Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1676452 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - El retorno de las epidemias - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Antibióticos e higiene han permitido en el último siglo

vencer a gran número de microbios perjudiciales

para la especie humana.

Sin embargo, actualmente las enfermedades infecciosas

se propagan con mayor facilidad entre continentes

y aparecen sin cesar nuevos virus que plantean importantes retos

a los profesionales de la salud pública.

Eduardo Punset y el epidemiólogo Ned Hayes discuten hoy en Redes

las características de las epidemias que amenazan a nuestra especie

y qué se está haciendo para evitar el contagio y prevenirlas.

Y en La Mirada de Elsa, veremos otro tipo de contagio:

el de las emociones, esencial para la supervivencia

de los animales sociales.

Ned, es un gran placer tenerte con nosotros.

Déjame empezar la conversación con algo que puede sonar algo tonto,

pero que me pregunto muy a menudo.

Las personas mueren por todo tipo de causas:

muerte natural, accidentes de tráfico, ataques al corazón, etc.

Y, sin embargo, si intentas averiguar

qué preocupa más a la gente, resulta que son las infecciones,

un tipo de enfermedades que no son tan frecuentes, en realidad.

Sí, creo que tal vez se deba, en parte, al miedo que nos inspira

lo desconocido, porque las cosas que no podemos ver,

tocar, ni controlar suelen asustarnos más,

especialmente si son un poco más inauditas

que las que nos suceden día a día.

Día a día.

Sí. Todos tenían mucho más presentes las enfermedades infecciosas

hace unos años.

Imagínate que pudiéramos remontarnos a la época

de la Peste Negra, por ejemplo.

Ahí, probablemente, era una preocupación constante,

porque se producían muchos casos, pero luego hubo un período

en el que se empezó a pensar que las enfermedades infecciosas

ya no eran tan importantes, puesto que había antibióticos

para combatirlas.

Sin embargo, ahora, con los viajes y el aumento demográfico,

me parece que las enfermedades más exóticas

vuelven a estar en el candelero; todo el mundo las tiene presentes

y, como siguen siendo desconocidas y exóticas,

provocan bastante miedo.

Tienes razón en el sentido

de que todos los modelos informáticos apuntan

a que el calentamiento del clima de la Tierra está teniendo

y tendrá consecuencias desconocidas, sorprendentes.

Tú te dedicas a revisar los mapas meteorológicos

y hablas, por ejemplo, de las olas de calor

que se aproximan.

¿Pero qué se esconde detrás de todo esto?

¿Es por el crecimiento demográfico o por qué, en concreto?

Bueno, en realidad, no soy un experto en cambio climático

sino que estudio las enfermedades transmitidas por vectores,

en las que la dinámica es bastante complicada.

Sin duda, el clima influye en la transmisión

de dichas enfermedades.

No sería de esperar que se transmitieran enfermedades

como el dengue o la fiebre amarilla en pleno invierno,

cuando apenas hay mosquitos en circulación.

No obstante, las formas en las que la temperatura y las precipitaciones

aumentan la intensidad de la transmisión de enfermedades

a veces pueden ser bastante complicadas y difíciles de predecir.

Por ejemplo, sabemos que hubo epidemias de fiebre amarilla

en ciudades de Estados Unidos situadas tan al norte como Boston

allá por 1700, cuando, al parecer, las temperaturas eran más frías

que en la actualidad.

Así que no es solo el cambio climático lo que influye.

También se debe a los movimientos de personas, al comercio, los viajes

y a los diferentes efectos microclimáticos en la dinámica

de la transmisión por mosquitos.

Creo que tienes una estadística fantástica

según la cual solamente conocemos el 1% de los virus

que existen ahí afuera.

Solamente conocemos el 1% de los virus naturales.

Es cierto. Todavía nos queda mucho por aprender,

aunque hubo estudios fascinantes durante los primeros años

de la arbovirología, en especial los promovidos

por la Rockefeller Foundation.

En aquella época, se dedicaron a buscar virus

en las selvas de Latinoamérica.

Y se llevó a cabo un proyecto fascinante para definir virus

que nadie había descrito antes.

Algunos de estos virus cobraron luego importancia

a escala nacional o internacional.

El virus del Nilo Occidental constituye un ejemplo de un virus

que se descubrió en Uganda hace muchísimos años,

y que jamás se había considerado un patógeno humano importante.

Exacto.

Pero, acabó afectando a muchas personas en algunas zonas de África.

También puede llegarse a una situación

en la que, de un modo fortuito, un mosquito o un ave

lleguen a Nueva York en el momento justo,

a la hora adecuada y con la temperatura idónea

para que surja una epidemia.

¿Cuál será la próxima gran epidemia o pandemia global?

Una pregunta de difícil respuesta

si consideramos el gran número de factores que intervienen

en la propagación de un virus o una bacteria.

Hoy en día, los seres humanos se desplazan más

y más rápido que nunca.

Y, como ellos, los microbios susceptibles

de atacarlos y enfermarlos también se mueven más.

El virus del Nilo Occidental

es un buen ejemplo de esta nueva situación

y bien podría acercarse a lo que sería

la próxima pandemia global.

Un 1% de los afectados sufre daños neurológicos graves,

un 20% padece síntomas leves y, aproximadamente, un 80%

porta el virus sin síntomas.

El ciclo de vida de este virus transcurre en determinadas aves,

como gorriones o pinzones, y se transmite de un pájaro a otro

a través de la picadura de un mosquito.

Humanos y caballos son huéspedes accidentales del virus

por la picadura de otra especie de mosquito

que, ocasionalmente, pica a pájaros.

Brotes de este virus han sido corrientes durante décadas

en África, Oriente Medio y Sudeste Asiático,

pero a finales de los años 90 el virus apareció por primera vez

en Estados Unidos.

Se ha extendido ya por todo el país, dejando decenas de fallecidos

año tras año.

El virus del Nilo Occidental es otro caso más

de los muchos que acechan actualmente a la Humanidad.

En los últimos 50 años, se han cuadriplicado

las enfermedades infecciosas emergentes, algunas desconocidas.

Otras regresan después de años sin detectarse.

Los viajes y el comercio, el crecimiento demográfico,

el comportamiento humano, la invasión de nuevos territorios,

antes inhóspitos y despoblados, el cambio climático

y otros muchos factores afectan a las enfermedades infecciosas

transmitidas por vectores.

Y en función de cómo se combinen todos esos elementos,

el riesgo de nuevos brotes y epidemias puede aumentar

o disminuir.

Solo queda ahora atender a las recomendaciones de prevención

y apoyar las iniciativas de investigación

para desvelar los secretos de virus y bacterias.

Es realmente fascinante ver cómo los virus circulan ahora mismo.

Puede ser un proceso muy rápido.

¿Cómo puede predecirse todo esto?

En realidad, es muy difícil predecirlo,

pero hay expertos que trabajan muchísimo en este ámbito.

Creo que entendemos los conceptos más generales,

pero seguimos sin captar bien los detalles.

Lo interesante, en mi opinión, sería intentar reunir

suficiente información para advertir a las personas

sobre cuándo hay que adoptar precauciones adicionales.

Porque, por un lado, afortunadamente, muchas de estas enfermedades

son relativamente infrecuentes, pero pueden llegar a ser devastadoras

cuando se producen.

Nuestra intención no es generar miedo hacia el virus,

sino que nos gustaría poder decirle a la gente:

"Mira, cuando suban las temperaturas y vayas a pasar tiempo fuera,

haciendo barbacoas o jugando al fútbol con tu hijo,

o lo que sea, protégete contra los insectos,

no olvides usar repelente en todo momento

y asegúrate de evitar que por una picada de mosquito

se transmita el virus, porque nadie quiere ser

una de las personas que acaba sufriendo una enfermedad grave".

Por lo menos, hay algo que sabemos gracias a tu investigación,

y es que, en gran medida, la enfermedad es el resultado

del entorno.

En este sentido, hemos aprendido que la mayoría viene de...

¿cómo lo llamabas? zoo... no sé qué.

Zoonosis, sí.

Es decir, de animales como murciélagos salvajes,

cerdos o lo que sea.

Sí, creo que es un aspecto importante.

La dinámica de trasmisión de estas enfermedades

es realmente interesante.

No solamente hay que entender un poco la biología de los animales,

sino también la de los mosquitos, las garrapatas y las pulgas,

que transmiten dichos patógenos de un animal a otro animal

a un humano.

¿Cómo llegaste a la conclusión de que la amenaza más temible

proviene de estas enfermedades transmitidas por vectores

de origen animal?

No sé si es la más temible, pero sin duda puede ser temible.

Sí.

Tenemos una larga historia de enfermedades que vienen y van.

Y algunas de ellas están resurgiendo ahora.

Un gran problema para la salud pública es el dengue.

El dengue.

Ha habido un aumento notorio de casos.

Se trata de una enfermedad vírica de la misma familia

que la fiebre amarilla transmitida por mosquitos.

De hecho, el mismo mosquito las transmite ambas.

Es una enfermedad fascinante.

A diferencia del mosquito de la malaria,

que se cría en grandes zonas de aguas abiertas,

el mosquito de la fiebre amarilla y el del dengue habita

en pequeños contenedores cerca de las casas.

Esos mosquitos, por supuesto, se podrían erradicar

si elimináramos todas las zonas donde se crían y crecen:

los neumáticos, los pequeños contenedores de agua

cerca de las casas...

Pero, con el aumento demográfico

y las dimensiones de las grandes ciudades en muchas partes del mundo,

es difícil lograrlo a gran escala.

Imagínate, incluso aquí en Catalunya tuvimos una infestación

de mosquito tigre, que también puede transmitir el dengue

y la fiebre amarilla.

Creo que sería muy difícil para nosotros eliminar este mosquito.

Aunque técnicamente tengamos la posibilidad de hacerlo,

intentar poner en marcha la rueda política

y el interés del público en la iniciativa resulta difícil.

Dos ciudades vecinas separadas por el Río Grande:

Laredo, en Estados Unidos, y Nueva Laredo, en México.

Hace unos años, la ciudad mexicana sufrió una epidemia de dengue

que apenas afectó a la otra ribera y, sin embargo, ambas ciudades

compartían el mismo clima y la misma población de mosquitos,

de mosquitos transmisores del virus del dengue.

¿Por qué, entonces, esa diferencia?

Los expertos llegaron a la conclusión de que se trataba

de una diferencia de comportamiento,

de comportamiento humano, una diferencia socioeconómica:

El uso de persianas en las ventanas

y de aire acondicionado permitió a la población estadounidense

protegerse de las picaduras de mosquitos portadores del virus.

Nos encontramos con una muestra más de lo complicado

que es descubrir dónde está el origen de la transmisión

de enfermedades infecciosas.

Leí hace poco que una desforestación de solo un 4%

daba lugar a un aumento de la malaria de casi el 50%.

Por tanto, un pequeño factor como la deforestación

puede dar lugar a un gran aumento, a un aumento fantástico,

¿cómo se entiende esto?

Mira, es importante tener en cuenta la repercusión

que la actividad humana tiene sobre el entorno

y, por tanto, sobre la ecología de las enfermedades.

Creo que debemos ir con cuidado,

pensar antes de llevar a cabo un proyecto medioambiental grande;

plantearnos cuáles pueden ser las consecuencias

en el ámbito de las enfermedades porque, sin duda, puede haberlas.

Tal vez podamos ofrecerles a los telespectadores

algunas recomendaciones.

Por ejemplo, las estrategias de prevención:

hay que percatarse de lo importantes que son esas políticas.

Desde la perspectiva científica,

la investigación de estas enfermedades resulta

muy estimulante y fascinante pero, al fin y al cabo,

el motivo por el que las estudiamos y trabajamos

es porque intentamos instaurar políticas de prevención.

A veces requiere la ayuda de nuestros colegas

de otras disciplinas como la economía, la abogacía,

las comunicaciones, para intentar descubrir

cuál es la estrategia más rentable y comunicársela al público

para que la aplique.

Probablemente es bastante fácil convencer a la gente

de que use repelentes contra mosquitos cuando viaja,

pongamos, en un viaje corto a África.

Otra cosa es lograr evitar las picaduras de mosquito

entre los que viven en zonas endémicas

cuando, a efectos prácticos, no están ni económica ni logísticamente

dispuestos a usar repelentes cada día.

Por tanto, son dos temas diferentes relacionados con la prevención

que hay que adaptar a cada población.

Uno de los campos más apasionantes es el desarrollo de vacunas,

lo que también constituye una pieza clave

en la salud pública a la hora de lidiar

con estas enfermedades.

Eso es.

La vacuna contra la fiebre amarilla ha protegido

a más de 500 millones de personas desde que empezó a usarse,

así que estas cosas pueden ser muy útiles también.

¿Cómo puede ser que tengamos más problemas de enfermedades

en lugares poco poblados, como ciertas partes de África,

que en Nueva York?

Pues bien, es muy interesante.

Por supuesto, en las enfermedades de ciclo animal

el foco puede estar en una zona sin mucha actividad humana.

Un buen ejemplo sería la fiebre amarilla,

donde a menudo el foco entre mosquitos y monos

se sitúa en la selva tropical de América del Sur.

Sin embargo, pongamos que una persona,

suele ser un talador de árboles, llega a la zona y tala un árbol

y los mosquitos pasan del dosel arbóreo al suelo,

donde pueden picarle.

Luego, esa persona infectada se marcha y vuelve a su aldea,

donde empieza el ciclo de transmisión del virus

entre mosquitos y seres humanos.

Pero pongamos ahora que alguien de ese pueblo

viaje a una megaciudad como Sao Paulo, Guayaquil,

u otra de las grandes ciudades con muchísima densidad de población

y muchos mosquitos:

ahí sí que hay riesgo

de que se desencadene una epidemia enorme y terrible.

Por supuesto, nos preocupa, y por eso intentamos garantizar

que las vacunas se usen adecuadamente y que haya en marcha

estrategias de prevención por si sucediera algo así.

Rutas como la de la Seda o la del Incienso

sentaron las bases del mundo conectado en el que vivimos hoy.

A lo largo de esos recorridos, nuestros antepasados compartieron

conocimientos, genes, chismorreos e infecciones.

Hoy ya no hablamos de rutas, sino de redes,

y los genes, los chismorreos y las infecciones no se transmiten

de modo unidireccional, sino que se expanden

en la enorme retícula de un mundo globalizado.

Por eso, y como hemos visto con Ned Hayes,

para evitar próximas pandemias, es esencial estudiar

la salud de humanos, animales y ecosistemas

como entidades inextricablemente unidas.

Las emociones son invisibles, pero se contagian como un virus.

¿Sabías que estás programado para contagiar

tus emociones a los demás y para contagiarte

de las emociones de quienes te rodean?

Hoy vamos a ver cómo se contagian esas emociones y qué podemos hacer

para potenciar las más útiles y limitar las más perjudiciales.

Nuestras emociones dictan cómo resolvemos problemas,

cómo nos relacionamos con los demás, cómo creamos, descubrimos,

amamos, odiamos, construimos.

Además, todos tenemos una tendencia innata

a contagiarnos de las emociones de los demás.

Es un proceso primitivo, automático e inconsciente

que se manifiesta a través de la comunicación no verbal.

Uno de los mecanismos neurológicos que nos hacen imitarnos unos a otros

son las neuronas espejo, que propician

la imitación automática de los gestos y de las emociones

que reconocemos en los demás.

Para sobrevivir, para no estar fuera de la manada,

imitamos a los demás de forma consciente e inconsciente.

Por eso, copiamos las modas, los gestos, las ideas,

la forma de hablar de los demás.

De hecho, sabemos que la presión social por conformarnos al grupo

es tan grande que nos angustiamos cuando pensamos de forma distina

a los demás.

El cerebro, en cambio, nos premia si nos conformamos

a lo que dice y piensa la mayoría.

Un experimento demostró que los bebés de una hora de vida

ya son capaces de imitar expresiones faciales.

¿Por qué?

Porque como estamos programados para sobrevivir,

imitarnos podría salvarnos.

Imagine una bandada de pájaros a la que se acerca

un peligro sigilosamente.

El primer pájaro que lo vea saldrá volando

y los otros le seguirán sin pensar, porque la bandada les da protección

y multiplica sus posibilidades de detectar el peligro

y de ponerse a salvo.

Y es que las emociones como la ira, la tristeza o el miedo

pueden ser útiles, pero también pueden resultar perjudiciales

si no aprendemos a limitarlas y a gestionarlas.

Se ha comprobado que los chats y los correos electrónicos

contagian emociones, a pesar de la ausencia

de comunicación no verbal.

Las emociones de los trabajadores en una empresa

también se contagian fácilmente a los consumidores

y afectan a las ventas de un producto o de un servicio.

Así que limitemos el contagio de las emociones negativas.

¿Y cómo contagiamos emociones positivas?

Y nosotros, a diario, ¿qué podemos hacer para potenciar

y contagiar emociones positivas?

Fíjate conscientemente en qué emociones sientes

y cuáles contagias a los demás.

Exagera los activadores del buen humor:

come chocolate, haz deporte, sal con los amigos, ve al cine...

Elimina o limita lo que te desgasta, como las luchas de poder

o la crítica excesiva.

Céntrate en lo que haces bien, rodéate de personas positivas

y piensa bien antes de escribir ese correo desagradable

o decir algo negativo.

La globalización implica una mayor capacidad de contagio emocional,

un fenómeno natural que se está acelerando y amplificando

por lo fácil que resulta hoy en día conectarnos y comunicarnos.

Tenemos una gran capacidad para contagiar emociones

así que, si puedes elegir, reparte emociones positivas.

Como decía la escritora Maya Angelou:

"La gente olvida lo que dices, la gente olvida lo que haces,

pero nunca, nunca olvida cómo le haces sentir".

No es magia, es inteligencia emocional.

Soy Guillem, y me gustaría saber por qué cuando gritamos mucho

nos quedamos sin voz.

Subtitulación realizada por: Virginia Sander.

Redes - El retorno de las epidemias

27:52 27 ene 2013

Antibióticos e higiene han permitido en el último siglo vencer a gran número de microbios perjudiciales para la especie humana. Sin embargo, actualmente, las enfermedades infecciosas se propagan con mayor facilidad entre continentes y aparecen sin cesar nuevos virus que plantean importantes retos a los profesionales de la salud pública.

Eduardo Punset discute en Redes con el epidemiólogo Ned Hayes, las características de las epidemias que amenazan a nuestra especie y qué se está haciendo realmente para evitar el contagio y prevenirlas.

Y en la Mirada de Elsa, vemos otro tipo de contagio: el de las emociones, esencial para la supervivencia de los animales sociales.

 

Antibióticos e higiene han permitido en el último siglo vencer a gran número de microbios perjudiciales para la especie humana. Sin embargo, actualmente, las enfermedades infecciosas se propagan con mayor facilidad entre continentes y aparecen sin cesar nuevos virus que plantean importantes retos a los profesionales de la salud pública.

Eduardo Punset discute en Redes con el epidemiólogo Ned Hayes, las características de las epidemias que amenazan a nuestra especie y qué se está haciendo realmente para evitar el contagio y prevenirlas.

Y en la Mirada de Elsa, vemos otro tipo de contagio: el de las emociones, esencial para la supervivencia de los animales sociales.

 

ver más sobre "Redes - El retorno de las epidemias" ver menos sobre "Redes - El retorno de las epidemias"

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más