'También entre los pucheros anda el Señor' es una miniserie documental de 7 capítulos de corte histórico-gastronómico sobre las vida y obra Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como Santa Teresa de Jesús o Teresa de Ávila. Dirigida por Belén Molinero, el documental aborda cronológicamente la vida de la religiosa, poniendo el foco en algunas de las facetas menos conocidas de su biografía, su infancia, su juventud, su lado más humano y humorístico y los lugares en los que vivió, con especial atención a la cocina de cada lugar.

La serie ha contado con el material de archivo del Fondo Documental de RTVE y de nuevas imágenes grabadas en los distintos conventos del Carmelo y las ciudades teresianas de España.

4287538 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos También entre los pucheros anda El Señor - Alcalá de Henares - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Acontecimientos hay que van dibujando la historia,

aunque el mundo lo ignore todavía,

pero que nosotros no debemos ignorar.

Cubren 15 años de la vida de Teresa, de los 30 a los 45.

Muchas cosas son,

así que se las vamos a contar en lenguaje telegrama.

Por ejemplo, el año de 1544

nace en Ratisbona un niño, hijo de la alemana Bárbara de Blomberg,

de 19 años, y el emperador Carlos V.

El niño será bautizado como Jerónimo,

y con el tiempo llegará a ser don Juan de Austria.

Generalísimo de la flota católica y vencedor de Lepanto.

En esa misma batalla

quedó manco un joven nacido en 1547 en Alcalá de Henares

a quien pusieron por nombre Miguel,

y que llevaba de apellido el de Cervantes.

Hablando de sí mismo, él lo contaba así:

"Perdió en la batalla naval de Lepanto

la mano izquierda de un arcabuzazo.

Herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa

por haberla cobrado en la más memorable y alta ocasión

que vieron los pasados siglos ni esperan ver los venideros.

Militando debajo de las vencedoras banderas

del hijo del rayo de la guerra, Carlo V, de feliz memoria".

Unos vienen y otros se van.

Ese mismo año muere en Sevilla Hernán Cortés,

el conquistador de México.

Y en su país, Francia,

el que fue eterno enemigo de Carlos V, Francisco I.

1549.

Carlos V comienza un viaje acompañado de su hijo Felipe

para que conozca su imperio.

El joven no hablaba francés ni alemán ni flamenco.

Fray Bartolomé de las Casas

denuncia el trato inhumano que reciben los indios americanos.

Siendo ello causa indirecta

de que se fomente la llegada de esclavos negros a América.

La Inquisición, por su parte,

prohíbe la entrada de libros extranjeros en España.

En 1553,

Pedro Cieza de León hace la primera referencia escrita a la papa

que, por su parecido con la batata o boniato,

quedó en algunos sitios con el nombre de patata.

Ese mismo año se publica en Alcalá de Henares

un librito que hará historia en la literatura:

"El Lazarillo de Tormes".

Y en Suiza queman en la hoguera al médico español Miguel Servet,

descubridor de la circulación de la sangre.

El heredero de Enrique VIII de Inglaterra muere con 15 añitos

y hereda el trono María Tudor,

hija de Enrique y de su primera mujer, la española Catalina.

Es católica

y lo primero que hace es arrestar a los obispos protestantes

y reponer a los católicos.

Casi enseguida, al año siguiente, se casa con su sobrino de 27 años,

heredero del trono de España, Felipe.

Para el traslado del séquito que acompañó al príncipe,

se necesitaron 100 navíos.

1556.

Carlos V abdica la Corona en su hijo Felipe II

y se retira al monasterio de Yuste, en Cáceres.

1557.

María Tudor declara la guerra a Francia

en apoyo a su esposo, Felipe de España.

El 10 de agosto, día de San Lorenzo,

el ejército anglo-español derrota a los franceses

en la batalla de San Quintín.

Felipe decide construir en recuerdo de ese día

el monasterio de El Escorial.

Al año siguiente moriría a los 58 años en el monasterio de Yuste

el que fue César Carlos.

En el 58 muere también María Tudor.

Felipe II queda viudo por segunda vez.

No por mucho tiempo, se casa con Isabel de Valios, de 13 años.

Bienvenido a esta casa, fray Pedro de Alcántara.

Ese mismo año,

ha sido el primer encuentro de Teresa de Ahumada

con fray Pedro de Alcántara.

Entonces tenía 58 años,

pero ya estaba considerado como un santo

y su influencia era concluyente.

Para Teresa este encuentro sería decisivo

porque, viviendo en la duda de muchas cosas,

él la tranquilizó diciéndole:

"No tengáis pena, hija mía.

Alabad a Dios

y es tan cierta de que todo cuanto os pasa es espíritu suyo".

Quedad con Dios, hija mía.

Teresa ha tenido un trance.

Un día de 1553, al pasar por el refectorio, vio un busto,

un Ecce homo que antes no estaba.

Fue tal la sensación,

que ella misma lo cuenta con estas palabras:

"Me quedé turbada porque aquellas, sus llagas,

representaban bien lo que él pasó por todos nosotros.

Y lo poco que había agradecido yo su sacrificio.

El corazón me pareció que se me partía

y me arrojé sobre él, llorando,

suplicando que me diera fuerzas para no ofenderle más".

Podríamos llamar a esto la reconversión de Teresa.

Desde entonces, se centra en la oración

y comienza a tener arrobos,

y nacen los primeros rumores.

"Doña Teresa de Ahumada es una santa".

"Teresa de Ahumada es una cuentista".

Importantes religiosos estudian su caso y no se ponen de acuerdo.

"¡Dios!", dicen unos. "¡El demonio!", dicen otros.

En 1554, Francisco de Borja

que, 4 años antes, a la muerte de su esposa,

había renunciado a honores y riquezas

y entrado en la compañía de Jesús, de la que ya era comisario general,

y ganado una convincente nombradía de hombre sabio y santo,

pasa por Ávila y conoce a Teresa.

Habla con ella, la escucha.

Y el padre Francisco, que era duque de Gandía,

como lo llama Teresa, dictamina:

"Es claramente el espíritu de Dios.

Dejaos arrebatar por él puesto que él quiere regocijaros".

Esto da a Teresa la tranquilidad que necesita

y se centra en su oración con humildad

y haciéndose notar lo menos posible.

Que ninguno tenga ni lea los siguientes libros...

El gran inquisidor ha dictado una lista de libros prohibidos.

Y, desde luego, en ella están más de uno de los libros religiosos

favoritos de Teresa.

Un cometa, seguramente el cometa Halley,

cruza el cielo.

El pueblo llano lo considera un castigo de Dios.

(Música)

Les llamamos Carmelitas porque el profeta Elías

se retiró al monte Carmelo él solo a hacer vida ermitaña en una gruta.

Teresa comienza a pensar en la necesidad de reformar la orden.

Ella sueña con una orden del Carmen como fue su origen,

de verdadera pobreza y sacrificio.

Pero no será fácil.

Las autoridades eclesiásticas

piensan que ya está esa monja visionaria alborotando de nuevo.

Y, de pronto, surge una situación que la obliga a viajar a Toledo.

Una viuda toledana de altísima alcurnia sufre tanto su pena,

que llega al delirio y desea conocer a Teresa para ver si puede ayudarla.

Teresa lo consulta con el Señor, como hace con todo,

y siente que él le dice: "Ve.

Conviene que te ausentes de Ávila. Yo te ayudaré".

Y Teresa va a Toledo.

Su compañía hizo mucho bien a la doliente viuda

que sintió la enorme personalidad de Teresa

y consideró hallarse ante una santa.

Pobre doña Luisa.

Una de las mentiras del mundo

es llamar señores a las personas semejantes

porque no son sino esclavos de mil cosas.

Un día los criados vinieron a avisarla

de que una mujer en harapos insistía en verla.

¿Es el destino? ¿Es casualidad?

Teresa, desde luego, lo consideró la voluntad de Señor.

Es la beata María Jesús de Yepes.

Tuvo una visión el mismo mes y día que Santa Teresa,

ordenándole fundar un convento basado en las antiguas reglas.

Movida por el Señor, igual que yo,

vendió todo lo que tenía y se fue a Roma a traer despacho para hacerlo.

A pie y descalza.

Esta bendita mujer conocía, sin saber leer,

lo que yo, con tanto estudiar, desconocía.

La veía yo tan fuerte, que sentía vergüenza de estar ante ella.

-¿Creemos o no creemos en ella?

-Me enseñó los despachos que traía de Roma

y en 15 días organizamos cómo hacer estos monasterios.

-Nunca podré pagarle su visita.

Se separaron ambas mujeres seguras de su destino.

Teresa rumbo a Ávila a fundar San José.

La beata a Madrid,

donde la conoció doña Leonor Mascareñas,

dama portuguesa, antigua aya del rey,

que donó para el convento una casa que tenía en Alcalá de Henares.

Y así fue cómo el 24 de agosto de 1562

se fundó en Ávila el convento de San José.

Y solo 18 días más tarde este Carmelo Complutense.

Alcalá.

Su nombre significa castillo sobre el río,

como deja claro su escudo.

Castro celtibérico, ciudad romana.

Complutum.

Castillo árabe, ciudad cristiana.

(Música)

En el palacio arzobispal nació en 1485

la última hija de los Reyes Católicos,

la desgraciada Catalina de Aragón,

que casaría con Enrique VIII de Inglaterra.

En él se celebró la primera entrevista

entre Isabel la Católica y Cristóbal Colón,

que buscaba financiación para su viaje a las Indias.

(Música)

Pero lo que, realmente, hizo a Alcalá famosa en España

y conocida en toda Europa, fue su Universidad.

(Música)

Fundada en 1499 por el cardenal Cisneros,

aunque la primera promoción de estudiantes fue la de 1508.

(Música)

Al año siguiente, ya estaban en marcha cinco facultades.

Teología, Filosofía, Derecho Canónico,

Letras y Medicina.

Por sus aulas han pasado cientos y miles de hombres,

muchos de ellos nombres ilustres.

Por ceñirnos a la época de Santa Teresa,

nombremos a Antonio de Nebrija, San Juan de la Cruz,

Quevedo, Lope de Vega y San Ignacio de Loyola.

(Música)

Otro grande de las letras españolas

no cursó estudios en esta diversidad.

Incluso se duda que los tuviera universitarios,

pero sí nació en Alcalá.

Nos referimos, claro, a Miguel de Cervantes.

Su padre, Rodrigo de Cervantes,

era sangrador en este hospital de Antezana.

(Música)

Y esta parece que fue la casa donde nació

y pasó sus primeros años.

(Música)

Pero volvamos al convento fundado por María Jesús de Yepes

y aprovechemos para decir que en él ingresó con 18 años

Luisa de Cervantes y Saavedra, hermana de Miguel,

que adoptó el nombre de sor Luisa de Belén

y llegó a ser priora en tres ocasiones.

Entraron a vivir en la primera casa el año de 1562

la beata María Jesús de Yepes con dos compañeras.

Juana Bautista, de 16 años,

y Polonia de San Antonio, de 18.

El año 67, a finales de un hermoso otoño,

visitó la madre Teresa el convento

de aquella que tanto la había impresionado 5 años antes.

Y María de Jesús le cedió el gobierno del monasterio

mientras duró la visita, unos tres meses.

Teresa traía un regalo especial.

Las constituciones de las fundaciones

escritas de su puño y letra.

Volvió en 1568 de paso para Pastrana.

Y una tercera vez en 1568.

María de Jesús había muerto hacía apenas un mes

y Teresa, que venía con mala salud,

estuvo en el convento hasta que se repuso.

En el año 1576

el convento se cambió de casa a esta.

Pero se conservan tal como fueron

la celda donde se alojó la madre Teresa

y las escaleras por las que ella bajaba a la cocina.

Cuenta la tradición

que el primer día del convento de Alcalá se encontraron las hermanas

con que por todo alimento no tenían más que un huevo.

¿Quién había de comérselo?

Se lo cedían fervorosamente unas a otras.

Y, después de tanta porfía, aquel día acabó sobrando...

un huevo.

(Música)

2015.

Cinco siglos hace ya desde que vivió la que dijo:

"También entre los pucheros anda el Señor".

"¿Cómo no iba a andar?", se decía ella,

"si con los pucheros se hace el yantar de cada día".

Hoy los pucheros y los fuegos han cambiado.

Pero, comer, lo que se dice comer,

la cocina, claro, evoluciona,

pero los productos son casi los mismos

y ojalá nos duren.

(Música)

Nos encontramos en el parador de Alcalá de Henares

y vamos a elaborar unas albóndigas de gallina en pepitoria.

Es un plato muy típico de aquí

y lo tenemos en la carta en la temporada de invierno y de otoño.

(Música)

Mezclamos los ingredientes. Mezclamos la gallina picada,

el pan remojado en leche, un poco de harina.

Le echamos un poco de pimienta.

Un poquito de sal.

El pan rallado

para que trabe.

Un poquito de vino blanco.

Y un huevo.

Removemos bien, vamos mezclando.

Vamos a elaborar la albóndiga y la vamos a freír,

el primer paso de...

Cogemos las porciones de albóndigas.

Está un poco blanda, pero así quedan más jugosas.

Ahora pasamos a freír la albóndiga.

La echamos al aceite, que no esté muy fuerte,

pero tampoco demasiado fría

para que no embeba mucho aceite.

Cuando estén doraditas, se sacan

y las escurrimos en un papel de cocina para que absorban la grasa.

Vamos a elaborar la salsa de la pepitoria.

Pondríamos la cebolla picadita.

Le pondríamos una hoja de laurel.

Unos ajos que tenemos fritos, unos dientes de ajo.

El costrón de pan.

Le pondríamos las almendras tostadas.

Dos yemas de huevo cocidas.

Un poquito de azafrán en hebra.

Y lo mojamos con el caldo de gallina.

-¡Ay, las especias!

Fueron el motor de todo.

No olvidemos que Cristóbal Colón,

buscando un camino o una ruta para llegar a ellas,

descubrió las Américas.

Y Magallanes dio la vuelta al mundo.

Pero nosotros en casa teníamos una de las mejores, me refiero al azafrán.

Esta pequeña y bonita flor con los estigmas rojos,

es una de las especias más caras del mundo.

-La salsa ya está, vamos a pasarla.

Por un batidor, cada uno lo que tenga en su casa.

Pasamos la salsa por un chino para que quede más fina.

Y ahora, en esta salsa, pondremos a cocer las albóndigas.

Las dejaremos cocer en su salsa unos 15 o 20 minutos,

tampoco mucho porque antes han pasado por aceite.

Y no es una carne que tenga que cocer mucho tiempo.

Vamos a pasar al emplatado de las albóndigas.

Hemos utilizado un aro de pan.

Hemos hecho...

con granillo de almendra tostado y pan tostado una especie de tierra

que pondremos en la base del plato.

Pondremos el aro de pan tostado.

Ponemos las albóndigas.

4 o 5 por ración, eso ya depende.

Encima de cada albóndiga ponemos unos pistilos de azafrán.

El azafrán en la pepitoria es...

junto con la gallina y la almendra, los tres elementos que no pueden...

que no pueden faltar.

Hemos hecho un picadillo con la clara y el huevo cocido y con la yema

y un poquito de perejil un poco para...

Darle un poquito de gracia,

un poquito más de importancia al emplatado.

Le ponemos un filetito de almendra tostado encima de cada albóndiga.

Le pondremos un huevo de codorniz.

Cocido un poquito. Una ramita de romero fresco.

Cogemos un poquito de la salsa de pepitoria

y le ponemos un cordón.

Luego, para darle un poco de frescor y de colorido,

ponemos unos brotes de germinados.

Y este es el plato de albóndigas de gallina en pepitoria.

(Música)

Muy buena pinta tienen estas albóndigas de gallina en pepitoria.

Seguro que el olor, el color y el sabor son espectaculares.

Con este capítulo estamos llegando al final de la vida

de esta fabulosa mujer, Teresa de Cepeda y Ahumada.

Supongo que ustedes, y yo, personalmente,

estamos deseando ver cómo ocurrió.

-Me parece, hijas mías, que no tengo ni un hueso sano.

Estas palabras asombraban a las monjitas de Alba

cuando llegó la madre en septiembre,

pues jamás se le había oído una queja.

(Música)

La alojaron en la celda de la priora.

Y cuchicheaban entre ellas

porque había habido extrañas señales esos días en el convento.

Se habían visto luces misteriosas en el coro.

Y una noche todas habían oído claramente tres gemidos,

suaves y armoniosos,

que más parecían de felicidad que de dolor.

Teresa, desde lo alto del convento,

meditaba contemplando los meandros del río Tormes.

La víspera del día de San Miguel,

una monja vio brillar con una luz resplandeciente

la ventana de una habitación que daba al claustro.

A la mañana siguiente la madre se puso peor.

Con vómitos y dificultades en el habla.

La priora buscó para ella otro cuarto más abrigado

y dirigió el que daba al claustro.

Llegó avisada la duquesa de Alba.

Teresa se disculpa con ella

por si podía molestarla el olor del medicamento que tomaba.

Todos los presentes se miran asombrados.

Que huele muy mal, con unos remedios que aquí me han hecho.

El único olor de la habitación era un suavísimo aroma

que desprendía todo lo que Teresa tocaba.

Más bien parece como si hubieran rociado la celda con agua de ángeles.

(REZA EN LATÍN)

Su confesor le dio la última comunión

y le preguntó si deseaba que su cuerpo fuera llevado a Ávila.

Teresa sonrió.

¡Jesús, qué pregunta, padre mío!

¿Aquí no me harán caridad de darme un poco de tierra?

(Música)

Al día siguiente cuenta el mismo confesor:

"Se echó para un lado, como pintan a la Magdalena.

Y no sé dónde se escondieron sus arrugas,

que tenía hartas de tanta edad y tanta enfermedad.

Quedó su rostro maravillosamente mudado,

lleno de serenidad, entendimiento y resplandor".

Murió Teresa de Cepeda y Ahumada exhalando tres gemidos.

Muy débiles y suaves, armoniosos.

Y un perfume muy suave invadió la estancia.

Fue enterrada al día siguiente,

4 de octubre de 1582.

Pero, no, ese día entraba en vigor el calendario gregoriano.

De manera que la santa murió el día 3 de octubre.

Pero, a pesar de ser enterrada 24 horas más tarde,

la fecha sería el día 15 de octubre.

A ella, seguramente, le habría divertido esa extraña circunstancia.

Al irse, se llevó 12 días que nunca existieron.

(Música)

La monja andariega, la llamaron despectivamente.

Y, sí, andariega resultó.

Fundó 17 conventos de Carmelitas Descalzas.

(Música)

También entre pucheros anda el Señor - Alcalá de Henares

27:59 04 nov 2017

Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy

Histórico de emisiones:
28/11/2015

Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy

Histórico de emisiones:
28/11/2015

ver más sobre "También entre pucheros anda el Señor - Alcalá de Henares" ver menos sobre "También entre pucheros anda el Señor - Alcalá de Henares"

Los últimos 33 documentales de También entre pucheros anda el Señor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Alcalá de Henares

    Alcalá de Henares

    27:59 04 nov 2017

    27:59 04 nov 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy Histórico de emisiones: 28/11/2015

  • Granada

    Granada

    27:11 21 oct 2017

    27:11 21 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. Histórico de emisiones: 21/11/2015

  • Caravaca de la Cruz

    Caravaca de la Cruz

    26:46 21 oct 2017

    26:46 21 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. Histórico de emisiones: 14/11/2015

  • 27:11 14 oct 2017 En el capítulo 4 de También entre los pucheros anda El Señor, Teresa, llena de dudas no sabe si casarse o ser monja. Con 20 años, finalmente se decide: en 1537 profesa como monja de La Encarnación en Ávila. Pero su salud no es buena y en este caso la medicina oficial no sabe curarla. Desesperado, su padre, decide llevarla a ver a una curandera al pueblo de Becedas. En este episodio veremos el nacimiento de la Fundación de Segovia y su enfrentamiento con la Princesa de Éboli. En el Parador prepararemos el típico Potaje Carmelitano y como siempre, el cocinero Sergio Fernández, nos contará curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía en tiempos de la Santa. Histórico de emisiones: 06/11/2015

  • 26:41 14 oct 2017 En el capítulo 3 de esta serie documental se habla de la adolescencia de la Santa y de su estancia en un internado de señoritas. También, con un salto en el tiempo, se avanza hasta 1569 para asistir a la fundación de los conventos de Salamanca y Alba de Tormes. En la sección gastronómica, las truchas serán el plato principal del menú. Histórico de emisiones: 31/10/2015

  • Toledo

    Toledo

    26:31 07 oct 2017

    26:31 07 oct 2017 Relato de la vida de SANTA TERESA que cuenta en paralelo cómo se cocinaba en los conventos de la época y cómo han llegado esos platos hasta hoy. En el capítulo 2 se narra la fundación del Convento de San José en Toledo y se aprovecha para mostrar una receta de Perdiz asada con Alboronía. Seguimos las dificultades y aventuras pasadas por Santa Teresa para fundar sus distintos Monasterios, en este caso el de Toledo, ciudad imperial y cuna de los Cepeda. Toledo, la ciudad de las tres culturas, la que el César Carlos decía que sólo se sentía rey de España cuando estaba en ella. Y Toledo, la primera gran ciudad que ven sus ojos, a la edad de 47 años… Ese Toledo de hoy, capital de Castilla-La Mancha, enfajada por el río Tajo, como puede verse desde el Parador de Turismo, es sede de una magnífica gastronomía. En este caso se centrará en una de las reinas de la cinegética española: la perdiz escabechada con alboronía. Con la ayuda de Sergio Fernández, el espectador comprenderá mejor la cocina del siglo de la Santa. Histórico de emisiones: 24/10/2015

  • Ávila

    Ávila

    26:59 07 oct 2017

    26:59 07 oct 2017 El primer episodio se acerca a los primeros años de Teresa de Cepeda y Ahumada, la que luego será Santa Teresa, a su familia y orígenes. Inevitable la mirada estudiosa sobre Ávila, cuna de Teresa. Un salto en el tiempo trasladará al espectador 40 años antes, cuando funda el primero de sus monasterios, San José de Ávila. Ávila es la inevitable protagonista de este primer episodio. Cocinamos en el Parador y Sergio Fernández, profesor de cocina nos ilustra y cuenta curiosidades gastronómicas de la época en que vivió Teresa. La primera receta del programa serán las judías blancas con bacalao estofadas con verduritas del convento. Histórico de emisiones: 17/10/2015

  • 11:47 19 sep 2016 El cocinero Sergio Fernández muestra cómo preparar una ensalada de higos con vinagreta de pipas.  Ensalada de higos con vinagreta de pipas: 100 g. berros / 60 g. bacón ahumado / 4 higos frescos / 2 zanahorias / Anís en grano / Aceite, vinagre / Sal, azúcar / 10 g. pipas peladas

  • 21:51 13 jun 2016  El cocinero Sergio Fernández y la experta en nutrición Eulàlia Vidal preparan una ensalada de ahumadas y cítricos, y una espuma de arroz a la canela como postre.  

  • 4:21 20 ene 2016 En Burgo de Osma, Soria, hemos encontrado una mantequilla artesanal con la que hacen postres muy variados. Además, Sergio Fernández nos cuenta consejos para conservar bien la mantequilla.

  • 24:34 18 ene 2016 El cocinero Sergio Fernández y la experta en nutrición Eulàlia Vidal preparan paté de berenjena a la miel y empanadillas de manzanas a la canela.

  • 5:12 30 nov 2015 En el último capítulo de ‘También entre pucheros anda el Señor’ cocinamos desde Alcalá de Henares unas sabrosas albóndigas de gallina en pepitoria. El chef del parador de la ciudad alcalaína, Julián Martín Bermejo, nos explica cómo hacer esta receta típica del otoño-invierno. No puede faltar en este plato el azafrán, la gallina y las almendras. Consulta aquí cómo hacer esta receta paso a paso.

  • 2:28 26 nov 2015 Último capítulo de la serie documental-biografica También entre pucheros anda el Señor. De 1545 a 1560 (de los 30 a los 45 años) la vida de Teresa transcurre tranquila en el Convento de la Encarnación. En 1553 tiene un trance: al pasar por el refectorio vio un busto de un Eccehomo, que antes no estaba. Desde entonces se centra en la oración. Conoce a la Beata María Jesús de Yepes, que viene ya de Roma con el despacho para poder fundar un convento con los principios carmelitanos. Teresa y la beata han tenido el mismo día y mes sendas visiones en las que se les ordena fundar un convento basado en las antiguas reglas. El de San José se funda el 24 de agosto en Ávila y sólo 18 días más tarde María Jesús de Yepes funda este Carmelo Complutense. Teresa lo visitará en tres ocasiones. En el Parador prepararemos unas estupendas “Albóndigas de gallina en pepitoria” y Sergio Fernández nos enseñarás nuevas curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía del siglo XVI, para terminar dando paso a la muerte de Teresa en 1582, en Alba de Tormes, en uno de los conventos fundados por ella.

  • 4:08 23 nov 2015 En 'También entre pucheros anda el Señor' viajamos hasta el Parador de Granada donde aprendemos cómo cocinar una sopa de albóndigas con hierbabuena. Consulta aquí la receta paso a paso.

  • 2:57 23 nov 2015 En tiempos de Santa Teresa se elaboraban las albóndigas con carne de gallina, que nunca faltaban en el convento para tener carne y huevos todo el año. Aquí puedes ver cómo se cocinaba la sopa de albóndigas con hierbabuena cómo se hacía hace cinco siglos en los fogones de la época. Una receta de Sergio Fernández.

  • Berenjenas en cazuela

    Berenjenas en cazuela

    3:55 16 nov 2015

    3:55 16 nov 2015 El chef del Parador de Lorca, Pedro Moreno, nos enseña cómo elaborar esta sabrosa receta: Timbal de berenjenas con crujiente de queso y miel. Consulta aquí cómo hacer esta receta paso a paso.

  • Berenjenas en cazuela

    Berenjenas en cazuela

    2:31 16 nov 2015

    2:31 16 nov 2015 En este episodio cocinamos un plato de elaboración básica pero muy especiado: Berenjenas en cazuela. El cocinero Sergio Fernández nos preparar su versión de esta misma receta cómo se elaboraba hace cinco siglos en los fogones de los conventos.

  • 3:50 11 nov 2015 En el capítulo quinto de 'También entre pucheros anda el Señór', Teresa sigue enferma intentando curarse con los remedios que le da una curandera. Lejos de mejorar, su estado es cada vez peor, por lo que su padre decide llevarla de vuelta a Ávila. Teresa entra en coma y la dan por muerta. En 1576 se funda el convento de Carmelitas descalzas en Caravaca de la Cruz, donde tres doncellas se han encerrado en una casa y dicen que no saldrán hasta que se funde un convento carmelitano para ingresar en él. También sabremos de la prisión de San Juan de la Cruz y de la Fundación de un convento de Carmelitas descalzos en Caravaca, por parte de Fray Juan. En las cocinas Sergio Fernández, profesor de cocina y Pedro Moreno, Chef del Parador de Lorca, nos enseñaran, cada uno a su manera, a hacer “Berenjenas en cazuela”.

  • Potaje carmelitano

    Potaje carmelitano

    5:01 10 nov 2015

    5:01 10 nov 2015 En 'También entre pucheros anda el Señor' cocinamos desde el Parador de Segovia un guiso clásico de la época de Santa Teresa: un potaje carmelitano a base de legumbres y verduras. Un elemento que no puede faltar las tradicionales bolas de ajo y perejil, las acelgas y el toque del pimentón y la guindilla. Sergio Muñoz y Óscar Cordero nos enseñan cómo hacer esta receta.

  • 2:37 06 nov 2015 En el capítulo 4 de ‘También entre pucheros anda el Señor’, Teresa, llena de dudas no sabe si casarse o ser monja. Con 20 años, finalmente se decide: en 1537 profesa como monja de La Encarnación en Ávila. Pero su salud no es buena y en este caso la medicina oficial no sabe curarla. Desesperado, su padre, decide llevarla a ver a una curandera al pueblo de Becedas. En este episodio veremos el nacimiento de la Fundación de Segovia y su enfrentamiento con la Princesa de Éboli. En el Parador prepararemos el típico Potaje Carmelitano y como siempre, el cocinero Sergio Fernández, nos contará curiosidades sobre los alimentos y la gastronomía en tiempos de la Santa.

Mostrando 1 de 2 Ver más