Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5829127
Para todos los públicos Shalom - Pesaj: De la esclavitud a la libertad - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenos días, shalom.

El año continua y con él las siguientes fiestas.

Y ya estamos en la fiesta de pésaj,

la fiesta en que los judíos de todo el mundo

celebramos nuestro pacto con Dios y nuestra libertad.

Para profundizar sobre el mensaje genuino de esta fiesta

hemos invitado hoy a Shalom, al rabino Eliezrer Di Martino.

Él es rabino de la comunidad israelita de Lausanne

y nos ha traído unas inspiradoras palabras

que compartimos con ustedes.

La festividad de pésaj

es una de las tres festividades bíblicas histórica.

Representa la salida de Egipto, del pueblo de Israel,

de la servidumbre en Egipto,

y representa la formación de la nación israelita.

La experiencia formativa del pueblo de Israel,

que de un grupo tribal se transforme en una nación.

Eso fue un proceso largo.

A lo largo de la servidumbre en Egipto,

donde el pueblo fue distinto del de los demás habitantes

de la tierra de Egipto,

donde sus nombres, su idioma,

sus costumbres, sus vestimentas se volvieron

lo que define el pueblo.

Sin embargo, la salida de Egipto

tiene un fin.

Dios saca al pueblo de Israel de Egipto,

para quitarlos de la servidumbre humana

y llevarlos a recibir lo que podríamos llamar

la constitución del pueblo de Israel, que es la Torá.

La experiencia de la revelación en el Monte Sinaí,

donde el pueblo entra,

hace un pacto, una alianza con Dios,

donde Dios será el único,

la única autoridad del pueblo.

Entonces, aquí hay una diferencia tajante

entre la servidumbre humana, el faraón.

Vuelve al pueblo de Israel, esclavos.

Y la libertad humana, o sea,

el ser humano no puede volver a su semejante esclavo.

La única entidad,

a la cual el ser humano puede

atribuir autoridad suprema es Dios.

Este es el punto fundamental de la festividad de pésaj,

salir de la servidumbre, de la esclavitud humana

para entregarse a la autoridad de Dios.

En la Torá, en el Pentateuco, en la Biblia hebraica

el mes de nisán es llamado también...

Es el mes de la primavera el principio de la primavera,

que es su momento,

inclusive cuando la naturaleza florece,

los animales comienzan a despertarse del período invernal.

Y, por lo tanto, es simbólico el hecho que

la libertad del pueblo de Israel fue

establecida en ese periodo del año.

De hecho, es muy importante,

incluso para la ley judía, la Halajá,

que el calendario judaico,

que generalmente sigue el ciclo lunar,

se adapte al ciclo solar.

Porque las temporadas dependen dependen del sol.

Es por eso que tenemos los años

embolísmicos,

cuando se agrega otro mes

a los 12 meses lunares.

Exactamente para hacer coincidir la festividad de pésaj

con el periodo de la primavera, el mes de nisán.

De hecho, les voy a citar

un sabio, un erudito portugués,

que es don Isaac Abravanel,

que justamente menciona el hecho que,

es verdad, la limpieza del jametz,

el jametz es la levadura, todo,

digamos, una mezcla de harina, agua,

que pasó los 18 minutos ya se vuelve jametz.

La limpieza del jametz es una de las condiciones

de preparación a pésaj,

porque el jametz es categóricamente prohibido en pésaj.

Sin embargo, este jametz

puede simbolizar también nuestra actitud,

nuestro comportamiento

y el hecho, que tenemos,

no solamente el periodo de pésaj, especialmente el periodo de pésaj,

sino todo el año, hacer introspección,

intentar limpiar nuestro jametz, nuestra, tal vez,

arrogancia hacia el prójimo, hacia Dios.

Y Abravanel dice que esa limpieza de jametz

se tiene que hacer a lo largo de todo el año.

Si él jametz físico lo eliminamos antes de pésaj,

el jametz espiritual

lo tenemos que eliminar todo el año.

El judaísmo es una identidad nacional religiosa,

por lo tanto, hay una identidad espiritual,

unas costumbres religiosas, unas leyes,

y, tal vez,

más importante aún, la identidad nacional,

el hecho que somos un pueblo.

Todas las vivencias religiosas judaicas

se viven en comunidad, en familia, con el pueblo de Israel.

De hecho, pésaj, tal vez, es el momento más alto

de la memoria colectiva del pueblo de Israel.

Y el séder de pésaj, como decían los antiguos sefaradí,

la noche se pasa en familia,

y se relata la salida de Egipto

y los desafíos, los retos del pueblo de Israel

en este momento,

a la generación más joven.

Y es una pregunta respuesta

a lo largo de toda la celebración.

Claramente hay comida,

como en todas las celebraciones judías,

no puede ser sin que haya algo bueno de comer,

pero lo principal es la transmisión,

la afirmación,

la dramatización de la memoria colectiva del pueblo de Israel.

El judaísmo adora las preguntas.

Adora las dudas

y, claramente, resolver las dudas,

responder a las dudas y a las preguntas,

pero todo parte de las preguntas.

Qué es diferente

esta noche, las otras noches,

es la frase con la cual comienza el séder

y, a partir de las preguntas,

a partir del hecho que las personas tienen que esforzarse

para responder a las preguntas,

el espíritu, el intelecto del judío, se afila.

Y creando dudas,

o preguntando

cómo resolver dilemas, es así que nos fortalecemos

y podemos sobrevivir también en un mundo globalizado

donde las identidades van fluctuando un poco.

Pienso que lo importante para la tradición judía

es afirmar sus propias raíces,

no necesariamente diferenciarse de los otros,

sino ser orgulloso de lo que somos.

Esa es la forma más sana para fortalecer nuestra identidad,

conocer nuestras tradiciones,

conocer la historia del pensamiento judío,

las leyes, el porqué de las leyes.

Y de hecho, una de las cuatro figuras del séder,

tenemos los cuatro hijos, el malvado,

que no sabe preguntar,

el sabio,

y el otro es el tam.

tam, generalmente es traducido como el simple.

Pero, de hecho, tam en hebreo, si excavamos el sentido,

la etimología de este término, quiere decir "perfecto",

completo, no quiere saber solamente lo que hay que hacer,

si no quiere saber el tam, por qué se tienen que hacer.

De hecho puede ser que sea la personalidad,

la más importante de sus cuatro hijos representados.

Tenemos que saber las leyes,

tenemos que saber, sobre todo, por qué tenemos que hacer las leyes.

Es así que nuestra tradición, nuestra espiritualidad,

va a continuar y hacer

en la eternidad,

cómo somos nosotros el pueblo eterno,

que, a pesar de todas las persecuciones, las dificultades,

aquí estamos hoy afirmando nuestra identidad.

En cada fiesta, tenemos,

es verdad que es, es un ciclo que se repite,

pero como en todas las cosas en el judaísmo,

en las éticas de los padres nos dice,

que es un tratado, la mishná,

no tenemos que volver nuestras prácticas,

como un hábito, como alguna rutina,

que nos aburra

Y es el desafío de los líderes de nuestras comunidades,

rabinos, profesores...

de encontrar siempre algo para interesar al público.

Y la responsabilidad de cada individuo

también es de buscar su propia forma

de entender la fiesta,

encontrar nuestro lugar

en la celebración,

que es la cosa que más me gusta,

que es el aspecto que más me llama la atención.

Y allí, fijarnos y concentrarnos.

Hay, gracias a Dios, una de las ventajas de la globalización

es que tenemos millares,

acceso a millares de clases, de libros, gratuitamente.

Podemos escoger, hoy en día,

quién seguir, el sabio, el erudito, el rabino

que más nos llama la atención

y, a través de eso,

dar a nuestra celebración un sentido individual, personal.

Pésaj es una fiesta

que dio luz al pueblo de Israel.

Es una fiesta,

es verdad que es una fiesta individualista

en el sentido que habla directamente al pueblo de Israel.

Sin embargo, el mensaje universal de esta fiesta

puede ser apreciado por cada ser humano.

El mensaje de la libertad del ser humano,

del hecho que nadie puede pisar los derechos de la libertad

de su prójimo,

en un mundo donde, lamentablemente,

las guerras calientes todavía existen,

es algo que tenemos que fortalecer

y reafirmar cada día.

Entonces,

claramente, la comunidad judía lo celebra de su forma,

pero es un mensaje que podemos dar al mundo

como muchos de los mensajes de la Torá,

que crearon las columnas de la cultura occidental.

La conexión entre la fiesta de pésaj, la fiesta de shavuot,

la fiesta de pésaj,

que celebra la libertad del pueblo de Israel,

de la servidumbre de Egipto

y la fiesta de shavuot,

que celebra la entrega de la Torá al pueblo de Israel,

por lo tanto, la alianza,

el pacto entre el pueblo y Dios

son dos aspectos de la misma cosa.

Dios nos dio libertad

para que seamos responsables.

La libertad no es hacer lo que me da la gana,

sino hacer lo que es justo.

Y estas dos festividades,

lo afirman claramente.

La libertad de Egipto,

de la mano del faraón,

y la responsabilidad y una alianza,

un pacto que va en los dos sentidos

de compromiso,

en el cumplimiento de las leyes de Dios

y un compromiso de la parte de Dios de proteger al pueblo

que sigue ese compromiso

afirma que la libertad es un medio,

una herramienta para llevar adelante

la responsabilidad en nuestra misión en este mundo.

(Música)

Subtitulado por Victoria Sánchez Mayo

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pesaj: De la esclavitud a la libertad

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Shalom - Pesaj: De la esclavitud a la libertad

28 mar 2021

Pesaj es la festividad judía que conmemora la liberación de los esclavos hebreos y la salida de Egipto. Este hecho histórico, que ocurrió hace más de 3.000 años, continúa siendo la columna vertebral de la historia del Pueblo de Israel hasta nuestros días.

ver más sobre "Shalom - Pesaj: De la esclavitud a la libertad" ver menos sobre "Shalom - Pesaj: De la esclavitud a la libertad"

Los últimos 679 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios