Servir y proteger La 1

Servir y proteger

Lunes a viernes a las 17.20 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5585358
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 747 (Parte 1) - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué buscas aquí? Espiar a Karim.

Forma parte de un operativo secreto que coordina mi jefe de Bangkok.

Creemos que forma parte de una célula yihadista.

¿Karim colaborando con la yihad? Es surrealista.

A mí también me lo pareció,

pero he pensado que Martos tiene las comunicaciones intervenidas

y los mensajes que ha recibido eran muy abstractos,

como si estuviera avisado.

El mes que viene empieza el juicio a Malek Handal.

-¿Es el terrorista que iba a atentar en la plaza Mayor?

-Ese mismo.

-Ya tengo los planos de la cárcel. Os mantendré informados.

"No he podido averiguar quién te mandó las fotos

pero sí sé que el número pertenece a un fallecido".

(PAULA) -Y las fotos, ¿están manipuladas?

(KARIM) "No".

(VERÓNICA) -¡Mateo!

¡Mateo! ¿Toni y Verónica liados?

Ahora ya me cuadra todo.

Todo se ha ido a la mierda por ese imbécil.

¡Primero te liaste con Paula,

y después con su madre,

que da la casualidad que son mi sobrina y mi cuñada!

Dime una cosa,

¿ese es el respeto que tienes a una compañera y a tu comisario?

Perdón, señor, pero este es un asunto personal.

Si eres capaz de hacer algo tan rastrero en tu vida privada,

también puedes hacerlo en tu vida profesional.

¿Por qué me voy a fiar de ti?

¿Paty trabaja para la madre de Rojo? Eso es muy raro.

-Eso mismo pensé cuando me lo contó María.

-Es que Paty le ha cogido cariño a esa mujer.

No tiene nada que ver con el impresentable del hijo.

-Mi madre me dijo que no vendrías hasta la noche.

-Es que insistió en que te traiga esto.

Me voy ya. Chao.

-Disculpa, Diana.

-Bremón me ha echado la bronca por la separación de su hermano.

-Pero ¿tú qué tienes que ver con esa pareja?

-Tengo que ver. Estoy saliendo con Verónica.

Eres la autoridad. Debes comportarte como tal y dar ejemplo.

Y como soy la autoridad, ¿no puedo decir lo que pienso?

Precisamente por eso.

Y no puedes abusar de tu posición ni con Toni ni con nadie.

Debes hacer algo para devolverle la jugada.

Ese niñato se ha reído en tu cara.

¿Cuántas veces te has acostado con él?

¡Suéltame! ¿Qué te da ese chico

que no te dé yo?

¡Que contestes! (MIGUEL) ¡Eh!

¿Qué pasa aquí? -Nada.

Mateo ya se iba.

Mándalo a otro destino, lejos de Madrid.

Toni no ha cometido ninguna infracción.

No voy a castigarle por un asunto personal tuyo

así que quítate esa idea de la cabeza.

Hemos luchado mucho por lo nuestro.

Nos merecemos respirar un poco, ¿no?

(Música emocionante)

(Claxon)

(Vibrador y tono llamada)

(Cesa la llamada, timbre)

(ANDRÉS) "Mateo, abre la puerta, sé que estás ahí".

(Timbre)

"¡Mateo!"

"¡O abres o llamo a los bomberos y tiran la puerta abajo!"

(Timbre)

"¡Mateo!"

"¡Mateo, abre!"

(Timbre)

(Timbre, varios toques)

(Timbre)

"Abre, sé que estás ahí".

¡Mateo, ya está bien!

Llevo toda la mañana llamándote por teléfono.

He tenido que anular todas tus citas.

Me da igual.

¿Cómo que te da igual?

Ahora mismo te vas a la ducha, te arreglas y te vienes conmigo.

Y, si no, te llevo a rastras.

Tienes a Servet.

Que me sustituya. Ya se empieza a acostumbrar.

Mateo, tienes a todo el mundo pendiente de ti para animarte.

A mí, a tu hija... a todo el mundo.

¡Hazlo por ella!

Me gustaría, pero no puedo.

Ya veo que has estado poniendo de tu parte.

Ayer fui a hablar con Verónica.

Tenía...

Tenía que decirle a la cara

lo que pensaba de ella después de acostarse con ese crío.

¿Por qué hiciste eso?

Solo consigues hacerte más daño.

Las cosas hay que decirlas a la cara.

No, Mateo. No siempre y no todas. Mira,

sé que esto es muy doloroso, pero cuanto antes lo aceptes, mejor.

Lo odio.

Me gustaría que desapareciera de la faz de la tierra.

Me ha destrozado la vida.

Le dije a mi hermano que le diera un escarmiento,

que le cambiara de destino. No me hizo ni caso.

Normal.

Dijo que era abuso de poder,

que no iba a castigarle por un tema personal.

Lógico.

Pero escucha una cosa, Mateo.

Ayer dijiste que esto no iba a quedar así.

¿Sigues pensando lo mismo?

Pues claro. Muy bien.

Si no, me hubieras decepcionado.

Ese no hubiera sido el Mateo que yo siempre he conocido.

¿Y qué Mateo es ese?

Un tipo que siempre consigue lo que quiere,

cueste lo que cueste.

Yo ya no soy ese Mateo.

Ahora soy un imbécil,

un pelele, un fracasado,

que no veía que su matrimonio se deshacía ante sus ojos.

Eso no es verdad.

Eres más fuerte de lo que crees.

Si no, no hubieras llegado hasta aquí.

En la clínica, en el trabajo sí,

pero, con respecto a mi familia, mira cómo estoy.

Tú no eres un cobarde que se cruza de brazos

mientras un panoli imberbe le roba a su mujer,

su felicidad y su futuro.

Tú siempre te has enfrentado a los problemas

y no vas a consentir que ese imbécil

te robe tu vida.

Tienes razón.

Tienes razón, no voy a dejar que me vean hundido.

Ni él ni Verónica.

Así se habla.

Esto no se ha acabado.

Voy a hablar con ese tío.

Me ducho y enseguida estoy contigo.

¿Te gusta el té? -Me encanta.

-El secreto está en la proporción de ingredientes

el fuego lento y el momento de echar la hierbabuena.

-Oye, Karim, gracias.

-¿Por qué?

-Por apoyarme tanto y tener tanta paciencia conmigo.

-Lo hago encantado. Puedes estar tranquila.

-Espero que pronto vea la luz.

Es que lo paso muy mal cruzándome con Toni.

-Te acabarás acostumbrando.

Yo voy a retenerte en la UIT todo lo que pueda.

-Fue un alivio que mi tío me diera el día libre el otro día,

pero no puedo estar pidiendo libre cada día

solo para no cruzarme con Toni.

Además, que estoy en prácticas.

-Paula, huir de los problemas no ayuda a nadie.

Tarde o temprano tendrás que enfrentarte a ellos.

-Pues me refugiaré en el trabajo.

Me tendrás que dar caña en la UIT.

-Así lo haré.

(Música de tensión)

-¿Qué te pasa?

-Nada, que es tarde

y me pidieron unas imágenes de una cámara de Tráfico

por el tema de un coche robado.

-Bueno, pues lo primero es lo primero.

Así que vamos a trabajar. Pago yo, ¿eh?

-Vale.

-María, dime qué te debo. Toma, cóbrame.

-Ahora te doy las vueltas.

-Oye, ¿llegaste al centro comercial el Guijarro?

-Sí, no tuve que preguntar a nadie más.

(INTERRUMPE) Perdona, ¿me pones un bocata de queso para llevar?

-Muy bien. Espera, te doy las vueltas.

Muchas gracias, guapos. Que tengáis buen día.

-Gracias.

-¿Un bocata de queso? Voy a ponértelo.

-Adelántate tú. Ahora te alcanzo.

Tengo unas llamadas perdidas de mi padre

y lo mismo es importante.

-"Ok", vale.

(TECLEA)

(Móvil)

(KARIM) "Hasán, ¿qué haces ahí?".

-Relájate, está todo controlado.

Son órdenes del emir.

-¿Lo has visto ya?

-No, todavía no está en Madrid.

Pero me ha ordenado que me reúna contigo.

-Si es por lo de los planos de la cárcel, aún estoy con ello.

-Pues dice que estás tardando mucho.

-He estado toda la noche con ello.

No es fácil dar con los puntos débiles de seguridad.

Necesito tiempo".

-¿Entonces qué le digo al emir?

-Dile que lo tendrá, pero que no me atosigue.

Si falla esto...

-Saldrá bien. Debes tener fe.

-Tengo fe en Alá. Pero ya sabes el dicho:

"Alá es grande, pero ata bien a tu camello".

-De acuerdo, pero no tardes.

(Llaman a la puerta)

Adelante.

¿Querías verme?

Sí, pasa y siéntate.

Estaba tomando un café. ¿Quieres? No, gracias.

¿Tú no tenías reunión en Jefatura?

Sí, pero he regresado más pronto

con la excusa de que teníamos novedades importantes aquí.

Pues no tienes buena cara.

¿Y cómo quieres que esté?

Mi cuñada ha dejado a mi hermano por un agente de esta comisaría

y encima tú estás investigando a Karim

por su posible colaboración

con los yihadistas. ¿Tú podrías dormir?

Intenta tomártelo con calma, Emilio.

Pues no puedo dormir. Hoy no he pegado ojo

y no es el primer día que no duermo.

Entonces no te conviene tomarte ese café.

Ya lo sé, Mercedes. Pero es que...

estoy muy preocupado por Paula.

Está todo el día trabajando codo con codo con un terrorista.

Estoy pensando en decirle toda la verdad.

No lo hagas, Emilio. Hay demasiado en juego.

Es mi sobrina. Lo sé.

Pero tenemos que hacer bien nuestro trabajo. Es prioritario.

Paula es como una hija para mí.

Algo tendré que hacer para ayudarla.

¿Y por qué no la sacas de la UIT?

Así no estarían juntos en horas de trabajo.

Eso es una buena idea.

Además, puede ser bueno para la investigación.

No te sigo.

Ahora Paula y Karim están todo el día pegados.

Puede que, si sacamos a Paula de la UIT,

Karim se sienta liberado

y cometa algún fallo en el uso de los equipos.

Si Karim está colaborando con ellos,

los yihadistas querrán aprovecharse de su puesto

en su propio beneficio.

Seguro que le han dado instrucciones

que no ha podido cumplir por tener a Paula cerca.

Si Paula supiera la verdad

acabaría con la relación con Karim inmediatamente.

Y a lo mejor no me lo perdona en el futuro.

¿Y si no te cree?

¿O si te cree y no es capaz de disimular delante de Karim?

Eso la pondría en peligro, y a la misión también.

Tenemos que averiguar qué trama Karim,

por el bien de Paula y de todos.

Si todo va bien, se acabarán los secretos

y le podrás contar todo a tu sobrina.

Tienes toda la razón.

Mira, los secretos son los que terminaron

con el matrimonio de sus padres.

(SUSPIRA)

Paula, escucha, tengo que comentarte algo.

Ven a mi despacho, ¿de acuerdo? Hasta ahora.

A ver cómo se lo toma.

Ya me contarás.

Miralles, mira, tengo que comentarte algo

sobre la rotación del agente en prácticas Bremón.

Hola.

-Hola. ¿Te puedo ayudar?

-Quería información sobre la sala de ordenadores.

Me han dicho que son gratis. Es para buscar trabajo.

-Claro. Mira.

Tienes que apuntarte aquí, poner tu NIE

y firmar. -Bueno, el DNI. Soy español.

-Bueno, pues tu DNI y la firma al lado, por favor.

-¿Hay mucha gente para utilizarlos?

-No, ahora no vas a tener problema.

En época de exámenes sí, porque hay mucha demanda.

-Eso es normal.

-Decías que venías buscando trabajo.

¿Has echado un vistazo al tablón de anuncios?

Suele haber ofertas.

-Sí, pero ningún perfil encaja conmigo.

-¿Cuál es? Por si te puedo ayudar.

-Estudios no tengo.

Mis padres se vinieron de chiquititos, con 16 años.

Nos vinimos de Inezgane. Siempre han trabajado en el campo.

-Así que has estado de aquí para allá.

-Muchos tumbos.

Hemos vivido en Almería, en Huelva, en Murcia...

De ahí nos mudamos a Tarragona y ahí pasé mi adolescencia.

Y tanto ir y venir y tanta inestabilidad

a uno no le da la cabeza para estudiar.

-Aquí tenemos escuela para adultos, no sé si te interesa.

-Me urge más un trabajo ahora.

-Claro. ¿Y qué experiencia tienes?

-Lo último que he hecho ha sido de mozo de almacén.

También probé suerte de soldador. Más bien como aprendiz,

pero nada, así que busco algo más estable.

-Bueno,

cerca tenemos el polígono de Barlovento.

Está lleno de fábricas. Igual te interesa pasarte.

-Sí, voy a pasarme a probar suerte.

Tengo que encontrar algo, porque los ahorros que tengo...

-Ya. ¿Y aquí en el barrio estás fichado?

-¿A qué te refieres?

-Que si has dejado currículums.

-Claro, mucho en muchos sitios.

Pero lo de siempre: "Está ocupado, ya te llamaremos".

Pero el teléfono no suena nunca.

-Déjame tu número al lado de tu nombre

y yo, si me entero de algo que te pueda encajar, te aviso.

No es obligatorio. Solo si quieres.

-No, hombre, encima que me estás ayudando.

Bueno, Miguel, muchísimas gracias por la ayuda.

Nos vemos por el barrio. -Suerte.

-Hasta luego.

-¿Qué pasa? ¿Algo grave?

-No.

Leonor, que me ha mandado a hacer recados a la otra punta de Madrid.

Qué pereza. -Claro.

Oye, ¿tú sabes si Toni está malo o algo?

Ayer no vino, hoy tampoco... Parece raro.

-Chica, ¿es que no lo sabes? -¿Si no sé qué?

-Me voy a salir a la terraza, que hay un montón de gente.

-¡Chist! ¿Tú adónde vas?

No te mueves de aquí hasta que me lo cuentes.

¿Qué pasa con Toni?

-Es que me parece raro que precisamente tú

no te hayas enterado, con lo que habéis tenido.

-¿Enterarme de qué?

Déjate de rollos. ¿Qué pasa?

-Preferiría que te enteraras por él y no por mí.

-María...

-Te lo voy a contar como las tiritas...

-Hola, chicas. ¿Qué tal?

Qué bueno que se les puede ver por ahí con normalidad.

-¿A quién?

-A Toni y a Verónica,

que ya no tienen que esconder su relación.

-¿Qué?

-¿Tú no lo sabías, Paty?

-No, Nacha. Se lo iba a contar yo ahora.

-A ver, a ver...

Estás hablando de Toni, de mi Toni.

¿Toni y Verónica están liados?

¿Verónica la madre de Paula?

(NACHA ASIENTE)

-¿En serio?

-Sí. Nosotras nos enteramos ayer y no dábamos crédito.

-¿Y cuánto llevan juntos?

¿Una semana? ¿Más?

-Parece ser que desde que...

asaltaron el piso de Verónica, que estaba Toni ahí.

-Pero de eso hace meses.

O sea que cuando le pedí volver a Toni

y me dijo que estaba enamorado de otra, era de Verónica.

-Eso parece.

-No entiendo. ¿Y por qué no me lo ha "contao"?

-A veces las cosas son así.

Siento que te hayas enterado así, he metido la pata hasta el fondo.

-No la has metido, o sea...

Me lo tendría que haber contado él.

Qué fuerte.

Hola. Hola.

Perdonad, ¿habéis visto al agente Toni Ríos?

¿Ha pasado por aquí?

No, hoy no ha pasado por aquí. ¿Le buscas o algo?

¿Lo habéis visto, sí o no?

Sé que vienen aquí en sus descansos.

Sí, viene mucho, pero hoy no lo he visto.

¿Quieres que le deje algún recado?

No, espero. Me espero.

Ponme... Ponme un whisky.

(Música dramática)

(Llaman a la puerta)

Adelante.

Pasa y siéntate, anda.

¿Cómo estás?

Pues...

Hago lo que puedo. Intento centrarme en el trabajo en la UIT.

Karim me está ayudando un montón.

¿Por qué lo dices?

Le he contado todo lo que está pasando en mi casa

y se preocupa mucho por mí.

Paula, ¿no le estás dando demasiadas confianzas?

Al fin y al cabo, os acabáis de conocer.

Me ha demostrado que puedo fiarme de él.

Estoy aprendiendo mucho en la UIT

y estoy muy a gusto.

Pues no te va a gustar lo que te voy a decir ahora.

No me irás a decir que vas a cambiarme de unidad.

Lo siento.

Miralles dice que Espe tiene un pico de trabajo en la UFAM,

y, como tú tienes que rotar

para completar tu programa de formación,

creo que eres la persona adecuada para ayudarle.

Pero si hace poco que me mandasteis a la UIT.

¿Crees que no me queda nada por aprender allí?

Paula, por favor, limítate a obedecer mis órdenes.

Esto no será por qué estoy saliendo con Karim, ¿verdad?

¿Cómo puedes ser tan malpensada?

No lo estoy haciendo por eso.

Karim y yo somos profesionales y nos tratamos como tales.

Si no, no hubiésemos resuelto el caso de Zurbano,

ni hubiésemos descubierto tantas cosas sobre Rubén Martos.

No tienes por qué justificarte.

Solo has de entender que tu compañera Espe

necesita a alguien que la ayude con sus casos,

y quiero que seas tú. Y punto.

Bien. A sus órdenes, comisario.

Un momento.

No te he dicho que te retires. No hemos terminado.

Yo no tengo ningún inconveniente

en que los agentes de esta comisaría

tengan relaciones sentimentales,

pero creo que, ahora mismo, para ti

es contraproducente.

¿Por qué?

Aún no has jurado el cargo y estás pendiente de calificación.

No dejes que nadie te desvíe de tu principal objetivo:

formarte.

Eso es precisamente lo que estoy haciendo con Karim.

Antes de entrar en la UIT no conocía la "deep web",

y ahora sé manejarme en ella perfectamente.

Si quieres que lo deje con él, no lo haré.

Lo demás lo he entendido. ¿Me puedo ir?

Márchate.

(SUSPIRA CANSADO)

(PATY) María, yo me voy ya.

Si necesitas algo, me llamas. -No te preocupes.

-Venga, yo me voy contigo.

-Hasta luego.

Pues aquí tienes.

¿Esto qué es?

Un vasico de agua y la cuenta.

No, todavía no me voy.

De hecho, ponme otro whisky.

Que ya sería el tercero.

(RÍE) Muy bien, llevas muy bien las cuentas.

Mateo, creo que a lo mejor ahora mismo

lo que mejor te viene es airearte, ¿no?

Estoy bien aquí.

Y el Sr. Toni Ríos todavía no ha aparecido.

Mira, no estoy dispuesta a que me montéis aquí una escena.

Sírveme ese whisky, por favor.

No te lo voy a servir, Mateo.

Toni no ha aparecido. Y, la hora que es, ya no vendrá.

Y, aunque viniera, no estás en las mejores condiciones.

¿Por qué no te vas a casa y descansas?

Sí, me voy,

para que no me des la tabarra.

Mateo, las vueltas.

Quédatelas.

(SUSPIRA)

Los compañeros... (ININTELIGIBLE).

-Habrá tirado para el parque de Cáceres.

¡Eh, Toni!

Qué bien que te encuentro.

Señor... -Merche, tranquila. Vamos a hablar.

Espérame en el coche.

De verdad, no pasa nada.

¿Qué? ¿Cómo vas?

¿No tienes nada que contarme? ¿Estás borracho?

No, no mucho.

Solo quiero que seas un hombre,

que reconozcas delante de mí lo que has hecho.

No me lo pongas más difícil.

Ah, que yo te lo pongo difícil. Esa sí que es buena.

Tú me has complicado a mí la vida, chaval.

Estás dando la nota.

Tranquilízate, que no te vea Paula.

No me des lecciones,

tú, que vas robando a las mujeres de otros.

Estás haciendo el ridículo.

¡Que me da igual!

Para ti esto es un capricho,

aunque te lleves por delante a una familia.

¿Qué familia?

Verónica te ha dejado porque ha querido. Asúmelo.

¿Tú quién te crees que eres para estar con una mujer como ella?

No le llegas ni a la suela del zapato.

Ella no lo ve así.

Entonces cuéntame.

Empezaste a salir con mi hija para acercarte a mi mujer.

¿Qué dices, tío?

No lo niegues, que te tengo calado.

Has roto una relación de 20 años. No me toques...

Y no sabes lo que eso significa,

porque no eres más que...

(TONI) ¡Te estoy diciendo que no me toques!

-Oye, tranquilos los dos, ¿eh?

(MERCHE) -Suéltalo, Toni.

-Andrés, ¿qué haces ahí "parao"? Llévate a tu amigo a su casa.

Échale un ojo, no está bien.

-Mateo, vámonos. Déjame.

¡Estamos hablando! Haga caso a su amigo, señor.

-Venga, no empeores las cosas. Vamos.

-¿Estás bien, Toni?

-Sí, gracias, María, tranquila. Tenemos que hacer una detención.

-Yo conduzco.

(CHISTA)

-¿Qué haces tú aquí?

-Darte una sorpresa. ¿No invitas a un café ni nada?

-No me gustan tus sorpresas ni encontrarme contigo

y menos después de yoga.

Salgo con los chakras abiertos y me los vas a cerrar.

Y no me gusta que nos vean juntos.

-¡Yo solo tengo buena energía! -Ya sé lo que me vas a decir,

y mi respuesta es la misma:

no vamos a asociarnos,

solo trabajaremos en negocios puntuales.

-No me vengo para darle vueltas a lo de siempre.

-¿Entonces qué quieres?

-Me ha salido una oportunidad de negocio que quiero compartir.

¿Conoces el Sunday 99?

-Sí, está en una buena zona. ¿Por qué?

-Fredy, el dueño, es amigo mío de toda la vida,

pero no tiene tan buen ojo para los negocios como yo.

-¿Y?

-Que, como somos amigos, me haría un buen precio.

-¿Y qué pinto yo en eso?

-Yo solo no puedo pillarlo,

necesitaría un socio o una socia.

-Ya. Ya sé por dónde vas.

-Si lo compramos a medias, repartiríamos los beneficios.

El garito tiene una buena clientela.

Con nuestras chicas, nos haríamos de oro.

-Regentar un burdel, aunque sea en la mejor zona de la Castellana,

no va conmigo.

-¿Por qué? Te estoy poniendo una oportunidad de oro en bandeja.

-Parece mentira que no te enteres.

Yo solo actúo de intermediaria, ¡intermediaria!,

entre los clientes y las chicas. El resto no me interesa.

-Podrías ampliar horizontes.

-Me va muy bien sin hacerlo.

-¿No te cansas de viajar todo el día?

-No es asunto tuyo.

-¿Nunca te has planteado montar una familia?

Tanto viaje te impide hacerlo.

-La maternidad no va conmigo, y la familia tampoco.

-Pues yo creo que serías una buena madre.

Hablas de tus chicas como de tus hijas.

-No permitiré que me digas cómo debo vivir mi vida.

Y espero no volver a tener una sorpresa como la de hoy.

¡Has conseguido alterar todos mis chakras!

-Voy a solicitar la residencia temporal

por cuestiones de protección internacional.

Sí, cumplís todos los requisitos.

Tendríais que traerme el pasaporte

y el certificado de antecedentes penales, si lo tenéis.

Los impresos para rellenar la solicitud los tengo aquí.

Os espero. Hasta luego.

-Hola. Espero no venir en mal momento.

-Depende de para qué.

-Será solo un momento.

Toca renovar la línea de crédito y necesito tu firma.

Mateo, tú y yo seguimos siendo socios.

-Este es un tema que tengo que tratar con Mateo

y ahora no es el momento.

-Con la remontada económica que hemos tenido,

no creo que sea un problema.

-Podrías haberte ahorrado el camino.

Lo podríamos haber tramitado con la firma electrónica.

-Estaba cerca, en la imprenta que nos hace los folletos.

No me costaba acercarme.

-Dime la verdad, Andrés.

¿Mateo te ha mandado a espiarme?

-No. ¿Qué tal va todo?

-Mejor de lo que esperaba.

El que lo lleva fatal es Mateo.

Ayer se presentó aquí llamándome de todo.

-Vaya, no lo sabía.

Pues hoy en la plaza tampoco se ha quedado corto.

Ha montado un buen espectáculo.

-¿Qué ha ocurrido?

-No sé si contártelo. Es muy desagradable.

-Si no me lo dices, me lo van a contar igualmente.

-Al parecer ha estado bebiendo en La Parra

y se ha encontrado de frente...

con tu novio, y casi llegan a las manos.

Yo estaba por allí y los he separado.

Porque Toni no parecía dispuesto a cruzarse de brazos

y sí a responder a sus provocaciones.

-Qué horror.

-La reacción de Toni me ha sorprendido,

porque es un policía, claro. Aunque, bueno...

Mateo estaba muy borracho, pero...

Yo lo achaco a la inexperiencia y a su juventud.

(VERÓNICA SUSPIRA)

-Gracias, Andrés, por intervenir.

-Me extraña que no te lo haya contado Toni.

-No nos hemos visto.

Dime una cosa: Paula no lo ha visto, ¿no?

-No. Pero ¿qué más da? Se va a enterar de todas formas.

-Perdona, no sabía que estabas ocupada. Vuelvo luego.

-No, Toni, espera, por favor. Ven.

Andrés me estaba contando lo que ha pasado con Mateo.

¿Estás bien? -Sí, estoy bien.

Y perdóname, no lo he visto venir y se ha "liao".

Lo siento, me siento fatal. (VERÓNICA SUSPIRA)

-No te preocupes, cariño.

¿Necesitas que firme algo más? -No. Ya está todo.

Te contaré cómo han ido las cosas en el banco.

(TONI SUSPIRA)

-Siento mucho que hayas tenido que pasar por eso.

-Tranquila.

Nadie nos dijo que fuera a ser fácil.

-No.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 747 (Parte 1)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Servir y proteger - Capítulo 747 (Parte 1)

29 may 2020

Mateo protagoniza un sonado enfrentamiento con Toni y Andrés hace una terrible petición a Rojo para sacar provecho de la situación. Nico descubre la oportunidad de ganar dinero fácil en el Moonlight.
 

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 747 (Parte 1)" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 747 (Parte 1)"
Clips

Los últimos 2.319 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios