Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5527032
Para todos los públicos Shalom - Hablemos de libros - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenos días, "shalom",

y bienvenidos un domingo más a nuestro programa.

Hoy queremos proponerles hablar de libros,

de libros interesantes

que tratan desde diferentes perspectivas

la temática judía.

Si les parece,

vamos a empezar hablando con Patricia Martínez,

que ha venido como invitada a nuestro programa.

Buenos días, Patricia.

Muchas gracias por venir a "Shalom".

Gracias a vosotros.

Patricia,

tu libro, en concreto, del que vas a hablarnos,

podríamos decir que tiene un tinte biográfico.

Sí, sí, efectivamente.

De mi padre

y de su relación con el Servicio Secreto británico

en el salvamento de judíos.

No solo judíos tengo que reconocer,

prisioneros en Miranda de Ebro al comienzo de la II Guerra Mundial.

Tu libro es "Embassy", ¿no? "Embassy", sí.

¿Por qué este título?

El título no tiene nada que ver.

Es un doble sentido

porque "embassy" es de la embajada británica,

que es la organizadora de todo esto.

Y también el salón de té,

que desgraciadamente ya desapareció en Madrid

en Castellana 12,

línea directa con la embajada en la misma calle,

un poco más abajo,

en homenaje a Margarita Taylor,

que fue para mí la gran cabeza,

y sobre todo corazón,

que acogió a tantísima gente desde un principio

hasta el final de la guerra.

Margarita era la dueña del Embassy. Ella era la dueña del Embassy.

En línea directa, lógicamente, con toda esta organización,

que procede de la propia embajada.

Y como yo sabía que ella no tenía a nadie...

Mi padre, por lo menos, me tenía a mí para hablar de él,

pero su hija ya había fallecido.

Entonces, es un homenaje a ella.

Realmente es un homenaje a Margarita.

¿Cómo llega un medico gallego como era tu padre

a meterse a trabajar

con la seguridad secreta de Inglaterra?

Él se había criado en Glasgow.

Había ido a la universidad en Liverpool.

Estudió Medicina

igual que cuatro hermanos Martínez Alonso

estudiaron Medicina en Liverpool.

Y lo que hacía, cuando venía los veranos a Galicia,

pasaba por Madrid y se examinaba también en Madrid,

con lo cual supongo que en el año 39,

cuando él se ofrece para cooperar con los británicos,

no había muchos españoles en sus condiciones.

Médicos quiero decir, médicos españoles.

Como que le parecía lo más normal del mundo

ofrecerse.

Él participa en el salvamento

de muchas personas que vienen sin patria,

sin documentos, sin futuro...

Y, entre ellos, muchos judíos. Sí.

¿Por qué decide tu padre colaborar incluso arriesgando su propia vida?

Hay personas

que pasan por vuestra casa personal.

En meterse en este lío vamos a decir.

Yo pienso que era absolutamente obvio

que si le piden salvar vidas aunque sea mintiendo,

como en este caso

era firmando que eran enfermos sin ser enfermos

para sacarlos de la cárcel,

todo tiene una lógica.

Para un médico tiene una lógica.

Tú lo ves así,

pero yo creo que tiene mucho mérito que una persona arriesgue su vida.

No era nada fácil

la situación en España en esa época.

Incluso ofreciendo su propia casa

para que personas la utilicen para poder salvar sus vidas.

Era una casa en el campo, en Galicia, junto a la ría de Vigo.

Es decir, la puerta de atrás,

que era una puertecita así

porque hemos salido de niños por esa puerta,

daba directamente a la ría.

Parecía que estaba hecho a medida.

Sacar a la gente de Miranda de Ebro,

traerlos por aquellas carreteras que no me quiero imaginar cómo eran,

bien vía Embassy, bien directamente, según coincidiera,

y meterlos en una casa

que va a dar directamente a la ría de Vigo...

Pues es que les cayó del cielo.

Este libro comienza con un encuentro en tu casa.

Estáis cambiando la organización o en una remodelación,

y encuentras un cuaderno de tu padre

y te pones a investigar durante más de nueve años

para escribir este libro.

Yo empiezo en el 2000

la desclasificación de los archivos británicos.

Los oficiales es en el 2005.

Es cierto que la embajada me avisa.

Tuvieron el detallazo de avisarme los británicos

de que se habían desclasificado y que buscara.

Con tan buena suerte,

de que ya internet estaba en plena acción.

Salió el archivo de mi padre, el personal.

Está ahí dentro.

Dentro del libro. Sí.

Dentro está.

Eso fue jauja

porque ya tuve los pelos y señales compaginados.

Mi madre ya había muerto.

Ya compaginado con lo que decía el diario.

Claro.

Es decir, todo cobraba sentido. Exactamente.

Los nombres que había salido en el diario de origen

reaparecen algunos.

No todos.

Margarita Taylor no aparece nunca para mi pena.

Hubiera sido para mí maravilloso que tuviera un reconocimiento.

Pues no aparece nunca, pero mi padre constantemente.

Hablando de reconocimientos,

nos has traído varios de los que recibió tu padre, ¿no?

Uno es póstumo, entiendo, y el otro es el de Polonia.

Lo recibió estando en vida, ¿no? Estando en vida.

En el año 57.

Mucho después.

La gran cruz de oro

y un certificado que lo reconoce.

Y, luego, está la medalla británica,

que es muy valiosa para los británicos.

Es el King George Medal for Courage, la medalla del valor,

sin ningún certificado.

Si era del Servicio Secreto... Claro.

Evidentemente. O te lo crees o no te lo crees.

Y el póstumo es el...

El póstumo fue un agradecimiento de Miranda de Ebro,

del pueblo de Miranda de Ebro, que me hizo un homenaje.

Nos hicieron un homenaje al libro y a mí,

sobre todo a él,

cuando presenté el libro allí.

Me hicieron una encerrona secreta en el ayuntamiento.

Fue un detallazo del ayuntamiento.

Fue muy emocionante.

Por nuestra parte

tienes que recibir ese mismo agradecimiento

que te damos desde "Shalom"

y que como judíos tenemos

a cualquiera que haya colaborado en salvar cualquier alma,

pero también si es un alma judía.

Muchas gracias.

Muchísimas gracias, Patricia, por haber venido.

Y quién sabe.

Pronto nos podemos volver a ver. Si Dios quiere.

Como les hemos prometido, hoy seguimos hablando de libros,

de libros interesantes

que tratan de una forma o de otra

sobre la cultura y la tradición judía.

Para ello contamos hoy en nuestro programa

con Diego Moldes.

Muy bienvenido, Diego, a nuestro programa.

Muchas gracias por invitarme.

Tú libro abarca muchísima parte de la historia.

¿Por qué decides hacer un libro tan amplio?

Muy buena pregunta.

Yo soy historiador de cine

y arrancando con la historia del cine

y con películas de temática judía y con los orígenes de Hollywood,

que fueron creados por emigrantes judíos

de Europa central y oriental,

me fui metiendo en el tema.

Y durante los últimos 19 y 20 años

fui investigando sobre diferentes áreas, ¿no?

Como trabajaba "marketing",

fui abriéndolo a otras áreas de conocimiento

y me fui dando cuenta

de que existía una entrehistoria del pueblo judío

en la edad contemporánea

desde el primer gran filosemita histórico,

que es Napoleón,

y la emancipación de los judíos

a finales del siglo XVIII y principios del XIX

hasta nuestros días.

Lo fui rastrando por campos de actividad.

Y surgió así.

Un interés natural que fue creciendo

y se fue convirtiendo en un trabajo de investigación.

Has mencionado una parte del título del libro,

la contribución de los judíos en el mundo moderno,

con otra parte llamativa, ¿no?

"Cuando Einstein conoce a Kafka". Sí.

¿Por qué este título?

El título se me ocurrió porque viajé con unos amigos a Praga

a finales de marzo de 2011

y cuando llegué me enteré

de que justo 100 años antes, a finales de marzo de 1911,

Einstein y Kafka se había conocido en Praga.

Me sorprendió porque no lo sabía.

Empecé a leer y a investigar desde ese año hasta hoy,

incluidas las cartas de Kafka íntegras,

que están publicadas en la editorial del libro,

y me sorprendió

porque no se citaban ni en la correspondencia

ni biografía que he leído de Kafka ni de Einstein.

Recuerdo una muy interesante que me recomendó Bernardo Kliksberg

y otras más.

¿Cómo es posible

que dos personas tan importantes e influyentes

no se hubiesen mencionado

en su correspondencia con otras personas?

Coincidían en un café que se llama Louvre

que regentaba Gerta Fanta.

Era la esposa

del farmacéutico más importante de Praga.

Vuelves a mencionar el tema de los judíos.

Es un poco arriesgado este título

con lo que está cayendo en el tema del antisemitismo

en Europa y en el resto del mundo.

El sacar un título de en qué contribuyeron los judíos

ha sido valiente en ese sentido, ¿no?

No sé si valiente.

Creo que he sido honesto

porque yo me he dado cuenta

de que existe todavía muchísimo desconocimiento.

Como decía Flavio Josefo, el historiador judío,

la mayor preocupación de los judíos es la educación.

Lo dice textualmente.

Y sigue siéndolo, ¿no?

Creo que desde hace 3000 o 4000 años

es lo que ha permitido la pervivencia

como pueblo y como minoría

en tantas diásporas durante tantos milenios.

Creo que se ha abandonado la educación

y ese es el motivo

por el que está creciendo el antisemitismo.

Desde luego, más que hace 20 años, cuando empecé a investigar el libro.

Es preocupante.

Lo que yo quería dar a entender al lector judío,

pero sobre todo al lector no judío,

era que es muy difícil entender el mundo moderno

y el mundo actual en el que vivimos

en el Estado de bienestar en que estamos

sin entender las contribuciones que han hecho a este mundo.

En ciencia, en medicina...

En todos los campos que os podáis imaginar.

El libro lo recoge de la manera más fiel que he podido.

Creo que es injusto el trato que se recibe en muchos casos.

Y es cierto que existe antisemitismo,

pero existe una cosa peor, que es previa, que es una semilla:

el prejuicio antijudío.

Ese prejuicio es por ignorancia desde mi punto de vista

hacia el judaísmo.

Esta contribución de los judíos al mundo

es un libro de más de 700 páginas.

¿Hay que ser un experto para leerlo

o puede estar al alcance de cualquier persona?

Está al alcance de cualquier persona.

Yo no soy un experto.

Hay gente que me ha preguntado ya

por qué le dedico más espacio a la literatura

o al cine y la comunicación,

los medios de comunicación, la televisión y demás,

y menos a las ciencias, ¿no?

La explicación es sencilla.

Porque mis campos de actividad y de investigación

son esos.

Lo que tenías más cercano. Claro.

De los campos de los que no tengo conocimiento

lo que hago es una labor de divulgación.

No profundizo en el contexto.

Doy mucha bibliografía

para que cada uno, en su materia, en lo que a él más le interese,

a partir del libro investigue hacia otras fuentes.

Quizás tendría que haber sido de autoría colectiva

o como tiene como 18 temas distintos

podrían haber sido 18 libros y cada uno lo hiciese un experto.

Es un punto de partida más que de llegada.

De acuerdo.

Es un punto de partida

y es lo que tenemos en la educación constructivista.

Es dar los puntos de partida

para empezar a trabajar cada uno su propio conocimiento.

Mucha gente me ha preguntado en relación a lo que dices

por qué los judíos y por qué no sobre otro tema.

En el sentido

de que fuese una obsesión personal del autor.

Lo que decía es que hay que entender que el judaísmo es mesiánico.

Hay una frase que me encanta en hebreo,

"tikún olam",

reparar el mundo o mejorar el mundo,

que creo que refleja muy bien

esa transmisión genealógica e histórica

del judaísmo.

De padres a hijos, de rabinos... El rabino es maestro, ¿no?

De cómo intenta toda la comunidad judía

mejorar los sitios a los que van.

Eso creo que se consigue.

Y el libro intenta transmitir eso.

Es una historia oculta y desconocida

porque siempre se ha estudiado la historia del pueblo judío

en tanto que pueblo, en tanto que sujeto histórico,

en las relaciones donde ha tenido diáspora,

pero no a través de sus individuos en tanto que sujetos individuales

qué son judíos, ¿no?

La suma de las personalidades. Exacto.

Es a lo que te quieres referir. Exacto.

Quizás sea el gran concepto del prejuicio social, ¿no?

Antes de enfrentarse a conocer una persona

y ver sus méritos y sus deméritos como persona,

la gente hace ese prejuicio de esa condición de judío.

Tú sabes, y tenemos amigos que lo han contado,

de padres y abuelos que ocultaban esa ascendencia judía

o ese judaísmo activo desde el punto de vista religioso

para evitar ese prejuicio

en la universidad o cuando empezaban a trabajar.

Eso para mí es muy preocupante porque nunca debería ocurrir.

Ojalá este libro que nos has traído hoy aquí

y toda esta misma actitud que tú tienes

se transmita y se comunique a otras personas,

y podamos estar hablando

de que todos esos prejuicios llevan a perder la sociedad

porque no suma las individualidades y riquezas

que cada uno aporta como ser humano y también como pueblo.

Claro.

Nos llevan a perder y no a ganar en la sociedad en que vivimos.

Muchas gracias por haber venido. A vosotros, un placer.

Encantado.

Y ustedes no dirán que no dejamos materia para leer.

Aquí les dejamos dos libros interesantísimos

que tienen ustedes a su alcance

y les esperamos la semana que viene con más temas interesantes

en "Shalom".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hablemos de libros

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Shalom - Hablemos de libros

01 mar 2020

Por un lado "La clave Embassy" una apasionante historia de carácter biográfico donde Patricia Martínez nos desvela la historia de su padre. Por otro lado el historiador y escritor Diego Moldes nos presenta "Cuando Einstein encontró a Kafka" donde nos narra el encuentro de estos dos iconos populares

ver más sobre "Shalom - Hablemos de libros" ver menos sobre "Shalom - Hablemos de libros"

Los últimos 630 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios