www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5542286
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 723 (Parte 1) - ver ahora
Transcripción completa

Hola. -Hola.

-Tenéis mucho "feeling".

-A ver, que te quede claro:

sé perfectamente la relación que teníais.

Es una línea que no pienso atravesar jamás.

-Mamá, aquí no te puedes quedar.

-Te prometo que no haré nada que te incordie.

-Esto es más que una casa. Es mi lugar de trabajo.

El comercio exterior da mucha faena y hay mucho movimiento.

-¿Una ruta de viaje a Oporto? -¿La conoces?

-La verdad es que no. (QUINTERO RÍE)

-Me encantaría ir a Oporto,

sobre todo porque quiero estar contigo.

He tomado decisiones muy cuestionables.

Intenté descartarte como sospechoso.

Quiero que obedezcas mis órdenes.

Si te digo que vayas a Comisaría, vas.

Y si tienes que declarar 60 veces, lo haces.

Y no vuelvas a pedirme que convenza a nadie para que acepte tu versión.

Hace una hora se ha presentado un hombre en Comisaría

para darnos información relevante del caso.

Se llama Jesús Otero.

¿Qué relación tiene con Malena?

Según su declaración, su asesino.

¿Has visto a algún asesino que se presente semanas después

y se inculpe sin motivo cuando nadie sospecha de él?

Nos jugamos mucho y yo necesito estar seguro.

¿Tú confías en ese tío?

-Otero no va a hablar.

-Entonces, ¿todo ha terminado?

-Todo tiene un final.

-Lo que hice no estuvo bien:

perseguirla de noche, esconder su cadáver,

pero yo no la maté a propósito.

Necesito dormir en paz.

(Música emocionante)

No se levante.

Ha sido un día duro.

¿Han estado comprobando mi declaración?

Hemos visto las cámaras de seguridad de las cercanías de la calle Molina.

No hay ni rastro de su coche.

Supo usted eludir las cámaras de seguridad

de las calles aledañas, ¿no?

Ya he reconocido la verdad.

Esa noche fui a por esa chica,

estaba muy excitado y el alcohol me afectó.

Y supo cubrirse bien las espaldas para que no le detectaran, ¿no?

Pues no sé.

¿Qué no sabe?

Que esa noche estaba usted borracho, excitado,

pero fue muy cuidadoso para eludir a la Policía.

Días después, dejó el cadáver de cualquier manera en un vertedero.

Ya lo he dicho; no soy un profesional del crimen.

Si lo fuese, no vendría a confesar.

Eso también me ha dado qué pensar

porque los agresores sexuales no suelen reconocer sus delitos

y usted no es una excepción.

Las dos veces que fue acusado de agresión sexual,

se declaró inocente pese a las pruebas.

¿Qué ha cambiado? ¡Que maté a esa chica!

Fue un accidente, sin querer, pero la maté.

Es la primera vez que hago algo así.

Los remordimientos no me dejaban vivir.

¿Hay otro motivo?

No sé si ha leído esa entrevista.

A Paco Fuentes, el exnovio de Malena.

Sí, la entrevista la ha leído todo el mundo.

Bueno, se decía claramente

que la Policía tenía un sospechoso,

el cirujano ese, Mateo.

¿Y? ¿Qué pasa con él?

En el artículo dice que...

es hermano del comisario.

Sé cómo trabaja la Policía cuando acusan a uno de los suyos.

Y más, tratándose del comisario.

No es solo cuestión de conciencia,

también de supervivencia.

Llámelo como quiera, inspectora.

Solo sé que...

aquí, en este calabozo,

voy a dormir tranquilo.

No se preocupe.

Le dejo descansar mientras seguimos trabajando.

Tenemos que corroborar su testimonio.

Si no encontramos contradicción, mañana pasa a disposición judicial.

A partir de ese momento,

ya no dependerá ni de mí, ni de usted

ni de su conciencia.

Buenas noches.

(SUSPIRA)

(RESOPLA)

Deberías contárselo.

No sé si es mejor que se entere en Comisaría.

Mi hermano nos pidió discreción.

Pero no se opuso a contárselo a Paula.

-¿Qué tenéis que contarme?

Pauli, siéntate.

Ayer por la noche, a última hora, vino tu tío Emilio.

Ha aparecido un hombre que dice ser el culpable de la muerte de Malena.

¿Cómo han dado con él?

Se llama Jesús Otero.

Se presentó en Comisaría y se entregó.

¿Así, sin más?

Supongo que lo habrán interrogado para ver que no es un loco.

Sí, Miralles y tu tío llevaron el interrogatorio.

¿Y qué declaró? ¿Tenía relación con Malena?

Declaró que fue un accidente, que había bebido mucho

y que, yendo en el coche, la vio andando por la calle,

no pudo frenar sus instintos y la abordó.

Eso significa que no la conocía.

Efectivamente.

Ella se resistió e intentó deshacerse de él.

Pero el muy miserable siguió acosándola, ¿no?

Así fue.

Hubo un forcejeo,

la chica intentó deshacerse de él, perdió el equilibrio y se cayó,

con la mala suerte de que se dio con un bolardo en la cabeza.

Entonces, ¿murió en el acto?

¡Madre mía! ¡Qué horror!

-Me pone mala pensar que acusaban a tu padre de eso.

-Me parece raro que nadie viera nada.

Según cuenta tu tío, aprovechó una zona solitaria para atacarla.

Hay más. Nos ha contado

que metió el cadáver en el maletero del coche

y el coche en el garaje hasta que se deshizo de él.

Eso es raro, ¿no?

Sí, es raro pero...

él dice que no sabía qué hacer con el cuerpo.

Me vas a perdonar, papá, pero, como policía que soy,

hay algo que no me termina de encajar.

¿Por qué ahora?

¿Cuál es el motivo para que ese hombre

decida confesar el crimen ahora?

Supongo que, como policía,

debes creer la versión de tu comisario.

Cariño, solo te contamos lo que nos dijo.

Sí, si no es nada en contra de ti. No te lo tomes a mal.

Lo que pasa es que ese tipo de confesiones

solo se logran sometiendo al sospechoso

a mucha presión policial.

-Ese hombre no era un angelito.

Tenía antecedentes por agresión sexual.

Sí, y al parecer,

en esta ocasión,

se le fue de las manos.

No sé.

Puede que no aguantara ver el caso por todas partes, en los medios,

los carteles de desaparición,

que los remordimientos le pudieran y tuviera que confesar.

Hay mil razones para que haya llegado a entregarse.

Sí, tienes razón. Perdona.

Perdona, pero después de semanas con mucha tensión,

me cuesta creer que se haya solucionado todo

de una forma tan rápida y fácil.

Imagino que Miralles

ya se lo habrá preguntado todo al sospechoso.

Mi experiencia me dice que estas cosas no son tan fáciles.

No sé.

Hay algo que se me escapa.

¿Por qué dices eso?

¿Porque se ha declarado culpable? Eso ha pasado antes.

Ha dado detalles que solo el asesino sabe.

Ya. Nos ha contado cómo murió Malena y cómo se deshizo del cuerpo.

Eso concuerda con los datos que teníamos,

pero es que no tengo ni una sola prueba.

¿Qué más pruebas necesitas? Algo que le sitúe ahí.

Algo que me confirme que las cosas sucedieron como él cuenta.

No sé.

Si al menos tuviéramos las imágenes de las cámaras de donde sucedió.

Paciencia y aparecerá. ¿Paciencia? Si no tengo tiempo.

Este caso ha sido muy mediático y es incómodo para los de arriba.

Te estás presionando mucho.

¿Yo? Bueno...

Tengo a Jefatura presionándome, a Bremón, a la familia, a la prensa.

¿Te parece poco?

Te estás presionando. Eres muy perfeccionista.

Al final, ese hombre ha confesado, aunque se haya resuelto de sopetón.

Además, es reincidente.

No exactamente. Cumplió condena por abuso sexual.

Además, es que...

sería su primer homicidio.

No sé.

El desayuno es importante. Solo has tomado una infusión.

¿Dónde vas?

A Comisaría; hoy se reincorpora Karim.

¡Anda, me alegro mucho! Me cae bien ese chico.

Y a mí. Venga.

Ánimo. Gracias.

Voy a terminar de arreglarme.

-Vale.

(Timbre)

¡Andrés! -Hola, Verónica.

¡Qué contenta se te ve!

-Las buenas noticias sientan bien.

-Comparte un poco de alegría, que falta me hace.

-Ha aparecido el culpable de la muerte de Malena.

Y lo ha confesado.

-¡Qué buenas noticias! ¡Ven aquí! ¿Cuándo pensabas contármelo?

Ya, bueno, es que...

mi hermano vino anoche y nos pidió discreción total.

Claro, lógico.

Lo importante es que ese infierno ha terminado.

-Parecía que no iba a terminar nunca.

A volver a la normalidad.

Si os parece, escribo un mail para enviarlo a la base de datos

y lo voy a titular: "Mateo Bremón, libre de sospechas.

El cirujano de oro ha vuelto".

Ni mails ni titulares, que aún están investigando.

Encontrarán más pruebas que lo incriminen.

Eso ratificará tu inocencia.

-¿A cuántos entrevistas hoy?

-A unos cinco, creo. No sé si se presentarán todos.

Para estas cosas hay mucha informalidad.

Paty, cóbrate. Quédate con el cambio.

-Vale, gracias.

-Te he pasado todos los contactos que tenía,

pero si me entero de alguien, te lo digo.

-Sí, aunque ya tenemos currículums suficientes

y de gente con experiencia.

Esta vez me la voy a jugar más en la entrevista cara a cara.

Prefiero contratar a alguien de fiar a alguien con experiencia.

No quiero equivocarme, como con Felipe.

-Ya.

He pensado que podríamos llamar a sus trabajos anteriores

y pedir referencias.

Estupendo. Así, vamos adelantando.

Quiero irme de viaje y no quiero dejarte sola con tanto trabajo.

-No te preocupes por eso.

Si tú también vas a trabajar.

Vas a unas bodegas, como en Valladolid, ¿no?

-No será un viaje tanto de trabajo; será más de ocio.

Me voy con Diana a Oporto.

¿Qué pasa?

(RÍE) -Nada, es que...

Que no me lo esperaba.

Que sé que estáis muy bien, pero ¿un viaje?

Eso es serio.

-Con Diana nunca se puede decir que las cosas sean serias.

No deja de sorprenderme. Es una mujer bastante misteriosa.

-¿Aprovecharéis para conoceros más?

-Esa es mi intención.

O, al menos, lo que pretendo.

Cuando se fue a Dubái pensé

que me apetecía hacer algún viaje con ella

para estar juntos y conocernos mejor.

Le propuse esto y no le pareció mal.

-Me alegro de que haya aceptado. Imagínate que hubiera dicho que no.

(ÉL RÍE) -¡Vaya chasco!

-Sí que hubiese sido un chasco.

Si te soy sincero, eso era lo que esperaba, pero dijo que sí

e inmediatamente nos pusimos a ver bodegas, sitios, rutas...

-¿Sabes qué? -¿Qué?

-Creo que lo que más le gusta de ti es que seas tú mismo,

sin filtros.

Te has lanzado a la piscina y eso dice mucho.

Eres un tío muy sincero.

-Muchas gracias. Me voy a ruborizar.

-Te lo digo de verdad, de corazón.

¿Qué sentido tiene no dar la cara?

¿Por qué esconder cosas a tu pareja porque pienses que no le gustarán?

-A ver, Sara.

¿Estás hablando de mí o de ti?

¡Hombre!

-Fernando, ¿cómo estás? -Bien. ¿Qué tal?

Sara, me voy a comprar cosas para el viaje.

Nos vemos en el Moonlight. Chao.

-Sara, eh...

No te entretengo.

Quería decirte que me ha hecho mucha ilusión

que decidas ir adelante con las clases.

-Si he cambiado de opinión es por los niños.

Me importan y ellos no tienen la culpa de nada.

-Que sepas que las familias y los niños están muy contentos.

-Ya. Lo siento pero no tengo tiempo. Ya me lo cuentas luego.

Lo tengo delante, por eso os he llamado.

El informe dice que no hay rastro de la víctima

en el coche.

¿Cómo se explica eso?

Sí.

Una limpieza a fondo, pero bien a fondo.

No es que dude de vosotros, pero me parece muy raro.

Venga, vale, gracias.

Buenos días.

¿Estamos todos?

Bueno.

Venga, caso del alcohol adulterado.

Como sabéis,

debido al ingreso de un chaval en Urgencias por intoxicación,

hemos descubierto que ha habido un negocio de alcohol adulterado

y podría haber más víctimas.

(LARA) Miralles, he oído que Fernando Quintero

estaba implicado.

¿Cuánto de cierto hay en eso?

El cierre del Moonlight está causando mucho revuelo en redes.

Nacha y Elías te pueden contestar. Ellos han llevado el caso.

Es cierto que el chaval se intoxicó bebiendo en el bar de Quintero,

pero él no ha estado implicado.

-El que tenía que ver era uno de sus empleados, Felipe Solís.

Rellenaba las botellas con alcohol metílico.

El técnico de Sanidad que nos acompañó al registro

encontró varias botellas en el Moonlight.

-¿Qué sacaba con eso el camarero?

-Al parecer tenía un socio,

un tipo que trabajaba de vigilante en una fábrica de licores

y por la noche destilaba su propio alcohol.

Le daba cambiazo a las botellas buenas

y vendía el otro alcohol a buen precio.

-¿Y sacaba mucho con eso?

-De momento, una demanda por delito contra la salud pública.

Están los dos a disposición del juez.

-Afortunadamente, el chico hospitalizado

está fuera de peligro y evoluciona bien.

Enhorabuena a los dos.

Siguiente punto.

Nos han llamado de la Asociación de Padres

del Instituto Acacias Verdes

para alertarnos

de que hay una foto de un profesor un poco subida de tono

que está saltando de chat en chat

por los distintos cursos.

¡Cómo está el profesorado! (RÍE)

Perdón.

El profesor se defiende diciendo que esa fotografía era personal

y se la había enviado a un contacto suyo,

pero los padres quieren asegurarse

de que lo que dice el profesor es verdad.

Se temen que puede ser una foto que él ha enviado

a un alumno o alumna.

¿De acuerdo?

Y como a Ríos le hace tanta gracia, llevará él el caso con Paula.

¿Mm?

Caso Malena Torrent.

Como algunos ya sabréis,

el culpable confeso de la muerte de Malena Torrent,

ahora está en el calabozo

a espera de pasar a disposición judicial.

Jesús Otero,

individuo al que tenéis aquí,

se personó en Comisaría anoche

para entregarse como responsable de la desaparición

y la muerte de Malena Torrent.

Esto deja libre de sospecha al principal sospechoso.

Otero, acusado de delitos sexuales en varias ocasiones,

cumplió condena por tales acusaciones.

Según su versión,

la muerte de Malena ocurrió de forma accidental.

¿Qué me dices?

¡Mira cuánta luz! Y orientado al sur; frío no pasarás.

Y hay un balcón precioso para poner tus plantas.

-Ya, si el piso es una monada, pero...

debe costar un dineral. ¿Cómo vas a pagarlo?

-Tú por eso no te preocupes.

-Te estás dando prisa para echar a tu madre de casa.

¿No me soportas? Si solo me has aguantado una noche.

-Que no, pero con Internet va todo muy deprisa.

Cuando ves el anuncio, si el piso está bien hay que llamar

y pagar fianza, si no te lo quitan.

-¿Y qué si te lo quitaban?

Si yo estoy muy a gusto contigo.

He dormido divinamente.

Y tú has ganado.

¿Cuánto tiempo hacía que no tomabas huevos con beicon?

-Mucho, la verdad.

-¿Lo ves?

Siempre te han gustado.

Hijo, por favor,

déjame quedarme contigo.

Te prometo que voy a ser buenísima.

Me encerraré en mi habitación y estaré callada mientras trabajas.

-Mamá, aquí vas a estar genial.

Ahora lo ves un poquito desangelado,

pero ahí pondremos una tele para que veas tu serie.

Delante un sofá, por si quiero venir y estar contigo.

Y podemos mover esta mesa al fondo

para que juegues a las cartas y hagas tus labores.

-Pero todo eso no va a hacer

que me olvide de que estoy sola.

-Mamá, por favor,

no estás sola; vendré a verte cada día.

Con los datos que nos dio sobre las circunstancias

que rodearon la muerte de Malena Torrent,

cuanto menos, ha estado implicado.

¿Cómo que implicado?

¿Hay pruebas biológicas o físicas que lo relacionen con el cadáver

o demuestren que estaba en el lugar de los hechos?

De momento, lo único que tenemos es su testimonio

y un tique de aparcamiento con la matrícula de su coche

que lo sitúa a la hora y en el lugar donde él dice que sucedió todo.

¿Cómo puede ser?

Según él, el forcejeo fue muy leve

y eso explicaría que no hay restos de ADN

ni de fibras en el cuerpo y la vestimenta de la víctima.

Desplazar un cadáver por el coche

y mantenerlo en el maletero tanto tiempo dejará rastro, ¿no?

Eso creía yo, Elías, pero estaba hablando con Científica

y me aseguran que el coche está limpio, impoluto.

Y aseguran que lo ha llevado a un sitio de limpieza

y desinfección de coches.

Hay sitios especializados en limpieza de vehículos

de transporte de animales.

Sí, pero depende del juez

si pide más pruebas o se conforma con el testimonio de Otero.

A mí la experiencia me dicta que optará por lo segundo.

Eso no depende de nosotros, Elías.

Cuando salga para el juzgado, o mucho me equivoco

o deberemos dar el caso por cerrado.

Bueno, y ahora llega el momento

de un recibimiento. ¡Adelante!

Es el momento de recibir al nuevo inspector de la UIT.

Para los que no lo conozcáis, os presento a Karim Ben Ali.

Estuvo prestando servicio en esta comisaría

y está recién llegado de La Haya.

Ha formado parte de la Unidad de Integración de Información

de la Europol en La Haya, combatiendo el terrorismo.

A los que ya os conozco, un placer estar aquí;

y a los que no, ya nos conoceremos.

Os dejo con él,

que os deis los abrazos y bienvenidas que queráis,

pero recordad que estamos a principio de jornada.

Bienvenido de nuevo. Gracias.

-Mamá, voy a venir a comer muchos días,

pero a dormir, cada uno a su casa.

Venga, por favor.

Si esto es el piso de una reina, que te lo mereces.

-Solo me falta la coronita.

-Mira el lado bueno: podrás entrar y salir cuando quieras,

comer, acostarte y levantarte cuando quieras.

Es lo que querías, salir de la residencia.

-¿Y podré ir a verte cuando quiera? -Por supuesto.

Llámame antes por si estoy reunido o no estoy en casa.

-Está bien.

-¿Te lo quedas?

-¡Qué remedio! -¡Qué alegría!

-¡Pero mira que eres zalamero!

-¡Ven aquí!

(TONI) ¿Te ayudo?

-Pues sí, me vendría bien.

(SUSURRA) Cuidado.

-Pues nada, te ayudo solo.

¿Esto qué es?

(LEE) "Movimiento y elasticidad para señores mayores".

¿Te vas a poner a dar clases de yoga?

-No, estas cosas no son mías.

Pero cuando estoy nerviosa me da por ordenar.

-Te doy las llaves de mi casa y te pasas.

Mi madre se alegrará.

En serio, ¿por qué estás nerviosa?

-Ahora que han encontrado al culpable de la muerte de Malena

parece que quieran demostrar su inocencia,

pero a Mateo no pararon de perseguirlo.

-¿Qué ha dicho Paula?

-Que Miralles

no está convencida de cerrar el caso.

¿Sigue siendo sospechoso?

-Hay un asesino confeso de Malena y Mateo está fuera de sospecha,

pero deberías saberlo tú; es tu terreno.

-Sí, pero en mi terreno, los tiempos son diferentes.

Desde que entra en el juzgado hasta la sentencia...

es diferente.

-¿Qué me quieres decir? No te sigo.

-Quiero saber cuándo se le declarará inocente.

-¿Para qué?

¿Esto es por nosotros?

¿Quieres esperar a que sea inocente para dejarlo?

Ahora que ya no es sospechoso, ¿no lo tienes claro?

-¡No! ¿Qué dices?

Casi no he dormido pensando en nuestra relación sin escondernos.

-Mira, Vero, esto me lo has dicho muchas veces.

Necesito que seas sincera conmigo.

¿Estás dispuesta a dar la cara por nosotros

sin que importe qué digan?

No quiero estar haciéndome falsas ilusiones.

-Toni, aquí lo único falso es mi matrimonio.

Estoy harta de vernos a salto de mata

y lo que quiero es una relación normal, libre;

poder vernos cuando queramos.

Por favor, te pido paciencia hasta que el caso haya pasado.

-¿Más paciencia?

-Por favor.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 723 (Parte 1)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Servir y proteger - Capítulo 723 (Parte 1)

19 mar 2020

Miralles tiene dificultades para aceptar que el caso de Malena Torrent haya sido resuelto. Limpio de toda sospecha, Mateo retoma su vida sin esperar un nuevo revés. Karim se reincorpora a la UIT de Distrito Sur.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 723 (Parte 1)" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 723 (Parte 1)"
Clips

Los últimos 2.284 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios