www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5626833
No recomendado para menores de 7 años Somos cine - Formentera Lady - Ver ahora
Transcripción completa

(Punteo rápido de banjo)

(PÚBLICO, SILBA)

(PÚBLICO, VITOREAN)

(PÚBLICO, VITOREAN)

(King Crimson "Formentera Lady")

(Para la música)

¿Eh?

(Silbido)

Tienen unos huevos...

No pueden hacer la letra más grande, no.

Pues se ve que no.

Aquí, posología: una cada ocho horas.

Bueno, pues desayuno, comida, merienda y cena.

Eso sería cada seis. No.

¿No? Sí, pues ya está.

Ya está, me tomo la primera.

Bueno.

Déjame probarla. Sami, no jodas.

Vale, vale.

"Todas las bandas de los 70"

se lo rifaban, Máquina, Vértice, los Relámapagos...

Los Relámpagos. Yo tengo un LP a casa.

Om. Om, ¿qué más, qué más?

Sisa, ¿no? -Sisa, también.

Los Módulos. Los Módulos. ¡Todo el mundo!

Este señor, si hubiera querido, habría sido nuestro Bon Dylan,

pero cuando sale de la isla se marea.

El continente es hostil.

¿Lo ves?

Venga tíos, que vamos a cerrar.

Basta de batallitas. Todo el mundo a casa.

-¿Qué debemos? ¡No!

Que hemos bebido mucho. Que estáis en nuestra casa...

¿Y qué? ¡Cóbramelo a mi!

Sami, yo invito. Y vamos a tomar la última a San Ferrán.

Pues gracias. Chicas, ¿nos vamos a San Ferrán?

Joan, que te has pasado, que aquí hay de más.

Da igual... No, lo apunto, yo lo apunto.

Sami, déjame 30 euros, que no tengo un puto duro.

Mañana te los devuelvo. Pillamos fijo esta noche.

(Música disco en el exterior)

(Motor de coche)

Bueno.

(No arranca)

¡Vamos, Ulises, que nos pillan las sirenas!

Vamos, joder.

(No arranca)

¡Bah!

¿Cuánto falta? Media horita.

¿Estás mareado? No.

Yo siempre me mareaba cuando...

Me ponía...

¿Estás bien? Sí.

Voy al baño un momento.

Mamá...

¿Qué haces aquí? No decías que ibas al baño.

Estaba un poco mareada.

Tracti'm bé aquesta carraca, eh?

Qué quieres, con el dueño que tiene...

Hala, i dò.

¡Eh!

Hola.

Qué sorpresa. Sí.

Ha crecido, ¿eh?

Marc, ven, dale un beso al abuelo.

Está enorme. Hola, abuelo.

Hola.

Hola.

Ya hace cuatro años. Está siendo duro.

En el segundo ERE, me tocó a mí.

Dame esta también.

Después, nos instalamos en Barcelona, en el piso de mamá.

Estuve así de ir al entierro,

pero, a última hora, algo se debió joder,

el caso es que no pude. Ya. ¿Había mala mar?

Papá... Voy a poneros un par de mantas

porque aquí por la noche refresca.

Yo dormiré ahí fuera.

Me ha salido un trabajo en Francia.

No me queda otra.

Lo mejor es que llames aquí. Sí, sí.

Ya está.

Tendré que comprar otro móvil. En Francia.

Pero de momento llevaré este.

Ya he quedado con Mireia que podré llamarte aquí.

Y hablaremos a menudo.

¿No te acabas el bocadillo?

No tengo hambre.

¿Quieres salir fuera a jugar? Aquí no pasan coches.

Vale. Va, pues ves.

El tiempo de instalarme. Las condiciones son una mierda,

tengo que estar segura de dónde llevo a Marc.

¿Vale? Pero ¿tú no me conoces?

¿No sabes quién soy? Sí que...

¿Cómo me puedes pedir una cosa así? No puedo...

Papá, por favor, ya lo ha asumido. ¿Y yo qué?

Ni lo voy a asumir. No puedo, no sé.

¿Te he pedido algo? Alguna vez en tu vida, ¿te he pedido algo?

Por una vez en tu vida.

Eh, vamos.

¿Tú cuántos años tienes? Diez.

Yo...

Yo me tengo que ir a tocar.

¿Tú qué vas a hacer?

No sé.

(Punteo rápido de banjo)

(PÚBLICO, VITOREAN)

Tres millones quinientas setenta y una mil toneladas de carne.

Eso, solo eso, representa el 62'2 por ciento

de la producción de carne total, que fue

de cinco millones ochocientas diez y ocho mil toneladas.

¡Si es que está todo dicho!

-¿Pero tú cómo te acuerdas de todas esas cifras?

Tú tendrías que haber sido notario, Manolo.

Tengo una reunión con los del Consejo Insular.

Estos no saben de qué putas hablan.

Ponme otro gintónic. -Qué tenías? Beefeater?

Sí.

¿Tu madre cómo está, Manolo?

Bueno, ahí va... Tu padre era un gran tipo.

Lo sentí muchísimo. Gracias, Sami.

Él también te apreciaba a ti.

¿Otra vez, Joan? ¿Otra vez?

Me estás dando de más.

Que no, coño, que está bien. Está bien, hombre.

(Música heavy)

(Música rock)

¡Mama!

(GRITAN)

¿Sabes una cosa?

Cuando nació tu madre, yo asistí el parto.

En casa, ¿eh? Sin médicos ni nada.

Y tu abuela, ni un grito, ni una queja, nada.

¿Sabes qué hizo mientras empujaba?

Se puso a cantar.

Tu abuela cantaba de puta madre.

Quiero decir que cantaba muy bien tu abuela.

Cantaba bien.

¿A ti te gusta el continente?

Barcelona y eso. Sí.

Yo,

donde no pueda ir con estas alpargatas todo el año,

a mí no me ven el pelo.

No.

(Música hippy)

(MUJER) Sorpresa...

¡Coño!

No sabía que... Es mi nieto.

Ha venido de Barcelona.

Ah, molt bé. I què? És la primera vegada que vens a Formentera?

Ya vine cuando era pequeñito.

Que es mono... Está de visita,

unos días. Si la montaña

no va a Mahoma, ¿eh?

La madre que lo parió.

El teu avi porta fa la tira que no surt d'aquí.

No... No sabe lo que es un semáforo.

Ni un teléfono para avisar a las personas.

Pobret...

(CARRASPEA) Es... Eh... Bueno.

(Motor acelerando)

(MUJERES, HABLAN EN ITALIANO)

I quaranta-quatre...

(HABLAN EN ITALIANO)

¿Qué quieres?

He estado ingresado todo el mes de julio. ¿Lo sabías?

Sí, algo oí. Pero estás bien, ¿no?

Como nuevo. ¿Quieres algo más, tú?

No, lo tengo todo.

Quería hablar contigo,

de aquello que dijimos, de que a lo mejor, quién sabe,

si tú y yo, que podíamos... Tenemos de oferta bizcocho,

Cuatro noventa y cinco un bizcocho. ¿Quieres llevart?

(CHICO) No, gracias.

¿Me has oído bien? Cuatro noventa y cinco un bizcocho.

No.

No me gusta el bizcocho. -Ah.

Y digo yo de vernos y charlamos... Catorce con noventa y cinco.

Y nos raspamos un arroz con matanza,

que sé que te gusta a ti...

el...

Que te gusta el arroz con matanza.

Tè, gràcies.

¿Eh?

(MUJER) ¿Hablas en serio?

Claro, y nos raspamos un arroz con matanza,

que sé que te gusta a ti el arroz con matanza.

Hace 15 años que no nos vemos tú y yo.

¿Qué dices? ¿Tanto?

Hablo en sentido figurado, Sami. Ah.

Aquello nuestro estuvo bien. Sí.

Pero duró lo que tenía que durar, ni más ni menos.

Eres una isla, Sami,

una isla pequeñita en medio de esta isla más grande.

¿Quieres que nos veamos?

Muy bien, quedamos, nos hacemos un "gin-tonic"

y recordamos todo aquello.

Pero solo lo bueno,

lo otro lo podemos obviar.

Pero déjame

decirte algo.

Menos dos fines de semana al mes,

me he pasado 20 años

haciendo desayunos, comidas, cenas,

lavando ropa, planchando ropa, haciendo la compra,

lavando culos...

Así que no me vengas con cuentos, ¿vale?

Ahora la "hippy" soy yo.

(SEÑORA) El chico estará muy bien aquí.

Es solo unos días, para que... Hay espacio de sobra

y nos hará compañía.

Mi hijo Manolo se ocupa de todo,

¿te acuerdas de él? Sí.

Y yo, de la granja, que tengo a mi marido muy fastidiado.

¿Tu marido?

Mi hijo no le deja conducir,

está delicado.

Claro.

¿Has visto a Manolo? ¿Te acuerdas de él?

Es mi hijo.

Nos ayuda en la granja.

Ah, en ese caso, si te parece,

hablo con Manolo

y lo arreglamos él y yo. Como quieras.

Algún día que otro, vendré

con el niño de visita

¿El niño? ¿Qué niño?

El niño, Marc.

No, tenías una hija muy bonita, rubita.

Pero se acaban de marchar a la Península ella y su madre,

la Neus, ¿verdad?

¿Cuántos años tiene la chiquilla?

Siete.

La niña querrá estar con su padre, así es que volverán.

(ORINA)

Ei, para, para!

¡Abuelo! Ei, para!

¡Hola, guapos! Hola.

Como estás? Bé.

Que he hablado con tu madre.

¿Ah, sí? Te llamará el sábado

a las nueve de la mañana. Que, nada,

que tenía el horario un poco complicado,

pero que tienen muchas ganas de hablar contigo.

Yo también. ¿Nos vemos el sábado?

Venga. Adiós, Sam. Adéu.

(Oleaje, chillidos de gaviotas)

Muy bien, sí señor, las juntas...

A las vacas les gusta mucho el calamar.

¿Vacas?

Las vacas de agua, ¿eh? No las que dan leche.

Son unos pececitos pequeños que se mueven como demonios,

unos cabrones.

Se cogen cas con la mano.

Será porque hay muchas.

Las aglomeraciones atontan.

Uno en grupo se vuelve gilipollas.

Yo no veo una mierda, joder.

Clávalo aquí. Aquí, ¿eh?

Sí. No te pinches, ¿eh?

Lo tiras al agua, y paciencia.

No te preocupes que ya picarán. Venga.

Muy bien.

¿Cuánto me das?

A ver, por la cantidad que hay, treinta y cinco.

Treinta y cinco es muy poco.

Bueno, también hay pequeños.

Bueno, va.

Treitna y cinco, pero me invitas a cenar mañana.

Hecho.

Y treinta y cinco. Muy bien.

Mañana nos vemos. Venga.

Para cenar, ¿eh? Salut.

¡Ese Toni!

¡Sardinita! ¡Para, cabrón!

¿Qué, te gustó la hierba? Buenísima.

La verdad que sí. Este año hemos tenido buena cosecha.

Brutal. Sami,

¿quieres?

No.

Es el nieto de Sami. Ah.

¿Cuánto quieres? Dame treinta, va.

¿No quieres más? No, ¿y tú?

Yo he terminado. Está bueno, ¿no?

Cierro el local, Sami.

Me jubilo.

Ha aparecido un pijeras italiano y quiere montar un hotel.

Si he tenido alguna duda, ha sido tú,

porque siento que te quito la gasolina.

Pero...

estoy cansado.

Esta isla... un día te atrapa...

y otro te da una patada en el culo.

Y yo estoy ahí.

¿Y yo?

¿Dónde crees que estoy yo, eh?

Serás cabrón,

me has estado pagando el finiquito...

durante estas últimas semanas.

¿Te acuerdas de Soriano? ¿El de Ibiza?

Me lo encontré en el ferri el otro día

y está intentando montar alguna cosa.

Me ha dado esto y está esperando que le llames.

(Chillidos de gaviotas)

Soriano, Soriano, ¿eres tú?

Soy yo, Samuel. (SORIANO) Guitarra,

bajo, violín, dos banjos, tú y yo.

Como en los viejos tiempos. En plan "revival".

Todos con la próstata en alerta roja.

Músicos con ganas de tocar

y de divertirnos.

Ya no estamos para coñas.

¿Y eso para cuándo sería? Mira,

empezaremos a ensayar dentro de dos semanas en mi local de Ibiza.

Después, haremos algunas actuaciones

para que ruede la banda.

He pensado Santa Eulàlia, Sant Antoni, Es Figueretes,

que han montado un local allí...

Después, quiero que vayamos a Mallorca,

Manacor, Inca...

Y a partir de diciembre, pues gira por la Península.

Me gustaría mucho volver a tocar contigo,

con mi maestro.

¡Mierda!

Ah, ¡ah, ah!

(Bocina)

(Chillidos de gaviotas)

¡Mierda!

Abuelo, abuelo, despierta, que nos hemos dormido.

Va, venga, vístete.

Estoy vestido, ¿no lo ves que estoy vestido?

Yo, yo me las pongo. Yo me las pongo.

¡Venga! Vale, voy, voy. ¡Joder qué prisas!

¡Hola! ¿Ha llamado mi madre?

No, no ha llamado, cariño.

Cero, cuatro.

Cero, cuatro.

Toma.

No te preocupes.

Estará muy liada.

Ya te llamará.

Mireia, echa una ojeada al crío, voy a...,

a un recado que tengo que hacer.

¿Eh? Gracias. Vale.

(Tensiómetro)

(Pitidos)

Està bé.

¿Ah, sí?

Ay, Samuel, Samuel...,

ahora te traemos un vasito de agua.

Y relájate. Sí, está bien.

Está bien.

¡Devolvedme la pelota!

¡Devolvedme la pelota! Que me devolváis la pelota!

¿De quién es la pelota?

¡Es mía! ¡Me la ha dejado Mireia! ¡Tú, devuélvele la pelota enseguida!

¡Animales! ¡Ya veréis cuando hable con vuestros padres!

¡Os conozco bien!

¿Estás bien? Sí.

Huy, pero si tienes sangre.

(MIREIA) Hostia, Marc.

¿Dónde estavas?

Todavía estamos así. Que huevos tiene.

No hay.

Gasoil para qué.

Aquí nos duchamos con agua fía.

¿Ah, sí? Que valiente.

Tu abuelo ha sido siempre muy valiente.

Te gustará comer algún yogurt de vez en cuando, ¿no?

Sí. Sí, claro.

Si él quiere alimentarse de raices, que se alimente,

pero tú tienee edad para nutrirte bien nutrido.

Pepe, soy Greta.

Podríais hacerme un favor. ¿Vais muy liados?

(Disparos en el videojuego)

He ido a la fonda y no estabas.

Me ha traído Greta. Ya.

No... No ha llamado, ¿no?

(Motor)

¿Esta mujer qué coño se ha creído?

¿Por qué tiene que meter las narices donde no la llaman?

¿Por qué? ¿Por quién me ha tomado a mí?

¿Tú oyes el ruido, el puto ruido este? ¿Lo oyes? ¿Lo oyes?

¿Y lo mal que huele? ¡Que huele...!

¡Que huele que apesta, vamos!

¡Huele que apesta! ¿O no huele mal, eh?

Y el ruido, el ruido...

El...

¿Funciona eso? Sí.

(Punteo de banjo)

Así que naciste en Tarragona.

Sí, mí madre trabajaba allí.

Yo nací al lado mismo, en Reus.

Cuando tenía 15 años me trajeron aquí, a este paraíso.

¿Tú sabes qué es lo más importante de un paraíso?

No.

Los ángeles. Porque un paraíso sin ángeles,

¿qué mierda de paraíso sería?

Los amigos, la gente, la marihuana, las flores...

Y las guiris. Míralas.

Good morning. Morning, hello.

Fish... Fresh fish... Octopus... Halibut...

How much is this one? Thirteen euros.

Still alive",

me lo quitan de las manos...

¿Has visto qué peras?

No se enteran de nada. Son felices.

"Can you get my basket, darling?".

Mira el otro, todo el besugo lleno de barro.

No tienen vergüenza, hostia.

"Do you have cash?".

Fragmentado. Déjame el monederito...

To' el puto monedero lleno de barro.

¡Huy, huy, huy!

Ay, perdón.

Mira, cojo este, ni tú ni yo.

¿A ver?

Ay... A ver.

Huy, se calló.

Así.

Dos, tres, me quedo esto. Diez, "ten", ¿eh?

Y ya está.

Te gusta el barro, ¿eh, marrana?

Muy bien.

Mira...

"Thank you". Que aproveche.

"Octopus, halibut...".

Por eso es tan importante que el precio del pescado no sea redondo.

¡Ay!

Mira, !enganca!

!Mira!

¿Qué es esto?

Una sortija.

Un día me encontraré una dentadura.

Eso no es muy bueno para lo tuyo.

¿Y qué es lo mío? Lo del corazón.

Me lo dijo Toni.

Tienes que cuidarte.

Pues dile a Toni que se cuide él, que buena falta le hace.

Mi abuela tampoco se cuidaba.

Mi madre le decía "Cuídate", pero ella no hacía caso.

¿No hacía caso?

Nunca hizo caso.

Nunca, ni ella ni yo, nunca hicimos caso, nunca.

Un buen día nos largamos, nos largamos con lo puesto.

Y nada más ver el puerto de la Savina,

supimos que este era nuestro lugar en el mundo.

Si no hubiera sido por el faro...

¿Qué sabes tú del faro? ¿Te lo contó tu abuela?

Ibais a vivir en el faro cuando se jubilara el farero.

Él os enseñó cómo funcionaba.

Pepe Guzmán se llamaba el farero. Pepe Guzmán.

Número 579-E,

0250.

Calificación: segunda orden.

Alcance óptico: 41 millas.

Aquel año, dejó de funcionar con petróleo

y pasó a ser eléctrico.

No teníamos ni pajolera idea...

Al final, no pudo ser.

(Teléfono)

(MIREIA) Marc!

¿Por qué?

Pero, ¿por qué?

Dijiste que me llamaría, pero no me llamaste.

¿Y yo no te puedo llamar?

Bueno...

Bien, sí.

Ya tenemos luz.

Claro.

Yo también.

Abuelo.

Dentro de dos semanas empieza el cole.

# I'll unwind my old

# strings

# while the sun shine down.

# Won't climb

# any high thing

# while the sun shine.

# Formentera Lady, sing your song

# for me.

# Formentera

# Lady, sweet lover. #

(Punteo de banjo)

(MUJER) Bienvenido. Gracias.

¿Son muchos?

Pues sí, no está mal para ser el primer día.

A medida que vayamos anunciándolo, seguro que se anima.

(Punteo de banjo)

(Punteo de banjo)

(Punteo de banjo)

(Para la música)

¿Usted no es Samuel, el "hippie" de Migjorn?

Sí. (CLIENTE) Pues no tiene

cara de peludo este señor. -Que sí, Toni.

Que este tío es un mito, aquí.

¿Usted es hippie?

Hasta el forro de los huevos.

(Truenos)

(BEBIDO) Eeeh, King Crimson.

Una banda de la hostia.

I Robert Fripp, un guitarra de primera.

Ese sí que me suena, Robert Fripp.

He oído hablas de él. Y Peter Sinfield...

El colega Peter.

Había días que le daban las tantas con nosotros.

Allí, cuando vivíamos en la Mola.

Que no tenien un carrer en es seu nom, aquí?

Clar, Toni!

Claro, Toni, la calle de atrás es la calle de King Crimson.

¿Lo ves? -De ese no tienen en Ibiza.

-¿Qué dices?

¡En Ibiza tenemos de todo!

Pero si Ibiza solo sirve para taparnos la Tramuntana, Toni.

Si un día, al despertaros, vierais que la isla de Ibiza se ha ido,

entonces estaríais jodidos, muy jodidos.

¡Descansado estaríamos sin vosotros!

-¡Jodidos estaríais! -¿Pero qué hablas?

Vendría la primera ventisca y se os llevaría al mar.

No quedaría ni uno de Formentera.

Desenrollaré mis viejas cuerdas...

mientras el sol se oculte.

No afrontaré retos mientras el sol brille.

¡Que bonito!

¿Vosotros sabéis quién escribió esos versos?

¿Quién, quién, quién?

Robert, Peter y yo.

Yo les eché una mano. ¡No!

Sí. ¿Otra copa?

¡Ponle otra!

Ahí está.

(Truenos)

Vamos, Ulises, vamos.

(No arranca)

(Gritos, silbato)

¡Madre mía! ¿Esto que es? ¿Qué ha pasado?

¿Moisés ha separado las aguas pitiusas para que el señor

se haya decidido a cruzar el charco?

(RÍE)

¡Paco, Paco!

¿No hay un padre?

Desapareció, pero ella decidió seguir adelante.

Me he quedado

solo, Paco, solo.

Alberto, Enrique, Graciela, Luis, se fue todo Dios.

Hasta tú te fuiste.

La llamada del Señor.

No me jodas, Paco.

Te largaste para no acabar siendo un yonqui como yo.

Soy un desastre, Paco, un desastre.

El crío ha estado a punto de...

No... No quiero ni pensarlo.

Es una gira y en las giras,

ya se sabe, hay que ir de un lado a otro.

Hay que estar... En fin, no se puede... No se puede...

Pero vendré a verte.

Mentira. No, no es mentira, vendré a verte.

De verdad. En cuanto pueda, vendré.

(Cremallera)

Con Paco vas a estar mucho mejor

que conmigo, ya lo verás.

(Música divertida)

(Bocina)

¡Eh!

Pero ¿no lo habías dejado?

Ocúpate de lo tuyo, ¿eh? Treinta.

El pa i els palets.

(CLIENTA) Gràcies, guapa.

(Golpean el cristal)

¡Eh! (HOMBRE) Adeu!

¡Hola, Sami! Hola.

¿Ya vuelves a ir en modo lobo solitario?

¿Dónde está el niño?

Volvió con su madre. ¿Y qué haces tú?

Pues nada, estoy pensando en irme a Ibiza a pasar el invierno.

Ahí voy yo ahora estos días. ¿A Ibiza?

Sí, estamos formando una banda. ¿De atracadores?

Casi, casi...

"Bluegrass", "country", ya sabes...

Los viejos rockeros nunca mueren, ¿eh?

Ahí, en plan los Rollings... (MANOLO) ¿Se acuerda de Samuel?

(MADRE) Como no me voy a acordar de ellos.

¿Cómo estás?

Hola...

¿Cómo está vuestra niña?

Bien, bien, está bien.

Déjame, déjame que les de.

Aquí lo tenemos.

Llevaos este queso. Lo hicimos ayer

mi marido y yo. -Sí.

Seguro que les gusta mucho. ¿Verdad, madre?

Este es para Samuel.

Y para la Neus. Y también para la niña.

Que no quiero que la niña pase hambre.

Bastante es tener que vivir en aquella casa.

Con el frío que está haciendo estos días.

(Música funky)

¡Ha llegado la hora de decirnos adiós!

¡Chapamos La barraca! (TODOS) ¡Oh!

En este local emblemático, con permiso de la Fonda Pepe,

harán un hotel muy bonito, muy blanco,

que ninguno de los aquí presentes podrá pagar en su puta vida.

¡Pero a ni me da igual!

¡Yo me vuelvo a mi casa! ¡Que os den por saco a todos!

(VITOREAN) (MUJER) ¡Guapa!

¡Guapa!

¿Qué tal?

("Can't Get Enough")

(Música disco)

A Ana no había manera de meterla en la cama.

Yo le tocaba el banjo y su madre le cantaba.

Entonces la niña, sabiendo que, si seguía escuchando,

se iba a quedar dormida, se tapaba los oídos.

Y así se quedaba dormida, con los dedos...

dentro de las orejas.

(MUJER) # Snuff brown walls where

# Spanish lizards run.

# Here I'm shadowed by a dragon

# fig tree's fan.

# Ringed by ants

# and musing over man.

# I'll unwind

# my old strings

# while the sun shine down.

# Won't climb any high thing

# while the sun shine. #

(PETER SINFIELD) # Formentera Lady,

# sing your song for me.

# Formentera Lady,

# sweet lover. #

(King Crimson "Formentera Lady")

(Para la música)

(Bullicio)

(Pitido)

(AHOGÁNDOSE) ¿Qué hora es?

Tengo que ir a Denia, a Denia. Tranquilo, Samuel.

Tranquilo, Samuel.

Tranquilo.

Soy un imbécil.

Esto último no te lo discuto.

Y lo de ir a Denia no va a ser hoy

ni mañana.

Venga, descansa.

¡La madre que te parió!

Dice el médico que las primeras 24 horas son muy importantes.

Por favor te lo pido, no me toques los cojones.

Tienes la sangre como si fuera petróleo,

espesa como su puta madre, así que haz el favor

de hacer caso a los médicos y no a los gilipollas.

(SOLLOZANDO) Porque si tú...,

¿yo qué?

¿Eh? Yo...

Me voy a tomar un café, gilipollas.

(Conversaciones)

(Música pop en la radio)

(MUJER) Eh, ¿cómo va? (HOMBRE) Hola, ¿qué tal?

Mira a ver si cargamos ya.

-¿Qué haces? ¿Te vas ya para allá? -Sí, esta noche

Ah, muy bien.

Así no encuentro tanto tráfico y voy más tranquilo.

-Claro. -¿Vas a la oficina?

Sí, voy para allá. -Te acompaño.

Rompió aguas en el hotel.

Tres quilos ochocientos.

Sí, una barbaridad.

Sí, Que se ponga.

Molt bé, vinga, sí li ho dic, gràcies.

Adéu.

Ha sigut xiquet o xiqueta?

Xiqueta.

Ah, gràcies.

¡Ah,

ay!

(RÍE) Gràcies...

Es troba bé?

Samuel, acaban de llamar de Denia buscándole.

¿No deberíamos localizar a tu hija?

Sí. Y preguntarle si ha perdido la cabeza

dejando a su hijo en manos de este capullo.

¡Un viejo capullo que abandona a su hijo en un puto orfanato!

-Eh, para el carro. -Que no es un orfenato.

Puto hippie de los huevos, que no tine ni puta idea

de lo chungo que es criarse en un sitio así.

Pero eso no es verdad. ¡Venga, va!

Es un colegio con niños internos.

¿Qué cuesta decir las cosas? Pero ¿qué podía hacer?

Puto hippie de los cojones, ¿para qué estamos los amigos?

¿Tú? ¿Un inútil como tú qué va ayudar?

¡Que estás todo el día colocado! Venga, venga.

Però no veu que és una persona major?

Major pel que li interessa! Vinga va! Prou!

Paco...

Paco...

¿Duermes?

(DORMIDO) No.

El día...

El día que cogieron el ferri para irse a Barcelona...,

en el 80 y pico...,

yo me quedé tumbado en una hamaca...,

chutándome.

De vez en cuando, sueño

que salgo corriendo detrás de ellas.

¿Eh?

Pero, por más que corro, no...

No.

Venga, duérmete, anda.

¡Tira!

¿Cómo iban las rondas? -Bien, tranquilitas.

Claro, es lo que tiene venir tan temprano a tocar los cojones.

-Mira, el carajillo lo pagas tú.

¡Hostia! ¡Eh!

Vicente.

Oye, ¿está el jefe por ahí? Que se ponga.

Paco.

Me parece que el niño ha vuelto a su casa.

Acaba de llamar por teléfono el compañero de la ruta a Barcelona.

Un niño ha salido corriendo del camión cuando iban a descargar.

Llevaros mi coche. Ya me lo devolveréis cuando sea.

A ver si no pasan otros 30 años

sin vernos el pelo. Gracias.

(Punteo rápido de banjo)

¡Aquí, aquí, aquí!

(Frenazo, golpe)

Me cago en la puta!

Pero tío, ¿cómo frenas así?

Hoy que tengo tanta prisa. ¡Venga, saca los papeles!

¡La documentación! Mira, mira, mira,

a mi no me grites, somos hippies,

venimos ahora de Valencia... ¿Perdona?

¿Tú has oído hablar del Jazz Colón, al final de la Rambla?

¡Gilipollas, me has aplastado el coche!

No tienes ni puta idea, ¿eh? ¿De qué cojones me hablas?

Este señor lo inauguró tocando con el Sisa.

Y ahora me hablas de documentación.

¡Arregla tu puto de coche, gilipollas!

¡Y nos pasas la factura!

¿Quieres saber mi dirección?

Camí de Migjorn, entre la higuera que que hace treinta

y este pino piñonero

¡Me cago en cien putas a caballo! ¡Gilipollas!

¡Ahora te pego!

¡Ven aquí! ¡Ya me ha puesto nervioso

el gilipollas! ¡Mira como estoy, alterado!

¡Déjame que le...!

¡Te morirás igual, subnormal!

Venga.

¡Idiota!

(Timbre)

(Bullicio)

(Timbre, bullicio)

(Sirena)

(Puerta abriéndose)

(Televisión de fondo en catalán)

¡Marc! ¡Marc!

Noi! Noi! Que està en vermell! ¡Marc!

¡Chaval! ¿Qué pasa?

¡Ah!

¡Eh, eh!

¡Abuelo! ¡Abuelo, abuelo!

Señor. ¿Qué haces, qué haces? Es mi abuelo.

Señor, ¿me oye?

Se le tiene que poner debajo de la lengua.

¿Estás seguro? Sí.

¡Abuelo, abre la boca!

La boca.

Sota la llengua.

Hotel zero, aquí papa cientouno.

Necesitamos una ambulancia en el paseo Picasso.

A la altura de la entrada del parque de la Ciutadella.

Perdóname.

Ha sido todo un cuento, ¿sabe? Ya.

Està molt descompensada.

Eso es el continente, que es hostil.

Perdoni? Nada, nada.

Està millor? Sí, molt millor, gràcies.

Que se preparaba para los cien metros libres o qué.

Lo he hecho por él. Me he dejado caer...

Pero casi me rompo la crisma. (RÍE)

¿El chico está a su cargo? Sí.

Ahora nos iremos a casa.

Mi hija, su madre, está trabajando en Francia.

De eso justamente quería hablarle.

¿De qué?

(Puerta abriéndose)

Me contrató para un tema de poner el dinero a mi nombre,

una cosa de unos IVA, una mierda, una estafa.

Una mierda.

Pero, bueno, tampoco puedo decir

que no supiera dónde me estaba metiendo, lo sabía.

Pero llevaba demasiado tiempo en el paro.

¿Comes bien?

No.

Cuídate. Tienes que cuidarte.

Veo niños que vienen a ver a sus madres.

Y...,

sin antecedentes, dice mi abogado que...

puede ser que pronto me den el tercer grado y...

pueda ir a dormir a casa.

¿Vas a decirle dónde estás?

Es que es tan pequeño...

Es pequeño, pero no es tonto.

Es fuerte, es inteligente, es...

Vamos, que no salió al abuelo. (RÍE)

(HOMBRE, HABLA EN ITALIANO)

Oiga, ¡eh, señor!

"Questi della casa e questi della macchina?".

Ulises, se llama Ulises, y no le gusta correr.

"Grazie, grazie".

(HABLA EN ITALIANO)

Vámonos, vámonos.

Bueno, ya hemos llegado. Eh...

¿Y tú qué vas a hacer?

¿Yo? ¡Buf! Yo qué sé.

Pues anda que no hay cosas para hacer aquí.

Esto es el continente.

Pero ¿no era hostil?

(RÍE)

Perdone,

¿a qué hora salen? A las 2.

A las 2, gracias.

(Punteo rápido de banjo)

(Música country)

Somos cine - Formentera Lady

24 jul 2020

Samuel llegó a la Formentera hippie de los 70 y allí sigue. Vive sin luz y toca el banjo en un bar. Un día recibe la visita de su hija Anna y de su nieto Marc. Desempleada desde hace tiempo, ha aceptado un trabajo en Francia que la obliga a irse sola. Convertido en isla dentro de otra isla, Samuel tendrá que aprender a convivir con un niño de 10 años y, empujado a revisar su pasado, emprenderá un viaje por las sombras de su paraíso.

Contenido disponible hasta el 28 de marzo de 2027.

ver más sobre "Somos cine - Formentera Lady" ver menos sobre "Somos cine - Formentera Lady"
Programas completos (95)
Clips

Los últimos 123 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos