Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1144580 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos  Redes - La manera disruptiva de aprender  - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

No podremos superar la crisis educativa

con el modelo tradicional en las aulas.

Curtis Johnson.

En el sector de la industria, innovar supone mejorar continuamente

los productos con respecto a sus versiones anteriores.

En este proceso gradual, a veces surge una innovación radical

que rompe con el paradigma anterior.

Se trata de una innovación disruptiva,

algo que obliga a la industria a cambiar sus esquemas

y a adaptarse para no morir.

Curtis Johnson, consultor educativo,

le explica a Punset que la educación está viviendo

un proceso de innovación disruptiva

que, con apoyo de las plataformas digitales,

revolucionará la manera de aprender en las aulas.

Durante los últimos diez o veinte años,

en casi todo el mundo,

el sector educativo ha dejado de centrarse en el acceso

y ha pasado a centrarse en la expectativa,

la de que todos los jóvenes tienen que prepararse

para la economía y la sociedad que intentamos forjar.

Mi hipótesis es que no podremos lograrlo,

no podremos superar ese desafío con el modelo tradicional

en las aulas,

es logísticamente imposible y financieramente insostenible.

La buena noticia es que la plataforma tecnológica

de la que disponemos hoy en día sí nos permite hacerlo,

y además de formas inconcebibles en el pasado.

Curt, me gustaría que los teleespectadores

entendieran lo que significa innovación disruptiva.

La idea más arraigada es que la innovación

es cualquier cosa menos disruptiva.

Pero ahora llegas tú y nos dices que, si queremos hacer algo nuevo,

algo útil en el ámbito de la educación,

debemos optar por la innovación disruptiva.

Sí, es sorprendente y fundamental.

Ante la palabra innovación, se suele reaccionar como si fuera

un mero sinónimo de mejora,

de algo que se perfecciona cada vez más.

Así es como lo vemos más a menudo:

constatamos que, con la mayoría de productos y servicios,

a quienes nos los proporcionan les conviene mejorarlos continuamente

para que nos gusten más y los compremos más.

Podemos pensar aquí en los productos:

durante mucho tiempo,

las cámaras fotográficas no pararon de mejorar.

Cada vez eran más interesantes, tenían más capacidad,

las películas fotográficas eran de grano más fino,

más coloridas y con más resolución.

Si esperabas un año o dos podías comprarte una cámara nueva

que superaba con creces la anterior.

Sin embargo, en algún momento,

cuando la ciencia encontró la manera

de sustituir los carretes por la imagen digital,

de repente todos los que invertían en mejorar cámaras analógicas

(que era una forma de innovación continua).

Y que iban mejorando...

Sí. Pues de repente se vieron trastocados

por las cámaras digitales.

Que eran muy malas al comienzo.

¡Hasta el punto de que es muy difícil encontrar un sitio

para comprar carretes en la actualidad!

Éste es un ejemplo de innovación disruptiva.

Se podría decir que lo mismo que pasó con las cámaras analógicas

sucedió con la música.

Me refiero a que la industria musical

(como la entendíamos tradicionalmente).

trabajaba para que los soportes, los medios en los que se ofrecía

la música, mejoraran todo el rato.

El disco compacto era infinitamente mejor

que los antiguos discos en vinilo.

Pero luego Apple, imagino, y otras empresas comprendieron que,

incluso, si el sonido no era tan perfecto

como el de un magnífico CD, la modularidad

de poder comprar una canción por un dólar,

sumada a la portabilidad de poder tenerla en varios soportes cómodos

y fáciles de transportar,

era algo que podía arrasar con todas esas décadas

de innovación continua, de mejora incremental continua.

Fantástico.

Y eso puso patas arriba toda la industria musical.

La tesis de nuestro libro

es que deberíamos mantenernos atentos,

porque lo mismo está sucediendo en la industria educativa.

Lo primero con lo que nos encontramos,

por supuesto, es que la gente no está acostumbrada

a pensar que las escuelas formen parte

de una industria o sector.

Como mucho, creen que son simplemente otro servicio público básico.

Los libros...

Algunos estuvieron malditos, otros ocultaron secretos

o sirvieron para difundir conspiraciones

y promover desde sus páginas ideas y revoluciones.

O, sencillamente, nos hicieron disfrutar

de un buen rato.

Estamos tan habituados a ellos que no nos damos cuenta

de que la invención de la imprenta y el libro fue, tal vez,

la innovación disruptiva más importante

de la historia de la humanidad.

La imprenta rompió con el monopolio del conocimiento,

que estaba en manos de unos pocos,

generalizando el uso de la lengua escrita y la lectura

gracias a un sistema de copia barato y rápido,

que aún sigue evolucionando.

El hombre es capaz de modificar su entorno

introduciendo innovaciones artificiales,

que transforman nuestra forma de interactuar con los demás.

el motor de vapor, por ejemplo, trajo consigo la revolución industrial;

La aeronáutica rompió los límites de nuestra capacidad física.

el telégrafo, el teléfono o Internet

han cambiado nuestra forma de comunicarnos

e interactuar con un grupo social

mucho más extenso del que nos es habitual.

El surgimiento de estas grandes innovaciones disruptivas

dan forma a nuestra economía, política, cultura y educación.

Especialmente, en este último sector,

comienza ahora a sentirse con fuerza la disrupción innovadora

de la nuevas tecnologías.

Los modelos anteriores pervivirán, al menos por un tiempo,

pero el futuro es siempre inesperado y el cambio, algo imparable.

Cuando presento todos los ejemplos de innovación disruptiva,

mis interlocutores me escuchan atentamente

y luego casi siempre me dicen,

o, si no lo dicen lo piensan:

«muy bien, pero...

¿¡¿qué tiene que ver esto con la escuela?!?

Entiendo lo que dices sobre la innovación disruptiva

en la industria,

¿pero cómo se relaciona con el ámbito educativo?

¡La escuela es distinta!

Aunque me fuerces a pensar en la educación como una industria,

¡los colegios son otra cosa!»

Mi respuesta es que claro que lo son.

El sector educativo depende de los entresijos políticos

más que cualquier otra empresa o cualquier otra industria, sin duda.

Las escuelas tienen mucha presión para conseguir recursos

para funcionar,

¡pero ése no es el quid de la cuestión!

Lo más importante

es que el modelo vigente en el sector educativo

está casi completamente desvinculado de la realidad del siglo XXI.

Perdonadme ahora si exagero un poco

pero, según el modelo que sigue siendo dominante

en la mayoría de escuelas del mundo, al entrar en el aula

casi parece que el conocimiento sea algo escaso, difícil,

prácticamente imposible de obtener a no ser que tengamos a un adulto

debidamente cualificado de pie frente a un grupo de jóvenes

que le escuchen solícitos, dispuestos a anotar en sus cuadernos

cualquier dato supuestamente de valor.

¡Pero los alumnos saben que no es así!

¡El conocimiento es ubicuo!

¡Pueden entrar en Google para buscar una respuesta

y llegar a ella mucho más rápido que nadie en esta sala!

¡Hasta un chaval de 9 ó 10 años puede hacerlo!

Es cierto que tal vez no tengan el criterio

para saber cuáles son las cosas que merece la pena buscar,

ni la sabiduría para valorar lo que encuentran,

pero es evidente que pueden acceder al conocimiento;

no tenemos que dárselo.

Realmente lo que dices es que la innovación disruptiva

que ha sucedido en la industria, básicamente,

o en cualquier otro tipo de actividad,

también sucederá con la educación.

Habrá innovación disruptiva.

Sí, y no solamente pasará en la educación,

sino que sucederá prácticamente

del mismo modo que sucede en otros sectores.

La pauta en otros sectores es que la tecnología disruptiva

se introduce en el mercado

(si pensamos ahora en un contexto de mercado)

con un primer intento que realmente no es muy bueno.

De modo que las únicas personas a las que les interesa al principio

son los que no han podido permitirse el producto mayoritario,

no han podido acceder a él o lo han encontrado poco práctico

en algún sentido.

Por tanto, si pensamos ahora en las escuelas,

los que viven lejos de un centro educativo,

o los que están siendo escolarizados en casa,

o los que se han quedado atrás y necesitan ponerse al día

pero no tienen una manera convencional de hacerlo

son los que conforman el mercado inicial,

formado por personas que no tienen demasiadas opciones.

Así que incluso si los primeros productos

de la plataforma tecnológica no son muy buenos,

se lanzarán a probarlos porque son mejores que nada.

Es como los que compraron los primeros televisores

que funcionaban con transistores:

en realidad no eran muy buenos aparatos,

pero para quienes no se podían permitir los enormes sistemas

de televisión para el salón que ocupaban un mueble entero,

era mejor el sistema nuevo que no tener televisor en absoluto,

así que estuvieron muy satisfechos, y esa tecnología disruptiva

empezó a consolidarse en el mercado.

Mirando el modelo de aula dominante,

uno podría pensar que todos los alumnos

aprenden las mismas cosas de la misma manera, el mismo día,

en el mismo lugar y al mismo ritmo.

Hay quien lo describe como un autobús

que va por la carretera hacia el instituto,

y que está programado para detenerse únicamente

en ciertos lugares, en paradas durante

un tiempo concreto.

Si alguien va en el autobús, mira por la ventana,

ve algo interesante y pregunta si puede bajar a mirarlo,

la respuesta es:

«¡NO! Tenemos que ir hacia la siguiente parada,

porque así está programado».

No es un sistema muy flexible, la única forma de hacerle

frente es mediante la personalización radical.

¿Y es posible hacerlo? ¡Desde luego!

Pero yo diría que la plataforma tecnológica,

o como queráis llamarla, el aprendizaje electrónico,

¡ha seguido el mismo recorrido que la innovación disruptiva

que podemos encontrar en cualquier otro sector!

La primera versión del aprendizaje electrónico no era demasiado bueno,

pero luego, sigilosamente,

como todas las innovaciones disruptivas,

el sistema fue mejorando y mejorando:

se volvió más vívido, más sólido,

empezó a cubrir más asignaturas.

¿Y qué ha sucedido ahora?

En los últimos 2 ó 3 años

(llegados a este punto, puede que peque de romántico

o idealista)

yo diría que acabamos de entrar en la fase 3.0

del aprendizaje electrónico.

No hay más que ver el software educativo

y la oferta online que hay ahora,

las doce empresas principales de este campo compiten

mucho entre sí y crecen a tasas del 30 al 40% por año,

pero es que, además, este sistema ofrece

algunas de las oportunidades de aprendizaje

más sofisticadas del mundo.

Hay cursos de química que le dan veinte vueltas al 99%

de las clases de química que pueda impartir

cualquier buen profesor.

Y si quieres asegurarte de que los niños sepan

que olor desprende un mechero de bunsen,

siempre pueden ver el material en la biblioteca

e incluso, recibirlo por correo.

¿Pero cómo se puede conciliar la innovación disruptiva,

incluso en el ámbito educativo, con eso que se nos dice tan a menudo

de que uno de los principales problemas

de la educación es la falta de personalización,

que es muy cara?

Exacto.

El sector educativo siempre se ha caracterizado

por un compromiso muy noble

de personalizar la experiencia de aprendizaje.

Siempre hemos dicho que sería muy deseable.

¡Pero lo cierto es que jamás ha sido una opción económicamente viable!

Es como si alguien quisiera una versión personal del Windows

¡Resultaría carísimo!

¡El modelo tradicional carece de medios

para personalizar la experiencia educativa de cada niño!

Sin embargo, lo que permite la innovación disruptiva,

si nos planteamos la tecnología, no como una herramienta,

ni tampoco como algo que añadamos a la estructura tradicional,

sino como una plataforma en sí misma,

es que de repente resulta ya no solamente factible,

sino también asequible personalizar la experiencia de aprendizaje.

Es verdad.

Y, en realidad, en muchas de las demostraciones

que se han hecho hasta ahora, acaba costando un poco menos

que el modelo tradicional.

¿Quieres aprender a componer música?

¿Quieres aprender un idioma extranjero?

¿Quieres entender las coordinadas cartesianas,

algo que probablemente ha hecho solamente un 1% de los presentes?

Todo esto es posible ahora, y no lo era antes.

Sin embargo, la siguiente pregunta suele ser:

«bueno, si se utilizan estos recursos,

la mayoría de los cuales son recursos online,

tanto si los niños están en grupo como si están en ubicaciones remotas.

¿Estamos hablando entonces de una escuela de verdad?»

Creo que la mayoría de los que hemos visto surgir

esta generación 3.0 de ofertas electrónicas educativas

convendríamos que sí, porque se pueden incorporar

varios modelos didácticos.

Se forjan comunidades, y también redes para facilitar el aprendizaje,

y la imagen cada vez difiere más a la de la fotografía

con niños sentados frente a un ordenador cara a la pared.

En su lugar, tenemos algo como lo que refleja el instituto

de un pequeño municipio rural.

Os prometo que, nada más entrar en la escuela,

parece que hayas entrado en el departamento de marketing

de una empresa de nueva creación.

La primera impresión es que no está pasando nada,

que nadie trabaja.

Pero luego te das una vuelta y te percatas de que suceden

un montón de cosas: los alumnos trabajan en grupos,

los profesores van de un lado a otro

solucionando problemas, respondiendo dudas, dando consejos

y animando a los chicos,

algunos de los cuales preparan presentaciones orales,

otros resuelven problemas.

Hay chicos más mayores que ayudan a los más pequeños,

otros corren a hacer algo que es mejor hacer en grupo.

Se trata de una escuela de verdad,

¡y es el tipo de escuela que está surgiendo!

De alguna manera, el modelo vigente en el sector educativo

está casi completamente desvinculado de la realidad del siglo XXI.

El futuro es digital, y los que pueblan ahora las escuelas

pertenecen a esa esfera.

El sistema educativo está en crisis por muchas razones

y su modificación paulatina es demasiado lenta

para la disrupción que las nuevas tecnologías

está introduciendo en las aulas.

Es difícil seguir adoptando el modelo de una clase estática con un profesor

en frente de un grupo de alumnos que lo escuchan atentos

anotando en sus libretas.

El cambio está rompiendo la jerarquía profesor-alumno

por un sistema más cooperativo entre los estudiantes

que trabajan en equipo y se supervisan entre sí

bajo la mirada del maestro.

Las nuevas tecnologías nos están desvinculando progresivamente

de la escuela como centro de conocimiento,

por un sistema más abierto: el de Internet,

en el que una información muy dispar es accesible

desde cualquier punto del planeta.

El aprendizaje de la nueva generación

también debe ser fluido y multidimensional.

El uso de las nuevas tecnologías ha acostumbrado a los alumnos

a mezclar conocimientos y no responden bien

a nuestra manera lineal de presentarles las cosas.

La tendencia de la educación es a ser más personalizada.

El propio alumno será quien elija la información

con la que desea trabajar y administre el ritmo

de su propio aprendizaje, bajo la supervisión de un tutor,

quien ha de seguir también el desarrollo emocional

de sus estudiantes.

Por último, el aula perderá su entidad física.

Ahora podemos aprender on line química

desde cualquier lugar del mundo y en el mejor de los laboratorios,

o hacer una excursión al Museo de Historia Natural

de Londres o aprender a tocar un instrumento musical desde casa.

Aún más, podemos compartir nuestra experiencia con los demás

gracias a Internet.

No hay duda de que el nuevo sistema presentará problemas

y tendrá que solventar dificultades.

El futuro está en manos de las nuevas generaciones

y debemos apoyarlas a que descubran su potencial.

Otra cosa que se dice constantemente es que el sistema educativo actual

no les brinda a los estudiantes las nuevas competencias

y habilidades que se necesitan para conseguir un trabajo

en el mundo de hoy.

Sí, exacto.

Nuevamente, ¿cuáles son estas competencias?

Pues bien, hay un determinado porcentaje

de jóvenes que parecen destinados

a que todo les vaya bien sea cual sea el sistema educativo.

A ellos siempre se les ha dado bien, así que incluso si la educación

o las escuelas no cambian durante cien años o más,

estos jóvenes seguirán teniendo buenos resultados,

porque aprenden lo que hay que aprender

y todo les va bien.

No obstante, la mayoría de niños, igual que la mayoría de jóvenes,

deberán adquirir destrezas

que las generaciones anteriores no tenían.

Me refiero a que no solamente

tendrán que aprender asignaturas básicas,

sino que deberán saber cómo encontrar las cosas que necesitan saber,

y luego tendrán que aprender a trabajar tal como trabaja

el mundo hoy, que es principalmente en equipo,

deberán practicar el arte de la colaboración,

que me parece que es el reto de colaborar

con desconocidos.

A todos nos encanta la idea de colaborar

con nuestros amigos,

y lo hacemos de muchas maneras todo el rato,

pero el mundo laboral nos fuerza a llevarnos bien productivamente

y crear algo de valor con gente que quizá ni siquiera nos gusta,

lo cual requiere un tipo completamente distinto de educación.

Muchos opinan que la plataforma online comporta anonimato, distancia,

soledad, alienación, disfunción social.

¿Exclusión?

Sí. ¡Pero resulta que no es así!

Si entrevistamos a los profesores online

(y la mayoría de ellos empezaron a trabajar

en el sector tradicional y luego se pasaron a la formación

por Internet, muchos de ellos porque habían perdido su trabajo),

¡casi todos nos dirán que tienen una relación más cercana,

más íntima y más interactiva con los alumnos

en la plataforma online

que cuando estaban en un aula tradicional!

En el aula tradicional estaban ahí de pie frente a...

¿qué? ¿20, 25, 30 alumnos?

Un 20 o 30 por ciento de estos alumnos

jamás levantaban la mano para hablar,

algunos porque se aburrían como ostras ya que todo iba demasiado

lento para ellos; otros porque no entendían las cosas

y no tenían suficiente confianza como para pedir la palabra

y decir que no se enteraban de nada.

Pues bien, en el mundo online, ¡esto no puede ser así!

El profesor debe tener un contacto individualizado

con todos los alumnos, a través de varios medios

y constantemente, y además queda un registro informático

de este intercambio.

Así que, en realidad, no se crea anonimato

sino que más bien se elimina.

El 28,4% de los jóvenes españoles abandonan sin finalizar

la enseñanza secundaria.

Una cifra que ha mejorado en tres puntos en el último año,

pero que aún es el doble de la europea.

¿Qué está ocurriendo?

Curtis Johnson relaciona la tasa elevada de abandono escolar

de los últimos años con el apogeo de la burbuja inmobiliaria,

ya que ¿para qué estudiar si era más fácil

hacer dinero en el sector de la construcción,

donde la oferta de trabajo era alta?

Sin embargo, algo se quebró profundamente en 2008,

cuando se inició la crisis en la que vivimos ahora.

La burbuja explotó y la tasa de desempleo juvenil española

alcanzaba en el primer trimestre de 2011, un 43,6 por ciento.

Toda una generación perdida con pocas posibilidades de labrarse

un futuro en España, o incluso fuera de España,

porque nuestro nivel de idiomas sigue siendo una barrera.

Así, el sistema educativo también es,

en gran parte, responsable de la situación

porque no suministra las nuevas competencias necesarias

para la sociedad del conocimiento y porque sigue anclado

en las necesidades de la pasada revolución industrial.

La sociedad actual no puede permitirse

este nivel de deserción escolar.

Es importante estimular a nuestros jóvenes a que estudien,

ya que se calcula que el 50% del abandono

se debe a que los estudiantes no se sienten motivados.

Sencillamente, se aburren en clase.

El problema al que se enfrenta la educación no sólo en España,

sino en el resto del mundo, es cómo recuperar

a ese colectivo de jóvenes.

Para ello, tendremos que adaptar la enseñanza al ritmo y forma de vida

que comprenden los jóvenes de hoy.

La introducción del aprendizaje emocional

en el sistema educativo constituye

un instrumento imprescindible para consolidar ese objetivo.

El modelo tradicional no puede seguir funcionando así mucho tiempo,

si bien el nuevo sistema aún está por definir.

No sabemos cómo será, pero sí que hablará la lengua

de la nueva generación digital y encontrará apoyo

en el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Hay algo que me parece fantástico en lo que dices:

afirmas que debemos cultivar la aspiración

a que las personas sean distintas entre sí;

que no somos todos iguales, que todos somos muy diferentes.

Sí. Y ahí se demuestra lo absurdo que es el modelo educativo dominante

que todavía perdura en la mayoría de países.

¡Es como si hubiera una suposición comúnmente

aceptada de que todos los niños son iguales!

Los educamos igual a todos, les presentamos el material

del mismo modo, y esperamos que todos aprendan

las mismas cosas de la misma manera, durante el mismo día

y al mismo ritmo.

Esta postura no es realista, puesto que no contempla

lo diferentes que son los niños en muchísimas cosas,

por ejemplo en el estilo de aprendizaje,

pero también en el ritmo de adquisición

de los conocimientos.

Los niños ya están aprendiendo lo que consideran relevante

mediante la plataforma tecnológica en la que viven y respiran.

Tenemos dos opciones:

o negarlo y oponernos a ello, o aceptar la innovación.

¡Y la razón por la que es importante hacerlo

(para volver a lo que dije al principio)

es que ninguna nación, ningún país, ningún lugar del mundo

puede permitirse el lujo de perder a la mitad de los niños

en el sistema!

Y la única manera de no perderlos es aceptar la innovación.

Subtitulado por Hilaria Espín.

Redes - La manera disruptiva de aprender

27:13 03 jul 2011

 En el sector de la industria, innovar supone mejorar continuamente los productos con respecto a sus versiones anteriores. En este proceso gradual, a veces surge una innovación radical que rompe con el paradigma anterior. Se trata de una innovación disruptiva, algo que obliga a la industria a cambiar sus esquemas y a adaptarse para no morir. Curtis Johnson, consultor educativo, le explica a Punset que la educación está viviendo un proceso de innovación disruptiva que, con apoyo de las plataformas digitales, revolucionará la manera de aprender en las aulas.

 En el sector de la industria, innovar supone mejorar continuamente los productos con respecto a sus versiones anteriores. En este proceso gradual, a veces surge una innovación radical que rompe con el paradigma anterior. Se trata de una innovación disruptiva, algo que obliga a la industria a cambiar sus esquemas y a adaptarse para no morir. Curtis Johnson, consultor educativo, le explica a Punset que la educación está viviendo un proceso de innovación disruptiva que, con apoyo de las plataformas digitales, revolucionará la manera de aprender en las aulas.

ver más sobre "Redes - La manera disruptiva de aprender" ver menos sobre "Redes - La manera disruptiva de aprender"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Mario Lopez

    Esa es la manera que deberíamos tener de aprender en realidad. Lo que pasa es que cuesta mucho el hecho de ponerlas en marcha en toda la enseñanza en general porque las cosas parecen muy establecidas y difíciles de cambiar a veces. Una de las cosas que suele hacer Apple es proponer una enseñanza sencilla con apps que hagan que a la vez que te diviertes aprendas de forma muy sencilla y constructiva. Deberían fomentar esta forma de enseñanza también en mi opinión.

    15 sep 2017
  2. Elvira Savage

    Me parece excelente poder transferir canciones de Youtube y un Apple o otro medio y asi ya no tener cantidad de cds en mi estante. Por otro lado, acerca del uso de la telesion, es impresionante el tamano de tvs que se venden en las tiendas que parece pantalla de cine. Yo vivo en Inglaterra UK, desgraciadamete en la tv inglesa, aveces pasan unas peliculas llenas de violencia y sangre (especialmente por las noches), y eso es un gran error ya que algunas personas son maniaticas, etc y lamentablemente al ver la tv con esa clase de peliculas inculca a esta gente a querer cometer mas crimenes en la vida real.

    02 oct 2014
  3. bakerclone2

    no estoy deacuerdo con que la tecnologia mencionada sea disruptiva, ya que, es cierto que empeora en algun aspecto, pero a cambio, si se compra mas o se usa mas es por que acambio tiene un beneficio, en el caso del mp3, el conseguir tener un montón de canciones en un aparato chiquitito ,¿sabeis cuanto espacio me ocupan mis antiguos cd? Lo de las teles, el lo ha dicho mejoro en tamaño y precio, a veces si un material es peor pero mucho mas barato también puede ser una mejora ,siempre y cuanto el aparto cumpla su objetivo.

    23 ago 2011
  4. fabio

    Al igual que a Alfredo me sorprende el parco eprfil que proporciona el programa sobre el entrevistado Buscando en la web se encuentra esto http://www.educationevolving.org/bios/curtis-johnson En mi opinión, el señor Curtis tiene intereses de parte en el sector por lo que sus opiniones hay que tomarlas con cuidado... quizá expertos en pedagogía podría hablarnos de cuál es la mejor manera de aprender... no pongo en duda que hay que hacer uso de las nuevas tecnologías para dinamizar la experiencia de aprendizaje pero no creo que haya que que fiarlo todo a comunidades web para aprender: están contrastados los conocimientos que se exponen? son independientes? fomentan la libertad de pensamiento? A ver si al final vamos a ir a buscar la información a cuatro proveedores de conocimiento globales que van a dominar más aún nuestras opiniones... Hay que pensar modos de hacer eficiente el modelo educativo pero no a costa de menoscabar oportunidades o limitar la libertad

    14 ago 2011
  5. Mariano García

    Estando de acuerdo totalmente, hay un tema que en el nuevo paradigma aplicado al aprendizaje debe enfatizarse..."INTERÉS" (también en otros ámbitos) Uno aprende cuando tiene interés en ser capaz de hacer algo. En un modelo 2.0 esto es clave (en el modelo tradicional también). Ser capaces de "dirigir" ese interés es gran parte de la dificultad... Pongo un ejemplo, mi hijo de 7 años tiene interés en aprender a jugar al futbol y pone todos los medios, practica, etc. Pero no expand »le interesaba aprender a nadar (entiendo que es infinitamente más aburrido y eso que yo he nadado algo en mis tiempos)... Y otro mito a desmontar, no creo que se aprenda "entre unos y otros"...hay unos que saben y pueden "enseñar" y otros que no saben y pueden "descubrir", pero yo no dejaría sólos a unos chicos de primaria a ver si consiguen descubir cómo se multiplica para tener un atajo en hacer sucesivas sumas del mismo número...alguien que SABE debe diseñar un método para que los alumnos tengan INTERÉS y descubran (si puede ser colaborativamente y a su propio ritmo) cómo se multiplica.

    21 jul 2011
  6. Piedad Alvarez Maestre

    Magnífico programa. Como siempre ordena el panorama ante nuesros ojos. Me parecen desafortunados algunos comentarios que me preceden, siento que van en contra del espíritu de estos programas. En lugar de sorprenderse por la forma tan útil de simplificar parecen extrañar la maleza y por las dudas intentan sembrarla. Pretenden que en media hora se dicte un curso de un semestre. Si queren conocer curriculum pongan los nombrs en Internet. Saludos y muchas gracias por permitirme disfrutar su programa.

    12 jul 2011
  7. Lomba

    No me gusta la frase con la que se inicia el programa que da por sentado que la educación está en crisis. Para la educación son tiempos de cambio e ilusión. Curtis nos cuenta lo que está pasando, muchos lo estamos viendo y viviendo en las aulas, pero no da ni una sola nueva clave para el presente-futuro. La universalidad en las comunicaciones y acceso a la información es el cambio disruptivo que está provocando un cambio en la educación, aunque, sin duda, este es más profundo, la tecnología es el desencadenante pero aún estamos definiendo los nuevos modelos.

    11 jul 2011
  8. Coquejj

    Solo una objeción, de las muchas que me inspira: ¿No es evidente la confusión que tiene Curtis Johnson entre conocimiento e información? Reto a cualquiera a que busque en google la relevancia del Lema de Nakayama y pretenda que ha aprendido algo (está en la wikipedia, podría haber puesto algo más esotérico, pero no es necesario) Por cierto: ¿no es curioso que los gurús de la educación suelen ser, cuando menos, talluditos?

    09 jul 2011
  9. Che Nano

    ya Ortega y Gaset nos hacia ver este problema en la educación. Para cambiar o innovar en la pedagogía, en la forma de enseñar, debían pasar décadas hasta que los grandes pensadores dieran su venia a estas nuevas formas de enseñar, a los contenidos y, en ese momento, ya la nueva forma y sus contenidos, la innovación, tenían un desfase de décadas. Los gurues, nos hacen una lectura de lo que está aconteciendo los desafíos a los que nos vemos enfrentados, pero, la lectura es desde la perspectiva de la industria y del producto a comercializar, para mantener la ideología de la innovación en la cresta de la ola, nada se habla de practicas educativas a partir de la familia, donde los padres retrasan el ingreso a una escuela tradicional y, la enseñanza es una práctica de la familia ... bueno, el tema da para algo mas ...

    05 jul 2011
  10. Alfredo

    Curtis Johnson, consultor educativo...es toda la información que da el reportaje sobre el señor que teoriza sobre el tema. Se echa de menos algunos datos biográficos, alguna pincelada de su currículum, para qué asociación o corporación trabaja ahora. En fin, creo que es bueno saber quién es el personaje que habla, para poder valorar mejor lo que dice. Yo creo que ésta es una sana costumbre.

    05 jul 2011

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más