www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5666464
Para todos los públicos Seguridad vital - 20/09/20 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que dos de cada tres europeos no queremos volver

a los niveles de polución previos a la pandemia

y aceptaríamos la redistribución de espacios públicos

y límites a la circulación de coches por nuestras ciudades?

Esto es "Seguridad vital", comenzamos.

Cuando estamos trabajando en carretera nos sentimos

un poco vendidos porque la gente no respeta la señalización.

-En los últimos cinco años 100 personas han muerto

en vías como esta.

-Yo recuerdo hace muchos años en un fiesta;

se echaron a suerte para ver quién se quedaba sin beber

para volver a casa,

y es algo que es habitual entre los chavales hoy en día.

-El 70% de los accidentes en quads

vienen por la pérdida de control del vehículo.

-El quad puede llegar a ser muy divertido,

pero siempre debemos tener en cuenta las precauciones

para poder divertirnos sin ponernos en peligro.

Hola, muy buenas. Seguro que los que paseaban por aquí

en tiempos de los romanos no se encontraban

con tantos obstáculos como tenemos hoy en día.

Los peatones del s. XXI nos vemos obligados a sortear

todo tipo de elementos urbanísticos:

señales, bolardos y ahora las mesas y sillas de las terrazas.

Pero en los últimos tiempos se añaden además

bicicletas, motos o patinetes.

Un sinfín de impedimentos que convierten para algunas personas

las aceras de las ciudades actuales en lugares incómodos y peligrosos.

Y esta yincana se complica aún más

si tenemos que desplazarnos en silla de ruedas

o simplemente empujando un carrito de bebé.

Los obstáculos con los que nos topamos

no solo ponen en peligro la seguridad del peatón,

sino que además en ocasiones

hacen que una persona con movilidad reducida

tarde hasta tres veces más en realizar el mismo trayecto.

-Una aventura diaria salir a la calle.

Tenemos que salir

con tiempo planificado porque no sabes

lo que te puedes encontrar por la calle.

Una ruta que tengas planeada, pues vayas por la acera

y llegue un momento en el que no puedas pasar;

frustración de tener que darme la vuelta,

buscar un sitio por donde bajarme y buscar una ruta alternativa.

Bicicletas, motos, patinetes y cubos de basura

usurpan literalmente a diario las aceras a los peatones.

Desde el punto de vista del Ayuntamiento,

favorecemos lo máximo posible la accesibilidad y la movilidad

sobre en la parte del espacio público,

de obras y de equipamientos, y nos encontramos luego

con que hay casos en los que no se respeta eso.

-Ya tenemos de por sí problemas de movilidad,

pues aun así nos lo acentúa mucho más.

Dejan libremente tirado el patinete o la moto

sin pensar en que por esa acera tiene que pasar una persona

con un carrito, con una silla de ruedas;

y sobre todo es más tema de concienciación.

La normativa de la DGT establece que los vehículos de dos ruedas

no pueden estacionar

sobre las aceras y zonas destinadas a los peatones.

Sin embargo, los ayuntamientos de algunas ciudades sí lo permiten,

pero con restricciones.

En la vía pública tenemos los itinerarios peatonales,

que además han de ser accesibles;

pero luego está la banda de mobiliario urbano,

en la que están los bancos, los buzones, las papeleras,

donde se puede dejar la bicicleta, el patinete o el escúter;

entonces esta línea, que suele estar más cerca del bordillo,

es la prioritaria para que no sean obstáculos

y para que todo esté en la ciudad más ordenado.

Motos, patinetes y bicicletas podrán estacionarse

en aceras de más de 3 m de ancho,

sin anclar el vehículo a elementos de señalización,

árboles ni mobiliario urbano,

a más de 2 m de los pasos de peatones

y siempre deberán estacionar lo más próximo posible al bordillo.

Los que incumplen esta normativa pueden ser sancionados

con multas que oscilan entre 30 y 100 euros.

Que se pongan las sanciones que haya que poner

y sobre todo que se conciencie a la gente de que no pueden

dejar tirado en cualquier lado el patinete o la bicicleta

porque la acera es para los peatones,

no para este tipo de vehículos.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

Recuerdo que llegábamos de la ambulancia,

entramos en el hospital en Toledo,

y en ese momento fue cuando me di cuenta

de lo que significaba no utilizar el cinturón

y llevar el coche en mal estado.

Pues todo empezó un 11 de abril; eran las 12 de la mañana,

acababa de salir de una reunión e iba a buscar a mi novia,

y me subí en mi vehículo, que se me había roto el respaldo.

Entonces se me iba para atrás,

y lo que hice fue solucionarlo colocando una caja de cervezas,

en lo que hacía tope con el asiento de atrás

y el respaldo no se movía.

En el camino, al llegar a una rotonda,

se me fue la caja de cervezas;

por lo tanto, el respaldo se fue para atrás.

Al no llevar el cinturón de seguridad puesto,

yo me vencí también para atrás y perdí el control del coche.

Y lo único que recuerdo ahí fue despertarme en el suelo

y vi que ya no era capaz de levantarme.

El siniestro me produzco una lesión medular

a nivel dorsal 7;

es decir, de aquí, digamos, para abajo no tengo control

ni siento las piernas.

¿Qué sucede? Pues evidentemente te marca toda tu vida,

tanto a ti como a tu familia.

Ya no es lo que tú sufres internamente,

que la lesión la sufres tú;

sino lo que conlleva la carga de sacrificio de tus padres.

Por ejemplo, el poder darme una vivienda

donde yo me pudiera mover, pudiera salir,

no estuviera encerrado en un segundo piso.

Yo sigo conduciendo;

lo que sí que hago es llevar el coche

totalmente en condiciones

y si no lo tengo en condiciones no lo cojo.

Te das cuenta de todos los errores que vas cometiendo

a lo largo de tu vida

y, si te marcan de verdad, pues los intentas solventar

y no vuelves a cometer el error.

Ahora cuando subo al coche

lo primero que hago es ponerme el cinturón;

cosa que antes era impensable.

Tú lo puedes evitar.

Que levanten la mano los que cumplen con los límites

de velocidad cuando se aproximan a una zona de obras en carretera.

No es que no respetemos los límites porque seamos malas personas,

sino porque no pensamos de verdad que estamos poniendo en peligro

a los que están ahí trabajando.

Vamos a saber qué es lo que debemos hacer

y lo que no debemos hacer como conductores

cuando nos aproximamos a una zona en la que alguien trabaja

para hacer esa carretera más segura.

Trabajar en el mantenimiento de carreteras

significa estar rodeada de tráfico constantemente;

una labor que supone grandes riesgos.

En los últimos cinco años 100 personas han muerto

en vías como esta.

-Tenemos claro que todas estas víctimas

se podrían haber prevenido

si como conductores hubiéramos sabido cómo actuar

ante una obra en la vía.

Cuando circulemos por una autopista como conductores

debemos tener muy en cuenta la señalización variable;

estos paneles que nos van a indicar si dentro de varios kilómetros

se está procediendo a la realización de una obra.

Es muy importante advertirla

porque seguramente los atascos o cualquier incidente

se produzcan también antes de esa obra.

Y sobre todo, respetar la señalización.

En esos casos, esa señalización nos puede indicar

que nos cambiemos de carril, que reduzcamos la velocidad

y también que mantengamos la distancia de seguridad

con el vehículo que nos precede.

Y así de esta forma evitaremos los conocidos alcances.

Una de las obras de carretera más peligrosa,

tanto para los conductores como para los propios obreros,

es el asfaltado de la autopista.

Para poder hacer esta labor con seguridad,

se suele llevar a cabo el corte de carril.

Lo que se va a encontrar el conductor es, en primer lugar,

una señal de "peligro, obras",

sendas señales de reducción de velocidad,

a 100 km/h, a 80 y 60,

para evitar tanto los efectos que el viento

puede provocar a la hora de que los vehículos que circulen

a una velocidad muy elevada

provocan en los trabajadores que están trabajando al lado,

como en el caso de que sucediera cualquier tipo de accidente,

los daños sean menores,

así como la capacidad de respuesta del conductor

y la distancia de frenada sea más corta.

Y también se van a encontrar señales que le indican

la reducción de dos carriles a un solo carril,

además de la prohibición de adelantamiento.

-Detrás de cada obra hay seres humanos;

nuestro comportamiento como conductores

determina que su trabajo no se convierta en un problema.

-Cuando estamos trabajando en carretera nos sentimos

un poco vendidos porque la gente no respeta la señalización,

van a velocidad excesiva

o incluso algunos con el teléfono hablando.

Creo que deberían de respetar, incluso mirar más hacia nosotros,

que somos operarios que estamos trabajando en la carretera

y nos sentimos mal.

-Normalmente los peligros por parte de los conductores

pueden ser, en caso de que vayan muy rápido,

pierdan la trayectoria y puedan colisionar

con alguna maquinaria de la obra o con algún operario,

y puedan provocar un accidente.

Entonces es conveniente que siempre que sea posible

intenten ir lo más separados posible de la zona coneada.

-Esto es cerca.

¡Y esto es lejos!

Esto es cerca.

Y esto es lejos.

Una posición incorrecta al volante puede causarnos un gran problema.

Estoy con Roberto, instructor de la escuela Ilunion.

¿Cuál es la importancia de colocar las manos bien?

-Sobre todo, seguridad.

Ante un posible accidente, puede agravarnos mucho las lesiones

el ir mal colocados en el asiento,

y, ante cualquier problema que nos surja en carretera,

no tenemos libertad de movimientos para solventar bien ese problema.

-¿Vemos en primer lugar los peligros de hacerlo mal?

-Perfecto.

Acércate lo máximo posible.

De momento tus rodillas ya no te permitirían movimiento

en caso de tener que frenar.

-¿Cuál es el peligro a nivel de lesiones?

Uno de los fundamentales

es que el airbag nos puede impactar en la cara;

que no funcione correctamente ese sistema de seguridad pasiva.

-¿Hacemos la prueba? -Vamos a ello.

No tienes libertad de movimiento en manos ni en piernas.

Te rozan las piernas con la parte baja del salpicadero.

-Y los codos también están como muy pegados al cuerpo

y me cuesta realizar el giro.

-No te permiten hacer un giro efectivo.

-Ahora vamos a hacerlo muy alejado. -Efectivamente.

En caso de sufrir un accidente,

toda esta tensión nos puede venir hacia la clavícula o la cadera.

Agravaría mucho las lesiones. -Vamos allá.

-No tienes libertad de movimientos. -No llego, no.

-No tienes rapidez en esos movimientos de volante.

-Y es que parece que me voy a comer los conos.

-Vamos a colocarnos ahora correctamente.

Siempre la referencia es la pierna izquierda.

Pisa el embrague y que la pierna quede semiflexionada.

-Me tengo que acercar. -Eso es.

El respaldo lo más recto posible. -Sin estar a 90 grados...

-Exacto, porque es muy incómodo, pero una pequeña inclinación.

Que las dos muñecas se apoyen perfectamente

en lo más alto del volante. Eso es.

Ahora llevas una mano frente a otra,

que es como se debe conducir; tienes libertad de movimientos.

-Ya nos queda cómo realizar el giro correctamente.

-Hay que conducir una mano frente a otra.

Mirando adónde va la curva, tirar el volante.

-O sea, si giras a la izquierda, sería poner la mano izquierda aquí.

-Y tiramos. -Tiramos,

para que de nuevo estén una... -Siempre una frente a la otra.

-¿Y para deshacerlo? -La mano contraria.

Tiramos... Vamos a ver qué tal hacemos este pequeño slam.

-Vamos allá.

-Ni tus codos topan con el cuerpo

ni te falta movilidad por ir demasiado lejos.

-Sí, la postura es mucho más cómoda

y noto como no voy... apurado a hacer el giro.

Muchas gracias; con estos consejos iré más seguro.

-Vas a ir más seguro y vas a dar seguridad

al resto de ocupantes de la vía.

Luxemburgo, Suecia, Estonia y Suiza

son los países que más han reducido la mortalidad vial en 2019.

Es lo que afirman los indicadores del programa

Road Safety Performance, que tiene el objetivo de analizar

la mortalidad en carreteras de todo el mundo.

En la Unión Europea 22 660 personas perdieron la vida en un año.

En la cola de la clasificación encontramos a Bulgaria y Rumanía.

Estos países ya trabajan en reducir la mortalidad

mediante planes concretos, como mejorar la educación vial,

endurecer las sanciones,

aumentar el control sobre el consumo de alcohol y drogas,

y mejorar la infraestructura.

¿Es muy diferente conducir una casa con ruedas

que conducir un coche normal?

Igual; en cuanto te has hecho a las dimensiones,

no tiene mayor dificultad.

Oye, ni he dicho quién eres,

y con la mascarilla igual... No me reconocen.

(RÍEN) Aquí Carlos Iglesias;

actor, director, guionista... Y ahora te pregunto quién eres tú.

¿Ahora mismo con qué andas?

He escrito un guion sobre la pandemia,

sobre situaciones que se dan en un bloque de vecinos...

El que aplaude, el que no...

El que va con la cacerola y el otro que se lo echa en cara.

¿Tú cuándo te sacaste el carné?

Pues estaba de voluntario haciendo el servicio militar.

Lo saqué a la primera; se me dio muy bien;

incluso habiendo fallado,

porque me dijo: "Tuerza a la derecha",

y yo le entendí: "Tuerza a la izquierda".

Pero lo hice tan bien que me dijo:

"Mire, lo ha hecho al revés, pero está muy bien".

¿Tú te consideras un buen conductor?

Creo que sí. He viajado mucho.

Toda Europa me la tengo trillada,

desde Rumanía hasta la Unión Soviética.

¿Todo esto conduciendo? Sí.

O sea, llevas más kilómetros... ¡Y conduciendo yo!

¿Tú notas mucha diferencia entre España y otros países,

por ejemplo, Suiza?

Allí tienen una tradición con la bici

que nosotros por desgracia nunca hemos tenido.

Y muchas más cosas.

No oyes un claxon.

Aquí, en cuanto te quedas un poco parado: "¡Eh, ¿qué pasa?!".

¿Y nunca has tenido un accidente?

Nunca. Perdón, sí, tuve uno, que no tuve yo la culpa.

En una calle con muchas curvas

había grasa de una línea de bus frecuente, que pasaba por ahí.

Se me fue el coche en una curva; era un Seiscientos;

se me fue contra un árbol y se cayó el parabrisas entero,

ni se rompió. Joroba.

¿Pero no te hiciste nada? No, no.

¿Qué pone en esa camiseta?

Ah, esta camiseta.

Pues es de la muestra de cine que hacemos en Moralzarzal

con películas españolas que vale la pena ver,

pero que han pasado por taquilla sin pena ni gloria.

Qué bueno.

Oye, pues aprovechamos y nos damos un paseíto.

Hace frío para ser agosto, pero el entorno es una maravilla.

¿Y quién ha traído las tortillas?

¿Tú crees que nuestros hijos, la generación de nuestros hijos,

son mejores de lo que fuimos nosotros

a la hora de pensar en la conducción...?

Ah, creía que era mejores en general.

(RÍE) No, son más altos, pero mejores en general no creo.

Yo creo que sí.

Recuerdo hace muchos años visitando a unos amigos alemanes;

nos invitaron a una fiesta,

y entonces antes de salir se echaron a suertes

para ver quién se quedaba sin beber

para volver a casa.

A mí me sorprendió mucho

y es algo que es habitual entre los chavales,

o al menos los amigos de mis hijos, hoy en día.

Si tú pudieras ponerle el "multoncio" a alguien

por cometer alguna irregularidad conduciendo...

Hay una cosa que siempre me ha molestado mucho:

las motos que quitan el silenciador.

(IMITA EL SONIDO DE MOTO SIN SILENCIADOR)

Es de un macarra...

Eso yo... Pues no sé si les colgaría directamente

o les pondría una multa.

Eso forma parte, que ahora está muy de moda,

el concepto de la movilidad sostenible.

La sostenibilidad también es que no le masacres

el oído a los demás. Efectivamente.

Oye, pues vamos a seguir paseando con la "fragoneta".

Bueno, la cámper, ¿no? La cámper, cámper, cuidado.

Pues hala, vamos a seguir y te invito a comer por aquí...

A ver si es verdad que te estiras un poco,

que vaya día me estás dando. (RÍEN)

-¿AVAS? No.

-Me suena a antivirus.

-"Okay", no, ni idea.

-Nada de nada. ¿AVAS? Ni idea.

-Ah, no sabía que se llamaba así.

-Es que no tengo ni carné.

-Para que hicieran ruido y la gente supiera al cruzar...

-Prácticamente no hacen ruido los coches eléctricos.

-El motor es más silencioso.

-Porque es verdad que si no los oyes,

vas andando por la calle y puede ser peligroso.

-Porque andamos como pollos sin cabeza.

-Al cruzar, si es un cruce cerrado, no lo ves.

-Los taxis, que me pego un susto a la noche que digo:

"¿Quién viene por acá?".

-Había oído que se iba a poner,

pero no sabía el nombre exacto que tenía.

El sistema AVAS, por sus siglas en inglés,

es un sistema de aviso acústico de vehículos

que deben incorporar todos los coches eléctricos

fabricados a partir del 1 de julio de 2019

según una normativa europea.

Gracias a este sistema,

los vehículos pueden avisar de su presencia en la vía.

Con esto se pretende reducir el riesgo de atropellos

o accidentes cuando el vehículo circula a baja velocidad,

hasta 20 km/h, o marcha atrás.

Según la normativa,

el ruido que el coche haga con el sistema AVAS

debe estar entre los 56 y los 75 dB.

Además es un sonido que debe asemejarse

al de los motores de combustión,

que varía dependiendo de la vlocidad.

Los híbridos enchufables también tienen que incluir este sistema,

aunque solo es necesario que se active

cuando el motor térmico no esté en funcionamiento.

Tiene cuatro ruedas, pero no es un coche,

y tiene manillar, pero no es una moto.

Hablamos del quad, que es un vehículo especial

que debemos conocer bien

para no arriesgarnos a sufrir lesiones graves,

porque no se conduce como una moto ni se conduce como un coche.

Así que vamos ver unos consejos básicos

para que podamos montarnos en un quad

sin ponernos en peligro.

Un quad es un vehículo todoterreno

con tracción a las dos y cuatro ruedas

con características especiales porque se conduce

sentado a horcajadas y se maneja con un manillar.

Para poder utilizar este tipo de vehículos

es necesario el carné B,

aunque existen modalidades en las que es posible

hacerlo con el A, A1 o A2.

Según la homologación, podrán circular

entre un rango comprendido entre los 45 km/h y los 90,

pudiendo circular o no por todo tipo de vías,

incluidas autopistas y autovías.

Es muy importante disponer de un seguro

para circular por todo tipo de vías.

El seguro es imprescindible y obligatorio.

El 70% de los accidentes en quads

vienen por la pérdida de control del vehículo.

Por eso para sacarle el máximo partido

y disfrutar todo lo que nos puede ofrecer,

hay que tener un uso responsable.

-Lo primero que debemos saber antes de montar en quad

es tener como obligación y concienciación

el uso obligatorio del casco;

así como existen también protecciones

como el uso de guantes, peto, botas;

que no es obligatorio, pero sí es aconsejable para su uso.

Al conducir un quad, debemos tener en cuenta

que es un vehículo de cuatro ruedas que genera una falsa confianza.

Al entrar en una curva debemos tener en cuenta

la velocidad a la que entramos

y también si es la curva muy cerrada o poco cerrada.

El quad siempre va a tender a tirar hacia fuera

y para contrarrestar esa inercia

debemos inclinarnos al lado contrario

para evitar volcar el quad.

Otro consejo para evitar volcar en una pendiente

es echar el peso hacia adelante

y acelerar de forma suave y progresiva.

Y por otro lado, a la hora de bajar una pendiente,

debemos inclinar nuestro cuerpo hacia atrás,

frenar suavemente

y en la medida de lo posible utilizar el freno motor

para evitar perder el control del quad.

También debemos tener en cuenta al circular por una vía pública

que no vamos solos.

Debemos estar muy pendientes de las distancias laterales,

el vehículo de delante, el de detrás;

anticiparnos a la hora de adelantar

utilizando siempre y sobre todo el intermitente;

igual que al frenar tener en cuenta que detrás viene otro vehículo,

frenar suavemente y con anticipación.

Y solo si el quad está homologado para llevar un acompañante

podremos hacerlo.

En caso de hacerlo, tendremos que darle unas indicaciones

y tener en cuenta que no solo estamos nosotros,

sino también el peso del acompañante.

El quad puede llegar a ser muy divertido,

pero siempre debemos tener en cuenta las precauciones

para poder divertirnos sin ponernos en peligro.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

Los equipos deberán realizar varias pruebas prácticas y teóricas.

Cada niño cuenta inicialmente con 100 puntos,

que se van reduciendo con arreglo a un baremo

según la gravedad de las infracciones

cometidas en cada prueba.

Esta primera prueba de circulación en pista

consiste en recorrer un determinado número de controles

en el tiempo máximo de diez minutos

según el orden de las tarjetas-itinerarios

entregadas a los participantes

en el momento de iniciar su actuación.

El recorrido ha de realizarse

con arreglo a las normas y señales de tráfico,

ya sean verticales, horizontales,

luminosas o de los agentes de la circulación.

Muy bien, muchacho.

Esos nervios... Te has jugado dos puntos.

-Hoy vamos a hablar... -De cómo conduciremos de mayor.

-Yo de mayor voy a tener... -Un coche, pero descapotable.

-Un coche morado con pintitas rosas.

-Y que sea eléctrico y que no haga "brum, brum".

-Y así contaminamos menos.

-Rosa y brillante.

Y también que se convierta en un avión.

-Una caravana con una tele y con wifi.

-Voy a inventar un coche que conduzca solo y que hable.

-Así me tumbo.

-Yo prefiero que me lleven.

-Mi idea es sacarme el carné de conducir.

-Creo que me sacaré el carné a la sexta.

-Porque se le da mal.

-Viendo a mis padres, pues no creo que sea muy difícil.

-Lo más difícil de cumplir será no saltarse el límite de velocidad.

-A ver, alguna vez se te puede pasar un poco;

por ejemplo, si es a 60, 61.

-Sé dónde van a estar los radares.

-Creo que lo más difícil va a ser manejar las palancas.

-Las curvas.

-Cuesta mucho girar y mantener la velocidad.

-Las voy a coger recto, pero de repente voy a cruzar...

-Así, girando así.

-Lo que más rabia me va a dar es...

-Que me pitasen. -Pi-pi.

-A mi padre no le gusta tocar el pito.

-Yo no tengo mucha paciencia.

-Yo voy a ser a veces que no toco el pito,

pero otras veces sí.

-Pone nerviosa a la gente.

-Cuando me pongan una multa... -Yo creo que alguna me pondrán.

-Primero preguntaré por qué me la ponen.

-De saltarme un semáforo.

-Y si veo que es normal, pues la pagaré.

-Eso nunca me lo ha dicho mi padre.

-Yo cuando sea mayor, me veo como...

-Un conductor que tiene buen genio,

y después la caravana yo la quiero tener grafiteada.

Dentro de los 27 países de la Unión Europea

hay decenas de permisos de conducir.

En enero de 2033 solo habrá uno.

La Unión busca así solucionar la disparidad de normativas

que hay en la actualidad.

Por ejemplo, en algunos países como Francia, Austria o Alemania,

los permisos tienen carácter vitalicio;

en otros como España, no.

A partir de 2033, la vigencia de los carnés

no podrá superar los 15 años en todos los casos.

También se exigirán controles médicos regulares

para los conductores de autobuses o camines.

Los conductores españoles no tendrán que hacer nada,

ya que se expide automáticamente en nuevos carnés y renovaciones;

pero los usuarios de países con permisos vitalicios

tendrán que renovarlos antes de la fecha límite.

Conduzco habitualmente, me gusta andar

y el tema de la bici... Tengo patinete.

Me gustaría tener un eléctrico, pero de momento tengo un diésel.

Principalmente con casco y por las zonas habilitadas.

He usado durante muchos años el metro y el cercanías,

pero desde hace ya unos años me toca a mí conducir.

Soy coleccionista de multas, desafortunadamente.

Un siete.

Pues mira, acabo de ser padre hace aproximadamente dos meses;

vamos a realizar el primer viaje y ya tenemos anclada la sillita

en los cinturones de seguridad;

yo creo que respetando lo que dice la ley.

Intento respetar la distancia de seguridad.

Hay que revisar los neumáticos cada mes, sí,

y lo hacemos nada o poco.

A mí me gusta conducir, mucho.

Bueno, pues este primer viaje ya destinado, directamente,

para mi hijo.

Nos vamos al norte para conocer a la abuela, a los tíos;

así que creo que el viaje más especial

va a ser con él, con mi hijo Dante.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más. Y ahora el equipo y yo

nos vamos a tomar un ajoarriero,

que por esta zona de Segóbriga lo hacen de muerte. ¡Adiós!

¡Estoy grabando!

-Voy. -¡Eh!

-Rodeado de tráfico... Estoy más pendiente del tráfico...

(BALBUCEA) Estos obstáculos...

-Me... Uf. "Jandemor". Perdón.

Constantemente.

-¡Vamos, Manolín!

(BALBUCEA) Que levanten la mano los que...

(BALBUCEA) En los últimos cinco años...

Ya he empezado atascado.

Es que no veo nada. -¿Cuándo sale, Arturo?

-No veo nada. Eso... ¡Ah!

¿Pero de...?

De movimiento bien, pero más rápido.

-¿Hago otra sin gritar? ¡¿Vale?!

Vamos a saber qué... No, para el otro lado no.

-Esa está bien. -Está bien.

-Venga. -Hazte otra.

-He perdido yo práctica con esto,

creo que antes me manejaba estupendamente.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 20/09/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad vital - 20/09/20

20 sep 2020

En los últimos cinco años 100 trabajadores han perdido la vida mientras trabajaban, por hacer más seguras nuestras carreteras. Comprobamos cómo estas muertes podrían haberse evitado solo respetando la señalización en estos casos. Además, nos ponemos en el lugar de un usuario con movilidad reducida.

ver más sobre "Seguridad vital - 20/09/20" ver menos sobre "Seguridad vital - 20/09/20"
Programas completos (180)
Clips

Los últimos 1.528 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos