www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3934502
Para todos los públicos Seguridad Vital - 05/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que en caso de lluvia torrencial

no deberíamos circular por puentes, túneles y zonas inundables?

Y en caso de riada, no hay que jugársela

y hay que abandonar el coche lo antes posible.

Esto es "Seguridad vital". Hoy desde la ribera del Manzanares.

Comenzamos.

El uso de los intermitentes es fundamental a la hora de circular;

sin embargo, muchas veces parece un simple adorno del coche.

Hoy nuestro Radar se fija en la cantidad de gente

que no los utiliza.

En el Laboratorio veremos la importancia de moderar

la velocidad cuando el suelo está mojado.

En estos casos un atasco inesperado

puede terminar en un accidente muy grave.

Viene a 90... A 90 km/h, con suelo mojado.

Es que nos ha superado y todo.

Uf, me he pasado, pero...

Muchas veces hemos visto las imágenes de personas

atrapadas en su vehículo en medio de una riada.

Hoy sabremos cómo debemos actuar en estos casos.

Y el general Benito Salcedo nos explica cuáles son

las funciones de la Guardia Civil de Tráfico y sus objetivos.

La función principal es evitar que ocurran accidentes;

pero en el caso de que ocurran,

nuestro primer objetivo, la misión más importante,

es atender y auxiliar en los accidentes

lo más rápido posible.

Hola, muy buenas.

Cuando estamos conduciendo y hacemos un cambio de dirección,

por mínimo que sea y del tipo que sea,

debemos poner el intermitente para anunciar

a los demás conductores hacia dónde nos estamos dirigiendo.

Saludos a todos. Advertir al resto de conductores

de los movimientos que vamos a hacer

no solo es fundamental para evitar el factor sorpresa;

no hacerlo puede conllevar multas de más de 200 euros.

Si hablamos de Florence Lawrence,

probablemente para muchos sea una completa desconocida.

Sin embargo, fue la primera gran estrella del cine en Hollywood

y, lo más importante, una apasionada de los coches.

Tal era su conocimiento de los vehículos,

que a principios del s. XX inventó un mecanismo

que levantaba unos brazos mecánicos en la parte trasera de su automóvil

para indicar en qué dirección iba a girar su coche.

¿Quién iba a decirle a F. Lawrence que un siglo después

los intermitentes serían obligatorios en todos los vehículos

y que su uso evitaría cientos de accidentes?

Los intermitentes son la mejor manera

que tiene un conductor de transmitir sus intenciones

cuando va al volante.

Es el sms del vehículo;

la manera de evitar sorpresas a la hora de que un conductor

sepa las intenciones que yo tengo al volante.

Los intermitentes se deben utilizar siempre que hagamos un giro,

que vayamos a hacer un adelantamiento,

que vayamos a entrar en una rotonda

o que vayamos a inmovilizar nuestro vehículo.

El problema está en el mal uso de los intermitentes,

porque siempre va a producir

una sorpresa al resto de conductores.

Nosotros hemos querido comprobar

si se utilizan o no los intermitentes.

Esto fue lo que se captó

en aproximadamente dos horas de grabación.

El uso del intermitente no me da prioridad de paso.

Sí es cierto que los conductores

que vean que un vehículo quiere acceder a una vía principal

deben facilitarle la incorporación; pero no nos da prioridad de paso.

Es decir, no porque ya coloquemos el intermitente,

podemos pasar como queramos.

Esta situación es común en los adelantamientos.

Los intermitentes juegan un papel vital en esta maniobra.

El uso del intermitente evita accidentes.

Si tú utilizas tu intermitente,

vas a evitar siempre el factor sorpresa

al resto de conductores. El ser humano necesita comunicarse;

¿por qué no también conduciendo?

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Paco Canes

y tuve un accidente de tráfico con un vehículo en el año 81

y desde entonces voy en silla de ruedas por una lesión medular.

Nosotros íbamos dos vehículos en ese momento;

con dos amigos en un coche y mi compañero y yo en otro.

Circulábamos por una carretera que no conocíamos por León

y entonces, bueno, mi compañero se despistó,

nos salimos de la vía

y él, bueno, la fortuna que tuvo

es que él iba despierto, se pudo sujetar en el vehículo

y las lesiones que tuvo fueron simplemente cortes.

Yo realmente fui muy imprudente, porque no llevaba cinturón;

en aquella época no era habitual llevarlo,

y al mismo tiempo, al ir dormido,

no pude ni prever que íbamos a golpearnos

y, por lo tanto, al dar vueltas de campana el vehículo,

yo fui el que salí bastante más perjudicado que él.

Fui consciente desde el principio de que no movía las piernas;

pero no entendía muy bien qué pasaba.

Realmente esa es la parte que desde el principio

me generó mayor ansiedad.

Porque estuve a punto de morir, pero no era consciente de ello.

Sí era consciente de que tenía la posibilidad de mover las piernas

ni de girarme en la cama ni de hacer nada.

Eso fue algo muy progresivo

y al final asumes que la silla de ruedas es tu nuevo estado

y, cuando pasan los años, forma parte de ti.

Yo no soy nadie sin la silla de ruedas;

la silla de ruedas soy yo también.

Y debo intentar que nadie pase por lo mío

y nadie pierda a nadie en un accidente,

que creo que es lo peor que le puede pasar a alguien

por mi experiencia.

Por otra parte,

tengo otra experiencia de un accidente.

Cuando tenía seis años falleció mi madre en un accidente.

Yo estaba con seis años, un hermano de cuatro, otro con dos;

mi padre llevaba el coche.

Había obras en la carretera, no estaban bien señalizadas,

era de noche; íbamos durmiendo los tres hermanos.

En aquel momento no se llevaban sillitas ni nada.

Íbamos durmiendo en el asiento trasero.

Por las obras había un badén; se metió la rueda

y el vehículo volcó.

Bueno, a raíz de estas experiencias vitales,

llegó un momento en el que junto con otras personas pensamos

que podíamos aportar algo; sobre todo ayuda

a gente que pasase por la misma situación

y al mismo tiempo intentar evitarlas.

Somos el ejemplo más claro de la importancia de la seguridad vial.

Cuando conduzcas, estate muy atento,

lleva siempre el cinturón,

para que no tengas que pasar por la situación que yo he pasado.

Tú lo puedes evitar.

-Si yo te contara cómo eran las multas antiguamente,

te ibas llevar una sorpresa.

-Creo que eran más justas.

-Cuando yo conducía, con 18, 20 o 25 años,

no eran recaudatorias.

Ahora sí.

Convencido de que ahora es para sacar dinero.

-Las multas eran de una cuantía bastante pequeña en general.

-Iba detrás de una furgoneta que se averió

y se me ocurrió salir a la izquierda

estando la raya continua.

Salir a la izquierda y adelantar a la furgoneta,

y allí estaba la guardia civil

para decirme que había pisado la línea continua. Multa.

-Otra vez fue por adelantar a la propia policía;

íbamos en caravana, veníamos a Madrid

y me dio el intermitente a la derecha,

pensando que se iban a ir a la derecha, les adelanté.

Sí, me pasé porque había línea continua.

-Imagino que como mínimo serían 25 pesetas,

de pronto pago.

-Y ya eran mil duros, me parece; 5000 pesetas.

(RÍE) -Así que, bueno,

esa en principio es la experiencia que tengo con las multas.

El cuerpo de Vigilantes de Camino nació en 1933 con la idea

de velar por nuestra seguridad en las carreteras;

fue el germen de lo que hoy es

la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Aunque están para que la ley se cumpla,

su misión no es solo poner multas,

sino también velar para que haya menos accidentes.

Hemos estado hablando de seguridad vial

con el máximo responsable de esta institución,

que es el general Benito Salcedo.

La función principal

es evitar que ocurran accidentes; pero en el caso de que ocurran,

nuestro primer objetivo, la misión más importante,

es atender y auxiliar en los accidentes

lo más rápido posible,

atender a las víctimas y prevenir que haya

otros accidentes colaterales derivados de ese accidente.

Queremos que el ciudadano se sienta seguro con nosotros

y que nos vea como un factor confianza,

porque aunque le ocurra una incidencia,

una avería o un accidente, pues va a ser auxiliado.

De hecho, es algo que constantemente

nosotros inculcamos en la escuela de Mérida

a nuestros agentes.

Y tenemos sistemas para medir las intervenciones,

que sean moderadas.

-Da 0,08.

Sabe que la tasa es 0,25, ¿vale?

-Ah, entonces... -Nada, tranquila.

-Incluso en el caso de denuncia, que estén orientadas precisamente

a informar sobre los riesgos a los que ha estado sometido

y a aconsejar apropiadamente cómo se debe comportar

en la carretera en determinadas circunstancias.

Lo que tratamos de evitar es precisamente

el incidente con el usuario;

tratamos de que sea un diálogo

y que en ese diálogo al final el mensaje sea positivo,

porque entendemos que lo fundamental en seguridad vial

es la sensibilización y la buena información

y que las multas son algo que está ahí

y que forma parte del marco preventivo de la ley de tráfico;

pero es más importante la interiorización de los mensajes

por parte de los conductores. Siempre hemos creído en eso.

(MEGAFONÍA) Atención, se ha producido un incidente

en el interior del túnel.

-Los primeros momentos de auxiliar o atender un accidente

son los más peligrosos

porque hay que ralentizar, decimos nosotros, la circulación

a fin de disminuir el peligro;

bajar a 50 km/h la zona del accidente,

para atender el accidente con seguridad.

Es el caso más claro que normalmente tenemos de riesgo;

al atender un accidente.

Pero es una labor dura, sobre todo,

comunicar los fallecimientos a los familiares;

pero también al llegar a un accidente,

sabiendo que son de una misma familia,

que hay algunos vivos, conscientes, heridos,

y otros fallecidos; comunicarles a unos y a otros

cuál es el resultado del accidente.

Es muy duro. Para eso, psicológicamente se les prepara

en la escuela de tráfico de Mérida.

-El vehículo se ha ido... -¿Qué vehículo?

-La furgoneta; se ha ido al lado, cerrándose...

-En España ahora mismo creo que tenemos

unas buenas cuotas de seguridad vial.

De hecho, somos el quinto país en muertos por millón de habitantes

dentro de la U. E.

Eso equivale a decir a nivel mundial.

Yo creo que hoy el conductor español no es el de hace 20 años.

Es un conductor más consciente de los riesgos,

es un conductor más prudente en general.

Únicamente creo que tenemos un problema con las distracciones,

y esto es lo que debe valorar el ciudadano;

que pequeñas distracciones pueden producir grandes tragedias.

Yo creo que el objetivo de 0 muertos, aunque es ambicioso,

hay que perseguirlo, está ahí y lo podemos conseguir.

Estudiar en una autoescuela y aprobar el examen

nos capacita para ponernos a los mandos de un vehículo

y salir a la carretera.

Sin embargo, tener el permiso de conducción no es sinónimo

de saber conducir.

Todo cambia en el momento en que sientan

por primera vez en el coche después del examen teórico.

Cuando se sientan en el coche

y ven a su alrededor el coche y todos los demás,

es cuando realmente perciben esa sensación

de que deben tener cuidado con la seguridad vial.

Y es que hasta que no nos ponemos al volante,

no sabemos realmente qué se siente al manejar un vehículo.

Un estudio entre usuarios de autoescuela ha preguntado

las situaciones que más problemas causan a los jóvenes

en sus primeros días en la carretera.

Son los adelantamientos en carretera,

la conducción nocturna, también muy importante.

Otro de los problemas a los que se enfrentan

son las condiciones adversas de climatología: lluvia, nieve...

Y por último, que todos lo hemos sufrido,

arrancar en las cuestas.

La inexperiencia, aseguran,

es la principal fuente de esos problemas.

El adelantamiento, por ejemplo, es una de las situaciones

más peligrosas a las que se puede enfrentar un conductor

y apenas se practica.

Quizá por ello, otro reciente estudio asegura

que la mayoría de jóvenes se siente más seguro en autopistas de peaje

y autovías que en carreteras convencionales.

La seguridad vial es un factor

que los jóvenes tienen muy presentes.

Según la misma encuesta, el 80% defiende el carné por puntos.

La mayoría de jóvenes no aumentaría

el límite de velocidad en ninguna vía;

especialmente en calles y carreteras convencionales.

Uno de cada cuatro endurecería los límites de alcohol y drogas

y más del 95% considera que un buen mantenimiento

del vehículo aumenta la seguridad vial.

Los jóvenes se muestran partidarios de limitar la circulación

en las ciudades y sus accesos.

No en vano más del 80% reconoce que habitualmente se mueve

en transporte público o a pie.

Las inundaciones son el desastre natural que causa

un mayor impacto social y económico en España.

Las fuertes lluvias en ocasiones convierten en ríos

calles y carreteras y provocan verdaderas tragedias.

A nadie se le ocurre cruzar un río como este con su coche,

pero en caso de riada, muchas veces nos asaltan dudas

y también hay quien lo intenta de forma temeraria.

Vamos a ver unos consejos muy prácticos

sobre cómo actuar en estos casos;

consejos que pueden salvarnos la vida.

(TV) En este túnel de la Goleta, Almería,

se ha vivido un momento crítico;

un niño y su padre han tenido que ser rescatados

al quedarse atrapados en el coche.

La presión del agua les impedía abrir la puerta.

Así lo contaba el padre tras ser rescatado.

-El coche se ha quedado parado y ha empezado a subir el nivel.

Inmediatamente, cuando se ha quedado parado,

he llamado rápidamente a la policía

y en cinco minutos estaban aquí.

-El 50% de los daños sobre las personas

en situaciones de inundación

tienen que ver con el uso o el empleo de los vehículos.

Por lo tanto, lo mejor es estar informado

de las predicciones meteorológicas antes de emprender un viaje;

esperar a que las condiciones meteorológicas mejoren

y, una vez mejoradas, emprender el viaje.

De no poderlo evitar,

porque no siempre es evitable el desplazamiento,

evitar a toda costa cauces de los que no conozcamos

la profundidad que circula por ellos

y en ningún caso tratar de cruzarlos;

no tratar de salvar el vehículo

y alejarnos de la corriente de agua.

-¡Ah, el coche!

(SOLLOZA) ¡Dios!

-En las carreteras principales,

esas medidas ya están tomadas de una forma ingenieril;

por lo tanto, circular por carreteras primarias

o principales siempre es más seguro que por las carreteras secundarias.

Lógicamente los puentes también son un lugar susceptible

y habría que evitar su cruce, como de cualquier corriente.

(MEGAFONÍA) Atención, el salvamento acuático

a la avenida de Manzanares, número 20.

-Lo primero que debemos hacer

si nos vemos sorprendidos por una riada

es, ante todo, mantener la calma; llamar a Emergencias,

al número 112; explicar nuestra situación,

que nos hemos visto sorprendidos por una riada,

estamos con el vehículo dentro de un torrente...

Se nos pueden dar diferentes situaciones.

Si nos vemos en medio de un cauce que va a ir a más

y el agua todavía no ha llegado a penetrar

en el habitáculo del coche,

podremos abrir la puerta y salir andando.

En el segundo caso, pongamos que ha subido el doble,

60 cm;

ya el agua nos llega por la mitad de la puerta por lo menos;

con lo cual no vamos a poderla abrir.

Abandonaremos el vehículo por la ventana opuesta a la corriente

y nos subiremos al techo del vehículo; eso en primer lugar.

Si no hemos abandonado el vehículo a tiempo,

dentro del habitáculo va a ir subiendo el nivel del agua

hasta que lo llene completamente.

Entonces romperemos el cristal,

tendremos que salir a nado como podamos,

dejándonos llevar por la corriente,

pero intentando arrimarnos a una de las orillas,

buscando un árbol que sobresale o... un poste;

algo a lo que nos podamos agarrar,

y ahí podemos esperar a que nos rescaten.

Qué importante es mantener la distancia de seguridad

y adecuar la velocidad con el firme mojado,

estemos en verano o en invierno, ¿verdad?

Efectivamente. Y por eso estamos aquí,

en la escuela de Ilunion, con Roberto González.

Vamos a hacer un ejercicio... Cuéntanos, a ver.

Marta, tú estarás en este coche,

como si estuviéramos parados en una retención.

Y yo voy a ir con el coche blanco; primero a 70 km/h y luego a 90.

Sí, vas a frenar a partir de los conos.

Y vendrás un poco distraído.

Menos mal que hay dos carriles. A ver qué pasa yendo a 90;

20 km/h no es mucha diferencia,

a ver qué sucede. Suelo deslizante, suelo húmedo...

Vamos a ver. Y Distraído. Pinta fenomenal.

Nosotros estamos aquí estacionados

porque hay una retención. Eso es.

Nos fiaremos de lo que haga Carlos. A 70 y a 90.

Bueno, a ver qué tal.

Sobre todo porque está el pavimento mojado

y eso hay que tenerlo en cuenta al conducir y al frenar.

Vamos a hacer primero un paso a 70 km/h.

Y lo que nos pasa muchas veces, que vas distraído con lo que sea,

de repente ves una retención, no te da tiempo a frenar

y o vas a una velocidad adecuada

o te llevas por delante a una fila de coches.

Y con el suelo mojado necesitas más metros para parar.

Bueno, ahí viene Carlos, le veo por el espejo.

A 70. Nos ha visto...

Y ha podido parar.

Sin darnos o dándonos justito. Sin darnos justito, justito;

pero ha conseguido detener el coche.

No ha faltado nada, pero creo que no habría tocado

al coche de Marta.

Ha tenido la precaución de bajar velocidad.

Sí, vaya cara. Voy a 90.

¿A 90 ahora?

Ahora nos da seguro, ¿no? Ahora seguro.

Menos mal que estamos en el carril de al lado.

Si no, nos llevaríamos un buen golpe;

y todos los de delante.

Nosotros a su vez daría al de delante...

Efectivamente, un golpe en cadena.

Vamos a ver ahora yendo a 90

qué es lo que sucede.

Yo me quedo tranquila porque sé que es un simulacro,

que estamos en Ilunion

y que estamos en el carril de al lado.

Viene a 90... A 90 km/h, con suelo mojado.

Bueno, es que nos ha superado y todo.

Uf, me he pasado, pero...

Exacto, hubiéramos recibido un fuerte impacto.

Por lo menos cinco o siete metros.

Los habría partido por la mitad, yo creo.

Bueno, pues a ver cómo lo han visto ellos.

Vamos a ver a Carlos.

¡Menudo golpe nos habrías dado, eh!

Bueno, es tremendo porque a 70 km/h ni os tocaba

y aquí fíjate, es que es... Un golpe por alcance muy fuerte.

Y todo por 20 km tan solo de diferencia;

de 70 km/h a 90 km/h.

No hemos adecuado la velocidad

ni mantenido buena distancia de seguridad,

suelo deslizante...

Queda clarísimo que cuando llueve o tenemos estas condiciones,

reducir velocidad y aumentar la distancia.

Muchas gracias. A vosotros.

Gracias. Hasta la próxima.

Sí la he visto alguna vez.

-Muchas veces, porque he sido viajante

y he ido por carreteras

donde he visto ciervos, vacas; de todo.

-Pues por carreteras que están por el campo y esas cosas.

-Por carreteras más pequeñitas, a las afueras.

-Por la Puerta del Sol no está.

-No hay animales peligrosos en Madrid que vayan saltando.

-He ido más despacio, con más precaución,

mirando hacia los lados a ver si había animales.

-Si se te cruza y no le ves, pues lo atropellas

y puedes tener tú un accidente y, además, matar al animal.

-He ido más despacio y más atenta.

-No me gustaría atropellar a un animal en libertad.

Sería un problema para mí y para ellos;

ir con precaución es lo correcto.

-Tendría que reaccionar rápido

y a cuanta menos velocidad vaya más fácil me será reaccionar.

-Que vayamos con precaución y más observadores

a ver si hay animales.

-Precaución por posibles animales en la vía.

-Peligro, animales en libertad.

-Hay algunas personas que son peores que los animales, ¿sabes?

Así que, por lo tanto, más cosas; venga, dime.

Desde nuestra página de Facebook nos contactó Lydia Riera,

profesora de formación vial en Ibiza.

Nos comentaba que en una calle hay una señalización

que obliga a hacer el ceda el paso aunque el semáforo esté abierto.

Ella cree que es incorrecto,

pero en el Ayuntamiento le aseguran que está bien señalizado.

Hola, Lydia, agradecerte la consulta que nos has enviado,

que es muy interesante.

En este caso se trata

de una señal de ceda el paso con un panel complementario debajo.

Este panel indica que debemos respetar el ceda el paso

cuando el semáforo esté en verde o en amarillo intermitente.

Recuerda que los paneles complementarios pueden modificar

el mandato de una señal. En este caso lo está haciendo.

Quizá no tenga mucho sentido porque la vía transversal,

si encontramos el semáforo en verde,

tenga una luz roja; puede ser.

Pero una cosa muy importante es que los conductores

no juzguen e interpreten las señales.

En este caso hay que cumplir

lo que dice el panel complementario de ceda el paso.

Si dice que debemos ceder el paso,

aunque el semáforo esté en verde o amarillo intermitente,

debemos cumplirlo.

Recuerda también que la señalización

está por encima de la norma.

La norma indica que los semáforos son señales preeminentes

respecto a las señales verticales,

pero en este caso la señal modifica la norma;

debemos hacer caso a lo que diga el panel.

Muchas gracias por tu consulta y espero que esta explicación

haya resuelto cualquier duda que tengas.

Si quiere que nuestros expertos

respondan a sus dudas o preguntas acerca de seguridad vial,

puede enviarnos un vídeo

a nuestro correo de participacion@seguridadvital.es

o a través de nuestras cuentas en redes sociales.

¡Anda, una señal de tráfico!

Y las señales de tráfico hay que respetarlas

siempre. -Sí.

-Ya sabes lo que esto significa. -Pues no.

-Que debes cruzar la calle con la cabeza para abajo

y los pies para arriba.

-Vamos a ver si así... A ver, a ver.

¿Tú sabes lo que significa?

¿Lo sabes?

-A ver...

Esto significa que hay que ir así

y cruzar la calle arrastrándose por el suelo.

-No, no, no, no.

Nadando. Este señor está nadando.

-¡Hola, Carmen! -Hola.

-Hola. -¿Qué hay?

-Mira. -¡Anda!

Pero esta señal está mal colocada. -¿Sí?

-Claro, es así.

Paso de peatones.

Mira, voy a estrenarlo.

-¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Pues a veces vienen polis a contarnos...

-Cosas de seguridad vial. -Sí.

-Señales. -Señales. Las señales...

-Las bicicletas siempre tienen que ir,

o por el carril bici o por la carretera.

-Que nunca hay que pasar el semáforo en rojo.

-Ah, y que no puedes ir por la carretera andando

porque te pueden atropellar.

-Los radares y los semáforos, las señales; todo.

(AMBAS) Sí.

-Sí. -Sería útil.

-Para aprender más cosas. -Sobre seguridad vial.

-Es que hay que aprenderlo. -Para enseñárselo a los padres.

-Porque aprendemos más cosas y aprendemos a conducir.

Que nos enseñen.

Cuando tenemos... -Dudas de algo.

-Y para sacarte el carné.

En el mundo hay más de un billón de bicicletas,

pero hay países en los que su uso está más extendido que en otros.

Según un estudio, Holanda es

el país con mayor número de bicicletas per cápita.

El ratio de bicicletas por habitante es de un 99%,

es decir, prácticamente una bici por habitante.

Le siguen en el ranking Dinamarca, con un 80%,

y Alemania con un 76%.

Suecia, Noruega, Finlandia, Japón, Suiza,

Bélgica y China cierran el "top ten".

Uf, mogollón, mogollón.

M lo saqué en cuanto cumplí 18; estaba deseando sacármelo ya.

No, fue en un verano. Me apunté a la autoescuela

justo antes de que cerraran en agosto

y en el primer examen que había,

cuando volvían de vacaciones en septiembre,

me lo saqué, y a la primera;

el teórico y el práctico a la primera, o sea, que muy bien.

No, alguna de aparcamiento de la zona azul, zona verde

y demás, que te despistas y: "No, ¿por qué no puse el tique?".

Pero no, no muchas veces.

No, bien; recuerdo la primera, que tuve que llamar a mi padre.

No tenía ni idea de dónde estaban las herramientas ni nada.

Tuve que llamarlo: "Papá, ¿cómo se hace esto?".

Sí, sí, en el maletero;

donde está la rueda de repuesto.

Yo los llevo en los faldones,

los bolsillos que tienen las puertas;

ahí los llevo para tenerlos a mano.

Soy absolutamente Gandhi.

Cuando se me cruza uno, es como: "Bueno, a ver, no pasa nada".

Seis, ocho... No sé. O sea, aprobado.

Tampoco es que sea Fernando Alonso, pero creo que conduzco bien.

A mi chica sin duda.

Siempre.

Esto ha sido "Seguridad vital". Gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Te invito a desayunar en un sitio que hacen

unos bartolillos impresionantes. Qué bien.

Vamos para allá. (AMBOS) Adiós.

¿Le voy?

(BALBUCEA) ¿Sabían que en caso...?

(BALBUCEA) Hola, muy buenas. Cuando hacemos un...

Cuando hacemos un cambio de... Perdone, señora.

Casi mato a una señora. ¡Va, venga!

Para anunciar a los demás conductores

hacia dónde nos estamos dirigiendo.

¿Hacia dónde vas? ¿Lo habéis oído?

Estamos aquí en el límite del bien y del mal.

El cuerpo de Vigilantes de Camino nació en 1933 con la idea de...

No, "velar por nuestra seguridad".

Lo ha hecho muy bien.

Espera, que hay un perro.

(RÍE) Te va a costar sacarlo de ahí, me parece.

¡Vamos, venga, vámonos! Espera,

que este se va a escurrir según salga.

¡Uh!

En caso de lluvia torrencial,

debemos evitar circular por túneles...

Puentes.

También nos permite... Y se me ha olvidado.

¡Epa!

La próxima semana, más.

Tú decías los bartolillos. No, es que te vas atrás.

Por las "cagarrutinas". (TARAREA)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 05/03/17

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad Vital - 05/03/17

05 mar 2017

Hoy: la importancia de moderar la velocidad cuando el suelo está mojado. Hablamos de los conductores que no utilizan los intermitentes; qué hacer si nos quedamos atrapados en nuestro coche en medio de una riada; el actor Álvaro Morte responderá al cuestionario del programa.

ver más sobre "Seguridad Vital - 05/03/17" ver menos sobre "Seguridad Vital - 05/03/17"
Programas completos (207)
Clips

Los últimos 1.555 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios