Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5817876
Para todos los públicos Shalom - El impacto de la tecnología en los más jóvenes - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Muy buenos días, Shalom. Nosotros, recientemente

estuvimos conversando con el profesor Gustavo Mesch

de la Universidad de Haifa.

Él es el rector, es la persona que ha estado,

que ha elaborado las medidas preventivas,

el protocolo con respecto al covid

que firmó uno de los acuerdos con Abu Dabi.

Y cuando le entrevistamos,

nos quedaron algunas preguntas muy importantes

en el tintero que él, muy amablemente,

nos recibe hoy de nuevo.

Profesor Mesch buenos días y muchísimas gracias.

Buenos días a usted y buenos días a todos los oyentes de España.

Es verdaderamente un placer estar de nuevo

y poder compartir con ustedes

un poco de las actividades que nosotros hacemos acá.

Y también ser parte de este programa.

Nosotros y además frente a esa panorámica de la bellísima

Universidad de Haifa.

Nosotros hoy le vamos a preguntar,

usted como sociólogo, además de rector de la Universidad de Haifa,

usted es sociólogo, como sociólogo.

Nos gustaría, nos encantaría que nos hiciera un análisis breve,

que es lo que está suponiendo el covid, por ejemplo.

Primero, salvación es,

digamos, la gran sorpresa mía

y creo que la sorpresa de todos nosotros,

en un periodo tan corto históricamente de unos días

y los gobiernos del mundo fueron capaces de parar

en realidad la actividades económicas, las actividades sociales

las actividades normales de un mundo entero súperglobalizado

y también romper en determinadas formas

la conexión entre los distintos países.

Es algo verdaderamente sorprendente,

pero que requiere también mucho estudio y mucho pensar.

Lo que a mí desde el primer día por ese motivo

me acompaña y diría que hasta el día de hoy

es la base del contrato social nuestro

con las instituciones sociales.

Y lo que a mí me acompaña todo el tiempo

es el concepto de tener confianza en las instituciones sociales.

Es un dilema muy grande y yo creo que comenzamos todos más o menos bien

comenzamos cuando nosotros, los ciudadanos,

entendiendo el contrato social,

pusimos la confianza en las instituciones sociales

a las cuales delegamos el conocimiento

y la experiencia para ayudarnos a enfrentar

una crisis de esta magnitud.

Y en realidad, tal comienzo fue así, también en Israel,

la primera aislamiento de la sociedad fue impactante.

Era verdaderamente que todo el mundo se quedó en casa.

No había un auto afuega, estaban todos en casa

de acuerdo a las ordenanzas gubernamentales.

Pero con el tiempo, la gente empezó a perder

esa confianza en las instituciones sociales.

Y hay dos motivos por los cuales,

yo creo que hay tres motivos en realidad,

un motivo muy interesante y muy lamentable diría

es la polarización política.

Algo que encontré investigando lo que pasó en países

como Brasil, Estados Unidos, Israel, China.

En Brasil y en Estados Unidos,

confianza en instituciones sociales significaba confianza en el gobierno.

El gobierno en Estados Unidos y en Brasil,

a diferencia de otros países,

dijo, no, no hay ninguna pandemia, no hay ninguna enfermedad

Correcto. No pasa nada.

Y en realidad, veíamos ahí que los que apoyaban al Gobierno

y en realidad apoyaban valores

porque estamos acá en un conflicto muy serio de valores

entre dos valores,

el valor de la vida y el valor de la economía.

La elección del presidente de Brasil y Estados Unidos

fue el valor de la economía por encima del valor de la gente.

En los otros países hubo una elección completamente,

diaria opues... completamente opuesta,

pero también exagerada.

Prefirieron el valor humano al valor de la economía.

Y ahí donde se perdió el balance, es decir,

empezamos a ver que el tiempo pasa, ya no es una crisis aguda,

es una crisis que se va convirtiendo en crisis crónica,

esa crisis crónica no es solamente pérdidas humanas,

de vida, sino que también hay pérdidas humanas y sociales

en todos los campos.

Negocios que se cierran y gente que pierde

su capacidad de poder producir plata.

Otros que verdaderamente sus negocios fueron destruidos,

todas, la agencias de viajes,

todos los viajes internacionales, todo el turismo, hoteles,

etcétera, etcétera, industria enteras

que, estés, desaparecieron.

No sé en Europa pero acá desapareció la cultura,

los teatros están cerrados ya casi un año.

Efectivamente. Todos los teatros, todas las óperas,

todo lo que está alrededor de este de esto.

Y bueno, lógicamente

la gente pierde la confianza en sus instituciones sociales,

que no reacciona ya rápidamente,

que cuando el proceso se convierte en más crónico.

Claro hay una especie como de fatiga del covid ya, ¿no?

Hubo incluso alguna voz que decía,

esto no ha sido una guerra pero va a tener...

Va a tener las consecuencias de una guerra.

¿Usted lo piensa así?

Sí, primero, va a tener una consecuencia de la guerra

y como toda guerra

va a produce un cambio muy radical en la vida cotidiana.

Ya lo vemos el cambio radical,

la vida nuestra no es lo mismo que antes,

la distancia social.

Hay mucha gente que dice esto en tono muy alto,

yo no me acuerdo cuándo fue la última vez que abracé a alguien.

No me acuerdo cuándo fue la última vez que besé a alguien,

y constantemente me estoy comportando

con si fueran todas gente que tengo que alejarme,

tengo que mantener la distancia.

Así que eso ya nos está cambiando.

Todo el sistema educativo está cambiando.

Tenemos ahora a los chicos,

que no sabemos qué preparación estás recibiendo.

Que no están acompañados, que no están creciendo en grupos,

y en la adolescencia, el grupo es muy importantes

y la base de identificación,

es la base de la formación de los valores sociales

que están en proceso de formación. Claro claro.

Profesor Mesch, usted es, además es sociólogo

y su especialidad es el impacto

de las tecnologías en las jóvenes y en los adolescentes.

Bueno, solamente con este tema ya nos daría para varios programas.

Pero lo tenemos que reducir, y resumir en muy cortito.

Cuál está siendo el impacto.

Por un lado, tanto la juventud

se están convirtiendo mucho más dependiente la tecnología.

Porque en realidad está pasando todo el día con la tecnología.

y está comunicándose con sus seres queridos

y con su compañía a través de la tecnología constantemente.

Y al mismo tiempo,

sienten también la alineación de la tecnología.

Se siente que le falta el contacto humano,

que la tecnología, en realidad,

es muy importante para mantener una relación,

pero no para crearla.

Para crearla hacen falta las vivencias conjuntas, la historia.

Unas relaciones es fuerte y es sólida

cuando tiene historia de vivencias conjuntas,

cuando tiene tradición de haber pasado cosas.

Más de una vez, cuando nosotros nos sentamos con un amigo,

estamos charlado de: "Te acuerdas cuando nos encontramos,

te acordás de aquel viaje, te acuerdas de aquel...

aquella fiesta, te que el baile, te acordás de..."

Son las memorias... Lo que se ha compartido, ¿no?

Es lo que crea esa comunidad de: Yo y tú,

que somos yo y tú y no que somos dos extraños.

Porque hemos pasado vivencias conjuntas.

Y acá, en realidad, la única vivencia que se puede hablar

es el aislamiento conjunto de todo un grupo de adolescentes,

que cada uno ha sido restringido a su casa y no puede salir.

Que los colegios han sido cerrados

y que tratan de mantener contacto con los maestros y con amigos

a través de zoom,

pero no es lo mismo, porque parte de ello son nuevos.

Solamente se comienzan a conocer así,

la tecnología también cansa mucho.

Tiene otra forma de transmitir también la comunicación.

Es decir, cuando nosotros por un lado,

cuando nosotros nos movemos con el teléfono celular,

llevamos a nuestra red social a todos lados,

así que no estamos solos.

Pero por otro lado, a veces no damos lugar

a los que no pertenecen a esa red social

o que no está en este momento en el centro de esa red social

y los excluimos.

Profesor, Mesch, en la vez pasada

lo tuvimos que al terminar el programa

y nos quedamos con una de las preguntas que sigue siendo para mí,

un enigma, cómo llega un chico cordobés

a los 16 años y medio a Israel

y se convierte con el paso del tiempo, en el rector

de una de las universidades más importantes de Israel y del mundo.

Creo que es una historia muy larga y no tengo respuesta.

Verdaderamente no tengo respuesta.

Yo llegué a Israel en 1933,

había terminado secundario

y me vine a Israel porque todos sabemos

que los años 70 en Argentina, fueron años muy complicados

Muy difíciles, muy difíciles. Muy difíciles.

Y llegó a la Universidad Hebrea de Jerusalén,

hago los estudios preparatorios

y empiezo a estudiar economía y Sociología.

Cuando llegó el segundo año,

me quedo sin plata, que hay que empezar a trabajar.

Y comienza a trabajar en un hospital.

Y por supuesto que el hospital me va consumiendo el tiempo,

los estudios se van alejando más y más.

Y me quedo trabajando en el hospital y un momento determinado,

una persona que encuentro me dice,

mira, vos tener más capacidad que para hacer un peón acá.

Porque no vas y estudias enfermería, mientras tanto,

entonces, en realidad, voy a estudiar enfermería.

Así que dejó la universidad, y empiezo a estudiar Enfermería,

y yo comienzo a trabajar en un hospital psiquiátrico

y rápidamente me promueven de puesto a puesto.

Por algo será, por algo será.

Y en una de las promociones, es cuando veo,

aquí hay un problema.

¿Cuál es el problema?

Este puestos requiere de acuerdo en las directivas,

estudios universitarios y vos no tenés.

Entonces, por qué no te va a estudiar.

Y el hospital estaba en Haifa

así que empecé a estudiar en la Universidad de Haifa.

Ya era casado, tenía dos chicos, mi esposa también es enfermera.

Y empecé a estudiar en la Universidad de Haifa

sociología y educación.

Terminé el MBA, termine el máster

y cuando ya estaba empezando el máster

uno de los profesores me dijo:

"Mirá, vos sabés que tenes capacidad para doctorado,

digo sí pero yo estoy muy viejo para doctorado".

Empecé el MBA a los 28 años de nuevo, por segunda vez.

Y ya estaba en los 31 32 años.

Me dijeron, bueno, vos, es una decisión tuya,

nadie te obliga pero yo te digo como con profesor,

tú tienes capacidad para doctorado.

Y en realidad, en ese momento empecé a buscar.

Le digo a mi esposa, me dice mi esposa:

"Mirá, para estudiar un doctorado hay que ser aceptado en un doctorado.

Y para se aceptado en un doctorado

tienes que hacer unos exámenes, ¿no es cierto? Yo digo, sí.

Me dice, primero hacés los exámenes después vemos qué pase".

Pero así hablar, teóricamente, iba a por los exámenes

y me anoto anoto a siete universidades en Estados Unidos,

me aceptan en todas,

pero en dos me dan beca también que es lo que yo necesitaba.

Muy importante.

Y me acuerdo que vuelva a casa, digo a mi señora:

"Mira, estén, aceptaron en la Universidad de Ohio con una beca

y no sé qué decís vos, qué hacemos".

Ella me mura, yo tenía 33 años, ella tiene 34,

tenemos dos hijos, me mira y me dice: "Mirá,

se vieron una sola vez y esta es la única,

la última oportunidad que tenés de hacerlo,

y si no lo hacemos no se hace más."

Que inteligente. Y ese día,

en realidad, decidimos viajar y viajamos a Estados Unidos.

Hice el doctorado en Ohio States

y cuando estaba terminando el doctorado,

entre otros lugares que me ofrecen trabajo

aparece la Universidad de Haifa.

Y yo decidí que yo quiero volver a Israel y criar a mis hijos acá,

también mi esposa.

Darles una educación acá. Profesor Mesch

nosotros desde aquí, desde el programa Shalom,

le felicitamos y estamos seguros que su realidad,

supera en mucho sus sueños.

Le deseamos que siga así,

creciendo y propulsando ese lugar tan maravilloso

que es la Universidad de Haifa.

Muchísimas gracias y mucha suerte.

Muchas gracias a ustedes y muchas gracias a todo

el público español y por supuesto, a la comunidad judía.

Y shalom toros. A nosotras también,

el contar con la presencia de ustedes cada domingo.

Nos convence de que podemos hacerlo casi todo

y por eso estamos seguros que contaremos con su presencia

el domingo que viene, si Dios quiere.

Hasta entonces les decimos Shalom.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El impacto de la tecnología en los más jóvenes

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Shalom - El impacto de la tecnología en los más jóvenes

14 mar 2021

¿Cómo usan la tecnología los más jóvenes?¿Cuál es el impacto en los niños y adolescentes?¿Qué habilidades sociales están quedando anuladas debido al magnetismo de estas tecnologías? Estas son algunas de las cuestiones que nos aclara el profesor Gustavo Mesch.

ver más sobre "Shalom - El impacto de la tecnología en los más jóvenes" ver menos sobre "Shalom - El impacto de la tecnología en los más jóvenes"

Los últimos 678 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios