Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5777719
Para todos los públicos Shalom - El año nuevo de los árboles - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días un domingo más.

Les damos la bienvenida a nuestro programa y les decimos "Shalom".

Hoy queremos hablarles de "Tu Bishvat",

del Año Nuevo de los árboles.

Hace solamente unas semanas comenzamos el año 2021,

y hace tan solo unos días

celebramos la fiesta de "Tu Bishvat",

una fiesta que quizá

sea poco conocida dentro del calendario judío,

pero no por ello tiene un mensaje menos importante.

Para hablarnos de la importancia de este mensaje

y de su trascendencia,

contamos hoy en nuestro programa con el Rab Pinhas Punturello.

Él es el coordinador de judaísmo

del Colegio Ibn Gabirol, Estrella Toledano,

el Colegio judío de Madrid.

Muy buenos días, Rab Pinhas, y bienvenido a nuestro programa.

Muchas gracias. Muchas gracias por la invitación. "Shalom".

Un placer que nos haya hecho un hueco en su apretada agenda

para hablarnos del mensaje tan importante

que tiene Tu Bishvat.

¿Cuál sería este origen que nos da la fiesta

de "Tu Bishvat"?

La verdad es que "Tu Bishvat" en su origen no es una fiesta,

era un día, era una fecha.

"Tu", la palabra "Tu",

las letras "Tu" en hebreo

según el valor numérico, es 15,

era el 15 del mes del calendario judío, del "sabbat".

¿Qué pasaba en este 15 de "sabbat"?

Simplemente se calculaban todos los productos agrícolas

entre un año y el otro en relación al templo sagrado de Jerusalén,

al "Beit Hamikdash".

Cuando un agricultor tenía que, de alguna manera,

llevar o calcular

el año del árbol para calcular los productos agrícolas

y básicamente las ofrendas

que se calculaban sobre estos productos

y se llevaban al "Beit Hamikdash", al Templo de Jerusalén.

O es el tiempo necesario para calcular cuándo,

después de tres años, un árbol estaba a disposición

de su dueño, básicamente.

Entonces, era una fecha,

podemos decir de alguna manera, de impuestos o fiscal,

no sé... Administrativa.

Administrativa, no tenía el sentido profundo

que va recogiendo a lo largo de la historia el pueblo judío.

¿Cuál sería este mensaje o este significado

que tiene la fiesta de "Tu Bishvat" hoy en día?

Hoy en día,

nosotros podemos decir que la fiesta tiene muchísimo significado

y se agregaron muchísimas costumbres a la fiesta.

Los rabinos del primer siglo que discutían sobre la fecha,

discutiendo en realidad sobre el potencial,

si tengo que celebrar el potencial de la persona y del árbol,

o si tengo que celebrar ya los productos de la persona

y del árbol,

porque hay una conexión muy profunda y en la Torá,

se ha escrito que el árbol,

la persona y el árbol tienen algo en común,

que la persona...

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Que la persona es como un árbol del campo,

que significa todo esto,

y lo vemos hoy en día en nuestra generación más que nada.

En el siglo XVI más o menos, nuestros sabios,

al vivir lejos de la tierra de Israel,

por supuesto,

empezaron a construir de alguna manera una costumbre

que es el "seder de Tu Bishvat", es decir...

En este sentido,

algunas fiestas judías

tienen esta, vamos a decir, orden,

la palabra en hebreo es "seder",

pero en realidad lo que quiere decir es ese orden.

Lo vivimos en el "seder de Pesaj",

en el orden de cómo se celebra la fiesta de "Pesaj".

También existe este orden o este "seder" en la celebración

de "Tu Bishvat".

Sí, exactamente. Exactamente es así.

¿Por qué?

Porque en el momento en que el pueblo judío

tiene que vivir lejos de "eretz Israel",

de la tierra de Israel,

de alguna manera los sabios conectaron a través de este orden,

como usted bien ha dicho, este "seder",

conectaron nuestra relación con la tierra de Israel

o el recuerdo de la tierra de Israel y la naturaleza en general.

¿Cómo funciona un "seder Tu Bishvat"?

Es básicamente una cena,

o puede ser también una merienda, en la cual se comen frutas

y productos del árbol según un orden muy muy...

Que está conectado con la "Kabbalah",

con la mística por un lado,

y está conectado también con la idea de la tierra de Israel.

Se comen las siete especies

de las frutas de la tierra de Israel,

que son nombradas en el libro del "Deuteronomio",

y, de alguna manera,

nos conectamos con la raíz más profunda del pueblo judío,

que por un lado es esta conexión con la tierra de Israel

y en general de la persona que es la conexión con la tierra.

Nos hablaba anteriormente de esa similitud

que se establece entre el árbol y el ser humano,

en ese sentido, se habla, como nos ha dicho, de la raíz,

pero también se habla de los frutos,

incluso del tipo de crecimiento, si es vertical, es horizontal,

del árbol y, por similitud, no también de la persona.

¿Quién nos puede explicar sobre este significado?

Es muy interesante que la palabra "Adam",

"Adán", el primer hombre, es el nombre del primer hombre.

Es una palabra que se conecta con la palabra "adamá",

que es tierra.

Es decir, nosotros también somos un producto de la tierra,

como el árbol.

Y a pesar que la Torá misma nos recuerda esto,

está muy claro que nosotros y el árbol tenemos mucho en común.

A veces no exactamente lo mismo en el mismo orden,

porque hemos utilizado la palabra "seder",

pero sí que tenemos necesidad de raíz,

de tener una raíz o raíces fuerte,

necesitamos aire como el árbol,

necesitamos agua como el árbol, y necesitamos sol exactamente

como el árbol.

Biológicamente está claro,

pero también a nivel más social o más espiritual,

el árbol encuentra su raíz en la tierra,

nosotros encontramos nuestra raíz en el cielo,

es decir, espiritualmente.

El árbol necesita agua, también nosotros necesitamos agua,

y la similitud aquí está entre el agua que por el pueblo judío

o por interpretación también si queremos mística

de alguna manera,

el agua es la Torá, la espiritualidad.

Nadie de nosotros puede vivir una vida simplemente material.

Necesitamos una conexión espiritual con nuestra alma,

necesitamos el calor social de una familia, de amigos, de amor,

de relaciones sociales,

como el árbol necesita el sol.

A pesar que también nosotros

biológicamente necesitamos el sol

por la vitamina D, eso está muy claro.

Y el aire,

nosotros necesitamos también nuestro espacio.

El árbol, naturalmente,

también en un bosque ningún árbol crece,

de alguna manera, quitando el aire del otro.

Nosotros tenemos que aprender

a cuidar del aire nuestro, que necesitamos,

y también del aire de nuestro vecino, de nuestra familia.

En un contexto también familiar o también una relación de pareja,

tenemos cada día...

Tenemos cómo aprender a cuidarnos

y cuidar el aire

y el respeto también de la privacidad de nuestra pareja.

Del espacio de la otra persona. Absolutamente, absolutamente.

Que nuestra generación,

que es una generación que está mucho más que antes,

nuestra generación vive una vida muy pública, con las redes sociales,

con todo esto, con las redes sociales,

aprender a cuidar nuestro aire es algo muy importante,

aprender que todo no es Instagram,

Facebook, no es esta visión pública,

que tenemos que cuidar el aire privado,

es algo muy importante y, aparte de todo,

tenemos un destino en común con los árboles,

lo que le pasa a un árbol, le pasa también a un hombre a nivel físico

y en estos días lo hemos visto,

la nieve que afectó muchísimo a nuestra ciudad aquí en Madrid,

afectó a las personas y afecta a los árboles.

Los dos estamos pagando un precio por...

Por la situación. Por la situación.

Y no es casual, no es casual.

Todo esto se encuentra exactamente en la visión de nuestros sabios

cuando pensaron a esta conexión profunda,

y entonces ahí las costumbres,

las costumbres que tenemos en "Tu Bishvat"

es una llamada a recordarnos que mi vida

y la vida del árbol están mucho más conectadas.

En ese sentido,

nos hablaba de las distintas cosas de las partes que tiene el árbol,

también está la bajada de los frutos.

Hay una clasificación de los diferentes frutos

que también se asemejan a diferentes caracteres

o tipos de personas, ¿no?

Sí, absolutamente, absolutamente es así. Absolutamente así.

Esto lo encontramos muchas veces a lo largo del calendario judío,

muchas veces encontramos esta conexión con los frutos.

Lo encontramos también en "Sucot", en la fiesta de las Cabañas

encontramos esta visión de los frutos.

Antes de todo,

a mí siempre me gusta mucho el hecho que ningún fruto,

según la visión del "seder de Tu Bishvat"

del orden de "Tu Bishvat", es un fruto negativo,

cualquier fruto encuentra su sentido y encuentra su espacio en el mundo

y tenemos que valorar este espacio y agradecer por este fruto.

Hay frutos que nos gustan más y menos.

Esto ya es algo conectado con la persona

y con su propia vida personal, con cada uno.

Pero el fruto en cuanto fruto, siempre es un producto positivo

y tenemos que agradecer a Dios por eso.

En el "seder Tu Bishvat",

siempre con mis hijos nos reímos

porque hay fruta que ellos tampoco conocen que, a lo mejor,

en la generación de mi abuelo sí que estaban sobre la mesa

como fruto diario que se comía en la casa.

Hoy en día ya no,

y entonces el hecho de recordarnos

que existen estos frutos y que son parte de nuestra vida,

y que tenemos que agradecer a Dios por su existencia,

es básicamente también un mensaje muy moderno.

Yo soy un educador, tengo que aprender esta lección,

cada día tengo que aprender esa enseñanza,

cada día a valorar que hay frutos, que puedo llegar a diez en una nota,

y frutos que puedo llegar a cinco.

El esfuerzo para llegar al diez y al cinco,

tengo que lo valorarlo de la misma manera,

sin ninguna diferencia.

Claro, a cada uno según su potencial.

Absolutamente.

Respetando también el tipo de árbol

o el tipo de persona con el que estamos trabajando.

En este sentido,

también nos hablaba de la conexión con la tierra de Israel

y usted ha vivido en Israel,

¿cómo se vive esta fiesta en Israel?

"Tu Bishvat", por un lado,

hasta que el pueblo judío volvió

con el movimiento sionista a la tierra de Israel,

"Tu Bishvat" por un lado

siempre fue la fiesta de la nostalgia, es decir,

esta lejanía de la tierra de mis antepasados,

y celebro esta fiesta de "Tu Bishvat"

recordando con nostalgia que mi alma,

como decía Yehudá Ha-Leví, el poeta Yehudá Ha-Leví,

"Mi corazón está ahí a pesar que yo

estoy viviendo en el lado más lejos de la tierra de Israel".

Con el movimiento sionista y la vuelta a la tierra de Israel,

"Tu Bishvat" se convirtió en una fiesta con un programa,

es decir,

con una visión educativa muy conectada con la tierra.

¿Por qué?

Porque volvimos a ser otra vez

como nuestros antepasados agricultores

y entonces podemos imaginar que en un "kibutz" agrícola,

la fiesta de "Tu Bishvat" es la fiesta.

Porque la fiesta de la vuelta a tener las manos en la tierra,

la tierra de Israel.

Para un judío del siglo pasado

que no vivía en Israel,

"Tu Bishvat" era la fiesta de la imaginación, de la ilusión.

Para un judío israelí que vive en Israel,

"Tu Bishvat" es la fiesta donde abro mi ventana

y veo la tierra que estoy construyendo,

donde voy planteando mis árboles

y por eso se plantan árboles,

se conecta el niño,

se educa al niño a conectarse con esta tierra

con actos muy concretos

como plantar un árbol, hoy en día, limpiar de plástico un jardín.

Porque es el mensaje también muy moderno

de "Tu Bishvat": cuidar de la naturaleza.

Entonces la conexión con la tierra de Israel

es muy profunda y hoy en día puede ser que es la vuelta

más moderna de "Tu Bishvat".

Sin querer ser egoístas,

nos gustaría que nos pudiera dejar un mensaje

que nos ayude a reflexionar,

o a vivir con más plenitud

lo que es la fiesta de "Tu Bishvat"

para cada uno de los judíos que estamos por todo el resto...

Los que tienen la suerte de estar Israel, pues viven ahí,

pero para todos los demás que estamos viviendo la fiesta

desde fuera.

Yo creo que el mensaje...

Uno de los mensajes de "Tu Bishvat",

a pesar de,

por supuesto lo que hemos dicho

de la conexión con la naturaleza y del respeto

que tenemos que tener hacia la naturaleza

para tener respeto para nosotros mismos,

ahí está el tema de las raíces, las raíces que son,

porque es el mensaje más profundo de cualquier hombre.

Una persona sin raíces, no puede vivir, necesitamos raíces.

Necesitamos tener un lugar de donde empezar nuestra vida.

Claro, por otro lado,

las raíces no pueden ser el único lugar que marca mi persona

y necesito también alas.

Yo creo que en esta visión entre raíces y alas,

las raíces para ser yo,

para saber yo que soy para después volar,

es un mensaje muy interesante de "Tu Bishvat".

Ser consciente de dónde empezó mi vida,

de cuál es mi raíz más profunda, identitaria como persona

o como judío,

y aprender también,

a diferencia del árbol que no se puede mover,

en cuanto persona, aprender también a moverme,

a llevar conmigo mis raíces

y entonces a tener alas bastante fuertes para volar,

es decir,

desarrollar mi personalidad con mis raíces siempre al lado.

¡Qué mensaje tan bonito!

Muchísimas gracias, Rab, por el mensaje que nos ha dejado

y por habernos hablado hoy de "Tu Bishvat" en "Shalom".

Muchas gracias a vosotros siempre por la invitación.

Le esperamos pronto por aquí. Ya sabe que aquí tiene su casa.

Absolutamente, muchas gracias.

Y a ustedes,

aprovechamos este momento para que todos podamos

hacer una reflexión

sobre cómo es nuestra relación con nuestra Madre Tierra,

sobre cómo tenemos que cuidar de la naturaleza

que tenemos para dejar a nuestros hijos un mundo mejorado,

en donde ellos puedan seguir creciendo,

relacionándose con la naturaleza e interactuando con ellos.

Con este mensaje nos despedimos hasta la semana que viene,

esperando volver a verles aquí en "Shalom".

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El año nuevo de los árboles

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Shalom - El año nuevo de los árboles

31 ene 2021

En el calendario judío venimos de celebrar TU BISHVAT, el año nuevo de los árboles. El reino vegetal dispone también de una fecha de comienzo de un cómputo nuevo que, curiosamente se celebra a finales de enero, cuando los árboles lucen menos frondosos y la tierra está preparándose para una nueva estación

ver más sobre "Shalom - El año nuevo de los árboles" ver menos sobre "Shalom - El año nuevo de los árboles"

Los últimos 675 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios