Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5632475
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 26/07/20 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Bienvenidos un día más a "Saber Vivir".

Qué gusto da el verano cuando tienes buena salud.

En la playa o en la piscina, en el campo

o en un parque cerca de casa llénate de energía al aire libre,

pero mucho cuidado con el sol, empezando por los ojos.

Hoy vamos a aprender a cuidarnos en verano

empezando por una buena alimentación.

Aprenderemos a comer consumiendo frutas tan veraniegas

como la sandía o el melón y el albaricoque.

Muy nutritivos, pero ojo con las intoxicaciones.

Si te pican los mosquitos, presta mucha atención

porque no les atrae el dulce de tu sangre,

sino el aroma de tu piel.

Cuidado con los mosquitos y cuidado con el sol

porque el sol de julio quema de lo lindo.

Hay que vigilar el termómetro

y más aún si nos llega una ola de calor.

Nuestra meteoróloga Mar Gómez nos da la explicación.

(Música)

Estamos en verano y el calor es una de las características

más marcadas de esta estación.

Nuestros veranos duran cinco semanas más que en los años 80

y con más olas de calor.

Y para hablar de calor y altas temperaturas

qué mejor que estar en este desierto en plena Comunidad de Madrid.

Es la conjunción de ese jardín botánico,

paisajístico y experimental que podéis ver al exterior

y un vivero dedicado al cultivo

de producción de las plantas xerófilas

que habitan en las regiones áridas y semiáridas del planeta,

popularmente conocidas como desiertos.

Vamos a explorar un poco el jardín y verás de lo que estamos hablando.

Desde 1975 hemos tenido 57 olas de calor

y algunas han sido muy destacadas, por ejemplo la del año 2003

dejó miles de fallecidos en toda Europa.

La del año 2015 fue la más larga en España, duró 26 días;

pero es que la de 2017 nos dejó el registro máximo

de temperatura máxima en una ola de calor

que fueron 41,1 grados.

Una ola de calor se define como un periodo

de al menos tres días consecutivos en el que el 10%

de las estaciones meteorológicas de nuestro país

superan el percentil 95 de la serie de temperatura media máxima

del mes correspondiente.

En un futuro, debido al cambio climático

y a las altas temperaturas,

estos fenómenos estarán más presentes.

Según las Naciones Unidas, las olas de calor

son hoy diez veces más frecuentes que hace un siglo.

Y en un futuro esperamos que sean más intensas

en nuestro país, el país más afectado de la UE

por el cambio climático.

(Música)

Las olas de calor son episodios de temperaturas extremas

que pueden afectar gravemente a nuestra salud con quemaduras,

insolación, calambres o dermatitis, pero también con golpes de calor

que pueden ser mortales o dejarnos graves secuelas.

Así que, como siempre, recordad: tened precaución.

Cada año nos toca una ola de calor, 39,4 grados a la sombra

fue la máxima registrada en el año 84,

el año que sonaba esta famosa canción,

"Escuela de calor" de Radio Futura.

Cuatro días de verano que se hicieron tan largos

como cuatro meses, doctor Fabiani.

Hace falta valor para aguantar esos 40 grados de temperatura

o más en algunos sitios,

como en la famosa sartén de Andalucía.

Hace falta valor y lo que hace falta es buscar sombra,

buscar sitios donde estemos fresquitos,

donde estemos resguardados del sol o acabaremos achicharrados.

¿Y qué me dices de todas esas personas

que se ponen al sol en cuanto se abre una playa

o una piscina.

Y ahora con el coronavirus con más ganas que nunca.

Mucho cuidado con esos valientes, que ya lo dice el refrán:

julio caliente quema al más valiente.

Miriam, con el coronavirus y con el sol

menos ser valientes y más ser precavidos.

El sol, que estamos deseando que llegue, que nos encantan

estos días soleados, hay que tratarlo con prudencia;

que la exposición a ese sol puede tener consecuencias.

Así que recordemos:

evitar estar expuestos en las horas centrales del día,

que es cuando la radiación es más dañina.

Utilizar protector solar, que debemos renovar a menudo.

Y utilizar, si es necesario, gorras o sombreros.

Aprovechar siempre que podamos ponernos a la sombra.

Pero recordad que estas precauciones debemos mantenerlas

incluso en los días nublados o estando debajo de la sombrilla.

Y evitar estar un gran número de horas expuesto.

El daño del sol es acumulativo, así que mientras menos horas

estemos al sol, mejor.

Hay que protegerse del sol porque nos quema la piel

y nos hace sudar.

Y para rehidratarnos nada mejor que beber agua.

¿Es cierto, doctor Fabiani, que también ayuda

a tener un buen tránsito intestinal,

que ayuda a ir bien al baño?

Sí, es una de las claves de combatir el estreñimiento,

beber abundantes líquidos. Otra que decimos mucho,

recordamos la dieta rica en fibra utilizando en nuestra alimentación

mucha verdura, mucha fruta, cereales integrales, legumbres.

Pero si esa fibra no la acompañamos de abundante líquido,

pueden no hacer buen efecto.

Incluso a las personas que toman suplementos de fibra

en sobre o en pastillas se les recomienda

beber abundante agua para que haga su efecto adecuadamente.

Con eso y hacer actividad física que activa nuestro intestino

son consejos perfectos para combatir el estreñimiento.

Además, jarra de agua tenemos en la cocina

y a veces también en la mesilla de noche

cuando el calor aprieta y nos quedamos con la boca seca.

Siempre decimos que debemos beber cuando tenemos sed.

Pues si tenemos sed de noche, podemos tener agua

para beber de noche, no pasa absolutamente nada.

Solo una reflexión: lógicamente si bebemos más,

tendremos que ir más veces al baño.

Con lo cual lo de beber mucho en la noche

o en las horas previas a irnos a la cama

hay que tener alguna precaución.

Si somos personas a las que nos cueste dormir,

porque si nos despertamos para ir al baño

igual luego nos cueste coger el sueño

o si somos personas que tenemos dificultad

para controlar la orina,

donde si tenemos más ganas de ir al baño,

igual tenemos algún problema. Pero salvando esas situaciones,

en lo demás podemos beber agua a cualquier hora del día.

Estamos en la época del año en que peor se duerme

por culpa del calor.

Por eso los consejos de nuestra profe de yoga

Marta Fernández vienen hoy como anillo al dedo

para relajarse y dormir mejor.

Hoy realizaremos posturas tumbadas y de descanso

que son muy beneficiosas en estos días calurosos

pues ralentizan el metabolismo y consumen la energía.

Agarramos el antideslizante,

apoyamos la frente, estiramos los brazos

y sin despegar la frente de la almohada, subo.

Ayudando a la columna que se estire lejos de las manos

nos permite un mejor estiramiento de las piernas,

así como calmar y relajar la mente.

Seguimos con posturas sentadas

que también tienen un efecto calmante y reparador.

Voy a sentarme encima de un par de mantas

y avanzamos.

Para volver sin alterar la calma mental

que vamos creando poco a poco y sin subir los brazos.

Cambiamos y cruzamos piernas,

igualmente avanzamos hacia la silla.

Como veis, he dispuesto un almohadón,

una manta encima para la cabeza

y dos mantas a ambos lados para sujetar las piernas.

Nos sentamos con los pies en contacto,

solamente activo las mantas a ambos lados

y nos vamos tumbando hacia atrás.

Y es también una postura con efecto calmante.

Vientre relajado hacia atrás, pecho abierto,

rostro en descenso.

Terminamos la serie con una postura invertida.

Me siento en la manta y voy entrando de lado.

Y subimos las piernas, brazos hacia atrás.

Consiguiendo el descanso del vientre y la postura alta.

El yoga es la llave de oro que abre la puerta

a la felicidad, la tranquilidad y la alegría.

Os animo a seguir practicando yoga este verano.

"Namasté".

La relajación es amiga del buen descanso,

pero si se cuela un mosquito en el dormitorio,

qué difícil es dormir bien.

Porque los mosquitos o, mejor dicho,

las hembras de mosquito hacen su agosto en verano

y mira que pican.

Y lo que pica cuando te pican, Miriam.

(RÍE) Y somos afortunados

de que a nosotros este sea el mayor problema

que nos generan los mosquitos.

No debemos olvidar que en otros lugares del planeta

el mosquito es transmisor de enfermedades muy importantes

como la fiebre amarilla o la malaria.

Y es triste que estos problemas nos preocupen

mucho menos que el coronavirus porque a nosotros no nos afectan,

porque a nosotros nos pillan lejos.

Ojalá algún día todos nos preocupemos

por buscar soluciones y vacunas a estos problemas

aunque no nos afecten directamente.

Mira, Miriam, solo la malaria

produce casi medio millón de muertes cada año en el mundo.

Y la mayoría en niños menores de cinco años.

Y nosotros preocupados en que nos piquen los mosquitos.

Cuánta razón tienes, ojalá fuéramos más solidarios

con esos problemas aunque los tengamos lejos.

Y hablando de mosquitos, doctor Fabiani,

¿por qué pican a unas personas y a otras no?

Esto es observación directa.

Todos tenemos una prima que cuando estamos en una terraza,

ella está tan tranquila y a ti te brean a picaduras.

La verdad es que es un hecho constatado

y hay sobre esto mucha leyenda urbana.

Por ahí se oye mucho de que los mosquitos pican más

al que tiene la sangre más dulce.

La verdad es que la sangre es salada en cualquier caso.

Pero si esto fuera así, el mosquito tendría que picarte primero

para saber que tu sangre es dulce,

con lo cual no parece que esta pueda ser la causa.

También se oye que el mosquito huye de las personas

que están poco aseadas y que, por lo tanto,

pican más a los que están más lavados.

Y fíjate que puede ser al contrario. La explicación sería

que los mosquitos se guían por el olfato

y les atraen nuestros olores y nuestro CO2 que expulsamos.

Esto depende de una cuestión puramente genética.

Por lo tanto si me apuras, si te lavas más

igual disminuyes un poco este olor que les atrae.

Así que una fórmula es estar bien duchadito

y otra usar un buen repelente.

Qué curioso. Lo ideal es prevenir la picadura,

pero si ya nos ha picado y nos pilla en mitad de la noche,

¿qué remedio propones para aliviar ese molesto picor?

El frío local es siempre un gran remedio.

Inmediatamente aplicar frío alivia el picor.

Si además somos personas de las que tenemos

una reacción alérgica local importante,

ese frío es una medida fundamental.

En algunos casos si el picor es muy pesado,

podemos usar alguna crema específica para las picaduras

o incluso algún corticoide suave.

Nuestro farmacéutico puede orientarnos perfectamente.

¿Sabes qué pasa además? Que cuanto más pica,

más te rascas y cuanto más te rascas,

parece que más pica. Es que es un no parar.

Y tenemos que parar, debemos evitar rascarnos

porque con ese rascado podemos acabar provocándonos

una herida y puede incluso llegar a sobreinfectarse.

Debemos evitar usar las uñas para aliviar el picor,

mejor siempre rascarnos frotando con la mano

o frotando incluso con los nudillos para evitar traumatizar la piel.

Y también distraerse, Miriam. Cuando uno está distraído,

le presta menos atención al picor y pica menos.

Es algo que se ha demostrado no solo con el picor,

sino incluso con el dolor.

Si hay una vía eficaz de distraer a las neuronas

para reducir el dolor y sentirte mejor,

sin duda esa vía es la música.

Música para activar las neuronas y, de paso, activar las piernas.

Como hace este músico alemán, Dennis Volk, Míster Piano,

que se atreve a tocar con los pies este piano gigante.

No parece fácil seguir sus pasos o, mejor dicho, sus teclas,

pero resulta de lo más divertido.

(Música)

Así que con los pies o con las manos

moved el cuerpo al ritmo de la música,

porque música, verano y viajar van de la mano

y suenan así de bien.

(Música)

Siempre se ha dicho que la música y viajar

son dos de los grandes placeres de la vida.

Y además la música es el transporte que nos hace viajar

sin movernos del sitio,

tan solo debes utilizar tu imaginación.

(Música)

# Start spreading the news... #

Quién no ha soñado alguna vez con viajar

hasta la ciudad de los rascacielos.

# I want to be a part of it,

# New York, New York. #

La música es además un idioma universal.

(Música)

Es la eterna compañera de viajes que nos ayuda a regular emociones.

(Música)

Ya lo dice el refranero español: ir con la música a otra parte.

# Vamos pa' la playa # pa' curarte el alma. #

Será la banda sonora de nuestros viajes

en familia, en pareja o en solitario.

Siempre digo que la música es la mejor aerolínea.

¿Sabéis por qué? Porque siempre podéis volar

allá donde vosotros queráis. ¿Me seguís?

¡Venga, vamos a volar, vamos!

¡Despegamos!

(Música)

No hay chiringuito de playa que se precie

sin una buena música de fondo con una bebida fresquita

y saludable en la mano y los pies al aire,

como los llevo yo ahora mismo, Fernando.

Ahora que hablas de los pies al aire,

recordemos que mientras más al aire están los pies,

más se resecan y se pueden agrietar.

Así que recordad en estas fechas usar crema hidratante

para prevenir problemas.

Y por otra parte, que estén los pies al aire

no significa estar descalzos.

Cuidado cuando vayamos sobre todo a zonas húmedas,

zonas de baño o de duchas y utilizar chanchas,

esas chanclas unas grandes amigas para evitar coger hongos;

unido a secar muy bien los pies, incluido entre los dedos,

porque sabemos que la humedad

es donde se encuentran más cómodos estos hongos.

Además, los hongos son invisibles, como el coronavirus.

Aunque a los hongos no los vemos,

pero usamos estas chanclas y nos secamos bien

para evitar cogerlos,

con el coronavirus, aunque no lo veamos,

tenemos que mantener las medidas.

Así que también en estos días de baño,

nos bañemos en la playa, en el campo,

la piscina o en un pantano,

mantengamos la distancia física de seguridad con otros bañistas.

El coronavirus ha marcado nuestras vidas en este 2020

dentro de España y también en el resto del mundo.

Lo sabe muy bien nuestro siguiente invitado

experto en emergencias.

Muy buenos días, Luca Beltrame, experto en emergencias

y portavoz de Médicos del Mundo.

Buenos días a todas y todos.

En esta organización lleváis 30 años

afrontando situaciones muy complejas, virus y pandemias

como la que estamos viviendo ahora mismo.

Estáis trabajando en la pandemia de la COVID-19 en África,

América Latina y Oriente Medio. ¿Cuál es la situación actual

de esta crisis sanitaria a nivel mundial?

Sí, a nivel global yo diría que la pandemia

nos está ganando.

La transmisión sigue siendo muy elevada.

En los últimos días hemos tenido un nuevo récord de contagios

y la situación es muy crítica en las Américas,

en EE.UU., Brasil a la cabeza.

Pero también en otras áreas geográficas como Asia;

la India, Irán, Paquistán y en menor medida en África.

¿Creéis que existe relación entre estas pandemias

y virus nuevos y la destrucción de la naturaleza

por culpa del ser humano?

Sin duda todo está interconectado.

La destrucción de biodiversidad altera la cadena ecológica,

modifica el hábitat natural;

por lo que son más probables, digamos,

los contactos con animales.

Y por si fuera poco, ahora nos estamos enfrentando

a una nueva pandemia medioambiental,

la del plástico de los guantes y mascarillas,

que lo está contaminando todo.

Sí, bueno, esto es algo ya comprobado,

que hay una cantidad, una inundación de plásticos,

no solo en términos de mascarilla y guantes,

sino también, por ejemplo, todo lo relacionado con el embalaje

de nuestras compras online.

Hace justo pocas semanas la directora del programa

de medioambiente de las Naciones Unidas

decía en una revista, "The Economist",

que esto era la segunda pandemia.

Creo que aquí hace falta ser responsable,

saber que en primer lugar siempre prima el salvar vida,

pero que es posible también adoptar un enfoque

ambientalmente más sostenible y esto es algo, digamos,

una responsabilidad colectiva,

pero también yo creo una responsabilidad

que cada ciudadano tiene que tener en cuenta.

Muchas gracias, Luca Beltrame, por ayudarnos a conseguir

un mundo más justo y también más saludable.

Ojalá se pase pronto esta pandemia.

Muchas gracias a vosotros.

Por un mundo más justo y saludable lucha nuestro cura cocinero,

el padre Florentino Pérez, Tino para sus amigos

y feligreses de Zamora.

Santa Teresa decía que Dios anda entre los pucheros

y entre ellos el padre Tino se mueve como nadie.

El tiempo de confinamiento en el mundo rural

lo hemos vivido con bastante tranquilidad

porque no es lo mismo que en las grandes ciudades.

Aquí todas las casas poseen jardín, una huerta.

¡Cuánto tiempo, oye! ¿Qué tal estás? Bienvenido.

Ahora nuestras relaciones sociales están marcadas

por las limitaciones que podemos encontrarnos

en cualquier lugar;

marcando esa distancia de seguridad y utilizando las mascarillas.

¡Hasta luego!

Pues eso, ha marcado con cierta frialdad

las relaciones sociales

que en los pueblos suelen ser bastante cálidas.

Ponme un kilito de esas manzanas

y me voy a llevar también dos pepinos.

Ahora yo te los limpio y te los envuelvo.

Ah, vale. Hoy viene Tonina a cenar. -Ah, Tonina.

Sí. -Es vecina nuestra.

¿Ah, sí? No lo sabía. -Es prima de mi suegra.

Fíjate, ¿ves? Todo queda en familia.

(Música)

¡Tonina!

Adelante, ya tengo todo preparado.

Aquí tengo una crema de pepino con aguacate.

Unos rollitos de berenjena rellenos con queso,

espinacas y anchoas.

Un pollo con calabacines rellenos de pisto al vino de Oporto.

Toma asiento, por favor.

¿Y para ti, Tonina, qué es saber vivir?

Vivir todo lo posible con alegría. -Qué importante.

Es el mejor síntoma de salud.

Y si te puedes reír, aunque te salgan...

Sin problema. No, pero la arruga es bella.

Bueno, la arruga es bella.

Solo me queda desearos un feliz verano

y que aprovechéis este tiempo de vacaciones

para descansar en contacto con la naturaleza,

que es un momento precioso este.

Y, sobre todo, no os olvidéis de llevar una dieta saludable.

Aprovechad todos los productos de temporada

que tenemos en nuestra huerta.

Que disfrutéis mucho del verano y mucha felicidad para todos.

De Zamora, precisamente, la tierra del cura Tino,

podemos viajar a Serranía de Ronda, por ejemplo,

para conocer Villa Sandía en el término malagueño

de Jimera de Líbar, un oasis natural

con cabañas que tienen, claro, la forma de sandía.

Así que digo yo que podríamos convertir España

en el país Sandía, Aitor, la fruta de julio por excelencia.

Sin ninguna duda, país Sandía o país Melón.

Creo que estas dos frutas que tenemos ahora en la mesa

son las que nos marcan la llegada del verano,

además que se comparten en familia esta típica fruta de postre,

tajada para todo el mundo sin ninguna duda.

A nivel nutricional se ha escuchado mucho:

"Los melones y las sandías son casi todo agua".

Por supuesto también tienen vitaminas y minerales,

como todas las frutas, pero no hay que olvidar

que encontramos en ellas

compuestos bioactivos muy interesantes.

En la sandía, por ejemplo, tenemos la citrulina,

que es un aminoácido que nos permite vasodilatar

nuestros vasos sanguíneos,

interesante para la salud cardiovascular.

Tanto el melón como la sandía podemos comprarlos enteros

o en porciones. ¿Es seguro consumirlo así?

Es seguro si todo ha seguido su itinerario de higiene.

Es decir, si las tablas están desinfectadas;

si se ha lavado por fuera el melón y la sandía,

que hay que recordar que a veces tienen polvo

en la superficie exterior, y el cuchillo,

que podríamos tener riesgo de algunas toxiinfecciones.

Luego además este producto no se refrigera

y esto es una mala práctica demasiado frecuente

en fruterías o en súper.

Siempre que compremos un melón o una sandía

tiene que estar refrigerado en una cámara

y no con el film de plástico al aire libre.

Con precaución, pero comamos sandía que además da mucho juego.

Sí, es que es un producto súper versátil,

no solo la tajada de postre.

Lo podemos usar para un gazpacho diferente,

como por ejemplo el gazpacho de sandía.

Es un producto que queda muy bien, por ejemplo, marinarlo.

Si lo sumerges en salsa de soja o con una salsa cítrica

pasa todo el sabor dentro.

Se utiliza mucho para imitar al atún.

Puedes hacer sushi de sandía y queda magnífico.

Otra receta que también sorprende a todo el mundo

sería la sandía utilizada a la parrilla,

queda superbién marcada ahí con los hierros

que desarrolla unos azúcares que está riquísima.

Versátil es la sandía y también su primo el melón.

Sí, quizá nos suena más para otras preparaciones.

El melón con jamón ya sabemos que nos da ese maridaje

con sabores salados.

El melón queda muy bien con los quesos.

Hay ensaladas de melón con mozzarella riquísimas.

Qué rica. Las dos frutas

al ser tan acuosas quedan muy bien en formato helado;

para sorbetes, para helados, para granizados

las dos quedan fantásticas.

Si tuviera que quedarme con algo, las típicas migas de invierno

que nos las tomamos siempre con uva,

en verano puedes hacerlo con melón. Buena idea.

Migas y cuscús con melón, riquísimo.

Hay que aprovechar el verano porque es cuando más abundan

las frutas de temporada. Otro ejemplo,

el delicioso coque o albaricoque. Así se cultiva.

(Música)

Bienvenidos a Isso, provincia de Albacete.

Hoy estamos en un campo de albaricoqueros

donde llevo trabajando los últimos 20 años.

El albaricoquero necesita que en el mes de mayo

no haga frío, que no llueva

porque esta variedad es muy sensible a la climatología.

Necesita calor por arriba y agua por abajo.

Agua que tú le echas y que tú controlas,

no agua de la lluvia.

Todos los albaricoques tienen una textura.

Cuando la textura está amarilla es el momento óptimo de recolección.

En este caso estamos recolectando albaricoques de industria.

Este albaricoque la característica principal

que tiene es que tiene mucho grado de azúcar,

entonces permite a las empresas añadirle menos azúcar artificial

y por tanto la mermelada o el zumo o lo que sea que saquen

va a necesitar menos añadidos y tendrá mayor calidad.

(Música)

Mira la diferencia con respecto al albaricoque de industria.

Este es un albaricoque de plaza, de lo que ahora se llama chapa roja.

Fíjate la diferencia en cuanto a tamaño,

en cuanto a textura; esta piel es fina, esta es rugosa.

Lo que requiere es esto,

que despegue el hueso.

Esto significa que cuando el albaricoque

entra en la cinta de clasificación,

lo que es el hueso sale por un lado

y lo que es el albaricoque por otro.

Aquí los recolectores vacían sus espuertas.

(Música)

Y cuando los palés están completos,

vamos con el tractor a la cooperativa,

allí se descargan y desde allí los envían a distintas empresas.

Aquí recepcionamos la fruta que el agricultor

coge en el campo y aquí nos dedicamos a seleccionarla

tanto en calidad como en cantidad como en el calibre

para los diferentes destinos que tenemos en las exportaciones.

Este año puede llegar a Francia, a Alemania, a Polonia.

Un producto excepcional.

Seguro que mucha gente ya sabe que el melón es primo de la sandía,

pero quizá no sepa que el albaricoque

es primo hermano de otras frutas tan comunes como la fresa,

la pera o la manzana porque todas son frutas rosáceas.

Parece que no tienen nada que ver. Sí.

Creo que esta familia en botánica son un poco más conocidas

porque hay personas que tienen alergia a las rosáceas.

Pero quién diría que se parece estas frutas con el albaricoque.

El albaricoque es un fruto súper interesante,

especialmente ahora en verano, tiene un aporte en vitamina A

y de ahí su color anaranjado que además depende mucho

de cómo haya sido la maduración del fruto.

Lo podemos tomar para cuidar nuestra piel,

como si fuesen zanahorias.

Lo ideal es comer el albaricoque con piel,

pero para que sea seguro comerlo así,

¿basta con lavarlo con agua? Basta con lavarlo con agua

si lo hemos hecho bien.

Hay algunas frutas que es fácil de lavar la piel

porque quizá están más enceradas, porque es más hermética esa piel;

como el caso de la pera y la manzana.

Hay que tener mucho cuidado con la piel,

que se nos olvida desinfectar el exterior

de melón y de sandía y nos ponemos directamente a partirla

encima de la tabla.

Y quizá las frutas que son más porosas,

no el albaricoque, sino quizá los frutos rojos,

hay que tener en cuenta que estaría bien

utilizar bicarbonato o usar también vinagre.

Ya no tanto por la desinfección porque el vinagre no desinfecta,

sino porque nos ayuda a quitar parte de los pesticidas

que podemos encontrar en esa carne tan porosa.

Los frutos rojos se han puesto muy de moda,

incluso los tomamos congelados. ¿Nutritivamente son lo mismo?

Sí, la congelación es una fantástica forma

de conservar las propiedades de los frutos rojos.

Y si lo pensamos, está muy justificado

porque son frutas muy sensibles.

Las grosellas, las moras, los arándanos, las fresas

duran poco y con el calor enseguida se echan a perder.

Así que tener una de estas opciones,

congeladas viene muy bien.

Lo que es importante es que si congelamos fruta,

siempre sea a pequeños trozos.

Si no encontramos frutos rojos, es típico tener mango o piña,

pero siempre cortado a pequeños trozos.

Es decir, no metas la pera entera en el congelador,

sino pártela en pequeños trozos.

Ese congelador que tanto usamos hoy en día

nuestros abuelos y abuelas lo valoran muchísimo más

porque saben muy bien lo que era la vida

sin este maravilloso electrodoméstico.

Con la congelación nos cambió la vida en verano.

Pero, ojo, hay que saber descongelar correctamente.

Descongelar un alimento es un acto que implica cierta previsión.

No podemos dejar el filete de pollo en la encimera

y que se descongele la misma mañana, no es lo correcto

desde el punto de vista microbiológico.

Lo ideal es coger el alimento y 24 horas antes más o menos

ponerlo en el interior del frigorífico,

en las zonas ideales para ello, y que se descongele gradualmente

para que ese cambio de temperatura se haga poco a poco.

No será lo mejor meterlo directamente a la olla o la sartén

ya que va a perder mucha agua, no se cocinará correctamente.

Descongelar con el microondas es un recurso rápido y fácil

que todos hacemos, sobre todo, cuando no tenemos tiempo;

cuando se nos ha olvidado meter el producto en cuestión

en el frigorífico el día anterior.

El alimento aquí va a cumplir un periodo mucho menor

en el cual se puede quedar cocinado por fuera.

En ese sentido vamos a perder propiedades organolépticas

en el alimento, eso puede pasar.

Lo recomendable sería que una vez que descongelemos,

lo cocinemos al momento.

Y una vez que cocinemos ese alimento, ese plato,

como cualquier otra sobra o plato preparado,

puede aguantar un par de días en el frigorífico sin problemas.

Enemigo de los alimentos congelados es el sol,

fuente de vida y salud.

Nuestro sol también puede hacernos mucho daño

si no nos protegemos en verano.

Nos referimos al cáncer, una enfermedad

que podemos prevenir siguiendo el Código Europeo Contra el Cáncer.

Y mucho tiene que ver con eso, Aitor, la alimentación.

Sin ninguna duda. Nuestros hábitos son fundamentales

a la hora de prevenir cualquier tipo de cáncer.

Hay que tener en cuenta que la alimentación aquí

va a jugar un papel fundamental.

Y no hay que hacer cosas muy extrañas,

simplemente seguir hábitos de nutrición que sean saludables.

Entre ellos, aumentar la cantidad de frutas, verduras,

hortalizas, legumbres.

Estos cuatro grupos alimentarios son preventivos,

es decir, nos ayudan a que no caigamos

en esta situación de cáncer.

Eliminar, reducir lo máximo posible alimentos que sean ultraprocesados,

que sean factor de riesgo.

También pasa con los embutidos y las bebidas alcohólicas.

Cuanto menos, mejor, porque de ese modo

estamos comprando menos boletos para que aparezca algún cáncer.

Y no hay que olvidar que es importantísimo

estar en un estado nutricional saludable

y eso quiere decir, reduciéndolo a un punto de vista práctico,

que no hay que estar en sobrepeso y obesidad.

Cuando una persona tiene más peso del que debe,

está más predispuesto a desarrollar un tipo de cáncer

aunque no sea directamente una causa la alimentación.

Muy a la línea de eso que nos contabas,

te voy a leer la siguiente noticia:

"Las mujeres que consumen más grasas trans

tienen más riesgo de sufrir cáncer de ovario".

Sí. Esto ya lo conocíamos.

Años atrás estaba muy relacionado el consumo de grasas trans

con el desarrollo de enfermedades sobre todo cardiovasculares;

ahora ya estamos viendo con diferentes tipos de cáncer.

Y no solo se debe a la grasa trans en sí misma,

sino al tipo de alimento que contiene la grasa trans

que nos la solemos encontrar en platos preparados,

en alimentos ultraprocesados.

Hay que evitarlos, no solo por ellas mismas,

sino también por el continente que las lleva.

Ya lo apuntabas tú,

grasas trans llevan muchos alimentos ultraprocesados.

Y otra noticia pone el foco en ellos

y nos ha llenado de preocupación porque se refiere a los mayores

y dice lo siguiente: "El consumo elevado

de alimentos ultraprocesados eleva el riesgo de padecer

síndrome de fragilidad en la edad avanzada".

Claro, en nuestros mayores tiene todo el sentido

porque, como necesitan menos cantidad de energía,

hay muchas veces que esos alimentos ultraprocesados

desplazan la presencia, el protagonismo

que deberían tener las materias primas frescas.

Entonces no podemos incorporar todos los compuestos protectores

que tienen los alimentos frescos y luego tenemos el impacto negativo

del alimento ultraprocesado en nuestro cuerpo.

Eso hace que tengan esta fragilidad,

que estén más predispuestos a caer en una enfermedad

y empeorar su salud.

Por lo tanto, hay que recomendar lo mismo de siempre:

productos frescos y más cocina. Muchas gracias, Aitor.

Te vamos a hacer mucho caso comiendo de manera saludable

y haciendo ejercicio también porque hay que moverse

al aire libre, dentro de casa, en el salón, en el jardín

o en una simple terraza.

Podemos hacerlo de manera natural usando el peso de nuestro cuerpo,

es lo que se llama calistenia, fijaos.

Para mí la calistenia es mi vida, realmente es la vida de todos.

Cuando eres pequeño aprendes a gatear, luego a andar,

a mantenerte de pie, a correr.

Desde que nacemos estamos inmersos en la calistenia.

Hola, soy Sandro y soy el director de la escuela de formación

de la Federación Española de Street Workout de Calistenia.

Los ejercicios básicos para iniciarse en la calistenia

son empujes, tirones, ejercicios de core, sentadillas,

el peso muerto.

Todo lo relacionado con los patrones de movimiento humano

que recreamos a lo largo del día cuando nos agachamos,

nos levantamos, nos subimos a algo, caminamos.

La calistenia es el entrenamiento con el propio cuerpo.

Lo bueno de hacerlo a nivel online es que puedes llegar a mucha gente.

Familia calisténica, vamos a empezar con el entrenamiento de hoy.

Recordad calentar de arriba a abajo y viceversa para entrar en calor

y no tener lesiones.

La curvatura física de la columna debemos mantenerla recta.

Hacer flexiones es muy bueno porque nos ayuda a trabajar

los músculos de empuje, sobre todo el pectoral, el tríceps,

el hombro anterior y el core.

Alguien que tenga poca fuerza en los brazos,

importante apoyar las rodillas en el suelo

y desde esa posición mantener la curvatura fisiológica,

bajar y subir.

(Música)

Perfecto. Y ahora, después de las flexiones,

vamos a hacer sentadillas.

Las sentadillas son buenísimas para cualquier cosa.

Pensad que este movimiento lo realizamos durante toda la vida.

Tienes que saber agacharte y trabajarás las piernas,

el glúteo, los gemelos, el core de manera indirecta.

Los beneficios de practicar calistenia son infinitos.

Mejoramos la salud articular, nuestra capacidad cardiopulmonar,

nuestra fuerza, todos los patrones de movimiento humano.

Es algo que nos complementa a nivel general.

Venga, perfecto, que nos queda poco. Vamos ahí.

Para acabar, un reto para que vayáis practicándolo poco a poco.

Tenéis en el suelo manos a la anchura de los hombros.

Pongo la rodilla por fuera de los codos

y desde aquí me apoyo sobre las manos

y tengo que intentar levantarme.

La calistenia es apta para todo el mundo,

es la mejor manera para estar sano.

Lo importante no es quemar calorías, es moverte y estar sano.

Y no olvides que tu entrenamiento es tu mejor medicina.

(Música)

El verano invita a hacer ejercicio físico,

pero no olvidéis las gafas de sol si estáis al aire libre

porque la salud que ganáis haciendo ejercicio

la podéis perder en vuestros ojos.

¿Verdad que sí, doctora Romero?

Pues sí.

En verano pasamos muchas más horas al aire libre

y más expuestos a la radiación del sol,

por eso este es un momento más peligroso para nuestros ojos.

En el Hospital Quirónsalud Madrid trabaja la doctora Marta Romero

como especialista en oftalmología, por eso nos ayudará hoy

a proteger nuestros ojos en verano. Concretamente, Marta,

¿qué daños puede ocasionar el sol en nuestros ojos

si no llevamos gafas de sol?

La radiación ultravioleta tiene un efecto acumulativo

en nuestros ojos, esto nos puede generar lesiones

en la piel de los párpados, generar cataratas,

favorecer incluso el desarrollo de degeneración macular

o lesiones en la córnea.

Por ello es importante usar siempre gafas de sol

cuando estemos al aire libre, incluso en días nublados,

y en horas de exposición sobre todo entre las 11:00 y las 17:00.

Eso respecto a la luz del sol,

pero ¿qué pasa con la luz de las pantallas?

Porque todos en mayor o menor medida

hemos abusado de esas pantallas durante el confinamiento,

pendientes siempre del móvil, del ordenador o de la tableta.

El pasar muchas horas al día frente a dispositivos electrónicos

hace que disminuya mucho nuestra frecuencia de parpadeo,

lo que nos llevará a una enfermedad de ojo seco

y a sentir otra serie de molestias como fatiga, cansancio ocular,

cefalea e incluso visión borrosa.

Una de las recomendaciones que hacemos siempre

es limitar en la medida de lo posible

el uso de los dispositivos y hacer descansos cada 20 minutos

durante unos 20 segundos mirando a seis metros de distancia

para descansar nuestros ojos.

No sé si es habitual esto que me ocurre a mí en verano,

que noto los ojos como más secos

aunque no mire el móvil en todo el día.

Es muy habitual. Por un lado se junta el uso

de los aires acondicionados y que el ambiente es mucho más seco.

Como recomendaciones,

sería no usar en exceso los aires acondicionados,

evitar siempre el uso directo hacia nuestra cara;

se pueden emplear humidificadores

y también sustitutos de la lágrima como es la lágrima artificial.

Tú lo has dicho, el verano es tiempo de aire acondicionado,

también de baños en el mar o en la piscina.

¿Eso también puede ser perjudicial para nuestro ojo?

Hay que tener cuidado con los productos desinfectantes

de las aguas de las piscinas o la sal del agua del mar.

Junto con los microorganismos que existen en estas aguas,

nos pueden generar procesos irritativos

o infecciones en nuestros ojos. ¿Cuál es la principal recomendación?

Utilizar siempre gafas para bucear y no usar lentillas para bañarnos.

Y después del baño toca reponer fuerzas.

La comida no solo nos entra por los ojos,

sino que también influye en la salud de los ojos,

empezando por las zanahorias que tienen muy buena fama.

Las zanahorias tienen buena fama, son ricas en betacaroteno,

que es un precursor de la vitamina A que es fundamental

para el funcionamiento de la retina.

Pero no solo las zanahorias tienen betacarotenos,

también los vamos a encontrar en otros alimentos

como las espinacas, la batata o las coles.

Otros nutrientes que son importantes para nuestros ojos es la vitamina C,

que está en la naranja, las grosellas o las fresas.

Y no nos debemos olvidar tampoco de los antioxidantes

como la luteína, que la vamos a encontrar

en la yema de huevo o también en las coles.

¿Y qué me dices de la grasa omega-3,

es buena también para nuestros ojos?

Los ácidos grasos omega-3 se ha demostrado

que ayudan la prevención de enfermedades

como la degeneración ocular y, aunque su uso es más controvertido,

en la sequedad de nuestros ojos.

Por eso se recomienda una dieta rica en ácidos grasos omega-3

que podemos encontrar en pescados azules,

en los frutos secos, fundamentalmente en las nueces,

o también en las semillas de chía o linaza.

Semáforo verde entonces para todos esos alimentos.

Pero ¿qué semáforo le ponemos a otros alimentos

que también consumimos en verano y a veces más de la cuenta?

Hablo por ejemplo de los helados o de los aperitivos salados

que tomamos entre horas.

Pues un semáforo ámbar,

todo se puede tomar, pero con moderación.

Ya que el exceso de azúcares refinados y de grasas

nos va a promover el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

que repercuten en nuestra salud ocular

y pueden generar retinopatía diabética.

Cuidado con la sal, que se asocia a hipertensión arterial

y que en los ojos nos daría retinopatía hipertensiva.

Muchas gracias, doctora Marta Romero.

Muchas gracias a vosotros.

Disfrutemos del verano

y disfrutemos de la comida con sabor, pero con salud.

Afortunadamente, los cocineros están cada vez más concienciados

y mirad cómo crean platos bien ricos sin sal y sin azúcar.

(Música)

Ahora en verano y con este calor lo que apetecen son platos frescos.

Y como tengo una frutería al lado que es mi proveedor principal,

puedo escoger fruta de temporada.

(Música)

Vamos con el primer plato que no tiene una pizca de sal.

Tomate, tomate pera normalmente porque es un gazpacho;

tiene un tercio de sandía, tiene pepino,

tiene cebolleta, jalapeño para sustituir la sal y el ajo;

un poco de hierbabuena para refrescar;

aceite de oliva virgen.

Corto todos los ingredientes, los pongo en una fuente;

les echo un poco de aceite y un poco de vinagre,

los dejo macerar un par de horas en la nevera

y después lo paso todo, el agua, ese aceite,

absolutamente todo lo paso por una batidora

y lo dejo reposar otras dos horas

porque el gazpacho siempre se toma fresquito.

Y de postre algo que todos podemos tener en casa:

yogur griego, melocotón, nueces y miel.

Con diferentes texturas, el melocotón lo metemos al horno;

las nueces las partimos.

Lo bonito es la mezcla del dulce y del salado.

Y, sobre todo, no lleva absolutamente nada de azúcar.

Corto el melocotón en rodajitas, lo meto en el horno un rato,

como unos 20 minutos, y luego simplemente es emplatar:

el yogur abajo, el melocotón cortado encima;

un chorretón de miel y las nueces cortaditas por encima.

¡Verano, qué bien nos sienta el verano!

Un bañito, un paseo, disfrutar al aire libre.

Marta, ¿eres más de playa o de piscina?

Playa o piscina, con buena compañía y comida, Miri,

me da igual, lo que mejor me pille.

Buena compañía, si no te importa, te la pondré yo.

Pero la buena comida nos la pondrás tú.

Qué bonito. Vamos a hacer una comida que sea sencilla,

que sea nutritiva, saludable y segura

que vamos a estar todo el día con el táper fuera de casa

y debemos estar bien seguros y a salvo.

Como por ejemplo con estas empanadillas al horno,

saludables y buenísimas.

Me encanta porque pones las empanadillas en el táper

y te vas a la playa y del táper a la boca sin cubiertos,

eso sí, las manos bien limpias y no tenemos arena de por medio.

Encima las hemos rellenado con verduritas.

Que estar todo el día fuera de casa no está reñido con cuidarnos.

Claro. Las hemos rellenado con calabacín,

berenjena, albahaca, tomate y burrata, buenísimo.

Lo cerramos, así, mirad qué bonito.

A ver, ábrenos una. Vale, voy a abrir la primera.

Todos en casa, os quiero enseñar cómo la he cerrado,

que se puede cerrar con un tenedor o haciendo esto,

como pequeños giros en la masa.

Vamos a abrirla, mirad qué rico el relleno.

Ay, qué buena pinta. La berenjena, la burrata.

Es una maravilla para comer fuera de casa.

Tú lo has dicho, esas empanadillas

se comen en un periquete con las manos.

Supongo que tenedor necesitaremos para la siguiente receta.

Eso es, tenedor para esta receta. Ahora también manos limpias,

yo insisto. Siempre.

Es una buena ensalada. Ya sea en la playa o la piscina,

lo que nos apetece comer con este calor es algo fresco.

Y me encanta esta versión en formato torre

porque es bonito y original. Sí.

Vemos todo lo que lleva. He puesto rúcula, rabanitos,

tomates cherry, queso feta y pepino.

Si queremos que sea un plato único,

podemos incorporar pasta integral con fibra

o un pollito a la brasa, huevo duro, lo que queramos.

¿Y el aliño? Después.

Porque se me quedaría debajo y me costaría mucho moverlo.

Lo llevamos en otro tarro encima y mezclamos.

Esto es una maravilla y es precioso para compartir.

Y para refrescarnos. Y para refrescarnos.

Pero para rehidratarnos, además de refrescarnos,

os traigo esta idea de refresco. Lo voy a mover, Miri.

Mira qué rico. Qué buen color tiene.

Está muy bueno, es por los frutos rojos.

Un truco que tengo en verano y me encanta es congelar fruta.

En vez de usar hielo para enfriar nuestra agua,

vamos a congelar fruta para enfriarla

y así vamos a dar saborcito.

Aquí llevamos para un litro de agua el zumo de una lima

y unos 300 gramos de frutos rojos congelados.

Y esto está buenísimo. Seguro que sí.

Si queréis, utilizadlo también para comer.

Si soléis comer con refrescos

y queréis ser más saludables, esto es una idea

para ir haciendo la transición o beber agua porque esto es agua.

Llegamos a la cena, ya sabes que en verano

nos apetece muy poco meternos en cocina.

Lo que sucede es que estamos agotados del día

y no queremos tener una digestión pesada;

ya nos cuesta bastante dormir con el calor

como para tener el estómago lleno.

Os traigo una de mis recetas favoritas,

que es el ratatouille, como la película del ratoncito.

Es una receta a base de verduras y hortalizas

y se hornea tal cual lo veis.

Si lo hacéis en un bol redondo, se queda en forma de rosa.

En la base ponemos salsa de tomate casera,

ponemos las hortalizas que más nos gustan,

a mí me gusta hacerlas redondas.

He puesto pimiento verde y calabacín.

Podéis poner también berenjena, rodajas de cebolla,

lo que queráis, y horneáis a 180 grados 30 minutos.

Y mientras está en el horno aprovechamos para hidratarnos

la piel con crema de la playa. Ya nos has resuelto el verano.

Fíjate en esto, Marta. La cena puede ser

un momento muy íntimo para las parejas que se quieren,

porque cenar con amor es la mejor manera de cenar.

Pero ¿cómo ha sufrido el amor en estos tiempos de coronavirus?

Pues nuestra experta en sexo y pareja, Nayara Malnero,

lo analiza con un psicólogo magistral, Antoni Bolinches.

(Música)

¿Puedo tratarte de tú o usted? -Claro.

Me haces joven, claro.

Encantada, Antoni, de estar contigo y compartir este espacio.

Sobre todo, después de que haya llegado a mis manos

tu último libro, "El síndrome de las supermujeres".

Además, me parece muy interesante.

De este confinamiento y de esta pandemia,

¿crees que hay cambios importantes que nos están afectando a todos

en el área de la pareja?

Una de las cosas que mata el amor es un confinamiento forzoso,

no deseado, donde cada una de las partes

está pasando la ansiedad, la frustración, la hipocondria.

En fin, lo único que ha erotizado a las parejas

durante el confinamiento es precisamente

las que estaban confinadas por separado.

Han tenido una comunicación telemática

a partir de la cual uno le ha dicho al otro:

"Qué guapa estás". "Y tú todavía estás mejor.

Si estuvieras aquí, te daría un beso".

"Pues no te prives". ¿Me explico?

En estos momentos hay parejas que no se conocen físicamente,

pero que ya han tenido sexo virtual. Pero es cierto

que la prueba del algodón siempre es el contacto personal.

Para la pareja realmente ha sido una prueba de fuego

y, metafóricamente, en ese fuego se están quemando muchas parejas.

De una crisis o de un conflicto en pareja,

si se resuelve bien, los dos miembros salen reforzados

y la relación sale más reforzada.

Así que esta crisis puede ser incluso algo bueno

para todos los que superen ese fuego, como bien decías.

Sobre todo tener claro,

la pareja que funciona es la que aporta cosas a la pareja

para que le den cosas;

para llenarse en completitud lo tiene mal.

Porque las personas no nos quieren por nuestras necesidades,

nos quieren por lo que aportamos a la relación.

Espero que seamos más los que nos construyamos,

los que nos cuestionemos;

los que entendamos que no ver al amor

es por un proceso de autocrítica;

los que entendamos que el sexismo está en el pasado,

pero no puede prevalecer en el futuro.

Porque en el fondo, el gran problema,

el gran contencioso en las relaciones amorosas

es que los hombres intentan soluciones prácticas

cuando las mujeres esperan soluciones emocionales.

Por eso nos complementamos.

¿Te gustaría dejarnos un último consejo,

recomendación de despedida?

Mira, Nayara, si una décima parte del esfuerzo que utilizamos

intentando cambiar a los demás

lo invirtiéramos en el propio cambio,

todos seríamos mejores y todo funcionaría mejor.

Nos iría mucho mejor, estoy segura.

Ay, Marta, ¿qué sería del verano sin amor?

¿Y qué sería del amor sin verano? Porque es una época del año

en la que a todos nos gusta amar y ser amados.

A mí me da que a ti se te da igual de bien

amar que cocinar. De hecho, lo llevas en el apellido, Verona,

que es la ciudad de Romeo y Julieta.

La ciudad del amor.

Tuve la suerte de visitarla una vez y es espectacular,

así que hay que ir como mínimo una vez en la vida.

Y si no podemos, viajamos con la imaginación

y activamos nuestras neuronas. Vamos a activar las neuronas

y nuestros músculos. ¿Estás preparada para bailar?

Yo siempre estoy preparada para bailar.

Vamos a bailar todos de la mano de nuestra profe Helen Canadell.

Gracias a ella, todos en "Saber Vivir"

nos hemos lanzado a bailar porque el baile es salud y es vida.

Animaos a bailar con nosotros y a seguir viéndonos

domingo a domingo en TVE.

Con este baile tan especial os decimos hasta siempre...

Y feliz verano. Feliz verano.

(Música)

¿Estáis todos preparados? Porque el verano está aquí,

llega final de temporada en "Saber Vivir"

y tenemos coreografía para que sigamos practicando todos.

Y todos quiere decir todos,

porque seguro que les apetece ver a los compañeros del programa

cómo están ensayando esta coreografía.

(RÍE)

¿Que qué vamos a hacer? Superfácil, escuchad.

(Música)

¿Qué dice el estribillo?

Empieza con las manos arriba, ruedecita, ruedecita.

Levanto, levanto, rueda, rueda.

Reto para Miriam, por ejemplo.

Marta, antes de tu receta,

queremos verte a ti también bailando esta coreografía

que verás que es superfácil.

(Música)

Adelante, adelante, rueda, rueda.

Y subo, subo.

Levanto, levanto.

Y dice la letra que no puede parar.

(Música)

Subo, subo.

(Música)

# Toda la mano pa' arriba. # Muévelo.

# Con todo el flow en el aire. # Muévelo.

# Aquí to' el mundo vacila. # Muévelo.

# No vamos a parar. #

¡Y sube, sube!

¿Estas piernas qué hacen? Correr.

Y repetimos. # Pa' arriba... #

Brazo, brazo, uno y dos.

Brazo, brazo, uno y dos.

Ven a bailar.

(Música)

(Música)

¿Sabéis a quién me gustaría ver practicar esta coreografía?

A los compañeros de realización, Pilar;

a dirección, Alfonso, Nuria.

# Muévelo. No vamos a parar.

# Rompemos la fiesta. # Muévelo.

# Somos la candela. # Muévelo. #

Segunda parte, es superfácil porque se repite muchísimo.

¿Qué hacemos? Mover los hombros y el pecho delante y detrás.

Y vuelvo. Me voy y vuelvo.

Empujo, empujo, empujo.

Empujo y lo hago una tercera vez.

Y ahora digo: "Qué hambre tengo".

Lo tenemos, ¿no? Ahora hay que seguir viendo.

# Toda la mano pa' arriba. # Muévelo.

# Con todo el flow en el aire. # Muévelo. #

Un, dos. Un, dos.

Vamos con la tercera parte, supersencilla también

porque solo nos vamos a un lado y a otro; a un lado y cerrar.

Señalo dónde voy, señalo dónde voy.

Miro al suelo y regreso.

# En la discoteca # hay un apocalipsis.

# Ese booty que tú tienes, baby, # es un arma.

# Toa' la nena ready. # Nicky Jam apretó la alarma.

# Pa' que baje, # prueba este veneno que te traje.

# Tengo pa' llenarte ese garaje. # A tu cuerpo... #

¿Lo tenemos o no?

Con esta coreografía vais a ser los reyes

de las pistas de baile o terracitas o espacios abiertos,

pero los reyes del verano con este "Muévelo",

que es lo que vamos a hacer para seguir estando bien

y para saber vivir bien.

(Música)

# Toda la mano pa' arriba. # Muévelo.

# Con todo el flow en el aire. # Muévelo.

# Aquí to' el mundo vacila. # Muévelo.

# No vamos a parar.

# Rompemos la fiesta. # Muévelo.

# Somos la candela. # Muévelo.

# Disculpe, señor oficial. # Muévelo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 26/07/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 26/07/20

26 jul 2020

En este programa, el último de la temporada, hablamos con Aitor Sánchez de las propiedades del melón y la sandía, si es seguro comprarlas ya cortadas y de cómo desinfectar correctamente las frutas. Descubrimos por qué los mosquitos pican más a unos que a otros, cómo disfrutar del sol con salud y prevenir los hongos en los pies tan típicos del verano. Aprendemos a preparar recetas nutritivas para llevarnos a la playa o la piscina, por qué se producen las olas de calor, cómo cuidar nuestros ojos en verano y despedimos la temporada… ¡Bailando!

ver más sobre "Saber vivir - 26/07/20" ver menos sobre "Saber vivir - 26/07/20"
Programas completos (420)
Clips

Los últimos 3.333 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios