www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5693513
Para todos los públicos  Seguridad vital - 25/10/20 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que en vías limitadas a 90 km/h

cuatro de cada diez conductores circulan a una velocidad

superior a la permitida

y que la velocidad es determinante

en uno de cada tres accidentes mortales?

Esto es "Seguridad vital", comenzamos.

En 2018 el 21% de los fallecidos en accidentes de tráfico

fueron peatones.

-Que siempre que hagamos cualquier maniobra,

cruzar un paso de peatones o semáforo,

lo hagamos sin usar cascos, sin hablar por WhatsApp;

cosa que el 90% de los peatones reconoce que hace.

-Pues aquí estamos; cada vez lo ponen más difícil,

pero alguna cosita hay. Con Boris Izaguirre.

Dice una cosa importantísima,

que hay que utilizar muchísimo los intermitentes.

Irma Soriano.

Si fumas, si el móvil...

-Está comprobado que las distracciones están implicadas

casi en más del 50% de los accidentes.

-Niños gritando, la radio muy alta o un acompañante muy charlatán

se convierten a menudo en distracciones

que nos hacen perder el foco en la conducción.

-En un ambiente relajado se conduce mejor,

no hay distracciones y es mucho más seguro para todos.

Hola, muy buenas. Cada año mueren en España

cerca de 400 peatones en calles y carreteras.

Muchas veces la responsabilidad es de los conductores,

pero otras es la conducta de los peatones

la que hace que aumente el riesgo.

Por ejemplo, ocho de cada diez muertos por atropello

en vías interurbanas

no llevaban puesto el chaleco reflectante.

Vamos a ver cuáles son las infracciones más comunes

y las más peligrosas que cometemos cuando vamos a pie.

Según la Dirección General de Tráfico,

peatón es toda persona que sin ser conductor

transita a pie por la vía pública

y que al igual que ciclistas y motoristas

forma parte de los colectivos vulnerables.

En 2018 el 21% de los fallecidos en accidentes de tráfico

fueron peatones.

De ellos, 149 perdieron la vida en carretera,

mientras que 237 lo hicieron en vías urbanas.

Cuando crucemos por una calle,

debemos hacerlo por los pasos habilitados

y fijarnos que no viene ningún vehículo.

Si cruzamos por un sitio por donde no debemos,

lo que han hecho uno de cada tres peatones fallecidos por accidente,

tenemos un problema y un riesgo.

Debemos esperar a que el vehículo se detenga

y, una vez que estemos cruzando por el paso de peatones,

hacerlo siempre por la zona más alejada de los vehículos,

porque en caso de que se produzca una colisión por alcance

por un vehículo que frena repentinamente,

vamos a tener un espacio de seguridad.

Aunque el semáforo esté en verde para el peatón,

es aconsejable estar atentos al cruzar.

Una vez que se pone en verde, esperar a que los vehículos

se detengan para evitar riesgos de vehículos

que se pueden saltar el semáforo y nosotros intentar cruzar.

Es básico el que siempre que hagamos cualquier maniobra,

cruzar un paso de peatones o un semáforo,

lo hagamos sin usar cascos, sin hablar por WhatsApp;

cosa que el 90% de los peatones reconoce que hace.

Es muy importante que cuando lo hagamos

lo hagamos de una forma ágil.

Uno de los puntos más peligrosos para este colectivo

son las vías interurbanas.

En zona interurbana la normativa de tráfico dice

que deben hacerlo siempre por su izquierda,

para identificar al resto de vehículos que vienen

y controlar esa situación.

Es muy importante recordar a los peatones

que cuando se producen momentos de baja visibilidad;

al amanecer, al atardecer, de noche;

debe llevar un elemento retrorreflectante

visible al menos a 150 m o un dispositivo luminoso,

porque por desgracia un riesgo muy importante

de los peatones es precisamente en momentos de poca visibilidad.

Ningún usuario de la vía se libra de cumplir con sus obligaciones;

el peatón tampoco.

Si cruzamos por una zona no habilitada para cruzar,

por ejemplo, un peatón que cruza por mitad de la vía,

puede ser una sanción leve de 80 euros.

Si cruzamos cuando el semáforo está en rojo para los peatones,

incumpliendo la señalización luminosa,

puede ser una sanción grave de hasta 200 euros;

pero hay que recordar a los peatones

que si están involucrados en un accidente o infracción,

pueden ser requeridos para hacer un control de alcoholemia.

-El aumento del tráfico por carretera

ha motivado la creación de beneméritos servicios

que todos los automovilistas deberían conocer

en sus verdaderas dimensiones.

Hoy en día hay montados 280 puestos permanentes de Cruz Roya

distribuidos por toda España.

Tan solo en la provincia de Madrid hay 14 permanentes y 7 eventuales

para domingos y festivos.

Todos ellos disponen de una o dos ambulancias,

así como radioteléfonos,

enlazados ambos con la emisora central.

Atienden los puestos socorristas procedentes del Ejército

que cumplen su servicio militar en la Cruz Roja,

donde han sido preparados

con un cursillo intensivo de auxilios inmediatos,

del cual salen aleccionados sobre los primeros cuidados

que deben prodigarse a cualquier accidentado.

Hace 30 años volvíamos de fiesta con unos amigos

en un coche de cinco plazas.

Yo iba detrás en el lado izquierdo, detrás del conductor,

y no había cinturones de seguridad detrás.

Todos habíamos bebido, el conductor más,

también dio positivo, me parece, por cocaína.

Y cerca de Santiago, en una carretera secundaria;

era una bajada muy pronunciada,

íbamos a gran velocidad, a 120 más o menos,

en una curva que se debe tomar, creo que a 70-80, como mucho;

estaba mojado el piso;

y fuimos rectos,

no hicimos la curva, fuimos rectos, hacia el muro de una casa,

y ese impacto es mortal.

El impacto nos llevó a fallecer, creo que fueron tres ocupantes.

Otro sobrevivió

y yo también sobreviví, pero con una lesión medular.

En mi vida anterior jugaba al fútbol,

en un equipo de juveniles;

estaba en cuarto curso de Derecho; y mi vida cambió completamente.

Intenté seguir estudiando, pero no podía;

psicológicamente no podía.

Y empecé a trabajar

y a hacer deporte, baloncesto en silla de ruedas.

Empecé a trabajar en una asociación de aquí de Coruña,

y ahí mi vida empezó de cero.

En esos dos pilares me apoyé y conseguí salir hacia adelante.

Todo esto me sirvió a mí para...

Yo me pongo siempre el cinturón, el móvil en la guantera,

la velocidad la respeto, etc.

Y bueno, pues yo recomiendo que nadie, nadie, se monte

con alguien que haya bebido

o haya tomado algún tipo de sustancia.

Pero el problema fue ese,

que me monté y cometí ese error fatal.

Te dejas llevar por el momento y cuando sucede las cosas

ya es tarde.

Cuando sucede ese segundo, ya no puedes dar marcha atrás

y a partir de ahí tu vida ya no la puedes cambiar.

Tú lo puedes evitar.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

La diferencia entre considerar este ruido agradable

o simplemente ruido es indudablemente subjetiva.

Para unos puede resultar un sonido placentero

e incluso ayudarles a conducir.

Para otros, en cambio, es ruido.

Por tanto, aumenta el nivel de estrés

y disminuye la capacidad de concentración.

Eso en carretera marca la diferencia

entre poder tener un accidente o poder evitarlo.

Así, así.

(Excavadora)

(Ruidos)

(Sirena)

(Ruidos)

-Llamamos ruido cuando tiene una intensidad considerable,

generalmente por encima de los 55 dB,

y molesta;

es decir, que nos origina algún tipo de disconfort.

(Sirena)

-Pero los ruidos no solo vienen del exterior.

La diferencia entre un trayecto seguro y agradable

o ruidoso y tremendamente incómodo

está a menudo dentro del propio coche.

Niños gritando, la radio muy alta o un acompañante muy charlatán

se convierten a menudo en distracciones

que nos hacen perder el foco en la conducción.

-El conductor se va poniendo más nervioso,

pierde ciertos reflejos, va perdiendo atención;

por lo tanto, puede desencadenar en algún accidente.

-Debemos escuchar lo que queramos escuchar.

Si queremos escuchar música, debe ser algo,

un ambiente relajado.

En un ambiente relajado se conduce mejor,

no hay distracciones y es mucho más seguro para todos.

Bajar el volumen de la música

o parar si llevamos a un niño demandando nuestra atención

son algunas de las recomendaciones que nos hacen los expertos.

Sin embargo hay algunos ruidos que el conductor no puede controlar.

Los ruidos inevitables son

los inherentes a la rodadura del vehículo;

son los ruidos que hace fundamentalmente el aire...

Estos ruidos de fondo

parece que no nos molestan,

pero progresivamente nos van fatigando

y eso va minorando nuestra capacidad de concentración.

Lo que tenemos que hacer es descansar.

Es muy importante ir haciendo paradas frecuentes,

aunque sean breves,

pero que nos permitan relajarnos un poquito,

subir otra vez nuestro nivel de concentración

y volver a incrementar la marcha.

Materiales aislantes, cristales más gruesos

o incluso sistemas activos de cancelación de ruido

son algunas de las medidas que ayudan a aislar mejor

el interior de los coches.

La insonorización es seguridad al volante,

evitación de distracciones y confort para los pasajeros.

El nivel de reducción de ruidos

que hemos conseguido en un vehículo ahora mismo, en el año 2020,

es un 75% inferior

al nivel de ruidos que teníamos, por ejemplo, en un coche en los 70.

Una conducción sin ruido es mucho más relajada

y, por tanto, una conducción más segura.

El Ayuntamiento de Madrid da los primeros pasos

en la implantación del transporte público bajo demanda.

El consistorio ha puesto en marcha un proyecto piloto

en una línea de autobús en el sur de la ciudad durante un mes.

La gran novedad del transporte bajo demanda

es que a través de una aplicación el usuario puede reservar

el trayecto y la hora que mejor le convenga.

Debe hacerlo como máximo 90 minutos antes

de la salida que haya elegido.

El autobús encargado del recorrido únicamente se detendrá

en las paradas solicitadas por sus pasajeros.

De esta manera agiliza su viaje

y reduce su consumo y contaminación.

El transporte público bajo demanda

puede garantizar la distancia social en su interior

al conocer de antemano su ocupación real.

El Ayuntamiento de Madrid está estudiando

la posibilidad de impulsar esta nueva forma de transporte

en diferentes zonas de la capital.

Para contaminar como un auténtico cabestro,

basta con conducir a tirones.

Con cada golpe de pedal se llena el cielo de humo

hasta que caen pajaritos tosiendo.

Para ensuciar más el aire y acercar el Apocalipsis,

lo mejor es olvidarnos de los neumáticos y de su presión.

Las ruedas con baja presión se deforman

y así aumentan el consumo.

Por las mañanas el cabestro total pega acelerones

para calentar el motor, generando humo tóxico.

A otras horas acelera para molar más que nadie.

Un verdadero cabestro estropea la aerodinámica

cargando la baca con objetos voluminosos.

Abre siempre las ventanillas para polucionar más.

Eso también le permite ir tirando a la vía pública

todo lo que le sobra, lo más contaminante.

Un truco mágico para contaminar más

es coger el coche absolutamente para todo,

hasta para recorrer 30 m.

El cabestro se asegura de que contamina todavía más

dejando el motor en marcha ante el kiosco

durante los diez minutos que tarda en comprar la prensa.

-Y ahora en serio.

Tenemos suerte; para contaminar menos

hay que hacer exactamente lo mismo que para conducir seguros:

practicar la conducción preventiva.

Eso evita frenazos y acelerones innecesarios.

Los neumáticos están diseñados para llevar la presión correcta

y una excesivamente baja hace que se deformen

y consumamos más.

Un 30% menos de presión provoca un aumento de consumo del 6%.

Conduzca de manera fluida, sin pegar tirones,

y procure evitar las horas de atascos.

Y siempre que pueda, comparta el trayecto;

menos autos, menos contaminación.

Eso lo convertirá en un ciudadano más ecológico.

-¿La seguridad...? -¿Proactiva?

-Proactiva... -Las luces bien puestas.

-Diría que sí, vamos.

-Eh...

-Vale, no.

-La primera vez que lo oigo.

-Llevar el cinturón, ¿no?

-Todo lo que sea seguridad, me parece bien.

-Que tenga buenas llantas.

-Están saliendo coches más modernos que aparcan solos.

-Hum... ¿Bien?

-Tener en cuenta las cebras.

-"Seguridad vial" sí, pero "proactiva", me descuadra.

-También tener un coche en condiciones.

-Que siempre esté atento el coche a lo que es el exterior.

-Cuestan más dinero, pero, oye, es seguridad.

-Se da en los coches nuevos.

-Es una ayuda necesaria en el coche,

que siempre son ventajas para nosotros.

Los elementos de seguridad proactiva de un vehículo

son aquellos sistemas de ayuda a la conducción

capaces de tomar decisiones de manera autónoma

cuando detectan un peligro inminente.

Estos sistemas pueden rectificar la dirección o la velocidad

antes de que sea demasiado tarde.

Por ejemplo, el frenado autónomo de emergencia,

capaz de detener un vehículo ante un posible atropello

si el conductor no lo puede evitar.

Estos equipamientos de seguridad proactiva del coche

se suman a otros ya existentes.

Por un lado, los que nos protegen de forma activa,

que son los que se ponen en funcionamiento

antes de que se produzca el accidente

y tratan de evitarlo.

Por otro, los de seguridad pasiva,

responsables de minimizar los daños de los ocupantes

una vez se ha producido el accidente.

Igual que los estudiantes tienen una vez al trimestre sus exámenes,

nosotros trimestralmente también examinamos a nuestros famosos

con Andrés Rodríguez, de la autoescuela San Andrés.

¿Qué tal? Muy buenas.

Pues aquí estamos; cada vez lo ponen más difícil,

pero alguna cosita hay.

Porque vamos mejorando todos,

a pesar de que somos unos mantas en líneas generales.

Pero vamos mejorando.

Esta entrevista se la hicimos a Quico Taronjí

en pleno confinamiento. ¿Cómo lo ves?

De momento la postura de los brazos es incorrecta.

Muy estirados. Tendría que llevarlos

semiflexionados, pues al llevarlos estirados,

si hubiera algún accidente,

podría transmitirle el impacto a los hombros

y causarle graves lesiones.

Ainhoa Arteta, la gran soprano.

Vamos a escuchar lo que nos cuenta, que tuvo un accidente

y creo que es interesante escuchar cómo reaccionó.

La que no reaccionó bien fui yo, porque pasando esto,

en vez de dejarle al pobre con el volante solo,

lo agarré y me puse a gritar como una loca.

Eso pasa a veces; en situaciones de tensión,

el que va de copiloto o pasajero tiende a intentar hacer algo,

que no hay nada peor. Puede ser contraproducente,

pero en estos casos los coches tan modernos,

con el sistema ESP de control de estabilidad,

seguro que les salvó la vida, porque sin ese sistema,

al hacer un movimiento brusco, podría provocar un derrape.

Paseo en bicicleta por El Retiro

con Boris Izaguirre. Dice una cosa importantísima,

que hay que utilizar muchísimo los intermitentes,

que le da mucha rabia. Sería fundamental.

Si todo el mundo señalizara correctamente las maniobras,

no habría esas sorpresas de última hora.

Nuestro compañero, el periodista Ramón Arangüena.

Le da mucha rabia que la gente vaya

sin guardar la distancia de seguridad.

Tiene toda la razón.

De hecho, por no guardar la distancia de seguridad

se pueden retirar hasta cuatro puntos del carné,

si nos pillaran, y una infracción de 200 euros.

Y al margen de eso, es lo peligroso que es,

y la gente no es consciente.

Vas tan pegado al de delante que, si le pasa algo,

te lo comes. Sí, tienes razón.

Carlos Baute, el cantante venezolano.

Solo comentar que a la hora de conducir

e ir hablando con el pasajero,

hay que intentar no gesticular tanto, no mirarle,

mantener la vista al frente.

La actriz Ana Arias, Paquita de "Cuéntame".

Comenta que ha tenido un susto en un ceda el paso,

que incluso se llegó a golpear. Es importante la observación;

mirar primero al lado izquierdo, que es el primero que me golpearía,

después a la derecha,

y volver a ratificar a la izquierda.

Mi tocayo Carlos Iglesias.

Comentar que cuando te está explicando lo del festival,

manipula el cinturón y lo deja mal puesto.

Luego se lo vuelve a poner.

Y en un par de momentos se le va el coche

y pisa la línea del arcén.

Hay que mantenerse en nuestro carril

porque si en ese momento va un ciclista por el arcén,

imagínate el riesgo que podría suponer eso.

-A mí me preocupan mucho los jóvenes.

Muchos elementos de distracción.

Si fumas, si el móvil, y la música...

Nuestra compañera Irma Soriano,

qué razón tiene con lo que dice del móvil,

pero no solo de los jóvenes.

El móvil es un problema para todas las edades.

Está comprobado que las distracciones están implicadas

casi en más del 50% de los accidentes

como desencadenante,

y evidentemente el móvil juega un papel superimportante

porque es uno de los que aumentan ese porcentaje.

En las próximas entrevistas, no sé si cometeremos errores

como para que nos des caña,

porque hoy has estado hasta blando, se puede decir.

Sí, ha estado complicado.

Cada vez me lo ponéis más difícil, van mejorando.

Mil gracias, Andrés, y hasta dentro de unos meses.

Muchísimas gracias.

Para facilitar la búsqueda de aparcamiento

a las personas con movilidad reducida,

un emprendedor italiano ha desarrollado una aplicación

que localiza la ubicación de estas plazas reservadas.

La plataforma ofrece un mapa

que señala dónde se encuentran los aparcamientos.

El usuario elige la plaza más cercana a su destino

y entonces el dispositivo muestra la ruta exacta que debe seguir

hasta dicho espacio.

La aplicación también ofrece

la posibilidad de presentar una denuncia

si nos encontramos un coche estacionado sin autorización.

En cambio, si la plaza está ocupada

por un vehículo con tarjeta,

el usuario podrá consultar

las alternativas que tiene para estacionar.

Por ejemplo, si está exento de pagar

en otras zonas de aparcamiento reguladas

que no son específicas para personas con movilidad reducida.

Las bicicletas eléctricas ya forman parte del paisaje urbano,

pero hasta hace poco ninguna disponía de maletero.

Una empresa alemana ha solucionado este problema

con un modelo de bici convertible

capaz de transportar paquetes de hasta 180 kg.

La idea es bien sencilla.

El usuario puede modular la bicicleta

en función del uso que quiera darle,

Es decir, cuando no tiene paquetes que cargar,

puede utilizar este medio de transporte de forma clásica.

Sin embargo, la novedad llega cuando necesitamos transportar

uno o varios bultos.

En ese caso, el usuario, con un sencillo movimiento,

puede desplegar la rueda trasera para descubrir una amplia cesta

para alojar la carga.

Otra ventaja es su diseño.

La versión compacta de esta curiosa bicicleta

es muy fácil de aparcar.

Incluso dispone de un mecanismo que facilita su traslado

en transporte público.

¿Se imaginan un todoterreno con un sistema complementario

de iluminación aéreo?

Una marca de automoción ha desarrollado un prototipo

equipado con drones que funcionan como si fueran focos.

Cuando conducimos de noche,

los pequeños dispositivos triangulares

sobrevuelan el vehículo mientras iluminan el camino.

Así aumenta nuestra visibilidad del entorno

y, por tanto, nuestra seguridad.

Pero no solo funciona como faros delanteros

Los drones teledirigidos también pueden alumbrar

los alrededores del todoterreno

y acompañar a los pasajeros hasta llegar a él.

El coche, además, está equipado con techo panorámico.

Este diseño facilita que la luz proyectada por los drones

se pueda aprovechar para iluminar el interior del habitáculo.

Seguro que les parece peligrosísimo que yo vaya conduciendo este buggy

por la calle del hoyo 1 del campo de golf de Lerma

completamente a ciegas.

Pues igual de peligroso es cuando en carretera

nos quedamos sin visión

porque nos deslumbra el sol u otro vehículo.

Hay deslumbramientos, como vamos a ver,

que son imprevisibles;

pero otros podemos minimizarlos e incluso evitarlos.

El deslumbramiento es un exceso de luz que llega al ojo.

Cuando vamos conduciendo, si llega demasiada luz,

la pupila reacciona, evidentemente, y se hace más pequeña;

pero no es lo suficiente

como para evitar el proceso de deslumbramiento;

es decir, la pérdida de visión momentánea de lo de delante.

El tiempo de recuperación es de tres a cuatro segundos.

Durante esos segundos una persona que va conduciendo

pierde prácticamente la visión de lo que tiene delante.

De ahí la importancia de regular la velocidad

y también mantener la distancia adecuada del vehículo de delante.

-Pues algunas de las situaciones en las que nos podemos encontrar

deslumbramientos sería en la salida de un túnel.

Cuando accedes a un túnel la iluminación se reduce

y en la salida del túnel vuelves a tener un exceso de luz

que te puede provocar ese deslumbramiento.

Por la noche, esa luz que viene por la dirección contraria

te puede deslumbrar,

y también sobre todo y especialmente por la noche

en los cambios de cortas y largas propios de la conducción nocturna.

Otra situación sería la de los reflejos indirectos frontales,

que pueden venir o por el vehículo en circulación contraria

o fruto de alguno de los cristales que te puedes encontrar

de los edificios colindantes.

También se pueden dar reflejos indirectos

a través de los retrovisores

por luces que puedan venir de la espalda

e impacten directamente en los retrovisores.

-Las gafas polarizadas lo que hacen es

que las imágenes se vean más nítidas

y menos brillantes.

Otra forma de evitarlo también es el uso de los parasoles.

A nivel ocular, cuando se produce la fatiga,

el deslumbramiento es mucho más fácil que se produzca;

por eso se aconseja parar al menos cada dos horas

cuando uno va conduciendo;

para darle al ojo la oportunidad de que se recupere.

Las superficies sucias producen una dispersión de los rayos de luz

y eso hace que la luz incida por distintos lugares del ojo,

y eso hace que también se produzca el deslumbramiento.

La revisión periódica permite detectar alteraciones en el ojo;

como las cataratas, el glaucoma, la retinosis pigmentaria;

que son factores causantes de deslumbramiento

en las personas que lo padecen.

-Algunos consejos, cuando sufras un deslumbramiento.

Primero sería intentar no mirar directamente

y guiarte siempre por la línea blanca del arcén

para no salirte de la vía.

Sobre todo, el deslumbramiento es cuestión de unos segundos,

mantén la calma.

-Somos Adrián... -Y Ulises.

-Clara. -Gemma.

-Enzo. -Irene.

-Clara.

-Aitana. -Braian.

-Leire. -Carla.

-Y hoy vamos a hablar del airbag.

-El airbag es como...

-Una bola con aire dentro.

-Lo que sale así y te aplasta.

-Un cojín que...

-Cuando vas a estamparte contra algo...

-Salta aquí como... -De aquí, salta.

-Ah, claro, ya me acuerdo.

-Tiene unos botones para que cuando los presiones salte.

-No. -No.

-Encima del volante pone "airbag" y un circulito,

pero si tú le das, no salta nada.

-Salta él solo porque ya sabe lo que tiene que hacer.

-Cuando te vas a pegar un golpetazo.

-Salta del volante para...

-Que rebotes y no te hagas daño.

-Salta el airbag y tienes un golpe menos grave.

-Pero sí que te harás alguna brecha o algo así.

-Mis padres conocen eso.

-Solo lo he visto en pelis.

-Yo solo conozco algo que está delante y se llama parachoques.

-No sé dónde está.

-Ah, sí.

-Detrás del coche, ¿no? Sí, detrás está el airbag.

-No.

-Creo que está bajo el volante.

-Y el copiloto lo tiene aquí, creo.

-Le sale del medio y...

-Los de atrás también deberían tener airbag.

-Para que cuando nos choquemos, no se rompa nada.

-Y los de atrás los tienen por arriba.

-Yo lo tengo al lado de la puerta.

-Todos los coches deben de tener porque si no, si se chocan,

no van a estar protegidos, y esa es la función del coche,

que estén protegidos.

-Conduzco y camino; pedalear no pedaleo mucho.

El mío es diésel, pero ahora mismo me lo compraría eléctrico.

Han estado a punto de multarme, pero nunca me han multado.

No, no lo suelo coger. No me gustan las aglomeraciones

y no lo suelo coger.

Prefiero ir en mi coche y, si no, no voy.

Pues mi hija siempre con la silla;

con la silla que le toca por edad, por peso,

y siempre con el cinturón abrochado y con todo.

(RÍE) No tengo ni idea.

¿Qué nota?

Hum, no lo sé... ¿Un siete quizá?

Si no la respeta conmigo, le pongo las luces,

los cuatro intermitentes, siempre;

porque si yo lo hago, ¿por qué no lo hacen los demás?

No, no uso el móvil y pienso que no debemos usarlo.

Depende de quién me lleve.

Tengo que tener mucha seguridad con quien vaya.

Pues no, no sabía que tenía que revisar los neumáticos

una vez al mes, y entonces, por lo tanto, no lo hago.

Con mi familia, supongo.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más. Y ahora me voy a sentar aquí

con don José Zorrilla, que vivió unos años en Lerma,

a pensar dónde nos vamos a comer unas mollejas de cordero,

que siguen estando igual de buenas que en su época. ¡Adiós!

A... Perdón.

Tenemos que saber que "jandemor", "jandemor".

No cortes.

Disminuye... "Jandemor".

Aumenta el...

Perdón. La diferencia entre en que...

"Entre en que".

Lo has hecho que te mueres de bien. La he cagado.

No veo nada. Nada de nada.

Cada diez muertos por atropello en vías interurbanas...

A ver, mis músculos son de acero.

¿Eh?

¿Me cierras la puerta?

Llámame tonto, pero conducir con la puerta abierta...

# -Vamos de paseo, ¡pi, pi, pi! #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 25/10/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad vital - 25/10/20

25 oct 2020

Cada año mueren en España casi 400 peatones en calles y carreteras y no siempre la responsabilidad es de los conductores. En Seguridad Vital hacemos un repaso de cuáles son las imprudencias más comunes cuando se circula a pie en ciudad o en carretera.

ver más sobre " Seguridad vital - 25/10/20" ver menos sobre " Seguridad vital - 25/10/20"
Programas completos (185)
Clips

Los últimos 1.533 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos