www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5367761
No recomendado para menores de 12 años Somos cine - No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas - ver ahora
Transcripción completa

(Campanilla)

Qué bonito. ¿Qué es?

Es un broche.

Precioso, pero busco algo para mi marido.

Ah, pues mire, tengo pajaritas.

Sí, las hago yo todas. ¿Pajaritas?

Esta, por ejemplo, es preciosa.

¿De plumas?

Sí. Todo lo que hago está hecho con plumas.

Plumas... Ajá.

Muy original.

Mire, esta fajita también, para una noche de pasión con su marido,

O... o para sacar a su suegra de paseo.

O... Suerte.

(NARRA) "Se me acaba de escapar la mejor clienta de toda la semana".

"Mi abuela, que era una mujer visionaria me dijo:

'Sara, tú tranquila,

las plumas serán tendencia y tú encontrarás un hueco'".

"Oh, oh...".

"¿Un hueco?".

Facturitas, Sara.

"Un socavón".

¿Facturitas?

"Yo creía que esto iba a funcionar. Eran todo señales".

"¿Yo qué he hecho mal? No entiendo por qué todo me sale al revés".

"Algo horrible he tenido que hacer en otra vida

para que el karma me lo esté devolviendo así".

"Hombre, igual 'gilipollas' es un poco fuerte".

"Torpe, insensata...".

Bueno, no, gilipollas.

Ya está. Desde siempre. Desde...

Desde que se me ocurrió lo de las plumas.

"Fue en el instituto, en la obra de fin de curso,

me apunté a hacer la escenografía, que ya ves lo que me importa

el teatro o lo de ser artista".

"Pero no, lo hice por... por...".

"Pues por lo que se hacen las cosas a los 16 años".

# Que me tienes loco.

# Poco a poco. #

"Porque era tan guapo que dolía".

# Ay, ay, ay... #

"Maldito Aarón...".

# Que me como el coco

# poco a poco.

# Quiero volar

# y quiero bailar.

# Quiero reír

# y quiero soñar

# contigo.

# Vuela conmigo. #

"Sus letras eran... penosas".

# Ay, ay, que me tienes loco. #

(Aplausos y vítores)

"Pero esa sonrisa,

ese cuerpo...".

"Él era el centro de todas las miradas".

"Y yo era transparente, pero ese día,

gracias a las plumas...".

Cuéntame de dónde has sacado todas estas plumas.

Eh...

"Ni siquiera pude decirle que de la antigua tienda de mi abuela".

¿Matas pájaros para desplumarlos o qué?

¿Eh?

No, no. Con estresarlos un poco, ya...

ya vale.

Lo descubrieron los aztecas.

"Cuando necesitaban plumas, metían los niños

en las jaulas de pájaros para que los estresaran".

(Risas)

"Aquí fue. Esa fue la señal".

"En este momento, decidí cómo sería el resto de mi vida".

"Por supuesto, estudiaría Bellas Artes".

"Y le pediría a mi padre reabrir la tienda de mi abuela".

"Aarón seguiría con sus canciones y todas hablarían de mí, claro".

"Y lo interrumpiríamos todo cada hora, no, cada cinco minutos,

para mirarnos en esa sincronía de amor perfecta".

"Y de nuestra pasión nacerían nuestros dos hijos,

Guillermo y Henar".

"Así soy yo".

"Me gusta planificar".

(CHICA) ¡Aarón!

¿Por qué te has separado?

"Lo único malo de imaginar tantas cosas

es que, cuando al final no se cumplen,

duele".

"Duele mucho".

"Total, que Aarón no me besó".

"Y, de hecho, no volví a verlo".

"Desapareció del instituto y como en esa época

no había Facebook ni Twitter ni Instagram,

la gente podía desaparecer, sin más".

"Pero yo lo hice muy bien".

"No perdí tiempo. Debía olvidarme de él y me empleé a fondo".

"Juan".

"Adrián".

(Emiliana Torrini "Jungle drum")

"Un tío al que llamaban algo así como el Tropas, el Tacos...".

"No, el Potas".

"Jorge".

"Tomás. Nada, fuera, fuera".

"Jacobo".

"Mi amiga Inma, una vez que iba de eme".

"Y por fin, el definitivo".

"Roberto. Un sueño de chico".

"No le podía pedir nada mejor a la vida ni al karma".

Y con él sí que hice todo lo que había imaginado.

(Emiliana Torrini "Jungle drum")

¡Oh!

¡Ah!

¡Oh! ¡Uh! ¡Ay, ay!

¡Ah, ah!

¡Oh! Me voy.

¿Ya?

¡Oh! Vale.

Vale, espera.

Pero que me voy, que me voy.

No, que yo también. Espera, que viene, que viene.

No, no. Que me voy a París.

Ah... Ah.

¿Cómo que te vas a París?

Que no te vas a París, no.

No hay manera de encontrar trabajo de arquitecto.

A ver, Potato, tranquilo. Estamos hablando de nuestra vida.

Mi vida está aquí. Tu vida está aquí, conmigo, juntitos.

No puedes llegar de repente y cambiarlo todo sin consultar.

Nada de consultarlo.

Que si empiezas, me convences.

Y yo ya he tomado la decisión y lo mío me ha costado.

Si te convenzo es porque no lo tienes tan claro

Lo tengo clarísimo.

Lo que pasa es que tú argumentas mucho.

Y eres muy tajante y lo haces todo muy emotivo,

y me siento fatal, no sé lo que digo

y acabo haciendo lo contrario de lo que quería.

Digas lo que digas... No, perdona, digas lo que digas,

no voy a escucharte. ¡Escucha!

¿En serio te tapas los oídos?

¿Qué?

Hablamos de nuestro futuro. Es solo un tiempo.

Se nos pasará enseguida, ya verás.

¿Enseguida? Ajá.

"¿Enseguida?".

¡Ah, enseguida...!

Un año no pasa enseguida.

"Y menos, si ha sido un año de mierda".

"Sara, tu tienda está vacía,

tu vida estancada".

"Tu novio está a miles de kilómetros".

"No puedes ir a peor".

Me caso. ¿Qué?

¿Que te casas? Mira qué bien.

Arturo, pásame la carne.

Pero si tiene 19 años. Vale, gracias.

¿Cómo te vas a casar? Y tú me harás el vestido de novia.

¿Yo? Voy a ser la novia más guapa

y más sexi de todo el planeta Tierra.

Entrar y que todos los hombres tengan una erección de caballo.

¡Qué bonito!

Pero tú tranquila, mamá. Cuando lo conozcas te encantará.

Estamos muy tranquilos. ¿Verdad, Arturo, que estamos tranquilos?

Sí.

Sí.

Arturo...

¿Papá?

¿Has visto lo que has conseguido? ¿Yo?

Sí, tú. No es para tanto, ¿no, papá?

Dijimos que no íbamos a montar ninguna escenita.

Que me alegro mucho por ti, hija. -Claro.

Una boda siempre es motivo de alegría,

aunque luego te lleves más de una sorpresa.

Ay...

Pero, a ver, ¿nos vais a explicar qué está pasando?

Nada. Nada. No pasa nada, ¿verdad, Arturo? Cosas nuestras.

¿Nada? Que lleves dos años acostándote con otro

¿entra en la categoría de nada?

Dos...

¿Y le conocemos?

¡Lu! ¿Qué?

¿Ves lo que estás haciendo? Le robas el protagonismo a tu hija

el día que nos anuncia que se casa.

¿Quién se va a casar, tú, hija? No, yo no.

Yo.

¿Tú? Por encima de mi cadáver te vas a casar tú con 20 años.

Hace cinco minutos me dabas la enhorabuena,

decías que era motivo de alegría. ¿No ves que no sé lo que digo,

que estoy fuera de mí?

Claro, yo creo que no es el momento de hablar de una boda,

sino de centrarnos en lo que nos cuentan, que es muy fuerte.

No, tenemos que hablar de la boda, Arturo, de la boda.

Exacto. Yo me caso si me da la gana, y me la da.

Para algo soy mayor de edad. Pero vives en esta casa, cariño.

Y mientras vivas bajo este techo,

es como si tuvieras 17 años.

Pero ¿qué techo?

Si estamos todo el día en el jardín, que parecemos feriantes.

¿Por qué no queréis que me case?

¡Porque los matrimonios son una mierda! ¿O no lo ves?

¡Qué daño me ha hecho tu madre!

Papá, papá...

Papá... Papá, espera.

Mamá, que vuestro matrimonio sea una mierda

no significa que no pueda ser feliz con el hombre que amo.

Déjalo.

Eso, déjalo, cariño.

Y no me hagas repetir que mientras vivas...

Como me lo digas una vez más, te juro que hago las maletas.

Vete.

Vete a hacerlas.

Me voy.

Pues muy bien, ¿no?

La salsa está muy buena. ¿La has hecho con la Thermomix?

Me voy a tu casa.

No. Sí.

No, vete a casa de tu novio.

Mi novio se queda con unos amigos. No me voy a ir con la maleta.

Ya, pero no, no. Es que en mi casa vivo yo.

Y tengo que trabajar.

Sara, en realidad, es la casa de la abuela.

¿De verdad me vas a dejar en la calle?

¿Tú no tienes una amiga o alguien que te aguante?

Pero si sabes que al final me vas a decir que sí.

Ven, una foto para Instagram, que mamá lo sigue.

No, no. No avives el fuego. Ya.

Por favor, para. "'Sisters'. Independencia al fin".

Me voy con vosotras. ¿Qué?

¿Eh?

No me queda otra.

Pero papá, ¿adónde?

A tu casa. Vamos, a casa de la abuela.

A mi casa, que hace tres meses que no me pagas el alquiler.

No, no, no.

¡No, no, no!

Lo veo inviable, imposible, irrealizable.

Qué estropeado está todo, ¿eh, cariño?

Sí, papá, sí.

Hogar, dulce hogar.

A ver, papá.

Tú a la habitación del tío Norberto y tú a la de la tata.

¡Qué frío hace en esta casa! Qué mal todo...

¿Tomamos un tequila para calentar? Sí, cuatro.

No os molestéis en cerrar la puerta, ¿eh?

No pasa nada. Oye, Sara.

Sara, qué fuerte lo de mamá, ¿eh?

Que tiene coño y lo usa.

Lu...

¿Qué?

"Yo te llamaba porque... voy a Madrid".

¿Que vienes a Madrid?

"Sí".

Pero tengo la casa llena de gente. Está mi familia aquí.

"¿Qué pasa, no te hace ilusión?".

Me había imaginado que volverías, estaríamos solos,

haríamos guarrerías. Como hace un año que no...

...tal. "Ya".

"Pero yo no tengo la culpa

de que te entre la risa siempre que lo probamos por Skype".

Pues sí, porque no es lo mismo. No es lo mismo.

No me saques el tema.

Bueno, no pasa nada. Vente, ¿vale?

¿Que está mi familia? Que esté.

Ah, ¿sabes qué?

Podemos hacer planes tipo ir a restaurantes,

porque hay unos nuevos por la zona.

Hay una... "Un momento, un momento".

"Un momento, no te embales".

"Yo voy porque, sobre todo...,

tengo que contarte algo".

Algo...

¿Qué algo?

"Algo sobre mí, sobre ti".

Oh, Dios mío....

(PIENSA) "Se ha enamorado de una francesa de labios apiñonados

y se van los dos a la campiña francesa

a hacer hijos como conejos".

"Mira, es que prefiero contártelo cuando esté allí".

¿Pero es algo grave

o es algo bueno?

¿Cómo se llama? ¿A quién has conocido?

Dímelo. ¿Cómo tiene los labios?

¿Los tiene apiñonados? "No, no, no".

"No he conocido a nadie".

"No insistas. Yo con esto como tú con el sexo: o en persona o nada".

"Así que adiós". No, no me puedes dejar así.

"Te quiero. Da besos a todos". ¿Por qué letrita empieza?

"No digo nada. Adiós".

"¿Qué me viene a decir, si es algo que no es malo

y es una sorpresa?".

Me va a pedir casar.

Sara, qué bien que estás despierta.

Te tengo que contar una cosa.

Y tú tienes que conocer a mi prometido.

Suena bien y todo. Mi prometido...

Hola.

"Mi Aarón...".

¿Aarón?

¿Aarón?

"Dime que no".

¡Sara!

"Él no. ¿Que nada podía ir peor, Sara?".

"¿Dónde tengo la Biodramina?".

Lo siento por el vaso. ¿Era importante?

Amor, era de Nocilla.

¿Cómo va a ser importante?

Bueno, a lo mejor era un vaso lleno de recuerdos, ¿no?

"Sí, no se ha roto nada importante".

"Mi corazoncito hace 13 años, mi autoestima, mi seguridad...".

"Nada importante". Sara Escribano.

Sí.

Estás igual que siempre.

Ah, ¿sí? Sí.

Vaya, pues tú no.

Tú... Te ha salido bigote.

Normal, ¿no?

Sí. A mí también me ha salido.

O sea, yo me lo depilo, pero... Bueno, da igual.

Pero ¿os conocíais?

Sí. Del instituto.

¿En serio? Sí.

¿Y follasteis?

¿Estás enferma, Lu? Que si habéis follado.

¿Qué clase de pregunta es esa? Pues no. Obviamente no.

Sara, ¿quién sabe? Estabais en el instituto,

eras más joven, igual eras menos rara...

Pero no puedes estar más lejos de lo que le gusta a mi Aarón.

Pues te vas a casar con él, que eres mi hermana

y quieras que no, un parecido tenemos, digo yo.

Vamos, que te querías ligar a mi novio.

Ah, ¿sí? ¿Querías?

No, si yo estaba con...

¿Con quién estabas?

Juan. ¿Qué Juan?

Juan. ¿Juan?

Gómez. ¿El bizco?

Sí. ¿Bizco?

Bueno, ¿qué pasa? A mí me ponía su mirada.

"Ménage à trois" de hermanas y novio.

Oye, ¿qué haces? ¿Cuánta gente ve esto?

¿En serio? Bueno, mira...

Sara...

Que sepas que se te ven los pezones.

(RÍE) ¡Venga, Sara! (RÍE)

(Risas)

(Muelles de colchón)

Dime que no es verdad. No puede ser verdad.

Oh...

(Jadeos)

Pero por favor...

¿Esto qué es?

(Muelles de colchón)

¿En serio?

(Jadeos)

Roberto.

"Sara, ¿qué pasa?".

Pues que estoy

cochinota.

"Pero si hemos hablado antes y no tenías nada de ganas".

Ya, pero ahora sí. Las ganas van y vienen.

Y ahora están.

Están... Mira cómo están.

"Guau... Espera".

"Espera, muévete".

"Es que estás a contraluz". Ah, vale, muy bien.

Bueno, pues... ¿Me ves ahora? "Muévete y te voy diciendo".

"Un poco más. Aquí. Perfecto". Aquí.

"Aquí, sí". Muy bien.

(Llamada de Skype)

Inma, no, por favor.

"Oye, ¿no...?". Sí.

"¿No te vas a quitar el camisón?".

Quieres que me quite el camisón, ¿eh?

"Sí, el camisón". Golosón...

Oh, sí.

Siento el...

Dios mío...

Ahí está... ¡Ay!

Estoy. "¿Estás bien?".

Sí, sí. Perfectamente.

"Guau...". Ya estoy, lista.

Muéstrame...

(Llamada de Skype)

Potato. "¿Qué?".

Muéstrame tu...

Toda tu... tu plenitud.

"¿Que te enseñe el rabo?".

Sí, vale, eso.

"Vale, vale. Sí".

"Dime cosas, dime cosas marranas". Enséñamelo.

Sí, mira, mira. ¡Oh!

Me encanta tu cogollo.

"Ay, sí, dime cosas así".

Sí. "Como con verduras".

¿Cómo? "Con verduras, mi amor".

Vale.

Me encanta que me des con tu cogollo fresco.

"¡Oh!".

"Amor, espera, espera". ¿Qué?

"Es que haces sombra. ¿Puedes mover la pierna?".

¡Cómo hablas, qué piquito de oro tienes!

"Así, así".

Y... "Oh, mi amor".

¿Y sabes qué? Quiero que hagas puré de zanahoria en mi culo.

"Sí, sí, sí. Sigue así". ¿Verdad?

Y quiero que me toques las...

"¡Las peras!". ¡Las peras limoneras!

¡Sí, échame tu jugo tropical! "Que me voy, mi amor".

"Que me voy, que me voy". ¡Polinízame!

¡Polinízame como una abeja salvaje!

¡Que me voy, dame tu miel!

"(JADEA)" ¿No tendrás una manta?

"(JADEA)"

"¿Arturo?".

¡Roberto! ¿Cómo no se te ocurre llamar?

¡Hay una cosa que es la educación!

No lo he visto... Sí lo he visto.

"Sara, dime que ese no era tu padre".

Sí.

"Joder...".

(María Rodés "You are mine")

No me lo esperaba.

Se te queda una cara de bobo, pero para siempre ya...

Papá.

Buenas, Sara. ¿Qué... qué estás contando?

Lo de tu madre, cariño.

Si iba a hacer esto que me lo hubiera hecho cuando tenía pelo.

¿Ahora voy a salir al mercado? ¡Me van a tirar piedras, coño!

(LLORA)

Papá, va. Venga, Arturo...

Joer, eres un tío que se te ve con estilo.

Se te ve sensible.

Lo tienes todo. Qué va, no se me ve...

¡Ven aquí, hombre!

No me abraces mucho que lloro.

Veo que os habéis hecho amigos íntimos.

No lo conozco tan íntimamente como a mi otro yerno, pero mejor.

Anoche... Lu, ¿qué tal?

Tenía fotos esta mañana.

Ya sabes, la vida de la modelo. Ajá.

Y tú has decidido

quedarte un ratito aquí, con nosotros.

No, yo me marcho. No para de llamarme mi "repre",

porque tengo una entrevista.

Por cierto, Arturo, me vas a echar una mano.

Sí. A ver.

Dime una cosa.

¿Qué te parece?

Qué cuerpo tiene, qué suerte. ¿Cuál te gusta más? Mira.

(Móvil)

A ver...

(Móvil)

Esta es como más de sport, ¿no?

Esta es muy bonita. Inma, dime.

¿Skype? Ah, sí, estaba durmiendo.

¿Eh?

¡No, no!

¡Vale, pues voy para allá! Pero me lo tienes que contar.

La azul mejor, sí.

¿Quiénes sois? ¿Qué hacéis? Dejadlo ahí. Ya lo moverá él luego.

Pero ¿cómo has entrado, mamá?

Con las llaves de la abuela. Ya, pero...

Ponedlo por allí. ¿Esto qué es?

Las cosas de tu padre. Se queda aquí, ¿no?

Pues digo yo que necesitará sus libros, su ropa, todo.

Pero ¿no os vais a arreglar?

Tú no quieres tenerlo por aquí. Y no te culpo, cariño.

Pero es lo que hay.

¿Cómo no...? Me marcho, Sara.

¿Y tú quién eres? Nadie, nadie.

Es un amigo del colegio.

¿Sabes qué te digo, cariño? Que me parece perfecto.

No, no. Sara, tranquila, que lo entiendo.

Si yo he hecho lo mismo.

¿Sigues con ese señor?

No es un señor. ¿Qué? ¿Estás con una mujer?

Mira, perdona. ¿Cómo se llamaba? Aarón.

¿Tú crees que tengo aspecto de lesbiana yo?

Yo diría que tiro más a MILF, ¿no? ¿Eh?

El... Hombre, veo de dónde ha sacado su hija la belleza.

¡Ha conocido a tu hermana!

Sí, hombre, la conozco. Nos vamos, por favor.

Por favor... Me encanta tu sentido del humor.

Estoy por Malasaña. ¡Ay!

Perdona. Nada, nada.

-Mira el pollo rosa qué bonito. -¿Qué tal?

¿Es este? Que papá está arriba.

Vamos a hacer las presentaciones formalmente.

Ella es Sara. Ismael. -Ah, tú eres Sara.

Encantado. ¿Qué tal, Israel?

Ismael. Ismael, muy bien.

Muy bonita la tienda, ¿eh? Ah, bien.

Adiós. Hasta luego.

Ciérrame la tienda. Sí, sí.

Pero vete rápido. ¡Que sí, Sara, que sí!

Ya sabes que a mí estos circos no me gustan.

Bueno, gracias.

Vaya tela, ¿no? Ajá...

¿Para dónde vas tú?

Pues yo para arriba. Pues yo para acá.

Adiós.

Hasta luego.

(María Rodés "You are mine")

Gracias, simpática. ¡Amigui!

¿Cómo, qué pasa? Cuéntamelo todo.

¿Qué? ¿Qué pasa?

Siéntate, que te va a dar algo. ¿Ah, sí?

Sí. Vale.

Fashion Week.

¡Ah!

Se ha caído un diseñador

y me dan el hueco a mí.

Es nuestra oportunidad, Sara.

Es lo que llevamos soñando media vida.

Yo diseño. Sí.

Tú haces las plumas y tu hermana desfila.

¿Yo las plumas? ¿En serio, mis plumas?

Mira, dime que me puedes hacer algo fabuloso en dos semanas.

Vale, sí. Sí, sí. O sea, no.

No, no, no.

En dos semanas...

A ver, viene Roberto, necesito... Y yo necesito...

No me va a dar tiempo.

Inma, no... ...unas alas majestuosas de Icario.

¿De qué?

El pesado ese que vuela hasta el sol y se quema.

Ah, de Ícaro. ¿Ves como te necesito?

Vale. Lo tengo clarísimo, de verdad.

Las dos juntas podemos. Las dos...

¡Tengo que salir de esta mierda de "coworking"!

Te lo cuento en otra parte. No, tengo que pensar.

Antes de que estos parásitos nos roben las ideas.

Vente. No les insultes, Inma.

¡Que no tienen cristal, que te estoy viendo!

Yo con la Fashion Week y tú sin contarme nada.

Esto que me dices es muy fuerte.

Sí. Bueno, tampoco tanto, ¿no?

¡Que te tiraste a un bizco!

Que no me tiré a un bizco. Bueno, solo le di un beso.

Pero ¿en serio te has quedado solo con eso?

Te estoy diciendo que mi amor platónico,

el que tocaba en el grupo de Los Humildes, se casa con Lu.

A ver, a ver, a ver...

¿Me estás diciendo que durante todos estos años

me has hablado de Aarón

y que es Aarón Humilde?

Pues no sé, sí.

¿Se llama así ahora o qué?

¿Es este?

Sí. ¿Qué pasa?

Tú no te das cuenta. ¿De qué?

Lo está petando.

¿Qué está petando?

Que es famoso.

Está sonando muchísimo ahora. ¿Sí?

Es que no veo la tele.

Lo necesitamos para el desfile.

No, no. Sí.

Tiene que tocar. No.

Y tú se lo pedirás por lo que tuvisteis.

Que no tuvimos nada, Inma.

¡Huy!

Que esto aún tú no lo has superado...

No lo veo para el desfile.

Que no. ¿Se lo vas a pedir?

No.

¡No sigas!

(Aarón Humilde "Con una mirada")

# Siéntelo,

# que somos lo mismo.

# Dímelo,

# con una mirada.

# Siéntelo,

# que somos lo mismo.

# Dímelo,

# con una mirada. #

¡Ah! ¡Por favor!

Sara, perdona.

Ven aquí. Ven aquí.

A mitad del desfile se van moviendo las plumas,

porque hay unos ventiladores.

No lo veo lo de los ventiladores. ¿Cómo que no lo ves?

Que tengáis buen día. ¡Espera!

Estábamos hablando de ti.

Porque me decía Sara... ¿Cómo?

¿Qué decías?

Sara no decía nada. Sí, decía que...

Jo, si pudieras tocar en el desfile, ¿verdad?

Sería... Díselo.

¡Por favor! Díselo, díselo.

¡Por favor!

Por supuesto.

"Inma, por Dios, dime algo".

"¿Qué pasa, tía?". "Tengo la casa llena de rockeros".

"¿Cómo lo hago?". "Lo sabes, ¿para qué me invocas?".

"Voy a por ellos, se enteran", "Pues cuelga".

"No estamos hablando por teléfono".

A mi abuela se la respeta.

¡Hala, a poneros los sujetadores y hacer "topless" a la playa!

¿Qué pasa, Sarita?

No, ¿qué pasa con vosotras? ¿Qué hacéis?

¿No sabes que mañana madrugo para recoger a Roberto?

¿Y montas este pollo?

Estamos celebrando que nos casamos.

¿Así, ahora?

¿Cómo me voy a casar así y ahora? ¿Tú estás loca?

¡Uh!

¡Pero Sara!

Qué bien que estés aquí. Hola.

Mira, ven, que te presento a mi banda.

Ella es Sara, mi cuñada. Hola, Sara.

Un chupito. No, no.

Toma. En estos momentos no...

¡Por nosotros, "salute "!

Hombre, no, por los novios.

¡Por los novios! -¡Por los novios!

¡Por los novios!

Por los novios. "Salute".

(Bigott "Female eunuque")

Trae un poco de hielo.

Oye, llevas mi pajarita puesta.

Claro. Es que me gusta, es muy bonita.

Sí, claro, como tus letras, preciosas.

No, tu pajarita es más bonita.

Mira, ven, que te presento.

Ella es Mer, la novia de Dani.

Reme, Puri, Sara...

y tu padre. (RÍE)

¿Papá?

Estamos enamoradas de su piercing.

¡Oh! ¿Un piercing?

¿A tu edad?

Harrison Ford se hizo uno a los 60.

Ya, papá, pero tú no eres Harrison Ford.

No. Tu padre mola mucho más que Harrison Ford.

¿A que sí?

¿Porros?

Porro, en singular. Pero habrá más.

Tienes la tensión por los suelos.

Esto te va a matar. Déjale.

Sí, pobrecito, con lo que le ha hecho su mujer.

Pero ¿le has contado a toda esta gente lo de mamá?

O tienes un Ferrari o tienes que dar pena.

¿A que te doy pena?

¡Temazo! ¡Temazo!

(Música electrónica)

¿Qué?

¡No tiene gracia!

Estáis prostituyendo a mi padre.

(Música electrónica)

¿Por qué no hace fiestas en otras casas,

se hace amigo de otros padres

y se hace novio de otras hermanas, eh?

¡Menudo cretino!

¿Quién te crees que eres?

Pues hala,

porque yo voy a ser muy muy feliz.

Pero que muy feliz

# Siéntete libre.

# Vuela, vuela, vuela.

# Mueve, mueve, mueve.

# Déjate llevar.

# Bebemos colores,

# sentidos en modo adicción.

# Con ganas de encontrarte

# y amanecer con un rayo de sol.

# Vuela, vuela, vuela.

# Vuela, vuela... #

(Campanadas)

(Campanada)

Mierda...

¿Qué hora es?

¡Oh, me he dormido! ¡Me he dormido!

Gafas...

Me voy.

Roberto, Roberto...

El baño...

¡Hola, hola!

¡Necesito pasar al baño!

Dios mío, no puedo más, no puedo más, no aguan...

Lucía Escribano, sé que estás ahí.

Como vuelva a casa y no esté ordenada como una patena

me hago un bolso con tu cabeza.

Muy mono, pero te quedas sin...

(Claxon)

¡Oh, Dios mío!

Me acabo de hacer pis.

¡Corre!

¿Dónde está...?

¡Potato!

¡Oh, cariño!

¡Estás aquí! Sí.

Huy, perdón. Qué bien que ya estás cerquita.

Y estamos así juntos, sin ordenadores, a solas.

Bueno, a solas, a solas... Ya.

Ya lo sé. Está mi familia en casa, lo sé, pero no pasa nada.

Porque no vamos a salir de la habitación.

No, no, si no es eso.

¿Y estas maletas?

¡Oh, te vas a quedar!

¡Para siempre! No, no.

Son de Eric.

Te hablé de él, tenía una entrevista de trabajo.

Le pregunté: "Pero ¿dónde vas?".

¿A Madrid, en serio? "¿Eric?".

"¿Se ha traído a un amigote a nuestra semana romántica?".

"¿En serio?".

"A ver, Sara, tranquila". A lo mejor, si te parece...

"Seguro que le dejamos de camino en un hotel y ya está".

¿Se puede quedar con nosotros en tu casa?

¿Qué?

"Hey, I'm Eric".

"You must be Sara". Sí. "It's her".

¿Qué es, escocés? ¿Solo habla inglés?

No, también habla noruego y francés.

Y "una poquita" de español.

Aeropuerto, mucha calor.

Mi gusto. Me gusta.

"Thanks".

No, que se dice "me gusta". Ah, me gusta, me gusta.

Por favor, si es muy buena gente.

Si es muy mono, si es como...

como un peluche.

Por favor. Me gusta.

El coche está por allí.

Vamos.

"Yes! You are in".

"Ah, cool".

Es que Eric es un crack.

Tienes que contarle sobre las casas hechas con excrementos.

Casas de mierda. Exacto.

"¿Por qué no para de vendérmelo? Que cómo canta, cómo diseña,

lo bueno que es con las manos".

"Espero que hable de su maña con las maquetas

y que lo que me viene a decir no sea...".

"No, Sara, Sara, ya estás entrando en barrena".

"¡Ah! ¡No!".

"Pero no puede ser. París no le ha podido cambiar tanto".

¿No? ¿Qué?

Nada.

Bienvenidos. Por fin. "Welcome home, Eric".

¡Ah, fiesta!

"Yeah, yeah, hard party".

Sí, mucha "party", mucha.

¡Siervos de la fiesta! ¡Lu!

¡Ah!

¡Roberto!

¡Oh! Joder.

¿En serio? Está inundado.

¡Ah! ¿De dónde viene?

¡El baño, el baño!

¡Hola!

¡Como te hayas muerto ahí dentro me voy a cabrear mucho!

Cariño, ¿pero qué haces?

Déjame a mí.

¡No!

¡Ay! ¡Lu!

¡Lu! ¡Lu, te odio!

¡Te dije que recogieras! ¡Se ha inundado todo!

¿Sara?

¡Vamos, levantaos! ¡Huy!

¡Despierta! Hola, buenos días.

La puerta no se abre. Hay que llamar a los bomberos.

Hola, Roberto. Hola, buenos días.

¡Fuera! Te pareces al tío ese que canta.

Ah, ¿le conoces?

¿Cómo? No, ¿tú eres Aarón?

Ah, me encantan tus letras, tío.

¿Eh? Anda, como a Sara.

(Golpes)

¡El vikingo! ¿Quién es el vikingo, Sara?

Uno que lo hace todo muy bien.

(ERIC) ¡Kiai!

¡Oh, papá! ¿Papá?

Ay, está muerto...

(RONCA) No, hombre, no.

Pero si está roncando, mi amor.

Fan total de tu padre, ¿eh?

¿Papá?

¡Papá!

Hija, qué frío hace siempre en tu casa.

No, es que te has quedado aquí dormido toda la noche.

Hombre, Roberto, te has vestido. Sí.

Sí, vamos a sacarle. Se ha inundado la casa.

Seguro que se ha filtrado al piso de abajo.

El taller, el taller, el taller...

¡El taller! ¿Sara?

No puede ser.

No puede ser verdad.

Esto no está pasando.

¡No, no, no, no, no!

¡No!

¡No! Ostras.

Tú, sí, tú.

Tú tienes la culpa de todo. Tú has traído Ibiza a mi casa.

¿Vuela, vuela, vuela?

¿Por qué no vuelas y te cambias de planeta?

¡Y tú, que le has apoyado!

Te pedí que me ayudaras.

"You help him and I need you help me".

"Y tú, papá". "And you, dad".

¿Qué pasa, que te vistes tan raro? "What's happen? Your clothes...".

¡Tú! Deja de traducir al vikingo y hazme caso.

¡Llevo un año aquí y no me has tocado ni con un palo!

Perdona. "Sorry".

Sara, tranquila, que seguro que lo podemos solucionar.

Secamos las plumas y... Se lo decís vosotros a Inma.

Porque yo no puedo.

No puedo...

Tú...

¡Como cuelgues eso en Instagram, te arranco la cabeza!

¿Por qué no os la lleváis arriba y que se tome una tila?

No sé, un algo y recomponemos.

¿Hay estufas por aquí, Arturo? No, estufas aquí no.

Secador, cariño, secador. ¡No se puede hacer nada!

¡Nada!

(Música de guitarra)

Se acabó, Roberto. Que no...

Que sí, voy a cerrar la tienda.

¿Ves? Es que esto tampoco tenía que ser así.

Yo no lo había planeado así.

Tú ibas a venir e íbamos a estar solos.

Íbamos a hacer el amor.

Entonces, tú te ibas a dar cuenta de que no puedes vivir sin mí.

Y después me ibas a ver triunfar en el desfile

e ibas a decidir que te vuelves de París.

Ya, sí que lo tenías todo planeado, sí.

Pero mira, soy una fracasada.

Que no. He fracasado.

Que no, mi amor. ¡Que sí!

Quizá un poco fracasada sí eres, pero no eres paralítica. Ayúdame.

¿Tú dices bien?

Sara, no te preocupes, seguro que alguna recuperamos.

¿De dónde las sacas?

Pues de distribuidores en China y en India.

Pero tardan por lo menos una semana.

Y el desfile es en tres días. ¿Y aquí no venden?

No. ¿Y si buscamos calidad?

Buscamos plumas de papagayos y de guacamayos, de flamencos.

Sí, ¿y de dónde vamos a sacar plumas de flamenco?

¿Del zoo? Claro, en el zoo.

Claro.

Pero, hombre, eso es... Exacto.

No vamos a ir. No podemos asaltar una propiedad privada y robar.

No hablo de robar, sino de entrar

y coger las plumas que vayan a tirar a la basura.

"Bueno, igual no es tan mala idea, sí".

"No, no, claro que no. Es una locura".

"Roberto tiene razón".

"Roberto sabe, claro".

La libertad de uno termina...

"¿Quién es mi novio? ¿Quién es? Roberto".

"¿Y quién está a mi lado y toma las mejores decisiones? Roberto".

Pues sí. Que es ilegal.

Vamos al zoo. "Yes!".

"Zoologic!". ¿Pero de verdad vas a ir?

"Come on".

Y ahora me vas a convencer, como siempre, para ir contigo.

No. ¡Ah!

Pues entonces, no voy.

Vamos. Venga, los que vamos, vamos.

Y los que no, pues no. ¿Tienes alcohol?

Claro, claro. Ahora cojo. Ginebra o whisky.

Vigila, que he fregado. Vale.

A ver, comprobemos.

Valeriana... Pero ¿quién ha metido todo esto?

Bocadillo de jamón. Sí.

Vosotros entráis, os escondéis

y cuando cierren las puertas, yo os tiro la mochila. Tradúcele.

(Emiliana Torrini "Jungle drum")

Guacamayo.

¡Guacamayo!

¿Eh, cómo?

¿Tú crees que es el momento? Sara, disfruta del zoo.

Este pollo me ha empujado.

Nos han visto, vamos. Lo saben.

Vamos, nos han visto.

¿Quién, Sara, quién? Nos han pillado.

¡Deja de reírte!

(MEGAFONÍA) "Atención, por favor, el zoo cerrará en diez minutos".

"Ten minutes". "Ten minutes".

"Yes, ten minutes".

"Follow the sandwich".

¿Sándwich? Vamos. ¡No, no, no!

Venga, Sara. Que está prohibido.

Venga, Sara. Pero...

15, 16, 17, 18, 19, 20.

Creo que ya estamos aquí.

Aarón. Chist, calla, calla.

Vale.

No, no, no. Ahí, ahí.

¿Qué?

¡Oh!

¿Qué tal, eh?

¿Qué?

¿Quién entra?

Nadie. ¿Estamos locos?

Las herramientas hay que cogerlas. Eh... No.

Además, no creo que nos hagan nada, habrán cenado ya.

(GRUÑEN)

Ah, no, no han cenado, no. No.

¿Sara? ¿Qué?

Vámonos. Sí.

Las jaulas de los pájaros estarán abiertas.

Y el suelo lleno de plumas, exacto.

O abortamos el plan. ¿Qué es la vida sin riesgo?

Nada, hay que entrar, ¿no? Sí.

Hay que entrar. Sí.

¿Sí?, venga, vamos. "Yeah".

Jamón.

¡Jamón!

Abortemos, ¿vale?

Chicos, abortamos. Jamón, jamón...

¿Adónde vas? ¿Qué haces?

Aarón, Aarón...

Aarón... Pero, ¿adónde vas?

¡Bájate, no!

¿Queréis jamón?

¡Ahí está!

Se ha quedado paralítico. No.

Sal de ahí. Es que está la bolsa.

Estoy bien. No, no, no.

¡No!

No. Mira, no puedo ver esto. No quiero ver esto.

Me avisáis cuando se lo estén comiendo, ¿vale?

(Bigott "Female eunuque")

Ay, ay, ay. Sara.

"Fucking hero".

Como me quede sin marido por tu culpa, te arranco la cabeza.

Yo no quiero más plumas. No las quiero ya.

Me dan igual. No queremos plumas.

¡Huye!

¿Qué haces? No sé silbar, no sé silbar.

(GRITA)

"Aarón, come on!".

¡Pero sube! Sube, sube.

¡Sube!

¡Aarón! Lobito, déjame.

Ay, ay.

Ayúdame. ¡Ah!

Está todo, ¿no? Parad, por favor, ¿eh?

Mira, las plumas, mirad. Que me muero, parad.

Vale. No.

¿Qué? No, basta.

No permitiré que nadie se ponga en peligro por mi culpa.

Si alguien tiene que hacer algo, esa soy yo.

(ERIC HABLA EN INGLÉS) Yo también quiero hacer algo.

¡Voy a por plumas guacamayo! ¡No nos dividamos!

El guacamayo, nos vemos fuera. ¡Lu, no nos dividamos!

¡Vamos a liberar al guacamayo!

Muy bien, pues se han ido, se han llevado la cizalla.

Ya no podemos hacer nada.

Las cigüeñas.

¿Qué? No, no, no. Voy yo, voy yo.

Joder...

Están ahí arriba.

Bien.

Bien. ¿Has visto?

Sí.

Sara. ¿Qué?

Acuérdate. ¿Qué?

Que solo hay que estresarlos.

¿Eh?

Como los aztecas.

¡Son tuyas!

¡Uh! ¡No, no, no!

Cuidado. ¿Qué?

(Balido)

(GRITA)

¿Te duele?

¡Alto! ¿Quién anda ahí?

Toma. ¿Y Lu y Eric?

Pues espero que estén fuera esperando con el coche, si no...

Pero no, tienen que venir a buscarnos, ¿no?

Tendrán que pagar la fianza.

Sara, ¿no crees que te lo tomas todo muy a la tremenda?

¿Yo? Ajá.

¿Y tú no crees que te lo tomas todo a chirigota?

¿A chirigota? Sí.

Perdona si me importan un poco las cosas y las personas.

Pues no, yo solo te digo que relativices,

que en la vida hay cosas mucho peores, te lo aseguro.

Sí, es lo que tiene el dolor, te lleva al infierno

y vuelve lo demás algodón. ¡Toma ya!

Toma ya...

Bueno, no, es que Lu la tararea y se me ha pegado.

Pues mira, yo creo que es una de mis letras personales.

Es muy bonita. Habla de mis padres.

Le diagnosticaron un cáncer a mi padre

y mi madre se empeñó en buscar terapias alternativas.

Estuvimos dos años viajando por Europa.

¿Por esto desapareciste?

Ajá.

Y, al final, mi padre se murió

y a mi madre se le fueron las ganas de luchar por todo

y se murió, también.

¿En serio? Ajá.

Sí. No, no, pero... Lo siento.

Pero de lo que habla la canción justamente es de esto,

de que si hay algo por lo que merece la pena luchar

es por vivir estos momentos.

Sara, esto...

El colarse en un zoológico, el...

que te inunden la casa.

(Puerta abriéndose)

Podéis pasar.

Hola. Buenas.

¿Sara?

¿Ismael?

¿Qué haces aquí? No, qué haces tú aquí.

¿Os conocéis?

No, o sea, sí. Él es el amigo de mi madre.

Pues podríamos haberle pedido las plumas directamente.

No sabía que trabajaba en el zoo.

¿De qué plumas habláis?

Pues, mire, es una larga historia. Sí, pero, para resumir,

necesito plumas para una colección de moda.

Ella es diseñadora. Sí.

Sí, claro.

Y vais y os coláis en el zoo a por plumas.

Sí, fue idea mía.

En vez de desplumar un edredón nórdico.

No, son de mala calidad. No se me ocurrió.

¿No te sirven? Son malísimas.

¡Chicos!

Si queréis, se lo contáis a la policía.

No, no, no, no.

¿Para qué llamar a la Policía? ¿A la Policía?

A estas horas de la noche...

Ay, no. Ay, mi madre.

Ay, mi madre... ¿Qué tiene que ver tu madre?

Pues...

Todo.

Todo. ¿Todo?

Porque no le hará ninguna gracia.

Tampoco tiene por qué enterarse, ¿no?

(Gritos de júbilo)

Es majísimo el novio de mamá, entonces, ¿no?

Majísimo. Me pareció un cualquiera.

¡Epa!

¡Qué fuerte!

Nada ha salido como yo pensaba.

Pero ha salido bien, Sara.

Sí. Tienes tus plumas.

Sí, sí.

Gracias.

Una de plumas marchando. Toma.

El abrigo. Me voy a trabajar.

Sara. ¿Qué?, sí.

Sí. Toma.

¡Adiós!

¡Buenas noches!

(PIENSA) "¡Qué mágico! Casi le devoran por mí".

"Bueno, por mí... por mis plumas, claro".

"Y todo lo que le ha pasado en la vida, pobrecillo".

"Bueno, Sara, ponte a trabajar, venga".

"Oye, ¿y Roberto? Ya le vale".

"Qué fuerte que no haya venido".

"Hasta el vikingo ha hecho más que él".

"Se va a enterar".

Roberto, ¿dónde estabas? Te he llamado antes.

En Segovia, con unos cazadores amigos de mis padres.

Un marrón, pero, ya está.

¿Has hecho esto por mí?

Claro, porque sabía que eso del zoo no iba a salir.

Pero veo que sí salió.

Pues, perdona por no fiarme.

No, no, no.

Perdóname tú. No, perdóname tú.

Perdóname tú.

Te perdono.

Me tienes que perdonar porque yo pensé

que no serías capaz de hacer algo así nunca,

la verdad. Bueno...

Tampoco... No es nada, son cuatro patos y dos codornices.

Vamos a follar. Huy, no, ahora no.

Sí. Es que huelo a pájaro muerto.

Bueno, pues te ducho.

¡Ay! Te ducho.

¿Me duchas? Sí, animal.

Vamos.

Desnúdate.

Quítatelo todo. Sí.

¡Uh!

Te he echado más de menos...

Al agua, patos.

Las gafas.

Ay, hazme tuya. Espera, espera. ¡Ay!

¡Oh! ¿Qué?

¿Te has depilado el culo?

Sí. ¿Te gusta?

Sí, no sé, bueno...

Es raro, ¿no?, que no me lo hayas consultado.

Oye, antes de seguir, tengo que...

decirte una cosa.

Es Eric.

¿Verdad? ¿Eric?

Es que era rarísimo que lo trajeras así.

¿Qué dices?

Que te has liado con Eric, dilo.

¿Que me he liado con Eric? Sí.

¿Por qué dices eso?

Pues no sé,

porque como querías decirme algo, no encontrabas el momento,

nunca follamos y te depilas el culo, pues...

Sara, el culo me lo depilé porque en el gimnasio lo llevan todos así

y estaba harto de que me llamasen kiwi.

¿Te llaman kiwi?

Sí.

Todos los días, en la ducha.

¿Qué? ¡Qué tonta!

Dime lo que me tenías que decir, venga.

Vale.

¿Te lo digo?

Sí. ¿Sí?

Sí.

Me voy a China cinco años.

¿Cinco años?

¡Cinco años! Sí, cinco años, sí.

Pero, ¿tú no has pensado, igual,

que necesitábamos decidirlo entre los dos?

Ya, pero es que es un paso muy importante, mi vida.

Mi empresa construirá media ciudad a las afueras de Hong Kong.

¿Tú sabes qué significa?

¡No, no lo sé! ¿Qué significa?

Pues es como si a ti te ofrecieran un trabajo en...

no sé, en... en Londres.

Un trabajo en Londres con Alexander McQueen.

Alexander McQueen está muerto.

No sé, yo no tengo la culpa que el trabajo esté tan mal.

Mira, ni se te ocurra echarle a la crisis la culpa de tu decisión,

porque ni tú puedes ser tan cobarde.

Oye, lo que intento decirte

es que no puedo condicionar mi carrera por...

Por mí, ¿no? Por nosotros.

Venga, dilo.

Dilo, atrévete a decirlo, venga.

¿Qué pasa?

Ah, mira qué bien.

Buenos días.

Pues nada, que...

Que se va cinco años a China.

Qué bien, qué buena noticia. Guay.

Gracias.

No, no, no. No, para mí no.

Explícame cómo vamos a llevar una relación a distancia

si tú estás en China y yo estoy en Madrid.

¿Y qué hago?

¿Cómo que qué haces, qué hago yo?

¿Qué hago yo, Roberto?

¿Te espero cinco años y me quedo embarazada por Skype?

Pues, mira, si te vas, rompe conmigo.

Ahora mismo.

Sí, sí, delante de ellos, venga.

Vas a romper conmigo, venga.

Rompe, rompe conmigo.

Yo...

A ellos.

Ah...

Yo...

no quiero romper con ella.

Ella tiene nombre.

Yo no quiero romper con Sara,

pero tampoco quiero elegir entre...

China y nuestra relación.

Pero si ya has decidido.

Bueno, pues... Ah, no, vale, bueno.

¿Quieres que vaya a China contigo? No, perdona...

Creo que es lo que haces. No.

Pretendes que deje mi tienda, mi trabajo,

mis amigos, a mi familia... No te pido eso.

...y me vaya contigo a China. No te lo estoy pidiendo.

Sí que me lo estás pidiendo. ¡Que no te lo estoy pidiendo!

Vete de mi casa.

¿Qué estáis desayunando?

Un poco de fruta.

¿Qué tal?

Pues...

No lo sé, no lo sé, la verdad.

No sé qué ha pasado, no sé si me ha dejado él o le he dejado yo.

Lo que sí es verdad es que se va a China, eso seguro.

¿Sabes?

¿Y tú qué quieres?

Pues...

estar con Roberto.

Aquí, en Madrid, no en China, claro.

Y hacer todo lo que habíamos planificado:

familia, trabajo, casa...

O sea, que tú le quieres.

Yo, sí, mucho, mucho, muchísimo.

Claro, si no, no me dolería tanto, ¿no?

¿Y no crees que lo que te duele es más...

el orgullo que otra cosa?

¿Cómo?

Tú eres gilipollas.

(Mensaje de móvil)

¿Cómo que si lo tengo todo ya? Si voy fatal.

(Puerta abriéndose)

Sara, no me digas que obligaste a mi novio

a matar a esos pajarracos para hacer...

¿Esto?

Los flamencos ya estaban muertos. Ya, pero el numerazo del zoo....

¿Úrsula?

Úrsula, cariño, ¿qué haces aquí?

¿Qué es eso?

La inundación.

Has venido a pedirme perdón.

Mira, me voy a marchar, no sea que tu padre se ponga en evidencia.

Te perdono yo, alguien debe dar el primer paso. Me tapo y bajo.

¡Úrsula! -¡Uh!

Úrsula...

Ya se ha marchado.

(María Rodés "You are mine")

(Llaman a la puerta)

(Llaman a la puerta)

(INMA) ¿Sara?

Sara...

¿Por qué no están las plumas en el coche?

Oye, que llegamos tardísimo, ya deberíamos estar ahí.

¿Me quieres matar el día más importante de nuestra vida?

Sí. Sí, ¿qué?

No, no. No, ¿qué?

Diles que lo carguen todo en el coche,

que yo voy a echar una cabezadita mientras, ¿vale?

Ah, vale,

que te estás riendo de Inma.

¡Ay, qué graciosa!

Bueno, muy bien.

Estupendo.

¡Espabila!

(María Rodés "You are mine")

Es que, fíjate, estoy viendo que esto me gusta...

Así, un poco...

pavo real.

Mira, aquí. Oh, me encanta.

¿Sí? ¡Ay, me encanta!

Estas plumas aguamarinas están a la altura de Gautier.

Esto es como arte elevado a la enésima potencia.

¡Eres una genia, Sara! ¡Ay, qué genia!

Pues tendrás que ver... ¿Qué? ¡No, no, no!

Pero ¿esto qué es? Esto es una mierda.

No, no. Si parece el culo de una paloma.

Yo te quiero igual, pero quítaselo.

¡Fuera, fuera! Vale, vale.

Maravilloso. ¿Eh?

Tú y yo somos la simbiosis perfecta.

¿Qué he hecho bien para que el karma nos haya juntado?

¿Sí?

Estoy llorando. Mira.

¿En serio? Qué va, no me sale. Me encantaría.

¿Te puedes ir? Esto es privado. Sara.

Hola. ¿Qué tal, Aarón?

Hola, Inma. ¿Qué tal, Inma? Bien, ¿y tú?

¿Qué, no hay nada para mí?

Las alas. No, no...

¡Sí, las alas, que se ponga las alas!

¿Dónde está? Ven. No.

Quítate la camiseta. Ven.

Vamos a probar. Están diseñadas para...

Están diseñadas para mujer. Por favor, confía en mí.

Va a quedar fenomenal.

Va a ser como una especie de dios.

¿Se las colocas? Gracias. Sí.

¡Oye, lagartas, dejadle tranquilo! Eres una artista, ¿eh?

Sí.

Te voy a arreglar.

(CARRASPEA)

¡Ah!

¿Te estás vengando por lo del otro día?

Un poco sí.

Hombre, en realidad, creo que tenías razón.

No. Tienes razón tú, que nadie me manda opinar.

(PIENSA) "Si es que, encima, es maduro".

"Y sensible".

"Con estas espaldas, que parecen África".

Lu. Huy, qué buena. Dame un poquito.

Mira cómo tengo la calentura. Terrible.

Sara, se me ve mucho, ¿verdad?

No. Sí, sí. La verdad es que sí.

"¡No, no, no! ¡Basta, Sara, para!".

"Vamos a ver. Lo que a ti te pasa es que estás obsesionada

porque en el instituto no te dio un beso, y ya está".

"No te pasa nada más".

(SUSPIRA)

¡Ya, Aarón, venga! Sí.

¡Arrancamos! No...

¡Todo el mundo a su sitio, por favor!

¡Lu, venga, vamos!

¡Vamos! ¡Joder!

No estoy preparada. Sí estás preparada.

No estamos. Necesito... Sí estamos, confía.

¡No! ¡Confía, confía, suéltalo!

Suéltalo. ¡Ah! ¡Ah!

(Gritos)

# "Get fly". #

(Aarón "My bird of paradise")

(CANTA EN INGLÉS)

Estupendo. Vale. Actitud.

Qué bonita está. Vale.

(CANTA EN INGLÉS)

Saca pecho. Vuela. Vuela, vuela.

# Vuela. #

Alta, alta. Créetelo.

# Vuela, vuela. #

¡Bravo, muy bien! ¡Sí, señor, muy bien!

Siéntate de una vez, que te pones en evidencia.

¿Yo me estoy poniendo en evidencia? -Sí.

No me he traído a mi amante para restregármelo.

Porque no tienes.

¡Ventiladores!

¡Ventiladores!

(Música)

(ERIC) Aquí hay uno bueno.

"Plumas con nulo talento".

No, no. Talento, bueno, ¿no?

No, no, no. No, no, no.

Este no se entera de nada. Hay que cortarle el pelo.

¿No bueno? No pasa nada. Nulo.

"Nulo talento". Tú lo has dicho.

Da igual que te equivoques. A ver, hija...

A ver, es verdad que el desfile

ha sido... Una mierda, papá. Una mierda.

Pues sí. Ha sido una mierda. Sí.

Y que el gilipollas del novio de tu madre estuviera detrás,

pues otra mierda. Otra mierda.

Va, vámonos.

¿Tú no has visto cómo está? Lo que imaginé yo...

Las "celebrities" pegándose por mis vestidos.

"Me va a hacer dos vestidos Sara Escribano".

"¿Qué dices? Si yo tengo exclusividad con ella".

Y Roberto me iba...

Yo también he hecho el ridículo y no estoy aquí quejándome.

Y ya no se va a casar, porque me ha dejado.

¿En serio eres tan egoísta?

¿Tú crees? Sí.

Eric, vámonos de fiesta.

¿Eh? Que nos vamos de fiesta.

Te voy a enseñar el Madrid de verdad y no este muermo.

"Let's go dance some flamenco".

"Dancing flamenco!". (RÍE)

(Puerta cerrándose)

Uh...

¿Problemas en el paraíso?

No. Bueno...

Sí. Si se pone así por esto, imagínate cuando tengamos

un problema de verdad. Pues sí.

No, no. Acostúmbrate. Lu es así.

¿Así siempre?

Bueno, yo no te voy a hablar mal de mi hermana.

Ya.

Familia.

Mira qué he encontrado.

(RÍE) ¡Ahí va!

Mira... No te digo yo que no.

No te digo yo que tampoco. Toma, que yo no sé.

Vamos a brindar. Brindis.

Brindo por las artistas con talento, como tú.

Por ti. Este brindis es por ti,

porque tú eres mágico. No, Sara. Este brindis es por ti.

Así que brindo por ti, Sara.

Bueno.

Mira. Mi peor crítica. Aquí la tengo.

¿La llevas en la cartera? Siempre.

A ver...

Aquí. Déjame ver. Ahí.

"Las letras son de un pueril...".

Hola. Soy pueril. ¡Pueril!

"...que recuerdan a aquellas del peor pop

de los 80". Esto. ¿Y qué?

¿Y qué más da esto?

¿Qué más da lo que digan en Twitter, lo que diga la gente?

Da igual, Sara.

Lo importante es lo que te sale a ti aquí.

De aquí dentro. En serio.

Si tú estás tranquila, que es lo que cuenta, ya está.

Pues sí.

Claro.

¿Quieres unas copas o qué?

Unas copas. Eso.

¿Sí o no? Sí.

Venga.

Venga, a ver. Huy, huy, huy...

Hielo, hielo, hielo.

(AMBOS) # Hielos, hielos, hielos.

# Vete, eso, vete a por hielos. #

Que aquí se está derritiendo hasta...

este cuerpo serrano.

¡Ay! ¡Ostras!

Pero ¿qué estás haciendo?

Que me he hecho un lío, papá.

Qué bien me lo estoy pasando.

Es que es un tío muy majo.

Sí, es verdad. Majísimo.

Pero, oye, tú sabes que es tu cuñado, ¿no, cariño?

Sí. Que se va a casar con Lu y eso.

Por eso está aquí.

Tú lo sabías, ¿no?

Claro. Vale.

# Copas, copas, copas.

# Copas, copas, copas. #

(RÍE) Bueno, chicos...

Bueno, yo me voy...

a dormir, que es que...

Huy. No, no, no. Espérate, Sara.

Sí, sí. Nos tomamos la última.

Me da igual. Os dejo.

La novia de Dani. ¿Sí?

Joder, pues...

Esta cuando bebe... Está espléndida.

...no hay quien la aguante.

Te perdono.

Tu hermana.

Pídemelo.

Yo me voy mañana.

Y tú tienes que pedir el visado, cerrar la tienda y...

Te vas mañana. Yo cierro la tienda.

Arreglo los papeles, voy para allá, tú me esperas ahí.

Pero yo voy a estar trabajando de sol y sol.

Y tú vas a estar casi todo el día sola.

Yo no te puedo pedir que cambies tu vida por mí.

Pídemelo. Por favor, pídemelo.

Estás loca.

¿Quieres venirte conmigo a China?

¡Sí, quiero!

Perdón, perdón. Perdón, perdón. ¡Quiero!

Familia,

Roberto me ha pedido que me vaya a vivir con él a China, cinco años.

Muy bien. Te metes dos semanas en su casa y la niña emigra a China.

Y eso que no has estado 30 años aguantándole como yo.

Se toma un martini y está diciendo chorradas.

Por favor, me habíais prometido que no ibais a pelear.

Ya no bebo. Hola. Centraos en mí, que me voy.

Solo toma Vichy. El cuidamonas le ha prohibido que beba.

A mí nadie me prohíbe nada, corazón.

Y menos, el que me idolatra, que besa el suelo por donde piso.

Le gusta todo de mí, hasta mi flujo vaginal.

¿Acaba de decir lo que creo que acaba de decir?

¿Qué necesidad? Acabas de amargarme la fritanga esta.

Pues no las comas. Y si tú te vas a China,

¿quién hará mi vestido de novia? Es verdad.

Gracias por vuestro interés. Yo también os quiero.

La croqueta congelada la inventó mamá.

Pues nada, me voy.

Ya sabes lo que tienes que hacer. Coge el mandil y ponte a cocinar.

Hablando de mandriles. ¿No viene?

Nada, no os preocupéis. Yo me voy.

Me voy a China.

Me voy. Ya veréis, me voy. Ten cuidado, que está encharcado.

¿Cerveza? Gracias.

"Ni hao", amigo. ¿Quieres cerveza?

No, no. "Xièxiè". Mire, una pregunta.

¿"Wan shang hao" es "buenos días"? ¿No quiere?

¿Me puede ayudar con esto? Cerveza.

Yo lo que quiero es que diga si "wan shang hao"...

No lo entiendo. Porque mi pronunciación... A ver.

¡Yo soy japonés!

(Música de Simon Smith)

"Sorry, sorry".

"Sorry". ¡Sara!

¡Sara!

¡Ay!

Perdona el retraso.

Esto es horrible de tráfico. Es que me duele, lo único es

que me duele algo. ¿Te duele?

No te preocupes. Llegamos en un momentito.

¿Cogemos un taxi? No, no, no.

¡Ay!

Mira, mira, mira. ¿Eh?

Qué contraste, ¿eh?

Sí, alucinante.

Pregúntale cuándo llegamos. Que no.

Pregúntale cuánto queda. No.

Que sí, Roberto. Pregúntaselo, por favor, que estoy mal.

Venga. Hazle un gesto.

Dile algo, que tú sabes chino.

¿Cómo se llama la parada a la que vamos?

Vamos cerquita del Mongkok.

"Please! Mongkok, how long?".

¿Qué haces?

¡Preguntar, Roberto, preguntar!

No quieres hablar chino y me haces hablar mi inglés, que es malísimo.

No quieres. ¿Qué te cuesta? Que no, Sara.

Ya estoy harto. Siempre me agobias hasta que hago lo que tú quieres

sin importar lo que yo piense.

Te he traído a China. Ya está.

Ya está.

Pero si me pediste que viniera contigo.

Más bien me obligaste a pedírtelo.

Sara, llevo un año en París.

Y ahora, me voy a quedar cinco años en China.

¿No ves que te estoy dejando atrás?

(Claxon)

"Sorry, sorry, sorry. Sorry".

Sara. Sara, ¿qué...?

Sara.

Oye. ¿Estás bien?

¿Por qué no me lo has dicho antes?

Que lo he dejado todo por ti, que me he venido a China.

No lo sé. No me salió.

Ah, no te salió. Muy bien, vale.

Pues si es por eso, perfecto.

Genial.

Es que no lo pones fácil, ¿eh?

No es nada fácil dejarte.

¡Que no me sigas! ¿Qué haces?

¡Déjame en paz! No, Sara. Oye...

Espérate. Espera, espera. Sara. ¡Que no me...!

Déjame sola. Déjame sola.

Si hemos roto, hemos ro...

(Sirena de ambulancia)

¿Sara?

"Help!".

(HABLA EN CHINO)

¿Qué dices?

¿Cortar?

¿Dónde está Roberto? ¡Me niego, me niego!

Perdón. ¡Ay, Roberto!

Menos mal que estás aquí.

Ese hombre me quiere extirpar algo, pero no le dejes.

Tienes que llamar a la embajada.

¡Pero tienes que pararlo! Tranquila.

He hablado con ellos. ¡Ay!

Y te tienen que operar.

No me quiero morir en China. No.

Tienes una obstrucción intestinal. ¡Ay!

Pero ahora todo irá bien. (HABLAN EN CHINO)

Hay que hacerlo ya.

¡Roberto!

¡Es que no me gusta hacer caca fuera de casa!

No sale y se acumula.

¡Roberto, no me dejes sola, por Dios!

¿Sigo viva? Sí.

¿Llevas aquí todo el rato?

Claro.

Y no te preocupes, que la operación ha ido muy bien.

Va a ser verdad que siempre me las apaño

para que te quedes conmigo un ratito más, ¿eh?

Yo...

siento mucho que todo haya salido así.

Tendría que haber hecho las cosas de otra manera. Yo no quería...

Bueno, yo tampoco te lo he puesto fácil.

La vida es rara.

Sí.

Y nosotros, ni te cuento.

"Cómo se preocupa por mí. Es tan bueno".

"Igual debería luchar por él".

"No, no, Sara, para".

"Para. Que has estado al borde de la muerte".

"Haz de una vez lo que quieres".

"Roberto es tu amigo".

"Entonces, ¿yo qué quiero?".

"Yo quiero estar con...".

Aarón. ¿Qué?

Nada. Duerme, duérmete.

"Esto es una revelación".

Es mi revelación china.

¿Por qué no me lo has dicho antes? ¡Sara, Sara!

¡Sara!

¿Mamá? ¡Papá!

Pero ¿qué hacéis aquí? Se te ve el culo, cielo.

¡Ay, mi cielo! Ay, he estado muy mal.

Pensaba que no llegabais. ¿Tú sabías que venían?

Él agilizó todo en la embajada.

Este hombre vale su peso en oro. No lo pierdas nunca, ¿eh?

Me vuelvo a España. Lo hemos dejado.

Pues te arreglas con él. Mamá...

Te arreglas con él, no encontrarás otro igual.

¡Mamá! Que me ha dejado él.

¿Que tú, mierda seca, has dejado a mi hija?

La buena noticia es que hoy le dan el alta.

¿Qué? Sí.

No, cariño, hoy no, ¿eh? Que son 12 horas volando.

A ver si se te abren los puntos con la presión.

Vamos, por favor. Yo no me meto en otro avión ahora.

¡Te voy a dar yo!

Hablamos luego.

¿Por qué, cariño?

"Ni hao, mèimei".

"Pues nada, Aarón,

que dice que o me relajo o me manda a la mierda".

Porque estás muy atacada con la boda.

Y tú, cuando te pones, puedes ser muy insoportable.

"¿Yo?". Sí.

Pero si es él, que está de un melancólico inaguantable.

Mira, escucha su última canción.

Es una maqueta.

# Y tú que estás tan lejos de mí

# sé que sientes lo que empiezo a sentir.

# Si un amor, igual que vino, se va

# camino sin esperanza... # "Si el amor igual que vino se va".

# ...hacia la verdad. #

Bueno, es una canción, Lu.

Es...

# Camino sin esperanza. #

(VOZ BAJA) Sara, está en la letra, alto y claro.

Ya no me quiere.

A ver, pónmela otra vez.

# Si un amor igual que vino se va. #

"Que no se casan, madre mía. Madre mía, madre mía...".

"Eran todo señales. Me lo está diciendo con las canciones".

"Claro, no me lo puede decir de otra manera,

pero me lo está diciendo. ¡Me lo está diciendo!".

# Camino sin esperanza.

# Camino sin esperanza. #

¡Papá!

¡Papá!

¿Qué pasa, hija?

¡Nos vamos a Madrid!

Venga, coge tus cosas. Espera.

Cambiamos los billetes en el aeropuerto.

¿Qué haces desnudo? ¡Ay!

¿Turismo sexual? Que no, espera.

¿No te bastaba con el piercing?

(ÚRSULA) ¡Ay, a mí me pone loca el piercing!

Y me voy a hacer un tatu, con un tigre.

¿Mamá?

Pero ¿esto qué es?

¿Entonces volvéis a estar juntos?

No. -Sí. ¿No?

Bueno, ya está bien.

Estoy recuperada, nos vamos a Madrid.

No te confundas. -Un poco me confundo.

(María Rodés "Busy busy")

(Gritos de chicas)

Perdón. Ay, perdón.

Perdón.

Perdón.

¡Aarón, Aarón!

¡Oye, guapa, a la cola!

¡Que llevamos aquí una hora!

¡Hey!

No quiero que me firme nada. Yo le conozco.

Soy su cuñada. Y yo su tía la del pueblo.

¡Venga, a la cola! ¿Sara?

¿Aarón?

¿Por qué ella sí y yo no? ¿Habéis visto?

Un momento. Hola.

Sara, hola.

¡Cuánto tiempo! ¿Cómo estás? Sí.

Pues, bueno, casi me muero en China, supongo que lo sabes.

Dijo Lu que era una obstrucción intestinal.

(Gritos)

Eres el mejor del mundo.

Te sigo desde el primer single. ¿Ah, sí? A ver...

Ahí tienes. Hasta luego. ¡Gracias!

Encantado, ¿eh? ¡Gracias!

Bueno, entonces me decías que... Que lo he visto.

¿Que lo has visto? ¿El qué? Claro, es que...

¿Cómo no lo había visto antes?

Todo, lo que ha pasado,

de las señales que me has enviado.

Del zoo, de lo que ha pasado en el desfile,

de lo que me contaste de ti. ¿Qué señales?

De tus canciones, que hablan de mí...

¡Perdona, bonita, sus canciones hablan de mí!

¡Y de mí! -¡Y de mí!

¡Te quiero!

-¡Te quiero!

No sé qué pasa, van 36 ya que me dicen que me quieren.

Pues ahora somos 37.

Que es así, que te quiero.

Que no tenemos por qué seguir ocultándolo.

Porque igual te mueres o... ¿Te vas a morir?

¡Oye, bueno, ya está bien!

Yo lo que quiero es que me firme.

Y yo lo que quiero es que deje a mi hermana y se case conmigo.

¿Qué le parece más importante? ¡Oh!

¡Qué fuerte, tía!

Nos queremos, es así.

No lo ocultes.

Yo entiendo que te cueste, porque a mí me ha costado mucho, pero...

Pero que no me puedes decir esto así ahora, Sara.

Pero ¿por qué no? ¿Porque no está planeado?

Pero, no sé, atrévete,

haz lo que me dices.

Dime lo que sientes.

Es que no puedes venir aquí y romperlo todo.

¿Sabes? Que esto no va a funcionar,

con Lu ni contigo ni conmigo.

Pero...

para una vez que me...

atrevo y me lanzo,

como tú...

¿Como yo?

Sí.

(Gritos)

¿Lu?

(Risas)

Sara. Hola.

¿Qué tal ha ido? Pues... bien.

A ver, es que no pensaba que fueras a estar aquí.

Yo tampoco, pensé que aún tardarías.

Bueno, pues ya que nos vemos, te voy a contar una cosa.

Yo también, yo también.

Desde que os fuisteis a Hong Kong han pasado muchas cosas, Sara.

Sí. Me estoy planteando mi vida y...

Bueno, siéntate.

No, siéntate tú, que lo mío es más...

No, mejor siéntate tú. Sara.

"Hi!". "Hi!".

"Hi!".

Pero ¿esto qué es?

Pues ya ves...

¿Cómo? En Madrid.

Pero...

Pero ¿qué te pasa?

¿Por qué le estás haciendo esto a Aarón ahora?

Pues no lo sé, Sara. En realidad, no sé cómo estamos.

No sé si aún me quiere, si aún le quiero...

Yo creo que eres imbécil.

¡Porque lo tienes todo!

No te entiendo, tienes a un tío fantástico que te va detrás

y te escribe canciones y lo da todo por ti. ¿Y tú haces esto?

Pero ¿qué te pasa?

¿Qué te pasa a ti? Parece que es a ti a la que le pongo los cuernos.

¿Por qué te afecta tanto?

¿Cómo?

¿Sara?

Bueno, da igual, porque te vas a enterar por Instagram o YouTube,

porque lo han grabado miles de móviles.

¿El qué? Me gusta.

O sea, no, no me gusta.

Me he enamorado de él.

¿De Aarón, mi Aarón?

Aarón.

Sí.

Eso no es lo peor, es que... Te lo has tirado.

No, no, no, no, no es tan grave.

O sea, bueno, sí, igual sí es tan grave.

Vengo de...

de declararme.

¿A Aarón?

A Aarón.

¡Que sí, sí! Claro, he ido y se lo he dicho cara a cara,

como en las películas. Ajá.

(RÍE) ¿Qué pasa, te hace gracia?

¿Te hace gracia lo que te estoy diciendo?

Pobre Sara.

No, coge y escúpeme, por favor,

que me voy a sentir mucho mejor si me escupes.

Por favor.

No te voy a escupir, Sara, pero menudo papelón.

Yo follándome a Eric y tú declarándote a mi novio.

¿Y él qué te ha dicho?

Que no. ¿Qué me va a decir?

Que se va a casar contigo, claro.

¿Y ahora qué?

Podríamos montar un drama, pero no creo que sea necesario, ¿no?

(María Rodés "Desorden")

# Vuelvo a pasar por el camino acostumbrado

# sin acordarme de si es el equivocado.

# Y, aunque parezca que lo tengo controlado,

# algo me dice que otra vez se me ha escapado.

# Probablemente sea un ciclo inacabado

# de desaciertos o de amor desesperado.

# Parece ser que el inconsciente nunca aprende.

# Algo me dice que esto me pasará siempre. #

(ARTURO) ¡Qué pena me da!

Jo, papá. Sara, esto es una monada.

¿Lo vas a tirar?

Sí, los tiro o los regalo.

Me lo quedo yo.

Bueno, chicos, no pasa nada.

Yo estoy bien. Los cambios son buenos.

Cuando una puerta se cierra, otra se abre.

Hola. Perdona.

¿Es aquí donde vendéis cosas de plumas?

Sí. Bueno, vendíamos. No, vendemos, vendemos.

Es que quería una pajarita para mi novio.

¿No te queda nada? -Sí, sí, sí, mira, mira.

Ahí, sí.

Aquí tenemos esta, por ejemplo,

que es así, muy discreta.

Pero, espera, a mí a mí la que más me gusta

es esta, mira qué verde más verde. Mira, fíjate.

Pero, papá, ¿qué dices?

Si tú nunca has usado nada mío.

Son todas preciosas.

Mira, yo creo que esta le va a volver loco.

¿Cuánto es? Te la regalo.

Lu, dale una caja. ¿En serio?

Menuda manera de hacer negocio. Normal que cierres la tienda.

Chica, para una que viene...

Esta es muy bonita.

(Campanilla)

¿Vendéis pajaritas de plumas?

¿Pajaritas? -¿Esto es Ave del Paraíso?

Sí. Quería una pajarita de plumas.

Pero, a ver, no entiendo.

¿Qué os ha dado a todos con mis pajaritas?

Porque Aarón dijo en su último concierto

que lo único que salvaría en un incendio es...

esta pajarita. -Ha dejado la discográfica.

Ahora va por libre, con un rollo más personal.

Sara, esto es una señal. Será una señal para ti,

que estás siempre en las redes. Además, está enamorado de ti.

Cariño, es una señal clarísima.

¿Una señal?

Si me quisiera, no me compraría con pajaritas.

Vendría y me lo diría.

# Ay, ay, ay.

# Que me tienes loco, poco a poco.

# Cada vez, cada vez. # Pero ¿qué pasa?

¿A ver? -Es por ahí.

Vamos... Ya cierro yo.

Que tengo que hacer la mudanza.

Tengo que hacer las cajas. Luego lo hacemos.

Venga, vamos. ¿En serio?

# Me haces despertar.

# Cada vez, cada vez, ¡Venga!

# te quiero más.

# Cierro los ojos, allí estás.

# Solo sé, solo sé

# que quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Ay, ay, ay.

# Que me tienes loco,

# poco a poco.

# Ay, ay, ay.

# Que me como el coco,

# poco a poco.

# Ay, ay, ay.

# Que me sabe a poco

# cuando te toco.

# No puedo negar lo que siento por ti.

# En todas mis letras yo te veo ahí.

# Quiero el beso que nunca te di.

# Calientas mi mundo y nunca lo vi.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás. #

¿Cómo han montado este concierto?

Bueno, ¿tú no lees los twitters?

No... ¿Vosotros sabíais esto?

No. ¿Nosotros qué íbamos a saber?

Bueno, no sé si este es el mejor lugar,

pero todo esto es para una persona maravillosa.

Esta persona se fue un tiempo

y ahí fui consciente

de lo que me estaba pasando.

Hace 14 años empezamos algo en el instituto

y hoy estoy deseando continuarlo.

(Gritos de chicas)

Sara Escribano,

las gafas más bonitas de Malasaña.

¡Venga! ¡Venga!

No puedes montarme este show festivo-romántico.

No, no, no.

No, porque no, no sabes... No me conoces bien.

No sabes que yo soy hipocondríaca,

tengo una raja de aquí a aquí

y me huelen los sobacos cuando me pongo nerviosa.

Como, por ejemplo, ahora. Ya.

Yo estoy muy nervioso también.

Porque me gustas mucho.

Sí, Sara.

Oye, yo ya no me quiero casar, ¿eh?

Yo no me quiero casar.

Yo tampoco.

"Pues sí, he sido gilipollas por haber culpado al karma".

"Pero no estaba equivocada, las señales existen

y esta estaba clarísima".

# Calientas mi mundo y nunca lo vi.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos

# y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos

# y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos

# y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos

# y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Cierro los ojos

# y ahí estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más.

# Te echo de menos cuando no estás.

# Cada vez, cada vez,

# te quiero más. #

Somos cine - No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

13 sep 2020

Sara es una joven a la que le gusta planificar y que todo salga perfecto. Cansada de su vida, decide convertirse en plumista.Pero su vida se vuelve un caos cuando llegan para quedarse en su piso su padre deprimido, su novio al que hace un año que no ve, y su hermana con su excéntrico prometido.

Contenido disponible en España hasta el 10 de junio de 2027. 

ver más sobre "Somos cine - No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas" ver menos sobre "Somos cine - No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas"
Programas completos (160)
Clips

Los últimos 225 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos