www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5837048
No recomendado para menores de 12 años Somos cine - La estrategia del pequinés - Ver ahora
Transcripción completa

No, no.

No pude hacer nada para evitar que lo abrieran.

¿Qué cojones querías que hiciera, que me liara a tiros?

¡Marcos no ha pasado a recoger el paquete, joder!

(Golpes, móvil)

"¡Marcos, me cago en tus muertos, abre la puta puerta!".

(Móvil, golpes)

(Música intriga)

(Móvil)

Será hijo de la madre...

¡Despiértate, hijo de la gran puta! ¡Despierta de una puta vez, joder!

-¡Míralo, si el cabrón está como una cuba!

(SE QUEJA)

-Tira.

-¡Esta vez sí que la has cagado pero bien!

(Música intriga)

¿A la cantera?

(Música acción)

(Para la música)

(Ladridos)

En pie, Rata. (TOSE DÉBILMENTE)

¡En pie, coño! (GIME) Perdón.

(TOSE)

Dos kilos había en ese contenedor, Rata.

Dos putos kilos y tú durmiendo la mona en casa.

Perdón. En vez de pedirme perdón,

¿por qué no me devuelves el dinero que me has hecho perder?

Yo no tengo nada, te lo juro. (LLORA) No tengo nada.

¡No!

(SE QUEJA)

(TOSE Y LLORA)

No le hagas... No le hagas nada a mi familia, por favor.

No le hagas nada.

Con tu familia no tengo nada, Rata.

(LLORA) ¡No, dejadme, no!

¡Dejadme!

(GRITA)

(Golpe)

¿Qué vas a hacer?

(Música tensión)

(Trinos)

(Ladridos)

(SUSPIRA)

Vamos a ver.

(SUSPIRA)

Aquí faltan dos taquitos.

Ya. Pero no pude traer más.

¿Cómo?

Nada, un accidente.

El estibador que tenía que haber sacado el pedido del contenedor,

que se retrasó, hubo una inspección aleatoria

y la madera lo encontró. Junior,

lo que pasó nos importa una higa.

Ellos dicen que cada mes es una cantidad y eso tiene que ser.

Ni más ni menos.

¿Lo tienes o no lo tienes?

No.

Joder.

(CHASQUEA LA LENGUA)

(SUSPIRA) Ay, Dios.

¿Te parece que llame al Gordo?

(SUSPIRA)

A ver si coge.

(Tono de llamada)

"¿Qué puedo hacer por ti, Larry?". -Hola.

Estoy aquí con un amigo.

Junior. Ya sabes quién es. (GORDO ASIENTE)

-De fiesta, unas birritas, barbacoa... Tan ricamente.

-"¿Qué tal, Junior?

(RÍE) Joder, qué bien os lo montáis, leche".

Hola.

A ver, estoy con lo del hielo para la barbacoa.

Y, bueno, que aquí el míster ha traído dos bolsas menos.

Y con toda la gente que tengo aquí, pues...

-"¿Me oís los dos ahora mismo?". -Sí, sí, alto y claro.

Te tengo en manos libres. -"Bien. Eso no puede ser, Junior.

Tú sabes que la gente no puede estar sin hielo

para los cubatas, rey". Ya, ya.

(CARRASPEA) Pero es que no pude traer más.

"¿Por qué no buscas? Algún amigo te ayudará.

Pero me traes todo el hielo.

Además, como la fiesta es dentro de dos semanas,

me lo traes entonces.

Pero me traes cuatro bolsas en lugar de dos.

Es una de las ideas que se me ocurre".

¿Y la otra? "Bueno, pues que alguien va por ahí,

se encarga del hielo y tú te quedas sin barbacoa".

Bien, bien. En dos semanas no te faltará el hielo.

"Me alegro. Me alegro.

Bueno, chicos, tengo que dejaros.

Echaos una a mi salud, ¿OK?". (GORDO RÍE)

-Hecho. -"Venga, un abrazo".

-Ahí lo llevas.

Entonces nos vemos dentro de dos lunes.

OK.

Yo tengo que ir a Lanzarote a recaudar...

¿Vale? De ahí saco pasta seguro.

Venga, te voy contando.

(Música intriga)

Mierda, mierda, mierda, joder.

(RESOPLA)

(JADEA)

(Música intriga)

(SUSURRA) Hola, mi niña.

Mira lo que te traje.

Necesito ir al baño.

(TIENE ARCADAS)

(Móvil)

(TOSE)

(Cisterna)

(Móvil)

Sí, Junior.

Sí, sí, sí que hace tiempo.

¿Qué quieres?

No, hoy lo tengo un poco complicado.

(CARRASPEA)

(SUSPIRA) ¿Mañana?

Sí, mañana sí podría.

Por la mañana.

OK.

(TOSE Y VOMITA)

(Música suave)

Buenas, Pilar.

Hola.

(Música intriga)

(SUSPIRA)

¿Todo bien?

Siéntate, Rubio.

(SUSPIRA)

Quiero saber más cosas. Sobre el Larry ese, por ejemplo.

Ese pollaboba es un putero de mierda y un subnormal.

Bueno, y tiene dinero, que es lo que importa.

Pero cuanto menos te cuente de él, mejor para ti.

Bueno, eso depende. Hay cosas que tengo que saber.

Bueno, pregunta.

Si no tiene gente de seguridad, tendrá alarma.

Claro que tiene, y de las buenas. Seguridad, sí, con su código y todo.

Además, cuando está en casa, quita la alarma, claro.

Lo que sí tiene es un chorro de cámaras.

Por eso se roba el disco duro y listo, sin problema.

Te voy a ir apuntando la dirección de su casa.

(ESCRIBE)

Y la del restaurante y el bar donde se pasa cada noche.

Es un animal de costumbres.

Todavía no te he dicho que sí.

Bueno, tampoco dijiste que no.

Rubio, necesitas pasta, ¿verdad?

Me he enterado.

¿Está mejor?

¿Cuánto tiempo tenemos para hacerlo? Tres días como mucho.

(SUSPIRA)

Un poco urgente, ¿no?

Es lo que hay.

Necesitaré gente.

Mientras lo resuelvas, por mí como si llevas a tu abuela.

(SUSPIRA)

(GOLPEA EL PAPEL)

(Música intriga)

(Ladridos, gaviotas)

(Música intriga)

Cora. (GIME)

Cora, cielo. ¿Ah?

Que son las cuatro.

¿Ya? (ASIENTE)

(RESOPLA)

Ah, me he quedado frita.

Me voy ya. ¿A dónde?

A Tánger, con los jeques. Ay, es verdad.

Pásatelo muy bien. Gracias, cariño.

Oye... Dime.

Si uno de esos jeques se encapricha contigo,

acuérdate de tu amiga, ¿eh? Claro que sí, mi niña.

(RÍEN)

Nos vemos muy prontito, ¿vale?

"I love you".

(SUSPIRA)

(Puerta)

Ah.

Ah.

(SUSPIRA)

(Música suave)

(Llaman a la puerta)

Hola, Cora.

No esperaba esta recepción.

Estás preciosa.

¿Qué pasa, Rubio? ¿Qué haces aquí?

Necesito 10 minutos de tu tiempo.

Qué va, no puedo.

Tengo curro. Mira, de hecho, iba a tu hotel.

Me temo que no.

Te compensaré.

Si es una broma, no tiene puta gracia.

Esto ha sido una cabronada, Rubio.

Había quedado con dos clientes de toda la vida.

Bueno, que esperen. Así te haces querer.

¿Dónde te has metido todos estos meses, Cora?

Me lié con un tío que parecía honrado

y resultó ser un traficante.

Me llevó a Madrid y le dejé.

¿Cómo está Estela?

Mal.

Creí que te habías retirado.

Ahora hago de agente.

Llevo a varias chicas y les consigo curro.

Me llevo una comisión.

Iba a eso ahora, pero me jodiste el negocio.

Como sé de maquillaje y de vestuario,

pues... les enseño trucos.

Estoy pensando en hacerme youtuber: "Maquillaje para putas".

(RÍE)

Pues mira, no estaría mal.

Pero creo que tengo algo mejor para ti.

¿Algo mejor? (ASIENTE) Un curro sencillo.

¿De qué va?

Un palo. Importante.

¿Importante cómo qué?

Como para solucionarte la vida una buena temporada.

¿Sin sangre?

¿No me estás dando demasiada información?

Te doy la que puedo, Cora.

Vale.

¿Y hoy qué?

Me jodiste el negocio, lucro cesante.

(RÍE)

¿Algo así?

¿Por dos clientes?

Rubio... Cora...

Mucho mejor.

Bueno, tengo que volver al trabajo. Muy bien.

Te llamo mañana. Nos vemos.

No te quiero ver por el hotel. No, no, no, claro que no.

Te estoy viendo.

(Música suave)

(Móvil)

Está cerrado el bar todavía. Qué gracioso.

Anda, ponme un café. Sin azúcar, como siempre.

Mira, Tito...

¿Cuándo me pillas el local?

Pronto, Marcelo, pronto. Todavía estoy buscando las perras.

No voy a poder aguantar mucho más. Ya, lo sé, lo sé, lo sé.

Bueno...

¿Qué pasa, Rubio?

Cara de culo. (RÍEN)

(SUSPIRA)

¿Qué? ¿Cómo va la cosa?

Bueno, ahí vamos, tirando.

¿Tirando solo? Sí, tirando solo.

¿Y Carmela cómo está? Ya. Es una larga historia.

Básicamente, me mandó al carajo.

Estamos con los papeles del divorcio.

Lo siento, Palmera.

(RESOPLA)

Hacía siglos que nadie me llamaba así.

(RÍE) Palmera.

¿Y el curro? ¿Qué curro?

Estoy cobrando el paro y solo me quedan dos meses.

A lo mejor yo te puedo ayudar con eso.

¿Ah, sí?

Hola, buenos días.

¿Cómo estás, Marcelo? Bien, muy bien.

¿Te pongo algo? No, gracias.

Cuéntame.

Tengo un asunto entre manos. Es para ya.

Pero, si te lo cuento, no puedes decir nada a nadie, claro.

Pero puedo decir que no, ¿verdad? Puedes.

Pero me vas a decir que sí.

Bueno, venga, va, cuéntame.

(Música suspense)

Rubio.

Cora, este es Tito.

Hola.

¿Os conocéis?

Sí, sí, de hace mucho tiempo.

Y tanto.

Cojonudo.

No, aquí no, Palmera. Perdona.

¿Y Estela? Está en quimioterapia.

Le lleva siempre tres o cuatro horas.

Bueno, vamos a empezar.

Eh... ¿Y qué que hago? ¿Me acuesto con él?

Tú verás.

Con que lo tengas entretenido, nos basta.

Ahora, si te lo quieres tirar, tú misma.

¿Y si no soy su tipo?

Cora, si no eres su tipo, es que es maricón.

¿No?

Bueno, ¿y qué pasa si la cosa se complica?

Chocho, ¿qué haces, Rubio?

Me dijiste que sin sangre, no me gustan las armas, ya lo sabes.

Así es, nada de pipas.

No va a hacer falta.

Solo por si las moscas. Para intimidar.

Ya está. ¿Mm?

Tranquilos.

Bueno, te he puesto un chándal, pasamontañas... Esas cosas.

Otra cosa.

Contacto por mensaje. Es de tarjeta, luego lo tiras.

Solo tiene mi número.

Entonces, ¿cuándo? Pasado mañana.

Un poco apurado, ¿no?

(RESOPLA) Sí, pero es lo que hay.

Mañana por la mañana cierro detalles

con el tipo que me ha hecho el encargo.

¿Quién es? No te lo puedo decir.

Ah, pero ¿él sí sabe quiénes somos nosotros?

No, no. Solo sabrá vuestros nombres y que sois de fiar.

Nada más.

Pues a por él.

Oye, eh, ¿dónde vives ahora?

En casa de una amiga, por Ojos de Garza.

Vamos, te acerco.

¿En serio? Es un poco lejos, ¿eh?

No tengo nada mejor que hacer ahora.

Va, vamos. Vale.

¿Hace mucho que conoces al Rubio?

Pues sí, años.

Él me conseguía clientes

y yo le daba una parte de las ganancias.

Tenemos un pacto de no agresión.

¿Y tú? Sí, de toda la vida.

De pequeños hicimos mucho el loco. De vez en cuando,

me conseguía algún trabajo de transportista, de...

Bueno, sus cosas, ya sabes. Ya.

(Música radio)

¿Y qué piensas hacer si todo esto sale bien?

Que saldrá bien. Eso.

Pues mira, un amigo quiere traspasar su bar

y yo se lo quiero comprar.

¿Vamos? Venga.

(RÍEN) No te creo.

De verdad, no, me lo regaló mi amiga Iovanna.

Me encanta, lo llevo siempre conmigo.

No sé, me da... fuerza.

Ah. Sí.

¿Quieres que te lo ponga?

Sí.

A ver si puedo.

(MURMURA) A ver...

¿Te apañas?

(RÍE) Eso intento. No me pongas nervioso.

Ahí está. Mira.

Guapísima. Gracias.

Vamos a mandarle un selfi.

Vale. Venga.

(Obturador)

Mi padre siempre me decía que el agua de mar lo cura todo.

(RÍE) Sí.

Cuando salía con su barca, yo le esperaba allí,

en aquellas rocas, a que volviera. Ah.

Sí. Por eso, cuando tengo algún problema, me vengo aquí.

Sí, este sitio me relaja.

Me siento en algún banco de estos y, bueno,

es como si los problemas se esfumaran.

(Gaviotas)

(Mensaje móvil)

Buenos días. Buenos días.

Me tengo que ir. No.

No. No.

Sí.

Quédate. Tito...

Que tengo que prepararlo todo.

¿Estás bien? (ASIENTE)

(SUSPIRA)

(Ducha)

(SUSPIRA)

Este es Felo. No te preocupes, es mi hombre de confianza.

El tuyo, no el mío. Tranquilo, Rubio, no muerdo.

Siéntate, que te explico.

¿Por qué cojones sabe cómo me llamo

y por qué hostias me está viendo el careto?

Porque al reparto no voy a ir yo, sino él.

A tomar por culo. Quietito ahí con la prisa.

La cosa es que necesito una buena excusa para mañana,

por eso me voy a Lanzarote.

Además, que yo tampoco quiero que tus colegas

me ven el careto a mí ni sepan que soy tu contacto.

Está bien.

Pero que quede clara una cosa,

solo él, ni colegas, ni novias,

ni tu primo el de Fuerteventura que vino a visitarte.

Si veo por allí la cara de alguien que no sea la de tu perro...

Eh. ¡Chis!

Arraso con todo y me llevo todo el pastel.

¿Está claro? Claro.

Claro que sí, mi niño. Además, es lo justo, ¿no?

Tranquilo, solo Felo.

Va a salir de puta madre.

(CHASQUEA LA LENGUA)

"¿Y si no lo hacemos?".

¿Y si llamamos al Rubio y decimos que nos lo hemos pensado mejor?

Mira, Tito,

yo ya tengo mucho camino recorrido,

ya estoy harta de comer mierda.

Estoy harta de estar con... con tíos asquerosos que no se lavan,

que me tratan mal, que me pegan,

y yo, encima, les tengo que poner buena cara

aunque me estén reventando por dentro.

Yo quiero salir de esto, Tito.

Quiero poder decidir mi vida.

Y esa libertad solo me la va a dar el dinero.

Podemos ganarnos la vida de otra manera.

¿Cómo?

No te engañes,

no se gana mucho dinero honradamente.

Mírate tú,

te has matado toda tu vida a trabajar y ¿qué tienes?

¿Un piso alquilado? Te tengo a ti.

Ay, Tito.

Yo estoy malacostumbrada.

Tengo gustos caros.

No creo que aguantemos mucho tiempo juntos siendo pobres.

"Pero todo va a salir bien".

"Es el final. Lo sabes, ¿no?".

(CHASQUEA LA LENGUA) No digas eso.

Es la verdad. (SUSURRA) No.

He visto lo que miras en tu ordenador,

pero no hay curas mágicas.

Ya han hecho todo lo que podían hacer por mí

y no ha servido de nada.

Tienes que hacerte a la idea.

No.

(CHASQUEA LA LENGUA) No puedo.

(SUSURRA) No puedo.

No quiero.

(SUSPIRA)

(CANTA) "Duérmete,

mi niño chico.

Duérmete, que viene el coco,

preguntando por los niños,

los niños que duermen poco".

(Música tensión)

¿Listo? Listo.

¿Y Cora?

Está arriba esperando a que la llamemos.

(Motor)

(Música)

(Continúa la música)

(RÍE) No te recordaba tan gilipollas.

(RÍEN)

Pudo haber pasado algo parecido.

Un tipo en un club de alterne allí en un... Bueno...

Había que darle un escarmiento.

Y no salía. Y no salía.

¿Y qué pasó?

Que entré yo. (RÍE)

(RÍE) Qué sucio. (RÍEN)

¡Chist, eh!

Bueno...

No me jodas que es ese.

(Motor)

(Motor)

(Continúa la música)

Cora, cambio de planes. Estamos en el mercado del puerto,

bar La Intriga, ¿lo conoces?

Ok. Vente para acá.

(Música)

Siempre lo mismo. (RÍE)

Mira ese.

(Alarma policía)

¿Te importa si...? No, por Dios.

Es un placer, claro, claro. Gracias. Soy Mabel, ¿tú?

Yo, Larry. Con y griega.

Encantada, Larry. Igualmente.

(ININTELIGIBLE)

(SUSPIRA)

Tú sabrás,

pero de una puta solo puedes esperar putadas.

(Motor)

¿Y ahora?

Nos vamos.

¿No te podías esperar?

Siempre pensando con la polla.

No te preocupes, lo tengo claro. ¿Vale? Lo tengo claro.

No voy a perder la cabeza. A ver si es verdad.

(Música)

Detrás mío. Sí.

No te preocupes, no voy a pensar solo.

Vale.

Todo el rato detrás tuyo. Detrás tuyo...

(Continúa la música)

Ahora, toca esperar. Sí.

Así que eres abogado, Larry. Sí.

¿Dónde?

Pues el bufete lo tengo aquí en Vegueta,

y el chalet, en Tafira. ¿Tienes un chalet en Tafira?

A mí me encantan los chalets. Siempre quise tener uno.

Pues si quieres, te lo enseño.

¿Me quieres enseñar tu chalet, Larry?

Ajá. Cojo el Mustang y subimos en un momentito.

Ah, ¿que también tienes un Mustang? (ASIENTE)

Me encanta.

(Mensaje móvil)

Llegando.

(Música)

(Mensaje móvil)

(Coche)

(RÍE)

Ya estamos en casita. Qué bien lo vamos a pasar, papi.

(RÍE) Vamos.

Vamos...

(Grillos)

¿Te gusta? ¡Sí!

Ponte cómoda. (RÍE)

¡Qué guapa eres! (RÍE)

Qué ganas tenía de quitarme algo.

Un momentito y ya vengo.

(Botella, vasos)

Ya estoy aquí, cosa bonita. Ven aquí, mi amor.

(RÍE)

(JADEAN)

¡Uy! ¡Qué fogoso, papi! (RÍEN)

Tú, ¿qué cojones haces? (GRITA)

¿Qué?

Nada, nada.

Pero... Dame una hostia a mí o algo. O átame.

Es que si no no va a colar. Con atarte tenemos. Yo no te toco.

No vaya a ser que tu amigo me hostie a mí también.

Qué hijo puta, tiene aquí todo el Banco de España.

Vamos, vamos, santurrón.

(GRITA AHOGADAMENTE)

Mabel, ¿estás bien? (MURMURA)

Me has roto la nariz, joder. Que no hay nada, "pringao".

A ella no le hagáis nada.

O te callas o te meto otra hostia.

Ese dinero no es mío,

es de gente importante y muy poderosa.

No sabéis lo que estáis haciendo. Os van a matar.

Si no te callas, te mato yo. Da igual, ya estoy muerto.

¿Y esto qué coño es?

Te vamos a dejar aquí bien amarradito, ¿de acuerdo?

Cuando te desates, no llames a la Policía. ¿Estamos?

Nos vamos a llevar a tu amiguita.

Si en dos horas tenemos problemas o nos sigue alguien,

te saltamos la tapa de los sesos.

No, por favor. No me hagas nada, no me hagas daño, por favor.

Te lo suplico, no voy a hacer nada, te lo juro, por favor.

(LLORA)

Vale. (GRITA)

¡Coño!

Joder. ¿Ahora qué hacemos? Llevarle su parte al cliente.

¿Te fías de él? No.

¿Qué haces? Ponerle un mensaje.

(Mensaje móvil)

Felo, van para allá, en cuanto acaben,

me mandas un mensaje. Suerte.

"¿Dónde es el reparto?". "En Arinaga".

"Mejor pasamos por mi casa y recogemos mi coche".

"¿Para?".

"Más faros, más luz, contra más luz, mejor.

En la oscuridad pasan cosas feas".

(Grillos)

¿Qué te dije? Un curro sencillo.

Bueno, espérate, que todavía no hemos terminado.

420 000 E. (RÍE)

210, para mi amigo, 210 para nosotros.

70 para cada uno. ¿Y esto?

Esto nos lo quedamos. Si estaba en la caja fuerte,

será por algo, ¿no? Supongo.

Oye, ¿seguro que has mandado el mensaje bien? Conociéndote...

¿Qué? (RÍE)

(Coche)

Ahí está.

Cora. ¿Qué?

Quédate en el coche. Vale.

Y no salgas. No.

(Música suspense)

(Teclas)

(Tono llamada)

(TELÉFONO) "¿Qué pasa contigo, Larry?".

-Perdona que te moleste a estas horas, pero...

He perdido las llaves. -"¿Mm?".

-Las llaves del coche.

-"Está bien".

(Tono fin llamada)

Lo siento.

(Música suspense)

(RESOPLA)

¿Cómo fue la cosa, amigos?

De puta madre. Esto es para mí, ¿eh?

¿Y esa cacharra? ¿Qué pasa? ¿Que no te fías?

Claro, es un instrumento de trabajo.

Si fuera fontanero, llevaría una llave inglesa.

Hola. Felo.

Hola, no te interesa cómo me llamo.

Esto es lo de Junior, ¿verdad?

Supongo que estará todo. Supones bien.

¡Cuidado, Rubio, Tito!

(Música tensión)

(GRITA)

(JADEA)

¡Rubio!

(JADEA)

Sube, me cago en la puta.

No me jodas...

(LLORA)

¡Cora, sal del coche!

¡Sal del puto coche!

(LLORA)

Coge la bolsa y métete en el mío.

¿Dónde tienes el puto móvil?

Vamos. ¡Vamos!

(LLORA)

(Música suspense)

(Motor)

(Música animada)

(Agua ducha)

(Llamada móvil)

(Continúa llamada móvil)

¿Qué cojones pasa?

(Teclas)

¿Qué es?

No tengo ni idea.

Parece como la contabilidad de alguien, ¿no?

Son nombres, cantidades... Eso son cuentas bancarias.

(Música)

(Continúa la música)

(SUSPIRA)

(Cremallera)

(SUSPIRA)

Tito...

¿Qué?

En este mundo solo hay ganadores o perdedores.

La gente como nosotros siempre pierde.

Nosotros no somos como la demás gente.

Confía en mí, sé lo que hago.

El que preparó el palo, el amigo del Rubio,

sabe quiénes somos y nosotros no sabemos quién es él.

Solo sabe nuestros nombres, nada más.

Además, nosotros también conocemos el suyo, al menos, su apodo.

(RÍE) Junior.

¿Cómo?

Sí, Felo lo nombró antes de que se liara.

El tal Junior llamó a su móvil luego.

Junior, ¿en serio? Sí, ¿qué pasa?

¡Joder! ¡Joder, joder! ¿Qué pasa?

¿Que qué pasa? ¡Que lo conozco! Bueno, habrá muchos "Juniors".

No, mi niño.

Junior que pueda hacer algo así en esta isla solo hay uno,

¡y es muy chungo!

Era vecino mío del barrio, le he visto crecer,

le he visto joder a mucha gente. ¡Ya, coño!

Pero si a una yonqui que le intentó robar para meterse,

le quemó la cara con salfumán por 200 E de mierda, Tito.

¿Tú sabes lo que nos puede hacer a nosotros por algo así?

¡Vámonos, vámonos de aquí! No, no.

Si el tal Junior es como dices, nunca dejará de perseguirnos.

Tenemos que...

Tendremos que negociar con él.

Sí, hay que hacerle entender

que tiene mucho más que perder persiguiéndonos

que quejándonos tranquilos. (SUSPIRA)

(Megafonía)

(Vibración llamada)

¡Felo, joder! ¿Qué coño pasó? ¿Dónde te metes?

Hola, Junior.

¿Y tú quién cojones eres?

Te voy a dar pistas. Si no soy Felo, ni el Rubio,

ni ninguno de los otros dos, ¿quién soy?

Eres el Tito. A raya o te humillo, Junior.

¿Qué pasó? ¿Dónde está el Rubio?

El Rubio, pedazo de hijo de puta, está donde tú querías que estuviera,

junto a los otros dos. (RÍE)

O sea, que te lo montaste por tu cuenta, ¿no?

No, no, eres tú el que ha decidido montárselo por su cuenta, ¿me oyes?

¡Pero te ha salido mal la jugada!

¿Qué quieres? Negociar.

Repartimos. "Fifty fifty" y tan amigos.

No, no, no corras tanto. A repartir solo quedamos dos, ¿no?

Error. Cuatro.

La piba, tú, yo, y la viuda del rubio.

¡Coño! ¿Ella también está metida? No, ella no tenía ni idea de nada,

pero ya ves, esta mañana se ha levantado sin marido, qué putada.

Digo yo que tendrá que llevarse alguna compensación.

Ya... ¿Y quién me dice a mí que le vas a dar su parte?

Como quieras. Si quieres, cuelgo y me lo llevo todo.

¿Eso es lo que quieres? No, no. ¡Espera!

(RÍE) Chacho, tú no sabes con quién te la estás jugando.

Sé perfectamente con quién estoy hablando.

Fulgencio Mendoza, el hijo de los Mendoza, de Schamann,

un tipo asqueroso.

El que no tiene ni idea de con quién está hablando eres tú.

¿A qué voy a tu puta casa y te jodo la vida?

¡Vente, vente aquí a casa! ¡Aquí te espero!

¡Te voy a partir la cara según entres por esa puta puerta!

¿Me oyes? Vale, cuatro partes.

Pero eso no era lo que hablamos.

Era la mitad para mí y la otra mitad para ustedes, tres.

Eso era ayer. Antes de que intentaras matarnos.

Ok.

¿Cuándo y dónde quedamos? Yo te llamo.

(Música tensión)

(GRITA)

Pero ¿tú quién coño te crees que eres?

¿Clint Eastwood?

¡Que el Junior es un asesino! Cora, Cora, Cora.

(RESOPLA) Escúchame.

A mí me trajeron a esta isla con 11 años, a vivir con mi viejo.

Vivíamos ahí, en San Juan, en la ladera alta.

Mi padre se pasaba todo el día fuera de casa

y yo me buscaba la vida por el barrio.

Y por allí había un perrito chico abandonado, un pequinés.

Pero ¿a qué viene eso ahora? ¡Espera!

Por el barrio había otros perros callejeros,

"dóbermans", presas canarios, mucho más grandes que él.

¿Sabes qué hacía el pequinés cuando se encontraba con ellos?

En cuanto veía a un perrazo cerca, se le enfrentaba.

En vez de darse media vuelta se le enfrentaba, como un loco, ladrando.

Y si el perro grande se despistaba, se le colgaba de los huevos.

O del cuello. Te lo juro, lo vi con mis propios ojos.

Así es como aguantó un montón de años.

Es que no sé qué me quieres decir. Junior es un perrazo.

Y nosotros lo que tenemos que hacer

es adoptar la estrategia del pequinés,

ir siempre por delante de ellos, ser imprevisibles, plantar cara.

Y si podemos, meterles una buena chascada en los huevos.

Cora.

Junior ya no lleva la delantera, la llevamos nosotros. Y lo sabe.

Ahora solo le queda esperar nuestra llamada.

Y nosotros no vamos a quedarnos quietos.

(SUSPIRA)

Tito.

¿Y qué pasó con el perro ese? Con el pequinés.

(Música tensión)

¡Cora! Claro, joder, yo a ti te conozco, puta.

(Continúa la música)

¿Estás seguro?

No, pero mientras no encontremos un mejor sitio...

¿Dónde tenemos las grabaciones de las cámaras de seguridad?

-No las tenemos. Se llevaron el disco duro, no hay nada.

-Joder... No son aficionados.

¿Cuando llegaron la chica estaba contigo?

Y no has vuelto a saber nada de ella. -Nada.

-Y no fue a la Policía, claro, habrían venido ya.

-Se habrá asustado.

-¿A ti no te parece un poco extraño que tú salgas una noche de fiesta

y se te eche encima así una piba a las primeras de cambio?

Es que no eres demasiado guapo, tío. No te ofendas, es lo que hay.

Esto no lo han hecho un par de yonquis, Larry,

no es una puta casualidad.

-Entonces, tú me dirás.

-Puede haber sido alguno de tus testaferros.

-Imposible. Son gente seria y con dinero, no necesitan hacer esto.

Yo les he hecho ricos, además.

-Alguien que sepa que tienes la caja fuerte dentro de casa, no sé.

Algunas de estas putas que te follas.

-No, joder, Pepe. Yo soy un tío discreto.

(RÍE) -¿Discreto? ¿Discreto? ¡Discreto los cojones!

Mira este puto chalet y el cochazo que tienes ahí fuera.

¿Quién puede haberte vaciado la caja fuerte, Larry?

¿Quién? ¡Piensa, joder! -No lo sé, joder.

Alguno de los distribuidores. -¿Traes aquí a los distribuidores?

Pero ¿a qué? ¿A presumir, mamapollas?

-Meterles en el bufete sería muy cantoso. Son chandaleros, tío.

-Joder...

Algún distribuidor con problemas de pasta, venga, que te deba dinero.

-¡Qué hijo de la gran puta!

-Veo que ya te viene alguien a la cabeza.

Bueno, eso lo hablamos luego. Y otra cosita importante.

¿Qué hacía tu contabilidad en un "pen"

en un sobrecito en tu puta caja fuerte?

-Es mi copia de seguridad, por si se estropea el ordenador.

Así sé quién paga, quién debe y esas cosas.

Casi todo está puesto en siglas, para que solo lo entendamos nosotros.

Ah, y los nombres de los bancos también.

-¿Los nombres de los bancos? ¡Subnormal de mierda! ¡Joder!

Estamos jodidos. ¡Me cago en la puta! (GRITA)

¡Estamos jodidos, la hostia! Sabía que nos traerías problemas.

Y el puto jefe se pensaba que serías la gran pomada.

Sí, ¡y una mierda!

Puta mierda de país, enchufar a los familiares...

Mira, cuando esto acabe, te recomiendo que te cojas un billete,

te vayas a un país que yo no sepa que existe

y te quedes allí hasta que veas la puta esquela de mi muerte

en un periódico, ¡subnormal de mierda!

Me cago en la puta madre. Joder, venga.

A este tío me lo cargo. Venga, venga.

Me cago en la puta. ¡Me cago en la puta!

¡Me cago en la puta! (GRITA)

¡Todo lo hemos hecho mal! (GRITA)

¡Joder, me cago en la hostia! Me lo he cargado...

Dame tu móvil. (JADEA) -Toma.

(Teclas)

Venga, venga, coño. Hostia...

¿Cómo se llama? -¿Quién?

-El que te debe dinero. -Junior.

Me dijo que se iba a Lanzarote y yo no pensé...

-¿Y te lo creíste? El puto Junior, el famoso Junior, el de la cagada.

Mira, no te mato ahora porque vas a empezar a pedir

a todos tus testaferros que te devuelvan el dinero ya.

Y luego, veremos. ¿Ha quedado clarito?

-Sí. -¿Sí? ¿Entendido?

-Sí, sí. -Bien.

Pues ayer volví de Tánger, fui a una fiesta de unos ricachones.

Me alegro, mi niña. Oye, no es que no me gusta verte,

es que andaba buscando a Cora. ¿Tú sabrías dónde puede estar?

Yo hace mucho que no la veo. ¿Quieres algo de beber, cariño?

(GRITA)

Empezamos de nuevo. (GRITA)

¿Dónde está Cora?

(Golpes)

(Música)

(JADEA)

Un gusto verlo.

Ya saben, cuando gusten...

Disculpa, ¿puedo ayudarte?

Sí. Sí.

Vine buscando a un colega, Tito. ¿Le suena?

Tito... Sí, claro.

Ah, me llamo Fran. Marcelo.

Disculpa... Mira, me pidió que lo avisara si encontraba

un curro para él. Como están las cosas hoy,

es un regalo.

La cosa es que no me acuerdo donde vive.

Ah... Yo tampoco lo tengo claro.

Sería una pena, ¿eh?

Si no lo encuentro hoy, seguro, seguro que cogen a otro.

A ver, déjame pensar un momento. Vive por aquí cerca.

Ah, Ripoche. Eso, vive en Ripoche.

¿El número no lo sabe? No, no.

Hasta ahí no llego, pero bueno...

Para empezar algo es algo, ¿no? Sí... Sí, sí.

La verdad es que sí. Gracias.

Si no nos ayudamos entre nosotros...

(Sintonía informativo)

(TV) "Esta es una isla tranquila y es normal que haya... alarma social

cuando pasa algo así, pero creemos que se trata

de un hecho aislado, un ajuste de cuentas

entre traficantes de bajo nivel, posiblemente, drogadictos.

-¿Algún sospechoso? -De momento, no".

(Móvil)

Marcelo, dime.

¿Qué?

¿Cómo era el tipo?

Vale, vale. Gracias, viejo. Gracias.

Junior ha estado preguntando por mí en el Amigo Camilo

y Marcelo le ha dicho donde vivo.

(RESOPLA) Estamos muertos.

No, tranquila. Le ha dicho en qué calle vivo, no el número.

No es lo mismo.

(RESOPLA)

(JADEA)

Busco a un tal Tito en esta calle. Habla con tu gente

a ver si lo controlan y que nos avisen.

Hecho.

Espérame aquí, vuelvo enseguida. ¿Qué haces?

Voy a por la bolsa, no podemos dejar el dinero en mi casa.

¿Y si te ven? No... Tendré cuidado.

Voy contigo. No... No, no, no.

Dejo las llaves puestas. Si tardo más de 20 minutos,

te piras. ¿A dónde?

¡Tito! ¡Tito!

(Portazo)

Te dije que iba contigo, igual no me escuchaste bien.

Al final, poco a poco, con los colegas...

Me avisaron desde allí, vinieron aquí...

Le avisamos y salimos locos... Si no, ni de coña.

(Chirrido)

(Tráfico)

(JADEA)

(Golpe)

(Murmullo)

¡Eh! ¡Nos vamos!

Espérame aquí tú.

(Timbre)

Mensajero.

(Portero automático)

Ah...

Tú la llevas. Sí.

Mantente alejada de mí, pero no me pierdas de vista.

Vale. Vale.

Tito...

Ten cuidado.

Nos vamos, reina.

¿El famoso Tito?

El famoso Junior.

No te muevas, ya sabes... Vamos a lo que vamos, la pasta.

Se lo ha llevado ella. No cuela.

Inténtalo otra vez. Es la verdad.

Por eso no volví a llamarte. Me ha dejado tirado la muy perra.

Venga ya, corta el rollo.

Y dámela ahora mismo o te reviento una rodilla.

Haz lo que te salga de la polla.

Pero no hay dinero.

Eres un pobre imbécil.

¡Ah! Ah.

(JADEA)

¿Y ahora qué? ¿Rezo algo? Ahora te vas a tomar por el culo.

Pues ya lo has oído.

¡Ah!

(TOSE)

Seguro que hay más gente fuera, espérame en el coche.

(TOSE)

(Chirrido)

¡Eh! ¿Qué es eso? ¡Tira la navaja!

¡Que tires la puta navaja!

¡Ah!

A tomar por el culo.

(Ladridos)

(JADEA) Mierda...

(Chirrido)

(JADEA)

(Frenazo)

¡Sube, sube!

(JADEA)

¡Corre!

Te dije que me esperaras en el coche.

No tengo paciencia. Gracias.

Espera.

Marcelo...

Necesito que me hagas un favor. Un favor de cojones.

(Música intriga)

Gracias por los regalitos para los niños.

Por cierto, estás enorme. ¿A quién te has comido, cabrón?

-Vete al coño, Beltrán. -No te piques, hostia,

que te lo digo con cariño. -Por si acaso,

guarda tus mimitos para tu puta madre.

-Venga, al asunto. -Venga, vamos.

-Bueno, resulta que tenemos los tres fiambres.

Dos de ellos son delincuentes de baja estofa, el Garepa y Felo.

El tercero es Carlos Ortiz, alias el Rubio.

Los dos primeros son currantes de Junior.

-Si es que tenías razón, fue él.

-Supongo. -¿Qué coño crees que pasó allí?

-El juez es un tío joven y no quiere meterse en líos,

así que lo más probable es que acepte la versión de la Científica,

pero es un poco inverosímil. El Rubio y Felo se mataron a tiros

y a apuñaladas, es decir, que uno de los dos ya estaba muerto

cuando mató al otro. Y el tercero ni te cuento.

-Que había más gente. -Eso es. Y arreglaron el escenario.

Claramente, el Rubio estaba contratado, les tendieron una trampa.

Al menos, un cuarto tipo. -Como mínimo.

Y saben lo que hacen.

-Joder...

A mí lo que realmente me tiene preocupado, Beltrán,

es el puto "pendrive" que robaron de la casa de Larry.

Si esta información sale a la luz, estamos jodidos...

jodidos de verdad. Para decirte que la pasta,

en comparación, deja de tener importancia, imagínate tú.

-¿Qué había en ese "pendrive"? -Todo, tío, todo.

-Me cago en la puta.

¡Me cago en la puta!

-Lo sé... Estamos jodidos.

(Música intriga)

Pilar, ahora no, por favor. Pilar nos ha dejado entrar.

Tranquilo, no te vamos a robar mucho tiempo,

ya sabemos que eres un hombre muy ocupado.

-Bueno, al turrón. Creemos que nos has hecho una putada,

una putada de las gordas, tan gordas como este señor.

Yo no me puedo creer que haya alguien subnormal

que quiera robar a la gente a la que le debe dinero,

pero mi amigo insiste en que sí, que hay subnormales así

en el mundo. ¿Qué opinas, Junior?

-¿Ninguna opinión al respecto?

No, si no has hecho nada, pues tan amigos.

Pero si nos has jodido...,

te vamos a llenar de mierda tu puta boca y eso... para empezar.

(Claxon)

(SUSPIRA)

¿Qué ha pasado, Tito?

(SUSPIRA) No te puedo decir mucho, pero necesitaba dinero

y me metí en un asunto sucio. ¿Drogas?

No, no, viejito, no soy tan tonto.

Si me pasa algo, necesito que me hagas un favor.

Dime.

Mira, esto contiene información valiosa,

información comprometida. Quiero que lo hagas público,

que lo mandes a los medios, televisión, periódicos...

Y a la policía, sobre todo a la policía.

Cuenta con ello. Si en 12 horas no te he llamado,

publícalo, por favor.

No me falles. No, no te voy a fallar. Tú tranquilo.

Lo sé.

(Alerta)

Ah. ¡Ya tenemos los billetes, Cora!

(SUSPIRA) De lujo, vámonos.

Suerte. Gracias.

Doy por descontado que no me vas a comprar el local de momento.

No, por el momento no.

Adiós, Marcelo. Adiós, Cora.

Gracias. Nos vemos.

Cuídate. Aún me tienes que ganar al ajedrez.

Cuenta con ello.

(Puerta)

(Música intriga)

¿Y ahora qué pasa?

Es un control.

¿Será por nosotros? No, seguro que no, tranquila.

Joder... Nos van a coger. Que no, ya verás, confía en mí.

(CARRASPEA)

(Continúa la música)

Gracias. ¿Ves como no pasaba nada?

Acaban de pasar.

¿Qué pasó al final con el perro aquel que me contaste?

El pequinés. No terminaste la historia.

Pues nada.

Al final, lo cogieron entre dos "pitbulls"

y lo partieron en dos.

Acabó en un cubo de basura.

(Graznidos)

¿Sabes qué?

Nos vamos a dar un homenaje. Al carajo con todos.

Conozco el sitio perfecto. ¿Ahora?

Sí, ahora, ¿por qué no?

¿En serio?

Sí, tenemos tiempo. Va, vamos.

(Música intriga)

(Portazo)

(Tráfico)

(Llaves)

¡Ah!

(Trinos)

(Portazo)

Ya lo sabemos todo o casi. -Pues tú dirás...

-Déjame, que yo conduzco. -Vale.

(Motor)

Bueno, pues resulta que el Tito este es un prenda.

Durante una época, fue un delincuente de poca monta,

pero lo dejó pronto. Después, empezó a trabajar

en temas de seguridad, apenas algo de trapicheo,

un par de veces en la trena... Por lo demás, está limpio,

como que se enderezó. Está medio separado,

ella vive en Madrid, Pero lo más importante

es que estuvo años trabajando en el hotel Hespérides del puerto...

¿a las órdenes de quién?

-A estas alturas ya no estoy para acertijos, joder.

-Del Rubio, el del disparo en el pecho,

él debió de subcontratarle. Son amigos desde críos.

Y lo más importante es que sabemos donde está.

-¿Dónde?

-Esta mañana los pararon en un control camino del aeropuerto

y se ve que debieron de arrepentirse porque hace poco les han visto

tomar un desvío hacia Bandama y ahora están por allí.

Tan tranquilos, comiendo en un restaurante.

-¿Están locos... o nosotros estamos idiotas?

¿Sabes lo que jode realmente a este país, Beltrán?

-¿El qué, Gordo? -La mediocridad.

La ineptitud, la traición...

Ah, sí. Y la puta subcontratación también.

(RÍE)

La puta subcontratación...

Por nosotros.

¿Todo bien por aquí? Sí, todo perfecto.

Bueno, no, tráiganos otra botella, por favor.

Han llegado un par de señores preguntando por ustedes

hace un par de minutos. Son esos de la barra.

Ah...

Olvídese de la botella, tráiganos tres cervezas,

las mismas que están tomando ellos. Muy bien, ahora mismo.

Cora...

¿Qué? Cuando vuelva la camarera,

quiero que salgas por la puerta de atrás,

vayas al coche... y me esperes en casa de Marcelo.

¿Por qué? Yo sola no... Vámonos juntos.

No, no puede ser. No nos dejarían llegar

ni al aparcamiento. Uno de los dos

se tiene que quedar atrás, es importante

que no encuentren el dinero. Tito, me da igual el dinero,

yo solo quiero estar contigo. No me voy a ir sin ti.

Confía en mí. Todo va a salir bien.

Que no, Tito. Vete.

¡Que no, Tito! ¡Vete!

Perfecto. Gracias.

(SUSPIRA)

Por favor...

Joder...

Los tienes bien puestos, no te has molestado ni en esconderte.

-¿Y la chica?

Olvídense de ella. Está fuera de juego,

solo ustedes y yo.

¿Y la pasta?

La pasta está a buen recaudo, ya les diré dónde.

Me caes bien, tío. De verdad, me caes bien.

Cojones tienes, eso está claro. Me quito el sombrero.

¿O estás loco... o eres muy tonto?

¿O quizás demasiado listo?

Eso... lo valoro, pero hasta aquí hemos llegado.

Quiero que sepas que si yo no veo el dinero,

vas a ser el último al que mate. Primero, mataré a tu chica.

Luego, a tu exmujer.

Y luego, a toda tu puta familia.

Si te cargas a mi ex, me haces un favor.

En cuanto a esa puta, haz con ella lo que quieras.

El coche no está.

Creo que hay algo importante que deben saber.

Si me pasa algo,

la información del "pendrive" llegará a donde tenga que llegar.

¿Entendido?

Me parece correcto.

Un hombre debe contar siempre con un buen seguro de vida.

En cuanto al dinero,

la pasta está donde siempre estuvo. Cogimos un poco para ir tirando,

pero todavía no se ha hecho el reparto.

¿Qué quieres decir con... "donde siempre estuvo"?

Pues eso, en casa de Larry, dónde va a estar.

Alto, alto, alto. Me estoy perdiendo algo.

(RÍE)

Ese Larry es un cabronazo.

Todo es un montaje. Pero qué coño dices...

¡Fue Junior! No...

En principio, Junior era el que nos quería dar el palo.

Pero el Rubio lo vio venir de lejos y, por eso,

llegamos a un acuerdo con Larry.

¿De verdad os creéis que es tan fácil entrar a robar

en una urbanización privada? ¿Y la chica?

La chica no tiene nada que ver. Además, ya cobró lo suyo.

Nos vas a acompañar a casa de Larry. Vamos a solucionar esto ahora.

Si no queda otro remedio...

Conduce tú.

Seguro que sabrás llegar, ¿verdad?

(Motor)

(Música)

¿Larry?

Soy yo. Estás en casa, ¿no?

Yo me vuelvo, pero antes debo dejarte una cosita.

¿Entendido?

Estoy en camino.

(Golpes)

(GRITA)

¿Dónde está la puta pasta, Larry? ¡Coño! ¿Dónde está?

-Eso es mentira, Gordo, te lo juro por Dios.

-Larry, creo que es mejor que cerremos esto.

Podemos arreglarlo, nos das el dinero, te vas

y no te volvemos a ver. -Es mentira.

Yo no sé quién es ese tipo, no le he visto en mi puta vida.

Te lo juro por mi madre, Pepe. -Me cago en la puta, Tito.

No me está gustando nada todo esto.

-Estás muerto, Larry. ¡No la jodas más!

-Yo no he robado a nadie, os lo juro por mi vida.

-Larry, tranquilo, baja el arma y hablemos, ¿vale?

-No... Me vais a matar.

(SOLLOZA) Yo no quiero morir.

Nadie quiere matar a nadie, eres el primo del gran jefe.

Eres familia. Si la has cagado, los resolveremos y ya está.

¡Baja alarma, tío! -Y una mierda...

-¡Ah! -¡Hijo de puta, cabrón!

(Tiro)

(FORCEJEAN)

(Tiro)

Uh.

(Cristales rotos)

Ah, ah, ah.

(JADEA)

(Música lírica)

(Golpe)

(Continúa la música)

(Continúa la música)

(TOSE)

(Música)

Ah, ah.

(Continúa la música)

# Quisiste hacerme volar...

# sin ni siquiera saber caminar.

# Quisiste hacerme soñar

# mirando al cielo y navegar.

# Pero una mala decisión.

# Te fuiste adulterando. #

(SOLLOZA)

Lo siento.

(Claxon)

(Música)

(TOSE)

(Continúa la música)

# Siempre hay un antes

# y un después.

# Un punto de inflexión.

# Te busco en playas

# y desiertos.

# Y ya no estás. #

(Gaviotas)

(Música suave)

(Golpe)

"Tito".

"¿Qué?".

"En esta vida, solo hay ganadores o perdedores.

Y la gente como nosotros siempre pierde".

"Nosotros no somos como la demás gente".

(Música)

(TV) "Sigue el misterio sobre los tres cadáveres

aparecidos en el polígono de Arinaga.

Tras meses de interrogantes se ha cerrado el caso

de la supuesta trama de blanqueo de dinero

con la declaración de nulidad de toda la causa.

El juez tiene razones para creer que los datos publicados

hace unos meses fueron falsificados.

Los responsables de bancos y constructoras implicadas

se han mostrado aliviados tras la decisión judicial.

Los cinco políticos, supuestamente implicados en la trama,

harán una declaración conjunta mañana. Todo esto abre

un nuevo debate sobre la seguridad de los datos personales

que será abordado urgentemente por el parlamento autónomo".

(Sintonía informativo)

(Música créditos)

Somos cine - La estrategia del pequinés

11 abr 2021

El Rubio dejó de delinquir hace años, pero la grave enfermedad de su mujer le hace replantearse las cosas cuando Junior, un distribuidor local de droga, le propone atracar al testaferro de sus jefes en Gran Canaria.

Contenido disponible en España hasta el 29 de junio de 2033.

ver más sobre "Somos cine - La estrategia del pequinés" ver menos sobre "Somos cine - La estrategia del pequinés"
Programas completos (168)
Clips

Los últimos 235 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos