www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5676575
Para todos los públicos Seguridad vital - 04/10/20 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que cada día en el mundo

fabricamos el triple de bicicletas que de coches

y que, sin embargo, el 65% del espacio de nuestras ciudades

está dedicado a vehículos de cuatro ruedas?

Esto es "Seguridad vital", hoy desde Tudela. Comenzamos.

Circular a la máxima velocidad permitida no significa que podamos

seguir en el carril izquierdo de forma permanente.

Siempre hay que circular por los carriles de más a la derecha.

-La alimentación para uso en humanos es fundamental,

pero al conducir significa muchas veces una digestión pesada.

Conlleva cansancio, pérdida de reflejos;

síntomas que son incompatibles con conducir.

-¿Para qué puedes poner los coches a 200 y pico

si no puedes correr más de ciento...? No lo entiendo.

El móvil mata al volante.

Tienes que asustar con multas porque la gente

cuando les tocas el bolsillo, entonces dicen: "Ay, quita".

Hola, muy buenas. Es una de las infracciones

más comunes en vías con dos o más carriles

en cada sentido de la circulación.

Es tan habitual que incluso

le hemos puesto el nombre de un trastorno.

Muy pocos españoles saben

que sufren el conocido como síndrome del carril izquierdo.

La DGT lleva años concienciando sobre el buen uso de los carriles

a la hora de circular.

El reglamento es claro: si vamos por una carretera

con más de un carril por cada sentido,

deberemos circular obligatoriamente por la derecha.

Solo lo haremos por el carril izquierdo

en las siguientes situaciones.

-Para realizar un adelantamiento,

para rebasar vehículos que van más lentos que nosotros.

También lo usaremos si vamos a hacer algún giro,

en esas vías que lo permiten, un giro a la izquierda.

O incluso cuando haya tramos de vía que sean impracticables;

pero es algo excepcional.

Siempre hay que circular por los carriles de más a la derecha.

Circular a la máxima velocidad permitida no significa que podamos

seguir en el carril izquierdo de forma permanente.

Existen dos obligaciones.

Una, la de ir por el carril de la derecha.

También hay que respetar los límites de velocidad

y hay muchos automovilistas que dicen:

"Como nadie puede ir más rápido que yo,

yo sigo por mi carril izquierdo".

Los accidentes más frecuentes

provocados por el síndrome del carril izquierdo

son los alcances y las colisiones en cadena;

siniestros que se agravan

cuando no respetamos la distancia de seguridad

o corremos más de la cuenta.

Si nos encontramos un vehículo circulando por el carril izquierdo,

en ningún caso podemos tomarnos la justicia por nuestra mano.

Hay que decirlo muy claro con los acosadores;

son unos descerebrados y además están cometiendo

un claro delito de conducción temeraria.

Esos que en un carril de la izquierda

empiezan a dar luces,

se pegan al vehículo que tienen delante,

le van dando el claxon...

Eso, además de generar una tensión innecesaria,

no conduce a ningún sitio.

Otra maniobra que pone en riesgo nuestra seguridad y la de los demás

es adelantar por el carril de la derecha;

como en este ejemplo.

En una carretera con varios carriles,

que hay tráfico denso

y nosotros vamos por nuestro carril

y vamos avanzando y vamos más deprisa

que el va a nuestra izquierda,

eso no se consideraría adelantamiento;

sino un rebasamiento por razones de la fluidez del tráfico.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

Yo llevo siete años moviéndome en bici por Madrid.

Cuando me muevo en bici por la ciudad,

la verdad es que me siento superfeliz.

(SOLLOZA) Un coche me ha embestido a toda leche.

El día 3 de junio,

el Día Internacional de la Bicicleta,

había organizado una cadena ciclista.

Iba perfectamente visible, con un poncho fosforito,

con luces traseras... Supervisible, ¿no?

Pues un coche me arrolló y se dio a la fuga.

Y yo al día siguiente me enteré de que la persona que me atropelló,

por un tuit de la Policía Municipal,

pues iba en estado de embriaguez.

Según los testigos iba a más de 30 seguro.

Ya cuando vino el SAMUR, pues me hicieron todo el protocolo

que ellos hacen de accidente de tráfico

y me llevaron al hospital La Paz,

donde gracias a Dios no había ninguna lesión grave.

Bueno, el golpe fue muy grande, la lesión muscular es lenta,

todo el cuerpo se contrae

y, bueno, en recuperar la movilidad y todo el movimiento normalizado

pues se tarda.

Lo que llaman el estrés postraumático

a mí me afectó muchísimo, la verdad.

No me lo esperaba y me vi a la segunda semana

con ansiedad, llorando...

Muchas veces pensaba: "¿He hecho algo mal?",

pero cuando no has hecho nada mal, te quedas impotente.

Es que no depende de ti.

Es una cosa que yo tengo que trabajar,

porque para mí pensar en la bici ahora,

por un lado, me apasiona, pero por otro lado...

Uf, pues me desgarra,

pues porque yo amo la bici, amo moverme en bici,

creo que es la solución para mucha gente...

Y por otro lado, me siento con muchísimo miedo ahora, claro.

Tú lo puedes evitar.

Para muchos padres el día en el que los hijos dicen

que quieren conducir es un mal trago.

Si además tu hijo lo que te dice es que quiere montar en moto,

la preocupación es mayor

porque es obvio que los riesgos aumentan.

Una situación como esta han vivido hace muy poco

José María y Guillermo, que son padre e hijo.

Ellos han querido compartir con nosotros

una charla realmente interesante

entre el motero adulto y el motero joven.

Bueno, Guillermo, ¿qué tal? -Bien.

-¿Cómo te has sentido en este tramo de curvas?

-Pues la verdad es que me he sentido bastante bien.

-Lo que quiero es que tengas en cuenta

la diferencia que hay entre el pilotaje que

haces en una carrera de motocross, a las que estás acostumbrado,

y la conducción que hay que hacer

en una carretera con tráfico abierto.

-Claro. -¿Vale?

Siempre céntrate en la diferencia que puede haber

entre una conducción y la otra,

y no pienses cuando estés en carretera

que estás en un circuito; eso es lo importante.

-Claro, porque en el circuito yo sé la curva a qué velocidad

hay que tomarla...

Pero es que aquí en la carretera, puede ocurrir cualquier cosa.

-Tienes que dejarte ver porque es muy importante

que en una situación de peligro

el resto de conductores sepa que estás ahí

y tengan en cuenta que vas a pasar o que estás parado,

o que estás intentando hacer tal maniobra.

Hay que respetar las normas; eso es lo más importante.

Y aunque tengas experiencia ya habiendo montado en moto,

debes ir despacio, ganando experiencia,

cogiendo kilómetros,

y haciendo una conducción muy responsable y segura, ¿vale?

-Pues a pesar de tu experiencia,

he visto que aquí en el cruce

no has dado al intermitente para girar a la derecha.

Así que... -Guillermo,

aunque uno tenga mucha experiencia, hay ciertos hábitos, malos hábitos,

que se tienen

y en algunos momentos puedes tener algún fallo,

y eso es lo que hay que tratar de corregir

y estar luchando continuamente,

concentrado en la conducción que estás haciendo

para que no se te olvide ese intermitente.

La moto te puede dar muchísima satisfacción;

es una sensación de libertad enorme;

y conduciendo con responsabilidad, respetando las normas

y siendo prudente,

vas a disfrutar en moto una barbaridad.

-A mí me encanta, es mi medio de transporte favorito.

Bueno, y siempre he de agradecerte todos los consejos que me has dado

con la moto porque...

Así que... -Muy bien, a disfrutar.

-Sí. -Enhorabuena por tu nuevo carné.

La infraestructura de las ciudades ha primado tradicionalmente

el uso del vehículo privado.

Con la intención de revertir esta dinámica,

algunas administraciones quieren dar más importancia

a otras formas de desplazamiento urbano más sostenibles.

Para ello están promoviendo una nueva idea de ciudad

basada en la pirámide de movilidad.

En lo más alto encontramos al peatón,

protagonista de este nuevo concepto urbanístico.

Por debajo, la bicicleta y vehículos no motorizados;

los medios más sostenibles.

En el tercer nivel está el transporte público,

en el cuarto, los vehículos de mercancías

y, en el último, el vehículo particular;

más peligroso para el resto de usuarios de la vía

y mucho más contaminante.

Esta pirámide pretende servir de guía

para Gobiernos y Ayuntamientos

a la hora de invertir en infraestructura.

El objetivo es diseñar ciudades

más seguras, habitables y sostenibles.

Como ya sabemos,

en las curvas aparece la fuerza centrífuga;

esa que tiende a sacarnos de la carretera

y que es mayor cuanto mayor es nuestra velocidad

y más cerrada es la curva.

La suspensión y la adherencia de los neumáticos absorben

parte de esa fuerza; pero si la velocidad es excesiva

o hemos tomado la curva incorrectamente,

la fuerza centrífuga puede llegar a superar

la adherencia de los neumáticos

y entonces llega el susto, por lo menos.

-La pericia y la habilidad son muy importantes

a la hora de tomar las curvas, pero también a la hora de frenar.

¿Cuántas veces un conductor está obligado a frenar bruscamente,

súbitamente?

-Para no acabar en esta posición, es muy importante saber

cómo tomar las curvas correctamente y con seguridad.

-¿Otra vez has terminado así? -Otra vez necesito tu ayuda.

-Vamos a ello. -Venga, a ver si aprendo.

Como si fuera una lavadora, las curvas en carretera

también ejercen una fuerza centrífuga en el coche.

¿No es así, Roberto?

-Cuanto más cerrada tomemos la curva,

más ejerce la fuerza centrífuga hacia fuera;

podemos salirnos de la carretera o invadir el carril contrario.

-Vamos a comprobar cómo no habría que hacerlo

y luego cómo hacerlo debidamente.

Vamos a hacer primero una curva cerrada.

-Más velocidad, más velocidad... -¿La cojo por el interior?

-Sí, más velocidad, sigue acelerando.

-La fuerza centrífuga me lanzaba directamente hacia fuera.

Ahora vamos a hacer la misma curva cerrada, pero bien.

-En todas las curvas hay tres zonas:

la zona de frenada y cambio,

donde debes adaptar la velocidad a la curva

según las señales de tráfico;

la zona de control y espera,

donde no hay que hacer absolutamente nada,

ni frenar ni acelerar;

y luego una zona de aceleración y salida,

donde con el coche en línea recta se acelera suave y progresivamente.

Tenemos que coger la curva lo más abierta posible

y buscar la salida.

Hasta que no veas la salida no te vayas al interior,

para que el coche vaya recto y estable.

-Bien, vamos a intentarlo. -Vamos a ello.

Adapta la velocidad; curva de 180 grados,

ve por la parte externa y ya gira la cabeza.

Cuando veas la salida, hacia el interior

para sacar el coche lo más recto posible.

-Y ya en la salida... -Aceleras suave y progresivamente.

-Vale, pues eso ha sido con una curva cerrada.

Ahora vamos con una curva abierta. -Una curva amplia.

Ve por el interior, vete al interior...

Mira cómo la fuerza centrífuga te saca hacia el exterior

o invades carril contrario.

Vamos a hacerlo bien,

como se tiene que hacer por seguridad.

Adaptamos velocidad... Exterior de la curva;

gira la cabeza...

Cuando vemos la salida de la curva, hacia dentro,

para sacar el coche lo más recto posible.

-A la salida de la curva cojo el interior

y acelero un poco para estabilizar el coche.

-Sí, pero ya con las ruedas en línea recta.

-Ahora iré mucho más seguro a la hora de trazar una curva

y enfrentarme a estas situaciones.

-Exacto, saber trazar correctamente una curva

lo que te da es seguridad.

-Muchas gracias. -Nada, a ti.

En Tudela podemos comer los famosísimos cogollos

o una caldereta de cordero.

En ambos casos seguro que disfrutamos mucho en la mesa,

pero no es lo mismo si luego tenemos que ponernos al volante.

Es muy importante que cuidemos la alimentación antes de viajar

y durante el trayecto,

porque una comida pesada aumenta nuestra fatiga

y las posibilidades de sufrir un accidente.

La alimentación para uso en humanos es fundamental,

pero si vamos a conducir significa muchas veces una digestión pesada.

Eso conlleva cansancio, pérdida de reflejos;

síntomas que son incompatibles con conducir.

-Los fritos y rebozados, las salsas y las grasas animales

merman nuestras facultades ante el volante.

Tanto si comemos en casa

como si lo hacemos en un restaurante,

lo ideal es decantarnos por la dieta mediterránea.

-En la base, el grupo de los cereales.

Y dentro de este grupo, tenemos una gran variedad.

Principalmente nos dan hidratos de carbono;

nos dan energía, energía buena.

Si no tomamos nada, salimos a carretera,

nos puede bajar la tensión, nos podemos marear,

y otras consecuencias más.

Si tomamos frutas y verduras de temporada,

vamos a poder mantenernos hidratados.

En la carretera, en el coche, el propio estrés de conducir,

transpiramos más.

Incluso aunque no tengamos sensación de sed,

podemos estar transpirando.

Las legumbres las podemos tomar ahora con el calor en ensaladas

cuidando las cantidades, que sean platos pequeños.

Sobre todo si vamos a salir a la carretera,

tenemos que tener cuidado con cómo combinamos

estos platos de cuchara con fuentes de grasas saturadas;

no se recomiendan,

lógicamente vamos a estar un poco distendidos,

vamos a sentarnos, que nos apriete el cinturón, etc.

Los frutos secos son otra opción porque no necesitan refrigeración

y son, como decimos, saludables si son crudos,

y sería otra opción más a la hora de un buen snack,

por ejemplo.

Tenemos los huevos, tenemos las aves, los pescados;

el grupo de los pescados blancos, los pescados azules...

Lo importante en este grupo es elegir que sean

sobre todo de cortes magros.

Va a hacer que esté un tiempo en el proceso de digestión,

pero que no sea una digestión muy pesada

ni tampoco del todo ligera

que a los diez minutos tengamos hambre.

Después de comer,

el rendimiento de un conductor cae un 10%.

Esa ligera modorra que nos afecta sobre todo si comemos demasiado

nos pone en situación de peligro constante.

Un tercio de los accidentes mortales

se producen después de las dos de la tarde.

Lo que tenemos que hacer preferentemente es esperar

de quince a veinte minutos antes de ponernos en marcha.

¿EURO NCAP? No.

-Ni idea.

-Algo de Europa. -Pues no tengo ni idea.

-Algo de dinero, yo qué sé.

-De alquiler de coches.

-Algo de la Comunidad Europea.

-O multas de no haber pagado para el aparcamiento, no sé.

-Para ver la seguridad, lo que hay que mejorar, cambiar...

-¿Contaminación?

-Son las pruebas de seguridad de los vehículos

para ver los daños que se producen.

-Ah, ya sé, sí, que pasan un criterio

y luego lo publican.

-En alguna ocasión he visto algún vídeo.

-A base de accidentes van corrigiendo errores.

-Creo que sí, porque te marca las pautas

a la hora de comprar el coche, si tiene fiabilidad o seguridad.

Como los hoteles: mínimo, una estrella

y máximo, cinco.

-Total, seguridad total.

EURO NCAP es el programa de seguridad europeo

que se encarga de valorar la seguridad de algunos vehículos

disponibles en el mercado.

Los modelos son sometidos a pruebas de impacto

que reproducen accidentes reales.

Estos ensayos miden el grado de seguridad de los vehículos

y el nivel de protección que ofrecen a sus ocupantes,

tanto adultos como niños.

También valoran el posible riesgo para usuarios vulnerables de la vía

como peatones y ciclistas, y por último la incorporación

de nuevas tecnologías de ayuda en la conducción.

La evaluación establece una escala de cinco estrellas.

Cuantas más obtenga en la valoración,

el vehículo será más seguro y fiable.

Llevaba tiempo queriendo hacerle una entrevista a Irma Soriano,

pero resulta que Irma no conduce;

así que hemos decidido proponerle hacer una entrevista en segway,

y ha dicho que sí, a ver qué pasa.

Que llego tarde. ¡Carlos! ¡Irma Soriano!

Es que mi sentido de la orientación...

¿Qué tal estás? ¿Qué tal? Ay, contenta.

Francamente, no sabía que no tenías carné.

Mira, no me he sacado el carné porque tú y yo conocemos

este mundo, nuestra profesión,

siempre donde he tenido que ir de trabajo, el coche en la puerta,

y ya que estás, me acercas allí.

Y no he tenido tiempo, pues ahora me lo estoy pensando.

Bueno, ¿en segway has montado?

Una vez, en Toledo; me hinqué. (RÍE)

Pues nos vamos a montar; intentemos no besar

el suelo de Madrid. Vale.

¿Tú has tenido alguna vez algún accidente?

Aunque no conduces, pero yendo de pasajera,

¿has tenido alguna vez un susto?

Yendo para Murcia, una nevada de estas tremendas,

en la AP-7, que se puso infernal, y empezamos a hacer trompos.

Pasé mucho miedo.

Y desde entonces voy...

¿Sabes estos copilotos que van frenando todo el rato?

A veces que digo: "Cuidado"; "Irma, me has asustado".

¿Tú tienes la sensación de que tal y como va la gente

hay menos accidentes de los que debería haber?

Esto que dicen muchas personas: "Demasiado poco pasa", ¿sabes?

¿Para qué puedes poner los coches a 200 y pico

si no puedes correr más de ciento...?

Es que no lo entiendo. (RÍE)

A mí me preocupan mucho los jóvenes.

¿Cómo no van a tener la misma capacidad o más

que la gente mayor? Claro que tienen mucha capacidad,

pero muchos elementos también de distracción.

Si fuman, si el móvil y la música...

El móvil mata al volante.

Siempre pasa; tienes que asustar con multas

porque la gente cuando les tocas el bolsillo

es cuando dicen: "Ay, quita".

Lo que quizá sí que ha mejorado respecto a la época

en la que tú y yo éramos más jóvenes...

Sí. ¿Es quizá la conciencia

con el tema del alcohol?

¿No crees que en nuestra época lo de montarse en el coche

con alguien que había bebido...? No éramos conscientes.

Si decías: "No me monto", eras como un paria.

Hombre... Hoy en cambio es lo normal.

Ni se contemplaba. Es que no nos pasaba por la cabeza

que esa persona habiendo bebido estaba poniéndonos en riesgo.

En el tema del alcohol ahora hay mucha más concienciación.

¿Habéis tenido alguna vez algún incidente

con el típico conductor macarra que sale...?

Sí, sí; alguna vez nos ha pasado

y el coche se ponía justo pegado al culo del nuestro;

luego después adelantaba, y ya era como que se picaba.

Pero un pique...

Y luego otro que iba una furgoneta blanca de madrugada

haciendo unas eses,

que llamamos y enseguida llegó la Policía.

Iba el hombre...

¿Y lo detuvieron? Sí.

¿Pero tú no tienes la sensación

de que todos no somos del todo conscientes...?

De que llevamos una máquina de matar.

Cuando ves ciclistas, ¿qué te puede el pensamiento

de "oye, qué gusto ir en bici"

o el pensamiento de "qué miedo, ¿cómo se atreven?"?

Mucho más el miedo, ¿no?

Veo que tienen mucho peligro las motos, imagínate una bici.

Ahora ya por ciudad porque tenemos...

Lo estamos viendo, la bicicleta se está imponiendo,

y ya tenemos más consciencia,

porque en un momento se acerca un coche

y con un golpe que te dé...

¿Y tú entiendes que el casco no sea obligatorio

para mayores de 16 años en ciudad? No, no, no, es que el casco,

lo mismo que el cinturón en el coche,

salva vidas.

Hemos estado casi todo el tiempo por sombra y no por sol,

pero me está entrando una sed...

Podíamos hacer una cosa que es muy de gente señorial,

¿te invito a una limonada? Ay, qué bonito, una limonada.

Pues me encantaría. Venga.

Me tendré que quitar los brillos. Hala, a por la limonada, vamos.

Ay, sí, que es para adelante. Ay, espera, espera, que me asusto.

-Hola, soy Leyre. -Y yo soy Carla.

-Aitana. -Y Braian.

-Soy Clara.

-Claudia. -Y Gemma.

-Víctor. -Y Lucía.

-Y hoy vamos a hablar...

-De los preparativos... -Para viajar

-Antes del viaje... -Lo primero que preparamos es...

-Las maletas.

-Si es verano, ropa corta.

-Miramos que tenemos todo lo que vamos a llevar.

-Si hace frío, ropa larga.

-A lo mejor luego ya estáis abajo en el coche

y os toca volver a subir.

-Y la comida, que la llevamos normalmente en una bolsa.

-Pues me llevo algunos juguetes.

-Un montón de ropa, pero un poquito así, en orden.

-No lo metas a presión porque si no, no te cabe.

-A veces nos tenemos que sentar encima o hacer fuerza

para que cierre.

-No cabía.

-Tiene algo para llevarlo que se hace "fu"...

Y lo llevo hacia el garaje.

-El experto en meter las cosas en el coche es mi padre.

-Porque mi madre es muy floja.

-Lo carga mi padre.

-A veces mi padre protesta y dice: "¿Esto para qué nos sirve?".

-Todo no cabe en el maletero

-Cuando te vas de viaje...

-Nos levantamos como una hora o dos horas antes.

-A veces salgo de noche.

-Me voy en pijama

y, si todavía tenemos que dormir, me duermo.

(RÍE) -No me voy en pijama, me voy en ropa.

-A veces no salimos a la hora prevista.

-Porque mi hermana tarda mucho.

-Hemos quedado a las 9, pero nos vamos a las 11.

-Si salimos de noche algún padre hay que mirarle, madre,

porque se está quedando frito.

-Que se eche una buena siesta.

-Que descansen un día antes y se vayan a dormir pronto.

-Que justo antes de salir...

-Ir al baño.

-Siempre nos dicen los padres que hagamos pis antes de salir.

-Es que antes no me da ganas.

-Si vas a hacer tu primer viaje, que no se te olvide nada.

-Antes de salir, como que vamos más estresados.

-Preparada.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

¿Sabías los camiones europeos

también tendrán etiquetas ambientales?

El Parlamento Europeo ha publicado un nuevo reglamento

que obliga al uso de etiquetas ambientales

en los neumáticos de los vehículos pesados.

Hasta ahora este distintivo solo era obligatorio

para turismos y furgonetas.

Con esta medida la Unión Europea pretende informar al consumidor

para que pueda elegir las cubiertas más eficientes

y reducir así la contaminación de los vehículos pesados.

Las ruedas de los camiones y autobuses

son las que más combustible consumen

y las que más kilómetros recorren al año.

Además, el reglamento europeo también modifica

el sistema de etiquetado de los neumáticos

del resto de vehículos.

El diseño de las etiquetas se ha cambiado para que sea

más visible e incluye un código QR con información adicional.

Se añaden dos nuevos iconos que indican la adherencia

de la goma en hielo y nieve.

Además las categorías de eficiencia se han vuelto más exigentes.

Las categorías F y G desaparecen

y lo que antes era eficiencia media ahora pasa a ser eficiencia baja.

Me gustaría pedalear mucho más, me gustaría caminar mucho más

y conducir mucho menos.

Casco, evidentemente, siempre llevo,

pero reconozco que medidas de seguridad no llevo más.

Una ropa adecuada...

Como últimamente sobre todo salgo con mi hijo pequeño,

tampoco es que haga grandes excursiones,

sino que sobre todo se trata de disfrutar

y tener contacto con la naturaleza.

Los que queremos apostar por coches eléctricos o híbridos

todavía nos encontramos con precios muy elevados;

la realidad es esa.

Los llevo en sus sillas homologadas siempre con sus cinturones...

Seguramente y siendo muy sincero, de las cosas que peor hago sea esa.

Ni mucho menos lo hago tanto.

Algún disgusto, además, he tenido con llevar mal la presión.

Podría quedar bien y decir que no lo cojo nunca;

reconozco que sí, a veces lo miro.

Alguna por exceso de velocidad, vamos a confesarlo;

alguna también por aparcar y no poner el tique, las prisas...

Prefiero conducir siempre.

Y para mí uno de los grandes placeres de viajar por España

es hacerlo por carreteras secundarias.

¿Un siete?

Me quedo con mi mujer para viajar.

Esto ha sido "Seguridad vital, gracias estar ahí.

La próxima semana, más.

Ahora el equipo y yo nos vamos a los huertos de Tudela,

que tienen unas verduras

de esas que se deshacen en la boca. ¡Adiós!

¡Uno! ¡Dos! ¡Tres!

Seis. Seis, cinco.

¡Va! ¿Vale?

Vale, voy. Va.

Espera, que viene una señora.

¿Ya? ¿Sí?

Seguro que disfrutaríamos... Se nos ha ido el sol.

Ahí sería, ¿vale?

Buenas tardes.

¿Vale? (IMITA SONIDO DE TROMPETA)

¡Epa! Ay, perdón. "Al volante".

En Tudela podemos comer los... ¡"Jandemor"! Perdón.

No cortes si quieres.

Sobre el buen uso de los "cariles" a la hora...

"Cariles", "cariles".

-Qué calor tengo, por Dios.

O también una "cardereta"... "Cardereta", la madre...

(RÍE)

La "cardereta"; así lo decía mi abuela.

Me estoy quedando ciego.

-¡Ay, ay, ay!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 04/10/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad vital - 04/10/20

04 oct 2020

¿Sabemos si padecemos el "síndrome del carril izquierdo"? En el programa de esta semana desvelamos las claves para saber qué es y cómo evitarlo. Además, mostramos la dieta más adecuada para ponernos al volante y la presentadora Irma Soriano nos explica su particular punto de vista sobre la seguridad vial y otros temas.
 

ver más sobre "Seguridad vital - 04/10/20" ver menos sobre "Seguridad vital - 04/10/20"
Programas completos (185)
Clips

Los últimos 1.533 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios