www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5763802
Para todos los públicos Seguridad vital - 17/01/21 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que el 30% de los fallecidos

y heridos hospitalizados en accidentes de tráfico

se producen en invierno

y que, sin embargo, es esta estación la que tiene

el menor índice de movilidad de todo el año?

Esto es "Seguridad vital", hoy desde Hita,

donde el Arcipreste. Comenzamos.

En España el 40% de los accidentes de tráfico con víctimas

ocurren en cruces como este.

Es en estas zonas donde se produce el 21% de los fallecimientos

en siniestros viales.

-Los cruces son más peligrosos que otros tramos

por la sencilla razón de que va a haber

cortes de trayectorias con otros vehículos.

-En invierno también podemos salir con la bicicleta.

Solo tenemos que perder el miedo a días de lluvia como este.

-La adherencia al suelo es peor en días de lluvia.

Es más importante en bici que te vean a ver tú.

-El uso de un chaleco o chaqueta airbag

va a proteger especialmente la vida de los motoristas.

-Nos protege zona de cuello, espalda y coxis.

Hola, muy buenas. Coches, camiones, motocicletas, bicicletas y peatones

compartimos un mismo espacio y por eso lógicamente

de vez en cuando nos cruzamos unos con otros.

El año pasado más de 54 000 personas resultaron heridas

en siniestros que tuvieron lugar en un cruce;

de manera que es esencial que todos nos respetemos

y que cumplamos ciertas normas para evitar...

Para evitar riesgos cuando nos crucemos.

En España el 40% de los accidentes de tráfico con víctimas

ocurren en cruces como este.

Es en estas zonas donde se produce el 21% de los fallecimientos

en siniestros viales. Unos datos que ponen sobre la mesa

la peligrosidad de estas intersecciones

en comparación con otros tipos de tramos.

-Los cruces son más peligrosos que otros tramos

por la sencilla razón de que hay

cortes de trayectorias con otros vehículos.

En un cruce la prioridad depende de si hay señalización o no.

Si el cruce está señalizado con un semáforo en verde,

gozaríamos de prioridad nosotros.

Si está señalizado con un semáforo en amarillo intermitente,

tendríamos que tener precaución

y ceder el paso a la derecha y a la izquierda.

Si está señalizado con un ceda el paso o un stop,

tendríamos que ceder el paso tanto a la derecha como a la izquierda.

Si el cruce no está señalizado, rige la regla general de prioridad,

que dice que en las intersecciones sin señalizar

pasa primero el vehículo que sale por la derecha.

Según la normativa una marca vial formada por una cuadrícula amarilla

prohíbe detenerse en esa limitación,

pero permite avanzar sobre ella siempre y cuando no entorpezcamos

la fluidez del tráfico.

Si en un cruce tuviéramos una cuadrícula amarilla,

lo que nos hace es recordarnos la regla general

de que no debemos invadir una intersección.

El comportamiento, haya cuadrícula o no,

prácticamente es el mismo:

no debemos nunca invadir un cruce; o antes o después, en medio no;

porque nos quedaríamos obstaculizando la vía transversal.

En cuanto a la morfología

por los tipos de intersecciones que encontramos,

tenemos cruces en forma de X,

en forma de Y

y en forma de T.

El más peligroso por su morfología

es el cruce en forma de X porque tendríamos más trayectorias

en las que podríamos cortar con otros vehículos.

En algunas intersecciones con alta siniestralidad

se han colocado sistemas de advertencia capaces de alertar

cuando se aproxima un vehículo.

A través de unos sensores colocados en el pavimento,

se avisa al conductor que se acerca a la intersección

de la presencia de otro vehículo mucho antes de verle.

Los sensores hacen al otro vehículo que viene por la intersección

una señal a través de un panel luminoso

y, si el vehículo fuera inteligente,

en el propio vehículo podría saltarle un aviso acústico

avisando de la presencia del vehículo en la intersección.

Siempre en las intersecciones hay que ser desconfiados.

Aunque el semáforo esté en verde, es conveniente mirar a ambos lados.

Lo más sensato sería mirar siempre a la izquierda,

que es el primer sitio donde nos golpearían,

después a la derecha y luego nuevamente a la izquierda

para ratificar que no viene ningún vehículo.

Solo así podríamos reducir la siniestralidad

en este tipo de intersecciones.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

El día del accidente yo dejé a mi novia en su casa

y como tenía tiempo dije: "Me voy a dar una vuelta".

Me puse las botas, el casco

y, por no ponerme el peto de seguridad

y no perder tiempo, dije:

"No me lo pongo porque va a ser una vuelta corta".

Me desperté conmocionado, en una tierra de cereal,

sin saber dónde estaba ni qué me había pasado,

hasta que giré la cabeza, vi que estaba la moto tumbada,

el casco, y ya me di cuenta de que me caí con mi moto.

Diez horas después me encontró un amigo

y me llevaron al hospital de Segovia;

de ahí al de Valladolid, donde me operaron

y me dijeron que lo más probable era que no volviera a andar.

No me acuerdo de nada de cómo fue el accidente,

pero el atestado de la Guardia Civil

recalcó que podría deberse a un exceso de velocidad.

A mí lo que me preocupaba era que mi familia me abandonase,

mis amigos me abandonasen o mi novia me abandonase.

Luego con el tiempo las cosa cambiaron

y las cosas se han complicado.

Siempre está la fuerza de cada uno, el decir:

"¿Quiero continuar siendo feliz o me quedo en casa en un esquina

llorando para ver si la vida cambia automáticamente?".

Yo me enteré de que había un concesionario de quads

y me subí al vehículo y me enamoré.

Porque yo sin pisar el campo o sin estar en contacto con el campo,

mi vida prácticamente no tendría sentido.

Pero siempre con las protecciones adecuadas,

la velocidad que marca la ley,

porque no sabemos cuándo vamos a tener un accidente.

Tú lo puedes evitar.

Quizá las lesiones de Rodrigo no habrían sido tan graves

si hubiera llevado puesto un chaleco airbag

específico para motoristas como este.

Este equipamiento es sin duda

el gran olvidado de la seguridad vial.

Lo inventó hace 50 años un científico húngaro

y, según la Dirección General de Tráfico,

solo lo utilizan 50 000 de los más de 3 000 000

de motoristas que hay en España.

Uno de ellos es nuestro compañero Rafael Cerro,

que lo probó en 1998 en el circuito del Jarama

y, como vamos a ver, Rafa se jugó literalmente la vida.

La prueba consistía en comprobar que funcionaba

el primer airbag de motos del mercado.

Luis del Olmo me dice: "¿Te tiras a 110 km/h en el Jarama?".

Se trataba de llegar

al final de la recta, entrar en la arena, saltar,

suavemente caer y que el airbag se hinchara.

No me atreví a saltar y me empotré contra el muro de neumáticos.

No me hice daño porque llevaba el airbag que hoy todavía,

22 años después, todavía llevo;

pero los motoristas es evidente que tenemos otro riesgo

y tristemente otras cifras.

-La siniestralidad de los motoristas

es una preocupación muy importante en la DGT,

pues las cifras tienen tendencia creciente en los últimos años.

De hecho las cifras de mortalidad en el año 2019

han supuesto un incremento del 21% en vías interurbanas

y del 7% en vías urbanas,

con respecto a las cifras del año 2018.

Una de las recomendaciones que la DGT está impulsando

para proteger la seguridad de los motoristas

es el uso de un chaleco o chaqueta airbag,

que va a proteger especialmente la vida de los motoristas.

-El uso del chaleco airbag es muy sencillo.

Debemos colocárnoslo encima de nuestra cazadora

o equipación de moto,

ajustárnoslo.

El chaleco va equipado con una bombona de CO2

que se encarga de su activación e inflado.

Hay diferentes tipos de chaleco.

Según su activación pueden ser mecánicos o electrónicos.

En los mecánicos la activación es mediante un cable anclado a la moto

y, si detecta un tirón fuerte en caso de accidente,

se activaría el chaleco.

Los chalecos que son electrónicos llevan sensores en el chaleco;

detectan impactos que sufra el motorista

deceleraciones fuertes o maniobras muy bruscas.

En caso de accidente, se activa.

Nos protege zona de cuello, espalda y coxis.

Y en la zona delantera protege los órganos vitales:

corazón, pulmones, hígado.

Por eso es fundamental equiparse con un chaleco airbag.

-Dentro de las lesiones graves por un accidente de moto,

sobre todo son aquellas que afectan a órganos vitales.

Y de ellos, por frecuencia e importancia,

están las lesiones a nivel cerebral;

traumatismos craneoencefálicos;

las lesiones a nivel de columna vertebral,

a todos los niveles;

y las lesiones de órganos internos.

El chaleco airbag, en caso de un accidente,

su función es proteger del traumatismo directo

que recibe el cuerpo.

Absorbe un 90% de la energía del traumatismo.

Eso implica el disminuir de una manera significativa

la gravedad de las lesiones.

Con lo cual dentro de los elementos de seguridad pasiva,

es posiblemente de los más importantes y efectivos

que existen en la actualidad.

La red de Ciudades que Caminan es una asociación internacional

que busca que el peatón sea el protagonista

de la movilidad urbana y del espacio público.

Tomelloso se unió a esta red en 2013

y queremos saber qué ha pasado en la ciudad desde entonces.

-La guía de Ciudades que Caminan marca unas pautas

a los Ayuntamientos para potenciar la movilidad sostenible.

Lo que hace es

rediseñar evidentemente cómo debe quedar el tráfico

para que el protagonista sea el peatón,

pero que evidentemente tengamos un tráfico rodado fluido,

que garantice la seguridad de todos los ciudadanos.

Por ejemplo, una reformulación en Tomelloso

mediante rotondas exteriores, anillos circulares;

estamos haciendo un montón de zonas de paseo;

en las pautas va la incorporación de carriles bici...

Debemos pensar en las próximas generaciones

y eso pasa por formar parte de la red de Ciudades que Caminan.

-Cruzar Tomelloso a pie de norte a sur

nos llevaría alrededor de una hora.

Sepamos si los vecinos prefieren esta opción

o utilizan otros medios de transporte.

-Es bastante cómoda para ir andando.

-En el coche, luego no puedes aparcar, está difícil...

Nada, mejor andando.

-Es más cómodo.

-Es un pueblo que además es muy grande

y tiene mucha afluencia de gente, y entonces sí que hay tráfico.

-Tomelloso es un caos para conducir.

Aquí una familia puede tener tres coches.

-Yo conozco gente que usa el coche de más

cuando puede ir andando perfectamente.

-Es más fácil ir en coche que andando

porque las distancias son bastante lejanas.

-Llegas a los sitios enseguida, en el fondo.

-Creo que depende de la edad.

Las personas mayores normalmente no pueden salir caminando,

sobre todo para ir al hospital, a hacer revisiones, van en coche.

-Sobre todo hay que mirar que vamos con muchas prisas

y cuando vas con tantas prisas reduces el tiempo

yendo en un vehículo.

-Se usa el coche, pero más y más la bicicleta.

-Yo lo que veo es que falta mucho carril bici.

-Antes no se podía concentrar en el centro apenas gente,

porque era un paso de vehículos completamente,

y, ahora al hacer esta plaza peatonal

y las calles colindantes también,

es una zona como más... de intercambio de seres humanos.

-Las carreteras de montaña son especialmente peligrosas

por sus marcadas pendientes

y las irregularidades que presentan.

Por tanto, nuestra velocidad ha de ser moderada.

Otra medida clave es el mantenerse siempre lo más junto posible

a la derecha de la calzada,

ya que las zonas de circulación suelen ser estrechas

y apenas hay espacio para dos vehículos.

Nunca deberemos arriesgarnos a un adelantamiento

si no tenemos unas condiciones óptimas.

En estas zonas la visibilidad suele ser escasa

y no podremos percibir los vehículos

que se aproximan en dirección contraria.

Debido a las numerosas curvas de la carretera,

el conductor que desciende deberá dejar el paso libre en las curvas

a los que suben.

De esta forma evitaremos situaciones difíciles

por el escaso espacio para maniobrar.

Y la respuesta correcta es...

En la motocicleta no es obligatorio llevar ningún repuesto.

Es decir, no tienen que llevar ni rueda de repuesto,

ni chaleco ni triángulo; nada; aunque parezca raro.

En cambio en el turismo, deben llevar obligatoriamente:

una rueda de repuesto y herramientas para su cambio;

o similar, por ejemplo, equipos antipinchazo;

dos triángulos de preseñalización de peligro;

y un chaleco reflectante; obligatorio uno, recomendable dos.

Hay muchas cosas que no se deben hacer cuando llueve;

por ejemplo, pintar una puerta o tender la ropa;

pero hay otras que perfectamente podemos hacer

aunque esté cayendo agua,

y una de ellas es montar en bicicleta.

Claro que hay que tener en cuenta algunas precauciones

para no ponernos en peligro.

Vamos a ver unos consejos básicos para el ciclista y para la bici.

En invierno también podemos salir con la bicicleta.

Solo tenemos que perder el miedo a días de lluvia como este.

Por eso lo primero que debemos hacer es equiparnos correctamente.

-En días de lluvia lo ideal para ir en bicicleta,

no solo que sea impermeable, sino que sea reflectante

la ropa que llevemos.

Es más importante en bici que te vean a ver tú.

Es recomendable usar el casco, tanto si llueve como si no.

Todos ellos llevan una pequeña visera que evita algo de lluvia.

Puede ser muy útil resguardar manos y pies de la lluvia.

Las manos, lo primero; son lo que nos agarran al vehículo.

Las manos y los pies es lo que está siempre

en contacto con el vehículo;

así que conviene llevarlos bien tapados y agarrados.

El calzado, salvo que llueva mucho

y queramos llevar las fundas de silicona,

cualquier calzado es bueno, excepto las chanclas.

También la bicicleta debe ir correctamente equipada

para los días de lluvia.

Las luces son especialmente importantes

en condiciones de baja visibilidad, como en los días de lluvia.

Además nos hacen visibles.

Es importante conservar los catadióptricos

que vienen en las ruedas;

también que las luces tengan siempre batería

o como estas, que van enchufadas a una dinamo interna

en la rueda delantera.

Muchos frenos, de zapata sobre todo,

tardan un poco más en frenar en días de lluvia.

Es importante saber si la zapata está en perfecto estado

y, si está muy fina, ir a una tienda a que nos la cambien

si no sabemos o no somos muy manitas.

El guardabarros es importante cuando hay lluvia;

aparentemente solo porque no nos manchamos;

pero no solo eso, sino porque evitamos que la rueda

salpique agua sobre nuestra cara,

molestándonos y provocando distracciones.

El buen estado de la bicicleta es importante, pero no suficiente.

Con un suelo más deslizante es necesaria una mayor precaución.

La adherencia al suelo es peor en días de lluvia.

Hay que tener en cuenta que la distancia de frenado

es un poco mayor que cuando el suelo está seco.

Parece obvio, sí,

pero entre el suelo y nuestro neumático hay agua.

Hay que estar especialmente atentos cuando empieza a llover,

porque es en ese momento, con las primeras gotas,

cuando es más resbaladizo el suelo.

Podemos tener un susto y caer al suelo.

Cuanta más separación tengamos de otros vehículos,

mejor para nosotros.

Sabemos que la bici tarda un poco más en reaccionar,

sabemos que hay tráfico;

tengamos más cuidado y vayamos más despacio.

El primer airbag frontal para los asientos traseros

ya está en el mercado.

Como cualquier otro dispositivo similar,

se hincha cuando detecta un impacto del vehículo.

Su novedad principal es que la parte más dura del airbag

está en los laterales

y envuelve al pasajero en caso de impacto.

De esta manera se reducen las posibles lesiones

que suele provocar el airbag al activarse.

Este elemento de seguridad pasiva disminuye la probabilidad

de que los pasajeros sufran un latigazo cervical,

ya que reduce la tensión que sufre en cuello

en caso de impacto frontal.

Una frenada de emergencia bien ejecutada

puede ser clave para evitar muchos accidentes.

Esto lo saben los desarrolladores del City Safety,

un sistema destinado a ayudarnos a frenar correctamente

o a esquivar un obstáculo que encontremos en la vía.

Esta moderna tecnología emplea radares láseres

y cámaras para detectar una posible colisión

y la distancia en la que se producirá.

En ese momento prepara el sistema de frenado del coche

para responder con más rapidez.

Si el conductor no reacciona, obliga al coche a frenar

de forma automática, desconectando el acelerador

y deteniéndose a unos 0,4 m del obstáculo.

Pero no solo en esos casos se activa;

también funciona como asistente

si detecta que no hemos frenado lo suficiente

y refuerza la potencia de los frenos para evitar el choque

o para minimizar los daños del impacto

cuando ya es inevitable.

Además, el City Safety también interviene en la dirección.

El sistema calcula cuánto debemos que girar

para evitar el obstáculo

y corrige la trayectoria de nuestro coche

si nosotros no lo hacemos correctamente.

Una sillita infantil que reacciona

antes de que se produzca el accidente.

Esa es la propuesta de una empresa automovilística

para proteger a los más pequeños.

Este sistema de retención infantil se conecta al coche

de manera inalámbrica.

Cuando los sensores detectan que se va a producir un impacto,

conectan con la sillita y la preparan para el accidente.

¿Cómo lo hace? Tensando los arneses que sujetan al bebé

y asegurando sus cinco puntos de anclaje.

Además, la silla aporta información muy importante para los padres.

Monitoriza las constantes vitales del pequeño

y avisa sobre su temperatura, pulso y respiración.

Para mayor tranquilidad, nos enseña una imagen del niño

cuando estamos parados en un semáforo

y evita que el conductor se distraiga

apartando la vista de la carretera para vigilar al pequeño.

Aquí estoy esperando a la actriz Marta Belenguer,

que está en una sesión de fotos

en el escenario de la obra "El método Grönholm",

y me va a enseñar dónde está la mejor horchata de Madrid;

así que a ver si sale pronto.

¡Hombre! Marta.

Me pillas saliendo de una sesión de fotos.

Te hago reverencia teatral. Por eso no llevo mascarilla.

Me la pongo... Bueno, tenemos la distancia de seguridad;

cuando nos juntemos, me la pongo. Vale.

Qué ganas de conducir contigo. ¿Tienes el coche cerca?

Sí, y te voy a llevar a un sitio...

Porque yo soy valenciana y la horchata me vuelve loca,

y creo que vale la pena. ¿Y cómo conductora me debo fiar?

Tienes que fiarte muchísimo porque conduzco muy bien, y mucho.

¿Tú te sacaste el carné en Valencia o en Madrid?

Yo me lo saqué en Valencia.

Qué diferencia, ¿no? Para los que somos de provincias,

Madrid es como... Una locura.

Pero ya me he hecho, eh.

Ahora uso mucho los cochecitos eléctricos

para entrar al centro.

Hoy lo he traído porque tenía asuntos,

pero normalmente conduzco cochecitos eléctricos.

Me imagino que has tenido que recorrerte media España

por teatros, por rodajes... Claro.

Está muy bien que conducir para ti sea un placer, ¿no?

Yo recuerdo que cuando tenía 18 años mi madre me decía:

"Sácate el carné", y yo decía: "Que no, ¿para qué?".

Y la verdad es que en dos años yo ya tenía una compañía de teatro;

era muy joven, estábamos en la escuela;

y gracias a que yo tenía carné y coche podíamos hacer bolos.

O sea que para mí el coche ha sido fundamental.

¿Tú tienes algún recuerdo de algún suceso

que te hiciera cambiar un poco la visión sobre la seguridad vial?

Sí, pero más con las motos.

Hace dos años tuve un accidente; se me cruzó un coche...

Se me cruzó, en contra dirección,

y tuve un accidente y ya no conduzco moto.

Cuando vas conduciendo,

¿te fijas en el comportamiento de otros conductores,

qué cosas te parece que hacen mal y te ponen nerviosa?

A mí me pone muy nerviosa que me griten y me piten.

Lo de mirar el móvil, ya me parece surrealista

que la gente lo siga haciendo.

Pero a veces, cuando están ahí como despistados,

de repente se paran...

Y dejan como 100 m hasta el siguiente coche,

en una ciudad como Madrid. Sí.

Y les ves que están mirando tal o están hablando...

O en carretera ves un coche delante de ti

que va haciendo así, dices: "Este va con el móvil".

¿Pero eso cómo es? Oye, estate... en lo que estás.

A ti te encanta el yoga, ¿no? El yoga me encanta.

¿Y eso te hace estar más tranquila en la conducción?

Hay gente que de yoguis tienen poco en el volante.

Yo creo que el yoga me ha ayudado mucho a trabajar el ralentí,

a respirar en situaciones tensas...

Esto pasa mucho en el teatro también.

En el teatro hay que tener, como en la conducción,

una concentración abierta.

Es decir, no puedes estar mirando solo,

pensando solo en el texto o solo en los movimientos;

debes estar en el texto, en los movimientos, en la emoción,

en las luces... ¿Sabes? Y en la respuesta del público.

Y en la respuesta del público, claro.

Y entonces eso te da una visión periférica muy interesante.

Estamos llegando ya, ¿no? Estamos llegando a la horchatería.

Y tendrán "fartons", ¿no?

¡Hombre, claro! Ay, vale, vale.

Pues a por la horchata. Vamos para allá.

¿Sabías que la primera vez que se fijaron los límites

de velocidad de circulación fue en 1865?

Ocurrió en Reino Unido y se limitó a 24 km/h en carretera,

a 3 km/h en vías urbanas y a 6 km/h en entornos rurales.

La primera multa por exceso de velocidad se impuso

poco tiempo después de la entrada en vigor de la norma en Kent.

El protagonista fue el británico Walter Arnold,

que circulaba a 13 km/h por su ciudad.

Lo curioso de este hecho

es que el agente que le sancionó montaba en bici

y nadie sabe cómo puedo determinar la velocidad exacta a la que iba.

La sanción implicó el pago de una multa de un chelín

y el dudoso honor de convertirse en la primera persona

castigada por exceso de velocidad de la historia.

Y hoy vamos a hablar... -De los pasos de peatones.

-Ah, ¿paso de peatón?

-Porque pasa la gente.

-A veces la gente lo llama paso de cebras.

-Porque se le llaman dos nombres. -Claro.

-Porque tiene rayas blancas como las cebras.

-No sé.

-Porque tiene rayas blancas y las cebras tienen rayas blancas.

-Perfecto.

-Tienen rayas negras y las cebras tienen rayas negras.

-Un paso de peatones es...

-Yo lo sé.

-El sitio por donde va la gente cuando quiere cruzar.

-Sin que sean atropelladas.

-Se para el coche y la persona cruza.

-Los coches se tienen que esperar a que la gente pase.

-Todos los humanos que crucen.

-Si estoy esperando en un paso de peatones,

debe esperar el coche.

(AMBAS) Parar.

-Lo que tienen que hacer es mirar a los lados si viene un coche.

-Sí, porque te pueden pillar algunos.

-Te mata un coche.

-Así que yo voy con la manita de mi madre.

-No tienen que cruzar si no hay un paso de peatones.

-Como mis padres, a veces.

-Está más cerca y les da pereza ir hasta ahí.

-Que no, que no se hace.

-Que nos ponen una multa.

-Porque si no, te pueden atropellar mucho.

-Si les atropellan es su culpa.

-Si un coche va y pita...

-No debería pitar aunque tenga prisa.

-El peatón se puede asustar.

-Chicos, cuando vayamos a cruzar...

-Por el paso de peatones.

Ayúdanos a mejorar la seguridad vial.

Si tienes fotos o vídeos como estos,

envíalos a nuestro correo participacion@seguridadvital.es,

compártelos en nuestras cuentas de Twitter, Facebook o Instagram,

o envíanos un WhatsApp a nuestro número de teléfono:

644 648 138.

Pues yo voy a todos lados a pie.

Normalmente allí en Murcia suelo coger el tranvía

o de vez en cuando el autobús.

Cuando voy en bicicleta, voy con el casco

y por supuesto sin nada que me pueda distraer.

Yo cuando me tenga que comprar un coche,

me compraré eléctrico.

Como no conduzco, por ahora no.

Si tuviese coche y si condujese,

por supuesto que no utilizaría el móvil

porque te pones en riesgo tú y las personas que estén fuera.

Hombre, ahora mismo que me lleven.

Porque no tengo carné.

Pues de coche por ahora un cero porque no conduzco,

pero de bicicleta... Pues yo qué sé, ¿un ocho?

Mi mejor compañero de viaje, en cuanto a música,

ahora que estoy promocionando mi nuevo single,

que se llama "Yo con yo mismo", pues sería ese.

Y bueno, todo mi equipo serían muy buenos compañeros.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Ahora el equipo y yo vamos a ver el museo del Arcipreste de Hita

y después a comprar miel, que estamos en la Alcarria. ¡Adiós!

Grabando... -¡Palma!

-Lo hago del tirón, ¿no?

Esto es "Seguridad vital", comenzamos.

(BALBUCEA) Sea el protagonista de... Perdón.

A ti te gusta el Goya, ¿no? (RÍE) "El Goya"...

(RÍE) Me encantaría tenerlo en mi casa.

-Ocurren en... ¡Me cago en...!

Espera que vuelvo para atrás. A ti te encanta el yoga, ¿no?

Esta forma de transporte... U otra.

-Es que me da por mirar a la bici cuando digo "bici".

-¿Pero me dirijo a esa cámara?

-¿Miro a la cámara todo el rato?

¡Ay!

Movilidad urbana... Me lo he inventado.

Jo, cómo aprieta.

Unos datos que ponen sobre la mesa la peligrosidad...

-Perdón, perdón.

Espera, sacude el paraguas, Jesús.

He dicho "tramo" y es "tramos".

-Y queremos saber qué ha pasado desde entonces.

Sí, otra. -No cortes.

-Me estoy oxidando.

(RÍE) Esto es el diluvio universal.

¿Ha valido?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 17/01/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad vital - 17/01/21

17 ene 2021

En España el 40% de los accidentes con víctimas tienen lugar en los cruces. Hoy en Seguridad Vital analizamos la peligrosidad de las intersecciones y cómo podemos reducir el riesgo de sufrir un siniestro en estos puntos.

ver más sobre "Seguridad vital - 17/01/21" ver menos sobre "Seguridad vital - 17/01/21"
Programas completos (196)
Clips

Los últimos 1.544 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios