guerra.

Fue siempre su casa preferida y en ella murió el año de 1515,

el mismo año en que llegaba al mundo Teresa.

(Música)

Las monjitas entraron en el nuevo lugar

el 8 de noviembre de 1582,

atribuladas, sin duda, por la muerte de la fundadora

hacía apenas un mes.

Habitaron a su llegada solo la parte alta de la casa,

unos "desvancillos" en los que hacían toda su vida,

pues era necesario acondicionar y hacer obra en toda la casa.

(Música)

Afortunadamente, estaba ahí para ayudarlas,

moral y materialmente, el bueno de fray Juan de la Cruz,

que venía diariamente a decirles misa

en uno de los "desvancillos"

que ellas habían transformado en humilde capillita.

(Música)

Fray Juan era ya su vecino,

como prior del convento carmelita de Los Mártires,

hoy, espléndidos jardines.

El acueducto es fama que lo construyeron

unos albañiles moriscos y el propio fray Juan,

que no sabía ver trabajar sin ayudar con sus manos.

(Música)

Pero volviendo al convento de las monjas,

la humilde capillita se conserva todavía.

En este convento granadino

vive el recuerdo de fray Juan y de la madre Ana de Jesús.

La capitana de las prioras, como la madre la llamada,

hizo buena amistad con fray Juan y, durante toda su vida,

se escribieron y respetaron.

Ana murió en Bélgica en 1621, donde fundó varios conventos.

Había sobrevivido a fray Juan 30 años,

pues él dejó esta vida el año de 1591 a los 49 años en Úbeda.

(Música)

Granada,

la ciudad que es al mismo tiempo mora, judía y cristiana,

como atestiguan sus barrios y sus calles.

Granada,

la ciudad que destila música, como su nombre,

la ciudad de Falla y García Lorca,

la ciudad de la Alhambra.

Granada,

el fruto más preciado de la España mora.

(Flamenco)

2015.

Cinco siglos hace ya desde que vivió la que dijo:

"También entre los pucheros anda de Señor".

"Cómo no iba a andar", se decía ella,

"Si con los pucheros se hace el yantar de cada día".

Hoy los pucheros y los fuegos han cambiado,

pero comer, lo que se dice comer...

La cocina, claro, evoluciona,

pero los productos son casi los mismos

y ojalá nos duren.

(Música)

No solo el huerto jugó un papel importante

en los pucheros de Santa Teresa,

el corral, donde yacía un puñado de gallinas,

garantizaba carne y huevos para todo el año.

En especial, la raza más antigua de Europa,

la gallina castellana negra,

de las que Cristóbal Colón se llevaría unos cuantos ejemplares

Un sustancioso plato consistía en hacer una sopa

con albóndigas de ave, aromatizadas con hierbabuena.

Con ingredientes muy sencillos, muy de andar por casa,

como los que tenemos aquí.

Emplearemos carne troceada de ave, unas salchichas frescas,

cebolleta y hierbabuena, todo eso para hacer las albóndigas.

El potente caldo que dará sabor al plato,

con puntas de jamón, los huesos de las aves,

zanahoria, puerro, apio, un toque de pimienta

y, al finalizar, un chorrito de jerez seco.

Sabor y paciencia son claves para conseguir esos guisos sabrosos.

Lo más importante, el caldo, partiendo de agua fría

para que tanto el hueso del ave, la gallina, el pollo,

la punta de jamón, las zanahorias y el apio,

fuesen desprendiendo todo su sabor sin prisa alguna,

por lo menos 1,5-2 horas de cocción.

Un toquecito de pimienta y la ramita de hierbabuena.

De aquí obtendremos el mejor de los caldos.

Es muy importante seguir aportando sabor,

en este caso, a las albóndigas gracias a un pochado

que haremos con la cebolleta cortada en dados muy pequeños.

En cuanto esté tierna,

se mezclará con la carne troceada de la gallina o el pollo.

Para conseguir una buena farsa, una buena mezcla,

de la carne y los aromas,

empezaremos añadiendo la cebolleta pochada

junto con un huevo.

Lo mezclaremos todo muy bien.

Ahí va esa cebolleta.

Incorporaremos, más aroma, la hierbabuena troceada.

Hierbabuena fresca que, aparte del caldo,

potenciará el sabor de las albóndigas.

Un toquecito de sal

y miga de pan remojada con leche o con un poco de agua.

En este caso, leche.

Trabajaremos bien estos ingredientes y a continuación, ¿qué tocar añadir?

La carne de ave.

O bien de ese pollo, de esa gallina

que ya había producido bastantes huevos

y que después la carne se utilizaba para elaboraciones como esta.

La salchicha fresca, también, totalmente troceada.

La carne del pollo, como veis, sin grasa, muy bien picada.

Todo esto lo trabajaremos muy bien y formar las populares albóndigas

que irán, por supuesto, con su buen caldo para hacer la sopa.

Solo falta dar un ligerísimo hervor a estas albóndigas cargadas de sabor

y una vez que rompa a hervir y cuezan 4-5 minutos,

importante, reposar.

Para potenciar todavía más el sabor de esta célebre sopa,

añadiremos un chorrito de jerez seco, daremos ese hervor

y, recordad, el buen reposado.

Listas para llevar a la mesa.

(Música)

Vamos a empezar haciendo la tosta almoarí.

Vamos a introducir los ingredientes, empezando por los huevos,

la harina...

Harina de almendra.

Los piñones estaban triturados.

Sal, sésamo, miel, nata líquida y cilantro fresco.

Una vez que tenemos una mezcla homogénea,

añadimos la mantequilla, que es lo último, ya fundida.

Una vez que tenemos la mezcla untuosa y bien ligada,

la disponemos en una bandeja con papel siliconado

formando unas tejas.

Las cuales, después, meteremos al horno a 200°

unos 8-9 minutos.

(Música)

Para la sopa cremosa de hierbabuena,

previamente hemos preparado un caldo blanco tradicional

con los caparazones de pollo, huesos blancos, espinazo salado,

puerro, cebolla, zanahoria... Todo como tradicionalmente.

Este caldo blanco lo levantamos.

La almendra y el pan de hogaza lo vamos a freír.

El azafrán, haremos un sobrecito, lo tostaremos

para después majarlo en el mortero.

Una vez que lo tengamos todo frito, lo majaremos todo en el mortero,

lo adicionaremos al caldo blanco y lo trituraremos todo

para hacer una crema untuosa.

(Música)

Para la farsa del albondigón, tenemos picado el pollo, cebolleta,

hierbabuena, pan de hogaza remojado en leche,

sal y pimienta.

Una vez que tenemos elaborado ya esta farsa,

vamos a hacer las albóndigas.

Cogemos unos 100-120 g de carne de albóndigas,

formamos el albondigón,

lo enharinamos un poco

y una vez que tenemos la albóndiga formada, a la freidora.

La dejamos freír lentamente

para que llegue el calor a su interior.

Transcurridos unos 10-12 minutos, ya tenemos la albóndiga bien frita,

la extraemos y la secamos un poco.

Una vez que la tenemos seca, la introducimos en el caldo blanco

y la dejamos hervir durante unos 20 minutos.

Una vez que ya tenemos el albondigón bien cocido,

lo extraemos del caldo,

volvemos a empanarlo,

pero esta vez, con granillo de almendra.

Ahora le volveremos a dar otro golpe de fritura

para que quede crujiente.

Una vez que tenemos la albóndiga frita y crujiente,

la sacamos,

la ponemos en un paño secante y la reservamos para el emplatar.

Al caldo donde hemos cocido el albondigón,

le hemos metido el majado que teníamos de almendras,

pan frito, el azafrán...

Lo tenemos triturado por la túrmix y rectificado.

En un plato hondo,

disponemos la tosta almoarí, el albondigón,

unas hojitas de hierbabuena frescas

y le vamos a poner unas florecillas de verbena.

El plato está listo para "jarlearlo".

Le ponemos la crema...

Aquí está nuestro plato de sopa cremosa de hierbabuena,

albondigón crujiente y tosta almoarí.

-Albóndigas o albondiguillas,

solo con oír la palabra sabemos que proviene del árabe.

Ellos las elaboraban con todo tipo de ingredientes:

carnes, pescados, hortalizas.

En tiempos de Santa Teresa, principalmente, las albóndigas

se elaboraban con carne de gallina.

Y es que en un convento de frailes o de monjas,

no podía faltar la gallina.

Proporcionaba huevos y carne.

¿Qué sería de un convento sin las populares gallinas?

Estoy completamente seguro que, por entonces,

ni los frailes ni las monjas, se planteaban eso de:

"¿Qué fue antes? Si el huevo o la gallina".

(Música)

La monja andariega la llamaron despreciativamente

y sí, andariega resultó.

Fundó 17 conventos de Carmelitas Descalzas.

(Música créditos)

También entre los pucheros anda El Señor - Granada

27:11 21 oct 2017

Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy.

Histórico de emisiones:
21/11/2015

Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy.

Histórico de emisiones:
21/11/2015

ver más sobre "También entre los pucheros anda El Señor - Granada " ver menos sobre "También entre los pucheros anda El Señor - Granada "
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Juan José

    Una maravilla de ver a santa Teresa de Jesús en el papel de Concha Velasco

    25 ago 2019
  2. Juan José

    Que maravilla ver a santa Teresa de Jesús en el papel de Concha Velasco q lo bordo

    25 ago 2019

Los últimos 33 documentales de También entre pucheros anda el Señor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Alcalá de Henares

    Alcalá de Henares

    27:59 04 nov 2017

    27:59 04 nov 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy Histórico de emisiones: 28/11/2015

  • Granada

    Granada

    27:11 21 oct 2017

    27:11 21 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. Histórico de emisiones: 21/11/2015

  • Caravaca de la Cruz

    Caravaca de la Cruz

    26:46 21 oct 2017

    26:46 21 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. Histórico de emisiones: 14/11/2015

  • 27:11 14 oct 2017 En el capítulo 4 de También entre los pucheros anda El Señor, Teresa, llena de dudas no sabe si casarse o ser monja. Con 20 años, finalmente se decide: en 1537 profesa como monja de La Encarnación en Ávila. Pero su salud no es buena y en este caso la medicina oficial no sabe curarla. Desesperado, su padre, decide llevarla a ver a una curandera al pueblo de Becedas. En este episodio veremos el nacimiento de la Fundación de Segovia y su enfrentamiento con la Princesa de Éboli. En el Parador prepararemos el típico Potaje Carmelitano y como siempre, el cocinero Sergio Fernández, nos contará curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía en tiempos de la Santa. Histórico de emisiones: 06/11/2015

  • 26:41 14 oct 2017 En el capítulo 3 de esta serie documental se habla de la adolescencia de la Santa y de su estancia en un internado de señoritas. También, con un salto en el tiempo, se avanza hasta 1569 para asistir a la fundación de los conventos de Salamanca y Alba de Tormes. En la sección gastronómica, las truchas serán el plato principal del menú. Histórico de emisiones: 31/10/2015

  • Toledo

    Toledo

    26:31 07 oct 2017

    26:31 07 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. En el capítulo 2 se narra la fundación del Convento de San José en Toledo y se aprovecha para mostrar una receta de Perdiz asada con Alboronía. Seguimos las dificultades y aventuras pasadas por Santa Teresa para fundar sus distintos Monasterios, en este caso el de Toledo, ciudad imperial y cuna de los Cepeda. Toledo, la ciudad de las tres culturas, la que el César Carlos decía que sólo se sentía rey de España cuando estaba en ella. Y Toledo, la primera gran ciudad que ven sus ojos, a la edad de 47 años… Ese Toledo de hoy, capital de Castilla-La Mancha, enfajada por el río Tajo, como puede verse desde el Parador de Turismo, es sede de una magnífica gastronomía. En este caso se centrará en una de las reinas de la cinegética española: la perdiz escabechada con alboronía. Con la ayuda de Sergio Fernández, el espectador comprenderá mejor la cocina del siglo de la Santa. Histórico de emisiones: 24/10/2015

  • Ávila

    Ávila

    26:59 07 oct 2017

    26:59 07 oct 2017 El primer episodio se acerca a los primeros años de Teresa de Cepeda y Ahumada, la que luego será Santa Teresa, a su familia y orígenes. Inevitable la mirada estudiosa sobre Ávila, cuna de Teresa. Un salto en el tiempo trasladará al espectador 40 años antes, cuando funda el primero de sus monasterios, San José de Ávila. Ávila es la inevitable protagonista de este primer episodio. Cocinamos en el Parador y Sergio Fernández, profesor de cocina nos ilustra y cuenta curiosidades gastronómicas de la época en que vivió Teresa. La primera receta del programa serán las judías blancas con bacalao estofadas con verduritas del convento. Histórico de emisiones: 17/10/2015

  • 11:47 19 sep 2016 El cocinero Sergio Fernández muestra cómo preparar una ensalada de higos con vinagreta de pipas.  Ensalada de higos con vinagreta de pipas: 100 g. berros / 60 g. bacón ahumado / 4 higos frescos / 2 zanahorias / Anís en grano / Aceite, vinagre / Sal, azúcar / 10 g. pipas peladas

  • 21:51 13 jun 2016  El cocinero Sergio Fernández y la experta en nutrición Eulàlia Vidal preparan una ensalada de ahumadas y cítricos, y una espuma de arroz a la canela como postre.  

  • 4:21 20 ene 2016 En Burgo de Osma, Soria, hemos encontrado una mantequilla artesanal con la que hacen postres muy variados. Además, Sergio Fernández nos cuenta consejos para conservar bien la mantequilla.

  • 24:34 18 ene 2016 El cocinero Sergio Fernández y la experta en nutrición Eulàlia Vidal preparan paté de berenjena a la miel y empanadillas de manzanas a la canela.

  • 5:12 30 nov 2015 En el último capítulo de ‘También entre pucheros anda el Señor’ cocinamos desde Alcalá de Henares unas sabrosas albóndigas de gallina en pepitoria. El chef del parador de la ciudad alcalaína, Julián Martín Bermejo, nos explica cómo hacer esta receta típica del otoño-invierno. No puede faltar en este plato el azafrán, la gallina y las almendras. Consulta aquí cómo hacer esta receta paso a paso.

  • 2:28 26 nov 2015 Último capítulo de la serie documental-biografica También entre pucheros anda el Señor. De 1545 a 1560 (de los 30 a los 45 años) la vida de Teresa transcurre tranquila en el Convento de la Encarnación. En 1553 tiene un trance: al pasar por el refectorio vio un busto de un Eccehomo, que antes no estaba. Desde entonces se centra en la oración. Conoce a la Beata María Jesús de Yepes, que viene ya de Roma con el despacho para poder fundar un convento con los principios carmelitanos. Teresa y la beata han tenido el mismo día y mes sendas visiones en las que se les ordena fundar un convento basado en las antiguas reglas. El de San José se funda el 24 de agosto en Ávila y sólo 18 días más tarde María Jesús de Yepes funda este Carmelo Complutense. Teresa lo visitará en tres ocasiones. En el Parador prepararemos unas estupendas “Albóndigas de gallina en pepitoria” y Sergio Fernández nos enseñarás nuevas curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía del siglo XVI, para terminar dando paso a la muerte de Teresa en 1582, en Alba de Tormes, en uno de los conventos fundados por ella.

  • 4:08 23 nov 2015 En 'También entre pucheros anda el Señor' viajamos hasta el Parador de Granada donde aprendemos cómo cocinar una sopa de albóndigas con hierbabuena. Consulta aquí la receta paso a paso.

  • 2:57 23 nov 2015 En tiempos de Santa Teresa se elaboraban las albóndigas con carne de gallina, que nunca faltaban en el convento para tener carne y huevos todo el año. Aquí puedes ver cómo se cocinaba la sopa de albóndigas con hierbabuena cómo se hacía hace cinco siglos en los fogones de la época. Una receta de Sergio Fernández.

  • Berenjenas en cazuela

    Berenjenas en cazuela

    3:55 16 nov 2015

    3:55 16 nov 2015 El chef del Parador de Lorca, Pedro Moreno, nos enseña cómo elaborar esta sabrosa receta: Timbal de berenjenas con crujiente de queso y miel. Consulta aquí cómo hacer esta receta paso a paso.

  • Berenjenas en cazuela

    Berenjenas en cazuela

    2:31 16 nov 2015

    2:31 16 nov 2015 En este episodio cocinamos un plato de elaboración básica pero muy especiado: Berenjenas en cazuela. El cocinero Sergio Fernández nos preparar su versión de esta misma receta cómo se elaboraba hace cinco siglos en los fogones de los conventos.

  • 3:50 11 nov 2015 En el capítulo quinto de 'También entre pucheros anda el Señór', Teresa sigue enferma intentando curarse con los remedios que le da una curandera. Lejos de mejorar, su estado es cada vez peor, por lo que su padre decide llevarla de vuelta a Ávila. Teresa entra en coma y la dan por muerta. En 1576 se funda el convento de Carmelitas descalzas en Caravaca de la Cruz, donde tres doncellas se han encerrado en una casa y dicen que no saldrán hasta que se funde un convento carmelitano para ingresar en él. También sabremos de la prisión de San Juan de la Cruz y de la Fundación de un convento de Carmelitas descalzos en Caravaca, por parte de Fray Juan. En las cocinas Sergio Fernández, profesor de cocina y Pedro Moreno, Chef del Parador de Lorca, nos enseñaran, cada uno a su manera, a hacer “Berenjenas en cazuela”.

  • Potaje carmelitano

    Potaje carmelitano

    5:01 10 nov 2015

    5:01 10 nov 2015 En 'También entre pucheros anda el Señor' cocinamos desde el Parador de Segovia un guiso clásico de la época de Santa Teresa: un potaje carmelitano a base de legumbres y verduras. Un elemento que no puede faltar las tradicionales bolas de ajo y perejil, las acelgas y el toque del pimentón y la guindilla. Sergio Muñoz y Óscar Cordero nos enseñan cómo hacer esta receta.

  • 2:37 06 nov 2015 En el capítulo 4 de ‘También entre pucheros anda el Señor’, Teresa, llena de dudas no sabe si casarse o ser monja. Con 20 años, finalmente se decide: en 1537 profesa como monja de La Encarnación en Ávila. Pero su salud no es buena y en este caso la medicina oficial no sabe curarla. Desesperado, su padre, decide llevarla a ver a una curandera al pueblo de Becedas. En este episodio veremos el nacimiento de la Fundación de Segovia y su enfrentamiento con la Princesa de Éboli. En el Parador prepararemos el típico Potaje Carmelitano y como siempre, el cocinero Sergio Fernández, nos contará curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía en tiempos de la Santa.

Mostrando 1 de 2 Ver más