Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5666468
Para todos los públicos Shalom - Comienza un nuevo ciclo - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Shalom".

Muy buenos días y bienvenidos un domingo más.

En estos días los judíos

de todo el mundo nos preparamos para celebrar Rosh Hashaná,

el Año Nuevo Judío,

y para ello se nos invita a meditar y a reflexionar.

Es una época de reflexión y de evaluación de nuestra vida

que nos tiene que llevar a saber

si estamos enfocando todo nuestro proyecto de vida,

hasta nuestro "tikún olam", hacia nuestro objetivo final.

Y qué mejor que contar hoy en "Shalom"

con Rav Moshé Bendahan,

el rabino principal de la Comunidad Judía de Madrid,

para hablarnos de este tema.

Muy buenos días, Rav Moshé. Buenos días.

Bienvenido a "Shalom". Gracias por la invitación.

Se nos invita durante esta época a reflexionar,

quizás este año ya hemos tenido un poquito más

de preparación con todo este parón obligatorio

que hemos tenido que tener.

¿Por qué es bueno hacer esta reflexión antes de Rosh Hashaná?

Bueno, hay que entender que el Año Nuevo judío,

a diferencia de otras celebraciones de años nuevos,

no es una cuestión de decir: "Año Nuevo, vida nueva".

Olvidamos todo lo que pasó y ahora empezamos una vida nueva,

no, el Año Nuevo judío es hacer un balance

de todo lo que hemos hecho durante el año que ha transcurrido,

porque es un día de juicio y el Rosh Hashaná,

el Año Nuevo judío, tiene dos connotaciones:

una connotación que es el aniversario

de la creación de Adán y Eva,

por una parte es una alegría

porque estamos celebrando el aniversario de la creación

del hombre;

pero por otra parte, es un día de solemnidad,

porque es el día del Juicio

y esto ya tiene su connotación en el relato bíblico del Génesis,

cuando dice que Adán y Eva,

el mismo día que fueron creados, fueron...

Transgredieron y fueron juzgados.

Quiere decir que este primer día

de la creación unió el aniversario de la creación

y el día del Juicio, y por tanto,

siendo, que somos juzgados en este día,

pues tenemos que hacer un balance previo.

Pero este balance no es el día de Rosh Hashaná,

es un balance que hay que hacer el mes antes.

Tenemos un mes entero, el mes de Elul, 30 días de reflexión,

de balance, de preparación.

Es como cuando una persona tiene que escribir un libro,

pues no solamente escribir el libro,

luego tiene que hacer todo el repaso del libro.

Y el día de Rosh Hashaná es cuando tiene que presentar

el libro, pero presentar el libro es la consecuencia

de toda la preparación

que hemos tenido que hacer anteriormente.

Y de ahí que Rosh Hashaná es un trabajo espiritual,

porque tenemos que traer nuestra mejor película,

nuestra mejor versión delante del Creador.

Y eso supone un trabajo, una introspección, un balance,

un análisis...

Es como cuando una persona está montando un programa de televisión

o una película,

pues el director tiene que ir seleccionando

las imágenes que son adecuadas

y a lo mejor grabó tres horas para montar una hora.

Pues eso es efectivamente lo que nosotros

tenemos que hacer el día de Rosh Hashaná.

¿Y qué tenemos que hacer,

si después de hacer todo este proceso de reflexión

y de evaluación de nuestra vida

nos encontramos que no nos gusta mucho

y nos parece como que no tenemos fuerzas para superar este examen?

Bueno, hay un concepto aquí que es el concepto de la "teshuvá",

el concepto del arrepentimiento.

El concepto del retorno es un concepto complicado

para entender,

porque vamos a imaginar a una persona que comete un delito,

un delincuente y viene delante del juez y dice:

"No, yo me arrepiento.

Yo la verdad que no tenía a intención de hacerlo".

El juez lo va a juzgar igual y le va a condenar igual.

Puede ser que tenga un pequeño atenuante,

pero él lo va a juzgar igual y la condena se la va a dar

y, por tanto, nos cuesta trabajo

el hecho de entender que nosotros podemos venir durante el mes

antes del día del Juicio o el mismo día de Rosh Hashaná

y venir y decirle a Dios: "No, nosotros no lo hemos hecho bien,

nos arrepentimos de todo".

¿Cómo eso puede tener efecto?

Y tenemos que entender que la relación del hombre con Dios,

no la relación del juez con el acusado.

La relación del juez de acusado es una relación de justicia,

y el juez, según lo que la persona ha hecho, le va a juzgar.

Con sus datos objetivos. Efectivamente,

mientras que la relación del hombre con Dios

es la relación de un padre con el hijo,

como dice el libro Devarim: "Hijos sois vosotros de Dios",

y un padre o una madre con su hijo,

siempre van a estar dispuestos a perdonar,

incluso, incluso, que tenga todos los motivos para no perdonar,

pero siempre el padre o la madre van a buscar el atenuante

y cuando ven que el hijo, su arrepentimiento es sincero,

van a estar dispuestos a olvidar.

Podemos imaginarnos un hijo

que no vivió acorde a la voluntad de los padres

y siempre siguió normativas diferente, estudios diferentes

de lo que los padres tenían la expectativa de él.

Y llega el día de la boda y el hijo le dice a los padres:

"Mira, yo no puedo entrar al palio nupcial sin sentarme con vosotros,

si vosotros no me perdonáis, no me puedo sentar con vosotros.

No puedo y no voy a entrar al palio nupcial".

¿Y qué hace el padre y la madre en ese momento?

"No te preocupes. Todo está olvidado.

Te perdonamos o iniciamos un camino nuevo.

Entra tranquilo. Entra feliz. Estás perdonado".

¿De dónde saca la fuerza el padre y la madre

para, en ese momento, olvidar 30 años de historia?

Por el amor.

Esa es la fuerza del amor.

Y siendo que la relación de Dios con el hombre

es una relación de amor,

por eso podemos entender el concepto del arrepentimiento

y podemos entender que la persona nunca tiene que desesperarse

porque un padre o una madre siempre están dispuestos a perdonar

y siempre están dispuesto a darte la oportunidad de reconstruir

tu vida.

Nos ha hablado de la "teshuvá" como una forma

de poder recuperar ese momento de evaluación

que a lo mejor no es positivo.

¿Qué otras herramientas

podemos tener para poder hacer este proceso

qué se nos pide en Rosh Hashaná?

Bueno, el Talmud, en Rosh Hashaná nos habla

de varias herramientas:

una es lógicamente lo que hemos hablado del arrepentimiento;

otra es la oración.

¿Por qué? Porque una persona viene a Dios si hace oración,

es mostrar nuestra dependencia con respecto de Dios.

Cuando una persona hace una oración,

es decirle a Dios: "Yo no controlo mi salud,

no controlo mi sustento, no controlo mis años de vida,

no controlo mis hijos

y, por tanto, te pido a ti que me ayudes.

Pido tu auxilio".

Y ese hecho de que la persona viene con esa humildad

delante del Creador y le pide el auxilio,

es un arrepentimiento, es un arrepentimiento interno.

Reconocer que sin ti no puedo y necesito tu ayuda.

Y esa es la fuerza de la oración.

Cuando una persona se vuelca, derrama su alma delante del Creador,

como hizo Hannah cuando pidió un hijo y le nació Samuel.

Pues Dios te responde.

Y luego también otra herramienta importante

es la "tzedaká", la caridad, el dar, ayudar al necesitado.

¿Por qué?

Porque cuando tú ayudas a una persona y lo socorres,

pues eres merecedor de que Dios te socorra a ti también.

Tú te preocupaste de ayudar a la persona que no tiene,

tú también que ahora mismo vienes

sin mucho balance el saldo espiritual,

también Dios te va a ayudar.

Lo mismo ocurre con el tema del agradecimiento.

Es como lo que nos estaba diciendo.

Sí, el agradecimiento también es una expresión de amor.

Cuando una persona agradece,

está demostrando el amor a Dios,

cuando una persona se levanta y agradece a Dios

que le ha dado un día más de vida,

o que una persona se duerme y agradece a Dios

que ha podido tener todo ese día,

es una expresión de amor

y por eso la palabra "gracias" abre el corazón de la otra persona.

Pero no es por la palabra en sí,

sino es por la expresión de amor

que tú le expresas a la otra persona.

Sí, dicen los psicólogos que cuando uno dice

la palabra "gracias" es muy difícil estar enfadado,

no se puede mantener uno en una situación

de enfado emocional cuando uno está agradecido.

Porque el agradecimiento es amor y el amor tiene una magia.

Cuando hay amor, no hay sentimientos negativos.

Esa es la magia del amor.

Si una persona ama a otra,

y eso lo vemos en la relación de un padre con un hijo,

un padre y un hijo, siempre va a estar dispuesto

a perdonar a su hijo.

Siempre va a estar dispuesto a enfocarse en lo positivo del hijo

y a obviar lo negativo, porque el amor tiene esa magia.

Por eso es tan importante el juzgar con compasión

y no juzgar desde el ego.

Esta evaluación que hacemos en Rosh Hashaná

no sólo hace referencia a nuestra relación con el Creador,

con "Hashem", con Dios,

sino también en nuestra relación con los demás,

¿por qué no es solamente la relación con Dios

la que se evalúa?

Bueno, porque en los Diez Mandamientos,

cuando salieron los Diez Mandamientos,

salieron dos tablas

y preguntaron nuestros sabios por qué dos,

porque una tabla es la relación del hombre con Dios

y otra, la relación del hombre con el hombre.

Es decir,

que nosotros en este mundo tenemos que trabajar en una doble dirección,

lo que es la relación del hombre con el hombre,

y del hombre con Dios.

Lo que es la relación del hombre con el hombre

es lo que nosotros llamamos la ética;

lo que es la relación del hombre con Dios

es lo que llamamos la espiritualidad.

Y, por tanto, nosotros tenemos que construir en dos bases,

pero si no construimos en la base ética,

no podemos construir la espiritualidad.

Es decir, para llegar a la espiritualidad,

la relación con Dios, tenemos que llegar primero a la ética,

porque si nosotros no somos capaces de amar al prójimo,

no vamos a ser dignos que Dios nos ame.

Pues muchas gracias, Rav Moshé,

por todo lo que nos ha dicho, unas palabras muy interesantes,

muy profundas sobre las que tendremos

que reflexionar cada uno de nosotros.

Gracias a vosotros por la invitación

y la oportunidad que me dais de poder expresar

estos conocimientos de sabiduría espiritual del judaísmo.

A ustedes queremos dejarles ahora con una parte más lúdica

de lo que es la fiesta de Rosh Hashaná,

la parte que, quizás, sea más apetecible.

Les dejamos con los sabores y los olores de Rosh Hashaná.

(Música)

Las festividades judías comienzan

en la sinagoga con unos rezos maravillosos,

pero el hogar tiene una dimensión peculiar.

Nosotros hoy les recibimos en esta mesa de Rosh Hashaná

con algunos de los elementos que decoran nuestro hogar

y con una gran artista y amiga, Leslie Weinstein.

Bienvenida y "shaná tová".

Muchísimas gracias, "shaná tová" también.

Gracias por la invitación.

Por favor, es un placer tenerte aquí.

No le digo a nuestros amigos, además de la belleza estética,

que ustedes lo están viendo, los olores de los que disfrutamos.

Leslie muchos amigos nos preguntan:

¿el judaísmo es siempre el mismo

y las festividades son siempre las mismas?

¿Cómo podemos desarrollar nuestra creatividad?

Para eso te hemos invitado hoy.

Muchas gracias,

como dije antes, por la invitación y bueno,

para mí no solo las festividades

y todo es siempre lo mismo,

nosotros hacemos que cada día de nuestras vidas cuente,

que cada día sea diferente,

que cada día crezcamos y evolucionemos.

Con lo cual, a pesar de que las festividades

pueden ser las mismas, nosotros no somos los mismos.

Claro,

es tan bonito, porque además es una especie de partitura,

y la partitura es la misma.

Pero cuando la interpretas siempre sale diferente.

Nos has traído hoy una de las referencias típicas

de Rosh Hashaná,

que es el "leicaj" el bizcocho de miel.

Cuéntanos un poquito por qué es tan típico de esta festividad.

Sí, bueno,

para comenzar el hecho de que es de miel

y que comemos manzana con miel

porque queremos que el año sea dulce.

Para mí el "onik leicaj" es algo infaltable en mi casa

y en mi mesa para Rosh Hashaná,

para desearnos a todos que el año sea dulce.

Sea bueno y dulce, si Dios quiere.

Y luego tú que eres maestra de "ikebana",

de arreglo floral y que eres capaz de hacer estas cosas tan bonitas

con las que nos estás deleitando.

El "ikebana" tiene también unos conceptos muy especiales

a la hora de componer tres elementos muy definidos.

Bueno, como dices tú y hablas de la partitura,

el "ikebana" comienza con arreglos básicos

para que integremos los conceptos de longitudes, de líneas,

de ángulos,

de proporción con nuestros recipientes

y comenzamos con las líneas principales que son:

cielo, hombre y tierra.

Y lo que buscamos en estos arreglos

es justamente representar la armonía universal.

Una vez que tienes todos estos conceptos ya integrados,

pasamos a lo que son los arreglos libres

y tomando en cuenta el espacio vacío,

que el espacio vacío refuerce el espacio ocupado,

uno se complementa con el otro y uno da fuerza a al otro.

Claro, Leslie,

¿diríamos que en "ikebana",

y a lo mejor también en nuestra vida, menos es más?

Absolutamente, absolutamente.

Y justamente ese, ese menos y en quedarte con lo indispensable,

es algo que luego también lo adoptas como filosofía de vida.

Ya no es solamente en tus arreglos.

Que es una filosofía maravillosa, claro que sí.

Entonces, bueno, es...

Es bellísimo. Es esa paz espiritual.

Son estos sabores y olores con los que nos has agasajado hoy.

Gracias.

Y con esto, con esta misma generosidad y belleza,

queremos y deseamos a todos,

a ti, por supuesto,

ese agradecimiento por brindarte siempre para acompañarnos

y a nuestros amigos.

Nosotros en nombre de la Federación de Comunidades Judías de España,

deseamos un año bello y dulce para todas las personas,

sin distinción de raza ni de religión.

Hemos tenido un año muy difícil y le pedimos a Dios de todo corazón

que este año sea muy dulce.

Hasta la semana próxima y gracias. "Shalom".

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Comienza un nuevo ciclo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Shalom - Comienza un nuevo ciclo

20 sep 2020

En el calendario judío nos encontramos celebrando Rosh Hashana, el Año Nuevo judío, que se festeja de forma muy diferente a las celebraciones que solemos asociar con Año Nuevo. También conocido como Yom Hadin, Rosh Hashana es el Día del Juicio.

ver más sobre "Shalom - Comienza un nuevo ciclo" ver menos sobre "Shalom - Comienza un nuevo ciclo"

Los últimos 650 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos