Repor Canal 24H

Repor

Jueves 00:00 y domingos 20:30 horas

Repor
Noche del miércoles al jueves a las 01.30 horas   Los Domingos a las 20:30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5693914
Para todos los públicos Repor - Paisaje después de la mina - ver ahora
Transcripción completa

El fin del carbón

en Asturias ha dejado a las Cuencas Mineras sin trabajo,

sin población y sin esperanza en el futuro.

La gente que vino a trabajar de fuera a aquí

le llamaba "El Dorado".

Aquí había, por lo menos, 2000 y pico o 3000 obreros.

(JALEAN)

Al final, las prejubilaciones son despidos.

Bueno, no te vas para casa mal, pero estás despedido.

El problema es qué pasa con toda la gente que viene detrás.

Los fondos mineros, una aportación económica

que durante años llegó desde Europa,

tampoco han servido para encontrar una alternativa al carbón.

Los fondos mineros fue el caramelo envenenado.

Y no se generó ningún tejido industrial.

Ya veis que se cerraron fábricas y cerraron todo.

Aquí ya no hay trabajo para nadie.

Ya que se cometieron los errores al principio,

que se busque una segunda vida al edificio.

Y es que ni despiden. Es lo que queda,

pedir responsabilidades.

Hay vida más allá de la minería.

Igual que si cierra cualquier sector.

El mundo seguirá girando igual.

(Música)

"En las Cuencas Mineras de Asturias,

los castilletes, que durante decenas de años

sacaron carbón del fondo de la tierra,

han parado para siempre. Ha sido un proceso lento

que ha dejado a los vecinos sumidos en la incerteza sobre su futuro

y con la añoranza de un pasado glorioso."

Lo que era Asturias, era las Cuencas Mineras.

Ahora no tiene absolutamente nada que ver.

La gente se marchaba para Gijón, para Oviedo, para todos sitios.

Y yo porque no pude.

Nos sentamos aquí porque no tenemos para dónde ir la mayoría.

Porque mucha gente va a Gijón y para Madrid

y para un sitio y otro. Pero claro...

A estas alturas, con esta edad y los críos y todo...

¿A dónde vas ya? A ningún lado.

(REPORTERA) ¿Usted fue minero? -Yo sí.

¿Usted también? -A este lo echaron fuera.

¿Y dónde trabajó usted? -En Sotón.

¿Muchos años? -Sí, unos 19 años o por ahí.

¿Y ya se jubiló? -Llevo 20 años en casa.

Tengo 62 también. (RÍE)

Ya visteis que cerraron fábricas y cerraron todo.

Aquí ya no hay trabajo.

"Aquí, como en otras zonas, las casas de los trabajadores

también han quedado vacías."

Yo vivía aquí, en este portal que se entra por la parte de atrás.

Una típica barriada minera, que hay muchos sitios más.

Esto sería el economato de todo el pueblo,

un economato laboral,

que pertenecía a la empresa y a los trabajadores.

¿Qué trabáis ahí?

Así entraba yo en la mina.

"Allí a donde vamos, Jaime es conocido.

Durante años ha defendido a los trabajadores

en la lucha frente a la reconversión,

que ha durado casi 30 años.

Estas minas son de Hunosa.

La empresa pública se creó en el año 1967

cuando el Estado compró las diferentes explotaciones

que había en la zona.

Hulleras del Norte se convirtió en el sustento de toda la comarca.

En su esplendor,

en la época dorada del carbón, pudo haber trabajando,

directamente, solo en el sector del carbón

más de 70.000 personas.

Aparte, indirectamente, lo que es el sector servicios,

negocios de hostelería,

colegios, etcétera, pues, prácticamente,

todo el mundo vivía del monocultivo del carbón.

Nada, pues digamos que esto es la entrada del pozo

y ahí se iba montando la gente.

Era bajar y al trabajo subterráneo.

El que tuviese que picar, a picar;

el que tuviese que barrenar, a barrenar;

el que estuviera con máquinas transportando...

Aquí llegaron a trabajar sobre mil mineros.

El sector de la minería del carbón es un sector muy reivindicativo

desde el principio. Seguramente, es muy reivindicativo

porque las condiciones laborales siempre fueron muy duras y malas.

Y, entonces, claro, algo que a veces la gente olvida,

que había una enfermedad que era la silicosis,

de la cual falleció mucha gente.

Había muchos muertos en accidentes de trabajo.

Entonces había mucha solidaridad que se genera, digamos,

en el tajo, se genera nada más que bajas la jaula.

(CANTAN)

"Los años 90 fueron el principio del fin de la minería.

Primero se fue reduciendo el número de trabajadores

de la empresa pública;

luego llegaría la búsqueda de otras energías alternativas;

y, finalmente, la directiva europea

que no permitía subvencionar el carbón.

Con jubilaciones y prejubilaciones,

poco a poco los mineros se fueron marchando a casa."

Entonces lo que se hacía era intentar adormecer

un poco... a la gente a través de: "Oye...

Te despido". Porque, al final, las prejubilaciones son despidos.

"Pero, bueno, no te vas para casa mal, pero estás despedido".

El problema es qué pasa con toda la gente que viene detrás.

"Ahora apenas una explotación permanece en activo.

Las otras como esta hace más de un año

que dejaron de sacar carbón."

La reconversión para los propios trabajadores del sector

no fue traumática en sí. El problema es que sí es un trauma

para el resto de las comarcas mineras,

porque es donde el sector servicio se resiente;

se pierde población.

Todo aquello que se pretendía con los distintos planes

no se fue capaz de llevar a cabo

y lo que mantiene a las comarcas mineras

son sus jubilaciones, eso es lo que mantiene.

"En las cuencas occidentales de Asturias las minas eran

de propiedad privada.

Durante años recibieron subvenciones, pero estas acabaron

y las empresas dejaron de funcionar.

Estos mineros no tuvieron tanta suerte

como los de la empresa pública.

Gerardo, Ismael y Fermín trabajaron en esta mina,

pero con una subcontrata.

Así estaba el 70% de la plantilla.

Hace dos años que cerró la empresa

y ellos continúan buscando trabajo."

Pues dijeron: "Hasta aquí hemos llegado, chicos.

Mañana ya no hace falta... Ya no tenéis destino".

Y cada uno... a buscarse...

Yo eché varios currículos. Eché para Hunosa, para Orovalle...

Y de momento... nada.

Fui minero 19 años. -18 o por ahí.

Creo que los sindicatos nos dejaron

completamente de lado. Completamente.

Dicen que hay una bolsa de trabajo que, supuestamente, va a ser

para reconstruir las escolleras o... los vertederos.

Pero con eso llevamos dos años esperando la bolsa de trabajo,

que, supuestamente, nos van a llamar.

Porque en esta comarca no queda nada. En esta comarca...

La gente que vino a trabajar de fuera a aquí

le llamaba "El Dorado".

Aquí se ganó muchísimo dinero con el carbón que se sacó.

Y con el que queda aquí todavía podrían estar trabajando

nuestros bisnietos.

Aquí pegas una patada y sale el carbón en cualquier lado.

Todo esto quieren dejarlo para el oso, para el lobo,

para el zorro y para el urogallo,

que sí se ve... que no se sabe si hay o no.

"En todas las Cuencas Mineras la música es la misma.

Y en los días de lluvia el abandono pesa más que nunca.

Mieres llegó a tener 70.000 habitantes.

Ahora no llega a los 40.000.

Los jóvenes se marchan porque no ven futuro

y Asturias se ha convertido en la comunidad

con la población más envejecida de España.

El Valle del Turón fue un importante centro minero."

Aquí había un bar y todas las casas estas

estaban todas ocupadas, no había ninguna vacía.

Aquí abajo teníamos otro bar, había una tienda...

Y vivían todos de la minería,

porque había muchísimo minero.

Aquí había, por lo menos, 2.000 y pico o 3.000 obreros.

Subías al Valle del Turón y aquello era... igual.

Los pozos que había, pues estaban todos llenos de gente.

Esta carretera, para cruzarla, pues había momentos

que no podías cruzar de tráfico que había.

Y ahora... Ahora no hay nada.

Trabajé en el pozo Figaredo, minas de Figaredo.

Que era cuando estaba todavía la Dictadura.

Y a continuación, pasó para la empresa,

pasó para Hunosa... Primero para el INI,

para el Instituto Nacional de Industria.

Y después, para Hunosa.

Prejubilado... con 47 tenía o por ahí.

Hay mucha gente que habla de prejubilación,

pero no sabe lo que lleva la mina.

Para saber lo que es la mina, hay que bajar abajo.

Se está manteniendo rentas salariales a base de...

Sí, a base de prejubilaciones. -Claro.

Aquí... no nos engañemos, hay...

Aparentemente, se vive muy bien.

Se vive muy bien porque tenemos las mayores pensiones,

hay un nivel de vida por encima de la media de España.

Pero eso, como decimos, es pan para hoy y hambre para mañana,

porque alrededor de eso nos preocupamos de lo nuestro,

pero no nos preocupamos ni de nuestros hijos

ni de nuestros nietos.

"El cierre de las minas trajo consigo dinero de Europa.

Eran los llamados "fondos mineros".

Estaban destinados a crear infraestructuras,

a fomentar la formación

y a buscar alternativas que generaran empleo.

Pero los proyectos en muchos casos no dieron el resultado esperado."

Los fondos mineros fueron el ingrediente,

el caramelo envenenado

que metieron al pueblo asturiano prometiendo el oro y el moro.

Que estos fondos mineros servían... Después del cierre

de las explotaciones mineras, iban a servir

para generar otro tejido industrial alternativo.

Y no se generó ningún tejido industrial alternativo,

dejando esta región hecha un paraje lunar.

"A Antón no le tiembla la voz al denunciar

la mala gestión que se hizo de este dinero.

Nos acompaña a la farmacéutica Diasa, una de las empresas,

ahora cerrada, que cobró no pocos millones de subvención."

Hicieron una selección de personal:

químicos, médicos, biólogos... la de Dios.

Y ahí quedó el invento.

"Cazasubvenciones", coge el dinero y escapa.

"La empresa Diasa apenas estuvo abierta cuatro años.

Tuvo un expediente de Sanidad por no cumplir los requisitos

como laboratorio farmacéutico."

Glucosamina Teva, Plusgin calcio...

Bueno, de la noche a la mañana dijeron que no era rentable.

15.000 millones de euros tirados,

tirados en los bolsos de gente

con implicaciones en todos los niveles, ¿no?

Desde la empresa de diversificación SADIM de Hunosa,

con un 40% de participación aquí;

la Consejería... o sea, el gobierno regional.

"No es corta la lista de proyectos fallidos.

Este tenía que ser un centro de seguridad vial.

Obtuvo el aval del Principado y, al cabo de dos años,

la empresa promotora entró en concurso de acreedores."

Lo vendieron como vendieron todos los proyectos. "Esto será tal

porque en torno al circuito van a aparecer hoteles de lujo

porque vienen aquí a correr". En fin, como se vendió todo.

En otro pozo decían que iban a hacer balnearios

como en Hungría y tal...

¡Nada de nada!

Era todo "Alicia en el País de las Maravillas".

"La mala gestión de los fondos es un secreto a voces.

Pero la decepción se hizo más patente

cuando José Ángel Fernández Villa, líder del sindicato SOMA UGT,

quiso regularizar cuatro millones de euros.

El caso está pendiente de juicio.

De momento, ha sido condenado a tres años por apropiarse

del dinero de su propio sindicato.

Eduardo Undangaray ha capturado durante años momentos históricos

del apogeo y del declive de esta zona.

Junto con su colega Ramón Jiménez,

ha creado el "Archivo Histórico Minero".

Algunas de estas fotografías han decidido publicarlas."

Empezamos a hacer una recopilación de libros

que se llaman "Tierra negra: minas y mineros",

donde recopilamos todas las imágenes

de los 30 años que teníamos de imágenes mineras

y donde se pueden ver,

desde los pozos mineros en pleno apogeo cuando había

una masa laboral de 24.000 mineros en Asturias;

se pueden ver cuencas mineras de otros sitios;

se pueden ver accidentes, encierros, movilizaciones...

Estamos intentando presentar un proyecto donde se preserve,

de alguna manera, la cultura minera;

donde la gente pueda guardar sus documentos, sus archivos,

su material de tema de minería.

Y que eso se preserve un poco para la posteridad,

porque dentro de un tiempo todo esto desaparecerá

porque pasará por la excavadora.

Y, simplemente, la gente va a tener que vivir en el recuerdo.

"Su proyecto es instalar un archivo físico

en el Ecomuseo Minero del Valle de Samuño.

Esperaban conseguir fondos mineros para hacerlo,

pero, de momento, no han llegado."

Tenemos muy pocas expectativas de conseguirlo,

porque viendo cómo funciona aquí la administración en estos...

en el tema de gestionar esto,

tenemos pocas esperanzas. Como se suele decir:

"la esperanza es lo último que se pierde".

"Eduardo nos acompaña a un gran centro

de recuperación de la fauna,

donde sí que llegaron los fondos mineros.

Este edificio tenía que ser un hospital de animales salvajes

y un centro de reproducción.

Solo se utilizó durante cuatro meses.

Desde hace casi cinco años está abandonado en medio

del Parque Natural de Redes."

Es impresionantemente grande porque desde aquí parece que es

una cosa muy pequeña, pero es un edificio

de un montón de metros cuadrados

donde, en muchos casos, ya se lo come la maleza.

(LEE) Verdes paisajes, Asturias...

Ese es el único animal salvaje que...

(RÍE) El póster.

Si, por lo menos, ya que se cometieron los errores

al principio, se buscase una segunda vida al edificio,

se consensuase con la gente que vive aquí,

la necesidad que haya y en qué se podría reciclar

para darle un plan B a este edificio...

Pero lo triste es que, verdaderamente,

esto se va a acabar pudriendo...

Llegará un momento en que la gente venga,

desarme puertas, ventanas, farolas y se lo lleve todo.

Y cuando se den cuenta, van a venir a derribarlo

porque va a costar más dinero rehabilitarlo

que hacer algo con ello.

"La intención era que sirviera también como incentivo turístico

en el Valle del Nalón.

Y con el mismo propósito, en Tarna se alzó

el que tenía que ser la Casa del Urogallo.

Se inauguró oficialmente en 2010, pero nunca se abrió.

La mayor parte se financió con fondos europeos.

Para los vecinos, el rechazo es doble

porque, además, para construirlo tuvieron que derribar

las antiguas escuelas del pueblo."

Aquí ya se ve la escuela.

Esta es de 1958. Esta soy yo.

La estructura estaba bien. No pueden poner excusas

de que estaba mal el edificio para tirarlo.

(REPORTERA) De alguna manera, removisteis cielo y tierra

para paralizar, ¿no? -Roma con Santiago.

No solamente parando las obras,

sino con documentación. Pero nadie nos escuchó.

Pues esto... Cómo está todo. Y por allí...

Y por aquí...

"El edificio era propiedad del Principado,

pero lo ha cedido al Ayuntamiento y este, a su vez, a los vecinos.

Al final, lo que tendría que ser un museo, se ha convertido

en un muerto del que nadie quiere hacerse cargo."

No podemos tampoco agarrarlo

porque no tiene mantenimiento el edificio.

Se están cayendo las placas. Es muy fácil ahora

que diga el Ayuntamiento: "Toma, para vosotros".

Sí, y tenemos que reparar el muro que se está cayendo.

Con la misma estructura no hay nada que hacer.

¿Qué se va a hacer?

Un albergue, pero es que...

Pero nunca le habíamos visto futuro, no sé por qué.

Pero los inviernos son muy largos y de mucha nieve.

¿Quién va a venir aquí?

Turismo rural, sí, vale.

Pero... como dice alguien... "Sin vecinos no hay paraíso".

A mí me gustaría que ahora, en vez de nosotros,

que ya sabemos nuestra historia y cómo fue,

aparecieran los nombres y apellidos

de los que derribaron el edificio,

que esos andan por ahí vivitos y coleando.

Y nadie habla de ellos. ¡Qué investiguen!

Es lo que queda, pedir responsabilidades.

"Estos son solo una muestra

de los numerosos proyectos fallidos.

El Tribunal de Cuentas emitió

un informe sobre la gestión de los fondos mineros.

Hace especial mención a esta residencia,

pero hay más casos.

En su informe, el Tribunal destaca la mala gestión

y la falta de criterio en las concesiones.

Señala a las mesas regionales donde están el Principado,

los sindicatos y los ayuntamientos de las comarcas mineras.

Los fondos mineros sirvieron para construir infraestructuras,

pero no para crear un nuevo tejido económico.

A pesar de todo, sí que ha habido algunos proyectos

que han acabado en buen puerto.

En las antiguas instalaciones de Duro Felguera

se instaló Valnalón, un proyecto público que da apoyo

a pequeñas y medianas empresas."

Estos son los edificios que son de la vieja fábrica,

que daban utilidad y servicio a la siderúrgica instalada aquí.

Como, también, el edificio del comedor es un edificio

que en la parte de abajo está

la Escuela de Hostelería y, en la parte de arriba,

el Centro de Formación de Profesores.

Como ves, van cambiando.

Usamos los edificios con otras nuevas necesidades

de este siglo.

Y detrás de mí está el refrigerante,

que es el tótem de Langreo y de La Felguera.

Es el edificio más antiguo que tenemos en pié,

que es de 1898. Es el antiguo taller de ajuste.

De momento, está abandonada, pero puede haber actividad.

Y luego, en estas dos naves de aquí hay una empresa

que se dedica, con esto del cambio de ciclo,

al reciclado de plástico.

Antes, las personas que éramos de Langreo,

podíamos decidir en qué empresa trabajar,

a una gran empresa siempre.

Y ahora, sin embargo, ese modelo ha cambiado

y estamos trabajando o creando la propia empresa.

Y eso es otro cambio cultural, el que "tenemos un problema,

pero nosotros podemos ser parte de esa solución", ¿no?

"Inoxnalón es una empresa siderúrgica

que se ha ido superando día tras día.

Son un referente en la zona y exportan a todo el mundo.

Santiago y su socio Abel empezaron de cero

hace más de 20 años."

(REPORTERA) ¿Se había planteado alguna vez ser empresario?

Nunca en la vida. ¡Qué va!

Yo nunca en mi vida creí que iba a llegar aquí.

Bueno... hacer algo, por decir...

Como la empresa ya estaba y todo...

Que el día de mañana los hijos tengan un trabajo.

Pero aquí, jamás en la vida.

En crear una empresa no hay broma.

Y trabajar sábados, domingos, festivos...

Incluso, a veces, marchar

a las doce de la noche, a la una... No es fácil.

Pero nunca creí que iba a llegar aquí.

Y, a última hora, llegamos y esperamos seguir más.

(REPORTERA) ¿Los fondos mineros

fueron una ayuda? -Fueron una ayuda

muy importante para poder salir hacia adelante

con la inversión que habíamos hecho.

En aquel momento, nuestro mercado era local,

un mercado muy pequeño

para el sector en el que nos movíamos.

Entonces, bueno, fue un balón de oxígeno.

Lo que hicimos con esa ayuda fue invertir en industria 4.0

y transformación digital, que es el siguiente paso

que vamos a hacer este año.

"Y este es un proyecto empresarial nuevo que también funciona.

Silves y César decidieron dejar su profesión

en el sector audiovisual y montar su propio negocio.

Cervezas en el país de la sidra,

pero sin olvidar su pasado minero."

Esta es la última cerveza de la serie Carbonera.

Esta es Nicolasa y queríamos hacerle este homenaje,

ya que es el último pozo que está abierto

y antes de que cerrara, queríamos tenerla aquí.

Esta es una de las cervezas que más éxito tienen.

Goma 2 es el explosivo que se utiliza en la minería.

Al principio, se ve como una idea muy loca.

¿Cómo vais a poneros a hacer

cerveza artesanal, cuando en Asturias

todo lo que se vende es sidra, la mayoría?

Pensamos que, precisamente, por eso tal vez

fuera una buena oportunidad.

Esto que veis aquí es la fábrica de Caleya.

Aquí es de donde sale toda la producción.

Y la fabricación empieza por estos dos tanques que veis,

que lo llamamos "cocina".

Aquí es donde hacemos la receta de la cerveza.

Lo que intentamos nosotros durante estos años

fue formarnos mucho. Y nos dimos cuenta

de que la inversión en tecnología también era muy importante.

Yo, desde el principio, tuve claro que no iba a trabajar en la mina.

Porque tenía familiares que habían trabajado en la mina

y era bastante duro. Tuve abuelos que murieron

por silicosis estando en la mina y yo no quería entrar ahí.

Vivimos en una zona en que la gente llevaba

muchos años viviendo de empresas estatales.

Entonces, no tienen la cabeza para tener iniciativa

para emprender negocios, ¿sabes?

Entonces, era un reto para nosotros.

Fueran muchas las veces en que nos arrepentimos

de haber empezado este proyecto

por la dificultad que tuvimos a la hora de comenzar.

Pero estamos ya bastante bien asentados.

Nos gusta mucho el trabajo que hacemos, lo disfrutamos.

Y... bueno, esperemos que para jubilarnos.

Ya que no nos vamos a poder prejubilar...

(RÍEN)

"Aquí, como en muchos otros lugares,

buscan un nuevo modelo.

Lo hacen mirando al futuro, pero, también, a las raíces.

Manuel trabajó 19 años en la mina.

Ahora que están cerradas, él ha puesto todos sus esfuerzos

en la granja que su familia le ha dejado en herencia."

Nació hace un mes y salió antes de ayer para el prado,

aprovechando que vienen unos días buenos.

Una chatina, una hembra.

La raza asturiana de los valles es una raza autóctona de Asturias.

Yo entré con 18 años,

recién cumplidos, en la mina y estuve hasta diciembre del 2018.

19 años y unos meses.

Hasta que cerró y nos quedamos en paro.

Hombre, yo hubiera preferido, aunque no fuese prejubilado,

pero jubilado. Hubiera trabajado otros 20 años en la mina

y llegar a jubilarme, perfectamente.

Era lo que me gustaba y a lo que me dedicaba.

Llega un momento en el que ves que se acaba un ciclo,

que un sector cierra y tienes que dedicarte a algo.

Por qué no la agricultura y la ganadería va a ser

una opción y la vida en el pueblo, ya que aquí en Asturias

y en España está tan de moda hablar de la "España vaciada".

Intentar, lo que nos corresponde,

que no sea así, que no se quede vaciada por completo.

Nos salió una casería con unas fincas

y una serie de vacas que fueron heredadas de mi tío

y por ampliar y dedicarnos a la ganadería

de ganado de carne.

Y hacer de ahí un modo de vida y un sector

que ahora mismo no estaba pasando por sus mejores momentos

y un trabajo muy duro y muy sacrificado

en cuanto a tiempo y a dedicación.

Claro que hay vida más allá de la minería.

Igual que si cierra otro sector que...

El mundo va a seguir girando

igual que giraba antes de haber minas.

De hecho, Tineo y la mayor parte

del suroccidente asturiano, antes de haber minas,

era un concejo ganadero.

Y... ganadero y agricultor.

Luego llegaron las minas y la industrialización

y, bueno, generó un volumen de empleo muy grande.

Al faltar eso, se va a crear un vacío que hay que llenar,

porque no solo se va a vivir de la ganadería ni del turismo.

Tampoco solo se va a vivir de la mina, si siguiese abierta.

Hay que buscar la fórmula en la que haya varias cosas

donde pueda coexistir todo

y tener un volumen de empleo y de estabilidad,

y que la gente no tenga que marcharse a las ciudades

ni afuera para ganarse el pan.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Paisaje después de la mina

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Repor - Paisaje después de la mina

25 oct 2020

La extracción de Carbón en España ha cesado definitivamente. Poco a poco fueron cerrando las minas que había en el norte de la península, sobre todo en León y Asturias y los habitantes de esta zona se han quedado sin su medio de vida.
Para paliar la situación y encontrar una alternativa al carbón, durante años aquí llegaron millones de euros procedentes de Europa. Eran los llamados fondos mineros. Pero este dinero no siempre se utilizó de la mejor manera. Las cuencas mineras están plagadas de industrias abandonadas y otros proyectos fracasados que recibieron no pocos millones de subvención
El resultado es que Asturias no ha creado una alternativa al carbón y los jóvenes tiene que emigrar en busca de trabajo. Los mayores, que consiguieron una pensión al cerrar las minas, se han convertido en el sustento de un territorio que se enfrenta al paisaje desolado que dejó el carbón.

ver más sobre "Repor - Paisaje después de la mina" ver menos sobre "Repor - Paisaje después de la mina"
Programas completos (441)

Los últimos 1.262 programas de Repor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos