www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5747665
No recomendado para menores de 18 años Somos cine - Siete mil días juntos - Ver ahora
Transcripción completa

No entiendo nada. ¿Y tú, Petra?

¿Entiendes algo? Debe de ser un espíritu extranjero.

¿Quién será?

-Cualquiera sabe. -Mamá, ¿cuándo nos vamos?

-¡Niña, no empecemos! (SUSURRA) Callad.

¡Petra!

¡No se puede pasar, señora! -La conozco.

Quiero poner una denuncia. -Eso en la comisaría.

Llevo tres días llamando a Petra Montes y nada:

O no cogen el teléfono o comunican.

Y como Petra y yo hablamos todos los días, esta mañana tomé una decisión.

"Como Olga tiene una llave de la casa de Petra,...

...entramos a mirar...

...por si le había pasado algo".

-"La verdad es que no sé si hicimos bien entrar así a la casa".

-"Pero por una amiga en peligro se hace lo que sea".

"Sobre todo sabiendo, como sabemos todas,...

...la clase de hombre que es su marido".

"En su dormitorio el armario estaba vacío".

"Pero me llamó la atención que estuvieran todas sus medicinas".

"Y Petra no se separaría de ellas ni en el fin del mundo".

-Además él se ha echado una amante. -Una mujer joven.

-Mi hija y yo los vimos en la calle haciendo de todo.

Tuve una sensación como de ahogo.

Se me puso mal cuerpo y todo.

-¿Saben algo más sobre...? -Matías Rodríguez y Petra Montes.

-Su marido se cruzó con él en el portal.

-¿Por qué no ha venido?

-Porque no se acuerda de nada. -¿No se acuerda?

-Solo recuerda que se los cruzó en el portal a altas horas.

-¿Solo de eso?

-Solo. Me lo dijo a la mañana siguiente.

-¿No hablaron? -Sí, pero no recuerda lo que dijeron.

-¿No?

-El señor López a veces no recuerda las cosas.

-¿Amnésico? -No. Dipsómano.

-Ah, ya.

-Pero después de despedirme de estas amigas...

...me iba ya a casa cuando veo un tumulto,...

...me acerco, y veo a la pobre Petrilla...

...muerta ahí en el contenedor.

La he reconocido por la ropa.

Señor López, parece ser que se cruzó hace unos días...

...en el portal de esta casa con el matrimonio Rodríguez.

Quizá sea la última persona que vio a Petra Montes.

-No sé. No sé. Puede ser.

-¿No recuerda lo que hablaron? Por qué salían tan tarde, adónde iban...

-No, ni una palabra. -A veces olvida las cosas.

-Ya, ya lo sé.

-Es por exceso de trabajo. -Sí, por el exceso.

-Ese día hice muchas horas extra. Teníamos balance.

-Pero recuerda...

...que se cruzó con ellos y que llevaban bolsas.

-"Puede que también el contrabajo. Pero de lo que hablamos, ni idea".

-"¿No puede hacer un esfuerzo por recordar?".

-"Ya lo he hecho, pero nada".

"Ni una palabra".

¿Matías Rodríguez Puerto? Policía. ¿Puede acompañarnos?

¡Adiós, Matías! -¡Hasta mañana, Matías!

Hasta mañana, no. Hoy es sábado. Hasta el lunes.

-Hasta la semana que viene. -Hasta el lunes, Matías.

Buen fin de semana, Matías. Que te diviertas, Luis.

Buenas noches, Matías. Buenas noches, Gregorio.

-Hola, Matías. ¿Qué hay? Nada nuevo.

Hasta mañana.

¡Petra!

(LORO) Uno de enero, dos de febrero, tres de marzo...

¡Petra!

(LORO) ...siete de julio, San Fermín.

Hola, Petra.

¿Te pasa algo? Cállate.

Hola, Fermín. (LORO) Hola, Matías.

¿Qué tal? ¿Cómo ha ido el día? ¿Bien?

Hola, Matías.

¡Eh! Hola, Matías.

¿Qué tal? ¿Tenemos de todo? Tenemos pipitas...

Oh, un poquito de agua. Un poquito de agua.

Hola, Matías.

¿No te levantas?

¿Quieres algo de cena?

Prepárate lo que quieras. Yo no tengo hambre.

¿Te encuentras mal? ¿Tienes fiebre?

No me toques. Pero mujer...

Qué habrás tocado hoy. Lo de siempre.

Pero uso guantes. ¿Y qué?

Dejará de ser un trabajo repugnante.

Madera crujiendo

Flamenco

¡Mis folletos! ¿Qué haces?

Me vas a volver loca con tanto flamenco y tanto loro.

Me gusta el flamenco. Eso ni es flamenco ni es nada.

Pues te aguantas, que yo lo hago cuando te pones a tocar el violón.

No es lo mismo. Eso es un trabajo. Mi trabajo.

¿Cómo no me voy a enterar? ¡Llevas 20 años repitiéndome lo mismo!

Es mi trabajo.

Mamá, ya han empezado los del segundo.

-Pobre mujer. ¡Pues toca en el café!

Pero no me des la murga en casa. Siempre igual.

¿Oyes, Rocío? -¿Cómo no voy a oírlo, Olga?

Las hay con suerte negra.

(SUSURRA) Es mi trabajo. ¡Estás histérica perdida!

No grites. Grito porque me da la gana.

Vete a la mierda. ¡A la mierda te vas tú! ¡Tú!

Buenos días, Petra. Buenos días.

No se olvide del día 14. Tenemos una fiesta, como todos los años.

No se me olvida. Subiremos un retito. Y muchas gracias.

Un potente zoom...

...con macro y velocidad variable.

Menú a pantalla y fundido a negro y a mosaico.

Muchísimas gracias. Hasta luego.

¿Desea usted algo?

Estaba mirando.

Mire lo que quiera.

Disculpe, señorita. Quisiera comprarme una cámara de vídeo,...

...pero hay tantas que no acabo de decidirme.

Depende del precio.

Supongo que cuanto más cara, mejor será.

Sí, eso es lo normal.

Me gusta esta.

La obra cumbre de Sony. Un prodigio tecnológico.

Lleva incorporado el estabilizador de imagen de prisma activo.

Que es lo que mantiene la calidad de la imagen inalterable...

...aunque las condiciones son sean óptimas.

¿La conoce? No.

Tiene un zoom de 10 aumentos con macro y velocidad variable.

Tres looks de iluminación mínima y sistema de enfoque rápido.

¿Y código de tiempo?

Claro. Y fundido a negro, a mosaico, menú en pantalla,...

...función edit y micrófono composición win.

¡Qué bien se lo sabe! Me ha costado aprendérmelo.

¿Le digo la última frase?

Sí, por favor.

Si usted es un perfeccionista de la imagen, esta es su cámara. Tenga.

Sí. Se ve que es muy completa.

¿Entonces se la queda? Sí.

No.

No sé. ¿Cuánto cuesta?

259 900. Es un poco cara.

Para eso están los plazos. Pero se acaba pagando mucho más.

Tenemos fórmulas muy cómodas. O bien a tres meses sin recargo...

...o nuestra tarjeta de cliente, con la que abonarlo en 60 días.

Prefiero los tres meses. ¿A cuánto saldría?

Un momentito.

A 86 600. ¿Me la puede guardar?

Sí, pero poco tiempo. Solo tenemos dos de estas.

Estoy deseando volver. ¿Hasta qué hora está usted por las tardes?

Hasta las 21.00. Tráigame su carné y el nombre de su empresa.

Soy asistente en la escuela de anatomía.

Pues mañana me lo trae todo.

Hasta mañana. Adiós, hasta mañana.

¿Este casete?

Su cambio, señor.

Van 180 000. Con esto, 190 000.

Tienes suficiente para el viaje y para la inscripción.

-Yo nunca he ido a un congreso. -Este es diferente. Es el primero.

-¿El primero?

-Primer congreso de esoterismo trascendente.

-¿Eso qué es? -Ya te lo explicaré.

-Repíteme el nombre de la ciudad. -Ollantaytambo.

O-llan-tay-tam-bo. -¡Vaya nombrecito!

¿Y dónde está eso? En el valle sagrado de los Incas.

-¿En Perú? -Sí, cerca del Machu Picchu.

-¿Van a ir muchas brujas? -Cállate y no interrumpas.

-Siempre quise ir a Perú. De pequeña imaginaba ser una princesa maya.

-Esos son otros. -Bueno, precolombina.

-¿Va gente de otros países? -Es un congreso mundial.

Buenas tardes, señoras. (TODAS) Hola, muy buenas.

¿Qué has hecho, maldita? Nada.

¿Cómo que nada? ¿Y eso? (SUSURRA) Lo necesito.

Son sus ahorros. No tienes derecho. ¿Qué?

Son bienes gananciales. Es de los dos.

¿De los dos? (SUSURRA) No grites.

¡Ni gananciales ni leches! ¡Este dinero es mío!

¡Quieta! ¡Mío, es mío!

Aquí.

Eso es.

Si te quieres ir de viaje a una reunión de brujas...

¡Congreso de esoterismo trascendente! ¡Pues te alquilas una escoba!

-¡Qué carácter! -Es un ogro.

-No sé cómo puedes aguantar.

-Pobrecita.

Vamos a hacer una práctica de embalsamamiento...

...con una bomba de perfusión.

Si conocen esa técnica, pueden retirarse.

Inyecte la cánula, Rodríguez.

Una cánula se inyecta en la arteria carótida...

Flamenco

12 este fin de semana. Algunos nos llegarán a nosotros.

¿Qué vas a comer? Esta hamburguesa y un tinto.

Pues tres menos que la semana pasada.

Como todos se los queda el Clínico...

El tráfico es un negocio. Solo pierden las compañías de seguros.

Algo sacarán Llegaron dos por aplastamiento,...

...una apuñalada y tres por sobredosis.

Por cierto, que había dos que estaban buenísimas.

¡Qué obsesión la tuya!

¿Tú qué? ¿Sigues sin tirarte a una muerta?

¡Anda, anda! Pues no sabes lo que te pierdes.

Lo único malo es que los que llegan a la escuela...

...suelen estar estropeados.

Pero la que le han llevado a tu profe... ¡Qué tía!

¡Quién la pillara! Está en el frigo.

¿Ah, sí? ¿Cuándo la cortaréis?

En un par de días. Antes de dos días me la tiro.

Está embalsamada. Así no huele.

¿A ti no te basta con tu mujer? Quita, se mueve demasiado.

Habla y a veces hasta grita. Es muy rara.

¿Sabe que se la pegas con muertas? No, hombre, no.

No creo que le importara. ¿Y eso?

Dice que no le importa que vaya con otras mujeres.

Sin embargo, lo que no soporta es que las otras me vean la cara...

...y que escuchen mis suspiros cuando me corro.

Como las muertas ni ven ni oyen... Sí, sí.

Eso es. Y yo tan contento.

La verdad es que a mí esas aficiones tuyas no me caben en la cabeza.

Yo me he criado siempre en este ambiente.

Y en él he vivido toda mi vida.

¿Tu padre era asistente en la escuela? No lo sabía.

Era el sepulturero del pueblo. Ya.

Mi madre se pasó la vida cosiendo mortajas y vistiendo muertos.

Y yo de niño asistí a 35 entierros.

De monaguillo, claro. Y a mi mujer la conocí en un funeral.

¡Joder! Después entré...

...en el anatómico forense y ahora aquí,...

...en la escuela de anatomía.

Pero igual pido el traslado al tanatorio.

¿Por qué?

Mi mujer dice...

...que es limpio y se respira otro ambiente.

Eso es verdad. Y es más alegre.

Aquí nunca les ponen flores.

¿Y allí hay las mismas oportunidades para...?

¿Qué quieres, información para ver si te tiras a una muerta?

¿Qué dices? Ni loco haría yo una cosa así.

Tú te lo pierdes.

(SOFÍA) ¡Petra!

¡Petrilla!

¡Petrilla!

(MEGÁFONO) "Don Matías Rodríguez, al teléfono".

"Don Matías Rodríguez, al teléfono".

"Don Matías Rodríguez, al teléfono".

¿Sí? Sí, soy yo.

¿Es grave?

No, ahora no puedo.

Está bien, lo intentaré. Sí.

Sí, adiós.

¿Pasa algo grave? Mi mujer, que se ha desmayado.

Pide permiso y vete a casa. Se desmaya todas las semanas.

Tendrá la tensión baja. ¡Yo qué sé!

¿Trabaja mucho?

Al contrario. Ayer terminó el contrato...

...con el quinteto del Café Industrial.

Que haga ganchillo, que relaja. ¿Ganchillo? Hace espiritismo.

Se pasa el día rodeado de brujas. A ti no te gustarían ni muertas.

A mi mujer la donaré a la escuela. ¿Por qué?

Porque cuando se muera y la traigan puede ser glorioso.

Donde esté una mesa de disección, que se quite la cama de siempre.

¿Un café y una copita? ¿Y tu mujer?

De esta no se muere.

Buenas tardes. ¿Puede atenderme? ¿Qué desea?

¡Hombre! ¿Ya se ha decidido? ¿Me recuerda?

Usted es difícil de olvidar. Muchísimas gracias.

Le he guardado la cámara,...

...pero debe decidirse porque hay gente tras ella.

¿Podría verla? Claro.

Decía si podría verla a usted. Ya me está viendo, ¿no?

Hágalo con la cámara. Algo disimulará.

Si me ven intimando con los clientes, imagine la que me cae.

Claro, claro.

He decidido quedármela. ¿Ah, sí?

¿Se la lleva ahora? ¿Cómo la va a pagar?

En tres meses.

Acompáñeme al departamento de crédito.

Quisiera antes pedirle un favor. Si está en mi mano...

¿Por qué no se lleva la cámara a su casa y yo paso a recogerla?

¿Y eso por qué? Le voy a decir la verdad.

Mi familia no ve con buenos ojos que gaste tanto dinero en caprichos.

Tendría que preparar el terreno.

Y si usted se lleva la cámara a su casa...

Tendríamos que vernos otra vez. Por mi parte no sería inconveniente.

Pasado mañana te espero en casa a esta misma hora.

Es mi día libre. Allí estaré.

Ahora vamos al departamento de crédito.

Donde tú quieras, Angelines.

¿Te pongo unas gotitas en la infusión?

¡No, no te molestes!

¿Cómo no ha venido tu marido aún?

Se le habrá amontonado el trabajo. Hace cuatro horas que llamé.

Sin ti, me las hubiera arreglado como hubiera podido.

Te pasas el día sola y eso no está bien.

Sofía, vete a casa. Bastante guerra te estoy dando.

No digas tonterías. Tu marido no te hace ni caso.

Eso una mujer buena y sensible como tú y con el organismo débil lo nota.

La naturaleza es muy sabia.

Matías es bueno.

Sí, ya lo vimos el otro día.

Se puso hecho una fiera y casi te mata por una hucha.

Un momento de ofuscación lo tiene cualquiera. Es un sentimental.

¿Un semental?

Ríen

Hablando de sementales. ¿Cómo se porta tu marido en la cama?

¡Sofía! Como veo que dormís...

...en habitaciones separadas...

Por los ronquidos. Ya ha venido.

Loro cantando

¿Y cómo lo sabes? Por el loro.

No he podido venir antes. ¡Vaya horas!

¿Qué te ha pasado? No lo sé. Un mareo.

Tengo que irme. Se me ha hecho tarde.

Mejórate.

El jueves no puedes faltar. No faltará.

Trátala con cariño, ¡está tan sola...!

Como tantas.

El numerito te ha dado resultado.

Has tenido a tu amiga la bruja pendiente.

He estado a la muerte. Ya será menos.

Te gustaría que me muriese. No digas eso. A ver el pulso.

¡No me he desinfectado! ¡A mí no me engañas!

No te importo nada.

Estás perfectamente. ¡Menos teatro! (SUSURRA) Habla más bajo.

¿Le molesta el todo? ¡No todos tenemos alma de artista!

¡Estoy harto de ti, de tu violón y de las brujas de tus amigas!

(BURLÁNDOSE) ¡Me voy a morir! ¡Me voy a morir!

¡Ojalá te murieras!

Lamento conocerte.

¡Pues nos divorciamos! ¡Sin hijos no hay problema!

Eso quisieras, pero no lo verán tus ojos.

¡Por lo menos no me amargues la existencia!

Hay que ver.

Con lo felices que podríamos haber sido si no tuvieras ese carácter.

Y lo bien que lo pasábamos al principio.

Hace tanto tiempo ya que ni me acuerdo.

¿Quieres que lo recordemos?

¿Quieres que volvamos a empezar?

Petra... Petrilla...

No me toques. Petrilla.

Antes lávate las manos y ponte colonia.

¡No me pegues, Matías, no me pegues!

¡Basta, no me pegues más!

¡Matías, te lo suplico! ¡No sigas! ¡No me pegues más!

¡No me pegues más!

¡Por Dios, no me pegues! ¡Para, para!

¡No me pegues más, Matías!

Grita

Hola, Matías.

Hola, Matías.

Escucha flamenco

Hola, peque.

Creo que me he equivocado.

No, no te has equivocado. Pasa.

Es mi hijo, Iván. No sabía que...

No hemos hablado de él.

¡Qué bonitas! ¿Son para mí? Si quieres, me las quedo.

Tienes una casa preciosa y moderna. ¿La decoraste tú?

Me gusta decorar. Tienes buen gusto.

Le estoy agradecida a la empresa. Tengo una buena casa.

Me ceden los muebles y con lo que saco, salimos adelante los dos.

¿Qué quieres tomar? ¿Qué tienes?

De todo. Pues dame aguardiente de rata china.

Eso no tengo. Pues algo que tengas.

¿Cerveza? ¡Estupendo! Nunca la he tomado.

¡Qué tonto!

¿Cómo te llamas?

¿Cómo te llamas? Iván.

¿Como Iván, el Terrible? No, Iván Elgorriti.

¿Vas al colegio? Sí.

¿Te gusta? No.

¿Cómo que no? En el colegio se pueden aprender muchas cosas.

Ganarás dinero y te comprarás lo que quieras. Un coche.

¿Te gustan? No.

¿Qué te gusta? ¿La música? ¿Los libros?

Ya lo tengo.

Te gustan los dibujos animados. No.

¿Qué serás de mayor? ¿Astronauta? No.

¿Yupi? No.

¿Caballo? No.

¿Entonces? Neonazi.

¿A que tengo un hijo encantador? Con grandes aspiraciones.

Espero que seáis amigos. No suponía que...

Un desliz. Pero ahora estoy encantada.

Es lo mejor de mi vida y me hace compañía.

Tienes suerte de tener una casa tan bonita y a alguien que te acompañe.

¿Tú vives solo? Solo, sí. Con mi mujer.

Casado. Pero como si no lo estuviera.

¿Te llevas mal con ella?

¿Qué quieres que te diga?

¡Qué mala suerte! Solo se me arriman los casados.

Por poco tiempo.

¿Te vas a divorciar? ¡Por mí...! Pero ella no quiere.

A lo mejor sigue enamorada de ti. Pues qué bien lo disimula.

Aquí tienes tu cámara. ¿Te importa quedártela de momento?

¿Por tu mujer?

Ella no comprende esta afición mía.

Vale. A mí no me importa.

¡Que a gusto se siente uno en esta casa!

Donde cenan dos, cenan tres.

¿No se enfadará Iván?

No. Es de buen conformar.

Mi mujer me mata.

Grita

¿Me buscas? ¡Imbécil!

Ríe

Hola, Fermín. Buenas noches. Vamos a dormir.

¿Qué tienen las mujeres, que nos vuelven locos?

Yo qué sé. Fíjate qué manera de caminar.

¿A ti no te gustaban las difuntas? Sí.

¿Cómo prefieres a una mujer: vestida o desnuda?

Depende. Ya.

Pero si ves a una mujer vestida, te la imaginas desnuda, ¿no?

Luis, ¿cuántos años llevas de casado?

Va para 30 años.

Si encontraras una mujer que te gusta, ¿dejarías a tu mujer?

Es muy difícil vivir con una difunta, ¿no te parece?

No digo con una difunta. ¿Con una viva?

Una viva, sí. Pues no lo sé, no lo sé.

Supongo que no porque mi mujer cocina muy bien.

No creo que encontrara a alguien que lo hiciera mejor.

Es verdad. No merece la pena cambiar.

¿Has encontrado algo interesante? No, no, no.

Prueba, hombre. Y si te gusta, cambia.

No creo que sea fácil después de tantos años.

Más fácil de lo que crees. ¿Ah, sí?

Hay dos tipos de cambio: el radical y el de a medias.

El bueno es el primero. El otro tiene un problema.

Y es que siempre tienes que estar a medias.

O sea, dos mujeres. Medio hombre para cada mujer.

Dos casas, dos presupuestos. Mejor el radical.

El radical, el radical.

Hoy no, se me ha ido. Bueno, cariño. Hasta mañana.

Hasta luego. Hasta luego, Iñaki.

¡Matías!

¿Qué haces aquí? Quería verte.

¡Qué sorpresa! ¿Te apetece tomar algo...

...o tienes prisa? No, no. Vamos.

Mira, mamá. Mira.

-Ay, Dios mío de mi vida.

¿Qué te pasa? ¡Maldita casualidad!

¿Tu mujer? No, pero como si lo fuera.

No te preocupes. Le dirán que me han visto con otra.

Pero puedo ser una conocida del trabajo...

...o chica de la limpieza o vendedora.

Para esas brujas eres la otra. No las insultes.

Es lo que son. Están siempre con las cartas invocando a los espíritus.

¿Tu mujer el médium? Yo qué sé lo que es.

Me gustaría conocerla. Lo que faltaba.

¿Por qué no? ¡Por favor!

¿Ha pasado algo entre nosotros? ¿Cuántos besos nos hemos dado?

Nos hemos visto dos veces: en mi casa y en la calle.

Nos hemos encontrado y nos han visto.

¿Y qué? Tú vives en un mundo maravilloso.

Puedes hacer lo que quieras sin que pase nada.

No tienes que dar explicaciones. Los que tienes cerca no te las piden.

En cambio yo... A mí no me importa, cariño.

A mí me encanta ser la otra. Es como ser la protagonista de un culebrón.

¿Sabes lo que me encanta a mí? ¿Qué?

Haberte conocido. Porque nos ha unido el vídeo.

Tenemos que estrenar la cámara.

Para mí lo más bonito es tener recuerdos de muchas imágenes.

Para mí también. Me gusta fijar las cosas:

Los ambientes, los rostro... Rendir culto al recuerdo.

Donde esté una imagen... Pero a mi mujer esto no le importa nada...

...porque es música y solo le gusta el ruido.

¿No querrá estrenar la cámara? No sabe que me la he comprado.

¿Sabes qué?

La vamos a estrenar en el parque de atracciones con Iván.

¿De verdad? Es lo que más le gusta: ir al parque de atracciones.

Ruido de tazas

No sé quién era, no la había visto. Me avistó Julita.

-Mamá estaba distraída mirando un escaparate.

-Viendo cómo te trata, uno se da cuenta...

...de que puede hacer cualquier cosa. -¿Se besaron?

-Y porque estaban en la calle.

-¡Qué sinvergüenza! -¿No es del barrio?

-Yo no la conozco. -Y no vale nada.

Ya que te pones, que sea con algo decente.

-Parecía cualquier cosa.

-Debe de ser una de los almacenes porque la esperaba a la salida.

-Pues una dependienta. ¿No te parece, Juliana?

-¡Qué bien! ¡Toca algo! -A mí el violón me parece triste.

-A mí sí me gusta. -Pero es algo monótono.

-Os he dicho mil veces que es la base de la orquesta.

Suena "La española cuando besa"

¡Mira!

¿Estás a gusto? Claro que sí. Demasiado a gusto.

Estás temblando. ¿Te encuentras bien?

Estoy preocupada, Matías. ¿Por qué?

Estoy muy bien contigo y somos muy felices. Esto no puede salir bien.

Eso ni se te ocurra decirlo.

Contigo todo es tan distinto y tan...

Pero te vas a ir a comer con ella. No, no.

Ahora le digo que no me espere. ¿De verdad?

Sí. ¿Me lo prometes?

¿Me lo juras? Sí, claro que sí.

Teléfono

¿Dígame?

(LORO) Hola, Matías.

Hola, Matías.

¿Has pasado miedo? Sí, muchísimo. ¡Qué guay!

Los monstruos eran de mentira y me daban risa.

Fermín.

¡Eh!

Manifiéstate, Atahualpa. Manifiéstate.

¿Qué ha pasado con Fermín?

¿Qué ha pasado con Fermín?

¿Cómo que qué ha pasado?

Sí, sí. ¿Qué ha pasado con Fermín?

Que me lo has asesinado. ¿Yo?

¿A tu loro?

¿Cómo puedes pensar que yo haría una cosa así?

¡Deja de llorar y dime por qué en vez de agua tiene lejía!

¿Cómo quieres que yo lo sepa?

Eres tú quien se ocupa de él.

¿Qué daño te hacía el pobre animal?

Pero si me tienes prohibido que me acerque a él.

Eres una maldita desgraciada.

Te habrás equivocado y en lugar del agua con las vitaminas...

...le habrás puesto otra cosa.

Yo no he hecho nada, os lo aseguro. Nunca haría una cosa así.

Tú eres capaz de eso y mucho más.

Pero esta...

Esta me la pagas.

¡Qué humos! ¡Señor, Señor, Señor!

-¡Qué modales! ¡Vaya fiera de marido!

Con todo lo que sabes, no sé cómo se lo permites.

-¿Cuándo nos vamos a casa? -¡Qué poco espíritu tienes!

-Tengo miedo. -Aprende: así es la vida.

No, no.

No le juzguéis mal.

Debe de ser la pena, que le ha trastornado.

No te hagas ilusiones.

No pienso devolverte la libertad, como dices. Nunca, ¿lo oyes?

Nunca. Quítatelo de la cabeza.

Ni lo sueñes. Ni divorcio ni nada.

Dejarme plantada a mi edad. Eso no lo verán tus ojos.

¿Hasta cuándo vamos a seguir así?

Eres un egoísta. Te importamos un pito y yo menos.

Después de haberte entregado los mejores años de mi vida.

Me tiras como se tira algo después de usarlo.

¡Nunca me has entregado tus mejores años!

¡Solo dices que soy inaguantable! Te aguantaré hasta que me muera.

No creo que tenga fuerzas. Pues las sacas de donde sea.

¿La mantequilla?

Se ha terminado. Además, menudo escándalo.

Piensa en mi familia. ¿Qué diría?

¿No hay mantequilla? Mañana.

Ya veo lo que te importa nuestro matrimonio.

¡Hipócrita!

Me vienes de víctima cuando aquí la única víctima soy yo.

¿Crees que no sé que te ves con una pelandrusca...

...que te calienta los cascos?

Ella te ha insistido en lo del divorcio.

No puedo hablar contigo.

Todo el mundo puede hablar conmigo menos tú.

Te quedas mudo cuando se te dicen las verdades.

No puedo hablar porque estás loca. Y tú eres una fiera.

Un salvaje.

¡Está frío!

Pues te lo calientas tú. Piensa en lo que te he dicho.

Lo tengo pensado: antes muerta, ¿me oyes?

¿Esto qué es? ¿Un castigo? ¿Una venganza?

Antes muerta. Es una venganza, ¿eh?

Antes muerta. Antes muerta.

Y pensar que cuando la conocí era una chica encantadora.

No te preocupes. Las personas cambian. Todos cambiamos.

Igual luego yo te parezco una bruja.

No, mi amor. Tú no.

Ni en 20 años ni nunca. ¿Cuántos años llevas casado?

Casi 20.

Poco. Si lo cuentas en siglos, la quinta parte.

Y en días, ni con calculadora. ¡Iván!

¡Iván!

¿Qué quieres, mamá?

¿Tienes ahí la calculadora? Sí, mamá.

¿Cuánto es 365 por 20?

Ahora te lo digo, mamá.

Menos mal que le has preguntado. Si multiplico yo, me sobran ceros.

365 por 20 son 7300.

¿7300?

¡7300 días con Petra!

¡Llevo 7300 días con Petra!

7300 desayunos con Petra y todavía estoy vivo.

Tú has dicho que al principio era una chica encantadora.

Así lo recuerdo.

Con el tiempo todos cambiamos.

¿Yo he cambiado en estos 12 días? 12 días no son nada.

Si lo cuentas en minutos... ¡Iván!

¿Qué quieres, mamá?

¿Cuántos minutos son 12 días?

Ahora te lo digo, mamá.

¿Te hace también la cuenta de la compra?

Desde luego.

12 días son 17 280 minutos.

Gracias, Iván.

¿Ves? En 17 000 minutos se puede cambiar.

Me han parecido tres o cuatro días.

El Día del Padre era día dos. Hoy es 14. Pues ya está.

Matías.

¿Qué te pasa? Te has quedado pálido.

Toma, bebe un trago.

Calla, qué horror. Se me había olvidado.

Nos casamos un 14 de abril de hace 20 años.

Es nuestro aniversario. ¿Nuestro aniversario?

El de Petra y mío. Habrá invitado a las amigas, a los maridos...

¿Tiene más maridos?

Los maridos de las amigas que los tienen, que son dos.

Vale, perdona.

Y habrá invitado al portero y a su mujer.

Y habrá pastelitos y licorcitos.

¡Qué horror! Se me había olvidado. Maldita sea mi estampa.

¡Madre mía!

¡Madre mía!

¡Felicidades, Petra!

¡Gracias por los 7300 días de felicidad que me has dado!

¡Ya está aquí! -¿Ves? No podía faltar.

-El tráfico, ¿verdad? ¡Petra, Petrilla!

-El marido pródigo.

-El marido perdido y hallado en el pasillo.

-Creí que te habías librado. -¿No me digas que es un brillante?

Para la reina de la casa.

¿Pero esto qué es? Ábrelo, mujer.

-¿Un dulcecito? ¿Por qué no?

¿Chocolate, crema o merengue? Lo que tú elijas.

Crema pastelera. Crema pastelera.

-¿Cómo prefieres envenenarte? Coñac, anís, jerez, cava...

Tómate un chinchón. Por aquí huele a aguardiente.

Julita, un chinchón para el anfitrión.

Ríen

-No me imagino lo que puede haber. -¿No es usted adivina?

Ríen

Debe de ser un balón de fútbol.

-¡Qué salidas tiene usted!

-Debe de ser algo de vestir.

-¿Algo de vestir en esa caja? -Ahora veremos.

-Puede ser una cámara fotográfica. -¡Es una cámara de vídeo!

¿Este es mi regalo de aniversario?

No te gusta.

Ya quisiera yo un regalo así.

No es simplemente lo que parece.

Es una máquina para recordar.

¿Tú qué me has regalado a mí?

Una caja de puros de la mejor calidad.

Tengo prohibido el tabaco.

Fumar es un placer...

Ríe

Nosotros también tenemos cámara, aunque un modelo peor.

Te habrá costado un huevo. Y la yema del otro. Ya lo creo.

Petrilla, te voy a enseñar el funcionamiento.

Es sencillo. Poneos todos ahí, detrás del sofá y en fila.

Voy a hacer una panorámica. Detrás del sofá.

Atenta, Petrilla, que la cámara es tuya.

Le das a este botoncito. Y luego enchufando...

...este cable en este agujerito,...

...lo que veas por aquí...

...lo verás también en el televisor. Atentos.

Eso es.

Vamos a verlo. Déjamela.

Déjame la cámara, por favor. Yo sé manejarla.

Hay mucha luz, ¿no?

Canal siete.

-¿Habrá salido algo? -Claro, mujer, una película.

-Sí: "Lo que el viento se llevó".

-¿Podéis creer que estoy de los nervios?

-Yo ya me he visto muchas veces.

Ríen

Ya sabéis que la televisión engorda. No sabía que erais tan graciosos.

-¡Qué vergüenza!

Yo creo que el campeonato de feos lo gana mi marido.

-No, el campeonato de feos lo gana ese, Gregorio.

-¡Qué salida! ¡Qué salida! -Vamos a comprobarlo.

-¿Me puedo sentar?

-Y hasta tumbarte.

-¡Pero no hagas trampas!

-Rebobino, que quiere decir "retoro", "revaca"...

Ríen

-Mira, Julita, el parque de atracciones.

-Es verdad.

¡El parque de atracciones! -¿Qué es?

-Eso no es lo de ahora. ¡Qué raro!

-Yo he rebobinado y... -Será una cinta usada.

-Sí, puede ser. -Claro, y al rebobinar...

Nosotros ya nos marchábamos. -Nosotros también.

No, no, no. Quedaos, quedaos.

Nos vamos. Me he retrasado en cerrar el portal.

Buenas noches y muchas gracias. -Buenas noches.

Llora

El ambiente está muy cargado. ¿No lo notáis?

¿Os parece que abra la ventana para que se vaya el humo?

Sobre todo, el del puro de López.

Llora

No te pongas así, Petrilla. Si es un cerdo.

No lo puede disimular.

Ha sido una gran sorpresa en nuestro aniversario.

Déjame la cámara, López.

¿Cómo dices que funciona?

Es muy sencillo.

Verás, pones la manita aquí.

Eso es. Le das a este botón y miras por aquí.

Ríe

Grita

¿Pero qué has hecho, hija de puta?

¿Qué has hecho?

¿Qué has hecho? ¿Qué has hecho?

¡Te mato, te mato!

Gritos

Vamos, tranquilízate.

Estabilizador de imagen de prisma activo. Funda variable...

...de diez aumentos con macro. Ha sido sin querer, ¿eh?

Ha sido sin querer. Ha sido sin querer.

El otro día me decías que para dejar a mi mujer,...

...aunque yo no lo piense,...

...para dejar a la mujer había dos procedimientos.

El de a medias y el radical.

Eso es. Y el de a medias era el menos aconsejable.

No es desaconsejable, pero de hacerlo, hay que elegir el radical.

Y si tú tuvieses, por poner un ejemplo,...

...que ejecutar el radical, ¿cómo lo harías?

Hay varias formas. Yo tengo dos.

Pensadas desde hace mucho tiempo, no te vayas a creer.

En uno de esos ratos en que nos quedamos solos...

...yo buscaría algo apropiado entre los frascos que hay perdidos...

...y que nadie sabe lo que tienen.

Ya sabes que el orden y la clasificación...

...no son características destacadas de nuestro país.

Y eso lo mezclaría con azúcar o con miel, o con anís dulce...

...o pacharán o chocolate, por ejemplo.

Con todo aquello que consumiera con frecuencia la persona molesta.

Y de lo cual yo estaría, naturalmente, enterado.

¡Eh!

¿Qué te parece?

¿Te imaginas el resto?

Las dos cachas del culo. El vientre, tan fresquito.

Las tetas como de cera y el coño...

Absorbe

El coño como un sorbete.

Me estoy poniendo malo. ¡Pero qué bestia eres!

Pues no me provoques. Oye.

¿Y después de que la persona molesta...

...consumiera la mezcla?

Después la embalsamaría.

En horas fuera de clase, naturalmente.

Bueno, por último me la tiraría por última vez.

Y luego, con la documentación de aquí, de la escuela,...

...la mandaría por correo a Australia, por ejemplo.

O a cualquier otro país que estuviera más o menos lejano.

¿Y si te preguntan por el contenido del paquete?

Comida para perros, abonos para plantas o impresos.

Además, son mucho más baratos.

Luego está el otro procedimiento. ¿El cambio radical?

Para hacer desaparecer el cuerpo del delito, que es lo fundamental.

Es el procedimiento del asesino francés.

Lo puso en práctica hace más de 60 años.

En lugar de facturar el cadáver de la persona molesta,...

...llenas la bañera de ácido sulfúrico.

"Bueno, mejor que llena, mediada...

...para que no se derrame porque sería un desastre".

"Y metes dentro el cadáver teniendo cuidado de que no te salpique".

"Si no llevas puesta la mascarilla".

Y procurando cerrar puertas y ventanas...

...para que el olor no llegue a los vecinos.

Puede haber estudiantes de química o alguna vecina...

...que crea que se te ha estropeado la nevera...

...y que se está pudriendo la carne.

"Y una vez introducido el cuerpo de la persona molesta en la bañera,...

...se remueve constantemente con un palo...

...y se cuida de que ninguna parte...

...quede fuera del ácido".

"Y hay que seguir removiendo"...

...hasta que aquello se convierta en una masa informe.

"Esto es lo más importante del procedimiento, Matías".

"Remover hasta obtener esa masa". "Pero se tardará bastante, ¿no?".

"Sí, el proceso es un poco lento...

...porque los huesos son muy recalcitrantes a disolverse".

Por el calcio. Pero no desesperes,...

...porque si se remueve, acaban por disolverse.

Notarás que las gachas, poco a poco,...

...van adquiriendo una consistencia como de papilla.

Aquellas papillas de harina tostada que comíamos cuando éramos niños.

Y que eran tan ricas.

Todavía me vuelve ese sabor a la boca de vez en cuando.

Ahora es lo mismo, solo que mayor cantidad, claro.

Y no tan apetecibles.

Luego a la persona molesta, bueno, mejor dicho, a la masa informe,...

...la tiras por el retrete para no atascar...

...el desagüe de la bañera.

Pero cuidado, Matías,...

...procura no precipitarte en esta operación.

Hazla con cuidado. Asegúrate de que la carne y los huesos...

...y las vísceras se han disuelto.

No te vaya a ocurrir lo que le pasó al francés por no ser profesional.

¿No era un asesino profesional? No, no.

No era un profesional de la medicina, como nosotros.

Y por eso metió la pata.

Era un abogado. Imagínate.

Echó en el retrete un hueso...

...que todavía no se había deshecho del todo y el retrete se atascó.

La casa empezó a oler a huevos podridos...

...y se descubrió el pastel; la papilla, vamos.

Pero si lo haces todo...

..."con meticulosidad, con cuatro veces que tires"...

...se habrán ido donde corresponda...

...la masa informe y todas tus preocupaciones.

Y después de detienen. No. No, no, no.

No creas que es tan sencillo.

Tu pregúntale a un bedel de la facultad de derecho...

...o del tribunal dónde está el cuerpo del delito.

Si no hay cuerpo del delito, no hay proceso.

¿Y tú cómo sabes tanto?

Hay que estar preparado para todo. ¿Qué vas a hacer?

¿Cómo que qué voy a hacer?

Que cuál de las dos soluciones tomarás.

¿Tú qué estás pensado?

En nada.

Que estás hasta la punta de los pelos de tu mujer,...

...que has conocido a otra y quieres cambiar de vida por la vía radical.

Ríe

¡No puede ser!

Anda, baraja de nuevo.

Esto está muy negro.

Petrilla, a ti no te puedo engañar.

Aquí sale la muerte y bien claro que está.

¿La muerte?

Qué extraño, ¿no?

Ah, claro.

Fermín, el loro.

¡Qué horror! ¿Cómo puedes pensar algo así?

¿Por qué no? Un cadáver no es tan terrible.

Ni extraño. Es, simplemente, una cosa. Eso es, una cosa.

Como esta cama y estos pantalones. No sé cómo eres capaz de decir eso.

Todo depende del oficio de cada uno. Los policías, los militares...

He oído que los policías vomitan cuando ven un cadáver.

Será el primer año. Un militar, por ejemplo.

¿Te imaginas a un coronel diciendo: "Qué horror, un cadáver"?

"¡Qué penita! ¡Qué de cadáveres, madre mía!".

O un sacerdote. En el momento de dar la extrema unción...

...llora porque el enfermo va a morir.

Los estudiantes de medicina se tiran cadáveres...

...para quitarse el miedo.

O para convencerse de que es una cosa.

O los sepultureros. O los asistentes.

Los asistentes de la escuela de anatomía. ¿Y qué soy yo?

Dime, ¿qué soy yo?

Un asistente de la escuela cíclica de anatomía.

No sé qué pensar.

No sé qué decir.

Se ahoga

¿Matías Rodríguez Puerto? Sí.

Policía. ¿Puede acompañarnos?

¿Conoce a Petra Montes? Sí, señor.

¿Tiene algún parentesco con ella? Sí, es mi mujer.

Se ha presentado una denuncia acusándole de hacerla desaparecer.

¿Quién ha sido?

¿Sabe dónde se encuentra su mujer? De viaje.

¿Adónde ha ido? A Perú. Aún no he tenido noticias.

¿No sabe dónde está?

En el Perú, supongo.

¿No le parece extraño no saberlo?

Si la conociese, no le sorprendería.

Señor Rodríguez Puerto, don Matías,...

...ha aparecido un cadáver que podría ser el de su mujer, doña Petra.

¿Dónde?

En un contenedor de escombros.

Así que díganos dónde está su esposa.

En el Perú, se lo aseguro.

Mi esposa tenía ilusión en asistir...

...al congreso de esoterismo trascendente en Ollantaytambo.

Yo le dije que fuese.

"La ayudé a preparar el equipaje".

"Mi mujer, cuando hace la maleta, todo lo divide y escoge".

"No termina de decidirse. Es una maniática. Pero se lo llevó todo".

"Sacó la ropa de los armarios, la dobló con esmero...

...y la colocó en las bolsas de viaje que había preparado".

¿Toma muchas medicinas? Sí, es una hipocondríaca.

¿Se fijó en si se las llevó?

No. No se las llevó porque me dijo que pensaba visitar...

...a un curandero del altiplano que, según ella, hace milagros.

Prosiga.

Lo que sí se llevó fue su contrabajo. No se separa de él.

¿Se cree que cuando va a Salamanca a ver a su familia...

...solo por dos o tres días también se lo lleva?

Bueno, ya está todo.

Toma, ponte este abrigo. ¿Es de ella?

Claro.

¿Y esto? Abajo, en el trastero del sótano.

Buenas noches, López.

(EBRIO) Buenas noches. ¿Qué? ¿De viaje?

Sí, mi mujer.

¡Qué suerte! ¡De viaje! ¿Y adónde va?

Pues lejos.

Bastante lejos.

¡Qué suerte! Y además lejos.

¿Por dónde cae eso?

Como de aquí a Lima.

¡Lima! Lima, capital del Perú.

Perú, Perú...

¡Buen viaje!

"Qué bien se sentía mi mujer al comprobar que por fin...

...podía realizar su viaje eterno". "¿Por qué eterno?".

Porque llevaba toda la vida queriéndolo hacer.

"No era la primera vez que colocábamos el bajo en la baca".

"Lo hacemos cuando toca fuera de Madrid".

"Pero la verdad es que pesa como un muerto".

Todo se desarrollaba conforme a lo previsto.

Colocamos el equipaje...

..."y nos dirigimos a la autopista".

"Ella iba muy contenta".

¿Te apetece un poco de música? ¡Por Dios, Matías!

"Al llegar comprobamos si habíamos perdido algún bulto en el camino".

"Aparqué mientras ella vigilaba el equipaje,...

...no fuera que algún desaprensivo se lo llevara".

"¿Temía que un descuidero agarrara el contrabajo y echara a correr?".

"No, me refiero a los bultos de mano, naturalmente".

Fuimos al mostrador...

..."y facturamos el equipaje".

Tengo miedo. No temas, no pasará nada.

¿Había gente? ¿Les vio algún conocido?

Estaba casi vacío porque es temporada baja.

Conforme se acercaba la hora,...

..."mi esposa comenzó a sentir el nerviosismo que le produce volar".

"Fuimos a la cafetería para que tomase una infusión".

¿Tú trabajas aquí?

Sí.

¿En todos los cuartos hay cadáveres? En todos no, en algunos.

¿No te da miedo?

No. La costumbre.

"La cafetería estaba animada".

"Había mucha gente". "¿Les vio algún conocido?".

"No, no. Tampoco".

"Casi todos eran extranjeros".

Tuvimos problemas para encontrar sitio.

A mi mujer la infusión le sentó de maravilla.

Incluso le cambió el color.

Todo va saliendo según lo previsto.

Igual puede venir alguien.

A estas horas no viene nadie. ¿Cómo lo sabes?

¡Matías, estate quieto! ¡Estate quieto!

¡Ya eres mía para siempre! Respeta a los muertos.

Los respeto, pero yo estoy vivo. ¡Vivo, Angelines!

Matías, por favor. ¡Vivo!

Lo malo de los aeropuertos, ya se sabe, son las esperas.

Así que nos pusimos a jugar al veo veo.

Bueno, pues esta ya está lista.

"Cuando fue a embarcar, la acompañé hasta el control de pasaportes...

...y la ayudé".

"Ya sabe usted lo pesados que son los trámites de aduana".

"Hay que hacer colas y corres el riesgo de que un funcionario...

...te eche atrás porque le falta un sello a tus papeles...

...o porque no le gustas".

¿Tuvieron inconvenientes?

"No, no. Pasó todos los controles sin el menor problema".

"Busqué un lugar apropiado para ver cómo iniciaba su viaje".

"Mientras esperaba,...

...traté de imaginar lo que sentiría entrando en el túnel...

...que conduce al avión. Poco después despegó".

"Yo miraba cómo se elevaba con gran satisfacción".

"Imaginada que por fin...

...iba a ver su sueño hecho realidad".

Era la primera vez que no viajábamos juntos.

En la lista de embarque Madrid-Miami-Lima...

...del 17 de los corrientes...

...no aparece ninguna señora Petra Montes Berdejo.

Un fallo.

Puede. Los ordenadores se equivocan.

Sí, por los virus.

Bien, señor Rodríguez. Tengo que pedirle un favor.

Durante unos días no salga de Madrid. Si sale, avíseme.

No pensaba ir a ningún lado.

Mi relación con Matías es comercial. ¿Les apetece tomar algo?

No, gracias. Se ha portado bien conmigo.

Me ha tratado como a una persona y se lo agradezco.

Hay otros que para qué les voy a contar. ¿Una cerveza?

No, gracias. El otro día vino uno...

...que venga acosarme y venga acosarme.

Casi subo a la dirección. ¡Qué manera de acosar! ¿Un vinito?

No, gracias. ¿Y usted?

-No, gracias. Pero yo sí puedo, ¿no?

-Sí, cómo no. Don Matías llegó,...

...le enseñé lo que pedía, le expliqué las condiciones,...

...aceptó y ya está.

No saben lo que agradecemos nosotras la buena educación.

¿Qué hacía en el coche de Matías la tarde que fue detenido?

Esperarle. ¿Para qué?

Para enseñarle cómo funcionaba la cámara de vídeo.

¿No podía enseñarle allí?

No, en mi sección hay exteriores.

Matías es muy respetuoso con todo el mundo.

Yo le considero incapaz de matar a nadie.

Usted tendría que ver, señor inspector,...

...con qué delicadeza trata a los muertos.

Tiene una gran sensibilidad y si usted viniera un día por aquí,...

...podría ver lo que se puede hacer con un muerto.

Se puede convertir en filetes si lo trata un carnicero.

O ser perfectamente...

...perfectamente diseccionado...

...si el que lo hace es un artista.

¿Es su amigo Matías un artista de la disección?

Sí, sí. De la disección y del fijado.

Él introduce las cánulas con una gran precisión...

...y entonces fluye la sangre,...

...el formol invade el cadáver,...

...las vísceras se fijan,...

...el color desaparece...

...y surge por toda la superficie un blanco cerúleo...

...con matices y tornasolados indescriptibles.

Y esa frialdad marmórea de la carne...

...produce, al tocarla,...

...una sensación imposible de olvidar.

No ocurre nada. Ayer el presidente de la comunidad...

...me riñó porque se coló una vagabunda.

Debí impedirle pasar, pero la vi saliendo con bolsas.

Iba pidiendo ropa usada y algunas vecinas le daban lo que iba a tirar.

El óbito se produjo por causas naturales.

La muerte le sobrevino por un paro cardiaco.

Intoxicación etílica, falta de aire, asfixia.

-El cadáver del contenedor ha sido identificado.

Se trata de Amparo Ruizafa Piquer, mendiga valenciana.

Gritan

¡Paren esto! ¡Paren esto!

¡Paren esto!

¡Paren esto!

Timbre

Hola, guapo. ¿Está tu papá?

-Yo no tengo papá.

-¿Hay alguien en casa? -Sí, venga por aquí.

Puerta

Llama a jefatura.

(CONTACTA)Qué pareja de estúpidos.

Somos cine - Siete mil días juntos

31 dic 2020

Petra y Matías forman un matrimonio mal avenido. Él trabaja como bedel en la escuela de anatomía. Allí tiene un amigo inseparable, Luis, un hombre de inclinaciones peculiares. Petra tiene un carácter agrio e intransigente, de modo que sus discusiones con Matías son constantes, pero ella se cuida mucho de no levantarle jamás la voz. A él, sin embargo, le tiene sin cuidado el que dirán y grita sin contemplaciones. Las vecinas, que son unas cotillas, están al tanto de todo lo que ocurre en casa de Petra y Matías.

ver más sobre "Somos cine - Siete mil días juntos" ver menos sobre "Somos cine - Siete mil días juntos"
Programas completos (158)
Clips

Los últimos 217 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos