www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5605781
No recomendado para menores de 7 años Somos Cine - Barcelona, noche de invierno - Ver ahora
Transcripción completa

(Música animada de guitarra)

(OFF) "En el 2013 dirigí una película,

'Barcelona, noche de verano',

nominada a tres Gaudís, entre ellos mejor película".

"Fue un año de alegrías".

"Algunos dijeron que el éxito se me subía a la cabeza".

"Soy Dani de la Orden, director de 'Barcelona, noche de verano'".

"Definirse en una palabra sería difícil".

"Guapo, genio, leyenda viva".

"Si tuviera que elegir una, sería humilde, sin duda".

-"Perdone, le pedí el nombre para ponerlo en el vaso".

-"Y la fama, tarde o temprano, pasa factura".

-"Dani, tenemos que hablar".

"Te lo digo porque te quiero, Dani,

creo que esto del mundo del cine te está cambiando".

"Ya no eres la persona de la que me enamoré".

-"No es que me esté cambiando, yo cambio el mundo del cine, nena".

-"Mira, lo siento, Dani, ya no te quiero".

-"Cuando te deja una chica se lleva con dignidad,

con la cabeza alta".

(LLORANDO) "¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¡Pero si tengo un Gaudí!".

"En esa época recibí mucha ayuda de mi amigo Bernat".

"Ahora pasarás

por las cuatro clásicas fases de la ruptura".

-"Ni hablar" -Exacto, la primera es la negación.

"Primera fase, la negación de la pérdida".

"Sé que te precipitaste. Dijiste cosas que no pensabas".

"Sé que quieres volver y si me lo pides de buenas maneras

podría darte una segunda oportunidad".

-"Dani, no pienso volver contigo, ya estoy saliendo con otra persona".

"Lo siento".

-"No, no, si yo tampoco quiero volver".

"Era broma, era broma. Era broma".

"Era broma".

"Lo que necesitaba antes de la segunda fase

era animarme viendo alguna comedia, alguna cosa entretenida".

-"¿Qué película? -'Los Puentes de Madison'".

"Solo tenía una cosa clara,

y es que sin ella nunca conseguiría ser feliz".

"Me siento tan identificado".

"Y después vino la segunda fase, la desesperación".

"¡Sal ya! ¡Dime quién es ese tío con el que vas!".

"¡Él nunca te va a querer como yo!".

-"¡Tu ex no vive aquí, vive en la calle de al lado!".

"¡Es la tercera vez que te equivocas!".

-"Mierda, todas las calles del Eixample son iguales".

-"¿Para qué película?".

"Ah... 'Lo que queda del día'".

"Decidí que prefería la soledad y la tristeza,

antes que vivir queriendo a alguien que no fuera ella".

"Es como si alguien hubiera hecho una peli de mi vida".

"Después vino la tercera fase, la falsa recuperación".

"Una de las etapas más difíciles, en la que crees haberlo superado,

pero vuelves a caer en el pozo".

"¿Sabéis quién soy? El director de 'Barcelona, noche de verano'".

"¿Estáis solteras? -¿De qué peli?".

"¿'Barcelona con Mecano'? No la he visto".

"Si fuera 'Ocho apellidos vascos'".

-"Qué mono es Dani Rovira. ¿Lo conoces?".

(Gong)

"Gracias a Dios después llegó la aceptación".

"En esa fase decidí estar preparado para salir del pozo

haciendo lo que más me gustaba, cine".

"Decidí volver al cine, pero esta vez no a llorar,

sino en busca de inspiración, de las musas".

-"¿Para qué peli? -'Terminator'".

"¿'Terminator'? No sabía

que te gustaban esas pelis tan violentas".

-"Lo que no pensé es que la musa no la encontraría en la pantalla,

sino en la taquilla".

"Quería decir 'Pretty woman', como tú".

"¿Te gustan las comedias románticas? A mí me encantan".

-"En ese momento lo tuve claro".

"Me reuní con los guionistas

y escribimos la segunda parte de 'Noche de verano',

'Barcelona, noche de invierno'".

"Una vez escrita me reuní con el equipo decidido a rodar".

"Esta vez rodaje de calidad".

-"¿Cobrando de verdad

o con bocadillos como la última vez?".

-"¿No os gustan los bocadillos? Son de lomo queso".

"Finalmente la conseguimos rodar".

"Hice lo que siempre había querido hacer".

-"¿Una entrada para qué peli?".

"Barcelona, noche de invierno".

"Y ponme dos entradas. Una para mí y otra para... ti".

-"¿Sí?".

"Que quiere cortar conmigo".

"Que todas me dejan".

"No sé lo que hago mal. ¿Qué hago mal?".

"Qué emocionante es".

"Me ha encantado la película, Dani".

"¿Ah, sí? ¿Pues sabes qué? Yo soy el director".

-"¿De verdad? Tienes que tener

el número de Miki Esparbé, ¿verdad?".

"Estoy tan enamorada de él. Es tan guapo...".

(Gong)

"Quizá esta vez no me llevé a la chica,

pero las cosas no salen como uno quiere".

"Eso sí, mi madre dice que la peli quedó muy bien".

-"Es muy buena, ¿eh?".

-"Y espero que disfrutéis tanto

como nosotros hemos disfrutado haciéndola".

-"¡Venid y disfrutadla!".

# Juren que sempre... #

(CHISTA)

(Música suave de guitarra)

Si esperas una historia de estas de película de amor,

de película romántica,

te advierto que te llevarás una decepción.

-Eso ya lo veremos. ¿Y después qué?

Bueno, pues que... tuve una cita.

¿Una cita? Una cita, pero una cita, cita.

Con sus mensajitos de "yo mañana no puedo, pues yo pasado tampoco".

"Pues entonces yo tendré que mirar a ver...".

En fin, dejándole claro desde el principio

que yo no soy un tío precisamente facilón".

Muy bien, muy bien. ¿Qué tal fue? Fue... que no fue.

Pero no fue culpa mía, yo lo tenía todo controlado.

Primero la llevé al cine, a cenar, la acompañé al portal.

Y luego, bueno, subimos a su casa. Ah...

Y allí un poco de todo. ¿Todo?

Es que me pides que te cuente unas cosas, Antonia, que...

Y estuvimos saliendo unos días, unas semanas...

Y ahí no sé qué me pasó que...

se me quitaron las ganas de saber para dónde iba el asunto.

Yo qué sé. Aquí estamos. Siempre es igual.

Sí, siempre igual.

Yo qué sé, el amor supongo que no es para mí.

Te digo una cosa, Antonia,

es posible que el amor no exista.

(OFF) "Es un engaño de la naturaleza. Sí, sí".

"Para que nos juntemos,

tengamos hijos para que la especie sobreviva".

Sensitive activo... básico. Básico, como siempre, Carles.

Como tú.

Carles ¿cómo va a pesar la niña de 11 a 16 kilos?

El otro día la cogí de la cuna...

Anda que no. No la coges mucho, parece ser.

¿Que no...? Cuando la cojo en casa la subo así...

Se me pone brazo.

Serotonina, feniletilamina, dopamina, feromonas...

Elementos químicos que conforman un plan de la naturaleza.

Alfeñique.

Tío, esto no es un insulto.

Si ni es una palabra. Claro que lo es.

¿Qué es un alfeñique?

Tú eres un alfeñique.

Alfeñique tu puta madre.

¿Ves como existe? Incluso tú la utilizas.

Esto es para gente joven que cree en eso.

No digas esas cosas, Miguel. Es la verdad.

Y la tía se viene y me dice que...

que quiere cortar conmigo.

"Si es que siempre me pasa lo mismo".

Que todas me dejan.

Que no sé lo que hago mal. ¿Qué hago mal?

La verdad es que no... No sé.

Pura química, Antonia. Pura química.

Ay, Miguel, Miguel.

No lo digo solo yo, hay un montón de autores que he leído

que dicen esto. ¿Quieres que te apunte

a una página web de esas que yo utilizo?

Por favor, Antonia...

¿Llegas y no me saludas? -Pero si acabo de entrar.

Dame un beso. -Claro que sí.

Vale ya que me llenas de babas.

Estás más guapo desde que estás soltero.

Ay, Miguel, ¿qué vamos a hacer contigo?

Yo qué sé, Antonia.

A mí ya se me ha pasado el...

Oye, ¿verdad que puedes arreglártelas tú solo ya?

Sí. Muchas gracias.

Que vaya bien la cabalgata. Gracias, Antoñita.

(Música dramática)

Tiene que ser hoy.

¿Hoy el qué?

Ah, no, no, ya lo hemos hablado.

Oye, Julia... -Hoy es el día.

¿Por qué tiene que ser hoy? Hoy no me encuentro muy bien.

¿No podría ser mañana? ¿U otro año?

Total ¿para qué?

Porque no puede ser. -Claro que puede ser.

Ha sido así toda la vida. -Pues dejará de serlo.

La rebelión a los 20,

no a los 80, Carme.

Todo irá bien.

(Música suave de guitarra)

-A la salita, por favor. -De acuerdo.

Ey, Julia.

Sí, sí, se fue. Se fue sin mirar atrás.

No había visto a nadie correr tanto en mi vida.

¿A quién se lo cuenta ahora? -Yo qué sé.

Tú sí que me entiendes, Sara. Eres una chica increíble.

Eres atenta, comprensiva, bonita.

Disculpe, mire, tengo que colgar que tengo trabajo en recepción.

Bueno, basta.

Escuchadme los dos. -¿Qué llevas ahí, tío?

Típico de Cataluña, lo compré en Las Rambles.

Lo raro es no llevarlo.

No se lo vi a nadie. -Lo llevan.

¿Me dejas hablar? Gracias.

Tengo flyers para esta noche. Lo tengo todo preparado.

Toma.

Guárdate esto. Que no te pille los mossos que te hostian rápido.

Es marihuana. Claro. ¿Qué parte no entendéis?

Que no salgo. Ceno en el hotel y después veo una peli.

¿Peli? Peli mola también.

Una guapa, no cualquier mierda.

Una comedia romántica para todos.

"Love actually", por ejemplo.

Esa es de puta madre.

Y luego velas.

Velas necesitaremos también para la bañera en pelotas

y nos comamos todos la polla.

Me prometisteis que saldríamos.

Hoy no cenamos.

Tío, mañana sale el avión a primera hora.

Estamos en Barcelona,

capital mundial del libertinaje sexual.

¿Aquí sabéis que es de mala educación

si le pedís follar a una tía que te diga que no?

Después de lo que me pasó no estoy para fiestas.

Y dale.

Me has hinchao los cojones.

Te lo digo clarito. -Curro.

¿Sabes por qué te ha dejado Bárbara y todas con las que has estado?

Tranquilo. -Estoy tranquilo. Se lo diré bien.

Porque eres un puto coñazo. -Claro que sí, con suavidad.

Parece tonto. A la mínima se enamora.

Empiezas a agobiarlas y se asustan. No es verdad.

¿Cuánto estuviste con Bárbara antes de salir?

Dos días. ¿Con Ana, la anterior?

El mismo día empezamos a salir.

Y Sara, la de recepción, ¿qué? Una chica simpatiquísima.

Parece que le pedirás matrimonio en la primera cita.

Eso solo pasó una vez.

¿No puedo liarme con una tía y enamorarme de ella?

Necesitas encontrar el punto intermedio.

Para eso tienes que haber vivido en los extremos del amor.

El del pringao que se enamora el primer día

y quiere casarse y el follador.

Que te la follas una noche y paćasa.

Yo te voy a enseñar a ser ese follador.

Lo primero es que te vienes esta noche y haces lo que te diga.

No me apetece salir de fiesta, yo qué sé.

¿Y qué te apetece, Óscar?

¿Seguir amargándote en camas de hotel?

No. Claro que no. Vamos a salir.

Le vamos a dar a las catalanas lo suyo.

Vale.

Vale no, más alto. Vale.

¿Vale qué?

Que me voy a liar con una tía.

¿Y qué más?

Me voy a ligar a una tía, me la follo y ya.

Claro que sí, a follar.

¿Quién es mi tigre?

Hasta luego.

Eh, ¿dónde vas, Casanova? ¿Ya no te quedas?

Tequila y juegos de mesa, ¿eh? Tentador, pero tengo una cita.

Venga, qué traviesillo, ¿eh?

Hala, que viva el amor, ¿eh? Hala...

Es maricón y no lo sabe.

¿Qué has pedido para cenar? Unas veggies paprikas.

¿No jodas? ¿Otra vez del vegetariano?

¿Qué? ¿No te gusta? ¿A ti desde cuándo?

Voy yo. Hijo de puta, ya sé lo que te pasa.

¿Qué repartidora te mola? ¿La rubia o la morena?

Si la morena tiene casi 60 años.

Bueno, olla vieja hace buen caldo.

Bueno, llevo un mes trabajándomela, no me lo jodas.

Eh, eh, eh.

También me la he trabajado.

Cada vez que paso delante

me la quedo mirando rollo: "¿Sí o no?".

"¿Sí o no?". Vaya gilipollez.

Llevo un mes pidiendo comida en el restaurante.

Llamo dos días sí, uno no. Un día no, dos sí.

Luego uno no, uno sí, y tres no.

Y vuelvo a empezar para no llamar cada día...

Vale, vale, vale.

Si significa tanto para ti te la dejo.

¿Cómo que me la dejas?

¿Insinúas que si quisieras no tendría posibilidades?

Se me dan bien las tías y a ti se te da bien...

las palabras, ¿eh?

Para mí el scrabble y para ti las tías.

Mira, que te jodan.

Adelante, guapa.

Vaya, qué piso más chulo, ¿no? -Sí, ¿eh?

Si llamas tanto al final pensaré que llamas porque quieres verme.

Sí, claro, chicas a domicilio.

Estaría bien que existieran.

Sí, existen, se llaman prostitutas.

Ten, Álvaro, que aproveche. Hasta la próxima.

Ángel. -Ángel. Ángel.

Hasta la próxima.

Yo a ti te conozco, ¿no? Vosotros sois...

Compañeros. -¿Sois compañeros?

Cada uno en su habitación. No te líes. Nada de...

Compañeros de piso. Ah, no, no...

Separaditos y tal. -Ah, claro, muy bien.

Encantada. Soy Adrián.

Ah, Silvia.

Pues nada...

Gracias por la comida. -Ah, claro.

¡Ay!

Pues muy bien, nada... Una cosa, eh...

¿Haces algo esta noche?

No... Dentro de un par de horas termino el reparto

y después ya nada.

Ah, bueno, ¿si te apetece tomar aquí algo con nosotros?

Ah, sí, sí, ¿por qué no?

Sí, claro, cuando acabe puedo venir a tomar una copa.

Perfecto.

Aquí estaremos. Pues, muy bien, que aproveche.

Hala, adiós. -Hasta luego.

Adiós. Adiós.

Pasa.

¿Ves ese montón de papeles de ahí?

Son currículums.

"Estoy deseando esforzarme mucho para aprender el oficio...".

Bla, bla, bla... ¿Qué te parece?

¿Será buen fotógrafo? -No sé.

Creo que será una mierda de fotógrafo.

Como todos los jóvenes que no habéis revelado un carrete.

Pero parece que por lo menos intentará hacer bien su trabajo.

¿Has visto lo que me enviaste la semana pasada?

Te pedí fotos de un tipo saliendo de un hospital y mira.

Aquí está de espaldas.

Esto artístico pero no lo entiendo.

Aquí la cara tapada por una cinta. Por el amor de Dios, Anna.

Es que con este tipo de reportajes no me acabo de sentir cómoda.

En esta agencia hacemos de todo.

Si para ti hacer prensa rosa no es suficiente,

quizá sea que no vales para este trabajo.

A mí a tu edad no me importaba ensuciarme las manos.

Tienes que hacer lo que sea, lo necesario, lo que haga falta.

Pero no esta mierda, por favor.

En blanco y negro... ¡Mierda!

¡Remierda!

Si no se ve una mierda.

Te prometo que la próxima vez... -Ya veremos si hay próxima vez.

De momento tienes que salir ahora.

Uno de tus compañeros dice que está enfermo

y tienes que cubrir la cabalgata.

Niños sonrientes, espíritu de Navidad.

Gente cogiendo caramelos... -Sí, jefe.

No la vuelvas a cagar, Anna.

Venga.

(Llanto de bebé)

(Llanto)

Mira qué tiene el papa. Mira.

Ya está.

"Lamentablemente debemos informarle

que no podemos contratarla en este momento".

Operación completada. Stop.

"Listos para salir".

Venga.

¿Qué? ¿Vamos?

¿A Madrid? No, a la cabalgada, digo.

¿A la cabalgata ahora? (ASIENTE)

Bueno, es muy justo, Carles.

Luego tendríamos que pasar antes de irnos.

La niña es pequeña. No se enterará de nada.

Si solo es un momento.

De verdad, me parece un jaleo.

Vamos a hacer una cosa, a votar.

La niña lo está pidiendo.

Yo. Te lo está pidiendo a gritos.

Pues nada, todos a la cabalgata.

¿Lo tienes todo listo? Sí, sí.

¿A que sí?

Te estabas dejando el abrigo. Lo iba a coger ahora, sí.

Los guantes, el gorrito...

Iba ahora. Si... claro.

El otro chupete. Se lo iba a poner.

Dalsy. Hostia el Dalsy. Sí.

Toallitas, pañales... Oye, Laura,

para venir con este rollo te puedes quedar en casa.

Que no, que no, vamos. Está bien.

Parece que no quieras que salga solo con la niña.

No quiero discutir, Laura, de verdad.

Al final pensaré que solo decides tú las cosas aquí.

¿Sabes lo que pasa? Si no tomo las decisiones no las toma nadie.

Ah. ¿Cómo se lleva eso de mandar tú

y a la vez ser la única puteada? No se entiende.

No sé si te das cuenta. No he dicho de mandar.

Estoy hablando de responsabilidad. Muy bien.

Tampoco quiero discutir.

Si la cosa fuera mandar y se hiciera lo que me conviene

ya me dirá qué hago viviendo en Barcelona lejos de mi familia

habiendo dejado mi trabajo...

Oye, yo también hago esfuerzos, hoy voy a Madrid...

Ah.

No... No te... No.

Anda, ven. Está bien. Está bien conmigo.

Sí, lo sé. Vamos.

Hala, vamos, chiquitita.

Vamos, chiquitita.

Oye, Laura, lo de Barcelona lo hablamos

y decidimos juntos que era la mejor opción.

¿Al final quién ha pringao? Hemos pringao los dos.

Por eso somos pareja.

¿O no pago el alquiler y no pasa nada?

Muy generoso tú, ¿eh?

Te encargas de recordármelo por si se olvida.

No, no, no...

Te pido que me apoyes un poquito más.

Ahora no te apoyo. No te apoyo, vamos.

Dos semanas estuvo la niña mala y no tuve un minuto de descanso.

Igual podrías pedir ayuda.

¿Yo te tengo que pedir ayuda a ti? No. No, no, no...

Vale, vale, vale. Es igual.

¿Cómo se llama su pediatra?

¿A qué estamos jugando ahora?

Pues... ¿Lo ves o no lo ves?

No me viene ahora. ¿Qué importancia tiene eso? No tiene.

Ya.

Laura...

Para la hora que es vamos tirando para el AVE.

Ah, muy bien.

¿Y por "vamos"? ¿A quién te refieres exactamente?

Si te apetece te vienes y si no, te quedas.

Fantástico, vamos. Sí que tomas decisiones, sí.

Me dejas una libertad...

Oye, Laura... ¡Laura!

¿Qué?

Ay, mira, Carles, haz lo que te dé la gana, ¿eh?

No te equivoques, ¿eh?

No soy el que hace lo que le da la puta gana.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Doctor González.

Doctor González.

(Música clásica)

(Megafonía)

"¡El rey Melchor!".

¡Hola, niños!

¡Andrea!

¡Andrea!

¡Andrea!

(Silencio)

(Música dramática)

¡Quieto!

(Grito)

¡Andrea!

Perdón. Perdón. Perdón.

¡Andrea!

¡Mamá!

¡Perdón!

¡Perdón!

Perdón.

¡Una foto! Así, muy bien, sonreíd.

Mira.

Cuélgalo en el facebook. -Ey, ey, ey, ey, ¿qué pasa?

El Rey Mago saltó de la carroza. -¿Qué?

(Timbre)

(Ladridos)

¿Jaume Armengol Fons?

Soy yo.

Tengo que hablar con usted.

Pase.

¿Qué?

¿Ha venido aquí a pasearse?

No. Perdón.

Busco información sobre una persona que conoció hace más de 50 años.

Una chica que se llamaba Cécile.

¿Cécile?

¿Cécile?

¿Cécile está...?

(Música suave de piano)

He venido porque usted tiene una hija.

Yo no tengo ninguna hija.

Esta es su hija.

Hasta hace tres meses nosotros tampoco sabíamos

que usted era su padre.

¿Es mi hija?

Buenas noches.

Majestad.

¿Le apetece tomar algo?

Tenemos churros con o sin chocolate.

Rellenos de crema, caramelo, nata.

Tenemos porras.

Tenemos... Una de churros normales, por favor.

Un clásico entre los clásicos.

Ha hecho una gran elección.

Aquí tiene, majestad.

Gracias.

¡Hostia! Disculpe.

¿Las fotos? No las tengo, pero le juro que no volverá a pasar.

La próxima vez... "¡Adiós!".

¿Hola?

No, no, no, no.

¿Hola?

Hola.

Yo soy Ana, ¿y tú? No tengo ganas de hablar.

Es que yo trabajo para una agencia

y creo que me van a echar por tu culpa.

Bueno, por tu culpa no,

pero el caso es que estaba en la cabalgata

y no pude captar tu proeza.

Había unos mellizos muy guapos

y pensaba que tenía que hacer fotos...

¿Jerséis iguales?

¿Como con arbolitos navideños? Sí, sí, esos.

¿Me enseñas la foto? Ah, sí, sí.

De hecho, quería pedirte si te parece bien

si podía hacerte una foto... Cállate un poco, por favor.

Es que es esta. Mírala.

¿Ves la mujer que tiene una bolsa en la mano?

Ajá. ¿Te suena? ¿La has visto?

No, había mucha gente allí y yo... ¿Y la bolsa de qué es?

Perdona. La mujer que aparece con una bolsa en la mano.

Sí. ¿Esa bolsa no te suena?

¿De qué es? De una cadena de hoteles.

Mi suegra vive al lado.

¿Cómo se llama? Mercè. Bueno, Mercedes.

Cuando me casé no sabía que la llamaban Mercedes.

Mercè, Mercè, Mercè... Tu suegra no, los hoteles.

Ah... Silken.

Gracias. Gracias.

Espera.

Majestad.

Me ha robado. El de la barba. Me ha robado la cartera.

Cago en la mar.

No tengo un duro.

Ah... Yo te puedo ayudar.

No tengo pasta,

pero tengo un camello que te llevará donde quieras.

¿Qué dices tú ahora de camello?

¡Tará!

Pero quiero algo a cambio.

Hoy todos los fotógrafos

tendrán una foto tuya

saltando de la carroza, y yo no.

Por eso necesito que tú también me ayudes a mí.

¿Qué quieres?

Quiero que me cuentes qué estás haciendo

y acompañarte para unas fotos para un reportaje.

De acuerdo. Eh...

Busco una mujer que hace 20 años que no veo.

La vi desde la carroza, salté... Espera.

Corrí entre el público... Espera.

No... ¿20 años?

20 años, sí.

¿Después de tanto tiempo...? No voy a entrar en ese tema.

Vámonos.

Espera, tienes que llevar la barba puesta.

Para las fotos.

También es parte del trato.

Vamos.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Hola. -Hola. ¡Claudia!

¡Oh!

¡Ay!

¿Qué tal? ¿Cómo lo llevas?

Mírame, gorda.

Ay. -A punto de explotar.

Laurita, mi vida.

Uy, mira qué grande está.

¿Y a Carles qué le ha pasado?

-Nada, una gastroenteritis de estas...

Hija. -Papá.

Ay, cariño... -¿Qué tal?

Ay... Ay...

"Tengo problemas con la bebida".

¿Cómo le pones esta camiseta a la niña?

Ay, Dios.

"Ya hemos llegao".

¿Y? "Ya hemos llegao".

Punto.

¡Allá, papá!

Hostia.

En su corazón encontrará el camino correcto.

Gracias. Gracias, ¿eh?

Gracias.

¿Qué?

Berta...

Sí, hola.

Me gustaría reservar una plaza en el AVE Barcelona Madrid.

A nombre de Carles.

Mire, ¿sabe qué?

Póngame dos.

Sí, a nombre de Josep.

Con pe, con pe.

Sí, pe, pe, de Puigcerdá.

(Música animada de guitarra)

He fundido el 3-G, pero te bajé todas las aplicaciones para ligar.

Adopta a un tío, Happen, Badoo,

Meetec, Tinder, Wanted,

Poof, Lovoo, Grupifive, Grindr y Siri.

Grindr es de gais.

¿Y tú cómo lo sabes? -Lo sé y punto. Quiero ayudar.

¿Lo hemos traído por descuento?

Solo quiere ayudar. Que se calle la puta boca.

Toma. Lo importante es encontrar a la chica adecuada.

Vamos a hacer ronda de reconocimiento.

Quédate, vigila que no me echen burundanga.

Es muy importante que sea guapa.

Pero no demasiado guapa.

Una mala elección te puede joder toda la noche.

Vale.

(Música animada)

¿Qué tal esa? Esa está muy bien.

Muy bien. Muy guapa de cara, buenas tetas.

Está sola en un bar...

Triste, acaba de llorar. La acaban de dejar.

No, no, eso no está bien.

No puedo dejarte que vayas. Ya.

Está mal aprovecharse. Que voy a ir yo.

No me jodas, me mira a mí.

Óscar, espero que me perdones. ¿Y si voy primero qué pasa?

¿Cómo vas a ir con los pantalones así

que parece que te acabas de mear? ¿Qué les pasa a mis pantalones?

¡Hijo de la gran... puta!

Mamón.

Eres un pringao.

¿Qué?

Que eres un pringao.

Y tu amigo un cabrón.

Se ha quedado contigo. Me he dado cuenta. Gracias.

Uh, no te preocupes, porque creo que no llegará a buen puerto.

Vale, creo que ahora me siento mejor.

Me alegro. Muchísimas gracias.

No nos hemos presentado, ¿verdad? Yo soy Óscar.

¡No! No ¿qué?

No, no, no, no.

¿Ahora intentas ligar conmigo? No.

Que no, que no.

Perdona. Perdona, lo siento.

Espera. Nadie ha dicho que no me gusta que lo hagas.

¿Y estás sola? Buen intento.

Con una amiga. Está en el baño.

Querréis hablar de vuestras cosas...

Eso pensaba yo también.

No se calla ni un momento.

Yo, yo, yo, yo y yo.

Que si diseño mi propia ropa, que soy mi propia jefa...

Que si soy emprendedora. Cállate ya, joder.

Eh, pues...

Pues por qué no la dejas aquí ¿y... te vienes conmigo?

¿Qué? Sí.

¿Estás loco? ¿Qué es lo peor que te puede pasar?

¿Que sea tan o más pesado que ella? No.

Eso no va a pasar.

Y yo te invito a una cerveza, nos vamos por Barcelona,

me enseñas la ciudad y ya está. Yo me voy mañana.

Va.

Vale.

¿Sí? Sí.

¿Seguro? Que sí.

Joder, ¿ya? Que sí.

Oye, ¿no serás un psicópata, no?

Si lo soy será una historia que contar a tus hijos.

Corre. Vale.

Estoy flipando.

¿Ya? Joder con las catalanas, vaya guarras.

No me la robes, por favor. Tranquilo. Pero no la cagues.

No te enamores, Óscar. No la cagues.

¿Y cómo hago para no cagarla?

Hay tres normas básicas como buen follador.

La primera, nada de dormir juntos.

Ni caricias ni mariconadas.

Te la follas y pa casa.

Para un follador hay pre y durante.

Nada de post. No hay pros, perfecto.

Post, céntrate.

Segunda, nada de comer juntos.

Si te entra hambre te pillas un kebab.

Te lo comes solo, como los machos. Los machos comen Kebab.

Comen solos. No te enteras.

Tercera, y más importante, nada de contacto con sus amigos.

Ni amigos, ni compañeros de piso, ni familiares.

Cuanto menos te echen de menos, mejor. No me falles, follador.

¿Qué? ¿Crees que se la follará o qué?

¿A una catalana? Ni de coña.

Vale, vale, pero ¿le pilló haciendo qué?

Ah, bueno, a muchos les pillan sus padres haciendo...

No pasa nada. Con todo el mondongo ahí.

A mí mi madre me pilló una vez también.

-¿Tocándote? -No, qué va, con dos tíos.

¿Con dos tíos? Sí.

¿A la vez? -Sí, ¿qué pasa?

Ah, no, nada, nada, nada.

Nada, nada... Un trío. ¿No habéis hecho un trío?

Ah...

No, yo no.

Yo sí.

¿Y lo haríais?

¿Ahora? -No, tío, ahora no.

Eres un flipao... -Sí, venga, ahora...

Se lo cree todo. Cómo es.

Pero es guay, mola.

Te falta menta, ¿no?

Sí, sí te falta.

Acompáñame un momento a por menta.

Vale, sí. Ven.

¿El lavabo? -Allí detrás.

¿Te has fijao en lo que acaba de pasar?

Joder, sí.

¿Crees que lo dice en serio?

No lo sé...

Probablemente no, ¿no?

Vale, vale, ya decía yo.

¿Tú crees que sí? Yo creo que sí.

Pero no estoy seguro.

Porque en el caso hipotético de que ella quisiera, ¿tú?

No, claro que no.

¿Qué pasa? Pensaba que esto era una fiesta de tres, ¿no?

Ya vamos. Ya vamos.

Es como la lotería sin comprar número.

Que no quiero y punto.

Yo no soy el tipo de persona que hace orgías.

¿Pero qué orgía ni qué niño muerto?

¿Sabes lo que significaría convertirme en uno que hace tríos?

Tendría que cambiar personalidad, ir al gimnasio,

hacerme tatus, ir a "Mujeres, hombres y viceversa".

Que no quiero ser ese tío.

No estoy preparado, lo siento.

Tú estás como una cabra, ¿eh?

Además no tengo muy claro que ella quiera.

Esta tía es como una montaña rusa. Parece que sube, que sube,

y antes de llegar arriba ya vuelve a bajar.

Me aturde. No sé de qué hablas.

¿No te has dado cuenta? No.

Mira, ya verás.

Ey. -Ey.

¿Está rico el mojito? -Está buenísimo, me encanta.

Además, el mojito me recuerda

a la primera vez que tomé de campamentos...

Era de noche, había un lago

y fui a bañarme yo sola con todos los monitores, ¿vale?

Todo tíos.

Empezamos a tomar mojitos sin parar, a bañarnos.

A jugar a ahogarnos...

Empezaron a arrancarme la parte superior del biquini

y me quedé ahí sin nada bañándome en pelotas.

Y al final... -¿Qué?

Nos quedamos todos dormidos.

¿Y no pasó nada más?

No. ¿Por? No, por nada.

¡Ay!

¿Puedo ducharme?

¿No te importa? -No, ve, ve.

Es que llevo todo el día para arriba y para abajo

y tengo la manía que hago tufo.

¿Sí?

Y después una vez limpia, ¿hacemos el trío?

Madre mía, no me puedo creer que vayamos a decir que no a esto.

Vamos. ¿De verdad?

Si tantas ganas tienes, vamos. Vamos.

(Música suave de guitarra)

¿Te sirvo más vino? -Sí, ponme un poco.

-¿Está bueno? -Sí, lo ha traído Enric.

Sí, es un charelo de garnacha blanca. Está bien.

¿Cómo se llama? -Hábitat.

Ya basta.

¿Cuándo llegará papá? -Llamó y dice que viene.

Mamá, ¿qué tal el tobillo? -Mejor. Mucho mejor, sí.

¿Qué tal, Enric?

Bien. -No estás bien, ¿eh?

Estás más gordo. -No, no estoy más gordo.

Está como siempre.

No parece que rompiera con Rosa, parece que se la tragó.

Manel, no estoy más gordo. Estoy un poco hinchado. Ya está.

Bueno, hinchado de gordo.

¿Qué sabemos de Rosa?

Montse se la encontró por la calle.

Dice que estaba guapísima. Se ha hecho no sé qué en el pelo.

Y que está más joven que...

Mamá, mira qué me hace. -Nena.

¿Quieres que los Reyes te traigan carbón o qué?

Deja respirar a tu hermana.

Clara, ¿qué pediste a los Reyes? -Una bici.

No, has pedido unos patines. -No, una bici.

¿Qué dices de una bici?

Están pasadas de moda. No sabes ir en bici.

Una bici, pero con ruedecitas.

Barcelona no está preparada para ir en bici.

No hay suficiente carril bici, te la roban.

Los conductores no están habituados y te aplastarán el cerebrito.

Manel...

Eres tú quien ha pedido los patines.

Yo una PlayStation.

¿Qué me estáis contando?

En la carta no pone nada

ni de bici, ni de PlayStation, ni de nada.

Ey, ey, Manel...

Que esta no es la auténtica.

Que hago una fotocopia, para mí, para que yo sepa qué traen los...

Mira, los patines Pinky Doggie y la casita de muñecas Planet.

Esta carta no es. La envió mamá.

Montse, no te imaginas el curro que ha tenido el Rey

para encontrar la casita Pinky Ponke

y los patines de los Doggies.

Manel, los Reyes son mágicos y seguro que lo solucionan.

-Claro que sí, seguro.

-Manel, lo tienes bastante jodido esto.

Quisiera decir unas palabras.

Espero que pidas unos patines. -Manel...

Hace tiempo que quería hablar con vosotros, meses.

Quisiera deciros que os quiero mucho

y que sois lo más importante de mi vida.

Por eso, Julia y yo

tenemos la necesidad de deciros que...

El rey Melchor se ha dado a la fuga.

Aún estamos a tiempo de pedir casita y patines.

Manel, no seas pesado. -Julia y yo...

queremos deciros la verdad. -Mamá.

¿Qué estás diciendo?

¿Qué es Julia? -Julia, la tita.

En realidad no es la tía ni la hermana de nadie.

Si dejáis de llamarla tita será más fácil.

Mamá, ¿quieres que llamemos Julia a la tita?

No le vamos a cambiar el nombre ahora.

Es imposible.

Pasar a llamarla Julia a la tita... -Un momento.

Di, yaya, va.

Julia y yo...

tenemos una relación sentimental.

Guau.

Niñas, iros a jugar un ratito, anda.

(Timbre)

¿Abro yo? -Sí.

Voy.

-Niño, ¿cómo estás?

Campeón. -¿Cómo estás?

Muy bien, muy bien, muy bien. -¿Sí?

Buenas noches, familia. Ya estoy aquí.

Hola. -Cuñado, ¿cómo estás?

Chaval. -Hola.

Carme. Julia.

Hola, cariño. ¿Qué tal?

Perdonad, el retraso, pero no llegaba un palé.

Ya os imagináis. El berenjenal de siempre, lo típico.

Ya está, ya está, ya pasó todo.

¿Y qué? ¿Qué tal?

(Música suave de guitarra)

¿Pasa algo? -No.

Tenemos un rey que se ha escapado de la carroza,

no sabemos quién ha pedido los patines y la casita y...

mamá, que se ha hecho lesbiana. -¿Eh?

(Música animada)

Buenas noches. Buenas noches.

Creo que tengo una amiga alojada aquí. Se llama Andrea.

Si puede, por favor, ponerme en contacto.

Pero vaya jeta.

¿Sabe el disgusto que le ha dado a mi hijo?

Por favor...

Pues no, no hay nadie registrado con ese nombre.

(Continúa la música animada)

No... ¿Seguro? ¿Seguro?

¿Le puedo hacer una fotografía?

Vamos.

¿Qué haces? Esta exclusiva es mía. -¿Qué haces?

(Continúa la música)

No, lo siento.

Visca el Barça.

(Continúa la música)

No, lo siento.

No, lo siento.

No, lo siento.

Pues sí, tenemos una Andrea.

Eh...

Perdón.

¿Puede llamarla por teléfono y pasármelo después?

Lo lamento, pero a estas horas no nos está permitido.

Vamos a ver.

Si lo desea puede dejarle una nota y mañana se la entregamos.

Sí. No. O sea, déjeme que le explique.

Llevo 20 años buscando a esta mujer.

La he encontrado... Que no.

Que no puede ser. A mí qué me cuenta.

Qué pasa con la gente que todos me dan la lata, por Dios.

Oye, ¿qué es eso?

(Teléfono)

¿Qué?

Perdona, ya volveremos mañana. Buenas noches.

He visto la habitación.

Trescientos trece.

Corre.

Corre.

(Continúa la música)

No puedo llamar así. Ah, sí, dame.

¡La peluca!

Espera.

Bien. ¿Qué le vas a decir?

No lo sé.

¿Sí?

Eh... Perdone, ¿usted se llama Andrea?

Sí, soy yo misma.

¿Pasa algo?

Nada. Perdón, me he equivocado.

Buenas noches. Buenas noches.

Buenas noches.

(Música dramática de guitarra)

Va.

Jo...

Mi madre ya está mayor y la verdad es que...

no quiere saber nada de todo esto.

No puso muy buena cara cuando le dije

que iba a intentar encontrar a mi abuelo.

Después del funeral de mi abuela,

vaciando su habitación, encontramos una carta,

que hacía referencia a usted.

Y empecé a investigar.

No sabía su segundo apellido.

Así que...

Antes de venir aquí ya casi me había dado por vencida.

Habla muy bien castellano.

Decía que era el suvenir que había traído para nosotras.

Su abuela y yo fuimos pareja durante un año y medio.

Ella me enseñó a conducir.

En aquella época vivía en un pueblo pequeño.

Y ella alta, francesa...

Se había ido unas semanas a Francia.

Y yo solo esperaba los días esperando su vuelta.

Entonces en una carta me confesaba la verdad.

Estaba prometida con otro hombre.

No hubiese imaginado nunca...

que cuando se marchó estuviera...

Mi madre no entiende por qué Cécile mintió todo aquel tiempo.

El mundo no era como el de ahora.

No podías dejarlo todo por alguien tan fácilmente.

Continuamos escribiéndonos

y ella cada vez tenía más decidido dejarlo todo por mí.

Pero un día las cartas ya no llegaron.

A veces tengo la sensación que...

desde que Cécile desapareció,

no sé, he vivido como...

como suspendido en el tiempo.

Me alegro

que ella tuviera fuerzas

para seguir adelante con su nueva vida.

Quizá yo hubiera debido tener más.

¿Podría darme una foto de usted?

Se la cambio por las suyas.

Es un cambio justo.

Bueno...

# I el sol se'n va a un racó.

# I és fa de nit a l'escenari.

# Dos actors sota un balcó.

# Tothom a lloc...

# I que plogui amb tanta força.

# ...avall la història.

# Que ressoni aquella nota.

# No pareu,

# fins que s'ofeguin els records. #

¿Y de verdad, hija, le sigues dando de mamar?

Sí, papá, sí.

¿Qué necesidad tienes, hija?

Hablando de mamar a edades que no tocan.

No sé de qué hablas. -No, ni yo.

¿Qué te digo siempre? -A papá ni caso.

¿Y al niño qué le vas a decir, que su padre ha muerto?

No, pero a lo mejor le explico cómo maté a su abuelo.

Pero hija sin un hombre a tu lado que...

No te preocupes por eso, contigo tenemos de sobra.

(Timbre)

No, hija, quieta, tú no te levantes.

Anda, ve tú, Mari. -No te fastidia.

Voy yo.

¡Ah!

¡Carles! Hola.

¿Qué tal estás? ¿Qué tal?

Qué sorpresa.

Qué guapa estás y qué enorme.

¿Esto qué es? ¿Has visto?

No te esperábamos. Ya.

¿Estás bien? Sí. Sí, bien, bien.

Dadme los abrigos y ya... ya los dejo.

Vale. Te ayudo.

Sí, muy bien.

¿Carles? Hola, Laura.

Veo que al final te has... Sí, al final...

O sea, Josep... O sea, yo...

Que, bueno, aquí estoy.

Mira, Laura, que me sabe muy mal todo esto, que...

lo siento, y...

y ya está.

¿Ya está?

Qué guapa estás.

Carles. ¿Qué tal?

Tú sí que eres guapo. ¿Y tu tripita? Eh...

Mamá, no te acerques mucho no te vaya a contagiar.

Anda, ven conmigo.

Oye, ¿qué tal la niña? Dormida, bien.

¿Qué tal el viaje? ¿Bien? Bien, bien. ¿Tú?

Bien, la tripita mucho mejor.

Sí, sí. Ah.

Jefe, ¿qué tal? ¿Qué tal la gastroenteritis?

Bien, mejor.

# I si et despertes

# i és de nit... #

Te voy a hacer una pregunta importante.

A ver.

Me entiendes cuando hablo catalán. Te entiendo perfectamente.

¿Y eso? Yo tuve una novia catalana.

¿Qué es esto? Es la iglesia de Sant Felip Neri.

La plaza tiene el mismo nombre.

¿Por qué está así? Está hecha un Cristo.

No, son los restos del bombardeo aéreo

que sufrió Barcelona en el 1938.

Se ha querido conservar así como...

testimonio de las 42 personas que murieron aquel día.

Te lo sabes de puta madre. Sí.

(Música suave de guitarra)

Yepa...

Óscar, lo siento.

Es... Es que...

Prefiero que no pase nada entre nosotros esta noche.

No pasa nada.

No me gusta enrollarme la primera noche, ¿sabes?

Y menos si el tío se va al día siguiente.

Que no pasa nada, que yo tampoco quiero nada.

Me ibas a besar. No.

Venga, tío, me ibas a besar. Que no, que no, que no.

Quiero ver Barcelona y ya está.

Y que nos vamos por ahí...

Ahí va.

¿Dónde está tu hotel? Poble Nou.

¿Está lejos de aquí o qué? En el quinto coño.

Pero no te preocupes, vamos a mi casa.

Vale.

Espera, espera.

¿Dónde está el baño? Allí.

Vamos.

Puedes hacerlo. Como los perros en el parque.

Te la follas y luego sigues como si nada.

Y ya está.

Hola.

Hola.

Perdón.

(Música animada de guitarra)

Ey, ¿tenéis zumo de naranja natural?

Sí. Ahora te preparo uno. -Eh, campeón.

Me voy a la ducha.

Ahora en serio. Es una broma vuestra, ¿no?

No. No es broma, no. -Venga. ¿Quién quiere café?

¿Es broma o no? -No.

Como presidenta

de la Asociación de Deportistas de Élite Homosexuales,

os felicito.

Fina, que no estamos en el Palau de la Generalitat, cariño.

Pero ¿qué significa exactamente relación sentimental?

Una relación perfectamente normalizada.

Una relación que la sociedad asume como perfectamente normal.

Ya, pero...

¿Os tocáis? -Joder, Manel.

A ver, sesenta años de amistad

ya son una relación sentimental de por sí, ¿no?

Se quieren y ya está. -La yaya no intenta decir eso.

Habéis tenido que vivir con eso en silencio,

ahora ya está, se acabó.

Estoy superorgulloso de ti.

Os grabaremos en vídeo, el que hacemos para la asociación.

¿Lo tendremos en vídeo? Para verlo cuando lo necesitemos.

No lo veo muy claro yo.

¿Qué no ves claro? ¿Qué no ves claro?

¿Que haya 76 países donde la homosexualidad es ilegal?

¿O que el 62 por ciento de los homosexuales en Europa

todavía vivan dentro del armario?

¿Qué no ves claro? -¿Los he metido yo?

Te aporto datos para que veas de qué estamos hablando.

Tienes un hijo gay, para ti es más fácil de asumir.

No hay que asumir nada. -Ya lo sabías, ¿no?

Con el radar que tenéis para detectaros entre vosotros.

Como encendamos el radar de la tontería pasas el límite ya.

Lo han hecho público y está muy bien.

Venga, Fina, no animes a mamá.

¿Qué quieres que te diga? Se me hace raro que mi madre...

Asúmelo, Manel. Asúmelo.

¿Podemos dejar el tema aquí?

Amo a Julia.

Sí, ya, como amabas a Greta

y nunca decías que tenías

una relación sentimental con la gata. ¿A que no?

Eso es. -Por favor, hagamos un brindis.

Por favor, levántate. -Es que...

Hagamos un brindis, por favor.

Hagamos un brindis por el amor en la tercera edad.

Ya vale. ¿Quién quiere café?

Os haremos miembros de honor... -No son deportistas de élite.

Que son dos yayas.

Mamá nos está diciendo que es lesbiana, ¿os parece normal?

Me parece que hay un homófobo en la sala, señoras y señores.

Que no, Fina, que no soy homófobo.

Fui el primero en felicitar a tu hijo.

Bueno, ya está, ya hemos cubierto el cupo de gais en la familia.

Sí, el cupo de chorradas parece

que no están cubiertas en la familia.

Mamá nos dice que es bollera, ¿te da igual?

¿Te suena el concepto papá?

Quizá mamá quiere a la tita Julia ahora.

¿De qué lado estás? -No es un partido de fútbol.

Lo que digo es que de papá casi ni me acuerdo.

En cambio tita Julia lleva toda la vida.

Muy bien, 20 años bastan para olvidarse de papá.

No es eso. -Va, hombre. Va, hombre. Va.

Por favor, es un insulto a su memoria.

Perdona, pero papá era... un imbécil.

¿Qué has dicho?

He dicho que era un imbécil. ¿Quieres que lo diga más claro?

Papá era un imbécil.

Retira eso ahora mismo. -Mamá, no...

Quise mucho a vuestro padre. No era muy afable,

pero ni mucho menos era un imbécil, ¿entendido?

Sí, sí, lo querías mucho.

No tienes derecho a opinar.

Era mi padre. -Y mi marido.

No me encuentro muy bien.

Me voy.

Espera, Julia, que te acompaño. Espera un momento.

¿Ah, sí, se ha fugado un rey?

¿No tenéis ojos en la cara?

¿Tú te has visto, mamá?

¿Sabes cuántos años tienes? -Olvídalo, Enric. Déjalo ya...

Deja el vino también.

Brindemos. Así disimularás las no sé cuántas copas

que te has tomado. -Eh, eh, eh. No pienso tolerar...

Calla, calla, por favor.

Hago lo que me da la gana, homófobo de mierda.

¡Ese es tu problema! -¡Parad ya, joder!

¡Déjame! -Cálmate, Enric.

Solo decimos que mamá hace cunnilingus.

También se los hago a Montse y no pasa nada.

No razona, Manel. No razona y ya está.

Están engañando a mamá.

Le venden mierdas de amor a los 80 años, ¿entendéis?

Que Rosa te haya abandonado

no significa que los demás no podamos amar y ser amados.

¿Lo entiendes eso?

No os pido que aprobéis lo que hay entre Julia y yo.

Solo quería compartirlo con mi familia, mi familia.

No con la presidenta de ninguna asociación,

ni con el estudiante graciosillo,

ni con el hombre de hielo.

¿Lo entendéis?

Mamá, perdona.

(Ruido)

Julia. ¡Julia!

Avisad a una ambulancia.

# Si me'n vaig abans

# que ho facis tu, no feu gaire dol.

# I prepareu-vos un sopar espectacular,

# com si fos Cap d'Any.

# I que soni aquella cançó

# que ens feia sentir, malgrat tot. #

Ha sido todo una estupidez.

Deberías ver la parte positiva.

Al menos lo has intentado.

Ella tiene uno igual.

Ella me compró uno a mí y yo le compré uno a ella.

¿Cómo os conocisteis?

Durante un verano,

en el pueblo de mi madre.

Yo iba todos los veranos allí.

Y pasaba los días con los mismos amigos

haciendo las mismas cosas.

Y aquel verano...

la vi.

Y pasé el resto del día

averiguando quién era,

de dónde había salido, dónde vivía.

Y todavía no sé cómo reuní el valor

para ir a su apartamento, llamar a la puerta,

y presentarme.

Si me hubieras conocido en esa época

sabrías que fue todo un logro para mí.

Y... ya no nos separamos el resto del verano.

Mis amigos del pueblo se reían. Decían que me había poseído.

Envidia.

Fueron solo tres semanas, pero...

maravillosas.

Supongo que te parece ridículo.

Pero después de ella nunca...

he sentido...

Nunca he vuelto a sentir...

Nunca.

¿Pero no os disteis el teléfono o algo?

Bueno, en esa época no había teléfonos móviles.

Nos dimos las direcciones.

Y estuvimos escribiéndonos durante meses unas cartas...

Yo quise ir a verla, pero mis padres me...

Yo qué sé, me acobardé, no fui.

¿Y qué pasó?

Nos mudamos mi familia y yo. Yo le escribí...

una carta diciéndole mi nueva dirección,

pero no sé si se mudó también. El caso es que nunca más...

Y tampoco en ese momento me animé a ir a buscarla.

Luego traté de olvidarla, pero...

Como dice un autor que yo he leído,

tratar de olvidar a alguien es recordarlo para siempre.

Por eso cuando la he visto esta noche desde la carroza...

Yo qué sé, no han salido las cosas bien.

El amor no existe.

Ni los Reyes Magos.

Ostras, qué casualidad, hoy he visto uno igual.

¿Perdón? El amuleto.

Justamente hoy he visto una clienta que llevaba el mismo.

¿El mismo? ¿Seguro?

Sí, juraría que sí. Una clienta del hotel.

Me dijo que cogía un avión a primera hora de la mañana.

Creo que pasaba la noche en el aeropuerto.

Vamos. Sí.

Muchas gracias.

¡Gracias!

Por fin se durmió. -Bueno, hija, Laura,

descansa un poquito ya.

¿Ya tenéis su primer regalo? -Sí, un body, un peluche.

Anda que le hará ilusión con esa edad.

Ya nos hará ilusión a los demás.

Al mío le pienso hacer un montón de regalos.

El mejor regalo para un niño, hija, es despertarse el Día de Reyes

con una mamá y un papá.

Ay, por favor...

¿Por qué no te callas ya?

¿Qué pasa? ¿No puedo decir lo que quiera en mi casa?

Tú te volcabas muchísimo con nosotras dos.

¿Verdad, mamá? Él se volcaba muchísimo.

Hija, no creo que seas capaz.

Capaz o no es lo que hay, porque es lo que yo quiero.

Esperaba otra cosa de ti. -Yo esperaba exactamente esto,

que te comportaras como un imbécil. -Alba...

Que a papá ni caso.

Hija, cuidado. -No, no, bien. Estoy bien.

Voy... voy al baño.

¿Y qué tal, hija, esa búsqueda de trabajo por Barcelona?

Bueno, estamos en ello.

Te digo esto porque ahora que tienes tiempo

por qué no aprovechas y... -Papá, por favor.

Me paso el día cuidando a la niña que es muy pequeña

y necesita mucha atención.

Igual, Laura, si me la dejaras cuidar un poquito a mí.

¿Quieres sacar la cabalgata?

Usted perdone, ya me callo.

No se te puede decir nada. ¿Te lo hace en casa?

Cada dos por tres. Deberías ver.

¿Qué?

Mira, Carles, vamos a dejarnos de gilipolleces.

Nena, habla bien.

Joder.

Perdonad, familia, nos vamos a ir porque es que hoy no...

Gracias por todo, de verdad.

Muy bueno el turrón.

Feliz Día de Reyes.

¿Estás bien? -Sí, no es nada.

"¿Qué pasa?".

-"Pues que no estoy bien".

"Me han vuelto a mandar otra carta de rechazo".

"Es que me siento inútil".

"No puedo estar 24 horas en casa. Yo necesito trabajar".

Yo estoy todo el día en casa, con la niña...

Y siento que tengo que hacerlo yo todo.

Que si no lo hago yo no lo hace nadie.

Y es que no doy abasto.

Y él, él está en su ciudad con su familia, con sus amigos...

Que muy bien, que me gustan, pero es que me siento sola.

"Y lo peor es que hay algo que entre nosotros no funciona".

Discutimos todo el rato, no llegamos a ningún acuerdo y...

"No me fío de dejarlo solo con la niña".

"Y hay algo entre nosotros que no...".

"No sé, estoy empezando a pensar que...".

A lo mejor me he equivocado.

(Cristales)

(Llanto de mujer)

(Música suave de piano)

¿Qué ha pasao?

No, no, no, él no es. Es Salva.

Joder, Josep.

Vale. Ah... Una ambulancia.

Alba, ven aquí.

(HABLA CATALÁN)

(HABLA CATALÁN)

(HABLA CATALÁN)

No. ¿No?

Es que no te entiendo.

Claro, claro. Joder...

Alba, que te vamos a llevar a la cama ahora

y la ambulancia llegará en nada.

Otra cosita. Dime.

Me estás haciendo mucho daño. Perdona.

No pasa nada. Vamos. Va, va, va.

Agárrate aquí. -Tengo mucho calor.

Eso, ventilamos aquí, va.

Una ambulancia para parto.

No, no soy el padre, soy...

el marido de la hermana del marido de la hermana.

Estoy sola.

No. -No va a tener padre.

Josep. Con "p" de Puigcerdá.

O de Pamplona, sí.

Vas a tener un nieto que no te lo mereces. Calla.

Para parto y desmayo.

Venga. Cojines aquí.

Todo va ir bien, cariño.

(GRITA) ¿Qué pasa?

Contracción.

Hasta ahora no me habían dado.

Alba, por lo que sé las contracciones pueden ser leves

y piensas que no son de parto, pero si ha pasado un minuto

es que la cosa es inminente.

Lo leí en "El milagro de la vida".

"Mi primer embarazo", "Comer, amar, mamar".

¿Cómo sabes todo esto? Los leí todos, Laura.

Por favor... Laura, te pones detrás suyo,

te vamos a girar un poquito. Venga.

Y ahora respira, ¿eh?

¿Dónde estás? -Contigo aquí, mi amor.

Está aquí.

Buenas noches. Buscamos a Julia Guerrero.

La acaban de traer. -Eh... Sí. ¿Son familiares?

No. -Sí.

Bueno, no está claro aún. -Claro que somos familia.

Esperen allí, por favor.

Enseguida os llamarán.

(Música suave de piano)

Duc...

Tranquila, cariño, que todo va a ir bien. Vas a ver.

Voy a morir. Lo que vas a hacer es parir.

Lo vas a hacer muy bien. Me pongo abajo.

No te vayas. No me voy.

Me pongo aquí. Girémosla un poquito.

Muy bien. Poquito a poquito.

Muy bien. Si lo estás haciendo bien.

¿Qué dice este del dallonse?

La cabeza que ya sale de lo tuyo.

¿Que la cabeza ya...? ¡Josep, por favor!

Escúchame, Alba. Escúchame.

Si va rápido, mejor.

Ya verás, no te das ni cuenta, y habrás parido.

Cuando lo cuentes en la guardería serás la envidia.

Venga, va.

¡Está ahí! ¡Ahí está!

¿Dónde está la ambulancia?

Estamos contigo, linda. Si sale, sale.

Eso que avanzas.

¿Verdad, Laura? Sí.

Va, va, va, va.

Vas muy bien. Enrique, ¿verdad?

Venga, va, Enrique, que soy tu tío.

Tú y yo vamos a ser muy colegas, ¿eh?

Alba, déjalo salir solo que ya tiene una edad.

Vale.

Va, va, va, va.

Vas perfecto. Vas perfecto, mi vida.

Vas a poner esto aquí. Lo haces muy bien.

Ay, ay, ay.

Ay, ay, ay, ay, ay.

¿Qué pasa? ¿Qué pasa? Vale.

Ahora vamos... Vamos a empujar juntos en cada contracción.

Vale, tú le empujas la espalda, ¿sí?

Venga.

Joder. ¿Está ahí?

Vale, vale, vale.

Eso es, eso es, eso...

Va, va, va, va.

La cabeza, la cabeza...

La cabeza.

Ya sale.

Una más, una más, una más.

(Llanto de bebé)

Está aquí.

(Llanto)

(Música suave de piano)

No, no, no, no, no.

Mierda.

(Música dramática de piano)

¿Qué haces?

Nada.

¿Ibas a irte sin decir nada? No, no, no. No. Eh...

No serás tan hijo de puta, ¿no? Joder, que...

que iba a comprar. ¿Algo de comer?

Sí. No, no, no, no hace falta.

Tengo la nevera llena. Haberlo dicho antes.

¿Qué quieres? Eh...

No era para mí, era para ti.

Oh, qué mono.

Pues... me preparas

unos huevos fritos con una tostada untada con tomate y bacon

cortadito así pequeñito.

Perfecto.

Gracias.

Joder.

Qué rico.

No me puedo creer que no hubiéramos cenado aún.

¿Seguro que no quieres? No.

No, no, gracias.

No tengo hambre. Vale.

Uh...

¿Trabajas a las 7 o qué?

Ayudo a mi tía a vender roscón de reyes.

Un coñazo.

A ver si acabo la carrera y encuentro algo de lo mío.

¿Qué estudias? Psicología.

Pero tranquilo, no estoy psicoanalizándote.

Todos lo preguntan.

Sí que puedo leer la mente.

¿Ah, sí? (ASIENTE)

¿Te pongo a prueba? Cuando quieras.

Bah, ¿eh qué estoy pensando?

¿Tú? Yo.

Tú...

Tú estás pensando que soy la chica más guapa

que has visto en tu vida.

Y que esto debe ser...

lo que llaman amor a primera vista.

Te estoy tomando el pelo, hombre. Es broma.

Voy al baño, ahora vengo.

Joder.

# Love is in the air...

(Tarareo)

# Love is in the air... # (CHISTA)

(Tarareo)

¡Olga! ¿Eh?

Creo que han venido dos compañeros de piso.

No vivo con mis compañeros de piso. Yo vivo con mi...

No.

¿Puedes sola, mama?

Sí, puedo, sí. Ya ves, qué remedio.

Uy, hola. -Oh, sorpresa.

¿Qué... qué... qué hacéis aquí?

¿No pasabais unos días fuera? -Tu tío se ha roto una pierna.

Se ha metido una hostia... -Por todos lados.

Todos para casa, ya ves. Yo soy Óscar.

Pero ya me iba, ¿no?

Hombre, ¿cómo te vas a ir?

Si acabamos de llegar. Ven, ven.

Por favor...

Por nosotros no sufras, de verdad.

Todo un disgusto, nena. Se empeñó que quería la litera

y se ha metido una hostia, pero de la parte de abajo, ¿eh?

¿Un trío? ¿Con la repartidora?

¿Y cómo ha ido?

Normal. No ha pasado nada raro.

Venga, ¿no puedes ni mirarme a la cara?

No.

Pero, tío...

Ángel, júrame que nunca volveremos a hablar de eso

que ha pasado ahí dentro.

Te lo juro. Bien.

Creo que me voy a dormir.

Eh, eh, eh, me lo explicáis, ¿eh?

Adrián, pero si yo ni siquiera quería.

Me lo acabas de jurar.

Me parece muy fuerte que ahora te enfades por algo idea tuya.

No quiero... Así está bien.

Así está de puta madre.

Tío, yo necesito explicarlo.

Me está consumiendo por dentro.

Siéntate, Oriol.

Mira, el tema, ¿vale?, es que no lo quería hacer.

Pero Adrián me ha suplicado para que dijera que sí

porque decía que era una oportunidad entre mil

y que si decíamos que no nos arrepentiríamos toda la vida.

Bueno, la tía la verdad es que iba...

Ya, ya, ya está.

Si hay que contarlo prefiero hacerlo yo.

Todo iba bien, muy bien.

Esta chica era una máquina en la cama y...

está claro que no era la primera vez.

No, está claro que no. Lo sabía hacer todo.

Por arriba, por abajo. Una pierna por aquí, por allá.

No le hacía ascos a nada.

Un puto sueño hecho realidad.

Pero solo nos pidió una cosa a cambio.

Que nada de... encima suya.

Comprensible.

No, muy comprensible.

Todo se aceleró y en el último momento...

Bueno, yo ya iba, Oriol, y me he puesto nervioso

y tenía pocos segundos para reaccionar

y lo único claro es que a ella no la podía tocar.

Bueno...

Lo que se llama un fuego amigo.

Ah, ¿fuego amigo?

Pero en la cara, tío.

¡Ah!

Tío, perdóname, ha sido sin querer.

Todo ha ido tan rápido que...

Ahora ya es tarde. Tío, pero si no hay para tanto, ¿no?

Tampoco es tan malo.

Si... si dicen que es hidratante.

Hijo de puta. Que os den por culo a los dos.

Adrián...

Oriol, es que...

Pero... pum y pam...

¿Sus pa...?

Solo tú puedes conocer a los suegros en la primera cita.

Te has superao. Ayúdame.

¿Cómo salgo de aquí?

¿Recuerdas la tercera norma? "Sí".

Eh... Caerle mal a sus amigos.

"A los amigos y a los familiares".

Tienes que caerles como el culo.

No te vayas tú, que te echen ellos.

Perfecto.

Hasta luego. "¡Espera, espera, espera!".

¿Qué somos? "Machos".

¿Y qué comen los machos? Kebab.

Pues eso, tráeme un kebab cuando vengas.

Joder.

Va, pasa.

Siéntate aquí con nosotros.

Contra más seremos, más reiremos.

¿Tienes hambre?

¿Te apetece algo? No, gracias.

¿No?

Eres guapo, ¿eh, tío? Gracias.

El amor llega cuando menos te lo esperas.

No la dejes escapar que es un sol.

Como su madre. -Papá, papá...

Guapo. Guapo. -Y tiene estudios, ¿eh?

Estudios e intuición

que es lo útil para la supervivencia.

Va, mamá. Va, ya.

Eso de guapo lo ha dicho porque va quemada, ¿verdad, señora?

Hostia, pues mira, antes lo hablábamos, ¿sí, papa?

No es que vaya quemada. ¿Sabes qué me pasa?

Yo desde los 40 estoy viviendo como una plenitud sexual.

Tendrías que haberla visto antes en la cena.

No seas burro, va.

Nos hemos jugado si se ligaba o no al camarero.

Y mira tú, el teléfono.

Perfecto.

¿Qué es eso? Esto es mi hierba.

La llevo siempre encima.

Me gusta fumarme unos cuantos para pillarme un buen globo.

¿Hierba? -¿Qué coño dices, tío?

¿Puedo fumarme un petardo aquí mismo?

¿Hierba? Sí.

¿Hierba?

En mi casa no se fuma hierba...

a no ser que sea con una buena pipa como esta.

Sí, bravo. Sibarita. Sibarita, papi.

¿Me podrías pasar un poco?

Hace que no pillo, el que me la pasa está de viaje

y ahora encontrar un camello que sea fiable y a buen precio...

Yo ya no fumo, me he retirado porque me bajaba mucho la tensión.

¿Sí o no, papa? Cada amarillo... -Blanca.

Pero fatal, ¿eh?

Le he cogido miedo. No la quiero ni ver.

Bueno, se acabó la tontería. ¿Cuánto hace que os conocéis?

Mucho. No, mucho no.

Mucho no. Eh...

Hace dos horas.

Y en 20 minutos me la cepillé en el cuarto.

Hombre, ole, ole, ole. -Campeón.

Ole, ole, como en los sesenta.

No, mujer, que se va a pensar que somos de esa época.

¿Qué coño haces, tío?

Tampoco te pongas así. No te ponga así

que hay que hablar de estas cosas. Claro, claro.

Hemos hecho de todo. ¿Qué hemos hecho?

Hemos hecho el perrito. Ah.

Mi prefe, me lo pido. -Guau, guau, guau...

Me lo pido. -Guau.

También hemos hecho el 69. Esa hace tiempo que no la hacemos.

Esa me encanta a mí.

Sí que hace tiempo, sí.

Pues su hija es una experta. ¿Ah, sí?

Mi hija es una experta porque lo lleva en el ADN.

Debe ser el tuyo,

porque cuando me agarra me descoordino.

No es verdad, papa, no es verdad. -No digas que no, es así.

El 69 lo haces bien, papa.

Es que me jode que sea tan inseguro.

Esto viene de familia. Viene de familia.

Usted es tan cerda como ella, ¿no?

Vaya par de guarras.

Porque su hija se ha puesto aquí y...

Vamos, que me ha dejado el sable impecable.

Se nota que le gusta más una polla...

Ya. Me he pasado aquí. Aquí me he pasado, ¿verdad?

Óscar, ven conmigo ahora mismo.

Lo siento muchísimo.

Va. Yo no soy así.

¿Cómo hemos llegado tan lejos?

Vete de mi casa inmediatamente.

Nunca había pasado tanta vergüenzas. Eres un gilipollas.

Por favor. ¡Que te vayas, ya!

(Música suave de guitarra)

(Truenos)

Mierda. Mierda. Mierda. Mierda.

Me cago en la puta y la madre que la parió.

La puta grúa me va a dejar seca.

Voy a llamar.

¿Qué hace aquí mi cartera? ¿Qué?

Ah, sí.

Te la has dejado antes en la churrería.

Me la has robado tú. No.

Robado no, en todo caso tomado prestada.

Lo siento.

Es que yo te necesitaba y no me hacías ni caso,

¿qué querías que hiciera?

Te he llevado donde has querido más rápido que un taxi.

Cago en la mar serena.

O sea que además te tengo que dar las gracias.

Me has robao y me has dejao tirao en la autopista.

Por tu culpa estoy aquí.

¡Tengo que llegar al aeropuerto! ¿No te das cuenta?

Ahora yo me interpuesto en tu noble cruzada amorosa, ¿no?

Me has hecho ir con la barba como un mono de feria.

Te lo voy a decir bien clarito para que no te quepa duda.

Estás haciendo el ridículo.

¿Sabes lo que te digo yo?

No me extraña que te vayan a echar del trabajo.

Ahí te quedas.

Que te aprovechen las fotos.

¡Eso, vete!

¡A ver qué haces tú solo!

(Música suave de guitarra)

Saldrá de esta.

Ya verás.

Olga, ¿qué edad tiene este nene?

Veinticinco. -Ya está.

¿Qué? -Cada siete años un cambio.

A ver, no coincide, no coincide, tiene que coincidir.

¿Siete por tres? -Veintiuno.

Siete por cuatro, veintiocho.

Réstale tres.

Está en época de cambios.

Comprobadísimo. -Te digo una cosa.

(Continúa la música)

El billete. Eh... No tengo.

Bueno, pues tendrá que sacarlo, como todo el mundo.

Perdón, necesito pasar.

Es un segundo. Necesito hablar con una persona dentro.

Hablo, salgo. Es un segundo. Sin billete no pasa.

No tengo dinero para un billete. ¡Digo que no!

He dicho que no. Es entrar...

¡Que no! Y despeje la zona.

(Continúa la música)

Bien.

Ahora, lo que está es colgadísimo, ¿eh?

Cuidado no confundamos.

Como un polluelo. -Está colgadísimo por ti, hostia.

(Continúa la música)

Eh.

Gracias. De nada.

Carles. ¿Sí?

No, que lo has hecho muy bien.

Todavía no sé ni cómo, pero...

Gracias.

Bé.

Josep.

Antes te he oído hablando con tu hermana.

Mira, Carles, yo no... Espera, espera. Espera.

Sé que estamos pasando por un momento muy delicao.

Lo sé porque lo veo, Laura, porque no soy tonto.

Veo que no te he sabido escuchar, no te he sabido decir las cosas.

Por eso no quiero pedirte disculpas por enésima vez.

Siempre es el mismo cuento. Lo sé.

Lo que quiero es explicarme. ¿Puedo?

Claro.

Me da la sensación,

Laura, que en esta relación hay unos roles muy marcados.

Por un lado estás tú que...

que eres la responsable,

la que se ocupa de las cosas serias.

Y sé que en gran parte es mi culpa.

Pero es que luego estoy yo, Laura,

que llevo el cartel de irresponsable

aquí colgado todo el día y...

me jode, Laura.

Me jode porque tengo 32 palos,

porque tenemos una niña preciosa...

Y me da la sensación pues que...

no me dejas.

Y sé, Laura, sé...

que has hecho muchísimo.

No quiero que pienses que no lo valoro.

Porque no es así, te lo juro.

De nada.

Yo también lo siento, Carles.

(Llanto de bebé)

Ven aquí. Ven aquí. ¿Está bien?

Sí, sí, sí, sí.

Hala, ven con papá.

Que la cojas.

No pongas esa cara, por favor.

Nada mal la Noche de Reyes, ¿eh?

Esto es mejor que una cabalgata.

Un parto. No olvidemos es un parto. Cuidado, ¿eh?

Oye, he parido.

¿Qué?

¿Cómo te quedas?

Yo ahí con tu hermana.

He visto un poquito... Merezco el premio.

(RÍE)

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Ya está, ¿no?

¿Qué? -El azúcar ya se habrá disuelto.

¿Qué tal está? -Bien.

¿Recuerdas la tobillera de la yaya?

De cuando se rompió el tobillo en la bañera,

¿sabes? -Sí.

Pues se ve que un día tú tenías trabajo no sé dónde

y pediste a la yaya y a Julia que llevaran comida a Duc.

Total que las dos van a tu casa y al entrar no está ahí.

Y van a casa de Rosa y la encuentran allí.

¿Rosa?

Tu exmujer había aprovechado que no estabas en casa,

y ella lo sabía, para coger el perro y robártelo.

Qué cojones.

Y la yaya empieza a decirle

que lo devuelva, que lo devuelva.

Y Rosa que no, no lo quería devolver.

Total, que a Julia se le hinchan los ovarios,

coge a Duc...

Imagínate, coge al perro,

y se van las dos calle abajo...

Imagínatelas con casi 90 años las dos.

Total, que al final lo dejan en tu casa sin que te enteres.

Y llegas por la noche, Duc te saluda como siempre,

y no te sientes solo.

Ya, pero la abuela...

La abuela mi divorcio nunca...

No, no, no, no, no, la yaya no ha entendido nunca tu divorcio,

pero no por ello ha dejado de estar ahí, nunca.

Yo creo que el amor consiste bastante en eso, ¿eh?

En estar siempre.

En estar ahí dentro y no aquí fuera.

En torcerse el tobillo por su hijo y el perro.

Y además, que tú las quieres.

Las quieres a las dos por muy lesbianas que sean.

Así que espabila.

(Llaman a la puerta)

(Puerta)

He ido a... a pasear a Duc.

Perdonad el retraso.

Todo irá bien.

Cuenta con nosotros para lo que necesites, mamá.

Claro que sí.

(Música dramática)

¿Qué tal? Ey, tío.

¿Dónde está Curro?

Desde ayer que no lo veo. Vete a saber dónde está este hombre.

¿Qué te pasa?

Me pasa que soy gilipollas.

Eso me pasa.

¿Tú de dónde sales? -Chicos,

me he enamorado.

¿Pero de dónde sales? -Conocí a la mujer de mis sueños.

Lo supe cuando la vi. Amor a primera vista.

¿No decías que no existía?

Hablas del Curro del pasado. Era antes.

El amor cuando te llega, te llega. Lo notas.

Hay una magia, una conexión.

Se llama Lola. Es fantástica.

El primer bar que estuvimos, ¿te acuerdas?

Allí la conocí.

Se ve que su amiga la dejó plantada.

Para. ¿Me lo estás diciendo en serio?

En serio. Es diseñadora, se hace su propia ropa.

Es emprendedora.

Claro, Lola. ¿Y dónde está?

En el baño, emprendiendo un tordo.

¿Cómo es posible...? Los botecitos estos que es gel y champú.

¿Te lo das a la vez? -Será por el cuello cabelludo.

Madre mía. Perdón que os interrumpa.

Soy Óscar. Hola.

Lola, emprendedora. Hola.

Diseña su ropa, te lo dije.

Tienes que ayudarme. Sí.

Tu amiga Olga, la que te dejó tirada ayer.

Me debe 2,95 de la cerveza que no pagó ayer, ¿te acuerdas?

2,95, con lo que está el paro. Vale.

¿Sabés dónde está la panadería donde trabaja?

No te recomiendo ir. Las napolitanas están malísimas.

Me da igual. ¿Me puedes dar la dirección?

¿Cómo puede estar mala una napolitana?

La dirección exacta.

Donde la farmacia, esa que nunca abre, famosa.

La dirección exacta, por favor. Trafalgar, 43.

Trafalgar, 43.

Ya está.

(Música animada de guitarra)

El avión sale en una hora, ¿no? -Hostia.

(MEGAFONÍA) "Rogamos tengan sus pertenencias

controladas en todo momento".

¿Otra vez?

Por favor, déjame...

Vete ya. No vengo a hacerte fotos.

¿Qué haces aquí?

Pues mira, que yo también he decidido saltar de la carroza.

¡Venga, va! ¿No tenías que buscar a no sé quién?

No me dejan pasar.

¿Y ya está? ¿Eso es todo?

Tengo una idea.

Tenga. Muchas gracias.

Gracias. Adiós.

-Hola, buenos días. -Buenos días.

Creo que me llevaré uno de trufa, por favor.

¿Qué coño haces aquí?

Oye, guapo...

Es que quiero hablar contigo. Estoy trabajando.

¿No lo ves o qué?

Ponte en la cola y te esperas a que te toque.

No. Vamos.

Dígame.

Bien, uno de trufa. -Sí.

El... el de trufa, muy bien. -El de trufa.

Ahora mismo se lo sirvo.

Mierda.

Olga. ¿Qué quieres?

Hablar contigo que pierdo mi vuelo. Me la suda.

Eres un imbécil.

¿El roscón con fruta confitada? Sí.

No soy un imbécil, el imbécil es mi amigo Curro.

¿De qué coño hablas?

Pues que esta noche intentaba demostrarme a mí mismo

que era capaz de follarme a una tía, dejarla tirada y...

y no enamorarme de ella.

Ah, muy bien.

Qué romántico. ¡Toma!

Perdone, ¿qué quería? -Ese.

Espere un momento, señora. Espere un momento.

Que no lo entiendes, que no he sido capaz.

¿Qué me dices? ¿Que te has enamorado?

¿Estás loco o qué?

No, yo no estoy loco, yo soy así y ya está.

Y me da igual.

Y no voy a dejar que nadie me cambie.

Y es mejor equivocarse cien veces que dejar de ser uno mismo

y quizá dejar pasar la buena.

Y sé que no nos conocemos de nada, pero esta noche ha sido... guau.

¡Guau!

Y yo quiero darle una oportunidad a ese guau.

¿Qué... qué quieres de mí?

Yo lo quiero es volverte a ver, y ya está.

Y contesta rápido porque si no cojo el próximo bus al aeropuerto

estoy jodido. Joder.

Sin presión, ¿no?

Decídete, guapa,

que no tenemos todo el día. Claro.

Estás como una puta cabra.

Sí.

Pero vale. ¿Vale qué?

Me parece bien que nos veamos.

¿Sí? Sí.

¿Seguro? Que sí, pesao.

¿Qué haces? ¿Qué haces?

¿Qué haces?

Romper la segunda norma,

desayunar contigo.

Vas a perder el avión.

Mi avión ha salido hace más de media hora.

Te lo pago.

Gracias.

Guapa.

Feliz Navidad.

(Música animada de guitarra)

Señorita, la cámara. -¡Mira el pajarito!

No se puede hacer fotos aquí en el aeropuerto.

¡No se puede hacer fotos! ¡Deme la cámara!

¡Selfie! Para la universidad.

No puedo... ¡Ay!

¡Por favor! -¡Un momento, un momento!

Qué modales.

"Atención, hay un hombre en camisón en las cintas".

Quédate con ella.

Venga, conmigo. Vamos.

Hola. ¿Qué tal?

(Continúa la música animada)

Perdón, perdón, perdón.

¡Eh!

Señora, tenemos que cerrar el embarque.

(Música suave de piano)

Señora.

Hola. Buenos días.

Ah.

Eh...

Hola. Buenos días.

Eh...

Al fin te encuentro.

(Música suave de piano)

¿Dónde está? -¡Ahí, ahí!

Vete, anda.

Vete.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

¡Viva el amor!

Cécile.

Lo siento muchísimo.

La verdad es que...

vaya noche.

(OFF) "Querido Jaume:

Todavía me encuentro en Francia,

aún sin fecha de regreso a Cataluña".

"Hace días que ardo en deseos

de explicarte una cosa que me asusta,

a la vez que me emociona".

"Estoy esperando un hijo, Jaume, un hijo tuyo".

Está llorando porque el papa se merece un regalito.

¿Has visto?

(OFF) "Todo ha ido muy rápido y todavía no lo sabe nadie".

"Hace tiempo que pienso en dejar la vida que tengo en Francia".

"Hacía mucho que no era feliz".

"Y tú me has dado en pocos días lo poco que necesitaba".

"Solo se trata de tener valor para empezar una nueva vida,

de perseguir aquello que uno desea, de no dejarlo escapar".

"Espero ser capaz de echar la carta en el buzón".

"Si eso es así, significa que ya estaré un poco más cerca".

"¿Quién me iba a decir que me enamoraría de ti?".

"¿Quién me iba a decir que tan joven

sabría con quién quiero compartir mi vida?".

"¿Quién me iba a decir que amar tendría un precio tan alto?".

"Pero tienes que dejar que el amor te cambie la vida".

"Porque al fin y al cabo,

¿para qué hacemos las cosas si no es por amor?".

"Espero volver a verte. Te quiere cada día más, Cécile".

(Continúa la música)

(Música suave de piano)

¿Me pasas la leche?

Oye, estaba pensando ahora y se me ocurre que...

vaya nochecita, ¿no?

Fue brutal. No sé cómo Oriol se lo perdió. Vaya pringao.

Además, lo tenía todo preparado la tía. Viene aquí y...

¿Sí o no?

La verdad es que sí que fue la polla.

Porque vaya loba, ¿eh?

Madre mía, con el biturbo ahí...

Es que vaya máquina, tío.

Qué momentazo.

(D. BSO "Barcelona, noche invierno")

Somos Cine - Barcelona, noche de invierno

26 jun 2020

Barcelona, durante la mágica Noche de Reyes, divertidos y conmovedores personajes viven historias de amor románticas, alocadas y en ocasiones, agridulces. El Rey Melchor parece haber perdido la cabeza cuando en medio de la Cabalgata de Reyes, salta de su carroza para perseguir a una chica.

Contenido disponible hasta el 3 de julio de 2025.

ver más sobre "Somos Cine - Barcelona, noche de invierno" ver menos sobre "Somos Cine - Barcelona, noche de invierno"
Programas completos (96)
Clips

Los últimos 124 programas de Somos cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos