www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5853959
No recomendado para menores de 12 años Somos cine - Kalebegiak - Ver ahora
Transcripción completa

(Ruido de agua)

(Oleaje)

(Ruido de agua)

(Ventisca)

(Graznidos de gaviotas)

(Gritos de hombre)

(Gritos)

(Gritos)

(Gritos)

(Gritos)

(Murmullo)

(Música animada)

(Música animada)

(Continúa la música)

(Helicóptero)

(Oleaje)

(Oleaje)

¡Ah!

(Música de tensión)

(Ruido de respiración)

(Pitido)

(Grito)

(Ruidos fuertes)

(Música animada)

(Helicóptero)

(Oleaje)

(Oleaje)

(Oleaje)

¡Eh!

(Megafonía)

¡Eh!

(Gritos)

(Gritos)

¡Eh!

¡Eh!

(Ruido de helicóptero)

(Oleaje)

(Megafonía)

¡Eh!

¡Eh!

¡Eh!

(Música dramática)

(Helicóptero)

(Bocina)

(Grito sordo por el ruido)

(Ruido ensordecedor de motores)

(Oleaje)

¡Eh!

(Música dramática)

(Graznidos)

(Continúa la música dramática)

(Ruido)

(Ventisca)

(Ruido fuerte)

(Ruido metálico)

(Murmullos)

(Golpe)

(Música de tensión)

(Graznidos)

(Música tribal)

(Cánticos)

(Grito tribal)

(Gritos tribales)

(Gritos tribales)

(Música dramática)

(Graznidos de gaviotas)

(Respiración forzada)

(Graznidos)

(Ladridos)

(Ladridos)

(Ladridos)

¿Seguro que podemos serrar la caseta?

Joder, qué pesado.

¿Te deja tu madre?

Mi madre está siempre de viaje, ni se entera.

¿Y qué pasa si vuelve la perra?

Mikel, la perra se fue hace dos años.

Eso no es mucho tiempo para un perro.

Hay perros que vuelven a los cinco años,

y desde muy lejos.

Es verdad. ¿Qué pasa si vuelve la pobre Bella?

No va a volver.

Igual se perdió y busca el camino a casa.

No se perdió. Se fue porque no aguanta a mi madre.

¿Y tú cómo lo sabes?

Porque es lo que hizo el aita.

Se fue hace cinco años y no ha vuelto.

Bella lo mismo, se ha ido y no va a volver.

La siguiente en marcharse voy a ser yo.

¿Te vas a ir de casa?

Sí.

Si sois capaces de hacer un barco con la caseta.

Creía que el barco era para el abordaje pirata.

También para escaparme.

¿Os queréis escapar conmigo?

Yo sí.

Yo se lo tengo que preguntar a mis padres.

Tiene que ser antes de que vuelva mi madre.

¿Cuándo vuelve de China? -Ahora está en Dubái.

Vuelve el sábado, pero el lunes se va a Los Ángeles.

Tenemos que escaparnos esta semana.

Cómo mola tu madre, viaja por todo el mundo.

No mola tanto.

Bueno, me trae regalos.

...de todos los países.

Me conozco el mundo mejor que nadie de mi clase.

Creo que por eso saco dieces en geografía.

Le voy a decir a Perlita que saque agua.

¿Se llama así?

Sí, se llama Perlita. ¿Qué pasa?

No sé, nada, igual era un mote.

Es filipina y tiene muy mala gaita.

Si le pido Fanta, nos saca la cabeza de un tortazo.

Agua y os conformáis.

Qué guapa es, ¿eh?

Le han crecido las tetas, ¿no?

¿Y tú por qué te fijas en sus tetas?

(Música animada)

Flotará, ¿no? -Hombre...

(Música animada)

¿Flotará?

Pues claro. -Pues claro.

No se parece en nada a la de Gorka.

¿Por qué se tendría que parecer a la de Gorka?

Es roja, como la nuestra.

O sea, yo si le veo el parecido.

¿O no?

No se parecen en nada.

Pero me gusta.

¿Más que la de Gorka?

Más no. La de Gorka es más grande, más bonita y resistente.

Si me quiero escapar, hace falta una buena.

¿A Gorka también le pediste que se escape?

Qué más da eso. ¿La probamos a ver?

Contesta. ¿Se lo has pedido?

Sí, qué importa.

Se lo pedí el otro día.

Pero ¿ahora qué le pasa?

Pues nada, que se ha rayado.

Pero tranquila, que yo me quedo contigo.

¡Mikel!

Mis padres me dejan hasta las 21.

Bueno, hasta las 21:15.

¡Mikel, no te enfades!

Quédate, anda. -¿Por qué no te vas con Gorka?

¿Probamos la barca?

(Música dramática)

¡Ainhoa!

¿Te vienes por ahí?

¿No ves que estoy ocupada?

¿Qué es eso?

Un barco. ¿Estás ciego?

Pues igual.

Te vamos a machacar, listo.

¿Con ese txintxorro?

Vamos.

(Música dramática)

¿Por qué no hemos ido a la playa?

Es más seguro probar aquí. En la playa hay olas.

¿Más seguro para qué? -Para ver si flota.

En eso lleva razón Mikel.

O sea que dudas. -No dudo.

Sí dudas. -Vamos.

Yo os espero aquí. -Cobardica.

¡Yuju!

Sube, Ainhoa, que no pasa nada.

Nos falta el nombre. Todas las barcas tienen uno.

Ya sé, Maitetxu.

¿Maitetxu? ¿Por qué?

Por la canción.

Pero ¿tú qué canciones escuchas?

No sé, le gusta a mi ama.

Se llama Bella, como tu perra.

Le hemos robado la caseta, qué menos.

¿Bella?

Me encanta. Muy idea, Mikel.

¡Ay! ¡Mikel, haz algo!

(Música animada)

Si lo sabía...

Lo sabía.

Tranquila, Ainhoa. Esto lo arreglamos como hay Dios.

¿A que sí, Mikel?

Que par de inútiles.

¿Qué? ¿Se os ha hundido el txintxorro?

Déjanos en paz.

Monta.

Anda, monta.

¿Por qué tengo que montar?

Te llevo por ahí, a donde quieras.

Todas las tías son iguales.

¿Y si nos vamos a la isla a buscar el tesoro?

¿A qué edad te puedes sacar el carné de moto?

Pues no lo sé, pero no me importa.

Mis padres no me van a dejar montar en moto.

¿Hay algo que te dejen hacer tus padres?

Salir contigo. Dicen que eres majo chico.

Ojalá Ainhoa pensara lo mismo.

A lo mejor vuelve. -No va a volver.

Los perros vuelven incluso cinco años después.

Tú lo has dicho antes.

¿Cinco años? -Eso has dicho.

Se me van a hacer un poco largos.

Y a mí, no te creas.

(Música dramática)

"...unos servicios básicos.

Disponemos de unos baños con duchas.

Un servicio de lavadora y secadora.

Y todas las noches las personas que acuden al centro

se les ofrece un caldo y un pequeño desayuno por la mañana.

Cada persona dispone de una cama

y una caja para guardar con mimo sus cosas.

La idea inicial es que hubiera unas taquillas.

No solo desde un punto de vista funcional,

sino consideramos algo más digno.

Pero bueno, parece ser que es muy complicado.

Para acceder al Gahueco es necesario realizar una entrevista

en los Servicios Municipales de Urgencia Social

que se encuentran en el centro, en Donosti.

Tenemos a gente que lleva dos o tres años con nosotros

y todos los martes tienen que bajar a recoger el ticket.

Como os podéis imaginar eso genera unas situaciones de estrés,

de ansiedad, en definitiva, un sinvivir

para estas personas.

Este centro está situado en las afueras de la ciudad,

al lado de un tanatorio.

A mí no me parece casual que la muerte

y los excluidos sociales nos apartemos.

Lo que no se quiere ver, se aleja.

Esto solo contribuye a la invisibilización.

No todo el mundo que viene aquí a dormir se puede pagar el billete.

Hay personas enfermas que casi no pueden andar

y todos los días tienen que subir, llueva, nieve...

No se pueden meter estas situaciones debajo del felpudo.

Llevar a Zorroaga a esta gente que anda pululando por la calle.

Se trata de ofrecer oportunidades

para que puedan ir desarrollándose en la vida.

Inmigrantes, personas que llevan en calle muchos años.

Gente muy deteriorada,

desde un punto de vista psicológico.

Aquí hemos tenido hace poco una pareja de cincuenta y tantos años

desahuciados de Donosti.

Su vida se rompió...

y acabaron en una cama junto a otras 29 personas.

Aquí se junta un poco de todo.

Y esa es una de las razones por las cuales el trabajo

en este centro es muy complicado.

En este centro hay una nace con 30 camas.

Las mujeres y los hombres están separados por unos biombos.

Y, bueno, no hay que ser adivino para saber que es complicado

compartir una habitación de 30 personas.

Hay noches en las que todo funciona y hay una suerte de armonía

entre todas las personas que nos encontramos aquí,

pero hay otras noches donde nos encontramos con situaciones

de crisis tremendas.

Una persona gritando en el comedor,

otro con delirios en la cama.

Es que existe un perfil psiquiátrico muy elevado.

Y precisamente el sufrir una enfermedad mental

es una de las causas, si no la causa

más determinante de que su situación haya evolucionado

hasta encontrarse en la calle.

Hay psicosis, esquizofrenias,

trastornos depresivos y esto no es un psiquiátrico.

Esto es un albergue para pasar la noche.

Son... son noches muy intensas.

Ahí es donde se evidencia lo precario de esta situación".

(OFF) "A lo largo de los últimos años han pasado partidos diferentes.

Pero seguimos igual, llevamos dos años pidiendo un frigorífico.

¿Cómo es posible que vengan

30 seres humanos, que no tienen recursos

para disponer de alimentos y no hay unas cenas?".

La dignidad está muy lejos de las instalaciones de este centro.

La dignidad y el resto se encuentra

en los corazones de estas personas

y en las relaciones que vamos construyendo.

La empatía, el no juicio, la comprensión...

es terapéutica.

En definitiva, estamos hablando de amor.

Lo que hay que hablar es de otro centro directamente.

Tener personas enfermas

en una nave con 30 camas,

me parece que tiene muy poco que ver con la dignidad.

Es absolutamente necesario

dotar a la ciudad de un centro con otras características

y con otras equipaciones.

En la Casa del Frío es donde mejor estoy de momento.

Es el sitio donde mejor me encuentro.

La Casa del Frío es donde mejor estoy.

Y más con estos cuidados. Aquí te cuidan bien.

-En la misma camita que tengo ahora

llevo tres años.

Sí.

Ellos se ocupan de mi medicación.

Voy a la farmacia, se lo entrego.

Y ellos me la administran todos los días.

Yo segregaría un montón.

Porque las juntas personas...

que están bebiendo, drogándose

y vienen bebidas y drogadas...

Se mezclan con las personas que quieren dejarlo.

Hay gente que ronca, hay gente que no.

Hay gente que le gusta duchar, estar limpio,

hay gente que no.

Entonces estamos diferentes. Aquí estamos juntos.

Pero bueno, mejor que la calle...

Estamos aquí... Es mucho mejor que la calle.

En la calle no tienes ducha ni nada, tienes que...

sobrevivir, ¿sabes?

Hacer cosas malas. Entonces yo...

Algún día hay un problema

de que... "Joder, oye, déjame la ducha".

"Que llevas un montón de tiempo". Pero bueno...

Cosas de convivencia,

que supongo que en cualquier casa familiar también hay, ¿no?

Yo creo que tiene todo lo que tiene que tener cubierto.

Pienso yo que tiene todo lo que tiene que tener cubierto.

La Casa del Frío es un poco mejor, pero...

salir a la mañana hasta la tarde...

es muy duro.

Hay de todo.

Mucha educación.

Estoy a gusto.

Eso es lo que más duele.

-"La vida les ha pegado tantas hostias

que tienen una actitud muy sumisa en muchas ocasiones.

Somos los demás los que tenemos que ejercer esa responsabilidad

y ponernos a su lado en este tipo de reclamaciones.

A veces el que no tiene nada se conforma con muy poco,

a pesar de que ese poco no sea digno.

Cuando les vas a despertar casi sientes físicamente

esa impotencia del que...

no quiere salir de la cama

porque a lo que se enfrenta es tan doloroso

que es mejor seguir ahí tapadito.

No entiendo por qué este centro no está abierto 24 horas.

¿Por qué las personas tienen que salir a una hora a la calle

y venga, fuera.

Luego recogen sus bártulos y pasan todo el día solas..

Pueden ir a algún centro social, pero pasan muchas horas solos.

La soledad, el desarraigo, la desesperación

son la puerta abierta a los consumos,

a los comportamientos disruptivos.

Es muy jodido estar en la calle".

-Yo tengo que estar buscándome la vida,

porque yo no cobro pensión y no cobro nada de nada.

Darme unos paseos, tomarme un café.

Y darme una vuelta, luego me tomo un vinillo.

Me gusta pasear en la playa.

Tomando el sol en la playa.

El otro día llego al banco y veo

cinco libros en un banco y cinco en el otro.

Diez libros ahí.

Hay que buscarse la vida para comer algo y...

Después la biblioteca...

Alcohol

en una lata de atún pequeña.

La lleno de alcohol. Pongo dos ladrillos

y la cazuela encima

y ahí hago el guisao.

Rafi, toma, te he traído un poco comida.

No pongo plato ni pongo nada.

Nunca lo pude pagar todo lo que están haciendo por mí.

Es triste, pero...

es así.

-"El Día de San Sebastián,

en el momento álgido de fiesta de la ciudad,

hay dos personas que mueren en la calle".

La muerte nos encontrará a todos en cualquier momento.

Y a lo mejor en la calle, fíjate.

Durante los años anteriores también ha muerto gente aquí,

en estas camas.

"No se trata de meter a la gente en unas naves y que duerman

y ya está, hala. Y así no se mueren en la calle.

El asunto es que hay gente que está viviendo en la calle.

En Donosti tenemos

alrededor de 100 personas durmiendo en la calle,

que ni tan siquiera acude a centros como este.

Es muy sencillo solidarizarse con causas lejanas,

no por ellos menos dramáticas y menos sangrantes.

Pero pasar de largo...

cuando en la acera de nuestro barrio tenemos

una gran causa pendiente, ¿no?

No tendremos una sociedad inclusiva en tanto y cuando

cada uno de los componentes de esta sociedad

no adoptemos una actitud de inclusión social.

Es ahí donde yo creo que podemos hacer algo más.

Se trata de asumir que tenemos una responsabilidad colectiva.

Y para ello es fundamental que cambiemos nuestra mirada,

nuestra mirada hacia el que sufre.

Nos tendríamos que preguntar por qué esa situación

no nos encoge un poquito el corazón".

Mañana podría ser al revés, ¿eh?

Y podría tener que hacer toc toc en la puerta del albergue.

(Llaman a la puerta)

(Pasos)

(Música dramática)

(Timbre)

(Música dramática)

(Pitido)

(Pitidos)

(Pitido)

(Vibración de móvil)

(Teléfono)

Vale.

(Música clásica suave)

(Continúa la música)

(Música dramática)

(Pitido)

"Kaixo".

(Música dramática)

(Música dramática)

(Oleaje)

(RADIO) "Y después de los titulares del día

vamos con la previsión meteorológica.

El parte para hoy. Buenos días.

-Buenos días. El temporal que azota al País Vasco en estos últimos días

no ceja.

Hoy continúa la alerta roja decretada por el Gobierno vasco

y se recomienda extremar las precauciones.

Hoy también tendremos fuerte marejada

con olas de entre 8 y 10 metros

acompañadas de fuertes rachas de viento.

Por ello persiste la recomendación a la flota vasca

de permanecer amarrada en puesto.

Con el de hoy

...son ya... en los que la flota permanece amarrada...

sin poder salir a faenar.

El Departamento de Seguridad pide a aquellas personas

que se acerquen...".

(Música dramática)

(Música dramática)

(Música dramática)

(Truenos)

(Música dramática)

(Motor)

(Música dramática)

(Graznidos)

(Música dramática)

(Graznidos)

(Música dramática)

(Música dramática)

"Son las 12 del mediodía.

-Buenos días. Las labore de búsqueda de los cuatro pescadores

donostiarras desaparecidos,

que llevaban a cabo los servicios de rescate del Gobierno vasco

han sido suspendidas.

Transcurridas dos semanas

las posibilidades de encontrar a los cuatro hermanos

son nulas,

por lo que se ha dado la orden

de paralizar las órdenes de búsqueda hoy por la mañana.

Por otro lado, el dispositivo de búsqueda

del padre de los pescadores

puesto en marcha ayer por la Ertzaina en San Sebastián

no ha dado frutos.

Desde que pasó visto el pasado martes

por un pescador que se encontraba en el puerto.

No se sabe nada de él,

aunque las autoridades no descartan...".

(Sirena)

(Timbre)

Bueno, buenos días a todos y a todas vosotras.

Me llamo Barbara Durkov Durkov.

Nací en Alemania, crecí en Suecia y me casé con un español

de Guadix, Granada, que se llamaba Enrique Casas.

Y vinimos a vivir aquí, a San Sebastián, Donostia.

Ahora yo os voy a dar un testimonio.

Es decir, os voy a contar algo que me pasó

a mí y a mi familia.

Y quiero que uséis un poco de vuestra imaginación.

Las elecciones iban a ser el domingo.

Mi marido era número uno del Partido Socialista

por Guipúzcoa.

Estaba lloviendo,

el día es muy desapacible

y yo me cojo a mis hijos

de tres y cuatro años

y me voy al colegio alemán con ellos.

Y cuando salgo del colegio recibo una llamada

que me dice: "Oye, que ha pasado algo en tu casa".

Vuelvo corriendo

y entro en mi casa

y encuentro a mi marido, Enrique Casas,

muerto en el suelo,

asesinado.

Había entrado el asesino en casa con dos pistolas

y él se fue corriendo hacia el dormitorio

donde cayó muerto.

Creo que todos tenemos un mecanismo los humanos

de cuando nos pasa algo terrible

en ese momento no podemos asimilar

lo horrible que es.

Y después se te produce un vacío, un dolor.

Ves que hay una familia hundida,

que ya no tiene a su padre y a su marido.

Esa sensación también mezclado con rabia,

con odio, bueno, muchos sentimientos muy fuertes.

Pero hay que decir una cosa,

allí había un hombre muerto.

Una persona irrepetible, como somos todos,

irrepetibles.

Todos tenemos nuestros proyectos de vida,

todos tenemos nuestros sueños,

todos tenemos cosas que queremos hacer.

Y todo esto en una tarde, en cuestión de un minuto truncado.

Y además,

para nuestro dolor se añadía un dolor tremendo.

En aquel entonces en el País Vasco,

aquí en Guipúzcoa especialmente,

había mucho miedo en la calle, mucho miedo.

Porque había asesinos.

Y la gente cuando te veía enfrente en la acera,

cambiaban de acera.

Excepto esta señora que miraba a la izquierda, derecha...

y hacía así en el hombro y decía: "Oye, lo siento, ¿eh?".

Así que se añade ese dolor de haber perdido a un ser querido,

se añade que no te acompaña la sociedad.

Había algún lema en aquel entonces que era: "Algo habrá hecho".

Y se usaba para justificar el asesinato.

"Algo habrá hecho".

Ese algo era solo luchar por sus ideas.

No hay idea, no hay proyecto político,

no hay nada, pero nada,

que justifique la muerte de una persona,

el asesinato.

Pero yo os voy a pasar una antorcha,

que vosotros seáis la memoria de esta época.

Una memoria que esté para escribir la historia

sin tergiversaciones.

Nunca se puede decir: "Lo pasado, pasó".

"Yo vivo mi vida...".

Vosotros tenéis y quiero transmitirlo así

una obligación

de vigilar esa historia.

Con un fin clarísimo

que no vuelva a pasar.

Con eso os dejo. Muchas gracias.

Bueno, preguntas.

Sí. Por favor.

¿Cómo les explicaste a tus hijos por qué habían matado a su padre?

Pues os tengo que recordar

ocho meses, tres años,

cuatro años y 17.

El de 17 presenció el asesinato de su padre.

Daniel, que tenía cuatro cuando mataron a su padre,

me dijo un día: "Mamá, ¿por qué no hacemos

lo que dice ETA, lo que pide ETA?

Para que no maten a más papás".

Es una lógica aplastante.

¿Y qué contestas?

¿Cómo explicas a un crío de seis añicos

que esto es la democracia,

que esto no se puede hacer en democracia,

que tenemos otras formas de entendernos

y no a través de un asesinato?

Por favor. -¿Nunca pensaste en irte

y empezar una nueva vida en otro lugar?

Justo después del asesinato sí.

Después la segunda reacción es justo al revés.

"¿Pero por qué me tengo que ir yo?".

"¿Qué he hecho yo?".

El que se tiene que ir y desaparecer es el asesino,

unos asesinos.

Y entonces yo decidí quedarme.

También para hacer lo que hoy estoy haciendo un poco con vosotros,

como testimonio y también para los niños.

Pierden a su padre, su entorno, su colegio.

Creo que para los niños era mejor mantener algo

constante en su vida.

Pero al principio es lógico.

Dices: "Me voy. Me voy. Que le den morcilla, vamos".

Pues más preguntas.

Sí, por favor.

¿En ningún momento nadie te pidió perdón

por lo que le hicieron a tu marido ni nada?

-No, no me pidieron perdón.

Me gustaría que alguien reconociese el mal que se ha causado.

Pero perdón no me pedía nadie.

Sí.

¿Qué opinas de la situación actual y de cómo ha cambiado?

-Que ha cambiado todo porque ETA no mata.

Pero hay una cosa que creo que necesita tiempo.

Porque hay muchas heridas, muchas heridas.

Pensar tantos huérfanos que hay,

que hay que curar.

Yo creo que se necesita quizás una generación

para crear esa confianza que es necesaria

para una convivencia plena.

Yo soy muy optimista.

Yo creo que vamos a poder convivir,

pero eso, reconociendo por parte de los que mataron

el mal causado.

Nada más, ni perdón ni nada, mal causado

y que haya un esfuerzo sentido

para poder tener una convivencia real en Euskadi,

que yo creo que todos anhelamos.

Y ahí entráis vosotros que lo tenéis que hacer posible.

Yo os paso la pelota en esto.

Eso es lo que tenéis que hacer vosotros.

Más preguntas.

Sí.

¿Alguna vez te has puesto en contacto

con el asesino de tu marido?

No, no.

Uno le mató un guardia civil en otro atentado,

que hicieron en Lasarte,

y el otro está en la calle,

aquí en San Sebastián, no lo reconocería.

Eso no quiere decir... Si él se dirige a mí...

yo, por supuesto, si tiene algo que decirme voy a escuchar.

Y hoy en día, si te cruzases con ese hombre, ¿le dirías algo?

¿Por qué? ¿Qué pretendías?

Porque tú has matado a una persona pero las heridas perviven.

Es decir, la muerte en esa forma es estéril.

No hay nada que cambia, solo que has truncado una vida.

Yo creo en los que se arrepienten

de verdad,

forman parte de esa creación, de esa confianza

que va a ser necesario para una convivencia real en Euskadi.

Por favor, adelante.

¿Cómo explicarías en general por qué se tiende

a más bien esconder el pasado

y eliminar la memoria histórica,

como se ha hecho con los GAL, por ejemplo?

¿Y también cómo se puede fomentar el que se cuenten los testimonios

de las víctimas para que no sea olvidado?

Vosotros.

Vosotros tenéis que tener esta historia clara

y negaros a cualquier tergiversación.

No hubo un conflicto.

Era algunos pensaban que otros,

que no pensaban como ellos, había que eliminarlos.

Y, por supuesto, condeno el GAL igual que condeno a ETA,

igual que condeno a todos que intentan

conseguir una idea, ya sea política o sea cual sea,

a través de la liquidación del adversario.

Porque eso no es legítimo, no es admisible

en una democracia.

Y vosotros sois los responsables de que eso se escriba así.

(Timbre)

Quiero agradeceros vuestra atención

y espero que he sembrado algo de reflexión

y dejar en vuestras manos transmitir

la historia, la memoria,

pero, sobre todo, hacer vuestra vida con esa meta,

que solo se lucha con las palabras y nunca con la violencia.

¿Vale? Pues gracias a vosotros.

Adiós.

Gracias. Agur. Agur.

Agur.

-Encantada. -Yo también.

Sin lugar a duda.

-Muchas gracias. -A vosotros.

-Adiós. -A vosotras.

Adiós.

Buenas noches y "nochas".

¿Queréis Coca Cola alguien?

¿Qué es la noche para ti? -¿Qué es la noche?

Lo contrario del día. -La noche... Lo contrario del día.

La noche es donde se piensa y donde se siente normalmente.

Todo lo que tienes en la cabeza aflora de noche.

Es el momento para pensar.

Donde realmente te encuentras.

Muchas veces te encuentras en esto, muchas veces en lo contrario.

En lo que tú eres realmente,

en lo que realmente quieres hacer en la vida.

...mucho para pensar.

Y no hemos visto a la china de las flores.

No la hemos visto, no.

-La mítica. ¿Querías preguntar sobre ella?

(Música dramática)

(Golpe)

(Golpe)

(Ruido de máquina)

¿La chica de las luces? Ayer sí que la vi.

Ayer estábamos trabajando con otro grupo.

Ayer sí que he visto.

Pero la chica con las luces es chino, ¿no?

Sí, ella normalmente venir aquí los viernes solo...

Sí, muy maja.

Siempre dile... "Hola". "Mi hao". "Mi hao".

Hay gente, hay gente.

Nos encanta estar con vosotras. Sois unas chicas geniales.

Nos encanta veros.

(Música animada)

(Música dramática)

(Gentío)

(Gentío)

(Grito)

(Gritos)

(Silbido de petardos)

(Explosiones)

(Griterío)

(Explosiones)

(Música dramática)

(Sirena)

(Ladridos)

(Ruidos)

Es una foto vieja, sin valor.

¿Por qué la estabas mirando así?

Solo que mi ciudad también se llama San Sebastián.

¿Dónde está?

En Jalisco, México.

¿Vuelves a menudo?

Me fui a los ocho años y nunca volví.

¿Y qué hay de usted?

Yo me marché hace 50 y tampoco he vuelto.

Este es el monte Igueldo.

Y ese es el monte Urgull.

Y la isla se llama Santa Clara.

¿Cómo lo sabes?

Hace años que cada vez que busco mi San Sebastián en internet

el de usted aparece en la pantalla.

¿Y qué más sabes del mío?

La comida es muy rica.

La Real Sociedad es el increíble equipo de fútbol de la ciudad.

Hay un antiguo puerto pesquero.

Un parque de atracciones viejo, pero bonito.

Y en verano tienen fuegos artificiales.

Y celebran la fiesta de San Sebastián el 20 de enero.

En la que todo el mundo sale a la calle tocando los tambores.

Espera un minuto.

(Música dramática)

¿Quieres que veamos esto?

Si te apetece.

Este es el puerto pesquero del que hablabas.

Este edificio fue completamente derruido.

El viejo parque de atracciones del monte Igueldo.

Los fuegos artificiales.

Este es el monte Urgull,

con el Sagrado Corazón protegiendo la ciudad.

El viejo campo de Atocha,

donde antes jugaba el mejor equipo de la liga,

la Real Sociedad.

Esta es la revista de cuando Alfred Hitchcock

vino a nuestro festival de cine

para el estreno mundial de "Vértigo".

Alfred Hitchcock

en nuestro festival de cine.

Y esta es la tamborrada,

en la que tocamos el tambor durante 24 horas seguidas.

¿Y ella quién es?

Ella es... mi mujer, Rosa.

¿Qué hay de tu San Sebastián?

¿Guardas alguna foto?

Su nombre completo es San Sebastián del Oeste.

Durante siglos fue una importante explotación minera.

También celebramos la fiesta de San Sebastián el 20 de enero.

Aunque nosotros no tocamos los tambores.

Tenemos una iglesia preciosa.

Y la naturaleza rodea de la ciudad hasta donde alcanza la vista.

¿Quién es?

Ella es Anari, mi hermana chiquita.

El broche que has cogido antes...

Es una baratija sin valor.

Pero era de mi mujer.

¿Podrías vendérmelo?

Apaga la luz y cierra la puerta cuando salgas.

(Música dramática)

Buenas noches. Buenas noches.

(Música dramática)

(Música festiva)

(Percusión)

Qué ruido...

Espero que este año me traigas unos auriculares,

unos de los grandes.

De los que te cubren las orejas por completo

y te aíslan del resto del mundo.

No importa de qué color.

(Música festiva)

(Percusión)

(Ruido de agua)

(Pitido)

(Música suave)

(Ruido)

(Continúa el ruido)

(Oleaje)

(Música suave de piano)

(Música dramática)

(Música de tensión)

(Música dramática de piano)

(Oleaje)

(Música dramática de piano)

(Música dramática de piano)

(Música dramática)

(Música animada)

(Continúa la música)

(Música dramática de piano)

(Música suave)

(Música clásica)

(Campanadas)

(Música dramática)

(Música dramática)

¡Listo!

(Tintineo)

(OFF) "Entre lo siglos XIV y XIX,

frente a la costa de San Sebastián se pescaron ballenas.

A finales del siglo XIX

la reina María Cristina

eligió San Sebastián como lugar de veraneo.

A principios del siglo XX

San Sebastián es considerada

una de las ciudades turísticas más bellas

y elegantes del mundo".

¡Doña María Cristina de Habsburgo-Lorena,

de la Casa de Austria,

viuda del rey Alfonso XII,

madre del príncipe infante Alfonso XIII

y reina de España!

Su majestad,

supongo que ya le habrán avisado

que se ha visto una gran ballena cerca de la costa.

Sí, sí, a ese he venido.

Me encanta la idea de ver una ballena.

Creo que habría que hacer la excursión sin salir de la bahía.

No quiero ver la ballena de lejos,

sino lo más cerca que se pueda.

Nunca he visto ninguna.

Como ya le voy conociendo,

he traído a Ignacio Goikoetxea Iruretagoyena.

Goiko, así le llamamos, como a su padre,

que fue un gran arponero de ballenas.

Y ha traído el arpón.

El que usó su padre para acabar con la última ballena.

¿Sabes usar el arpón?

La técnica de arponeros se transmite de padres a hijos.

Y Goiko, además de ser un gran remero

es el único arponero que queda.

Me encantaría ver cómo lo lanzas.

¡Ah!

Estoy muy tranquila en tu trainera, José.

¿Quién es ese niño?

Permítame, su majestad, que le presente a mi hijo Cristóbal.

Es que se pasa el día poniendo las manos junto a las de su madre,

que es costurera, y en fin que...

que cose como una mujer.

A mí me gustaría que fuera marinero

y que tuviera sus manos junto a las mías.

Qué bonita idea la de tu padre, Cristóbal,

las manos del hijo junto a las del padre.

Esas son las manos que quisiera para mi hijo Alfonso,

que solo tiene las mías.

(Música dramática de piano)

No quiero que nadie me acompañe.

Mi guardia esperará en puerto.

Zarpamos, José.

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

(Música suave de piano)

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

¡Va!

(Música dramática)

(Continúa la música)

Cuánto me gustaría una ciaboga.

(Música dramática)

(Canto de ballena)

(Música dramática)

¿La ha visto, arponero?

¿Eh? No.

Pues...

Es que nunca he visto una ballena.

¿Tu padre no te enseñó a arponear ballenas?

Sí, siempre practicaba con una que no era real

Lo que se dice real no era.

¿Era imaginaria?

Sí.

Una ballena imaginaria, ya lo creo.

Pues imagina que esta es imaginaria. Eso estoy haciendo.

Imaginando pues.

(Música suave de piano)

Y tú.

¿por qué no me miras alguna vez a la cara

y quitas la vista de mi vestido?

Parece que te lo quieras aprender de memoria.

Ya me lo he aprendido.

¿Qué? Que te lo podría copiar.

¿Cómo?

¿Podría ver su armario ropero?

(Risas)

(Canto de ballena)

Qué belleza.

(Golpe)

(Música suave de piano)

Si quiere, le puedo dejar mis ropas, majestad.

Me haces dudar, José.

No has podido arponear la ballena.

Y era una ballena real.

Escucha, arponero.

Hace 16 años no me tocaban las manos de un hombre.

Y tú...

¿quieres visitar mi armario ropero?

Sí.

Me habéis salvado de morir ahogada.

Esta misma tarde os quiero ver en mi palacio.

A los dos.

(Música dramática)

(OFF) "María Cristina de Habsburgo y Lorena

abdicará tres años más tarde

a favor de su hijo Alfonso XIII.

Morirá en 1929,

dos años antes de la llegada de la República.

Ignacio Goikoetxea Iruretagoyena

será un gran impulsor de la Bandera de la Concha,

la regata de traineras más prestigiosa de la temporada.

Cristóbal Balenciaga

tras el estallido de la Guerra Civil,

escapará a París, donde se convertirá

en el más grande diseñador de la alta costura.

Fascinará al mundo".

(Música animada)

(Continúa la música)

Somos cine - Kalebegiak

19 abr 2021

Doce cortometrajes, doce retratos de la ciudad de San Sebastián. Nombres históricos y jóvenes promesas de la cinematografía guipuzcoana conviven en esta película impulsada por Donostia / San Sebastián 2016, Capital Europea de la Cultura.

Contenido disponible en España hasta el 20 de Mayo de 2030.

ver más sobre "Somos cine - Kalebegiak" ver menos sobre "Somos cine - Kalebegiak"
Programas completos (168)
Clips

Los últimos 235 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos