Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5892240
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 02/05/21 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal habéis empezado el domingo?

A lo mejor con una buena tostada.

Más tostada o menos tostada, ¿pero qué pones encima?

¿Mantequilla, margarina, aceite de oliva?

Mucha atención a la grasa que debemos evitar,

las temidas grasas trans.

Y de la otra grasa, la de la suciedad,

nos ocupamos a base de estropajo,

pero no es lo mismo limpiar que desinfectar,

y en la cocina viven muchas más bacterias de las que imagináis,

por eso hay que cocinar con las manos bien limpias,

como las lleva siempre Marta

a la hora de preparar su repostería.

Hoy tocan los cítricos.

Tenemos pastel de limón, un dulce lleno de sabor y energía.

Para energía la que necesita

una campeona en levantamiento de pesas,

como Lidia Valentín.

Si quiere ganar, tiene que ser la mejor,

y por eso se tiene que esforzar mucho

entrenando y cuidando su alimentación.

Por eso vamos a aprender hoy

qué son los alimentos de alta densidad nutricional,

los que más nutren y menos engordan,

como la fruta naranja que está de temporada,

los nísperos.

Estoy recolectando nísperos.

Normalmente se cultiva bajo malla, como veis aquí,

porque es una fruta muy delicada

y le afecta mucho todo lo que puede venir

del cielo.

Esta fruta no se puede coger con la mano, con los dedos,

no puedes apretarla, porque enseguida se estropea.

Hay que cogerla con los dedos, cortar el pezón,

y, sin tocar la fruta, directamente a la caja,

con cuidado.

Los nísperos pertenecen a la familia de las rosáceas,

que es la misma familia de las manzanas, de las peras,

incluso de la rosa como flor.

El árbol es originario de China.

Unos misioneros jesuitas lo trajeron como árbol de jardín,

a la costa mediterránea

y lo que empezó siendo casual y ocasional

ha acabado siendo

el "modus vivendi" de un pueblo entero.

Tiene mucho trabajo detrás, mucha mano de obra.

Primero saca la flor en septiembre.

Después, una vez cuaja el fruto, hay que tirar flor primero,

luego hay que tirar fruto.

Calcula que, por cada ramo, si no lo aclaramos,

podría haber unos 30 o 40 nísperos por cada ramo.

Nosotros al final dejamos tres o cuatro.

Se tienen que dejar espaciados para que no se rocen

y se hacen más gordos, así.

No puedes utilizar maquinaria para recolectar esto, imposible.

Ya lo ves cómo lo hago yo.

Con paciencia y con mucho cuidado.

Así es como se recolecta esta fruta.

Aquí tenemos a Pilar, que está clasificando nísperos

según su calibre, tamaño, diámetro, y la calidad.

Normalmente, el más apreciado es el calibre más gordo.

El níspero que sería de una segunda categoría

o que puede presentar más defectos externos

no se desecha.

Tenemos gran variedad de productos de conserva, como mermelada,

almíbares, licores también.

Es una fruta que no tiene desperdicio.

Empezamos a recolectarla en marzo, y alargamos la campaña hasta mayo.

Mitad de junio en adelante ya no hay nísperos.

Si no has comido, te quedas con ganas hasta el año que viene.

A la hora de comprar un níspero el consumidor se tiene que fijar

primero en el color,

que sea un amarillo anaranjado, tal y como vemos en estos.

El níspero es riquísimo en mucílagos,

que ayudan regular el tránsito intestinal,

es muy rico en sodio y potasio, y, sobre todo, en vitamina A,

que nos ayuda a una buena protección de la piel.

Por eso se le llama la fruta de la belleza.

Qué bien nos sienta la fruta en el desayuno

y qué bien sienta una tostada cuando uno tiene hambre

al comenzar el día, Beatriz, una tostada en la que podemos poner

aceite de oliva, margarina o mantequilla.

Empezamos por la mantequilla. Buenos días, Miriam.

Sí, porque no son lo mismo.

La mantequilla es grasa láctea, generalmente de leche de vaca.

Nos podemos encontrar una mantequilla sin apellidos,

o una que pone "tradicional", que quiere decir que se obtiene

directamente de la grasa de la leche o de la nata.

En cualquier caso, tiene entre un 80% y un 90% de grasa.

La mantequilla tenga apellido o no tiene al menos un 40% de grasa,

en su mayoría grasas saturadas de origen animal.

Uno de esos apellidos es "fácil de untar".

Sí, y aquí nos encontramos bastantes casos.

El primero, que sea mantequilla, que sea esa grasa láctea,

sin aditivos, con ese 80% o 90% de grasa.

Nos podemos encontrar una semimantequilla,

que a veces aparece como mantequilla ligera, "light".

Ahí tenemos un 40% de grasa y ya puede llevar algunos aditivos,

pero sigue siendo grasa láctea.

Y también nos encontramos materias grasas para untar.

¿Qué son estas?

Pues son grasas que pueden ser de origen animal, vegetal,

no tiene por qué ser grasas lácteas,

llevan aditivos y, generalmente,

tienen también un porcentaje muy alto de grasas.

Esas son las diferencias.

¿Y qué diferencia hay entre la mantequilla y la nata?

La mantequilla es agua disuelta en grasa

y la nata es grasa disuelta en agua.

Cuando hablamos de nata nos referimos también

a una grasa láctea que tiene un porcentaje elevado de grasa.

Si hablamos de esa nata montada, que usamos en los postres,

como esta, y que es tan apetecible porque tiene mucha grasa,

entre un 30% y un 50%, y a veces es nata montada azucarada,

y lo pone en la etiqueta.

Ahí tenemos grasas saturadas, fundamentalmente, y azúcar.

Y no te fíes de esas natas montadas que ponen "light" o "ligera",

porque estamos hablando

de que tienen entre un 12% y un 30% de grasa.

Me queda claro.

Pasamos a la margarina, que sigue siendo grasa,

pero no es la misma que la mantequilla.

No es la misma.

Tienen una presentación muy similar,

pero la margarina puede llevar o no grasas lácteas

y puede llevar solo o combinadas grasas vegetales.

Por ejemplo, grasa de girasol, de maíz, de linaza, de colza...

Cualquier grasa.

Podemos encontrarnos margarinas con un 80% o 90% de grasas,

las que ponen solo "margarina",

o margarinas "light", ligeras, semimargarinas,

que parecen muy ligeras, pero que tienen un 40% de grasa.

Sea la que sea, nos tiene que decir el origen de esa grasa,

que vemos en la lista de ingredientes.

Antes la margarina se conseguía que fuera

con esta textura tan densa, sólida,

procediendo de un aceite que es líquido,

porque se hidrogenaba parcialmente en la industria.

Era una modificación industrial.

Se saturaba con hidrógeno,

se conseguía esta textura más sólida,

que se pueda untar, que no esté líquido

y, además, no enranciaba.

Actualmente las margarinas no llevan este tipo de procesado,

por lo tanto no aparecen esas grasas parcialmente hidrogenadas,

pero, para compensar, se añaden otros ingredientes,

que no son, precisamente, de muy buena calidad,

como aceite de palma o gelatina para darle esa consistencia.

Esas grasas parcialmente hidrogenadas

sí que las encontramos en otros productos.

Sí, y tenemos que mirar la etiqueta, no nos queda otra,

Tenemos una clave: que ponga en la lista de ingredientes

"grasas parcialmente hidrogenadas".

La palabra "parcialmente" es la pista definitiva.

Las encontramos en bollería, en "snacks",

en platos precocinados, cremas... Un sinfín de productos.

A veces ponen "grasas vegetales". Es verdad.

Y ya nos parece que es saludable y no.

Si queremos grasas vegetales de verdad saludables

tenemos aceite de oliva virgen, frutos secos,

la grasa del aguacate, eso sí que es grasa sana de verdad.

Con razón se ha puesto tan de moda el aguacate,

con una grasa tan saludable, su bonito color

y su delicioso sabor.

¿A ver quién gana al aguacate en la cocina?

Eduardo, ¿cómo podemos definir el aguacate?

¿Qué es exactamente?

-Es importante decir que es una fruta.

Además, tiene un gran contenido en aceites vegetales,

que se traducen en grasas saludables para nuestro organismo.

Es una fuente altísima de vitaminas, minerales,

que nos ayuda a mantenernos en forma y saludables

a lo largo de todo el año.

-¿Qué elaboraciones culinarias permite el aguacate?

-Tiene una versatilidad enorme

que la gran mayoría de la gente desconoce.

Te invito a que veas por ti mismo las diferentes maneras

que tenemos de trabajar el aguacate.

Annabella, creo que nos vas a preparar una buena opción

con aguacate para el desayuno.

-Acá tenemos los "avopancakes", "pancakes" elaborados

con harina de trigo, leche de soja y tienen el tono verdoso

porque llevan polvo de alga espirulina.

Además, llevan aguacate, jarabe de arce y arándanos frescos.

Para elaborarlo colocamos los "pancakes" y entre sus capas

láminas de aguacate y jarabe de arce, arándanos

y terminamos con una flor.

-¿Y ahora con qué plato nos vas a sorprender?

-Acá tengo el "smokey salmon", huevos benedictinos con aguacate,

salmón ahumado, salsa holandesa,

acompañados de una ensalada variada,

con una vinagreta superrica,

terminados con pimienta recién molida.

Es un plato ideal para el desayuno, el "brunch"

e incluso la comida,

ya que es un plato bastante saludable y llena mucho.

Por acá tenemos los aguacates con el salmón ahumado encima.

Colocamos los huevos recién pochados,

terminamos con la holandesa, pimienta recién molida

y, para acompañarlo,

pan de masa madre tostado con aceite de oliva,

colocamos la vinagreta en la ensalada variada y ya.

Hemos desayunado, hemos tomado el "brunch".

¿Qué queda? -Ahora tenemos el poké,

el mama mango, una opción excelente para la comida o la cena.

Lleva una corona hecha de aguacate,

arroz sazonado con vinagre de sushi,

aceite de sésamo, salsa de soja, utilizamos mayonesas veganas,

esta es de mango, le colocamos encima edamames,

wakame, pepino agridulce, mango

y terminamos con daikon y una flor comestible.

El edamame es un haba de soja inmadura.

El daikon es un brote ligeramente picante.

Para armarlo colocamos la mayonesa encima del arroz,

luego llenamos los cuadrantes.

Terminamos con el sésamo negro, el pepino con el sésamo tricolor,

colocamos daikon en el centro y la flor comestible.

-¿Pero qué pasa si llega el fin de semana

y yo quiero cenar algo muy saludable y muy atractivo?

-Te puedes tomar la hamburguesa 100% de ternera,

que viene en vez de con pan con aguacate

y acompañada de unos nachos.

Tenemos el aguacate, bañado con salsa grill,

lleva la carne, lechuga, tomate, cebolla.

-La hamburguesa no es de pan. -Es un aguacate.

¿Qué sería de la vida sin la comida?

¿Y de la casa sin la cocina? En la cocina están los alimentos

y por eso tiene que estar todo bien limpio.

Tú lo has dicho, bien limpio,

y no solo limpio de quitar la suciedad visible,

que es esa grasa o restos de alimentos

de la encimera, la superficie y los utensilios,

también la suciedad invisible,

que pueden ser microorganismos, a veces patógenos,

y que tenemos distribuidos a lo largo de la cocina.

Por eso es tan importante la higiene en la cocina.

Por eso nos hemos preparado con delantal, guantes,

para limpiar y desinfectar lo que haga falta,

porque no es lo mismo.

No es lo mismo limpiar que desinfectar.

Limpiar, quitamos partes visibles, suciedad visible.

Desinfectar es eliminar los gérmenes,

destruir los microorganismos.

Para desinfectar lo de toda la vida, la lejía,

que nos sirve para desinfectar superficies, trapos, estropajos...

¿Y así matamos el 100% de los gérmenes de la cocina?

Ojalá, pero no, porque se reproducen muy bien,

muy rápidamente, hay multitud distintos,

en la cocina se dan condiciones fantásticas,

hay humedad, una buena temperatura, restos de alimentos,

y a veces se acumulan en algunos sitios

que nos dan un poco de grima,

por ejemplo, el estropajo o la bayeta.

¿Qué nos encontramos en el estropajo o la bayeta?

A veces más microorganismos que en la taza del aseo

y de más de 400 familias distintas,

entre ellas dos conocidas para nosotros,

salmonella y escherichia coli.

Por eso es tan importante desinfectar.

¿Cómo podemos desinfectar los estropajos y las bayetas?

Podemos hervirlos durante cinco minutos

o los podemos sumergir en agua con lejía.

Una cucharada pequeña de lejía por cada litro de agua.

Y los tenemos ahí diez minutos.

¿Y si hacemos eso podemos reutilizarlos una y otra vez?

No. Lo más eficaz es,

en el momento en que tengan varios usos, tirarlos.

Esto tendríamos que hacerlo semanalmente.

Si eso es con la bayeta y el estropajo,

no me quiero imaginar con el paño de cocina,

que lo utilizamos cuando estamos cocinando, trajinando...

Y para secarnos las manos, que es muy socorrido.

¿Y qué tenemos con el paño de cocina?

Los restos de alimentos, restos de detergente...

Solo nos serviría si estuviese recién lavado.

Como normalmente no es así, que lleva ahí varios días,

lo mejor es el papel desechable, papel de un solo uso,

y lo mismo para el delantal.

El delantal no es para secarnos las manos,

es para tener una barrera higiénica entre la ropa y los alimentos,

así que tampoco vayamos a secarnos las manos y contaminarnos las manos

con el delantal y viceversa.

Tenemos un intercambio de microorganismos

que no nos gusta nada.

Cuidado con el delantal, estropajos, bayetas, trapos...

¿Algo más que tengamos que saber? Sí, lo más importante,

lavarnos las manos con agua y jabón, continuamente,

antes y después de tocar los alimentos.

Estamos tocando con las manos los alimentos, los utensilios,

los estropajos, las bayetas y vuelta a la comida.

Imagínate lo que podemos estar traspasando

y el viaje que le damos a los microorganismos.

Lavarnos las manos con agua y jabón siempre,

porque la higiene en la cocina es fundamental.

Muchísimas gracias, Beatriz. Lección aprendida.

Las cocinas han de estar limpias, la de casa, la de un restaurante

y hasta la cocina de un palacio, como el que está

en nuestro destino saludable de hoy.

Viajamos a la Granja de San Ildefonso,

el Real Sitio con su palacio, sus jardines

y sus famosos judiones.

Begoña, ¿dónde estamos? ¿Dónde me has traído?

-Estamos ahora, realmente, en la Puerta de la Reina,

¿pero dónde? En el Real Sitio de San Ildefonso.

En Segovia, a los pies de la Sierra de Guadarrama.

Toñi, ahora estamos en pleno casco histórico

del Real Sitio de San Ildefonso.

Tenemos aquí el ayuntamiento, estamos en la plaza de los Dolores.

Este nombre se debe a la iglesia de los Dolores.

-¿Por qué es el Real Sitio de San Ildefonso

un destino saludable para venir y visitar?

-Además de esta riqueza cultural, tenemos una riqueza natural.

Tenemos el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

aquí mismo, donde podemos hacer deporte en la montaña,

respirar aire puro.

Hola, Toñi. -¿Qué traes?

-Como te prometí, te he preparado unos judiones supersaludables.

-Qué maravilla. Judiones de la Granja.

-De la Granja de verdad.

Los judiones de la Granja tienen su origen

en la instalación del palacio en el siglo XVIII.

En las huertas de palacio parece que trajeron de Sudamérica

esta legumbre, que, en su origen, era de este color,

y se utilizaba como forraje para los animales.

Se añaden en crudo todos los ingredientes.

La cocción no es demasiado larga porque es un buen judión.

Después hay que hacerle un guiso para darle esta textura.

Y después hay que probarlos.

Beatriz, ¿por qué se llama Palacio de la Granja?

-Porque Felipe V, primer rey en España de los Borbones,

descubre una ermita dedicada a san Ildefonso

y una granja que pertenecía a unos frailes,

a los monjes jerónimos.

Le encanta el sitio.

Invitamos a todo el mundo a que venga a la Granja

para el disfrute de los jardines, de la tranquilidad...

Qué maravilla escuchar el sonido del agua,

que da una paz y una tranquilidad en estos jardines de la Granja.

-Lo acabas de definir.

Esa paz y esa tranquilidad, y más en estos momentos que vivimos.

-¿Cuántas fuentes tiene el jardín? -26.

El caminar en este jardín,

ya no solo te vas a imbuir de historia, que la tiene,

pero te vas a imbuir de naturaleza.

Vas a encontrar unos ecosistemas distintos,

una biodiversidad maravillosa.

Esto es espectacular, Ángel. -Espectacular. Dice todo.

Árboles, agua y fauna.

El buen turista no tiene por qué engordar

si pasea mucho y gasta lo que come, ¿pero cómo debemos comer

si lo que necesitamos es perder peso y grasa acumulada?

Para eso nos ayuda hoy Paloma Quintana,

autora del libro "Cocina, come y pierde grasa",

que incluye recetas deliciosas para una vida saludable.

Me pregunto, Paloma,

¿cuál es la primera receta que le mandas a alguien

cuando quiere perder grasa?

Pues la primera es olvidarnos de pasar hambre y tirar la báscula,

porque no se trata de eso.

Debemos buscar aquellos alimentos

que nos aportan muchos nutrientes y poca energía

y no todo lo contrario,

alimentos que aportan calorías vacías,

que serían alimentos muy desprovistos de nutrientes

y mucha energía, los conocidos ultraprocesados.

¿Y cuáles son esos alimentos de alta densidad nutricional?

Los reyes de este grupo de alimentos

son las verduras y las hortalizas.

Este grupo de alimentos nos aportan muchos nutrientes interesantes

para nuestra salud y muy poca unidad calórica,

es decir, muy baja cantidad de energía.

¿Por ejemplo? Las zanahorias son un buen ejemplo

de un elemento de elevada densidad nutricional.

Nutrientes interesantes, vitaminas, minerales

y muy poca energía.

Podemos utilizarla en multitud de ensaladas.

Una ensalada que a mí me encanta es la de sardinillas,

que también son un alimento de elevada densidad nutricional.

Algo que a mí me gusta recomendar con respecto a las zanahorias

es que nos ayuden a acompañar las comidas

para sustituir, por ejemplo, al pan.

Dan tanto juego las zanahorias

que quiero que nos enseñes el brazo

porque hasta te las has tatuado.

Pues sí, me las tatué porque son

un alimento de elevada densidad nutricional,

pero para mí son un símbolo

de lo que representa un alimento sencillo, simple, delicioso,

que nos aporta nutrientes de calidad.

También me recuerdan un poco al comer saludable de mi casa.

Un poco por todo ello, reivindicando esa comida más sana,

que nos aporta salud.

En honor a ellas, me lo tatué. Claro.

Me gusta mucho que propones reformular platos de toda la vida

para volverlos más saciantes, incluso más saludables.

Por ejemplo, la tortilla de patatas.

¿Cómo la reformulas?

La tortilla de patatas es un plato que gusta a todo el mundo

y yo una fórmula que tengo, que proporciono a mis pacientes

para hacerla más saludable, menos calórico,

es utilizar patata no frita, sino cocida, al horno

o, si no la tenemos prevista, la podemos hacer al microondas.

Un truco también es añadir un poco de esas verduras

que aporten más nutrientes a nuestra tortilla.

Aquí vemos una foto

de una de tus recetas de tortilla de patatas.

¿Cómo reformularías unas natillas?

Que, aparentemente, tienen muchas calorías y fama de engordar.

Pues una receta de natillas que me encanta,

también supersencilla, sin necesitar nada de cocinado,

son mis natillas de plátano frías.

Simplemente trituramos un plátano, añadimos un poco de bebida vegetal,

yogur o leche, también semillas de lino,

que va a estar ahí el truco,

para que dé esa textura parecida a la natilla,

dejamos reposar, y canela, el elemento estrella de la natilla.

Tienen buenísima pinta.

Tal y como dijiste al principio,

en todos los platos hay elementos vegetales,

verduras, frutas... Por su alta densidad nutricional.

Y todos los platos invitan a comer,

¿pero es cierto que hay que comer varias veces al día?

No es verdad.

Realmente, es un mito del que hemos hablado a veces.

No tiene lógica hacer más número de comidas,

ni para acelerar el metabolismo, ni nada de eso.

Si queremos perder grasa, podríamos beneficiarnos,

como recomendación general, de hacer menos número de comida.

Eso nos puede facilitar ese déficit calórico que buscamos.

Y todos estos consejos que nos das

tienen que ir acompañados del ejercicio físico.

Tenemos que movernos más y comer un poco menos.

Sí, de nada sirve llevar una alimentación muy cuidada

si no se lleva una vida activa y se practica ejercicio físico.

Tampoco puedes llevar una vida con un entrenamiento organizado

y no llevar a cabo una alimentación saludable.

Deben de ir de la mano.

Tampoco identificar siempre la actividad física

como la que va a generar el gasto, que también.

Es ideal que ese déficit calórico

lo genere un aumento de nuestra actividad,

pero el deporte, el movimiento, en general,

nos proporciona muchos más beneficios de salud,

que también nos ayudan

a esa pérdida de grasa que buscamos.

Muchas gracias, Paloma,

por tus consejos para perder peso y ganar salud.

Un placer.

Hay que aprender a comer bien, disfrutando de la comida

y no lanzándose a comer de manera compulsiva.

Nos lo cuenta Julia Jiménez,

especialista en nutrición y gestión emocional.

La alimentación consciente hace referencia a aplicar

el "mindful eating"

o el "mindfulness" aplicado a la alimentación,

en el momento de comer y en todo lo que la rodea.

Significa estar aquí y ahora y no solo el acto de comer,

sino todo lo que lo rodea,

es decir, la selección de los alimentos

en el mercado o supermercado, el momento de cocinado,

y también el momento durante la alimentación,

si estamos disfrutando, si nos sentimos saciados,

e incluso "a posteriori".

Tenemos que diferenciar entre el comer emocional,

el comer compulsivo y el atracón, porque son tres cosas distintas.

Por ejemplo, elijo comerme un trozo de chocolate

y, aunque no tenga hambre fisiológica,

sea un hambre más bien emocional, porque me apetece el sabor,

porque lo disfruto, aunque no tenga hambre.

Y es totalmente adaptativo, no habría ningún problema,

pero luego hay otra forma de comer emocional

que sí puede resultar desadaptativa.

Es cuando recurrimos constantemente a las emociones

que nos evoca la comida

para evitar digerir otras situaciones,

para tratar de sentirnos mejor,

para tratar de sobrellevar nuestro día a día.

En este caso, este comer emocional

no sería un comer emocional consciente,

sería un comer emocional sin consciencia, sin presencia.

Suele convertirse en un comer compulsivo,

porque comemos de manera rápida, sin presencia,

donde, además, hay una gran cantidad de ingesta de alimentos,

y, además, en un corto período de tiempo.

Tenemos que comer conscientemente y disfrutar de platos

como esta nutritiva tarta de limón

que Marta nos cocinará en un plisplás.

Y no os perdáis los consejos de Aitor Sánchez

para disfrutar de la pizza sin miedo a engordar,

porque la pizza está claro que nos da mucha energía,

pero tenemos que gastarla y nadie la gasta tan bien

como Lidia Valentín, la gran campeona en levantamiento de peso

que hoy protagoniza la experiencia de vivir.

Será todo después de la consulta del médico de familia,

que hoy examina si son ciertos esos dichos tan populares

como a la leche nada le eches

o dos huevos por semana, costumbre sana,

o jamón y vino, remedio divino.

¿Será verdad? El doctor nos lo dirá.

Mira que hay dichos populares en nuestra literatura,

empezando por "El Quijote".

A ver si son científicamente ciertos, doctor Fabiani,

en pleno siglo XXI.

La primera idea tiene que ver con este dicho,

que ya citaba Sancho Panza:

"Al dolor de cabeza, comer le endereza".

Me acabas de ganar con esta forma de comenzar

nuestra consulta de hoy, nada menos que con "El Quijote".

Precisamente, el libro que tengo aquí

y que nos acompañará hoy.

Para hablar de refranes y dichos nada menos que tener esta joya,

esta obra de arte a nuestro lado.

Es verdad que en ese refrán de mi admirado Sancho

la verdad es que afina bastante.

Tenemos que recordar que el dolor de cabeza

es un síntoma que puede aparecer en caso de desnutrición,

en las hipoglucemias o bajadas de azúcar,

y también ante un ayuno prolongado.

Por eso, si llevamos mucho tiempo sin comer

y empezamos con cierto dolor de cabeza,

no es mala idea comer algo.

Ahora bien, no recurramos siempre al pellizco al bollo de pan,

que empezamos por un pellizco y nos comemos el bollo entero.

Podemos tomarnos una pieza de fruta o un puñado de frutos secos,

que son una opción rápida y muy saludable

de llenar el estómago cuando no podemos parar a comer.

Voy ahora con otro dicho que sigue tan vigente hoy

como en la época de nuestros abuelos:

"A la leche nada le eches".

Ese refrán no es tanto de Sancho Panza.

Suena más a nuestras abuelas.

La verdad es que no afina demasiado.

Probablemente surja de la observación.

Si en un vaso de leche añadimos algo ácido,

por ejemplo, un zumo de naranja,

observaremos que, con el paso del tiempo, se corta,

y alguien pudo pensar

que, si en el estómago tenemos leche

y le añadimos ese zumo después, pues se va a cortar en el estómago,

y efectivamente se va a cortar, pero es que te digo más,

si primero me tomo el zumo de naranja y después la leche,

ocurrirá exactamente lo mismo.

Y voy más allá, si solo tomamos leche,

también se va a cortar,

porque el interior de nuestro estómago es ácido

y en el proceso de digestión normal se va a cortar la leche,

pero no pasa nada, tomes lo que tomes antes o después.

Hablando de frutas y leche

la verdad es que, tomes o no tomes leche,

lo esencial es tomar esa naranja o cualquier otra fruta,

hasta cinco piezas al día de fruta y verdura.

Eso sí, siempre que hablamos de fruta,

mejor la pieza entera que el zumo.

Otro dicho relacionado con la salud y la comida:

"Dos huevos por semana, costumbre sana".

No es mala costumbre y eso que comer huevos habitualmente

durante mucho tiempo tuvo cierta mala fama.

Ya sabemos que no

y que es una buena fuente de proteínas de origen animal,

y no solo dos a la semana,

también dos pares a la semana, si hace falta,

dando siempre prioridad a tomarlos cocidos y a la plancha,

que no fritos, por lo de evitar el exceso de aceite.

Pues yo quiero ver qué cara pones con este dicho:

"Jamón y vino, remedio divino".

Rima de maravilla, pero remedio divino...

Yo no digo que tomar una loncha de un buen jamón

no te haga disfrutar

y que una copa cortita de vino muy ocasional

también te pueda suponer cierta dosis de disfrute,

pero de ahí a decir que es remedio divino...

Recordemos, mucho más saludables y más baratas son las legumbres

y se pueden tomar a diario.

Recordemos que el jamón curado

no deja de ser una carne roja y procesada,

por lo tanto, debemos evitar su consumo habitual.

Respecto al vino, ¿qué decirte? El vino es una bebida alcohólica

y el alcohol no es bueno para la salud

ni en grandes ni en pequeñas cantidades.

Cuanto menos, mejor.

Si es cuestión de buscar un refrán porque rime muy bien,

te doy uno que rima muy bien y mucho más acertado con la salud:

"Comer verdura es cordura". Eso rima y es absolutamente cierto.

Te voy a regalar otro refrán más.

Este no es de "El Quijote", es de cosecha propia.

Un refrán que nos ayuda a hacer la compra con cabeza.

"No vayas al supermercado sin haberte saciado".

No vayas al supermercado sin haberte saciado.

Pues me gusta, ¿eh?

Ir habiendo comido, estando saciado

supone una gran ayuda.

Nos puede ayudar a no caer en la tentación de coger

determinados productos

que ni siquiera estaban en nuestra lista de la compra.

Me parece estupendo.

Solos me falta un refrán

para dar paso a nuestra sección de baile.

¿Tienes alguno? Busco uno.

Este no es de "El Quijote", pero es bien cierto.

"Agua y bailar, hasta hartar".

El baile como una forma de hacer

actividad física de manera divertida

y recordando que, para reponer los líquidos perdidos,

ya sea bailando o haciendo cualquier tipo de ejercicio,

lo mejor que tenemos que hacer es beber agua.

Pues a bailar nos vamos

con nuestra profe de baile Helen Canadell.

Baile al aire libre, porque seguimos en pandemia,

pero veréis con qué compañía tan especial.

Hay que ver lo saludable que es bailar

y qué bien poder hacerlo al aire libre.

A que lo hago bien. (RÍE)

Es broma. No es lo mío, pero por eso tengo a la mejor,

a mi hermana.

Venid, que os la presento.

Mar. -Mascarillas. Hola.

-Cuánto tiempo. -¿Verdad?

Estamos explicando a todo el mundo lo chulo que es

y lo bien que va bailar al aire libre.

Además, hip hop tú siempre me has dicho

que es los orígenes.

¿Cómo va?

-El hip hop es una danza urbana, que ha nacido en la calle.

-¿Puedo practicar un rato contigo? -Venga, va.

Cinco, seis, siete y... De cabeza y voy bajando hasta aquí.

-¿Y algo que tú hagas diferente

cuando bailas en la calle o en la escuela?

-Una cosa superimportante es el espejo,

el no trabajar con espejo hace que no te juzgues,

entonces eres mucho más libre.

Queremos explicar qué es el hecho de hacer deporte,

en mi caso, de bailar, al aire libre.

-En principio, es perfecto.

Te aporta un equilibrio psicológico mayor que en un sitio cerrado.

Te da un cansancio más natural, más fisiológico, aire puro,

y muy recomendable.

-El tema de calentar, importante. -Sí, siempre se dedica un tiempo

a hacer un calentamiento conjunto o libre,

cada uno calienta lo que más necesite.

-El ejercicio físico, da igual el que sea,

requiere siempre un calentamiento.

Eso automáticamente te aumenta la temperatura del cuerpo

y, cuando empiezas,

las posibilidades de una contractura son menores.

-Lo importante también es no terminar de bailar,

me pongo la chaqueta, adiós.

Hay que dedicarle su tiempo a enfriar el cuerpo,

bajar las pulsaciones.

¡Olé, qué guay! -¿Qué tal te has sentido?

-Pues que me está gustando mucho esto del hip hop.

-¿Sí? Pues vamos para allá, porque tengo unos amigos

que son espectaculares y están entrenando ahí.

Te van a encantar. -Vamos.

-Nos unimos a ellos.

¿Qué pasa en los meses de más frío, o al revés, cuando hace más calor?

-El frío es muy peligroso.

Si no calientas bien, el riesgo de lesión es mayor,

pero en verano, por el contrario, se puede producir

un exceso de sudoración,

y hay riesgo de sobrecarga, contractura y lesión.

-Hay que tener una base preparada de la técnica de urbano,

que es muy importante trabajarla, para que después en tu "freestyle"

puedas incorporar mucho más movimiento

que has trabajado previamente con la técnica.

¿El hip hop tiene edad? -No, no importa la edad que tengas,

no importa si has hecho antes danza o no.

Es querer, querer disfrutarlo y aprender sobre esa cultura.

(APLAUDEN)

Ejercicio, una buena alimentación y la vacuna

para que nuestras defensas

funcionen bien frente a las infecciones.

Y por suerte hay cada vez más población vacunada

contra el coronavirus, ¿pero qué pasa con el paracetamol?

¿Debemos tomarlo o no cuando recibimos la vacuna?

Debemos tomarlo, si nos hace falta tomarlo.

Puede tomarse, es completamente seguro,

pero, como todos los medicamentos, hay que tomarlo si es necesario.

Podemos tomarlo para aliviar el dolor de la inyección,

que es un efecto relativamente frecuente,

para aliviar si nos da dolor de cabeza

o si nos da un poco de destemplanza, febrícula,

pero no es necesario tomarlo por si acaso.

Y hablando de medicamentos,

¿es verdad que tampoco hay que ponerse la vacuna

si has tomado o estás tomando antibióticos?

No es cierto.

Los antibióticos actúan frente a las bacterias.

Inicialmente no producen ningún efecto perjudicial

respecto a la vacuna.

La vacuna pretende protegernos de la infección por los virus,

y los antibióticos no interfieren.

Por lo tanto, te hayas vacunado o te vayas a vacunar,

si te han recetado antibióticos

para tratar una infección bacteriana,

debes tomarlo tal y como te han dicho

y todo el tiempo que esté indicado.

¿Y qué pasa si te ha dado reacción alguna otra vacuna en el pasado?

Por ejemplo, la de la gripe.

¿Hay que evitar en ese caso la vacuna del coronavirus?

No, no hay que evitarla.

Que te dé una pequeña reacción una vacuna

no significa que te la vaya a dar otra.

Recordamos que estas reacciones habituales con las vacunas

son estas reacciones leves que acabamos de comentar,

por lo tanto, no deben frenarnos a la hora de vacunarnos.

Vacunarnos es la clave para recuperar esa normalidad

que estamos deseando todos que llegue lo antes posible.

A la espera de que nos toque vacunarnos a cada uno de nosotros

cuando esté indicado

y, mientras tanto, a disfrutar de la vida,

a disfrutar de nuestra salud al aire libre,

haciendo ejercicio físico, que para eso estamos en primavera.

Muchas gracias, doctor Fabiani.

Aprovechemos el buen tiempo de la primavera

y respiremos aire limpio fuera de casa,

pero cuidado con el sol, que ha llegado el sol de mayo.

En esta época del año comenzamos a tener

una mayor exposición solar.

El índice ultravioleta es más alto y tenemos que tener precaución

en las primeras exposiciones al sol.

En la actualidad, los dermatólogos insistimos en este aspecto,

no existe un bronceado saludable,

porque el bronceado se produce siempre

como una respuesta de la piel a una exposición dañina,

los rayos ultravioleta.

No debemos olvidar usar

un protector solar de amplio espectro

e idealmente aplicarlo cada dos o tres horas

para que continúe siendo efectivo.

Sabemos que la eficacia de la protección solar

decae aproximadamente al 80%

a las tres horas de haber hecho la primera aplicación.

Por lo tanto, siempre, pero, sobre todo,

en épocas con mayor exposición solar,

recomendamos volver a aplicar el producto

en las superficies expuestas.

Para proteger bien una extremidad necesitamos dos dedos de producto

para obtener la protección que nos indica el envase.

Para el rostro necesitamos aplicar

dos miligramos por centímetro cuadrado,

que sería como media cucharadita para rostro y cuello.

Es muy importante aplicarlo

en todas las zonas de nuestro rostro y cuerpo.

Utilizarlo también en el contorno de ojos,

que a veces se nos olvida, en las partes inferior y superior,

en el contorno de labios, al lado de las aletas de la nariz,

que llegue bien hasta la oreja, seguimos aplicando en la frente,

hasta el nacimiento del pelo.

Existen brumas y brochas que nos permiten

de una manera muy fácil retocar la protección solar

por encima del maquillaje que ya llevamos.

También para uso diario es muy cómodo usar

protectores solares que lleven color.

Esto nos permite unificar el tono de nuestra piel,

tapar manchas, tapar rojeces,

pero con protección solar de amplio espectro incorporada.

Y si queremos, por cuestiones estéticas,

lucir un tono más dorado,

podremos recurrir a los autobronceadores.

Son totalmente seguros,

pero siempre será necesario protegernos del sol.

Por lo tanto, aunque estemos usando un autobronceador

varias veces a lo largo de una semana,

deberemos usar protección solar cuando estemos en el exterior.

Cuando cogemos un envase, normalmente, en la parte posterior

aparece un tarrito abierto,

en cuyo interior aparecen un número y una M.

Esto indica el número de meses que este protector es válido

una vez abierto.

Cuando compramos un protector solar un año y lo abrimos,

este mismo protector probablemente no será útil

en el verano siguiente.

No debemos olvidar igualmente usar una crema con factor 50,

idealmente debe ser bastante fluida para que sea cómoda de usar

con el uso de la mascarilla.

Mira que me gusta a mí la salida del sol

cuando nace un nuevo día y hay que llenarse de energía.

La hora del desayuno. Tú siempre pensando en comida.

Es que no es para menos, la misma palabra lo dice,

desayuno, terminamos con el ayuno de toda la noche,

la primera comida del día. Pero no siempre ha sido así.

El desayuno como lo entendemos hoy, por la mañana,

es un invento bastante moderno.

Nuestros antepasados no desayunaban.

¿Cómo que no? ¿Entonces cuántas comidas hacían?

Como mucho, dos al día. Es más, en la Antigua Roma

hacían una buena comida principal y la llamaban "cena".

Y tú me dirás: "Pues la tomarían por la noche".

Claro. Pues no,

la tomaban después del mediodía, al principio de la tarde.

Esta tradición se extendió en la Edad Media

y el pueblo lo hacía así, a excepción de la gente rica

y los enfermos, que desayunaban a primera hora de la mañana,

para recargar su salud, para reforzarse,

y de ahí la expresión "desayunar como un rey"

o "desayunar como un rico".

Qué diferente de lo que es hoy en día

"desayunar a cuerpo de rey", por ejemplo.

Eso es en lo que creo que todos pensamos,

la tostada, la mermelada, el café, los cereales,

el zumo, el dulce... No falta de nada.

Aquí lo tenemos todo. Esta imagen se puso de moda

en los años 50 y 60 gracias a la industria,

porque apareció la tostadora eléctrica,

el exprimidor, el café instantáneo, el pan de molde,

los cereales de desayuno cargados de azúcar,

pero a nuestra salud

estos desayunos tampoco le gustan tanto.

¿Entonces?

Le gustan estos desayunos que tengo por aquí.

(RÍE) ¿Has visto qué ricos?

Qué buena pinta tienen.

Tengo por aquí el desayuno de los madrugadores

y por aquí el "brunch".

Empezamos por el de los madrugadores.

En este caso, tenemos unas tostadas con hummus de remolacha,

de aquí su color moradito, con huevo,

para aportar proteína y grasas de calidad,

y tenemos frutas en crudo,

los tomates cherry y unos brotes para dar sabor.

Esto está muy bien. ¿Tú te lo harías a primera hora?

Yo me levanto a las 7:00

y ponerme a hacer este desayuno igual me cuesta un poco.

¿Sabes cuál es el truco? Que es un desayuno muy completo

que podemos tener preparado varios días antes.

No hay excusa.

Lo mismo que me cuesta untar mantequilla y mermelada

a la tostada puedo untar un hummus, que puedo tener ya hecho.

Simplemente trituro alubias blancas, garbanzos...

Lo que más nos guste.

Hacemos un hummus, pero incorporamos remolacha.

Esto en el táper, bien guardado en la nevera nos dura varios días.

Los huevos duros podemos tenerlos ya cocidos,

así que un plisplás. Qué buena idea.

¿Y qué me dices del desayuno-almuerzo, el "brunch"?

Sí, el almuerzo de toda la vida, le echamos más tiempo para cocinar

y también para comérnoslo.

Siempre parece que en las charlas, en los "brunches",

porque se hacen acompañados casi siempre,

apetece un dulce. Sí.

Pues vamos a hacerlo de forma más saludable.

Con estas minitortitas de plátano integrales

y sirope de fresa saludable. Qué buena pinta.

Tenemos aquí las tortitas, parece que hay muchas,

pero realmente es la masa para hacer tres tortitas.

Al hacerlas pequeñas, engañamos a nuestros sentidos

y sentimos que estamos comiendo más.

Para el sirope, tan sencillo

como utilizar el dulzor natural de las fresas.

Fresas, que estamos de temporada todavía, me encantan,

en un cazo bien limpitas, ponemos la tapa,

a fuego lento durante 20 minutos, que suelten su agua.

En ese momento echamos

una cucharada del endulzante que más nos guste

y levantamos la tapa, que se evapore un poco el agua

y se concentre, y tenemos esta maravilla.

Y ya lo tenemos preparado para un desayuno de madrugadores.

Toda la razón.

Qué bien cocinas y qué bien lo cuentas.

Marta, así da gusto empezar el día:

un buen desayuno, luego una buena comida.

Si no tenéis muy claro qué poner hoy en la mesa,

aquí va una propuesta tradicional de cocina española,

el sopicaldo de Cáceres.

¿Sopicaldo? Pues...

Tal vez con pan.

No sé si la caldereta se puede considerar.

Como el sopicaldo,

son muchas las recetas de toda la vida

que se van quedando en el olvido

y nada mejor que venir tan tradicional como Cáceres

para recuperarlas y volver a disfrutar de ellas.

Hola, Juanmi. -Hola.

-Qué cantidad de platos tradicionales

tenéis en Extremadura. -¿Conoces el sopicaldo?

Pues has venido al sitio ideal. -Fenomenal.

-Te lo preparo. -Vamos.

¿Y qué es exactamente un sopicaldo? -Es una especie de ajoblanco,

una sopa fría, aunque también hay versión caliente.

En este caso utilizaremos perdiz, en lugar de pollo asado.

Vamos a salarla un poco.

-Si eligiéramos el pollo, en vez de la perdiz,

¿qué sería mejor?

¿Un pollo grande o pequeño? -Un pollo pequeño.

También lo podemos hacer con gallina.

Le echamos un poco de aceite aromático de ajo

y la hierbita. -Que es lo que le da el toque.

¿Y cómo hacemos

para que esta perdiz no pierda su jugo en el horno?

-Regándola continuamente con un poco de caldo,

un poco de vino, el vino que más nos apetezca.

-Mientras tenemos la perdiz en el horno,

vamos preparando la salsa.

-Con la yema de huevo, la trituramos un poco.

Vamos a añadir el polvo de almendra.

-¿Y para la gente que no pueda tomar frutos secos

habría alguna alternativa?

-Podemos hacer una especie de pan rallado

y podemos hacer ligazón con el pan, en vez de la almendra.

-Y ahora removemos. -Lo movemos un poco

y vamos integrando y ahora, para hacer la cremita,

el agua. -Y lo estás haciendo sobre hielo.

-Sobre hielo, porque necesitamos

que la crema esté especialmente fría.

La perdiz también tiene que estar fría.

-¿Tú conocías el sopicaldo?

-Yo creo que con el cambio de generaciones

se van perdiendo ciertas recetas tradicionales...

-Y otras se van versionando. -Sí.

Pinchamos un poco y estaría.

Como puedes ver... -Se deshace.

-Ha quedado superjugosa.

-Vamos a aprovechar la pechuga.

Vamos a emplatar, vamos a ponerle un poco de pan tostado.

Le ponemos encima la pechuga de la perdiz.

Mojaríamos con el sopicaldo.

-¿Cuánto tiempo lo hemos mantenido en frío?

-Pues el asado de la perdiz más el reposo, más o menos,

unas cuatro horas. -Y el toque final.

-El toque final,

un poco de jamón ibérico y un poco de aceite.

-El aceite que no falte. Qué maravilla.

Qué rico el plato de perdiz.

Y, además, como es carne de ave, se cocina parecido al pollo.

Con perdiz podemos hacer

todas las recetas que haríamos con pollo.

Perdiz al ajillo, al chilindrón, al limón.

Qué os gusta el limón a los cocineros.

A mí me encanta.

El limón, la lima, el pomelo, la naranja...

Todos son cítricos.

Como su nombre dice, tienen ácido cítrico,

y nos encanta porque nos da mucho juego en cocina,

primero porque es conservante.

¿Qué es conservante?

Ayuda a que se conserve todo, que quede más jugoso.

Lo podemos encontrar en el etiquetado como E330,

ácido cítrico, y no nos tiene que asustar.

También nos gusta porque es antioxidante,

evita el pardeamiento enzimático de los vegetales.

Las alcachofas, para que se entienda.

Cuando te pones a limpiar alcachofas las pones en agua...

Y limón, claro. Luego también nos ayuda a potenciar

el sabor de los alimentos, tanto para salado, perdiz al limón,

como para dulce, con este bizcocho que te traigo,

bizcocho de limón y yogur al horno.

Qué buena pinta tiene. Con un "frosting" muy saludable.

¿Cómo lo haces? Es el bizcocho clásico,

de medidas de yogur, de toda la vida,

que se hace con harina integral, aceite de oliva virgen extra,

y, en vez de utilizar azúcar, el endulzante que más nos guste.

En mi caso, eritritol, porque tiene los mismos volúmenes que el azúcar,

entonces es muy sencillo utilizarlo en casa.

Perfecto.

"Frosting", siempre los hacemos con queso crema y azúcar glas.

Es supercontundente.

Nosotros lo hacemos con la misma apariencia,

pero mucho más saludable.

En vez de queso crema,

reducimos la cantidad de grasa utilizando yogur griego.

En vez de utilizar azúcar glas,

para no tener esta textura granulada,

lo hacemos con sirope de agave,

que ya sabemos que sigue siendo un azúcar,

pero es el doble de dulce que el azúcar normal,

así que podemos utilizar la mitad.

Una prueba más de que se puede disfrutar de la repostería

cuidando el organismo. Y tanto.

La repostería casera es 100% buenísima

y más saludable que la industrial.

Eso es algo que siempre tenemos que tener en cuenta,

pero más todavía

cuando nos apetece tomar algo tan tentador como una pizza.

Por eso Aitor Sánchez me está esperando

para aprender a comer buena pizza, la más saludable.

Siempre que pensamos en pizza

nos viene a la cabeza comida rápida,

pero no tiene por qué ser así, depende de con qué la preparemos.

¿Cuáles son los ingredientes de vuestra masa?

Tres solamente: mijo, quinoa y agua.

Qué sencilla.

No necesito más para hacer una pizza muy rica.

Es una pizza apta para celíacos. El restaurante es 100% sin gluten.

Una de las pegas de la pizza convencional

es que están hechas de harina de trigo

y, además, muchas veces con un gramaje excesivo.

¿Qué deberíamos priorizar?

Masas finitas, a poder ser, de otros cereales, mucho mejor.

En este caso, está hecha de mijo, un cereal más integral,

o de quinoa, un pseudocereal con más cantidad de proteína,

mucho mejor.

Es recomendable prestar atención

a la salsa de tomate que podamos preparar,

si es casera, mucho mejor.

Las comerciales a veces vienen fritas,

o con cantidad excesivas de azúcar.

¿Es tomate frito? En absoluto.

Tomate triturado natural, sal y aceite de oliva.

¿La salsa barbacoa? Es una salsa especial.

La endulzamos con dátil

y la ahumamos con carbón natural de encina.

Para que una pizza sea un plato único

tiene que tener esos grupos alimentarios

que no solemos incluir en ella.

Ya tenemos el hidrato de carbono del pan, la masa,

una buena ración de verduras

y también una buena ración de proteínas,

puede llevar carne, pescado, incluso huevos

y, si no, en el plato de fuera de la pizza.

Ojo también con qué acompañamos la pizza,

que muchas veces entramos en ese modo fiesta

y nos vamos a entrantes que no son los más saludables.

Hoy que es domingo

y vamos a hacer deporte con la bici

he optado por este boniato horneado

porque necesito esa cantidad extra de energía.

Aquí también tenemos alguna alternativa

para no caer siempre en los refrescos.

La kombucha es un refresco

que se hace a partir de un té fermentado.

Nos puede dar ese pase carbonatado de la sensación

que tenemos de tomarnos un refresco, pero sin tanta azúcar.

Recordemos que también tenemos una genial alternativa.

No hace falta que te comas la pizza tú solo,

la puedes compartir con alguien y dejar hueco a otros platos.

Me gusta mucho ese consejo. Podemos dejar hueco para el postre.

La pizza da mucha energía, y menos mal,

porque falta nos hará para levantar estas pesas.

Jesús, ¿te atreves? Lo hacemos si me ayudas.

Claro que sí. Vamos a ello. Cuidado.

Una, dos y tres. No te hagas daño.

Ay. Uy, uy.

Estás fuerte, ¿eh? Sí.

(RÍE) No sé si hace falta que lo diga,

pero estas pesas son de mentira. Ya me había percatado.

(RÍEN)

Las de verdad, las que levanta Lidia Valentín, esas sí que pesan.

Desde luego. Halterofilia.

Hay dos modalidades, arrancada y dos tiempos.

Lidia Valentín es capaz de levantar en arrancada 124 kilos,

que es de un tirón,

y en dos tiempos, como su propio nombre indica,

uno y dos, levanta 150, como si nos levantara a nosotros.

Madre mía, con esa fuerza

seguro que ha ganado un montón de medallas.

Pues nada menos que 27 medallas.

Fíjate bien en la pantalla, porque te las voy a decir.

Es tan extenso que me lo he tenido que apuntar.

27 medallas.

Las ha ganado de oro, Juegos Olímpicos de Londres.

De plata, en los de Pekín. De bronce, en los de Río.

Ha sido dos veces campeona del mundo,

cuatro de Europa, 15 veces campeona de España.

¿Sabes qué es lo mejor de todo?

Que Lidia Valentín practica el juego limpio.

Ya sabes que en este deporte a veces hay casos de dopaje

y Lidia siempre ha dicho

que ella prefiere perder jugando limpio

que ganar jugando sucio. Bien dicho.

Lidia Valentín ya tiene 36 años, está en la cima de su carrera,

pero sigue entrenando y compitiendo

siempre que las lesiones no se lo impidan.

Las lesiones o los contratiempos.

Ha tenido un contratiempo hace poco,

una gastroenteritis, que le ha impedido participar

en el campeonato de Europa de Moscú,

y ella está preocupada y rabiosa, porque se jugaba su clasificación

para los Juegos de Tokio,

pero seguro que tendrá otra oportunidad,

en Colombia hay otra opción para clasificarse.

Estamos seguros de que lo conseguirá,

porque Lidia es todo voluntad.

Ha tenido muy pocas lesiones. Me extraña,

porque en ese deporte parece que, tarde o temprano,

se vayan a hacer daño.

Con esos levantamientos que hace, tan solo una lesión dorsal,

en 2016, que puso en riesgo su clasificación para Río,

porque tampoco pudo participar en los europeos que daban el pase.

Se puso un poco nerviosa, tuvo contratiempos,

la lesión, que era normal,

que podía haber superado perfectamente,

se le complicó con una pérdida de visión en un ojo.

¿Sabes de qué fue?

Fue al médico y le diagnosticaron que era por estrés.

Con ayuda psicológica siguió sus entrenamientos

y consiguió la clasificación para los Juegos de Río

y consiguió un bronce, que seguro que le supo a oro,

por todos los contratiempos que tuvo.

Por todo esto que nos has contado,

sin duda, Lidia es una gran sufridora

y ha escogido un deporte que requiere de mucho sacrificio.

Sacrificio, esfuerzo, trabajo, que son las palabras preferidas

para Lidia Valentín, para definir su trabajo.

Ella siempre dice que para estar en forma en su trabajo

hace falta un 10% de talento y un 90% de trabajo.

Estamos seguros de que Lidia lo hace

y yo añado que con un 100% de ilusión,

que es fundamental para su trabajo

y para lo que ella hace.

Esa misma ilusión que cuando tenía 11 años,

en su Bierzo natal le llevó a practicar halterofilia,

y que, si sigue manteniendo esa ilusión, lo seguirá haciendo.

Muchísimas gracias, Jesús. De nada. Un placer, Miriam.

Hay que mantener la ilusión para triunfar en la vida.

¿Cómo hay que cuidarse para seguir al pie del cañón

tras 50 años de éxitos?

Nos lo cuentan unos artistas de toda la vida, Mocedades,

con su historia, que es ya historia de España,

os dejamos este domingo de primavera.

Feliz semana y cuidaos mucho, pero mucho mucho.

Hola, amigos. Soy Rosa Rodríguez, de Mocedades.

Estamos en Bilbao.

Os voy a contar unos secretos de mi día a día.

Me gusta cuidarme, pero no siempre lo consigo,

¿pero quién se resiste a un pintxo de estos

muy típicos del País Vasco y a un buen vino?

Es inevitable.

Antes de subir al escenario yo no como absolutamente nada.

Intento tomar alguna infusión, algo calentito,

algo con miel y limón, pero calentito.

Me sienta muy bien.

La verdad es que yo no soy mucho de gimnasio.

Sí me gusta caminar, sobre todo, en la naturaleza.

En el País Vasco hay mucho verde, afortunadamente.

Es una maravilla, los olores del campo, los colores,

el respirar.

El contacto con la naturaleza es imprescindible.

Ay, chicos.

¿Qué tal? ¿Qué tal? ¿Qué tal? -Bien.

# Tómame.

# O déjame... #

Siento muchísimo respeto

a toda la música que se generó hace 50 años,

que empezaron mis hermanas las mayores, mi hermano...

Las recuerdo desde que era una niña,

cómo ensayaban, cómo te mostraban

sus nuevas creaciones, sus nuevos discos...

Siento orgullo de poder cantar estas canciones.

50 años dan para mucho.

Dan para muchas entradas y salidas de gente.

Es como un equipo de fútbol, que al final el equipo permanece,

el nombre permanece y van cambiando los jugadores.

La música para mí es mi vida.

Es una filosofía, es como el alimento.

Era nuestra forma de comunicarnos familiarmente.

Además, te acompaña siempre,

en los momentos buenos, en los malos, en los menos malos...

Siempre está ahí.

Ha sido un año tremendo.

Estamos supercontentos

porque el 4 y 5 de mayo nos vamos a Madrid.

Vamos acompañados por Los Panchos.

El público se encontrará

un repaso a las canciones más importantes de Mocedades

y que forman la banda sonora de muchas personas.

Les esperamos y vamos a cantar con ellos todas esas canciones.

-Y habrá sorpresas también.

-En nuestros conciertos siempre hay sorpresas.

-Alguna sorpresita habrá.

# Pues tu ropa # huele a leña de otro hogar. #

(RÍEN)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 02/05/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 02/05/21

02 may 2021

En este programa hablamos de las diferencias entre la mantequilla y la margarina, y aprendemos las claves para mantener nuestra cocina limpia y bien desinfectada. Aprendemos cómo debemos comer si queremos perder grasa pero sin pasar hambre ni obsesionarnos con la báscula, resolvemos dudas sobre las vacunas del coronavirus, repasamos cómo protegernos frente al sol de primavera y algunos trucos sobre los fotoprotectores. Preparamos varias propuestas de desayuno saludable y los integrantes de Mocedades nos cuentan cómo se cuidan. ¡Y mucho más!

ver más sobre "Saber vivir - 02/05/21" ver menos sobre "Saber vivir - 02/05/21"
Programas completos (456)

Los últimos 3.714 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios