www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5635500
No recomendado para menores de 16 años Somos Cine - El fotógrafo de Mauthausen - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

(Música dramática)

En Mauthausen todo está preparado para impresionarte.

Puro teatro.

(Voces en alemán)

Los kapos. Actores que se creen su propio personaje.

Dale una porra a un preso común y será el carcelero.

Los triángulos verdes fueron los primeros en llegar:

delincuentes, violadores, asesinos...

Los niños mimados de los fritz.

(Ladridos)

Para el jefe del Servicio de Identificación,

lo más importante es la escenografía de la obra.

Paul Ricken, los ojos de Mauthausen.

Achtung!

Nunca se separa de su Leica.

Franz Ziereis, el director de la función.

El jefe supremo de Mauthausen.

(Puerta auto)

(Toses)

(SIGUE HABLANDO EN ALEMÁN)

(Órdenes en alemán)

El Erkennungsdienst: el Servicio de Identificación.

Dos cámaras oscuras y 210 metros dedicados a documentar

y fotografiar todo lo que sucede en el campo.

Lo vi claro enseguida.

Allí necesitaban fotógrafos y yo, casualmente, lo era.

Yo no quería dar golpes ni ser golpeado.

Mi única opción era quedarme fuera del encuadre.

Por cierto, no soy este novato que tengo enfrente.

Yo ya soy parte de la escenografía.

(Silba)

Que no es tan terrible, ¿eh?

A mí no me va mal.

¿Sabes?

Eso... solo te pasa si intentas huir.

Aquí somos prisioneros de guerra. No nos pueden hacer nada.

Se han llevado a mi padre.

¿En un furgón negro?

Tienes que ir con cuidado, chaval.

A ver...

Si no te tratas bien, los otros tampoco lo harán.

Mira, aquí hay gente de todas partes.

Hay polacos, rusos, delincuentes, políticos alemanes,

austríacos... y judíos.

Los españoles fuimos de los primeros en llegar.

Mira. Somos triángulos azules.

Sabes qué significa, ¿no?

Que para los fritz no tenemos patria.

¿Y dónde se lo han llevado?

Tú estate tranquilo. Se lo han llevado a Gusen.

A cinco km de aquí. Tu padre estará bien.

De hecho, estará mejor que aquí.

Gusen es como una enfermería y sabes qué hay en las enfermerías.

¿Qué? ¿Cómo que qué?

Enfermeras.

Que tu padre ha tenido mucha suerte, chaval.

Ya me gustaría a mí que me cuidara Greta,

Elsa...

No, no, Gertrud. Sí, Gertrud tiene unas tetas...

Así queda mejor.

Me llamo Francesc Boix.

Anselmo... Anselmo Galván.

Galván...

Anselmo.

¿Sabes?

Eres de mis primeras fotografías aquí dentro.

A ver...

Ahí arriba.

A ver, aparta.

¿Por qué le has dicho eso?

Nadie regresa con vida de Gusen.

Sin un poco de esperanza, no dura ni cinco minutos aquí.

Qué sabrás tú, si llevas solo dos meses.

"Nacht un Nebel".

¿Noche y...?

Niebla... Noche y niebla.

¿Era fotógrafo?

No está mal para hijo de sastre.

Esto es arte.

Me gusta tener referentes de artistas.

Yo prefiero fotografiar la realidad.

La realidad no existe, Franz.

No olvides.

(Llaman a la puerta)

Eh, ¿y Hans?

Ahí lo tienes.

(CARRASPEA)

¿Tienes lo mío?

Sigue.

¿Cuánto?

Diez.

A saber de quién eran. Importa de quién serán.

Seis. Ocho mínimo.

Ocho no.

Vale, vale.

(TARAREA)

Te he conseguido lo tuyo.

No sabía que fueras tan presumido, Valbuena.

¿Qué?

En unos días nos visitará un jefazo.

¿Kaltenbrunner? Apunta más alto.

¿Himmler?

(Truenos)

(Ronquidos)

(Toses)

(Música dramática)

(Graznidos de cuervo)

Esto no ha sido un intento de fuga.

Les han disparado de frente.

(SUSPIRA)

Boix...

No coinciden.

El número de identificación del cojo

no coincide con la fotografía y son el mismo.

Lleva ya las copias a la Oficina Política.

Fíjate. Es lo que tienes que hacer.

Vamos.

(Canción alemana)

(Puerta)

Las copias de los fugados de Gusen.

¿Me explicas esto?

Fíjate en los números.

Cambiaría la camisa con alguien.

También han cambiado el registro.

Un despiste.

Ya lo arreglaré.

Son demasiados despistes.

¿Me vas a denunciar?

Tú actitud nos perjudica. Tú eres comunista, joder.

Aquí soy un preso más.

Sí, y también comunista. Por mi boca te habla el partido.

Al partido le sobra paranoia

y debería limpiarse los dientes de vez en cuando.

Como si tú no trabajaras para ellos.

Ven.

Cambiamos números.

Los muertos ya no los usarán

y los Noche y Niebla necesitan otro nombre.

Salvamos vidas.

Hay 35 maneras de morir en Mauthausen.

Cámara de gas, inyección letal,

despedazado por los perros, duchas heladas en invierno...

La peor era morir por agotamiento en la escalera de la muerte.

La construimos con nuestras propias manos.

Bajo cada escalón, se esconde la sangre de un español.

Cristóbal Rosales, 29 años, madrileño,

bailarín profesional y comunista. Un Noche y Niebla.

Un Nacht und Nebel.

Alguien que los nazis quieren ver desaparecer.

Y este es José Pino,

de 33 años, catalán, electricista y tuberculoso.

Los dos están condenados a morir.

A uno lo podemos salvar, al otro no.

Me llamo José Pino Carballo.

Tengo 33 años y nací en Barcelona.

Soy electricista, tenía dos hijos...

¡Tienes dos hijos!

Cuando salgamos de aquí, los visitas y les das el pésame,

pero ahora seremos prácticos.

¿Solo con los del partido?

Con los de confianza. Con todos no podemos.

¿Puedes hacer un cambio con un preso de Gusen?

¿Le conseguirías trabajo a un Noche y Niebla?

Una foto está hecha de luz,

pero necesitamos oscuridad para que funcione.

Mira,

los golpes son para que las burbujas no se peguen en la película.

(RESOPLA)

Ponemos el papel fotográfico

aquí, en el líquido revelador.

A ver...

Se lava con agua y la cuelgas, para que se seque.

¿Qué hacéis aquí? Ya nos íbamos.

Ricken nos prohíbe entrar. Le enseñaba la cocina.

Vete, vete.

¿Cómo se dice?

Españoles, ¿verdad? ¿Tienen un cigarrillo?

(Música triste)

No hay corriente.

¡Vamos!

Vamos, vamos.

(Cámara)

A los primeros solo les toca agua sucia,

a los últimos, unas raciones pésimas, pero aquí,

en el medio, te pueden tocar carne y patatas.

Me dijeron que Gusen es una cantera terrible.

Lo dicen para que no os hagáis los enfermos.

(SILBA)

Te manda recuerdos.

¿Le has visto?

¿En la enfermería?

(Música tensión)

(Canción alemana)

(Canción patriótica alemana)

(Cámara )

(Cámara)

(Aviso por altavoces en alemán)

(Sirena)

(Música)

¡Eres un cabrón!

¿Qué es?

¿Qué pasa?

El sacrificio del VI Ejército no fue en vano.

Generales, oficiales, suboficiales

y equipos lucharon hombro a hombro hasta el último cartucho.

Han muerto para que Alemania viva.

¿Entonces?

¡Los nazis han perdido Stalingrado!

Buenas noticias.

¿Y ahora qué va a pasar?

Vamos, todos a vuestros sitios.

Y borrad esas sonrisas, joder.

¿Por qué te pones así?

Hasta ahora los nazis creían que ganarían la guerra.

Imagínate qué pasará si ven que la pueden perder.

(CHISTA)

Te toca.

Hoy nos ordenaron destruir las copias que nos enviáis.

Ahora ya sabemos por qué.

Acompáñame.

(Música tensión)

¿Qué haces?

¿Se puede saber...?

No quemaremos las pruebas de lo que han hecho.

Si Ricken se entera... Si se entera, sabré que fuiste tú.

¿Sabes qué les hacen los del partido a los chivatos como tú?

Les cortan los huevos y esperan a que se vacíen enteros.

Suéltame por Dios. Suéltame.

Mejor usar negativo virgen.

Si no, al quemarlos notarán la diferencia.

(Música dramática)

Hoy ha sido un día duro.

Vamos, Franz.

¿O prefieres aliviarte solo?

Disfruta, Franz. Te lo has ganado.

(Música tensión)

¿Eres española?

(Música tranquila)

Puta, alcohólica, anarquista...

Lo que prefieras. Pues a mí me...

¿Entiendes?

Nosotros salvamos vidas, no fotografías.

Debemos esconderlos en distintos lugares.

Separados no tienen tanta importancia.

¿Y cómo lo piensas hacer? Si los encuentran, nos fusilan.

Vale, como quieras.

No eres mi única opción. El Partido no eres solo tú.

Necesitarás a gente de confianza.

Del Lejías puedes fiarte. No te preocupes.

Antes trabajábamos juntos.

No son fotografías, son negativos.

Pasa rápido.

Los negativos son fáciles de esconder.

No pienso arriesgar mi vida por unas fotos.

Perdiste un hermano aquí, ¿verdad?

Todos hemos perdido a alguien aquí.

Sí.

¿Y no merecen justicia?

Tenemos las imágenes de nuestros compañeros asesinados,

de Himmler y la cúpula de las SS visitando el campo.

Tenemos pruebas para incriminarlos.

¿Queréis que se olvide lo que está pasando?

Nadie lo creerá si no lo ven.

Nadie.

(Pasos)

(CARRASPEA)

Me llevaron a Ravensbrüch.

Me dijeron que si aquí me hacía puta, en seis meses estaría libre.

Llevo ya casi un año.

¿Te gustaría hacer algo contra los fritz?

(Portazo)

(Música militar)

Mira, mira, mira.

(Ladridos)

(Risas y silbidos)

(Puerta)

Kapo de mierda.

¿Qué es? ¿Un drama, una comedia?

¿Perdón? La obra que preparas.

Revista.

El kapo quería hablar con Ziereis. Pero eso lo haré yo.

Los jóvenes afortunados se van con él.

Fuera se trabaja y se vive mejor que aquí.

¿Le has preguntado eso? Sí, sí.

El chaval se presentó voluntariamente No quiso ir con los Poschacher.

Se lo han llevado a Gusen a primera hora.

Enfermero.

(Música de armónica)

¿Te gusta?

Eso no es tuyo.

Ahora, sí. En Gusen no lo necesitará.

Toma.

¿En serio, quieres comprarme con tabaco?

La música ayuda a levantar ánimo.

¿Qué quieres?

Me debes una.

Es un triángulo verde. Nos denunciará.

No lo hará.

Seguro que querrá algo a cambio.

No podemos fiarnos de él.

Me fío más de los interesados que de los cobardes.

¿Dónde están escondidos?

Tranquilo, están a salvo. Cuanto menos sepas mejor.

(Música tensión)

Debemos sacar el negativo en las cajas de granito para Berlín.

Dudo que a Hitler le interesen los negativos.

Con un documento con tu sello

podríamos desviar una de las cajas.

¿Y quién los recogerá? Alguien puede viajar con ellos.

¿Dentro de la caja? No me jodas.

Yo me apunto. Es una locura.

No tanto. Contaré todo lo que está pasando.

Y además, con pruebas.

Yo solo me llevaré una pequeña parte.

Pero abriré un túnel, una puerta de salida.

Y cuando estés a salvo, te enviamos el resto.

Necesitaré documentos oficiales, algo de ropa, comida...

Han entrado en nuestro barracón. ¡Mierda!

(Música dramática)

(GIME)

Los negativos deben salir de Mauthausen. Inmediatamente.

Tenemos un plan.

Tenemos un héroe cojonudo.

Y una buena cortina de humo.

Si los fritz quieren entretenimiento del bueno, lo tendrán.

(CANTA) Que después de morir, no habló nada más.

La caja finalmente va a Polonia, justo en la frontera con la URSS.

Toma, esto te ayudará a estar más presentable.

Pasar de preso a mendigo es un ascenso, supongo.

Me vais a echar de menos, ¿eh?

Oye, dale las gracias a Bonarewitz por las pelucas.

Mucha mierda chicos. ¡Eso, tú!

Mucha mierda.

Vamos. Venga chicos, empezamos ya.

(Murmullo)

Después de una gira internacional por Francia y España,

llega al Konzentrationslager de Mauthausen...

la fabulosa...

y cojonuda compañía...

¡La Española!

De chico yo era baturro

y ahora soy medio alemán.

Espero llegar a ruso

o también americano,

pero eso no está en mi mano.

Que carrera más

triunfal.

(Vítores y silbidos)

¡Pepe!

¡Pepe, cántate algo para el Sr. Kapo!

¡Eh!

¡Eh, Herr!

Eh, mira.

A un concurso de ganado

ni se te ocurra ir a verlo,

porque pueden equivocarse

y darte el primer premio.

Tengo salchichas, manzanas...

Joder, has montado un apartamento. Un poco pequeño.

Así no oigo roncar al Lejías.

Me han dicho que a la hija de Don Paco le ha dado por el tabaco.

Con el tabaco rubio tiene guasa que lleve la ración siempre a casa

y cuando solo pasa media hora

resulta se han fumado tus pitillos la niña y la señora.

La escalera de la muerte. No es un mal nombre.

La niña y la señora en un descuido se fuman los cigarros del marido

y como la mujer no da en cartilla,

usted por no pegar un estallido, se fuma las colillas. ¡Olé!

¡Olé, olé!

¿Qué? ¿Tienes miedo?

¿Tú qué crees?

Quiero ver a mi hijo.

Ahora tendrá unos cinco años.

Casi, casi lo mismo que llevo yo metido aquí.

Está en Polonia, en un orfanato, quiero verlo.

Hans...

Lo siento, pero no te dejaré entrar en esta caja.

(TOSE)

(TOSE)

¿Qué haces?

Será por las buenas o por las malas.

Baja, nos van a matar. Yo ya estoy muerto.

Vale, está bien.

(Música tensión)

(Puerta)

Dámelos. Me los llevo.

No.

Tranquilo. Odio a los nazis más que vosotros.

Cuando esté en lugar seguro, les enseñaré.

Vale, pero no de inmediato.

Una vez a salvo, publica una esquela

en el Der Angriff a nombre de Fritz von Stroheim.

Fritz von Stroheim.

Sabremos que estás bien y enviaremos el resto.

Y además, el traje me va bien.

Sí.

Lo que no te irá bien es esto.

Hace tiempo que lo preparo.

Confía en mí.

(Aplausos y vítores)

¿Señorita?

No nos falles. Recuerda, Fritz von Stroheim.

Me debes un paquete de Lucky.

(Aplausos y vítores)

(Sirena de alarma)

¿Cuántos?

(Ladridos)

¿Cómo es posible?

(SILBA)

(Puerta)

¿Qué? Nada.

Me he leído las esquelas de los últimos días y nada.

Nos la ha jugado. Te dije que no podíamos fiarnos.

Von Stroheim morirá, confía en mí.

En quien no confío es en Bonarewitz.

Ten fe.

Y acuérdate de...

¿Los otros no daban la talla?

Mínimamente interesante.

Lo diferente, siempre es más interesante que lo habitual.

Depende del punto de vista.

Venga, como un animal de feria.

No es para tanto.

¿Hablas español? Y también alemán.

Perdona, yo... Pensaba que eras ruso.

Soy judío austríaco y profesor de lenguas.

Perdóname. No te preocupes.

Ser diferente tiene sus ventajas.

El otro día, incluso me llevaron al prostíbulo.

(Música tensión)

Por favor.

(Música clásica)

Déjame en paz. Disimula.

Te he conseguido un boleto para salir del campo.

Llevo unos negativos con las pruebas de lo que nos hacen.

Necesito que los escondas. Ayúdame.

(Sonata de Beethoven)

Eh, chaval.

¡Chaval!

(Para la música)

Yo me voy.

Ten cuidado.

La música alemana a veces puede resultar demasiado...

intensa.

¿Entiendes?

Bien.

Hazlo por tu padre.

Por favor.

(Palmadas)

Pamplinas.

Español, ¿eh?

Bienvenido. Ven.

¿Ella es de fiar?

Sí, sí, sí. Es de los nuestros.

Puedes pedirle lo que quieras.

Siéntate.

Los fritz se han quedado con ganas de teatro.

(Música alegre)

(La música para)

(Canción patriótica alemana)

(Música dramática)

Me gusta mucho.

Tiene un aire a Pieter Brueghel.

Hijo de puta.

¡Eres un hijo de puta!

Eres peor que ellos.

¿Qué?

Le gusta ver cómo los otros asesinan, ¿verdad?

Cómo los otros se emocionan, lloran, sufren...

Cómo...cómo follan.

Eres un puto mirón que espía el mundo tras un agujero

porque no tiene cojones de hacer nada.

¡Cállate!

¿O qué?

¡Vamos, dispare!

¿Solo sabe disparar con su maldita cámara de fotos?

Apriete el gatillo.

Inmortalice el momento. ¡Venga, Ricken!

Venga.

Venga...

(GIME)

(GRITA)

No.

(SE QUEJA)

¿Sabes lo que es el hambre?

¿Sabes lo que es ver pasar día tras día

con el estómago vacío?

Sin nadie con quien hablar.

Suerte de los gusanos.

Yo les hablo

y luego me los como, para que no se lo cuenten a nadie.

Francesc,

Paco,

Franz...

Creías que era un traidor. ¿Valbuena?

Tú y tus amiguitos creíais que era un traidor.

Soy un héroe.

Soy un héroe porque no les he contado nada.

No sabías nada. ¿Qué les ibas a contar?

Tu amigo también lo hizo.

Al otro lado del agujero.

Hans, el de la caja.

Acabó comiendo gusanos.

Y tú también lo harás. No te preocupes que lo harás.

¿O ya lo has hecho, eh?

Has comido gusanos.

¿Sabes qué?

No solo comía gusanos tu amigo. Cállate.

No, cállate tú de una puta vez y escúchame.

Tu amigo Hans no solo comía gusanos.

También comió negativos.

Sí, tiras de negativos.

Pero claro, los negativos no tienen proteína.

Así que más bien se los comió por detrás.

Por eso no los encontraron en la caja, los tenía dentro.

¿Dónde están?

Ah, no sé, busca. Busca, busca.

Busca, busca, busca.

Frío, frío, frío, frío.

Frío...

Templadito. Caliente... Ay, que te quemas, Francesc.

Te has quemado.

¿Dónde están?

Era yo.

Era yo o los gusanos.

Y uno no se puede fiar de los gusanos porque...

Porque por muchos que comas...

luego te comen ellos a ti.

(SISEA)

Los quieres, ¿verdad?

Pues ¿soy un héroe o no soy un héroe?

Eres un héroe, Valbuena.

Un auténtico héroe.

(Voces en alemán)

(Pasos)

(Puertas)

(Aria de Bach)

Diles lo que quieren.

(GIME)

(Aviones)

(Bombardeos)

No sé si es americana o rusa,

pero esta música al otro lado del Danubio suena celestial.

(Bombardeos)

(Disparos)

(Puerta)

No, no, no.

¡Larguémonos!

(GRITA)

(Música trágica)

Valbuena.

Gas.

¡Gas! !Gas!

¡Valbuena, gas!

(Bomba)

(Bomba)

¡Vamos!

Los kapos tienen las armas que los nazis abandonaron.

Toma, hay que defenderse.

(Música dramática)

¿Franz?

Soy inocente.

De eso precisamente le van a acusar.

Dime...

Dime que mi obra está a salvo.

Hola.

(Gritos)

(Música triunfal)

LOS ESPAÑOLES ANTIFASCISTAS SALUDAN A LAS FUERZAS LIBERADORAS

(EN INGLÉS) ¡Hola! ¡Gracias!

Sácanos guapos, Boix.

(Canción Corrandes D'Exili)

EL FOTÓGRAFO DE MAUTHAUSEN

Somos Cine - El fotógrafo de Mauthausen

01 ago 2020

Con la ayuda de un grupo de prisioneros españoles que lideran la organización clandestina del campo de concentración de Mauthausen, Francesc Boix, un preso que trabaja en el laboratorio fotográfico, arriesga su vida al planear la evasión de unos negativos que demostrarán al mundo las atrocidades cometidas por los nazis. Miles de imágenes que muestran desde dentro toda la crueldad de un sistema perverso. Las fotografías que Boix y sus compañeros lograron salvar fueron determinantes para condenar a altos cargos nazis en los juicios de Núremberg en 1946. Boix fue el único español que asistió como testigo.

Contenido disponible en España hasta el 25 de mayo de 2031.

ver más sobre "Somos Cine - El fotógrafo de Mauthausen" ver menos sobre "Somos Cine - El fotógrafo de Mauthausen"
Programas completos (96)
Clips

Los últimos 124 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos