Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5506703
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 09/02/20 - ver ahora
Transcripción completa

-Pues que sepas que no hay nada de carne.

(Música)

Feliz domingo.

Hoy, en "Saber vivir" juntamos carne con verdura

para crear platos más nutritivos y equilibrados.

Y si no os gusta la carne,

podéis probar las nuevas carnes vegetales,

igual de ricas pero más saludables todavía.

Os enseñamos a cuidar la memoria y prevenir el Alzheimer,

apostando por las especias y evitando la sal,

que es enemiga del cerebro.

Hay que vivir con poca sal, pero con mucho salero,

como el que tienen Helen Canadell y Poty,

la pareja de baile esta semana en "Saber vivir".

(Música)

-¡Poty! ¿Cómo estás? -Qué gusto verte.

-Todo bien, ¿y tú? -Todo muy bien, ¿y tú?

Bueno, a mí ya me ves,

qué tontería de pregunta, ¿no?

-Aquí comenzó todo. -Me retarse hace 15 años aquí

y hoy otra vez. ¿Cómo dice esto?

-"No Poty, no party". -Pues vamos a "party".

Vamos a "party" y a por todas.

¿Cómo era? Refréscame que no me acuerdo muy bien.

-Vamos con el paso básico primero. -El básico.

-Hacemos... -Era, paso atrás, "chasé, chasé"...

¿Quieres explicar a la gente lo que es un "chasé"?

Trata de, estás cocinando, ¿no? Vamos a la nevera.

Y volvemos al fogón.

Estupendo, si hacemos un millón de "chasés" en nuestro día a día.

-¿Le añadimos una pequeña variante? -Sí.

Imagínate que seguimos igual, solo que me enseñas esta mano.

-Yo ahora, apoyo y giro. -Ah, giras tú sola.

-Yo no hago nada. -Si no sabemos bien, lo practicamos.

-Venga.

Impresionante cómo bailamos "jive". Otra vez.

-Bien, ¿no? -Bien.

¿Qué pasa si este brazo lo levantas?

No sé qué pasa si ese día se lo levanta.

Qué maravilla. Me has enseñado básicos de "jive"

yo te enseño básicos de claqué. Mira, haríamos...

Con el pie derecho hacemos un, dos, tres, cuatro, cinco, seis,

siete y cambia.

-¿Mola o no mola? Mola. -Superchulo.

-Ahora hacemos seguido y haremos una vuelta por el lado izquierdo.

Es tan bonito bailar, hay que bailar.

Yo siempre digo que es salud para el cuerpo y para la mente,

bailar.

¿Tú te acuerdas de un paso que hacíamos?

-Me espero cualquier cosa. -Abre y todo seguido. Iba así.

Venga. Vamos.

-Es muy cómodo, todo. -Es muy cómodo y está muy bien

porque con esto nos podemos marchar ya para nuestra casa.

-Poty. -Dígame, Helena, dígame.

-¿Los juntamos todos?

(Música)

¿Sabes qué pierna era esa? La del menisco roto.

O sea, que tienes...

Nada mejor que una sesión de baile

para entrar en calor

y para no enfriarse hay que abrigarse.

Por eso me he dejado puesta la bufanda,

para ver al médico de familia, allá vamos.

Buenos días, Doctor Fabiani,

me he dejado puesta la bufanda porque me da miedo resfriarme

y también para cuidarme la garganta.

Que conste que el frío no resfría.

Te puedes poner la bufanda si quieres,

pero no vas a prevenir un resfriado, que por cierto,

el resfriado del que me has hablado mucho,

su nombre técnico es la rinofaringitis aguda.

Fíjate que los médicos le ponemos el "-itis" al final

cuando hay inflamación, rinitis, inflamación de la nariz,

faringitis, inflamación de la faringe,

sinusitis, inflamación de los senos paranasales

o la amigdalitis, inflamación de las amígdalas,

el resfriado es rinofaringitis, inflamación de la nariz

y de la garganta.

¿Me estás queriendo decir que esta bufanda

no va a hacer nada por evitarme un resfriado?

Un resfriado no. Los virus lo cogemos,

lo hemos dicho muchas veces,

porque nos estornudan, por no lavarnos las manos...

Pero hemos hablado de la faringitis

y no todas son infecciosas por virus.

Hay veces que por determinados factores irritantes

que irritan la mucosa de la garganta

y el frío puede irritar la garganta.

¿Y eso de taparse la boca con la bufanda

cuando hace mucho frío?

Cuando respiramos por la nariz, que es lo ideal, ¿verdad?

Las fosas nasales tienen muchas funciones,

hacen de filtro e impiden la entrada de partículas,

pero también templa, calienta un poco el aire

y cuando respiramos por la boca, el aire entra

a temperatura ambiente.

Es recomendable respirar siempre que se pueda por la nariz.

Lo de la bufanda es un truco para intentar calentar el aire

que respiramos por la boca si no podemos por la nariz.

¿Pero y si solo nos duele la garganta?

Si no tosemos ni estornudamos. ¿Eso se contagia?

Claro que sí, siempre y cuando esté producido por un virus.

Evidentemente, si no estornudo,

no lo puedo contagiar de un estornudo.

Pero cuando tengo una faringitis vírica,

si yo me toco la boca, toco la nariz y saludo a alguien,

en mi mano le puedo estar pasando esos virus,

todos los cuadros virásicos de ese tipo son contagiosos.

¿Y también se puede pasar ese virus con una toalla

con un vaso, a través de los objetos?

Sí, por eso ese consejo de: "Cuando llegas a casa,

lávate las manos". Y en esta época

lavárnoslas con mucha frecuencia

porque hemos tocado el pomo,

porque hemos agarrado la barandilla,

porque hemos cogido la barra del metro

y hemos podido contactar con virus

que otra persona pudo dejar.

Así que lavarse a menudo las manos es un gran consejo.

¿Y por qué a veces los médicos recetáis antibiótico y otras no?

Porque a veces, las infecciones son por bacterias

y otras no.

Así de claro. Por ejemplo,

tenemos una gripe que es una infección por un virus,

ahí no sirven para nada

y nunca para una gripe mandamos antibiótico.

Pero hay otros cuadros que no son tan claros.

Por ejemplo, la faringitis o la faringoamigdalitis.

Hay veces que son por virus y veces que son por bacterias,

con lo cual, según los datos que tengamos, los médicos,

pondremos antibiótico o no,

y es verdad, que puede crear una sensación extraña,

porque el paciente acude con fiebre y dolor de garganta

y a veces sale con antibiótico y otras no,

y eso va a depender de si hay datos que nos hagan pensar

o no a los médicos

de que había una bacteria causando ese proceso.

¿Y si al día dos o tres, de tomar antibiótico

me encuentro mejor, ¿lo puedo dejar?

No debes dejarlo.

Siempre decimos que los calmantes si estás mejor

puedes ir quitándotelos y mientras menos pastillas, mejor.

Con los antibióticos, esto no vale.

El antibiótico debemos completar el número de días recomendado.

Primero, porque hay veces que se lo interrumpimos,

tenemos riesgo de recaída y segundo,

porque los tratamientos interrumpidos de antibióticos

favorecen la resistencia bacteriana,

que hemos dicho que es un tema serio

y que tenemos que intentar prevenir entre todos.

Pero los antibióticos no solo hay que tomarlos

el número de días adecuado,

también como te dicen que lo tomes.

Quiere decir, que si te lo tienes que tomar

cada ocho horas es cada ocho horas,

y si es cada 12 horas, cada 12.

Lo de: "Cada ocho horas, en cada comida".

Bueno, en cada comida, si comes cada ocho horas,

si desayunas a las diez de la mañana

y almuerzas a las dos de la tarde,

han pasado cuatro horas, no ocho.

Los antibióticos, el tiempo que te manden

y con la frecuencia que te indiquen.

Hay mucha gente que tiene miedo

a los efectos secundarios de los antibióticos.

Y optan por remedios naturales, por ejemplo,

ante una faringitis, en lugar de antibióticos recetados,

haces unas gárgaras.

Para el dolor de garganta,

a veces, unas gárgaras pueden aliviar,

igual que alivia beber bebidas templadas

una infusión, un vaso de leche,

un poco de caldo... Puede aliviar el dolor.

Hasta ahí, de acuerdo.

Pero de ahí a que si yo tengo una infección por bacterias

y necesito un antibiótico, deje de tomarlo

y en su lugar haga gárgaras,

como que no.

Haciendo gárgaras, no mandamos a la bacteria

a hacer gárgaras.

No debemos interrumpirlo, en otras cosas,

porque no hay que temer a los antibióticos.

Cuando están indicados,

no tenemos que tener ninguna preocupación.

Seguimos hablando de los dolores de garganta,

en este caso provocados por las anginas de toda la vida.

¿Si tienes mal aliento,

puede ser un síntoma de amigdalitis?

A veces lo es y lo cuenta el paciente

y a veces lo percibe el médico que está atendiéndole.

Pero no es de los síntomas más indicativos

de que la infección es por bacterias y no por virus.

Hay otros datos que los médicos valoramos,

como la aparición de fiebre alta por encima de 38,

como la aparición de las famosas placas,

como la aparición de ganglios en el cuello

o la ausencia de tos, porque cuando aparece,

suele invitar más a que la causa sea un virus.

Con todos esos datos, nos hacemos un cálculo.

y vemos si es más probable que sea bacteriano o por un virus.

El problema se agrava cuando además del dolor de garganta

tenemos congestión nasal, nos cuesta respirar.

¿Por qué en esos casos recomendáis tomar mucha agua?

Porque parece que cuando estamos mejor hidratados

la mucosa está mejor hidratada

y si la está más hidratada, el moco es más suelto,

más líquido y es más fácil de limpiar.

Por eso recomendamos beber líquidos abundantemente.

Y también puedes hacer algún lavado nasal

y puntualmente, usar algún descongestivo,

recordando que los esprays descongestivos nasales

de acción rápida valen para eso,

para un apuro puntual,

pero no se deben usar de manera prolongada.

No más de tres o cuatro días, porque si no,

luego generan una rinitis de rebote.

Cuando dejo de usarlo, me empeora el atasco nasal.

Así que no se deben usar tiempo prolongado.

¿Esa congestión nasal puede derivar en una sinusitis?

Pues sí, la verdad es que sí.

Cuando hay una congestión permanente,

los senos paranasales que te recuerdo, están aquí.

Luego tenemos otros aquí, en la zona frontal

y unos un poquito más profundos, que están en esta zona de la cara.

Cuando tenemos mucho atasco nasal, mucho moco, no ventilan bien.

El aire no entra y sale bien,

y eso puede producir esa sinusitis,

esa inflamación de los senos paranasales.

Estamos hablando de faringitis, rinitis, de amigdalitis...

Hay quienes las padecen todos los años,

incluso varias veces, y quien no la padece nunca.

¿Eso puede tener un componente familiar?

No sé si familiar. No sé si hereditario,

pero está claro que hay predisposiciones.

Todos conocemos a personas que han pasado muchas amigdalitis

o muchas sinusitis, y otros que ninguna

luego, hay una predisposición.

Pero mira, ahí como no tenemos nada que hacer,

si tengo la predisposición, la tengo, donde tenemos que actuar

es con lo que puede disminuir el riesgo.

Tenemos que mejorar nuestros hábitos.

Por ejemplo, fumar se asocia a un aumento de las infecciones,

tanto de vías respiratorias bajas como altas.

Es un buen consejo. Lavarnos las manos

es un maravilloso consejo en familia para prevenir

cualquier tipo de infección respiratoria producida por virus.

La familia influye mucho más de lo que parece

y todo el mundo tiene una.

Por eso es bueno aprender a convivir

con todos los seres queridos

y mejorar la comunicación en las distancias cortas.

Nos enseña Johana Fernández,

la experta en coaching de "Saber vivir".

Vivimos rodeados de muchas personas,

de familiares, de amigos,

y en ocasiones, con las personas que tenemos más cerca

son las que aparecen muchos más roces.

Cuando tenemos una conversación un poco difícil con una persona,

especialmente con familiares, que los queremos mucho,

tenemos mucha confianza,

pero en ocasiones tenemos una comunicación complicada.

-En familia, lo que me pasa a mí,

es que uno tiene más confianza y como que va ahí,

subiendo cada vez más el tono y después es una bomba explosiva.

En una conversación son muy importantes las palabras,

las expresiones, el tono y los gestos.

Para esta parte de la comunicación no verbal,

vamos a contar hoy con la compañía de una experta en ello, Marina.

Vamos a verla.

Marina, en una conversación, ¿qué es lo que más impacta?

-Pues mira, impacta absolutamente todo,

pero sin duda la corporalidad, la expresividad, la gestualidad,

lo que más.

-¿Qué sugerencias nos podrías dar

para cuando tengamos esa conversación

con familiares o amigos, que sea una conversación que fluya?

-Ya sabes que yo soy muy teatrera, así que te propongo una cosa,

¿por qué no teatralizamos un conflicto

y después, lo comentamos.

Tú y yo somos hermanas.

Supongamos, te invito a cenar a casa y para variar, llegas tarde.

-Buena idea. Vamos a ello. -¿Te parece?

Me tienes harta, de verdad. Siempre llegas tarde.

-Marina, tranquilízate, mujer. -¿Que me tranquilice?

Si tengo la comida helada desde hace media hora, por lo menos.

-He tenido mucho trabajo y por eso he llegado tarde.

-Ya, ya, trabajando, ¿no?

-Sí.

-Pues me extraña, me extraña bastante.

¿Sabes cuál es tu problema? Que solo piensas en ti.

Este es tu problema.

Hagamos de nuestro lenguaje corporal un aliado

que nos ayude a cambiar nuestra manera de ver las cosas,

nuestra respuesta y, lo que es más importante,

también la respuesta de la otra parte.

Cuidado con ciertas palabras que provocan un conflicto.

"Tranquilízate" está enfadando mucho más a la persona.

"Me extraña lo que dices", le estás llamando mentiroso.

Y "Siempre eres", estás etiquetando a esa persona.

Utiliza palabras que construyan, por ejemplo,

"Entiendo", "quizá tienes parte de razón".

y a la vez, habla siempre de comportamientos

y no califiques a la persona.

Con esas normas,

estoy segura que vas a lograr una comunicación más fluida.

Está claro que no podemos escoger a nuestra familia.

Lo que sí podemos escoger a veces es

el lugar en el que vivimos, que puede ser una ciudad

que no tiene precisamente paz y tranquilidad.

Por eso quiero destacar esta noticia,

en los lugares con más ruido de tráfico

también se registran más casos de ansiedad y depresión.

En un momento como ahora, que parece que por fin

hemos tomado conciencia de lo importante

de luchar contra la contaminación ambiental,

que se empiezan a tomar medidas, por fin,

para frenar este cambio climático.

Además de esa contaminación, hay otra contaminación acústica.

Y efectivamente, ese alto nivel de ruido

favorece el estrés, genera ansiedad

y esto puede generar distintas patologías.

No es mala idea intentar siempre que podamos

alejarnos de la zona más ruidosa y pedir

a nuestros dirigentes que tomen las medidas oportunas

para disminuir el nivel de ruido en las grandes ciudades.

El ruido enferma y el aire contaminado, también.

Fíjate en esta noticia:

"Descubren que el aire contaminado afecta a la calidad de los huesos".

Es un estudio que se ha hecho en India,

que es uno de los lugares con más contaminación del mundo,

pero es cierto que en algunas ciudades de nuestro país

los índices de contaminación no son los recomendables.

Otro motivo más para siempre que podamos

salir de la ciudad, ir al aire libre, a zona ajardinada,

a parques, al campo y aprovechar para hacer ejercicio,

para estar en familia y para respirar aire puro.

Muchísimas gracias,

nos quedamos con esa última receta para movernos al aire libre

y llenarnos de energía positiva.

Y viajamos para ello a la Serranía de Cuenca,

para contactar con la naturaleza en pleno invierno.

Dentro de las muchísimas cosas

que se pueden visitar en la Serranía de Cuenca,

una de las visitas obligadas

es venir al nacimiento del río Cuervo.

Aquí hay desmán del Pirineo, mariposas...

Hay, por supuesto, ciervo, jabalí, corzo, gamo, cabra montés.

Todo eso hace que el conjunto sea visitable

por una media de unas 120.000 personas al año.

-Aprovechando que tenemos unos días de vacaciones

y viendo que había nevado, hemos dicho:

"No tenemos nada que hacer, vamos a dar una vuelta

hacemos unas fotos y pasamos el día juntas".

El río Cuervo es afluente del río Tajo

y al poco tiempo de nacer se despeña sobre una cascada.

Es una visita totalmente accesible y perfectamente saludable.

Igual que esa cueva, había otra allí

Y llegó un día y se rompió, se hundió.

Y se va formando otra.

De esta manera, no siempre que vienes a verlo es igual.

Ahora, os voy a acompañar al bar El Rincón,

a Vega del Codorno, a probar un rico potaje.

Se hace la judía con un poquito de zorro,

chorizo o cosas de esas.

Luego le pones un poquito de verdura,

sofríes la patata y esto es un potaje.

Una forma buena de entrar en calor y de comer sano y bien.

La gente viene y alucina con los patatas.

-¿Qué tiene de especial?

-Esto es una patata que no se come en ningún sitio.

No les echan ni abono ni cosas de esas que luego saben.

Eso es lo que es y a disfrutar de la comida

y alrededor de la chimenea y ya está.

-Y a saber vivir, ¿no? -A saber vivir y a comer sano.

Este río es el río Júcar.

Estamos a unos cuatro kilómetros del nacimiento,

una buena ruta para venir a verla, porque el Cuervo es bonito,

pero esto es más bonito todavía.

Está poblado de avellanos, gorrioneras, enebro...

Según vas subiendo, vas viendo, te va gustando.

Cuando llegues al final de todo, todavía más.

Yo le diría a la gente que viniera para disfrutar aquí

un par de horas de ruta de río hasta la misma cascada.

Aquí tienes tus bancos para descansar.

Yo creo que la cascada como tiene tanta agua,

está majísima.

Bendito sea el Señor, que hemos llegado a la cascada.

El hacer esta ruta es salir y disfrutar

Estoy viendo aquí la cascada que me va a dar una alegría enorme.

He visto gente en verano metida aquí.

Esto es divino de ver e invito a la gente

a que de verdad, venga aquí.

Qué rico ese potaje que nos ha hecho Nati.

Ahora, apetecen mucho los potajes.

Claro que sí, un plato de invierno contundente

que nos llene, nos haga entrar en calor.

Aunque como muchas veces decimos en "Saber vivir",

acorde a nuestra actividad física, si vienes de un día de senderismo,

claro que sí te puedes meter esos platazos.

Y recordamos que si le echamos un poco menos de carne,

especialmente embutidos y más verduritas,

va a ser más sano. Hablando de carne,

los humanos somos omnívoros por naturaleza

y por eso siempre se ha dicho esa frase de,

"hay que comer de todo". Sí, ser omnívoro

lo que en realidad significa es que podemos comer de todo.

No necesariamente debemos comer de todo

ahí está nuestra elección personal.

No sé si vosotros en casa referís carne o un plato sin carne.

Con el dilema entramos en nuestro espacio de nutrición,

"Aprender a comer".

Me pregunto qué tendrá la carne que tanto nos gusta.

No sé si es el sabor, es la presentación, qué decir.

Yo te contesto,

yo creo que nos gusta porque es atractivo

para los cinco sentidos.

Tiene un aroma rico, un olor rico, un aspecto muy agradable.

Entonces, la clave para comer de forma saludable

es hacer un plato lo más atractivo posible

y lo más saludable posible.

Por ejemplo,

he traído unas ideas de platos que pueden ser con o sin carne

y van a ser igual de ricos. Parecen carne.

Juzga tú misma. Adivina. ¿La cuchara es para mí?

Aitor, ¿quieres probar? Voy a empezar.

Que empiece Miriam por si hay carne de verdad.

Es que da el pego. No des pistas.

Yo creo que sí. Esto es carne,

una boloñesa de toda la vida. Es soja texturizada.

Hemos hecho una boloñesa, la base de una boloñesa,

un buen sofrito a base de verduras, salsa de tomate casera

y hemos echado soja texturizada hidratada.

Voy a por el siguiente porque ya no sé qué pensar.

Este es más fácil porque se ve a simple vista.

Aitor, estás todo el rato contándole.

Aquí le saco sabor a lentejas.

Efectivamente,

Son unas lentejas hechas como una boloñesa,

porque por forma nos pueden recordar

y también nutricionalmente, a una boloñesa de carne.

Podemos hacer también lo mismo en casa con unas alubias rojas.

Qué bueno. si están en una lasaña

ni te das cuenta. No las ves. Qué bueno.

Vamos a por el tercero, que aquí me parecen como...

¿Es pan?

Pues yo creo que te estás quedando cerca,

porque a mí me recuerda, no sé si es,

yo diría que es seitán. Efectivamente lleva gluten,

por eso podemos ver estos circulitos.

Lo hemos hecho a la brasa.

Estamos sustituyendo el pollo de la ensalada César.

Está riquísimo el seitán. Este último plato

seguro que no es carne, porque nada es carne.

Te ha salido muy bien esa hamburguesa...

Adelante. De no sabemos qué.

Si no es, lo has conseguido muy bien.

Me ha costado muchísimo. Prueba.

Me ha costado muchísimo hacer que el cerdo se parezca a cerdo.

Efectivamente, es una hamburguesa hecha a base de carne picada.

No se nota nada ninguno de los otros platos

que no hay carne.

¿Cuál es el valor nutricional de estas recetas?

Puede ser muy parecido

porque la hamburguesa es solo de carne.

Tiene carne picada y harina integral

que me ha servido para compactar,

para poder dar forma. Pero un poquito, sobre todo carne.

En ese caso, las cuatro propuestas son cuatro raciones de proteína.

Es decir, todas son ricas en este nutriente.

Pero digamos que encontramos pequeñas diferencias

entre la soja texturizada y las lentejas,

Son dos selecciones, por ejemplo, de legumbre.

Aquí tenemos un mayor aporte de fibra, muy interesante.

La carne no tiene ese aporte de fibra.

Cambian un poco las vitaminas y minerales

y, por ejemplo, el seitán, de estas opciones sería

la menos interesante a nivel nutricional,

porque el gluten no es una proteína tan completa como, por ejemplo,

la de la carne o la de las legumbres.

Parece que al hablar de carnes vegetales

todo son ventajas. Son bajas en grasa

y también ayudan a no tener colesterol.

Bueno, depende.

Ya sabemos que la carne en sí mismo

a nivel de riesgo cardiovascular no es lo más adecuado

y sobre todo, habría que mirar los ingredientes.

En un sustitutivo de la carne si está hecho, por ejemplo,

a base de legumbres, de lentejas,

de proteína de guisante, de proteína de soja, de tofu.

Ahí vamos a encontrar un mayor beneficio.

Pero si es una hamburguesa o una salchicha,

hecha con malos ingredientes

que a veces los supermercados tienen estas propuestas

no va a ser tan saludable. En comparación con la carne real,

¿son igual de ricos en proteínas y en vitaminas?

Depende.

Tienen proteínas de valor biológico parecido si está bien formulada.

Las vitaminas y los minerales cambian y eso sí,

aquí habría que hacer una llamada,

Una diferencia que hay en la vitamina B12,

que únicamente estaría en la carne,

salvo que esa falsa carne esté enriquecida en B12.

Porque la vitamina que muchas veces hemos dicho que las personas

que no consumimos productos animales

nos tenemos que suplementar.

Y por eso, la clave está en comer de todo de forma variada,

de forma equilibrada y aprovecho para contarte

que he traído un menú buenísimo

en el que los protagonistas van a ser la carne,

que vamos a acompañarla con verduras.

Está claro que vegetales hay que tomar

y si están tan ricos y son tan nutritivos como la carne,

es la mejor alternativa.

Detrás de esa carne vegetal, hay una investigación científica

cada vez más desarrollada. Vamos a conocerla.

-¿Dónde me vas a llevar a comer? -Ya verás.

-Guau, qué pintaza. -Pruébala.

Me encanta.

-Pues que sepas que no hay nada de carne.

-¿Cómo que no hay carne?

-Es heura tanto lo que hemos comido aquí como ahí.

Heura es una carne vegetal que hemos desarrollado en Barcelona

y que consigue la experiencia de la carne,

pero directamente de los vegetales.

La idea surgió de dos jóvenes frustrados

que querían cambiar el mundo y crear carne más sostenibles.

Hay muchos estudios que dicen que el 90% de la gente

que compra estas opciones no es ni vegana ni vegetariana,

sino gente que está reduciendo el consumo de carne.

Aquí tenemos al equipo de I+D,

se encargan de mejorar los productos actuales

y también desarrollan nuevos tipos de productos.

Estamos investigando nuevas texturas

con nuevas fuentes de proteína vegetal.

Que es lo que buscamos aquí haciendo pruebas

con estabilizante de haba, garbanzo, lenteja...

Todos tienen un contenido proteico

y el texturizado da texturas diferentes.

Ahora mismo, lo estoy hidratando,

dependiendo del grado de hidratación del producto,

consigues una textura u otra,

y dependiendo también de la proteína que utilizamos,

también cambia la textura.

Los principales ingredientes de nuestros productos

ahora mismo, son soja y agua.

Y después, hay especias, aceite de oliva,

sal y vitamina B12.

La tecnología nos permite cada mes

reducir un poco menos de agua en el proceso,

un poco menos de emisiones, y esto no parará de mejorar.

Una ración de Heura de unos 90 gramos

lleva el doble de proteínas que el huevo,

cuatro veces más hierro que las espinacas

y seis veces más fibra que una ración de tofu.

Además, todos nuestros productos son bajos en grasas saturadas.

Ahora, vamos a ver la textura.

El equipo de desarrollo del producto trabaja

olor, sabor, color...

Todos los elementos organolépticos

que hacen que tengamos una experiencia u otra al comer.

Nosotros no queremos crear carne vegetal que lleve de todo.

Queremos crear productos que sean del día a día,

que estén en las cocinas cada día.

La soja es posiblemente la legumbre menos conocida

en la cocina española.

Nos queda mucho por descubrir de ella

y eso que la consumimos más de lo que pensamos,

empezando por los productos envasados,

donde leemos frecuentemente este ingrediente.

Lecitina de soja, ¿es un ingrediente saludable?

Sí, es perfectamente saludable.

Si lo encontramos en el etiquetado,

muy probablemente se esté usando con su función tecnológica

porque ayuda a hacer emulsiones.

Fíjate, la lecitina en la mayoría de su composición son fosfolípidos,

es decir, es la grasa que encontramos en la soja

y otras personas la compran directamente para un uso culinario,

o bien porque hay algunos estudios

que la vinculan con una protección de nuestro riesgo cardiovascular.

Y en este sentido,

pues, aunque ayuda a tener una mejor salud de nuestro corazón,

tampoco hace milagros si la alimentación no es saludable.

La población asiática

tiene menos enfermedades cardiovasculares.

No sé si es por eso, por el consumo de soja.

La soja ayuda porque es una legumbre

e introducir una legumbre en tu alimentación

hace que todo vaya cuesta abajo. Viene muchísimo mejor.

Pero hay otros factores

del estilo de vida asiático tradicional

que han hecho que también la salud general fuese mejor.

Mayor contacto con la naturaleza, la exposición solar

y, sobre todo, el consumo de verduras y de fermentados,

que ahí también puede estar la clave.

Los asiáticos y sobre todo las asiáticas,

padecen menos osteoporosis. Y eso que no consumen leche.

¿Se debe también un poco al consumo de soja?

Ayuda mucho porque la soja es una legumbre

que tiene mucho calcio y también nos ayuda a desmitificar

que es imprescindible tomar lácteos

para nuestra salud ósea.

Lo importante es tener suficiente aporte de calcio.

Pero también hay que hacer actividad física

y exponernos al sol.

Las asiáticas también padecen menos cáncer de mama.

Sin embargo, otras personas dicen

que mejor no consumir soja si hay riesgo de padecer el cáncer,

¿en qué quedamos?

Es cierto que hay muchos mensajes contradictorios

y lo que nos dicen los estudios científicos

es que el consumo de soja se relaciona en general

con menor aparición de todo tipo de cáncer,

no sólo el de mama, como también es una legumbre que sacia,

previene el sobrepeso y la obesidad

y ayuda también al tracto intestinal.

Previene otros tipos de cáncer.

Es decir, los relacionados con el sobrepeso.

Lo que habría que evitar, en todo caso,

es que si tenemos una medicación

que puede interferir con algún suplemento de isoflavonas,

pero soja, tofu, bebida de soja o salsa de soja,

no hay que preocuparse.

La soja podemos encontrarla también en patés vegetales.

Aquí tenemos dos ejemplos, uno que es vegetal

y otro que no lo es porque es de cerdo.

Vamos a hablar de las diferencias.

A ver, el paté convencional

el que ha estado en nuestra gastronomía.

Ya sabemos que es un alimento que no es del todo saludable,

que además en las versiones

que nos encontramos muchas veces en el supermercado,

tiene una gran cantidad de sal,

unos aditivos que no son muy saludables

como estas sales nítricas

y además, tienen una carne roja que sabemos que es procesada.

No es un alimento muy saludable. El paté vegetal.

Habrá que ver cuáles son sus ingredientes.

Este humus que tenemos aquí,

que estamos introduciendo legumbres con muy buen aporte de proteína,

son sanos.

Otras alternativas de patés vegetales distintos es,

por ejemplo, si queremos que tengan aceite

y grasas saludables, podemos recurrir al aguacate,

a las aceitunas, que también sale muy bueno,

y también echarles el chorro de aceite de oliva.

Y también se puede hacer a partir de los vegetales,

de alcachofa, de remolacha, muy ricos.

Suelen llevar bastantes especias para que les den sabor.

Claro, para potenciar ese sabor.

Y fíjate, eso nos va a permitir reducir la cantidad de sal,

un elemento muy presente en el paté convencional.

Un auténtico tesoro eran las especias en la antigüedad,

barcos y mercaderes cruzaban medio mundo en busca de ellas,

las especias.

Asafétida, cardamomo o cardamomo negro,

sésamo tostado, sésamo negro y luego sésamos

con baños de kimchi...

Contamos con unas 300 entre especias

y combinaciones de especias.

Se utilizan todas como sustitutivos a la sal,

son un potenciador de sabor. Viajamos a India.

a través de los sabores

y estos son masalas, curris, combinaciones de especias.

Mejor tostarlas primero en seco en una sartén

hasta que empiecen a desprender aroma y luego,

ya una vez tostadas,

se deja enfriar ylo podemos moler.

Podemos viajar a Asia, es un curry verde tailandés.

Contienen más hierbas frescas,

también lemon grass, galanga, hojas de lima kafir...

Son láminas finas de atún seco, de bonito seco, fermentado,

ahumado que se utiliza para elaborar el caldo "dashi".

Un sabor a pescado fuerte, un poco parecido a la mojama.

Producto de Oriente Medio que es sumac o zumaque

son las bayas.

Son unas bayas ácidas.

Aquí llegamos al mundo de la capsaicina

chiles mexicanos. En Sudamérica se llaman ajís.

En México se llaman chiles y al final, son pimientos picantes.

Tenemos el Naga joloquia, originario de India.

El chile fantasma.

Ahora mismo, en la escala Scoville,

está el tercero más picante del mundo.

Que no le tengan miedo a poder arriesgar con un habanero

que a lo mejor pica,

pero si le pones un poquito no te quema en la boca

y te da el sabor a Chile y sabe muy bien.

Hay confusión con falsas pimientas que son bayas de árboles.

La explosiva es esta.

Son las bayas del fresno espinoso.

La trajimos de Nepal.

Tiene un efecto eléctrico y anestesiante,

molida baja mucho.

Nos mola mucho porque da notas típicas

y anestésicas y vamos jugando.

Le vamos quitando sal, le vas poniendo más especias.

Gastamos mucho para pescado blanco

y vas dando un poquito más de dirección a los platos.

Ahora, voy a presentar una serie de especias

y mezclas de especias para realizar un menú saludable

sustitutivo a la sal y al azúcar.

Empezaríamos con zatar.

En este caso, es el zatar sirio.

La combinación de semillas y hierbas que es ideal para tomar,

por ejemplo, por la mañana con una tostada,

con pan con aceite.

Este es el masala, el masala francés

con el que podríamos elaborar un plato de legumbre,

un estofado de cordero, de pollo, de carrilleras...

Luego, lo podríamos utilizar para pastas, para arroces,

para un pescado, para una carne.

Esta combinación de especias japonesas

para un postre saludable

en el que no tengamos necesidad de utilizar azúcar,

utilizaríamos la canela para endulzar.

Canela en rama, canela en rama molida,

que es la corteza del árbol de la canela

y estas serían sus semillas,

que es aún más dulce que el tronco.

Sin lugar a dudas, la reina de las especias es el azafrán.

No sé si sabéis cuántas flores se necesitan

para conseguir un kilo de azafrán puro.

¿No? pues unas 250 mil.

Vamos, que por algo se le llama "el oro rojo".

Oro del que además estamos muy orgullosos los manchegos

y que aportan muchas características a la comida.

Por un lado, ese color,

el aroma, el sabor...

Si es que de ahí su precio.

Hay muchas ideas que circulan en torno a las especias.

Algunas de ellas no son ciertas.

Una de ellas, un mito, por ejemplo, que ayuda a adelgazar,

que acelera el metabolismo.

Ojalá fuese así de sencillo.

"Más especias en tu alimentación y adelgazas".

No, desgraciadamente no es así.

Eso sí, lo que se ha estudiado,

por ejemplo, con el tema del picante,

es que sí que activa tu metabolismo,

puede hacer que tengas más sudoración,

también más temperatura central,

y eso al final haga que quemes más calorías.

De ahí a perder grasa hay un mundo, así que no son adelgazantes.

Pero pueden servir para conservar alimentos.

Sí, de hecho era una de las funciones principales

de su uso.

Ahora prácticamente las usamos de forma culinaria, en exclusiva.

Así que lo que deberíamos hacer es conservarlas,

porque es un auténtico tesoro

que nos permite cocinar muchas más cosas, por ejemplo,

reduciendo la sal. Di que sí.

Muchísimas gracias, Aitor.

Es importante controlar el consumo de sal.

Si nuestro cerebro pudiese hablar, diría: "Cuidado con la sal".

Lo explicamos en nuestro espacio de salud y alimentación,

hoy hablamos del cerebro y la memoria.

Hoy contamos con un gran neurólogo en "Saber vivir",

es el doctor Rafael Arroyo, experto en las enfermedades del cerebro.

Buenos días, doctor. Buenos días, Miriam.

Retomamos una idea con la que cerrábamos

nuestra sección "Aprender a comer" y es sobre la sal.

Con esta noticia.

"Una alimentación con exceso de sal favorece la demencia".

Bueno, el exceso de sal es malo

desde el punto de vista nuestro cerebro.

Primero, porque puede subir la tensión arterial,

que es el mayor factor de riesgo cerebrovascular,

y eso puede favorecer el ictus.

Segundo, porque incluso hay algún estudio que dice

que el exceso de sal puede producir...

Formarse unas proteínas que son tóxicas para la memoria,

con lo cual a todas esas personas, sobre todo a nuestros mayores,

les recomendamos que la dieta sea baja en sal.

Consumir más o menos sales, algo que depende de nosotros,

de nuestro estilo de vida.

Y de nuestro estilo de vida también depende

que podamos prevenir o no el Alzheimer.

Solo el 5% de los casos se hereda en los genes.

El resto depende de nuestro estilo de vida.

Bueno, hay que decir que hay factores de riesgo

que no podemos cambiar.

Por ejemplo, la edad, que es el mayor factor de riesgo

para padecer Alzheimer, o por ejemplo,

hay algunos aspectos genéticos que tenemos desde que nacemos,

pero hay otros factores de riesgo: nuestro estilo de vida.

Nuestro estilo de vida saludable desde el punto de vista cerebral,

que, desde luego, podemos intervenir

y es muy importante contárselo a nuestros pacientes.

Vamos a contar cómo debería ser ese estilo de vida.

Hemos hablado de dejar de lado la sal,

también hay que dejar de lado, siempre que se pueda, el azúcar.

El azúcar, primero, favorece a veces la diabetes,

algo muy malo para nuestros vasos y muy malo para el ictus,

para prevenir el ictus y para que no se produzca.

Segundo, puede favorecer la obesidad.

La obesidad es un grandísimo enemigo para la salud de nuestro cerebro,

con lo cual las dietas, conforme vamos cumpliendo edad,

deben ser bajas en glucosa, bajas en azúcares.

Y es mejor porque será más sano nuestro cerebro.

Tampoco deberíamos abusar de las grasas.

La grasa en general...

Hay varios tipos, pero sobre todo, las que llamamos saturadas,

las que llevan, por ejemplo, los embutidos.

Por ejemplo, también la grasa que tienen las carnes

que tienen mucha, mucha grasa, hay que evitarlas.

En contra de eso, los vegetales, las ensaladas,

lo que diríamos, nuestra dieta mediterránea.

Los pescados azules tienen grasas que, primero,

tienen menos poder calórico y, segundo,

son mucho menos nocivos para nuestros vasos

y para nuestra memoria.

Si vamos a consumir grasas que sean, por ejemplo,

las que proceden de los frutos secos.

Atención a esta noticia.

Las nueces ayudan a frenar el deterioro del cerebro.

Bueno, yo soy consumidor habitual nocturno diario de nueces.

Tres-cuatro nueces al día serían absolutamente fundamentales.

Porque llevan una cosa que se llama ácido omega 3,

que sabemos que es una grasa buena,

como otros productos llevan.

El propio aceite de oliva lo lleva, o por ejemplo, el aguacate.

O, por ejemplo, nuestros pescados azules,

la caballa, el salmón...

Lo cual es muy importante favorecer ese tipo de alimentación,

porque es salud para nuestro cerebro.

Estamos hablando de cómo cuidar nuestra dieta.

Pero también hay que hacer más ejercicio.

¿Es tan importante?

A todos nuestros pacientes, a todos mis pacientes,

les pongo una coletilla.

"Ejercicio físico programado, adecuado y frecuente".

Andar, salir, caminar, yoga, pilates, piscina...

Todo es bueno,

un poco adecuado a la edad y al nivel de actividad física

que uno pueda hacer, es algo fundamental.

Mejora la conectividad de nuestras neuronas,

muy importante para nuestra memoria.

¿Y ejercitar el cerebro?

Bueno, esto es otro dato fundamental.

A la gente hay que decirle que lea, que haga sudokus,

que haga crucigramas.

Por ejemplo, antes se jugaba tanto a las cartas,

esas personas que hacen sus partidas de dominó.

Todo esto hay que favorecerlo porque, insisto,

mejora la conexión entre nuestras neuronas.

Lo habéis escuchado,

hay que hacer ejercicio con las piernas y las neuronas.

Es el footing cerebral, una actividad que se practica

en los talleres de memoria.

Nos hemos colado en el de Cruz Roja.

(Música)

Hola, Armando, ¿qué tal?

-Buenos días, bienvenido.

Me han comentado que eres voluntario en Cruz Roja

para impartir talleres de memoria.

-Sí, claro, estamos en eso,

tratando de ayudar a las personas a que siempre estén motivadas,

a hacer ejercicio el cerebro.

Que no lo dejen dormir, practicando con sus manos,

dibujando...

Es realmente un taller muy motivador.

Trabajan en diferentes actividades y disfrutan.

Pueden hablar, pueden escribir, pueden leer.

Que usen todos sus sentidos

para que el cerebro trabaje dinámicamente.

El juego es muy sencillo,

vamos a recordar cosas positivas acerca de nuestra infancia.

-Me crie con mi abuela y con mi tía.

Y los amigos de la escuela, del colegio...

Muchísimas amigas. Salíamos a jugar.

-Estos talleres de memoria

forman parte de un proyecto de Cruz Roja

que nace, ¿con qué objetivos?

-Con el objetivo de trabajar con personas

que quieren mantener o mejorar alguna función cognitiva

que esté deteriorada.

Sobre todo, trabajamos con personas que detectamos en las valoraciones

que de repente sienten que tienen pérdidas de memoria

o pérdidas de atención.

El mantenimiento sí que se puede conseguir

a base de practicar.

Vamos a hacer un juego que se llama "Simón dice".

Cada uno va a hacer un gesto.

Simón dice que se toque las orejas.

Pepa me tiene que seguir.

Simón dice que me toque el pelo,

que me toque la nariz...

-Las orejas. -Ay, sí.

Tilín, tilín.

-Viene muy bien, entre los buenos te vas recordando la neurona,

y las metes un poco en función.

Haces ejercicio mental.

-Hacemos de todo un poco.

-Hacemos cuentas, escribimos,

tocas muchas cosas que tú como no las toques aquí...

Por ejemplo, lo que estoy haciendo ahora,

en casa yo no lo hago.

Pero reconozco que está bien.

El pelo no me lo puedo tocar porque no tengo.

(RÍEN)

Tú no te rías...

A mí es que me gusta mucho el cachondeo

porque si te pones serio, entonces ya...

Importantísimo que esté por delante la alegría,

la risa, esas anécdotas que surgen en el aula...

Es que hay que trabajar de una manera positiva

y quitar los aspectos negativos

que a veces salen alrededor de las personas mayores.

Los ejercicios tienen que ser,

que te traigan recuerdos bonitos

y cosas que te hagan pensar en cosas bonitas,

no solo lo que no puedo hacer.

Hay que pensar en lo que puedes hacer

y cómo llegamos a conseguirlo.

Hay que salir de casa para conocer talleres de memoria

como el que acabamos de ver.

Cualquier motivo es bueno para salir,

para relacionarse con los demás, porque la vida social

también ayuda a prevenir la demencia.

Las actividades sociales son básicas,

primero, para potenciar memoria,

pero además también para mejorar anímicamente.

El ánimo es fundamental y, con un ánimo adecuado

y una estimulación de nuestras neuronas, por ejemplo,

manteniendo relaciones sociales con amigos, tomando un café,

saliendo a tomar algo,

es algo fundamental y que decimos a los pacientes,

creemos que es muy importante para su salud cerebral.

Seguro que esas relaciones sociales

nos pueden ayudar también a dormir mejor, que es importante

porque el insomnio podría despertar al Alzheimer.

Hace poco, unos compañeros nuestros en Barcelona

han visto que las personas que duermen muy mal

parece que tienen ciertas dificultades

en lo que llamamos funciones ejecutivas.

Son aquellas que son más complejas a la hora de realizar.

Esto significa que, además de hacer una actividad física

actividad cognitiva, tensión controlada, colesterol,

azúcar, peso...

Es importante que nuestros pacientes duerman bien

y tenemos que favorecerlos para que su salud cerebral

sea la mejor posible.

Por la salud de nuestro cerebro haremos caso a esos consejos.

Muchas gracias, doctor Rafael Arroyo.

Para dormir bien, además, hay que comer y cenar bien,

la alimentación es la base de un buen sueño

y de una buena salud.

No sé si tenéis planeada la comida y cena de este domingo.

Marta Verona y el menú de la semana.

(Música)

Hay que ver, Marta, qué buena pareja hacemos tú y yo.

Lo dices porque congeniamos bien, igual que los alimentos.

Hay alimentos que casan muy bien con otros

y es la base para un buen menú.

¿Qué alimentos vas a casar tú hoy en el menú de la semana?

Me gusta matrimoniar alimentos que casan bien.

Por ejemplo, utilizar vegetales

y mezclarlos con alimentos ricos en proteínas

y grasas saludables.

Hoy vamos a mezclar carne con verduras.

¿Carne con verduras? Suena muy bien.

Pues sí, suena como a grelos con cachelos.

Cachelos, me encantan, que son las patatas cocidas.

Claro, y los grelos, que no lo sabe todo el mundo,

y son los brotes de los nabos.

Pues ya veréis qué matrimonio tan rico hacen

en este plato regional de la cocina gallega:

el incomparable lacón con grelos.

(Música)

Para preparar un buen lacón con grelos,

evidentemente necesitamos tener un buen lacón.

Es la pata delantera del cerdo.

Aquí tenemos lo que se llama un mini lacón.

Los lacones enteros suelen tener sobre tres kilos, cuatro kilos.

El lacón ya está curado, está salado.

Suele tener dos dedos de ancho

las porciones de lacón que para que quede jugosito,

para que no quede seco.

También los chorizos, otro de los ingredientes

del lacón con grelos.

Son frescos, envasados al vacío para que no se sequen.

Para los más perezosos, el lacón ya cocido.

Se echaría al final. Y por último, la patata.

Patata gallega, patata blanca, es variedad kennebec.

Las patatas cocidas, los cachelos.

Y el otro ingrediente principal del lacón con grelos

son los grelos frescos

porque estamos en temporada de grelos.

vienen del nabo.

La diferencia entre grelos y nabizas

es el período por el que está pasando la planta.

Estamos ya en pleno invierno.

Empiezan a salir lo que serían los grelos,

que tienen un tallo mucho más gordo,

las hojas son más puntiagudas,

un sabor mucho más amargo y es lo que precede a la flor.

Por eso se llama grelo, porque nacen antes de salir la flor.

Tenemos documentos del siglo XVII

en los que hablaban del lacón con grelos,

la comida típica del invierno.

Si bien es cierto que en esa época

era una comida exclusiva de las clases sociales altas,

después se fue pasando al resto de clases sociales.

En todas las casas se criaban cerdos.

De hecho, a día de hoy se siguen criando cerdos.

En Galicia es muy tradicional hacer matanza

y tener un pequeño huertito con los grelos.

Ahora que tenemos todos los ingredientes,

solo faltaría cocinarlos.

Seguidme, que os voy a enseñar cómo se prepara

un buen lacón con grelos.

Os presento a Aníbal,

que es el cocinero que nos va a ayudar a cocinar

el lacón con grelos.

El lacón se mete en agua,

hay que tenerlo 24 horas, cambiando el agua dos o tres veces.

Se ponen a cocer unas dos horas.

Cuando le falta media hora aproximadamente,

echamos las patatas y los chorizos.

Cuando falta un cuarto de hora o así le echamos los grelos,

Que coja el sabor del chorizo y el sabor de la patata.

Aproximadamente dos horas de cocción.

Presento, aquí, nuestro plato de lacón con grelos,

típico de la cocina gallega, con su lacón, su chorizo,

sus patatas y sus grelos.

Un plato muy típico de esta época, enero, febrero, el carnaval...

Por supuesto quien no se come lacón con grelos en Galicia

en carnaval no disfruta de las fiestas.

Es un plato muy completo realmente porque estamos comiendo verdura,

estamos comiendo proteína,

estamos comiendo hidratos y, a pesar de tener grasas,

como está todo cocido, pues es un consumo responsable.

Ya la habéis visto, es la pata delantera del cerdo.

Está muy rica, pero tampoco hay que comerla todos los días.

No, pero te digo una cosa que si nos gusta comer carne, vale,

vamos a hacerlo pero de una forma más saludable.

Dos tips.

Uno, vamos a elegir una carne magra,

una pieza que tenga menos grasa.

En concreto, menos de un 10% de grasa

por cada 100 gramos de producto. Apuntado queda.

Y dos, vamos a utilizarlo como recurso para comer verduras.

Vamos a utilizarlo para tener una buena guarnición rica,

con verduras como las que tenemos esta semana.

Segura de que esos dos consejos los veremos en el menú.

Vamos a arrancar por el lunes.

El lunes tenemos unos tacos de pollo marinado

con pico de gallo y guacamole.

¡Qué bueno! ¿Cómo te suena?

¿Qué parte del pollo has utilizado?

Hemos utilizado los solomillos del pollo

que, junto a las pechugas, son las partes más magras.

¿Qué nos puede pasar?

Que se nos quede seco. No pasa nada.

El solomillo es más jugoso y además lo acompañamos de guacamole,

que tiene aguacate, que es una grasa vegetal saludable.

Y mira lo que tenemos por aquí.

Pico de gallo.

El pico de gallo se utilizaba como una ensalada en México

y está hecha a base de verduras picaditas,

pimientos de colores, cebolla morada, tomate,

lo que queramos.

Y le da un toque de frescor y comemos verdura en crudo.

Que también es importante.

Al día, tomar una vez la verdura en crudo.

Martes.

Martes: un solomillo de ternera con chalotas guisadas

y salsita de frutos rojos.

Me encanta. Es un clásico.

Estos sabores combinan fenomenal.

Venga, vamos a ver. Empezamos por el solomillo.

Solomillo, parte magra de la ternera.

Junto con el lomo, la aguja, la pierna, la pata.

Entonces, ¿qué hacemos? Truco. Vamos a cocinarlo poco.

Para que no quede seco. Que quede jugoso.

Y vamos a marinarlo si podemos.

En mi caso, con un poco de vino tinto,

con un zumo de naranja, va fenomenal.

Y lo acompañamos con una salsa que va a aportar más jugosidad

y muchísimo sabor.

¿Cómo has hecho esa salsa? Es una salsa de frutos rojos.

Hay que aprovechar lo acuosos que son los frutos rojos

ya que tienen muchísima agua y con calor ya nos sale una salsa

sin añadir nada más.

Y un poquito de caldo de ternera.

Y eso es chalota,

¿cuál es la diferencia con la cebolla al uso?

Vale, la chalota es un poco más pequeña,

tiene el sabor más concentrado, es más dulce,

y a mí me encanta porque es un recurso

para hacer comida rápida, saludable.

Se asa en la mitad del tiempo que una cebolla normal

porque es más pequeña. Me encanta.

Vamos al ecuador de la semana.

Lo que me gustan las albóndigas que hacía mi abuela.

Versión más saludable.

Versión "Saber vivir".

Unas albóndigas de pavo con una cremita de calabaza

y curry y terminamos con unos trigueros.

Qué bueno.

No sabéis l hambre que pasamos nosotros aquí.

Luego nos lo comemos.

¿Cómo has hecho las albóndigas para que queden jugosas?

Como es pavo, que ya sabemos que es un ave magra,

que es bastante seca,

le echamos un chorrito de leche con miga de pan integral.

Entonces, va a aportar jugosidad.

Utilizamos calabaza,

que es una hortaliza que también tiene mucho sabor, y curry.

¿Qué vamos a hacer? Que lleve menos sal nuestra receta.

Eso está muy bien, perfecto.

Y los trigueros, que las yemas están buenísimas.

Y dan un toquecito crujiente. Muy bien.

Cuando hacemos un plato tenemos que buscar texturas,

como el crujiente, porque hace que sea más palatable,

que tenga más sabor.

Me encanta esa palabra: "palatable". Jueves.

Jueves: un cerdito agridulce y rico, con pimientos de colores

y salsa agridulce de mostaza y zanahoria.

¡Qué bueno! ¿Qué parte del cerdo has escogido?

Parte magra del cerdo, lomo, entre otras.

La paleta también. Entonces, esto por un lado.

Por otro lado,

lo hemos marinado con un poco de pimentón,

que le va fenomenal.

Pimentón, zumo de limón, aceite de oliva.

Lo dejamos 20 minutos antes y a la sartén.

Pimientos de colores para dar mucha vistosidad al plato.

Se come por la vista y más con verduras.

Y tenemos la salsa agridulce.

Me vas a preguntar,

las salsas agridulces suelen llevar bastante azúcar.

Me encanta no preguntarte y que me lo cuentes.

Tú, azúcar, obviamente, no has puesto.

He utilizado un tubérculo.

En este caso, una raíz.

También se puede hacer con un tubérculo como el boniato,

pero en este caso con la raíz, que es una zanahoria asada.

Es dulce de por sí

y evitamos utilizar otro tipo de azúcar

Qué bueno. Muy rica.

¿Sabes que eres muy dulce, pero poco "agri"?

¿Y sabes que al mal tiempo buena "cari"?

No me iba a responder nada, se iba a quedar sin...

Yo como todo esto, el cerebro lleno de energía.

Venga, viernes.

Viernes: codornices guisaditas con setas que se quedan ahí todavía

para el invierno.

Y una salsa de verduras y manzana. Muy bien.

Me encanta porque estamos metiendo la manzana, que es una fruta,

en el plato principal.

Ahora no me digas que si de postre manzana.

De postre manzana espero que sí, no me la vas a quitar del postre,

con lo que a mí me gusta. Se puede.

Ya sabes que una manzana al día tiene lejitos al doctor.

Muy bien. Mira qué rico.

Y estamos utilizando otra verdura, otra hortaliza,

la seta, nos olvidamos de la seta,

la gente también la cuenta como vegetal.

Y lo fácil que parece cuando nos lo cuentas, Marta,

que en cada programa os damos un montón de información,

pero si algo se os pasa, no hay ningún problema.

Basta con entrar en la web de Radio Televisión Española,

y en redes sociales de "Saber vivir".

Cada día nos seguís más personas de todo el mundo.

Como, Luna, una chica española de Boston, Estados Unidos,

que nos ve porque dice que damos consejos muy saludables

Un besito para ella.

Bueno, y Anateli, que no Araceli, de Valencia, de Venezuela,

que no de Valencia, de España,

que nos felicita, dice que transmitimos salud y bienestar.

¡Qué bonito!

Y los que nos ven desde Suecia, como Samuelsson

o como Liana, que es uruguaya y no se pierde un programa

por el canal internacional.

Bueno, y Joanna desde Australia, fíjate lo que te digo,

nos ve y revé para quedarse con todo lo que decimos.

¿Y qué me dices de Silvia? Antes no seguía en Alicante

y ahora nos ve desde Argentina, al otro lado del mundo.

No podemos más que daros las gracias

de todo corazón por estar ahí.

Bueno, ella está ahí y nosotros aquí,

animando a todos a que comáis mejor.

Faltaría más.

Animamos a que comáis bien y a practicar ejercicio físico,

porque hay que mantenerse activos a todas las edades.

Fíjate, fijaos en Enrique, tiene 85 años y monta en bici,

llenísimo de energía. ¡Qué barbaridad!

(Música)

Tengo la peor bicicleta,

el más viejo y los más kilómetros, tres Guinness.

-Vida sana es esto.

¿Qué desayunas tú?

-Chocolate. -¿Cuántas comes al día?

-Dos. -¿Y a lo largo de tu vida?

-5.059 tabletas.

-Quieres batir otro récord. -Ya está batido, yo creo.

-Dice que come muy sano.

Será por usted, ¿no?

¿Qué está haciendo?

-Para poner un cocido montañés.

Pero para el colesterol no es nada bueno.

-Bueno, él por lo menos lo quema.

¿Cómo comenzó todo esto de la bicicleta?

-Esto empezó porque yo me jubilé,

cuando venía andando por las tardes veía a la gente en bicicleta y digo:

"¿Por qué no puedo hacer yo bicicleta?".

Y ya empecé y hasta hoy.

A ver, Enrique, ¿cuántos kilómetros llevas ya?

-11 kilómetros habré hecho hoy.

¿Tú cuántos kilómetros haces al día?

-Al día, 60, 50. En verano hago 80.

-Recuérdame el momento que haces 300.000 kilómetros.

-Aquí hice los 300.000. Aquí mismo.

-¿Cómo lo recuerdas?

-Cuando hice los 200,

no había más que un amigo aquí solo y lloraba.

Lloré de emoción.

-Y has hecho otros 100.000. -Y otros 100.000.

Ahora, los 300.

Yo no sé por qué...

-¿Tu mujer qué dice?

(RÍEN)

Que estoy chiflado. -Y no vas a parar.

Creo que no, me están animando, pero no creo que me dé tiempo

para subir a la Luna, que son 380.000.

-Este es tu taller, Enrique.

-Sí, aquí paso yo los ratos durmiendo la siesta.

Mira... -Esta no vive, no digo yo.

Estas no están vivas, ¿no?

-Sí, están vivas. ¿Ves?

Pero es porque no te conoce.

-En la vida, ¿cuál ha sido tu profesión?

-Ebanista.

Lo mío es la madera.

-Lo haces desde jubilado, por afición.

-Desde jubilado, sí, por eso, por no estar parado.

Mira a ver si serías capaz de hacer esto sin salirte de ahí.

Yo creo que he trabajado más de jubilado

que yendo a trabajar.

-Es bueno para la mente, para la vida sana.

-Mira, aquí estoy, 85 años voy a hacer.

Yo no sé lo que es tener un dolor de ninguna clase.

-Y, luego, mover el cuerpo.

-Pues ya ves esta mañana.

Son 60 kilómetros.

Ahora en verano, 80 y por la tarde, en la huerta...

Cosas de esas. Yo, parar, nada.

-¿Qué le dirías al que no se mueve?

Al que no se mueve, que peor para él.

84 años y así de sano.

Enrique es un ejemplo de vida saludable,

como el que tienen que ser madres y padres para sus hijos.

Los pequeños tienden a imitar a los mayores en todo lo que ven.

Y, para ejemplo, el que da Alexa a su hija.

Cualquier momento es bueno para hacer ejercicio.

El movimiento se convierte en un juego

y el juego saca a la niña que llevamos dentro.

Que no se pierda, hasta la semana que viene.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 09/02/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 09/02/20

09 feb 2020

En este programa comparamos la carne real y la “carne vegetal”, ¿son saludables todas esas opciones que podemos encontrar hoy en día? ¿Cuáles son sus propiedades? Aprendemos consejos muy útiles para prevenir enfermedades como la demencia y el alzhéimer, y para mantener nuestra memoria en plena forma. Descubrimos cómo podemos mantener a raya las infecciones respiratorias propias del invierno, ¡y más consejos de salud a un clic!

ver más sobre "Saber vivir - 09/02/20" ver menos sobre "Saber vivir - 09/02/20"
Programas completos (402)
Clips

Los últimos 3.149 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios