Servir y proteger La 1

Servir y proteger

Lunes a viernes a las 17.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5768411
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 881 (parte 1) - ver ahora
Transcripción completa

¡Buenos días!

Qué carita. ¿Quieres un café?

-Sí, por favor.

Ay. ¿No tendrás algo para el dolor de cabeza?

-Sí, un ibuprofeno. ¿Te va bien?

-Madre mía, tengo una resaca con dos copas.

(RÍE) He perdido la costumbre.

-Espera.

¡Aquí está!

Ya verás, mano de santo.

En nada, te vas a empezar a sentir mucho mejor.

-Gracias. -Nada.

Pero bueno, al menos ayer te lo pasaste bien, ¿no?

-Que si me lo pasé bien... Fue una noche memorable.

Hasta...

(RÍEN)

-Me llevé un posavasos. (RÍE)

-A ver, no me lo puedo creer,

que robaste un posavasos del Moonlight.

-Sí.

-Fue buena idea ir ahí, ¿no?

-Hacía muchísimo que no me lo pasaba tan bien.

-Ya sabes, cuando quieras repetimos.

-Espera primero que me recupere de anoche...

y hablamos.

-En Palma no sales mucho de fiesta ¿o qué?

-¿Como anoche?

Yo ni me acuerdo el tiempo que hace.

-Imagino que todos tus colegas estarán de crianza, ¿no?

Es lo que tiene. La gente se pone a tener críos y desaparece.

-Bueno, y que con el rollo de que trabajo en casa

no tengo muchos amigos allí.

Me cuesta conocer gente nueva. -Ya.

Pero tendrás compañeros de la editorial, ¿no?

O sea, digo yo que currando como correctora de textos

tendrás que estar

en contacto continuo con un montón de gente.

-Sí, si con los de la editorial salgo pero muy de vez en cuando.

-¿Y no has pensado en buscarte un "coworking"?

Aunque sea para socializar.

-A ver, que salir salgo, lo que pasa que siempre...

pues vamos más con amigos de Xisco en plan parejas y eso.

-Oye, África, ¿puedo hacerte una pregunta?

-Claro.

-Es una cosa que...

que bueno, ayer no me atrevía a preguntarte.

En parte porque quise pensar que era una tontería.

(DUDA)

¿Por qué borraste la foto que nos hicimos con Iván?

-Ah, porque salíamos fatal. Por eso la borré

y le mandé a Xisco la otra.

-Pero podíamos haberla repetido.

-¿Te sentó mal? Es que no quise molestar por no repetirla, mujer.

No me pareció para tanto. -No, no me sentó mal,

pero me sorprendió.

Igual que me sorprendió que me llamara tu novio

porque tú no le cogías el teléfono.

¿Qué pasa? ¿Se aburre mucho o qué?

-A ver. (RÍE)

Es que se preocupa mucho. Él...

si no le contesto a la primera piensa que me pasa algo.

Es igual, igual a mi madre.

-Pues vaya.

-Es un amor, de verdad.

Se preocupa por mí, me cuida...

es atento, cariñoso, está ahí...

No sé. Te va a encantar cuando le conozcas.

-Y entonces lo de vestir así en plan modosita me vas a decir

que tampoco es cosa suya, ¿no?

-¡Qué va! No, para nada. Que no, que ni se fija.

Que no, no, no.

(SUSPIRA) Me voy a arreglar que tengo que ver un piso en una hora, ¿vale?

-¿Comemos juntas hoy?

-Sí, claro. ¿Dónde?

-¿En La Parra?

-Vale. -Luego te escribo para quedar.

-Vale, sí.

Eh... ¿me prestas tu camisa roja?

Es que me he levantado con un nubarrón en la cabeza.

-Claro, hombre. Cógela, ya sabes dónde está.

(Móvil)

Hola, Iván. ¿Qué pasa? -"Buenos días."

¿Qué tal la resaca? -"No, yo estoy bien."

África sí, un poco, la verdad. Pero yo estoy bien.

-Era para decirte que ya he rastreado el móvil de Alberto Santana.

Y el móvil se apagó a la misma hora

y en la misma localización que el de Yaiza.

-Entonces eso confirma nuestras sospechas, ¿no?

Que los chicos se han fugado juntos. -Eso es.

Si necesitas alguna gestión más me dices.

-Bueno, si crees que puedes saber dónde están sí, claro.

Con esto voy a pedir un registro en las estaciones de tren y autobuses

para averiguar si han salido de Madrid.

-Vale. Bueno, venga. Pues gracias. Venga, hasta luego.

-Venga. Pues muchas gracias, Iván. Chao.

-¿Qué te parece? ¿No es mucho?

-No. Ese color te sienta superbién. Mejor que a mí.

-No sé. Yo la veo muy de noche. No sé.

-Pues quédatela.

-¿Qué dices? Que te habrá costado una pasta. Ni de coña.

-No me la pongo nunca. La tengo ahí en el armario y me da pena verla.

-¿En serio? -Además que te la quiero regalar.

-La verdad es que me encanta.

Ay, mil gracias. Bueno, me la pruebo. -Vale.

-Gracias por su colaboración, señor Arias.

Si en algún momento recuerda algo más,

llámeme, por favor.

Gracias.

¿No ha habido suerte con el celador? -No.

Lleva 15 años trabajando en el hospital Camino de Jaca.

Por lo que hace 11 estaba allí.

No recuerda a ningún paciente con traqueotomía

ni con las características que le he descrito.

-Vaya.

-Pero sí recuerda un par de pacientes:

una señora de 42 años, a la que se le tuvo que intervenir

de una traqueotomía por una complicación

en una operación quirúrgica en la cabeza,

y un señor de 71 con un cáncer de laringe.

Los dos estaban ingresados allí hace 11 años.

Pero por supuesto y obviamente, están descartados como sospechosos.

-Son los mismos pacientes de los registros

y que recuerdan el jefe de urgencias y la recepcionista. Todos coinciden.

-La recepcionista comprobó dos veces los archivos para estar segura

de que no habían tenido ningún paciente

con el perfil del vigilante.

-El paciente que buscamos no consta en los registros.

-Tenía la esperanza de que fuera un error.

-¿Y si la mujer que nos llamó miente?

-¿Para qué querría complicarse mintiendo a la policía?

-Comprobamos que en el hospital no hay nada. ¿Qué más puede ser?

Primero, cómo supo que buscamos a un hombre

al que le practicaron una traqueotomía hace 11 años.

-A través de la Comisaría General de Información.

Se lo comenté a Miralles y me dijo que

habían pedido datos a todos los hospitales del país.

Quizá debería haber recordado algo.

-Entonces, puede que trabaje en un hospital

y quiera colaborar con nosotros.

-Si quiere colaborar, ¿por qué no viene y nos habla?

-Si quiere preservar su identidad es porque debe haber algo turbio

y tiene miedo, pero no sé.

Miedo, ¿de qué?

-La única manera es dar con ella.

Le he pedido a Díaz que rastree la llamada.

A ver si podemos identificarla.

-¿Desde cuándo llevas pensando en eso?

-Anoche no podía dormir.

Y bueno.

-Voy a ver si Lidia necesita ayuda con lo del atracador, ¿vale?,

con las diligencias.

Si Iván da con algo, avísame, por favor.

(Móvil)

Espera, espera. Es Díaz.

Dime, Díaz.

Sí.

¿Has averiguado desde dónde hizo la llamada?

Gracias.

-¿Y bien?

-La llamada se hizo desde Madrid,

pero no sabe el lugar exacto.

-Buscamos doctoras y enfermeras

que vivan aquí ahora y que trabajasen en el hospital de Jaca hace 11 años.

-Buena idea. Y si no encontramos nada lo podemos ampliar

a celadoras, conductoras de ambulancias,

incluso mujeres de la limpieza.

-Llamaré a la Seguridad Social. Allí tengo un contacto que puede ayudar.

-Muy bien.

Cepeda.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 881 (parte 1)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Servir y proteger - Capítulo 881 (parte 1)

21 ene 2021

Bremón y Salgado descubren que la mujer anónima que realizó la llamada puede ser una enfermera que trabajó en el Hospital Camino de Jaca hace once años.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 881 (parte 1)" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 881 (parte 1)"
Programas completos (970)
Clips

Los últimos 2.520 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Luis Alberto Peralta

    Espero que pronto tenga el capitulo completo para poder continuar como fiel televidente y que este espacio retome su normalidad y coherencia.

    22 ene 2021