Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5686979
Para todos los públicos Shalom - Perla Wahnon preside la ciencia de España - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días. "Shalom".

El papel y la importancia de la ciencia en nuestra sociedad,

sobre todo, una sociedad que va avanzando a pasos agigantados

hacia una era tecnológica, es indiscutible.

Lamentablemente, hemos necesitado, creo yo,

una pandemia para darnos cuenta hasta qué punto debemos invertir,

no solamente económicamente,

sino en localizar esos talentos y retenerlos.

Nosotros hoy en "Shalom" hemos localizado un talento

y lo tenemos retenido aquí hasta que el programa dure.

Perla Wahnon, bienvenida a "Shalom".

Buenos días.

Muchas gracias, Coty, por la invitación.

Por supuesto, para nosotros es un honor tener a la presidenta

de los científicos españoles.

Sí, soy la presidenta

de la Confederación de las Sociedades Científicas

de España. Casi nada.

Bueno, agrupa prácticamente a la mayoría

de todas las sociedades científicas de España.

82 sociedades científicas,

son las más importantes,

y eso comprende 40000 científicos.

Y, bueno, en esta época de pandemia,

pues intentamos coordinarnos a través de las videoconferencias.

Ya me imagino,

que os tenéis que estar buscando cómo hacerlo ahora.

Perla, antes de que toquemos el tema que nos que nos ocupa hoy,

que son varios, quisiéramos saber quién es Perla Wahnon,

dónde naces y cómo empieza ese amor por la ciencia.

Bueno, soy la mayor de ocho hermanos

que nos criamos muy felizmente en Melilla.

Es una ciudad preciosa que acoge multiculturalmente a religiones,

a cuatro religiones y como tal convivimos.

Lo que te marca en el estudio,

en tu carrera y en tu devenir posterior, es...

Probablemente ha sido mi madre.

Mi padre siempre nos apoyó muchísimo al estudio,

es decir, nos forzaba a estudiar muchísimo.

No quería que perdiéramos el tiempo en nada,

además, de que quería que fuéramos buenos estudiantes.

Nos hacía estudiar cosas anexas: idiomas, música...

De hecho, hice la carrera de piano además de otras cuantas cosas más.

No lo sabía yo, Perla. Sí, sí.

Desde los cinco años empecé.

Pero además de eso, quería que estudiáramos mucho.

Pero sí, yo creo que lo que nos ha marcado

a mí y a mis hermanos durante toda la vida

ha sido mi madre.

Mi madre era profesora, era maestra

y le gustaba muchísimo las matemáticas.

Siempre ha sido una gran matemática y eso nos lo ha transmitido a todos.

Claro que sí. Y en esa época, que tampoco es tan sencillo.

Sí, sí, sí.

Y Perla no hace las Américas,

Perla hace varios continentes, vamos.

Bueno, cuando terminé el preu, yo tenía 16 años.

Yo ya tenía claro que quería estudiar Química.

Pero en ese tiempo a mi padre le daba un poco de miedo

y me hizo esperar a que mi hermana terminara.

Y en esos dos años, mi hermana... le llevo dos años a la siguiente,

pues hice lo que antes era peritaje mercantil,

que después se ha transformado en no sé qué,

algo de economía y estudié esa carrera.

Y cuando terminé, le dije: "Me voy".

Y ya mi hermana y yo terminamos y nos fuimos a Israel.

Era la única extranjera

y tuve suerte en la Universidad Hebrea.

Tuviste suerte, tuviste suerte,

pero si algo te marca y algo es tu tarjeta de presentación,

es tu esfuerzo.

Un esfuerzo mantenido, un esfuerzo constante

que te ha llevado... A donde estoy.

Al puesto que tienes hoy.

Sí, pero lo que quería puntualizar

es el tipo de vida de estudio de la Universidad en Israel,

muy distinto a España. ¿En qué sentido?

Yo creo que los estudiantes

que estudian en la universidad en Israel

son conscientes del esfuerzo que están haciendo

y de lo que quieren llegar, cosa que en España no.

La gente estudia y suspende.

Eso no existe en Israel, en Israel el que estudia, estudia.

Y a mí eso me marcó muchísimo.

También puede ser, y pienso ahora contigo,

puede venir eso también de que el israelí,

antes de entrar a la universidad,

hace tres años de ejército

y muchas veces después de esos tres años,

tiene que trabajar para costearse los estudios.

Entonces, claro, empiezas a estudiar una carrera

con 23 o 24 años.

Y el tipo, el sistema de estudio es muy competitivo.

Si quieres estar a la altura, quieres tener muy buenas notas...

Yo sabía que me quería quedar en la universidad,

quería ser profesora.

Entonces, fui a por nota, iba a sacar...

Y, además, me presentaba para sobresalientes y matrículas,

siempre, porque quería ir a por nota para quedarme.

Bueno, en un momento determinado, después de hacer unos años,

estuve dos año y medio,

cuando llegó julio, el tercer año, me volví y seguí.

El único sitio donde podía seguir es en Madrid, en la Autónoma,

que había el sitio de ciclo que acababa de empezar

Y eso fue un problema porque llego a la universidad en España

y está muy relajada comparado con Israel.

La gente decía estudiaba mucho

pero yo estaba acostumbrada a estudiar día y noche

y saber lo que quería, entonces...

Me apunté a Farmacia también y me quedé en cuarto de Farmacia

porque ya empecé la tesis en Cuántica, elegí Cuántica,

que era Física, Matemáticas...

Había elegido esas asignaturas, que es lo que quería hacer.

Y seguiste recorriendo países y estudiando.

Sí, sí. Elegí siempre a los mejores profesores

porque tenía muy claro que en la vida

hay que elegir a los mejores si quieres aprender.

Claro que sí. Esa es una buena enseñanza.

Muy buena enseñanza.

Y los profesores también supieron invertir

en una buena alumna.

Deseosa de estudiar. Sí, la verdad es que sí.

Pero, sobre todo, que era alumna única de Cuántica.

No había ni chicos ni chicas.

(RÍE)

Fui solamente la única que eligió Cuántica en España.

De hecho, a los cuatro años lo quitaron como especialidad

porque no se apuntaba la gente porque había muchas Matemáticas

y para los químicos eso era un poco duro, sí.

Pero a mí me fue muy bien y después me fui de postdoctoral.

Bueno, durante esos años había ido a Francia

porque yo trabajaba en moléculas del espacio interestelar,

que ahora es un campo muy desarrollado,

pero antes era muy pionero.

Y me fui al Observatorio de Meudon,

me fui a París dos años

y cuando volví... Sigues estudiando y conquistando.

Perla ha sido siempre pionera en muchas cosas.

Y también en este puesto.

En este puesto,

es la primera vez que en España ocupa esa presidencia una mujer.

Sí, la verdad es que sí,

no he querido nunca ver diferencias por ser mujer y hombre,

pero eso lo he vivido en mi casa.

Mi padre nos ha educado

a los cuatro chicos y a las cuatro chicas iguales.

De hecho, todos mis hermanos tienen carrera,

han hecho todo igual,

porque eso sí se lo tengo que agradecer a mis padres.

No han hecho diferencia en absoluto.

Entonces, aunque te encuentras la realidad,

que el mundo hace diferencia de género y tú tiras la toalla,

yo he dicho que yo nunca tiraba la toalla,

que por ser mujer no puede ser distinto.

Lo que te tiene que hacer...

limitar, es tu capacidad.

Si tú tienes capacidad, tienes que seguir adelante.

Hay un problema cuando das a luz,

entonces, la gente se coge la baja y rompe su camino.

Claro.

Esa suerte la tenemos en la universidad,

que puedes aminorar el ritmo, pero no tienes porqué romperlo.

Yo no me cogí nunca con mis tres hijos

una baja maternal, nunca.

Entonces, intentaba estar más tiempo con ellos.

Yo lo único que tenía era hijos y trabajo,

y la universidad, y nada más. Lo hiciste muy bien.

Intenté hacerlo de forma que la ciencia

quedara donde tenía que estar porque dirigía a gente.

No podemos tener a la presidenta los científicos españoles

y no preguntarte por el que está acaparando

los medios y nos acapara en nuestra vida,

por el COVID-19, ya lo sé que es mucho, pero...

Es una pandemia que no hemos querido aprender

de lo que pasó hace 100 años con la fiebre española,

que fue otra pandemia de otro tipo, pero con otro virus,

pero es exactamente igual.

Y no lo hemos gestionado de forma correcta

probablemente porque...

Pero no ha sido en España, en ninguna parte del mundo.

No hemos tenido forma de cómo hacerlo,

no hemos sabido aprender de los errores anteriores

o de las formaciones anteriores.

Evidentemente, todo esto...

Se conocerá el comportamiento del virus

y la incidencia y las repercusiones que han tenido en las personas

que han sido infectadas a posteriori,

una vez que pase toda esta pandemia, qué pasará,

que dentro de un par de años podremos estudiar.

Pero lo que sí es importante

es que esta pandemia ha acercado a la ciencia la sociedad.

España tiene una estructura muy débil en cuanto a la ciencia.

Eso es un problema, hay científicos buenísimos

que, por desgracia, se tienen que ir fuera

una vez hacen la tesis doctoral, porque la estructura...

Pero no es un problema de gobierno,

no es un problema ni de este Gobierno ni del anterior.

Ya lo decía Ramón y Cajal hace cien años,

España no valora la ciencia, es la sociedad.

Y yo creo que la pandemia de alguna forma ha puesto en valor

a los científicos y a la ciencia.

Pero no solo a la ciencia, a la biomedicina y a los sanitarios.

Las investigaciones...

Es que es necesaria la conjunción de todas las áreas

para que se desarrolle la ciencia como es necesario.

Si no, es imposible.

Sin ciencia, dicen los jóvenes, no hay futuro.

Y es cierto.

No es que no haya futuro, un país se sustenta en función

del desarrollo de la ciencia.

Si tú haces una buena ciencia básica,

haces algo que permita que se desarrolle la aplicada

y que permita que haya una startup, empresas posteriores.

Eso es algo que aprendí también de Israel

cuando me fui como profesora.

Hace ya casi 20 años que estuve,

que me llevé a mis hijos, estuve en Israel y aprendí también

de cómo producen una investigación básica

y saben transformarla en aplicada

y tienen una infraestructura dentro de las universidades

que permite que generen empresas en bases tecnológicas

para transmitirlas, las empresas posteriores...

Claro, el nexo desde la investigación

a las empresas, y cómo...

Sin investigación básica no existe lo otro.

Por supuesto. Porque no puedes transmitirlo.

¿De qué depende que los jóvenes...?

Si le preguntan: "Yo quiero ser científico",

no sé si hay tantos niños. ¿De qué depende eso?

De la forma de estudios que tienen normalmente

en la educación española.

La educación española es muy memorística y poco aplicada.

Nosotros tenemos un programa en la COSCE fantástico

que se llama "Aciertas".

Se trata de fomentar las carreras STEM en chicos y chicas

desde los primeros años.

Justamente me puse en contacto con la embajada

para ver si podíamos colaborar

y hemos tenido ya contacto para intentar colaborar

en este programa tan exitoso que a nosotros nos lo financia

el Ministerio de Educación.

Y es un programa que...

Yo estoy muy orgullosa desde la COSCE de este programa

porque participan una red de todos los colegios,

de muchos colegios, pero de todas las regiones de España,

todas las regiones están conectadas

y aprenden unos de otros porque se llaman redes transversales,

donde hacen experimentos

y trata de llevar la ciencia a la juventud

desde los puntos más básicos.

Si somos capaces de educar a la juventud,

seremos capaces de generar

una sociedad tecnológica mucho más...

Preparada también.

Y que nos dé la base de un desarrollo como sociedad

más científica.

No podemos vivir solo del turismo o de servicios.

Eso es un poco de lo que nos hemos dado cuenta,

han sido un poco los deberes que no habíamos hecho.

Las empresas de pronto... Necesita un desarrollo.

Un tiempo. Eso es un proceso.

Hace falta mucha inversión

y que la ciencia no sea la cenicienta de los presupuestos,

sino todo lo contrario.

Tiene que estar en el papel principal

de los presupuestos del Gobierno, no solo de un ministerio,

tiene que estar fuera de los...

tiempos electorales, de los tiempos del Gobierno.

Tiene que estar fuera.

Debe ser programa de varios años.

Decías incluso que los gobiernos necesitan

un consejero científico también. Eso aparte, la asesoría científica.

Pero asesoría científica es otra de las propuestas

que yo he dicho varias veces en varios lados,

y la asesoría científica por supuesto,

se necesita en el Parlamento y en el Gobierno,

pero una asesoría científica no "ad hoc"

de científicos propuestos por gobiernos.

Tienen que ser asesores completamente independientes

muy formados y que sean capaces, ellos, de predecir

e indicarle al Gobierno qué es lo que es necesario hacer

para tomar las riendas.

Claro. Antes de que empiecen los problemas.

Ojalá que sí, si Dios quiere, ojalá que sí.

La vacuna que estábamos todos esperando, Perla,

no puedo dejarte ir del programa sin preguntarte.

Yo no soy biotecnólogo,

hay mucha gente que habla mucho de esto, especialistas,

y sé lo que sabe todo el mundo.

Se escuchan tantas ideas y tan contradictorias también.

Claro, hay que tener paciencia.

La ciencia no se cocina,

va siendo rápida... A fuego lento.

Eso es, la ciencia es una cosa que toma su tiempo.

Las vacunas cuando se han desarrollado

han tenido un período de dos o tres años

para ver los efectos secundarios, y eso lo sabemos.

Entonces, ahora todo el mundo está muy asustado

y hay una lucha que nunca sé si es de empresas, es...

Pues una cosa por países también,

a ver quién puede decir que la vacuna...

Quién lleva la prioridad.

Pero yo creo que estaremos seguros cuando sepamos las repercusiones

de la vacuna en la sociedad, en los infectados, etcétera.

Hay que tener un poco de paciencia y guardar las normas

y, por supuesto, ser muy consciente

de que el virus es invisible y lo tenemos entre nosotros,

que porque no lo vea... es el enemigo invisible.

Estamos en guerra, en guerra, estamos en guerra,

pero en guerra con un enemigo invisible

que no puede ser más poderoso que nosotros.

Vamos a ganar esta guerra. Si Dios quiere, vamos a ganar.

La ciencia tiene ratos buenos y ratos malos.

Y no hay que tirar nunca la toalla si crees firmemente

que es el motor de la vida.

Claro que sí. Muchas gracias.

Todos tus consejos, no solamente los científicos, los humanos,

los personales, son consejos sabios.

Nosotros desde aquí estamos superagradecidos,

muy orgullosos de esa melillense

que se comió el mundo y volvió a España

para traernos toda esa ciencia

que has ido acumulando por todo el mundo,

y este es tu programa,

este es el micrófono y lo que podemos pasar.

Estamos muy felices de tenerte aquí.

Gracias a ti, Coty, gracias a ti por el trabajo que haces.

Nos quedamos con esa admiración por la excelencia

y por esa filosofía de no tirar la toalla nunca.

Nunca. Enhorabuena, Perla.

Nosotros sí que les dejamos a ustedes

hasta el domingo próximo.

Estamos seguros de que han aprendido muchísimo

y nosotros nos vamos y nos quedamos aquí

preparando el programa de la semana siguiente.

Hasta entonces, nos despedimos.

Les deseamos un domingo maravilloso

y "shalom".

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Perla Wahnon preside la ciencia de España

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Shalom - Perla Wahnon preside la ciencia de España

18 oct 2020

La Presidenta de la Confederación de Científicos Españoles (COSCE) Perla Wahnon nos visita esta semana. En este programa nos comparte cómo fueron sus comienzos en la ciencia, cuándo y por qué decide que esta es su gran pasión.

ver más sobre "Shalom - Perla Wahnon preside la ciencia de España" ver menos sobre "Shalom - Perla Wahnon preside la ciencia de España"

Los últimos 670 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios