Repor Canal 24H

Repor

Jueves 00:00 y domingos 20:30 horas

Repor
Noche del miércoles al jueves a las 01.30 horas   Los Domingos a las 20:30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5823723
Para todos los públicos Repor -  Fermez les frontières! - ver ahora
Transcripción completa

"Cualquiera que estos días quiera cruzar

la frontera del Pirineo por caminos secundarios

puede encontrarse con impedimentos como este,

puestos por el gobierno francés,

ellos alegan la alerta terrorista."

Podemos llegar hasta aquí, ahora no podemos pasar.

Sí, es contra el terrorismo.

Si no te cierran por una cosa, te cierran por otra.

Si no te cierran de un lado, te cierran del otro.

Si ahora mismo se cierran dos o tres puntos,

la gente va a intentar pasar por donde pueda.

Las restricciones de movilidad,

ya sean por la crisis sanitaria o por motivos de seguridad,

asfixian a la población de la frontera.

Me piden atestación, el carné, de todo.

La policía francesa cuando ve a una persona negra,

con pinta de inmigrante, le pide documentación, no tiene,

y le dicen que no puede entrar en Francia.

Aquí estaríamos administrativamente en Cataluña, aquí en Francia.

Los supermercados que están en La Jonquera

están prácticamente cerrados.

Si no viene el francés, aquí estamos a dos velas.

"Entre España y Francia hay cientos de caminos secundarios.

Se utilizan a diario para pasar de un país a otro.

El Tratado de Schengen

permite la libre circulación dentro de la UE,

pero estos días los transeúntes se encuentran con una sorpresa:

Francia los ha cortado."

Hola, ¿está cerrado?

Es la primera vez que me encuentro con el camino cortado.

¿Y el motivo? No tengo ni idea.

Lo ha cerrado el gobierno francés alegando control antiterrorista.

Si creen que cortando un camino

que utilizamos normalmente los vecinos de la zona

van a evitar el terrorismo a estas alturas,

creo que es una excusa sin sentido.

¿Vivir en frontera tiene algo de obstáculo en ese sentido?

Antes no, pero desde el tema de la pandemia

y excusas, tipo terrorismo, y cortar carreteras sin avisar,

cada vez es más incómodo.

¿Vive cerca? Por aquí son cinco minutos,

pero, si tengo que coger el otro camino,

tardas casi diez minutos, un cuartito de hora.

Ahora tendremos que maniobrar,

dar la vuelta e ir por la carretera general.

"La Val d'Aran tiene su salida natural hacia Francia.

De sus dos accesos por carretera el puerto de montaña está cerrado.

Nos acercamos con el alcalde de Bossost,

que nos explica cuáles son las alternativas."

Esta es la frontera del Portillón.

Aunque no hay ninguna barrera física,

los primeros días sí que la hubo, está más abajo, en el lado francés,

y, de todos modos,

Francia ha decidido no limpiar la carretera de nieve

y la propia nieve actúa como una barrera natural.

¿Es habitual que cierren?

No, de hecho, esta es una medida muy excepcional.

Yo solo la he visto en el 2015,

cuando sucedieron los atentados de París.

Francia alega motivos otra vez de alerta terrorista

y entendemos que es algo muy excepcional.

Los que llegan hasta aquí, si ven que está cerrado,

¿qué tienen que hacer si quieren ir a Francia?

Nosotros estamos aquí, en el Portillón, a 1.300 metros,

este es el puerto de acceso directo a Bossost

y, como ahora está cerrado, se tiene que dar la vuelta

por la parte baja del Valle de Arán hasta Pont de Rei.

"Además, la frontera coincide con otro cierre,

el perimetral, sanitario, por la COVID.

Teniendo en cuenta que la zona vive del turismo francés,

la economía del pueblo se ahoga."

Aquí, el 90 % de los clientes son franceses.

Imagínate lo que supone para una población como esta

perder de golpe todos los negocios al 90 % de sus clientes.

Cuando venía el francés, conoce sus productos,

todo esto se vendía muchísimo.

¿Y ahora qué acabas vendiendo a la hora de la verdad?

Mascarillas, geles y poco más.

Hola, Lili. -Hola, ¿qué tal?

-¿Cómo vas?

Poca gente, ¿no? -Sí, poca gente.

La gente del pueblo y ya está. Los franceses compran aquí

las magdalenas, aceite, también les gusta mucho,

turrones para Navidad,

pero aquí vienen mucho al tabaco y al alcohol.

Venimos por otro paquete más, pero dame el otro.

Eres de los pocos turistas que vemos hoy por aquí.

(AMBOS) Sí.

Sí, porque, en realidad, estamos hace dos meses.

Todavía estamos buscando dónde vamos a vivir de Cataluña.

Es un turismo mezclado con buscar dónde vivir.

-Dentro de Cataluña no hemos tenido ninguna restricción, ningún control

ni nada que nos haya frenado en el camino.

"Adéu". -Adiós, "adéu".

Hay que estar abiertos

porque, por poco que haya, siempre hay alguien

y tienes que tener un servicio

y no puedes tener el negocio cerrado completamente,

porque no te dan prácticamente nada.

Hemos hecho las navidades aquí, hemos salido menos,

la gente que realmente quiere ha ido al comercio,

no ha hecho compras por Internet, se ha dedicado a estar aquí,

a ayudar al pueblo.

¿Hay que repensar la economía basada en el turismo?

Sí, sin duda, que no dependa tanto del exterior,

por lo tanto, de la movilidad de la frontera,

que pueda acoger

un tipo de industria, por ejemplo, artesanal,

no contaminante, y que también sea capaz de atraer a jóvenes,

para que el municipio tenga presente y futuro.

"Más allá del turismo, hemos encontrado negocios

basados en la riqueza tradicional.

Es el caso de Carlos, que fabrica quesos y yogures,

pero, al no poder comprar la leche cerca,

por falta de ganaderos, tiene que ir a Francia a buscarla."

Esto ha sido una iniciativa que no había en el Valle de Arán.

Partimos de un edificio que era una antigua cuadra de ganado.

Lo hemos rehabilitado para hacer una quesería.

Hacemos quesos y yogures con leche de vaca.

Es el natural.

Este es el de vainilla.

El queso pequeño está destinado a la gente que nos visita,

a los turistas.

Y luego, el queso grande

lo vendemos a tiendas y restaurantes

para vender al corte.

Lo que es muy importante,

aparte de no olvidarnos de los bidones,

es llevar este documento, porque nos podemos encontrar

en la frontera con que haya algún control de aduanas

y nos piden ese documento

por el motivo por el que nos desplazamos a su país.

Depende de las necesidades de leche que tengamos,

cruzamos dos o tres veces a la semana.

No hay una frontera física,

pero continúan estos controles.

Estos son los pueblos que están más cerca de la frontera.

Este es el pueblo de Canejan. Esto es el Pont de Rei.

Aquí hacemos el cambio de país, de España a Francia.

Puede ser que nos encontremos el control de aduanas.

Estas son las vallas que ponen los días que hay control.

Te obligan a desviarte para pasar por el puesto fronterizo.

(SE SALUDAN EN FRANCÉS)

Es el alcalde del pueblo de Fos,

el pueblo de Francia más cercano al Valle de Arán.

Aquí está el centro del pueblo,

con el ayuntamiento

y el último comercio del pueblo.

Es una gestión municipal, es un servicio a la población.

El primer supermercado está a 15 kilómetros.

Para la gente de aquí

es más fácil ir a España que a Francia.

Francia ha decidido cerrar algunos accesos con España.

Sí. Para mí no es un azar.

La semana pasada hay un grupo extremista

que dice que va a luchar contra la invasión migrante.

Es por esta razón que pienso que la reacción es hacer publicidad

para decir: "Nosotros estamos aquí

para guardar las fronteras".

Los migrantes y el terrorismo no es lo mismo.

Muchas veces los terroristas en Francia

son gente que son franceses

y que se convierten al islam, por ejemplo.

"Al otro extremo de los Pirineos, los cierres de pasos fronterizos

afectan directamente a otro colectivo.

En la ciudad fronteriza de Irún

los vecinos ofrecen una mano amiga a los inmigrantes

que llegan con la intención de pasar a Francia."

(HABLAN EN FRANCÉS)

Cuatro años que partió ella.

Y ella salió en 2017.

Estamos atendiendo a dos mujeres que llegan de Costa de Marfil,

pero que se han conocido en Irún.

Ellas, ahora mismo, quieren llegar a París

y empezar un proyecto de vida que les permita

llevar una vida digna, como queremos todos.

En esta pancarta, para que se vea que es nuestra oficina,

lo que pone es Red de Acogida de Irún, oficina.

Ahora les estamos dando la información de dónde están,

qué problema se van a encontrar.

La policía francesa cuando ve a una persona negra,

con pinta de inmigrante le pide documentación, no tiene

y le dice que no puede entrar en Francia.

Y cuando los cogen los devuelven.

Bien los meten en una furgoneta y los pasan a la parte irunesa,

o bien, directamente, les marcan el camino y les dicen:

"Allí tenéis España, por donde habéis venido".

Son devoluciones ilegales

con lo que se están negando derechos a personas

que pueden ser menores, personas que pueden pedir asilo...

Aquí es el primer punto que habría que enseñar en Irún,

porque es la estación de autobuses, donde llegan todos los buses,

y aquí es la estación de tren, están las dos juntas.

Las personas migrantes llegan aquí.

Lo que hemos hecho, como podéis ver,

es pintar unas huellas verdes junto con una cruz roja

para que puedan llegar al albergue que, como os digo,

si no, no está indicado en ninguna parte.

Por eso mismo la Red, nosotros tuvimos que hacer

un cartel bien grande

donde se ubicaban el albergue, el ayuntamiento y la estación,

de manera que las personas migrantes

que llegan tuviesen esa indicación y la idea

de cómo llegar al primer sitio fundamental,

donde podrán pasar dos o tres noches.

Tenemos un puente para trenes,

otro para peatones, que está cerrado en este momento,

este puente, que está abierto, y por eso hay un gran control,

y hay otro puente para vehículos, en el barrio de Behobia,

que está abierto.

Aquí, ahora mismo, si se cierran dos o tres puntos,

incluido el barco que une Hondarribia con Hendaya,

la gente va a seguir intentando pasar por donde pueda.

Por ejemplo, estamos viendo ahora mismo

a un chico que está pasando, parece que lo ha conseguido.

La suerte a veces juega a favor de las personas migrantes.

Buenos días. Los peces no entienden de fronteras, ¿no?

Desde luego. Yo hablo varios idiomas.

¿Veis muy a menudo

a gente que intenta pasar al otro lado de la frontera?

Sí, diariamente. Vi gente tirarse al agua,

nadando para pasar del otro lado, esperando que no los cojan.

Obviamente, se ven.

"Junto al puente, en la estación nos encontramos

con algunos de estos jóvenes,

que esperan el momento adecuado para pasar."

"Y junto al control, comprobamos cómo actúa la policía francesa."

¿Los controles son a menudo?

¿Te molestan mucho en tu día a día?

Sí, porque vivo en el otro lado y es continuo.

Me piden atestación, el carné... De todo.

Yo voy con mi papel de autónomo

y normalmente no he tenido que dar grandes explicaciones.

Normalmente siempre es el antiterrorista y poco más.

Lo demás, a aguantar marea.

"A lo largo de la frontera con Francia

hay hasta cuatro comisarías conjuntas como esta,

donde seis cuerpos de policía, franceses y españoles,

colaboran compartiendo información.

Conocen como nadie los entresijos de la zona."

¿Qué hacéis con estos inmigrantes que han pasado,

que no tienen papeles en regla?

"Francia justifica

el cierre unilateral de algunos pasos fronterizos

como medida ante un alto nivel de alerta terrorista."

"Vivir a un lado de la frontera y trabajar en el otro

es común entre muchos habitantes de la zona.

Esta inmobiliaria tiene sede en Irún y en Hendaya

y nos han querido explicar por qué la gente prefiere vivir

al otro lado de la frontera en urbanizaciones como esta."

El cliente español nos pide,

sobre todo, un salto cuantitativo en calidad de vida.

Aquí tenemos una urbanización con mucho espacio verde,

una urbanización cerrada, segura.

En la parte española sería ahora mismo

del orden de entre un 20 % y un 30 % más caro.

Luego también, por ejemplo,

con niños pequeños buscan tener unas ayudas familiares,

luego también buscan en el sentido de los impuestos

el tener una fiscalidad mejor.

Hola. -Buenas.

Vinimos de un pueblo que está, relativamente, cerca, Rentería.

Básicamente lo que buscábamos era tranquilidad.

Aquí, a partir de las 18:00 esto es un paraíso.

-Duermes bien. -Duermes bien, no hay ruidos.

Solo por el hecho de tener el aparcamiento cerca de casa

ya ha merecido la pena venir a Hendaya.

Por el mismo precio

que nos hubiera costado un piso en Irún

nos hemos venido aquí.

¿Ascensor no tenéis? No, ascensor no,

pero son solo dos pisos y no tardas nada.

Es una casa de unos 70 metros.

Buscábamos una casa que tuviera un salón grande y amplio.

Nuestra segunda joya, donde pasamos mucho tiempo,

es la terraza, que tiene unas vistas espectaculares.

Tenemos al fondo el monte Larrún,

el río Bidasoa, con las marismas, que también es espectacular.

Ese edificio rojo es donde trabajo, la feria de muestras de Ficoba.

Entro a las 10:00 y puedo salir a las 9:50, caminando.

"Dicen que es difícil poner puertas al campo,

pero en pleno Pirineo catalán

nos encontramos otro camino cortado,

esta vez junto a Puigcerdá.

Otro obstáculo para los ciclistas."

A mí me encanta ir en bicicleta por todos los caminos del valle

y normalmente vas siguiendo los caminos

y no te paras a pensar si estás en Francia o en España,

sin embargo, ahora te encuentras los caminos cortados.

Hasta aquí hemos llegado. De aquí no podemos pasar.

(LEE EN FRANCÉS)

Ah, sí, es contra el terrorismo.

Es un camino secundario,

que puede servir, en un momento dado,

para esquivar la carretera principal,

pero no sé yo hasta qué punto...

Si nos fijamos, por el lado pueden pasar todos los vehículos.

Tenemos la sensación de que casi, permanentemente, estamos cerrados,

que volvemos 30 años atrás, cuando existían las fronteras,

porque, si no te cierran por una cosa,

te cierran por la otra.

Y si no te cierran de un lado, te cierran del otro.

En mi caso, mis padres viven en un pueblo de Francia,

a un kilómetro de mi casa,

pero, por el simple hecho de cambiar de país,

ya no tengo oportunidad de ir a verlos.

El momento en que llegas a Francia te expones a una buena multa.

"Genar vive a pocos kilómetros, en el enclave de Llivia,

un trocito de España dentro de Francia.

Allí montó un restaurante

para aprovechar el tirón del turismo,

pero hoy los diversos cierres

municipales, perimetrales y fronterizos

lo han puesto en un aprieto."

Mesa no tenemos hoy, ¿no? Hoy no.

Desde hace más de un mes estamos cerrados.

El porcentaje de clientes franceses,

sobre todo, entre semana podríamos estar hablando del 50 %.

Y del turista que viene de España, con el cierre municipal,

tampoco puede venir.

Si a eso le sumamos los tres meses del mes de marzo,

imagínate.

En cuanto pudimos abrir en el verano

pusimos mamparas de separación entre mesas

para tratar de mantener el máximo distanciamiento,

y en marzo pude solicitar un ICO, a un interés del 2,5 %.

De aquí a medio año hay que empezar a pagarlo.

La cuota va a subir a más de 3.000 euros al mes.

Yo preveía estar abierto para poder ir facturando

para hacer frente a este crédito,

pero, de momento, en esta situación, imposible.

"En medio del Pirineo,

este hospital es el único de Europa que pertenece a dos países.

Virginie viene de Francia cada día,

así que tiene especial cuidado al pasar la frontera."

Llego todos los días por el camino

que viene de la frontera de Bourg-Madame hasta Puigcerdá.

Tenemos obligación de llevar certificado diferente.

Este sería del gobierno francés y el otro del gobierno de aquí.

Trabaja en este hospital gente de culturas diferentes,

de idiomas diferentes,

que son la mayoría de gente que vive en Francia

y también gente que vive en Cataluña.

Es un hospital transfronterizo.

Tiene la peculiaridad

de que está gobernado y gestionado conjuntamente

entre la república francesa y la Generalitat de Catalunya.

El ciudadano de la Cerdanya en su concepción global

va a ser tratado de la misma forma cuando llegue al hospital,

sea francés o sea español, les daremos los mismos servicios.

Después ya nos aclararemos a ver quién paga qué.

¿Os habéis encontrado con franceses

que vinieran porque sus pistas estén cerradas?

En principio nos hemos encontrado no solo con franceses,

también con catalanes, gente de La Rioja...

No importa.

Nos hemos encontrado con gente

que se ha saltado el espíritu del confinamiento.

"Las restricciones de paso

han acabado con el comercio frenético en La Jonquera.

Los franceses se quedan al otro lado de la frontera,

en El Pertus, parte español, y parte francés."

Las restricciones a la movilidad, tanto en España como en Francia,

¿cómo os afectan? Nos afectan muchísimo.

Nosotros tenemos al 70 % de la plantilla en ERTE.

Los supermercados que están en La Jonquera

están prácticamente cerrados, porque no hay clientes.

Aquí, en El Pertus continúa cierta actividad,

porque los clientes franceses llegan, aparcan en Francia

y pasean sin ningún tipo de restricción.

Esto es la calle principal de El Pertus.

Esta zona corresponde administrativamente

al ayuntamiento de La Jonquera,

mientras que esto ya forma parte de la "Route nationale" francesa.

Aquí estaríamos administrativamente en Cataluña, aquí en Francia.

Aicha, bon dia. -Bon dia.

-Tú, como trabajadora transfronteriza,

vives el día a día de las restricciones de movilidad.

-Yo no vivo muy lejos, pero es verdad que cada día

tengo que bajar hasta la frontera para los controles.

A veces tardo un poco más de tiempo y a veces,

con suerte de que me conocen de venir cada día,

puedo pasar tranquilamente.

Tengo que llevar una atestación francesa

diciendo que estoy trabajando aquí y, del otro lado,

una atestación, por si me controlan del lado español.

En Francia tenemos

un toque de queda que empieza a las 18:00.

Entonces, tengo que llegar antes.

Si llego después, lo tengo que justificar,

también con un certificado, justificando que estoy trabajando.

"A pocos kilómetros, los pueblos más pequeños

se han volcado en ofrecer servicios para los turistas,

pero con tantas restricciones

ya no saben qué hacer para ganarse la vida."

Aquí tenemos restaurante,

tenemos bar, hacemos cocina típica catalana,

hacemos comida para llevar,

tenemos la alimentación, comercio, tenemos productos típicos de aquí,

como la miel, que la hacemos aquí, embutidos...

Este es el paté de jabalí,

que aquí hay muchos jabalíes, mucha caza,

también lo hacemos nosotros.

De cara al turista, tenemos habitaciones y apartamentos,

pero esta temporada, con la COVID, pues no...

-Toda esta zona de los pueblos de alrededor y La Junquera

es el francés.

Si no viene el francés, aquí estamos a dos velas.

"Antes de la COVID, muchos excursionistas

también venían para hacer la llamada Ruta del Exilio,

y es que después de la Guerra Civil muchos republicanos

se exiliaron a Francia cruzando los Pirineos por estos senderos,

pero ahora la ruta se acaba aquí."

Podemos llegar hasta aquí, ya no podemos pasar.

Hasta ahora podíamos pasar a Francia,

al pueblo más cercano, Las Illas,

y los señores de allí también podían pasar,

pero hace unos días que está prohibido el paso,

está cortado.

¿Os han dado alguna explicación? No.

-Nos encontramos los letreros estos y se ha acabado.

Ahora estamos en España, hasta aquella valla de allí.

A veces sí hacemos que me pasan un WhatsApp y me hacen un pedido

y aquí nos encontramos, le damos la compra.

De momento, tenemos que hacerlo así,

hasta que no haya otra solución.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Fermez les frontières!

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Repor - Fermez les frontières!

21 mar 2021

En la frontera con España, Francia ha cerrado varios accesos secundarios, y ha endurecido la vigilancia en los pasos principales. Un mayor control a la inmigración ilegal, la amenaza terrorista, y las restricciones sanitarias por el Covid, dificultan el tránsito entre ambos países. Cientos de comercios fronterizos que viven del turismo sufren las restricciones a la movilidad a ambos lados de la frontera.

ver más sobre "Repor - Fermez les frontières!" ver menos sobre "Repor - Fermez les frontières!"
Programas completos (459)
Clips

Los últimos 1.294 programas de Repor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos