Presentado por: Eduard Punset Dirigido por: Eduard Punset

El economista Eduard Punset presenta este espacio de divulgación científica. El contenido del programa abarca la medicina, la química, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y todas aquellas disciplinas que puedan englobarse bajo el paradigma de la ciencia.

Según el propio Eduard Punset

"REDES nació en Madrid, y durante la primera temporada contábamos en el plató con la presencia de famosos artistas o empresarios acompañados de científicos. Aportaba dinamismo, pero nos dimos cuenta de que debíamos profundizar en el conocimiento científico si queríamos que los propios científicos se dieran cuenta de que sus investigaciones también importaban en la vida cotidiana de la gente, y que la gente descubriera hasta qué punto la utilización del método científico en lugar del dogmatismo iba a transformar sus vidas. La ciencia estaba transformando el mundo.

Estoy contento de que REDES fuera un programa pionero en la comprensión pública de la ciencia, en la utilización del primer plató virtual de la televisión en España, en el recurso a la animación 3D y de las videoconferencias. Al principio, éstas se entrecortaban a menudo y los desfases entre el discurso y la vocalización daban una apariencia de extraterrestres a los entrevistados.

REDES se trasladó en 1997 a Sant Cugat, desde donde todavía se coproduce entre TVE y el grupo de científicos y periodistas jóvenes que constituye la productora smartplanet. Este equipo ha logrado demostrar que ciencia y entretenimiento se pueden unir para que en este tercer milenio la ciencia, por fin, irrumpa en la cultura popular.

El blog de Eduard Punset: http://www.eduardpunset.es/

1236886 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Redes - El cerebro construye la realidad - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

Solemos pensar que nuestra percepción del mundo

es mucho más completa de lo que es en realidad.

Sentimos que registramos lo que pasa en nuestro entorno,

al igual que una cámara de vídeo,

pero lo que sucede es muy distinto.

Eduard Punset viajó a Mallorca para entrevistar

a algunos de los neurocientíficos más destacados del mundo

que se habían reunido

en el undécimo Congreso Internacional de Neurociencia Cognitiva.

En este capítulo de Redes, Kia Nobre,

neurocientífica de la Universidad de Oxford,

nos explica algunos recursos que utiliza el cerebro

para hacerse una idea de lo que sucede en su entorno.

Kia Nobre es una neuróloga científica

que empezó su vida en Brasil

y ahora está en Londres, después de haber estado en EE.UU.,

pero en todas partes donde yo he ido, conocían a Kia,

porque es una de las pocas científicas

que dedica prácticamente todo su tiempo a analizar y a medir,

no sólo a analizar y a pensar sobre ello, sino a medir,

a intentar medir el funcionamiento del cerebro.

Por eso, Kia y me corriges si me equivoco,

por eso, intentas recurrir a los métodos no invasivos

como las imágenes cerebrales por resonancia magnética

o las magnetoencefalografías.

¿Qué diablos puedes ver que no verías sin estos métodos?

Me interesa, sobre todo, intentar entender

cómo el cerebro es capaz de generar

una vida mental tan rica como la nuestra.

Entender nuestra cognición.

Para hacerlo, intentamos mirar qué ocurre en el cerebro

de una persona sana, mientras piensa o percibe el mundo,

así que, utilizamos varios métodos distintos

para intentar descifrar esa actividad mental.

Hablemos del tiempo,

de este tiempo que utiliza el cerebro.

Me encantan los fósiles, tiendo a confiar mucho

en el concepto geológico del tiempo.

Raramente tengo prisa.

Eso está bien.

Estoy acostumbrado a pensar en millones de años,

pero otras personas, no.

La mayoría de mis amigos son muy impacientes

y están pendientes del tiempo todo el rato,

cuentan los minutos para llegar a los sitios.

Pero, ¿qué hace realmente el cerebro

cuando se enfrenta al problema del tiempo?

¿Se trata de un concepto geológico?

¿Es instantáneo?

¿Es fugaz?

Es un tema muy complicado.

El tiempo es un eje fundamental a la hora de organizar

nuestras experiencias.

Como personas, no podemos recurrir tanto a las eras geológicas,

pero sabemos muy poco sobre cómo está representado

el tiempo en el cerebro.

No sabemos prácticamente nada.

El marco temporal que yo estudio

es, en realidad, la temporización del pensamiento,

cosas como organizar la percepción y las acciones.

Esas cosas suceden más rápidamente que una mirada al reloj,

en una escala de cientos de milisegundos,

en menos de un segundo.

Ese campo de estudio, en el que intentamos entender

la temporización del pensamiento, es muy prolífico en estos momentos,

pero no tenemos todavía una noción aceptada de cómo está representada

dicha temporización en el cerebro.

Y, sin embargo, supongo...

creo que lo que estás diciendo es que la concepción

que nuestro cerebro tiene del tiempo,

si es que existe algo así,

gestiona la forma que tenemos de percibir, comprender,

de comunicar y de hablar.

¿Es así?

Sí, es muy importante.

La concepción del tiempo es un eje fundamental

a la hora de ayudarnos a organizar y ordenar nuestros pensamientos

y nuestro comportamiento.

Nuestro cerebro no es simplemente un receptáculo que almacena cosas

y ordena toda la información que le llega,

sino que no cesa de hacer predicciones, proyecciones

y lo hace al dar expectativas de lo que es importante para nosotros

como la identidad, el lugar donde se cumplirán,

pero también la temporización.

Nuestra actividad cerebral,

desde los primeros sistemas existentes, cambia su excitabilidad

en función de nuestras expectativas temporales,

basándonos en lo que ocurre en cada momento.

No siempre lo podemos controlar, no siempre somos conscientes de ello.

Pero sucede todo el tiempo.

Veámoslo de nuevo.

Aunque parezca que la imagen de la flor dura un poco más,

todas duran lo mismo.

Al cerebro le gusta la variedad

y cuando hacemos que aparezca la imagen de la flor

entre la monotonía de las tazas de café,

el cerebro fija su atención sobre el objeto nuevo,

haciendo que lo percibamos como si hubiera permanecido

más tiempo en la pantalla, aunque no sea cierto.

El ritmo de las cosas que suceden en su entorno

permiten al cerebro valorar el paso del tiempo.

Pero esta percepción no es inmutable.

En nuestra mente, el tiempo puede parecernos más lento

o más rápido, según la cantidad de estímulos, lo novedosos que sean

y la atención que les prestemos.

Todo ello hace variar nuestro recuerdo

sobre el paso del tiempo.

Cuando vivimos una situación peligrosa,

el tiempo parece alargarse

y tenemos esa sensación de que todo pasa frente a nosotros

a cámara lenta.

En esta situación, nuestro cerebro registra todos los nuevos sucesos

que están teniendo lugar, segundo a segundo.

Y como registra más información de lo que sería habitual

para ese tiempo dado,

tenemos la sensación de que el tiempo se expande.

La atención a ciertos detalles también explica

que el cerebro tenga problemas a la hora de valorar

el transcurso del tiempo durante períodos prolongados.

Imaginemos a una persona viviendo en una cueva

sin poder percibir la diferencia entre el día y la noche.

En esta situación, el cerebro carece de estímulos

y tiende a condensar el tiempo

y a creer que ha estado menos días encerrado de los reales.

Lo que los investigadores proponen es que, cuando un suceso se repite,

el cerebro invierte menos en inspeccionarlo

y la repetición acostumbra a éste,

que da por sentado lo que va a ocurrir luego.

Mientras que, cuando algo nuevo acontece,

el cerebro no tiene cómo predecir qué pasará

y se disparan las señales de alarma

para que se ponga en actividad y aprenda de la situación.

El tiempo no es sólo relativo en el mundo exterior,

sino también dentro de nuestras propias cabezas.

Una vez, mientras reflexionaba sobre la parte útil del tiempo,

me acordé de Eagleman, con quien has trabajado,

él estuvo en Redes hace algunos años.

Recuerdo algo que todo el mundo siente o percibe

y es que cuando te sientes amenazado por algo terrible como un accidente,

cuando vas a morir, a no ser que ocurra algo,

incluso, cuando recuerdas eso,

incluso, cuando te acuerdas de este tiempo,

resulta que el tiempo va mucho más despacio.

¿Qué puedes contarme al respecto?

¿Cómo es posible?

Creo que David Eagleman es la persona que ha realizado

los estudios más divertidos y disparatados sobre el puenting,

no sé si te lo ha comentado, este tipo de cosas.

Es cierto que cuando centramos nuestra atención en algo,

cuando nos sucede algo amenazador

y nos sentimos motivados para buscar qué ha pasado,

estas cosas cambian nuestra percepción del tiempo.

Hay muchas ilusiones temporales

a las que nos enfrentamos constantemente,

las damos por sentadas y no nos damos demasiada cuenta,

pero si nos fijamos en la esfera de un reloj que se mueve,

parece que el reloj se ha detenido un instante

y que, luego, se vuelve a poner en marcha.

Está relacionado con el hecho de centrar la atención

en el tiempo que se retrasa, en el tiempo que se ralentiza.

Y hay muchos casos.

Creemos que el tiempo es algo lineal y predecible,

pero es algo que moldean nuestras experiencias

y el estado en el que nos encontramos como organismos.

Es fantástico, porque lo que sugieres

es que estamos haciendo predicciones todo el tiempo.

Sí.

Que el cerebro manifiesta sus propias ideas

sobre lo que está ocurriendo fuera.

Y al mismo tiempo, esta proyección se combina con elementos

o información que el cerebro recibe del exterior.

Sí, así es.

Todo es muy tenue, muy impreciso, ¿no?

Depende de para qué creas que sirve la percepción.

Si piensas en ello como en una forma de obtener

una visión fotográfica o cinematográfica del mundo.

Del mundo.

Entonces, lo hace fatal.

Creemos que tenemos una buena película,

pero si la detenemos y ocultamos partes de la escena

y preguntamos: ¿Qué había aquí? ¿Y allí?

La gente no tendrá ni idea.

En general vemos dos cosas en un momento dado.

Lo que sucede es que tenemos la sensación de verlo todo,

porque todas esas cosas son posibilidades,

pero no están realmente codificadas.

Si pensamos que la percepción existe para ayudarnos a hacer

lo que tenemos que hacer, para sobrevivir en este mundo,

entonces, es un buen sistema.

Es conciliar lo que tú estás diciendo con lo que yo preguntaba

hace muchos años a mis amigos físicos.

Yo les decía:

¿El mundo real, el mundo exterior es real?

¿Es tal y como lo vemos?

O por el contrario, otras personas me dirían un poquito más

lo que tú me estás diciendo:

"No es lo mismo, porque la realidad es diferente, ¿no?".

La realidad es distinta de cómo la vemos.

Cuando empecé en esta profesión, era 100% materialista

y, de hecho, sigo pensando que el cerebro nos dice muchas cosas

sobre nuestro comportamiento,

pero, cuando nos centramos en esa verdad final,

es decir, qué hay ahí fuera en el mundo real,

la pregunta es sesuda.

He tenido la suerte de casarme con un filósofo,

por eso, en casa me recuerdan constantemente,

como decimos en Brasil, que el agujero es algo más profundo.

Las cosas son complicadas

y puede ser que el mundo no sea nada

como lo que percibimos conscientemente.

Pero podemos estudiar la cognición y su interacción con el mundo,

nuestras acciones y el navegar por nuestra existencia

de forma casi perpendicular al misterio que esconde

esa gran pregunta.

O sea, existe un mundo ahí fuera, pero no creo que pueda probártelo.

Es fantástico lo que estamos sugiriendo,

porque estamos intentando contestar a la vieja pregunta

de si el mundo que vemos es el mundo que existe tal cual.

Y Kia nos está diciendo:

"No estoy segura, pero sé que lo que estoy viendo me sirve".

Me sirve para mi propia vida.

Hola.

Nuestra idea sobre el funcionamiento del cerebro ha variado,

desde considerarlo un espejo donde el mundo exterior se refleja

a cada instante, a verlo como el creador de la realidad,

adelantándose a lo que pasa alrededor.

Por ejemplo, Carlos no puede evitar lanzar hipótesis

y proyectarse en el futuro:

"¿Se caerá el ascensor? ¿Llegaré a tiempo a la cita?".

El cerebro está constantemente adelantándose

a lo que está ocurriendo.

¡Hola!

Por su parte, Marta se ha arreglado y ha preparado la cena.

Todo está listo, pero Carlos tarda y ella se impacienta.

Antes de que llegue Carlos,

el cerebro de su chica ha tenido tiempo de pensar

en las más remotas posibilidades:

"¿Habrá tenido un accidente?

Se retrasa demasiado.

¡Oh, no, lo mismo está con otra!

¡No sé, prefiero no pensarlo!".

Puerta.

¡Cariño!

Pero lo ha pensado.

¿Dónde te has metido?

Y ahora que tiene a Carlos frente a ella no puede evitar

el notar ese nuevo aroma,

cómo parece más desaliñado y nervioso que de costumbre.

¿Y esos cabellos en su camisa?

Ya no le quedan dudas.

¡Carlos ha estado con otra!

¿Cenamos?

Nuestra atención es selectiva y amplifica o filtra

la información que le llega del mundo exterior,

conforme a nuestros propios propósitos y deseos,

creando hipótesis del mundo

que, junto a las memorias que retenemos en nuestro interior,

guían y manipulan la información sensorial

para crear nuestra realidad particular.

La percepción de la realidad es una construcción de la mente.

La eterna pregunta sigue aún sin respuesta.

¿Conocemos la realidad o solamente pensamos en ella?

Nuestra mente es el umbral entre el mundo físico

y nuestro particular mundo de pensamientos.

¿Ha habido algún cambio real entre el mundo

al que estaban acostumbrados nuestros abuelos,

que era un mundo con pocos objetos y poca atención,

al mundo de hoy, al mundo digital?

Culpable de que reprochemos a nuestros estudiantes

que no se concentran suficientemente,

porque reciben tantos estímulos que son incapaces de asimilarlos.

¿Ese mundo era menos vacío que el mundo actual?

Creo que el mundo ha cambiado.

Hay estudios de colegas míos de distintos países

que ponen de manifiesto que, aún cuando el mundo

es un lugar cada vez más ajetreado y caótico, los niños, al jugar

a los videojuegos y consolas, también se concentran mejor.

Así que, no creo que debamos disculparlos diciendo:

"Es que mis estudiantes, los jóvenes, reciben demasiada información,

porque pienso que la formación que reciben,

les proporciona mejores herramientas para gestionarla".

Recuerdo siempre la camiseta de un pedagogo americano que decía:

"Mamá, no es que tenga déficit de atención, es que no me interesa".

¡Sí, exactamente!

Creo que tiene mucho que ver con eso.

No me interesa lo que estás haciendo.

Creo que las cosas han cambiado, pero es por mi edad,

porque estoy en esa etapa de la vida

en la que a uno le empiezan a molestar los cambios.

Me parece que la gente evita pensar, pensar mucho, pensar en silencio,

leer algo de principio a fin.

Huyen del mundo real.

Creo que sí.

Quizás a la gente le da miedo pensar,

le da miedo reflexionar

sobre los grandes misterios de la vida.

Espero que no.

Los amigos de tu marido, los filósofos,

la gente del mundo educativo, hablan del éxodo de la realidad.

Dicen que la gente se aleja de la realidad,

porque lo cierto es que resulta muy aburrida.

Se trata más de un éxodo de la mente

que de una huida de la realidad.

No me preocupa la realidad en ese sentido.

Pienso que la gente debería volver a prestar atención a su mente

y quizás a otras partes también.

¿Cómo se puede vivir sin reflexionar

sobre esos grandes misterios de nuestro tiempo?

No entiendo cómo a la gente ya no le interesan esas cosas.

Yo no puedo estar ni un día sin pensar cosas como:

"¿Por qué pienso, por qué?

¿Qué estoy viendo?

¿Por qué me siento así? ¿Cómo empezó el universo?

Son preguntas divertidas, no sabemos qué nos va a ocurrir,

así que, vale la pena maravillarse ante esos increíbles misterios.

Siempre he pensado que infravaloramos

el grado en el que las emociones

o el impacto de una situación especial pueden influir

en el tiempo e influir en la memoria a largo plazo.

¿Sólo guardas en la memoria

aquello que fue importante, destacable?

Algo...

Importante.

O destacable, memorable.

Es cierto.

Es la otra cara.

Igual que la percepción no es una película,

tampoco la memoria es un archivo cinematográfico,

la memoria es un conjunto de cosas que tú elegiste del entorno,

porque, en su día, te resultaron interesantes o útiles.

Nuestra experiencia es ese círculo entre percepción,

acción y memoria.

Guiar la percepción, realizar una acción

y guardar un recuerdo.

Es un círculo de influencias mutuas

y los recuerdos cambian constantemente

nuestra forma de percibir el mundo.

Después, sólo elegimos la parte del mundo que nos resulta relevante,

la conservamos en la memoria

y esto cambia nuestra forma de percibir el mundo

y se supone que se repite en este, esperemos, círculo virtuoso

y no vicioso.

¿Qué es lo que nos lleva a elegir un recuerdo y no otro?

¿Cómo funciona?

¿Cuál es el papel de..., creo que la llamas "atención selectiva"?

Sí.

Es una interacción entre varios aspectos.

Posiblemente uno tenga que ver con nuestro aprendizaje.

Por un lado, cuando estamos en una situación

donde hemos planteado un objetivo o una tarea,

nuestro cerebro prepara todo lo que es relevante

para el desempeño de esa tarea, y, ahí fuera, aparecerá

todo lo que tenga que ver con ésta y tendrá ventaja.

Llamamos a esto "enfoque de arriba abajo",

es decir, nuestra voluntad se proyecta sobre la tarea

y sobre nuestra percepción.

Por otro lado, es obvio que la evolución

también es otro largo proceso de aprendizaje

que llevamos codificado,

la sensibilidad ante cosas que puedan resultarnos relevantes.

Señales que hay ahí fuera,

por ejemplo, cualquier cosa muy ruidosa, brillante,

que se mueva deprisa hacia nosotros.

Todo eso lo procesamos inmediatamente.

Es una interacción entre lo que queremos

y aquello a lo que tenemos que reaccionar

por nuestra propia evolución,

como está codificado en nuestro sistema perceptivo.

Hay psicólogos y neurólogos convencidos

de que el cerebro es una chapuza,

mientras que otros piensan

que, efectivamente, es la máquina más asombrosa del Universo.

¿Dónde está la verdad? ¿En medio?

Sorprende pensar que el cerebro, un subproducto terco de la evolución,

está al mando de la nave y tiene todo el poder de decisión,

tanto en la gestión de procesos automatizados como en la respiración

y procesos discrecionales y conscientes

como cambiar de entorno o de pareja.

A juzgar por nuestra historia evolutiva,

el cerebro es un buen director, pero no nos engañemos,

estamos convencidos de que la percepción

que tenemos del mundo exterior es la correcta.

Creemos a pies juntillas en lo que estamos viendo.

Y la verdad es que no hay nada más incierto.

No podemos fiarnos de la imagen

que el cerebro nos brinda de la realidad.

La paradoja está en que sí podemos fiarnos, en cambio, de la intuición.

Cuando mis amigos me preguntan preocupados

si tienen que confiar en su intuición

o si, por el contrario, tienen que analizar cada situación

antes de tomar una decisión,

tiendo a decirles que se olviden de la razón

y que se dejen llevar por la intuición,

porque la intuición es una fuente de conocimiento.

Creo que sí.

No te voy a contestar con una respuesta contrastada,

pero nuestra intuición es el resultado

del largo proceso de aprendizaje de nuestra adaptación

y probablemente sea más útil que el pensamiento formal,

pero creo que, en algunos casos, el pensamiento formal también ayuda.

En algunas situaciones, si te preocupa tener que resolver

un examen de lógica,

seguramente tendrás que aplicar un pensamiento racional.

En la mayoría de los casos,

estamos inconscientemente muy bien preparados para enfrentarnos

y reaccionar ante las distintas opciones y oportunidades,

porque tenemos un conjunto de recuerdos

que nos permiten optimizar nuestro comportamiento

en cada momento.

No sabíamos nada sobre el cerebro,

hasta hace unos pocos años

y ahora, de repente, tenemos la sensación

de que estamos descubriendo un mundo nuevo,

de que estamos recibiendo algunas pistas

que, quizás, nos digan por qué somos como somos.

¿Es así cómo lo ves?

Sí, es un auténtico privilegio vivir en una época

en la que las tecnologías nos permiten analizar

esos principios, desde el cerebro hasta el comportamiento.

No creo que sepamos tanto como nos quieren hacer creer

en los medios de comunicación o los periódicos.

A veces pensamos: "Aquí está el centro del cerebro o allí".

Algunos pensamos que el cerebro no funciona así en absoluto,

sino que creemos que el sistema es mucho más dinámico

por lo que creo que todavía tenemos mucho que aprender.

Lo que sí es cierto es que ahora disponemos

de algunas herramientas que nos permiten adentrarnos

en el cerebro humano sin tener que recurrir a personas

que enferman o sufren un ictus,

por eso, estamos viviendo un tiempo con muchas posibilidades,

pero espero que nos ayude a plantear más preguntas

en lugar de darnos soluciones fáciles porque sería muy aburrido.

Subtitulación realizada por Azucena Maire Montero.

Redes - El cerebro construye la realidad

27:42 09 sep 2012

Solemos pensar que nuestra percepción del mundo es mucho más completa de lo que es en realidad.En este capítulo de Redes, Kia Nobre, neurocientífica de la Universidad de Oxford, nos explica algunos de los recursos que utiliza el cerebro para hacerse una idea de lo que sucede en su entorno.

 

Histórico de emisiones: 30/10/2011

Solemos pensar que nuestra percepción del mundo es mucho más completa de lo que es en realidad.En este capítulo de Redes, Kia Nobre, neurocientífica de la Universidad de Oxford, nos explica algunos de los recursos que utiliza el cerebro para hacerse una idea de lo que sucede en su entorno.

 

Histórico de emisiones: 30/10/2011

ver más sobre "Redes - El cerebro construye la realidad " ver menos sobre "Redes - El cerebro construye la realidad "
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Evabu

    La percepción y la realidad, son distintas, y el cerebro archiva lo que para el es importante, lo demás lo ves, lo notas , pero no te quedas con ello, no le estimula por lo tanto lo deja de lado, la mente tiene muchos caminos y todos impredecibles, las reacciones son diferentes, depende como tu percibas en ese momento y con tu realidad,.yo percibo que tengo sentimientos por ti gonzalo, pero la realidad es que tiu tienes los tuyos propios y todos hay que respetarlos aunque sean diferentes y te hagan sufrir, tw hieran y llores, tal vez hay que dejar que lo que percibes, lo que sientes, se junten. Te adoro, no lo olvides

    11 ago 2015
  2. Raykan

    El cerebro ya viaja en el tiempo cuando recuerda, si enseñamos al resto del cuerpo quizás obtengamos la clave para dar un paso hacia otra época. Kia Nobre aboga por rescatar los principios humanos de nuestra raza, somos realmente una "especie reflexionante" rara en la Tierra y no debemos olvidarnos nunca de ello. Apoyaría la idea de un mundo sin relojes ni horarios, con una política que comprenda mejor la ciencia y desarrolle "el elemento" que habita en cada uno de nosotros.

    02 nov 2011

Los últimos 369 documentales de Redes

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:02 22 may 2019 Recordamos diez grandes lecciones que aprendimos de la mano del economista, escritor y divulgador científico Eduard Punset: ¿Qué es la felicidad? ¿de qué está hecho el universo y los seres humanos? ¿es más importante la razón o la intuición? ¿hay vida antes de la muerte? ¿podemos conocernos a nosotros mismos? 

  • 1:02 22 may 2019 Eduard Punset ha fallecido este miércoles en Barcelona tras una larga enfermedad. Lo ha confirmado la familia del divulgador científico. Tras la muerte de Francisco Franco, entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En 1978 fue elegido consejero de Economía y Finanzas de la Cataluña preautonómica, por dicho partido. Fue elegido diputado en las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña (1980). Tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas (1980-1981). Tras abandonar la UCD, se presentó como independiente en la candidatura de Convergència i Unió a las elecciones generales de 1982, obteniendo un escaño, que abandonó apenas un año después, en diciembre de 1983. En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

  • Punset despide Redes

    Punset despide Redes

    1:19 12 ene 2014

    1:19 12 ene 2014 Eduard Punset y su programa Redes han acercado la ciencia al gran público. Después de 18 años ininterrumpidos el programa ha finalizado. Pero Punset ya prepara otra aventura en RTVE

  • 20:19 18 sep 2013 En el programa de María Casado, Los desayunos de TVE, Eduard Punset presenta su primer libro de ficción 'El sueño de Alicia'.

  • 2:20 07 jul 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los niños:¿Porqué los abuelos tienen el pelo blanco?

  • 27:26 07 jul 2013 Nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales.

  • 00:46 03 jul 2013 Si tanto nos esforzamos en permanecer jóvenes físicamente, ¿por qué no actuar igual sobre nuestro cerebro? Hoy en Redes, Elsa Punset charla con el neurólogo Álvaro Pascual Leone sobre las técnicas de estimulación no invasiva del cerebro, aplicadas tanto a terapia como a mejora de capacidades mentales como la memoria o la sociabilidad. En el programa, Pascual-Leone nos dará algunos consejos para mantener nuestro cerebro sano y descubriremos además qué piensa la gente sobre la estimulación cerebral no invasiva. ¿Te imaginas que pudieras potenciar tu cerebro cómodamente desde casa? ¿Cómo sería el futuro si los estimuladores cerebrales fueran un elemento más de la vida cotidiana en nuestra sociedad?

  • Ciudadanos en red V.O.

    Ciudadanos en red V.O.

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    29:30 30 jun 2013

    29:30 30 jun 2013 Esta semana el programa de divulgación científica de La 2, Redes, analiza la influencia de las nuevas tecnologías en el cambio del aspecto de las ciudades y del comportamiento de sus habitantes. En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto, ingeniero y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar, tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Ratti es el director del Senseable City Lab, un grupo de investigación que explora cómo las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que entendemos el diseño y vivimos las ciudades.

  • 2:32 30 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por los dos jóvenes es:¿Cómo surgió el lenguaje?

  • Ciudadanos en red

    Ciudadanos en red

    00:54 26 jun 2013

    00:54 26 jun 2013 En el futuro, la apariencia de las ciudades no se alejará mucho de su aspecto actual, pero sí que cambiará su funcionamiento: los recursos se utilizarán de un modo más eficiente y razonable, y en general serán más sostenibles de lo que son hoy. Convertir los núcleos urbanos en mejores sitios para vivir será posible gracias a la integración de las tecnologías digitales con las infraestructuras de la metrópolis. En este capítulo de Redes, el arquitecto y diseñador Carlo Ratti revela a Elsa Punset que esta transformación ya se ha puesto en marcha y explica de qué modo las nuevas tecnologías tienen el potencial de cambiar tanto las ciudades como las conductas de sus habitantes. Y además, pondremos a prueba los conocimientos de los ciudadanos en materia de sostenibilidad y veremos cómo mejorarlos

  • 2:05 23 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Porqué los gatos ronronean?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    27:52 23 jun 2013

    27:52 23 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente.En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica.Y la Mirada de Elsa aborda la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • La multitarea

    La multitarea

    6:25 23 jun 2013

    6:25 23 jun 2013 "La Mirada de Elsa" abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • El ordenador del futuro

    El ordenador del futuro

    00:49 19 jun 2013

    00:49 19 jun 2013 Cada dos años, aproximadamente, se dobla la potencia de los ordenadores. Sin duda, la capacidad de computación avanza a pasos agigantados, pero en un futuro no muy lejano, esta alcanzará un límite que no podremos rebasar con la tecnología que utilizamos actualmente. En este capítulo de Redes, el físico Juan Ignacio Cirac habla con Eduard Punset del desarrollo de los ordenadores del futuro, los cuales, para vencer las limitaciones futuras de la computación clásica, aprovecharán las leyes de la física de lo más pequeño: la mecánica cuántica. Y la Mirada de Elsa abordará la multitarea, una práctica que el cerebro práctica a menudo y, a veces, con exceso. ¿Somos buenos haciendo varias cosas a la vez?

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 2:01 16 jun 2013 En esta sección del programa Redes, Eduardo Punset responde a las preguntas de los jóvenes y los niños.En esta ocasión, la pregunta formulada por las dos jóvenes es:¿Todos los animales tienen cerebro?

  • La capacidad plástica

    La capacidad plástica

    9:16 16 jun 2013

    9:16 16 jun 2013 En la "Mirada de Elsa", veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

  • 28:27 16 jun 2013 El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico:desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro.Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no podemos comprender. 

  • 00:49 14 jun 2013  El neurocientífico Sebastian Seung afronta un reto titánico: desentrañar el patrón de conexiones que hay entre los 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro. Es el llamado conectoma humano y en él podrían residir aspectos de nuestra mente que todavía no logramos comprender, tales como el lugar donde residen los recuerdos. En este capítulo de Redes, Seung explica a Eduard Punset los detalles de su investigación y cómo su trabajo puede contribuir a entender mejor el cerebro y a combatir ciertas enfermedades mentales. Y en la Mirada de Elsa, veremos cómo podemos aprovechar la enorme capacidad plástica de nuestro cerebro para cambiar nuestros comportamientos más rígidos y rutinarios.

Mostrando 1 de 19 Ver más