www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2881554
Para todos los públicos ¿Quién manda aquí? - Programa 8 - ver ahora
Transcripción completa

(APLAUSOS) Hola, hola, hola.

Ya estamos aquí, todos juntos en casa:

los niños, los adultos, los abuelos, el cuñado.

Porque os necesito a todos juntos.

En "Quién manda aquí" jugamos todos.

Pero como no os podemos invitar a todos,

aquí tenemos una representación. Fuerte aplauso para los Moreno.

(APLAUSOS) (TODOS) Somos churreros

y venimos a freírnos.

(APLAUSOS) Los Rodríguez.

(TODOS) ¡Un, dos, tres! ¡A jugar!

(APLAUSOS) Y los Sierra.

(TODOS) ¡A cortar!

Han venido a jugar, a apostar,

pero, sobre todo, han venido a pasárselo bien.

¿Por qué? Porque esto es "Quién manda aquí".

¿Están ustedes preparados para ver algo épico?

-¡Venga, Jimena!

-¡Dale fuerte! ¡Dale fuerte! ¡Uno!

Vale, Arturo. Vale. ¿Podrías decir algo bueno de tu mujer?

La llamamos Fistro, Fistro Duodenal.

-También te quiero, amor.

-Yo le llamo Don Pimpón. -El Gordito Simpático.

-Qué mal va a acabar esto.

-No daba un duro por él. -Vaya familia. Me traeré otra.

(GRITA) ¡Ah! -Por favor,

sed buena persona con mi padre.

¿Tú quieres ser de mayor?

-Un rico y apuesto presidente. Para cobrar "money".

(RISAS) Para cobrar "money".

Vaya educación que les estamos dando

a la generación que viene ahora.

(APLAUSOS)

Hoy nos vamos a Madrid, Albacete y Valencia.

Y vamos a presentaros a los Moreno.

Los Moreno vienen de Albacete.

Ellos son Paco y María. Paco, churrero.

María, auxiliar administrativo. Y vienen con Arturo.

Arturo, de nueve años. ¡Yeah!

(APLAUSOS) "¡Yeah!", dice.

Arturo, cuéntame adónde quieren viajar

los Moreno. A París.

A París. ¿Te gusta París?

¿Hablas francés suelto? Mi hermano está aprendiendo

en el instituto. Ah, pues ya estáis salvados.

Llevaros a tu hermano también.

Si no sabemos para dónde ir...

¿Sí? Ah.

Ah. Ya nos dice... Ya pregunta él.

(RISAS)

Vamos a ver, Arturo. Dime quién manda en casa.

Según. Según. ¿Según qué?

Por ejemplo, para ver la tele, ¿quién manda?

-Mi padre. -Sí, seguro.

Para ver qué se hace de comer en casa, ¿quién manda?

Entre yo y mi madre. Entre tú y tu madre.

Para hacer los deberes, ¿quién manda?

Se supone que debería yo. Vale.

(RISAS) Ya me lo has dicho todo.

Vamos con los Rodríguez.

Vienen de Majadahonda, Madrid.

Antonio, director financiero, y Yolanda, empleada de banca.

Vienen con Jimena. ¡Ay, esos ojos que tienes!

Ábrelos bien, que te vean en casa. ¡Toma ya!

Dime. ¿Adónde queréis viajar? A Laponia, a ver a Papá Noel.

A ver a Papá Noel. Es buena fecha ahora,

porque luego está muy liado.

Sí. Ahora lo vas a tener

allí más accesible.

Pero hace frío todo el año allí. Mejor.

Vete abrigada. ¿Te gusta la nieve?

Sí. ¿Sí? ¿Y quién manda en casa?

Pues...

Mamá. Mamá.

A tu padre lo tenéis ahí en el trastero, guardado.

Sí, más bien. Más bien.

(RISAS) ¡Ay, Antonio!

Entre el trastero y el tendedero.

Muy bien. Ellos son los Rodríguez.

Vamos con los Sierra, que vienen de Valencia.

Ximo, es policía local, y Susana, administrativa. Vienen con Boro.

Boro, ¿cómo estás? Bien.

¿Sí? ¿Y adónde queréis viajar? Pues...

A una isla por el Norte, a bucear.

A una isla. ¿Sí?

¿A qué isla, Susana? A la que sea.

A la que sea. ¿Nos vamos a Grecia?

Por ejemplo. Grecia sería un buen destino.

Ximo, nos vamos a Grecia.

Eso está hecho ya. Hecho.

Boro, ¿quién manda en casa? Mi madre.

(RISAS) ¿Tu madre también?

Será posible... Ya sabéis que tenemos

un programa con dos fases.

En la primera, tenemos tres juegos

y luego, un cara a cara. Ese duelo final

en el que nuestras familias se juegan ese viaje.

Pero vamos a empezar a jugar, ¿no?

¿Qué os parece si mandamos a los padres a la Pecera?

(APLAUSOS)

-Vale. A ver qué nos cuentan. -A ver qué hacen.

Vamos con los Moreno.

Arturo, María. Vamos a hablar de Paco.

¿Cómo es Paco? Porque es churrero.

Sí, churrero. Hace churros.

(RISAS) ¿Sí?

¿Y es una persona dulce? Sí, a veces.

Sí, a veces. Es un poco despistado.

Un poco... ¿cómo? Despistado.

-Ahora nos van a poner tibios. -Sí.

-Pero es un buen padre.

(RISAS) Es buena persona.

¿Y tú vas a seguir con la profesión de tu padre?

¿Tú quieres ser de mayor? ¿Qué quieres ser?

(RISAS) -Un rico y apuesto presidente.

-¿Un qué ha dicho? -Un rico y apuesto presidente.

-Un rico y apuesto presidente.

Dime una cosa. ¿Por qué quieres ser tú

un apuesto y rico presidente? Para cobrar "money".

(RISAS) Para cobrar "money".

Vaya educación que le estamos dando a la generación

que viene ahora nuestros queridos presidentes.

¡Ay! Tu padre no te regala a ti una bicicleta.

Te regala varias. Sí, porque antes hacía

bicicletas de modelos antiguos y tal.

-¿De dónde sacas los modelos? -De fotos antiguas.

-¿Pero las restauras? -No, no. Parto de cero.

Vamos a conocer a Antonio, de los Rodríguez.

¿Cómo lo llamáis en casa, Yolanda? Yo le llamo Don Pimpón.

Don Pimpón. Sí. Es un homenaje

a "Barrio Sésamo". Me recordaba a ese personaje

tan bonito, regordete.

(RÍE) -Qué crueles, qué crueles.

-Es que es igual que su madre.

¿Y Jimena también? No. Yo le llamo Papi Chulo.

Papi Chulo. Muy bien. Papi Chulo.

Porque él tiene cara de bonachón.

Tenemos a Antonio con cara de buena persona. ¿Lo es?

-Sí, es muy bueno. -Sí. Bastante.

No debería ser tan buena persona.

Vaya. -¡Toma ya!

-Espera, que te lo arreglan. -Ahora te machacan.

¿Pero por qué nos dices esto, Jimena?

-Él es buena persona con la gente,

pero la gente con él no. Vaya.

Desde aquí, haz un llamamiento para que la gente

sea buena persona con tu padre.

-Por favor, sed buena persona con mi padre.

-Qué bueno.

Él es un galán de teatro, ¿verdad, Yolanda?

-Sí. Él es un actor aficionado. Y sí.

A mí, una de las últimas veces que me ha sorprendido,

ha sido cuando le vi actuar, porque yo no daba un duro por él.

La gente se ríe con él y todo.

Lo que no hace conmigo, hace que la gente se ría.

-Vaya familia. Me voy a traer otra.

¿Cómo es nuestro querido Ximo?

Boro, cuéntanos cómo es tu padre. -Eh...

No sé. Es muy simpático. ¡Ay!

Y cocina mucho. Y cocina mucho también.

¿Cuál es tu plato favorito

que cocina tu padre? -La lasaña.

-Le puedes poner una bandeja así de lasaña... ¡Uf!

Y, Susana, ¿cómo os conocisteis vosotros?

-Trabajábamos en el mismo sitio.

Un día hablando... "Yo no ido nunca al Alto Cine".

"Ah, pues yo voy mucho". Y eso.

Un día dijimos de ir. A lo tonto, a lo tonto...

-Habíamos dos candidatas, ¿eh? ¿Ah, sí?

Al final, se decantó conmigo. Ah, muy bien.

-¿Invitaste a dos? -Sí.

-¿Y si van las dos?

¿Qué haces? Mala suerte.

¿Y tú cómo lo llamabas a él cuando os conocisteis?

El Gordito Simpático.

El Gordito Simpático. -¿Qué le vamos a hacer?

-El Gordito Simpático. Vaya tela, vaya tela.

Y ahora que conocemos a los padres, vamos a conocer la prueba.

A ver qué tengo yo por aquí...

Mira lo que tenemos aquí. Un poco de hielo.

Boro, ¿cómo se te da lo del hielo?

¿Te gusta eso de masticar hielo?

Os gusta a todos los chavales.

Las madres están ahí: "La garganta".

Vamos a ver si eres capaz de meter un cubito dentro del vaso.

Cógelo.

Perfecto. Un fuerte aplauso.

(APLAUSOS) Esto estaba así.

-Pero... Pero... Ahora vendrá el pero.

Con guantes de boxeo. Ah, no.

Vamos a ver qué me diríais

si os digo que tenemos en "Quién manda aquí"

una forma muy peculiar de meter los hielos en los vasos.

Vamos a tener cuatro vasos, ni más ni menos.

Los vamos a tener colocados así. Vamos a colocar el hielo arriba.

Y dice: "¡Camarero, un hielo, por favor". "Sí, ahora mismo".

(APLAUSOS) Ahí está.

-¿Cómo lo veis? -Se ha pegado una hora dándole...

-Chungo.

El reto consiste en que de un golpe,

de un solo golpe, el cubito de hielo

caiga dentro del vaso.

Sí. Como lo habéis visto. Y vamos a jugar con 18 cubitos.

Y digo, la apuesta es:

De 18 cubitos, ¿cuántos conseguirá

hacer caer dentro del vaso?

-Tres y basta. (RÍE)

Y se abren las apuestas. Y hablo con los Moreno.

-Cinco. Cinco, creo. -Cinco o seis.

-Cinco o seis. -Son 18.

-¿Cuatro o cinco?

-Podemos poner seis. Parece fácil.

-No. Pero no te la juegues.

(RISAS)

-Cinco. Venga, cinco. -Cinco o seis.

-Cinco o seis. Cinco o seis. Cinco.

-¿Cinco? -Empezamos por ahí.

Empezamos con cinco. Sí.

Si haces cinco más, también.

-No, cuando haces los que han dicho, se paran.

-Claro. -Pero si nosotros no lo hacemos...

Tampoco creo...

Cinco. Habrá otra ronda.

Los Rodríguez dicen... Cinco.

Son 18, ¿eh?

Seis. Nos vamos con seis. Y los Sierra me dicen...

A ver, ¿hay tiempo?

No. Puede tardar lo que quiera.

Mañana nos vamos. Hoy no salimos.

Si no hay tiempo, salimos mañana.

Pues ocho, Boro. Ocho.

Siete. Ocho. Vamos a ver...

¿Siete u ocho? Siete.

¿Siete? Sí, siete.

Venga, siete. Segunda vuelta. Los Moreno me dicen.

Eh... subimos a siete. Siete está pillado.

O nos quedamos como estamos.

Seis. Sí.

Podemos subir a ocho. Vale.

Pues a siete. Es que está pillado.

Está pillado.

Se pilló en el siete. El siete, el siete.

Ocho, venga. ¿Ocho?

Ocho. Lo que él diga.

Ocho, venga. Cerramos con los Rodríguez.

Estaban en seis. ¿Más?

Más de ocho. Subimos a nueve.

Vamos, se puede.

Ese nueve.

Ahí estamos. Ahí estamos.

Nueve para los Rodríguez. Los Sierra.

Mejor siete.

¿Solo siete? De 18 dices que siete.

Siete. Siete.

Lo tiene claro.

Sí, sí. Estaos quietos.

-Quieto "parao".

Bueno, pues si lo tenemos claro, paramos.

Padres a sus puestos. Jugamos a El cubito volador.

(APLAUSOS)

Tenemos a los Sierra

preparados. Más concretamente a Ximo, que es un experto coctelero.

Bueno. No sé yo cómo irá la cosa.

¿Cómo se te dan los cócteles? Tomármelos, bien.

Pero hacerlos, mal. Qué le vamos a hacer.

Intentaré no darle al público.

Si lo hago, lo siento. Y ya está. A ver cómo va.

Bueno,

la familia ha dicho 7.

¿Preparado? Sí, sí, sí.

Además, no hay tiempo. No.

Nos volveremos a casa mañana. Venga.

A por el primero. Te tomas tu tiempo.

Eso sí, te pido -Respira.

que cuando esto acabe, haya 7 cubitos en los vasos de cristal.

-Dios te oiga. Venga.

Cuando quieras. ¿Ya?

Dale. A ver qué tal.

-Vale.

Abajo y fuerte.

El primero. Bien. Abajo y fuerte.

Uno de uno. Abajo y fuerte dice Susana.

Yo creo que sí. Abajo y fuerte. -¿Puedo tocarlos?

Sí, todo lo que quieras.

Se salió.

Vale, vale.

Sigamos.

¡Bueno!

Llevan dos ya. No está mal. -De tres, dos.

No es tan fácil. Ya van dos.

-Pero tú eres una máquina.

¡Tres! Vamos bien. -Bueno.

Vamos bien.

Vamos a por el...

Bueno, pero ¿cómo me haces esto? Peligro.

Que ya no hay 18. Solo hay 17.

Me acabo de cargar un vaso.

Luego que me pasen la factura y ya está.

Que lo pague.

Seguimos. Vamos a por el quinto. Bueno. Vamos allá.

Vamos.

Se salió. No es fácil. -No sé cuántos llevamos.

Cinco. Cuatro. Sigamos. Llevamos cuatro.

Y vamos a por el quinto.

Vamos. Tómate tu tiempo. Se rompió la racha.

Venga, va. No te desconcentres.

Este se lo dedico a Álex.

-Pues el siguiente. Dedícale este mejor.

-Venga. -Este mejor.

-No.

Venga, vamos ahí.

Ese por Álex.

Estamos en la mitad y llevamos

más de medio reto. Faltan dos.

-Vale. La pregunta es:

¿Es fácil o no? No es fácil.

Pero tampoco es difícil.

Es que caiga bien. -Coger el truco.

Que caiga bien.

Ahí lo ha dicho. Que caiga bien.

Que caiga dentro. -Y clavarlo.

Venga. Vamos. Vamos allá.

-Clávalo.

No es tan sencillo.

¿Eh, Paco? No es tan sencillo.

Falta el último.

Faltan dos. Seguimos.

Te has empeñado en darle emoción a esto.

Sí, eso. Y nos quedan seis.

Necesitamos dos aciertos de seis.

Dos aciertos de cinco.

-Uf. -Fuerte y abajo.

Ahí está. ¡Bien!

Fuerte y abajo.

Solo falta uno. Uno más.

Uno más, con cuatro intentos.

¡Oh!

Tres intentos.

¡Conseguido!

Pero fíjate. Ha hecho siete y le han quedado solo dos.

Qué guay. Conseguido. De momento

1000 puntos. Esos 1000 puntos

son para vosotros.

Nos vamos a Grecia a hacer "snorkel".

Si puede ser, sí. Pero teníamos esa apuesta más baja.

Debemos saber qué pasa con las otras dos familias.

Bueno. Boro, estabas sufriendo, ¿eh?

Te he visto sufrir. Mira, quedaban dos.

Sí, mira.

Cuando he visto... Prueba, prueba uno.

A ver. Dale a uno.

¡Ay!

A ver la mamá. Susana, el otro.

-Abajo y fuerte, ¿no? Ah, no sé.

Cada uno tiene su estrategia.

¡Bueno!

Cuánto cariño. Es todo lo fuerte que puedo darle.

No se puede tener miedo. Es verdad, tuve miedo.

Chicos, os invito ¿adónde?

¡Al sofá de los nervios!

(APLAUSOS)

¿Bien, chavalín? Te dije que no era nada fácil.

El tema es que si no le das bien, se desvía.

(APLAUSOS)

Ximo consigue su reto

para los Sierra.

Pero aquí está Paco. Su reto

son ocho. Ocho me han metido.

Ocho para los Moreno.

Arturo decía que le gustaba esto de la televisión

y que estaba bien.

Y ahora se viene abajo y está nervioso. ¿Qué pasa?

Que estoy acostumbrado a las cámaras, pero ahora en la prueba...

Ay, las pruebas.

Pero tu padre necesita apoyo, un consejo.

Mi padre necesita "power".

Bien. El "power". ¿Cómo debe darle?

¿Fuerte, flojito?

No hay que darle fuerte ni flojo.

Hay que darle rápido, para que se quite el vaso y el hielo siga ahí.

Como los dibujos animados.

Se tiran y se quedan en el aire. Ah.

Debe quitar rápido el vaso

para que el hielo se quede ahí y caiga.

Como al quitar

un mantel. Él sabía hacer eso.

Sabía. Sabía. Sabía.

Qué "crack" de tío. -Qué "crack".

¿Cómo te va a ir a ti? -Pues no lo sé.

Creo que mejor.

¡Bien!

Mira, mira. -No, él peor.

Rivalidad. ¿Y qué me dice María?

-Yo qué sé. María, son 18.

A ver el dedo, cómo le da. Son 10 errores.

Son muchos. Pero viendo a Ximo,

no es sencillo. -Impone.

Ximo, has inspirado confianza aquí.

Bien. Ya veremos cómo va. Vamos a ver

si es cuestión de suerte o de fuerza.

Empiezas por el primero. Vamos a por ocho cubitos.

¿Preparado? No, pero... hay que hacerlo.

Pues nada.

Arturo, un poquito de "power".

¡"Power"! "Power" a tope.

Venga, vamos allá. ¡"Power, power"!

Venga, va. Venga, Paco.

El primero. ¿Ya?

Cuando quieras.

Dale, gatito.

Tranquilidad.

Tranquilidad.

Igual le damos muy fuerte, Arturo.

Papi, no tan fuerte. Te llevas el hielo.

Vamos.

Vamos al tercero.

¡Dentro!

Dentro, dentro.

Ahí vamos. Por abajo. Por abajo.

Este se ha ido: "pom, pom". Nos lo tomamos

con calma, Paco.

Llevamos uno. Nos faltan 13 todavía.

(APLAUSOS)

Venga. ¡Vamos, campeón!

Venga.

Uno nada más. Uno nada más.

Vamos, que se puede. Te sobran intentos.

Vamos.

Bien. Ya van dos. ¡Bien!

Dentro.

¡Tres!

Le ha cogido el truco ya. Lo ha cogido.

Ahora lo ha perdido.

Bien.

Vamos ahí. Vamos a por la otra mitad.

Fíjate, Paco. Fíjate.

Estamos en la mitad. Llevamos nueve. Metimos cuatro.

Necesitamos ocho.

Si lo haces igual, prueba resuelta.

Quiero hacerlo mejor.

¡Va, va! Venga, vamos.

Venga, cinco.

Cinco. -Cinco llevamos.

Nos faltan tres más.

Necesitamos la mitad. -Dame "power".

Con el "power".

Con el "power".

Vamos con el "power".

Cuatro intentos. Cinco. Seguimos.

Cinco.

Y hay que meter tres.

¡Dentro!

Le quedan dos.

Cuatro, y faltan dos.

A por la mitad.

Seguimos con opciones. Le faltan dos.

Muy abajo y flojito.

Los dos, papi. Paco.

No puedes fallar.

¡Oh!

Mira, mira, mira, mira.

-Ha faltado una.

Venid aquí conmigo, Arturo. ¡Muy bien!

Oye, Paco, que en casa se van a pensar que lo pasamos mal aquí.

Está nervioso. -Estoy nervioso.

Es que no es tan difícil. Nos hemos quedado

a uno. A uno.

Arturo, a uno. Mecachis en la mar.

De momento los 1000 puntos, para los Sierra.

Pero quedan más opciones. Luego juegas tú.

Y si gano la de 2000... Ya estarías en la final.

Así que a concentrarte en el sofá de los nervios.

(APLAUSOS)

Paco. Paco. ¿A que no es tan fácil?

Es muy difícil.

(APLAUSOS)

Los Moreno no han pasado el reto.

Los Sierra tienen esos 1000 puntos de momento.

Y ahora vamos con los Rodríguez. Tu padre tiene

una papeleta bastante... Sí.

Parece que he venido con enemigos. ¿Qué te parece?

-Confiamos en ti. -Sí, claro. Nueve.

Tú puedes. Tú puedes. Gracias.

Apostasteis nueve. ¿Por qué? Porque confiáis en él.

Lo veis como un manitas. Lo tiene que hacer él.

Claro.

Y tú te veías capacitada, Jimena?

¿Hacerlo? Sí.

Sí. ¿Ves?

Esto no es más presión.

-Nací para esto. Si naciste para esto, demuéstralo.

Pues venga, vamos.

¿Preparado? Venga.

¿Cuántos necesitamos? Son nueve. Nueve.

Sí. Nueve, ¿eh?

¿Nueve de cuántos? De 18.

La mitad. -Venga, don Pimpón.

Venga. ¡Vamos!

A por ello. Vamos al primero. Vamos ahí.

¡Dentro!

¡Dos! ¡Toma!

Tres.

Cuatro.

Cinco. Bien.

Seis.

Guau.

Un momento.

Vamos a ver.

Un masaje. Venga, vamos.

-A mí también. También.

Madre mía, qué follón.

Venga. Jimena, vamos a seguir.

¿Cuántos faltan? No sé.

¿Cómo que no? Tres.

Faltan tres.

¡Vale! Faltan tres.

¿Cuántos quedan arriba? 11.

Lo tenemos fácil. Es un momento fácil.

Tú puedes.

Venga, Antonio.

Ahí va. Venga, sigamos.

Tres más.

Dos más.

Muy bien. Uno más.

¡Conseguido!

¡Nueve!

Nueve de nueve, familia.

Jimena, ¿qué te ha parecido? Prueba tú.

Vamos a ver.

Ah, que parece fácil. Otro, a ver.

Y luego su madre. A ver.

¡Bien!

Bien, pero Jimena,

no me negarás que ha quedado bien.

Viste que no era fácil.

Hay que reconocer que has estado bien. Choca.

Hoy me has sorprendido. Fíjate.

Fíjate. Fíjate. Así me gusta.

Estos 1000 puntos son vuestros.

Vamos a ver qué pasa ahora con los hijos.

Al sofá de los nervios.

(APLAUSOS)

Muy bien, tío. Muy bien.

Hacerlos seguidos es más fácil.

(APLAUSOS)

Los Rodríguez se llevan los primeros 1000 puntos.

Tengo el avión en el aeropuerto.

Ahora hace así

y se va hasta Laponia. Destino Laponia.

Y vamos a hablar de Jimena.

¿Cómo es Jimena? Contadme.

Jimena es... es un encanto.

Es un encanto. Qué va a decir. -Como su padre.

-Igual. No. Jimena es muy ordenada.

Es muy tranquila. Siempre está dispuesta.

Cuando hacemos algo siempre colabora.

-Muy dispuesta. -Sí.

¿Le gusta el deporte? Debe ser ágil aquí.

Le gusta cualquier deporte.

Se le da bien. Lo que yo no tengo

lo sacó ella. Bueno.

A lo mejor lo sacó al padre. -Eso es.

-Se nota. Él también.

Está así de atlético porque le encanta el deporte.

-Estoy en baja forma.

Yolanda, estamos hablando de Jimena.

De Jimena. ¿Qué pasa con Jimena y las toallitas?

Jimena, desde que era chiquitita,

enamorada de las toallitas.

Te molan las toallitas.

Y si es amiga de la limpieza, ¿ayuda bastante?

Sí ayuda. Le gusta mucho pasar la mopa.

Se vuelve loca pasándola. Pasando la mopa.

Le encanta. -Todo lo que es...

-Y otra que no me gusta a mí es limpiar

los cristales con toallitas. También.

Sí. Entonces se quedan estupendos con eso.

Muy bien. Conocemos a Boro.

¿Cómo es Boro?

Pues un niño de nueve años. De nueve años.

¿Qué significa? ¿Es un tío trasto?

-Depende en qué momento. Pero no, es un buen niño.

Es responsable, es estudioso. Es bueno.

¿Qué quiere ser de mayor?

Policía o bombero.

¡Bombero!

Sí.

Y sois candidatos a "Masterchef". Os gusta.

A mí, a mí. -A él.

-No me disgustaría ir.

¿Y a Boro también? Sí. Es mi ayudante

de cocina personal. Mira.

Él siempre: "Vamos a hacer la cena".

Susana normalmente no cocina.

Así me gusta.

Y conocemos a otro bien activo. Lo tenemos dando vueltas

detrás vuestra. No os giréis, Paco.

Ay. ¿Cómo es

Arturo? Un chaval quieto, nunca habla.

Calladito, ¿verdad? Lo peta, como él dice.

Desde que empieza por la mañana,

se levanta y no para.

-Un desastre. Todo lo contrario que Jimena.

Me han dicho que no soy mala, lo contrario que tú.

Ya, pero a mí me aplauden.

¿Y qué artimañas usa para convenceros de algo?

¿Pone alguna cara, dice algo? Siempre.

Tiene una política... empieza a hablar

y le vende hielo a los esquimales. Tú llegas: "Oye, Arturo".

"No, papi, es que no sé qué". Y al final te da la vuelta.

Es liante. ¿En casa ayuda, pone la mesa?

-Nada. Nada.

Al contrario que Jimena. Pues vamos a ver cómo se le da

la siguiente prueba. Yo tengo algo aquí.

¡Mira, mira! ¡Eh!

Los chiquillos están por el suelo, están...

Arturo, atento. ¿Habéis visto esto?

¡Sí, yo sí! ¡Eh!

Sí, lo han visto. Les gusta el flan.

Yo se lo acerco a Antonio.

¡Chicos, nutrición!

¡Nutrición!

Antonio, mira. Huélelo, que huele rico.

De huevo. Ahora dime.

¿Tú cómo ves a Jimena?

¿Los sorbe así? ¿Sabe?

Yo me como los yogures sin cuchara.

¡Y yo! ¡Y yo! ¡Y yo también! ¡Yo también!

Yo soy de los de... glub. Y ella desde pequeña.

¿Es igual? Sí.

No será problema.

¿Cuántos flanes puede sorber en un minuto?

¿De este tamaño?

Sí. -¿De este tamaño?

Decís que les gustan. Sí, pero de tarrina...

No de kilo. No de kilo.

-No le entra.

La prueba no va por ahí. No va por ahí.

La prueba necesita un circuito.

Compañeros, que entre el circuito.

(APLAUSOS)

¡Oh! ¡Oh!

¡Lo que traen por ahí!

Huy el circuito del flan.

Huy, el circuito del flan. Qué mal va a acabar esto.

Así que en este recorrido

la prueba sería la siguiente:

Esta mesa estará llena de platos.

Los chicos empezarán desde aquí. Cuando diga tiempo,

tendrán dos minutos para hacer

este recorrido. Llegarán aquí, cogerán el flan,

pasarán por debajo. Solo con una mano, La otra, a la espalda.

¿Sí? Deben pasar por debajo, pasar por encima,

volver a pasar por debajo,

salir de aquí,

llegar al pódium,

terminar en el pódium, dejar el flan,

y ahí tendrán un flan.

Qué fácil.

Pero también cuenta mucho la velocidad.

Yo soy más mayor. El que más corre.

Este recorrido deben hacerlo muchas veces.

Porque se trata de llevar

cuantos más flanes, mejor. O no. Se trata de resolver la apuesta.

La apuesta es: ¿Cuántos flanes trasladará por el circuito

en dos minutos? Se abren las apuestas.

En dos minutos. Voy a los Rodríguez.

A ver lo que me ponen. Callaros.

Dos minutos. 15.

-No. ¿15? -¿10?

-Te quiero ver a ti con 15.

Que lo haga ella antes.

No fastidies. -Dije 15 segundos de recorrido.

No he dicho flanes. 15 son muchos.

Sí, ¿verdad? Dice 15 segundos.

Entonces... 15 son 8.

Yo diría seis.

-No, cuatro. -Venga.

Le hacemos caso a ella. Seis. ¿Seis?

-Y luego subimos.

-Cinco. Cinco.

Lo dejamos en cinco. Cinco.

(GRITA)

¿Qué dicen los Sierra?

Cinco.

-Seis, ¿no? -Sí.

Suben la apuesta. Vamos con los Moreno.

Dicen... -¿Cuánto hay?

Cinco y seis está cogido.

Ocho. Ocho.

-¿Ocho?

¡No!

¡Loca! ¡Loca!

Son ocho...

A 10 segundos, son 80 segundos.

80 segundos, por dos... luego no...

¡Siete! ¡Siete! ¡Siete! ¡Siete!

Si se cae el flan, no vale

y deben volver a buscar otro.

Y volver a empezar de nuevo. Siete.

-Siete. No metamos... Siete. Segunda oportunidad.

Rodríguez, estamos en cinco.

¡Mamá, sube! ¡Sube, sube!

Es que ocho son muchos. Cuatro igual son pocos.

Nos quedamos ahí. Con cinco.

-Nosotros igual.

¿Sí? ¿Os quedáis con seis? -Sí.

¡No! ¡Cállate!

Y me quedan los Moreno. Siete.

Obviamente, se quedan en siete.

Chicos y chicas, apuestas cerradas. A sus puestos.

Jugamos a Como un flan.

(APLAUSOS)

Los Rodríguez, líderes del programa de hoy.

Pero ahora tenemos aquí la apuesta

más humilde, quizá la más sensata. Sin cinco, Jimena.

Cinco recorridos. ¿Cómo lo ves?

Pues bien. Otra cosa es cómo me salga.

Claro. Venga.

Todos a sus puestos. Antonio, Yolanda, tras la mesa.

Me estoy arrepintiendo.

¿Preparada?

Pues estamos corriendo en tres,

dos, uno, ¡tiempo! Vamos.

Venga. Por debajo.

Venga. Saltando los obstáculos.

Bien. Por debajo.

Cuidado. Tranquila. -Bien, bien.

Y subimos al pódium.

-Tranquila. Dejamos el primero.

Venga, seguimos.

15 segundos han pasado.

Vamos.

Venga, vamos a por el segundo.

Bien, bien, bien, bien.

Segundo.

Venga, tres más.

Tranquila.

Bien.

Huy, huy. Venga, vamos. Siguiente.

Se le cae el pantalón. El pantalón, Jimena.

Venga, Jimena.

Vamos bien de tiempo. Muy bien.

Cuidado, cuidado. Bien.

Tienes un minuto. Tranquila. Vamos a ver.

¡Jimena! ¡Jimena!

Llega el último. Arriba del pódium.

Y conseguido. muy bien.

Peleaste más con el pantalón.

Muy bien, Jimena. Me llené de líquido.

Jimena. Date la vuelta.

¿Cómo lo has visto? Fácil.

Fácil, ¿eh? ¿Cuántos viajes más habrías hecho?

¿Otros cinco?

No. Unos tres.

Y qué sacrificio. No te comiste ninguno.

Me daban ganas. ¿Quieres un trozo?

Sí. Venga, pégale un sorbete a uno.

Pero a ver. Aquí.

Claro, el teatro. Como con tu padre. A ver.

Vaya tela.

Los Rodríguez resuelven su apuesta

y se van al sofá de los nervios.

Muy bien, campeona.

A ella le ha sobrado un minuto

y ha hecho cinco,

si yo consigo cinco sin problemas,

he ganado. He ganado.

¿Era difícil o qué? -Cansado.

No. Más que nada que se movía un poco.

(APLAUSOS)

Ya tenemos a Boro preparado para los Sierra.

Los Rodríguez cumplieron. Cinco paseos, y sin problema.

Y mi querido Boro tiene que hacer seis.

¿Cómo lo ves? ¿Qué te asusta más?

¿Agacharte ahí

o saltar por aquí? Esto.

Los saltos estos. Pues con cuidadito. Si no,

ya recogeremos los flanes. Vale.

Solo puedes cogerlo con una mano. Sí.

¿Preparado? Sí.

Venga, seis circuitos.

A sus puestos. Ximo, Susana, tras la mesa.

Despacito y bien. Sí.

Vale. Que sí, mamá. Que sí.

Jolines. Cómo somos.

A mí mi madre aún me besa al recogerme en el cole.

Tú no te preocupes.

¿Preparado? Sí.

Jugamos

en tres, dos, uno, ¡tiempo!

¡Vale, Boro! ¡Venga, campeón! Con una mano.

Eso es. Vamos arriba. -Tranquilo.

Tranquilo. Tienes de sobra.

-Vale, vas bien.

Ahí vamos. Sube, lo dejas.

Venga, al siguiente.

-Va.

-Muy bien. Bien. Buen camarero aquí.

Boro, bien. Despacito y bien.

Venga, vamos por debajo.

No hay problema. Que no se te caiga.

-Tranquilo. Eso es. Siguiente.

-Venga. Vas muy bien.

-Despacio. -Muy bien.

Bien, Boro. Bien, bien.

Bien. Vale.

Vamos allá.

Ya tenemos casi la mitad.

Venga, vale. Bien. Sigamos.

-Muy bien, venga.

Venga, vamos. Vamos.

De momento vamos bien de tiempo. -Mira el flan.

Mira el flan.

Despacio. Que no se te caiga. Venga.

Si se cae... A por otro, venga.

-Venga, dos más solo. Venga. Dale, Boro.

Vamos bien. 50 segundos todavía.

Seguimos.

-Que no se te caiga. Bien, venga. Vamos.

A por el último. Tranquilo. Te queda uno.

-Vas bien de tiempo. Vamos.

Que no se caiga este.

Vamos allá.

Bien, bien. -Ya está. Tranquilo.

¡Conseguido! ¡Bien!

¡Choca, chaval!

Choca, Boro.

¿Estás cansado? Un poquito.

Me has manchado de flan. Hay un líquido sospechoso.

¿Puedo comer? ¿Eh?

¿Puedo comer? ¿Quieres?

Pero que sea grande. Vale.

¿Preparado? Pues venga, a ver. Espera, ven aquí.

Mira a cámara. A ver.

Dale bien fuerte.

¡Bien!

Toallita. Date la vuelta.

Date la vuelta. Las toallitas.

Las toallitas de Jimena. Ahora nos las trae.

De momento estos 2000 puntos en el bolsillo.

Ya veremos. ¿Contento?

Y el tiempo corría. ¿Qué?

El tiempo corría. -Iba mirando el tiempo.

Lo ibas mirando, controlando. Qué bien te queda el bigote.

¿Sí?

Gracias. Llevas un bigotón como el mío.

-Es el micrófono.

Vamos al sofá de los nervios.

Venga.

(APLAUSOS)

Toma, una toallita. Gracias.

Muy bien, tío. -Muy bien.

-Nos quedamos todos cortos. -Sí.

Los Sierra

de momento tienen esos 2000 puntos en el bolsillo.

Digo de momento.

Arturo. Temporalmente.

Temporalmente. Si no se los arrebato.

Ha llegado tu momento. Te he visto en la pecera

con muchas ganas de salir. ¿Estás bien?

¿Con tus capacidades

a tope? "Yeah".

"Yeah".

"Power". Tu estrategia es "power".

Aparte, ¿alguna estrategia más?

¿Quieres ir muy rápido? Intentar

ir con cuidado por ahí.

Lo de agacharse es bastante fácil. Además,

si a Jimena le han sobrado 40 segundos

y yo debo hacer

dos más, en ese tiempo, supongo que si voy

un poco más rápido, me sobrará.

Lo tiene estudiado. Está ya...

-Lo tiene estudiado.

Está hecho.

Está hecho.

¿Preparado? ¡Tiempo!

No, es broma. Loco de la vida.

Se van a quitar. Tranquilo.

Nos lleva por delante. Menudo susto nos hemos dado.

Que son siete, dijimos.

Sí. Siete recorridos.

¿Sí? Por abajo,

por arriba, por abajo y aquí, subes, y así siete veces.

¿Preparado? Sí.

Ahora vamos en serio. Padres tras la mesa.

Fuera los padres. De Arturo no responde nadie.

Arturo. Tranquilidad.

Con el público. Vale.

Tres, dos, uno, ¡tiempo!

Venga, vamos ahí con el primero. Eso es.

Ay, ay, ay. Venga, seguimos.

Venga. Eso es.

El primero llegará intacto.

¡Bien!

El primero. Vamos.

Despacio. Vamos con el segundo.

Ay, ay, ay. Lo va a tirar.

-Despacio. -Que lo tira.

¡Despacio! ¡Bueno! Seguimos.

Venga, el tercero.

El tercero.

Ay, ay, ay, ay.

Que no se caiga el flan. ¡Despacio!

No lo tires.

-¡Despacio!

Venga, seguimos. Vamos bien de tiempo.

Bien. Bien.

Venga. Sigamos ahí.

Venga.

Venga, este es el quinto.

El quinto.

El quinto.

Ahí. Bien.

Bien. Vamos a por dos más.

A ver.

Huy, huy.

Ese flan.

Que no se caiga.

El último, vamos.

Venga, que vamos bien. Bueno, bueno.

¡Cuidado, cuidado!

¡Hay que saltar! Este me lo como yo.

Da lo mismo.

Venga.

¡Vamos!

Vamos, a saltar ahí.

Venga.

¡Vamos, el séptimo!

¡Tiempo!

¡Conseguido! En el pódium te quiero ver.

En lo más alto.

¿Para qué corres tanto? Arturo, chócame.

-Ven aquí, campeón. La que has liado.

Madre mía. Vamos a ver.

Como la entrevista a Nadal

después de los partidos.

Cuéntame qué ha pasado con el séptimo flan.

Estaba nervioso.

Me animaban, y me dejé el pie atrás.

Lo dejaste atrás.

Iba solo con uno. Mira, te has dejado...

Y al volver casi resbalo

con ese caldo.

Dejaste el pie atrás y el flan delante.

Sí, sí.

¿Estás dispuesto...?

Lo que sea para llegar ahí. Claro.

Y ahora, ¿dispuesto a darle un bocado al flan?

Claro. ¡No, loco!

Ah, no.

A ver, elige el más bonito.

Pero espera, ven. Mira.

Que te vean los compañeros. Miradme

a la cara.

Si no le gusta.

Debo decir, Arturo, que los 2000 puntos son para vosotros.

¡Así que enhorabuena! Nos vamos a jugar

3000 puntos con las madres. ¡Al sofá de los nervios!

No le gusta el flan.

-Bien, bien.

-Ahora no estás nervioso, ¿eh?

-Ya se le fueron.

(APLAUSOS)

Los Moreno

resuelven esa apuesta más alta. Ganan 2000.

El avioncito viaja ahora desde Laponia

hacia París.

Vemos cómo se desplaza.

Ahí está.

Los Moreno, con 2000 puntos

ya son finalistas

de hoy, y vamos a ver con 3000 puntos

quién los acompañará en ese cara a cara,

para ver quién se lleva el viaje.

Vamos a conocer a tu mujer, Ximo.

Vete remangando. -Yo hago así.

Me voy remangando.

¿Cómo es Susana? ¿Cómo es?

Pues una mamá. Es una madre...

Es la que pone orden en casa. Sí.

Porque entre ellos y yo eso puede ser un caos.

Eso está bien. Normal.

Lo que pasa es que cuando hacemos algo

que no está bien, es la que nos corta a los tres.

Ah. Nos gusta mucho

el fútbol, a Álex, a Boro y a mí,

y la casa está llena de balones.

De balones. -No, es que es verdad.

Hay ocho balones en casa.

Y cualquiera de los tres que pasa...

-En vez de guardarlo, patada. -Sí.

Van dando balonazos por ahí.

Y bronca, cabreo,

a gritarnos. Balones rotos, cristales,

copas. De todo. ¿Cómo lleva el bricolaje?

Ya estamos. Ya verás. -Ya verás.

Eso de colgar cuadros, el taladro, el martillo.

Bueno. Sí. Bien... mal...

A mitad. A mitad.

Ni bien ni mal. Veamos de qué va la prueba.

Pero antes hablemos de María.

Los Moreno. Arturo.

Tu madre, ¿qué tal? Bien.

Pero ¿bien cómo? ¿Bien de bien o bien solo?

Muy bien. Bien, bien. Bien, bien.

Como me dice mi padre al salir del colegio:

"¿Estuviste bien en el colegio?". Y digo: "Sí".

Y dice: "Pero ¿bien, bien?". Y digo: "Sí".

"Pero ¿bien, bien, bien?". Pues así es ella.

Bien, bien, bien.

Una cansina. O sea, soy una cansina.

-Te repites más que el ajo.

¿Cómo cocina tu madre?

Muy bien. ¿Muy bien?

Y tiene un plato estrella.

El arroz naranja.

El arroz naranja.

¿El arroz naranja?

-El arroz caldoso con pollo. Pero él...

-Ah. -¿Qué hago? Y dice arroz naranja.

¿Cómo puede ser naranja? María, ya me contarás.

Mi madre le echa

colorante, azufre o algo.

¡Azufre!

-Azufre. -Como eches azufre...

-Azufre. Querrá decir azafrán. -Claro.

O sea, que echa veneno y está buenísimo.

Qué brutos sois en Albacete. El arroz, con azufre.

¿Qué tal se le da el bricolaje?

No lo sé.

¿Nunca la viste hacer bricolaje?

A mi padre con las bicis. No.

A mami no le va el bricolaje.

Ay, miedo me da, ¿eh?

-El bricolaje. Ya verás. -Ya verás.

Muy bien. Hablemos de Yolanda. De Yolanda.

Tenemos a Jimena, que hablará de ella muy bien.

Sí. Jimena, cuéntanos.

Pues mi madre es muy buena.

¿Qué va a decir? -Y maravillosa. Qué cara pone.

Le sale muy bien el cocido.

Mira qué bien. Claro, porque soy de Madrid.

Aunque te llame don Pimpón, ¿dirías algo bueno de ella?

-Sí, claro.

Yo también te quiero. Yo también te quiero, amor.

Tiene muchas virtudes.

Tiene muchas. Es cariñosa, muy familiar.

Y bueno, pues eso. En bricolaje, un desastre.

Ella pone la bombilla

y gira ella y no la bombilla.

Gira ella.

-¡Hala!

Lo que te ha dicho.

Yolanda nos ha dicho que eres un poco tocapelotas.

Algo harás para chincharla.

Bastante, ¿no lo veis?

¿No lo veis?

Eso dice, pero no me lo creo.

Bueno, yo lo sé.

Pero en realidad no es uno ni otro. Son los dos.

Son los dos. Sí.

Hala, ya está. Ella como siempre, mediando.

A mi mujer la llamamos fistro duodenal.

Pero bueno. Y en el móvil,

cuando me llama, sale la cara del fistro.

Chiquito.

Todavía... le voy a dar. Encima.

Pues ya conocemos a las madres. Conozcamos la prueba.

Yo tengo por aquí... ay, mira.

Un martillo. -Nos harán colgar cuadros.

Esto es un artilugio que le vendrá muy bien a Arturo.

Arturo, pruébalo con tu padre.

Vale.

¡Vale, Arturo! Vale. Vale, vale.

Oye. Y es inocente.

Sí, claro. A ver.

Pero aun así le doy. Lo hago con cariño.

A ver, Paco. No lo hiciste con cariño.

¿Cómo se les dará a las madres?

Mira lo que tengo aquí.

Huy. Huy.

¿Qué hay que hacer? -Clavar clavos.

Es de plástico. -¿Cómo lo haces con eso?

-No puede ser. -Con uno normal.

¿Cómo ves ese martillo para esto? Malo.

¿Mal? Chapucero.

Chapucero. Depende

de dónde lo claves. Paco me agradecerá

que haya sacado ese martillo y no este.

Si llegas a dar a tu padre con este...

Menos mal.

Ha sacado uno de verdad. -Sí.

No pesará, ¿no? -Sí. Pesa bastante.

-Sí. Es martillo, martillo.

Pues vamos a ver.

La prueba consiste en clavar clavos en una madera como esta.

Ay, por favor.

-Pero en algún sitio especial.

Y la apuesta es: ¿cuántos clavos clavará

correctamente en minuto y medio? Se abren las apuestas.

¿Correctamente es traspasar la madera?

Debe atravesar el clavo la madera.

Que lo atraviese. Dejarlo de pie.

No, no. Y vamos con los Sierra. Ximo, Boro.

¿Cuánto tiempo?

Pues tendremos 1.30.

Chicas, ¿cinco, seis, cuatro?

Yo qué sé.

Yo qué sé. Yo he clavado cuadros, pero no eso.

Minuto y medio.

¿Viste a tu madre clavar clavos? Seis.

¿Seis? Yo creo que sí.

Seis. -¿Seis? Ay, por dios.

-¿Seis o siete?

Seis, seis.

Déjalo en seis. Pon siete. Siete.

Hala, siete. -Hala, al mogollón.

Así lo estiro. -Es que confía en ti.

No hay mucho tiempo. ¿Sabes qué es clavar siete?

Desde que empiezas, se te va el tiempo.

-A ver el tuyo, María.

¿Qué me dicen los Moreno?

Me quedo en seis.

No. Para eso, ocho. ¿Ocho?

¡Ocho no! ¡Son un montón!

Ocho son muchos.

Arturo.

Vale, venga.

¿Lo dejamos en seis? Vale.

Venga, seis.

¿Y los Rodríguez?

Es que cinco me parecen pocos.

¿Entonces ocho? Ocho.

Vamos con ocho.

¡No! ¡No! ¿Adónde vas?

La réplica de los Sierra.

Es que es poco tiempo. ¿Más o menos?

Hombre, menos no se puede. Nos iríamos a los nueve o más.

Pues siete, ya está.

¿Qué dicen los Moreno?

¿Nos quedamos en seis, o nueve?

Tendríamos que subir a nueve. Ocho, nueve.

¿Nueve? Si no...

Venga, nueve. Nueve.

Nos quedamos... subimos a nueve. Nueve.

¡Nueve, venga!

Nueve no. Qué va, qué va.

Le quitan la apuesta más alta a los Rodríguez.

¿Subimos a 10?

Pensamos en 60, pero es mucho. Es mucho.

No, nos quedamos en ocho.

¿Os quedáis en ocho?

Sí. Apuestas

cerradas. Chicas a sus puestos. Jugamos a Martillazo limpio.

(APLAUSOS)

Vale, dime. Aquí tienes tus clavos.

Ay, dios mío.

Los Sierra se la juegan con un martillo.

Si no lo digo, reviento.

Te arreo. Siete.

Las otras dos pruebas las habéis resuelto,

pero no habéis puntuado. Estáis obligados

a resolver ahora siete clavos aquí para tener un pie en la final.

A espera de las otras familias.

-Ya. -Sí.

Qué presión. -Puede.

Vete poniendo un guante. No quiero guante.

Gato con guante no caza ratones.

Eso es. Lo dice mi padre siempre.

Eh, pues ya puedes coger el martillo.

El clavo. ¿Y preparada?

Nos vamos en... ¡Tres!

(TODOS) Dos, uno... ¡Tiempo!

(GRITERÍO) -¡Ya, dale, dale fuerte, fuerte!

¡Uno! -¡Vamos, otro, venga!

¡Dale ya, fuerte!

¡Bien! ¡Dos!

-¡Bien, bien! Va bien, va bien.

-¡Va bien, va bien! Un poquito más.

¡Vale, ya!

¡Vale, vale, vale! ¡Van tres, van tres!

¡Vamos, otro más!

-A ver, en medio.

(GRITERÍO) ¡Venga, dale, dale, dale!

¡Va bien, va bien! Tres más.

-Te queda un minuto. Muy bien, queda casi

un minuto todavía.

¡Bien! -¡Bien, bien!

¡Buena, buena, buena, muy bien!

¡Falta uno! -Tranquila.

Falta uno, 40 segundos todavía.

¡Conseguido! -¡Bien!

(APLAUSOS)

¡Conseguidísimo!

-Es poco, es poco. -Muy poco.

(APLAUSOS) Ya.

-Es muy poco. ¿Qué? ¿Qué me dices ahora?

Podríamos haber clavado... -Podría haber clavado 15 ó 20.

(RISAS) Ah, nos hemos venido arriba.

-Pero, vamos, así, por lo poco. Vamos a ver qué pasa

con las familias que tenemos ahí atrás.

-Bueno. ¿Sí? De momento,

¡al sofá de los nervios! -Venga.

(APLAUSOS) -Nos equivocamos en las apuestas.

-Ya, ¿y qué haces? -Las tres veces en las apuestas.

-Bueno, ¿y qué hacemos, cariño? -Nada, nada.

-Es que... -¿Sabes?

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

De momento, los Sierra se presentan en la final

con los 3000 puntos que acaba de ganar Susana,

pero vamos con los Rodríguez. Y aquí está Yolanda preparada

para arrebatarle esos 3000 puntos a los Sierra.

¿Sí? ¿Vamos a usar guantes?

-No, yo creo que no. ¿No?

Pues vamos a por ocho clavos bien clavados, hasta el final.

Cógelo más arriba, yo creo. -Más de abajo.

-Poneos de acuerdo. Bueno con los consejos.

Hazle caso a él. Yo, mira, yo prefiero que le des

de este lado que no de este, que es más complicado.

-Hasta ahí llego. Hasta ahí, pues ya está.

(RÍE) Empezamos... ¿Preparada?

Intenta no darte en el dedo. Estamos jugando en tres...

(TODOS) Dos, uno... ¡Tiempo!

(APLAUSOS)

-¡Bien, venga! ¡Uno!

-Venga.

Cuidado, ay, el dedo. -Cuidado con el dedo.

Más arriba, más arriba, más arriba. ¡Dos!

-Pero tarda más que yo.

-Tranquila.

¡Ya! ¡Más fuerte, más arriba!

Más arriba, ahí, bien. ¡Tres!

-Tienes que cogerlo más... Seguimos con un minuto.

-Más arriba. Ahí.

Cuidado con los dedos. Los dedos.

¡Cuatro! -Venga, vamos, vamos, vamos.

Venga, ya estamos en la mitad. -Vamos bien de tiempo.

Cuidado con los dedos. ¡Quita los dedos ya, quítalos!

Venga, venga, vamos. Venga, vamos, venga.

¡Cinco! -Tú puedes, tú puedes, venga.

Venga. Cinco.

35 segundos todavía. -Más fuerte.

¡Quita la mano, venga! ¡Vamos, vamos, vamos, venga!

¡Bien, vamos! -¡Venga, faltan dos!

¡El último! Venga, faltan dos.

-¡Venga! Ya puedes pegar.

¡Siete! Eso, siete.

-¡Venga, uno! Vamos con el último.

20 segundos para el último. -Venga, venga...

¡Corre, corre! Que no se doble.

-¡Venga, venga, venga, venga...!

(AMBOS) ¡Bien! ¡Conseguido!

(APLAUSOS) ¡Conseguido!

-¡Ah! -¡Hombre, por favor!

-¡Qué barbaridad! ¿Qué, Antonio, qué?

-Me faltaba el aire. -Qué barbaridad.

Ven aquí, Jimena. -Ahora tengo la mano bien lista.

(RÍEN) Yo he visto que

Antonio estaba sufriendo. -Qué horror.

-Me dejaba los dedos. Estaba sufriendo por...

Mira cómo se ha dejado los dedos.

-Qué horror. De momento, los 3000 puntos

en vuestro bolsillo. -Estamos en la final.

A ver qué pasa ahora, a ver qué pasa.

¡Al sofá de los nervios!

(APLAUSOS) -Si hubieras dicho una más,

el problema es el tiempo. ¡Qué cansancio!

-No tenías fuerzas. -Me estaba cansando ya.

-Sí, pero no tenía... -Mira mi mano.

(APLAUSOS)

María se juega, eh... 3000 puntos.

3000 puntos. Y...

Podrá conocer con qué familia pasa a la final.

Ah, muy bien. ¿Están ustedes preparados

para ver algo épico?

(RÍEN)

(APLAUSOS) ¡A mi madre clavando clavos!

(RÍEN)

Vamos a ver algo épico, Arturo.

Esos 3000 puntos que están ahí en juego, muy bien.

Tengo un pie en la calle. María, ¿cómo lo ves?

(RÍE) No lo sé, lo veo, pero no lo veo claro.

Son nueve clavos, ¿no? -No veo "clavo".

(RÍEN) No lo ve "clavo".

Solo... -¿Estás preparada?

Arturo, nueve, ¿no?

Nueve. ¿Tú cómo la ves a tu madre, bien?

Sí. Hombre, supongo que si la anterior familia ha hecho ocho

y le han sobrado como 10 segundos, uno más...

Y nos sobran, aún así, cinco segundos. ¡Toma ya!

¡Toma ya! María, ¿preparada?

¡A cinco segundos el clavo!

Quiero ahí ver exprimiendo el martillo.

Venga, vamos, cinco segundos el clavo, María.

¡Eso, los dos botes! -Hay que clavarlos.

¿Preparada? -Sí.

Venga, coge el martillo,

coge un clavo. -¿Ya? ¿Cojo uno ya?

Y estamos clavando en... Sí, sí.

Clavamos en tres...

(TODOS) ¡Dos, uno...! ¡Tiempo!

(APLAUSOS)

¡Vamos, el primero! -Un poquillo más atrás.

¡Venga, mete, que esto es algo épico!

¡Dos! (TODOS) ¡Dos!

¡Tres! ¡Tres!

-¡Vamos!

¡Cuatro! ¡Cuatro!

¡Cinco! -¡Vamos...!

(GRITERÍO) (HABLA DE FORMA ININTELIGIBLE)

¡Seis! -¡Venga!

¡Siete! -¡Bien!

¡Papito Torrente! ¡Ocho, espérate, Arturo!

¡Falta uno, falta uno! -¡Una!

¡Una, una, una!

(GRITERÍO) ¡Y llegan a la final!

(APLAUSOS)

¡Bien ahí, bien, bien, bien eso es!

-¡Bien! Venid todos conmigo

porque los 3000 puntos se los llevan los Moreno.

Suben esos 3000 puntos al marcador.

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

Vamos a ver cómo ha quedado el marcador final,

vamos a ver cómo quedan, esos 3000 puntos suben ahí

al marcador de los Moreno.

Y un fuerte aplauso, muy fuerte aplauso...

(APLAUSOS) Para los Sierra.

-Ay, que no pasa nada. ¡Boro!

¡Mecachis en la mar! Chócame fuerte.

-¡Venga, campeón! Venga, hombre.

(APLAUDEN) Venga, familia, por allí

os acompañan, porque aquí nos vamos a jugar una final,

un cara a cara. Dos viajes en juego

en "¿Quién manda aquí?".

¿Y quién crees que sería mejor de la familia en cuanto a puntería?

Si digo la verdad. Sí.

Sin ofenderos, yo.

Si es de habilidad, yo soy el más indicado.

(TODOS) Pito, pito, gorgorito, donde vas tú tan bonito,

a la era verdadera. Pim, pom, fuera.

(APLAUSOS)

Vamos, vamos, que nos vamos volando.

Todavía no sabemos si nos iremos volando

a Laponia o si nos iremos volando a París.

Aún no lo tenemos claro porque se acerca la prueba

de la gran final. Jimena, ¿de qué crees

que puede ir esta prueba? No sé, hay tantas cosas

en el mundo. (RÍE) ¿Quién crees que sería

mejor de la familia en cuanto a puntería?

Si digo la verdad. Sí.

Sin ofenderos, yo. (RÍEN)

Ah, mira. Si es de habilidad,

yo soy el más indicado. (RÍEN)

Muy bien. Estupendo. Va a tener algo que ver

con la habilidad y algo también que ver

con la puntería. ¿Habéis jugado

al ping-pong alguna vez? ¡Ay, yo sí!

¿Sí? ¿Y en el cole todavía cantáis

aquella canción del "pito pito"? Sí.

A ver, ¿cómo es? (TODOS) Pito, pito, gorgorito,

¿dónde vas tú tan bonito?

A la era verdadera,

pim, pom, fuera.

¡Tú te vas y tú te quedas! ¡Muy bien! Pues...

Molinito de madera. Aquí lo vamos a hacer,

en lugar de fuera, dentro.

Señoras y señores, bienvenidos a la prueba de...

¡Ping-pong... Dentro!

(APLAUSOS)

Ya tenemos listo el Ping-pong... Dentro,

tenemos allí los vasos, todo el recorrido

que han de hacer las pelotitas de ping-pong.

Os explico cómo funciona: Vamos al primero que llegue

a siete puntos, la primera familia que llegue a siete puntos.

Primero va a jugar Paco, van a jugar primero los Moreno

porque tienen más puntos, pero, al final,

en caso de empate, siempre vais a tener derecho a réplica.

Primero jugarán los padres, Paco, Antonio,

después los pequeños y, después, las madres.

Y así hasta que lleguemos a siete puntos.

¿Lo habéis entendido? (TODOS) Sí.

¿Y cómo se juega? Pues me la voy a jugar yo.

Venga. Voy a coger unas pelotas. A ver, a ver...

Nos vamos a poner aquí y, con un bote, dos botes,

los botes que os hagan falta, la pelota tiene que acabar

dentro de uno de aquellos vasos.

Así. (PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom!

¡Dentro! Venga.

(APLAUSOS)

Papá... Paco.

-¿Me toca? Coge la pelota,

coge la primera pelota.

Saca esa pelota, ¿no? -¿Me llevo el gazpacho?

Voy a quitar esa pelota de dentro.

Primer punto en juego, ¿preparado?

-Venga, vale. ¿Sí? Cuando quieras. Adelante.

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom!

¡Primer punto! Primer punto para los Moreno.

Turno de Antonio. ¿Preparado?

-Vamos a intentarlo. Venga, cuando quieras.

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom! ¡Hala!

Espera, espera, Arturo, espera, tranquilo.

Tranquilo. ¿Lo tienes claro?

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom! ¡Clarísimo!

(APLAUSOS) ¡Lo tiene clarísimo!

Y los Moreno se adelantan 2-0. Jimena.

¿Preparada?

¿Sí? ¿Lista?

A por ello. (PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom!

¡Ay...!

Turno para María.

María va a por el tercer punto de los Moreno.

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom! -¡Ay!

Yolanda, tu turno, ¿preparada? Allá va.

Ay... -Te toca.

-Pueden cambiar las tornas. Claro, claro.

-Tranquilidad. Vamos a ver, Paco,

¿pueden cambiar las tornas o no? -Sí, claro..

Eh, que vamos 2-0.

¿Seguimos? -Sí, claro.

Vamos a por el tercer punto, a ver.

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom!

¡Ay...! -¡Me cago en la leche!

Antonio, vamos a estrenar el marcador.

-¡Venga, papi, ánimo!

¡Bien!

(APLAUSOS) Espera, hombre,

es el momento de Antonio. lo están aplaudiendo,

ahora te toca a ti. -¡Eh...!

(APLAUSOS) Venga, eso es.

¿Preparado, Arturo?

Venga, a por él.

¡Ay...! -¡Qué pena!

Jimena, tu turno.

(APLAUSOS) -¡Uh...!

Muy bien. Madre mía, madre mía.

(HABLAN ENTRE ELLOS) Jimena consigue el empate

para los Rodríguez de qué manera. Eso es tirar con fuerza.

¡Menudo mate! Turno para María.

Mami, venga.

Venga, deshacemos el empate o nos quedamos empatados.

Allá vamos. (PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom!

¿Será Yolanda la que deshaga el empate?

¡Hala, hala! -¡Ay...!

No, volvemos con Paco.

-Fuerte pero centrada, ¿no? -Venga, vamos.

(APLAUSOS) -Venga, vamos.

¿Ya? Ya.

-¡Vamos! (PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom!

¡Ay! Estaba bien tirado ahí, bien tirado.

Antonio, ¿deshacemos el empate? -Vamos a ver.

Vamos. (PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom!

¡Sí! ¡Bien!

(APLAUSOS)

Tremenda remontada para los Rodríguez.

Tres, dos, se ponen en cabeza. Turno para Arturo.

(TODOS) ¡Huy! -Venga, Jimena, tú puedes.

-Venga, nena. Turno para Jimena.

-¡Ay, ay, ay! ¡Oh, oh, oh!

Mira que la pelota quería volver, ¿eh?

(APLAUSOS)

-Tienes que llegar. Venga, María, por París.

-Huy... La ha metido, pero ha rebotado.

Yolanda. -Me he ido muy lejos.

No. (RÍE)

-¿Cómo metí la primera vez? Le toca... Le toca a Paco.

Paco la metió a la primera. -Ya no la he vuelto a meter más.

Y ahora... (RÍEN)

Bueno, tú procura meterla de vez en cuando, hombre.

-Vamos a ver. ¿Preparado? Venga.

Adelante. Todavía queda mucho.

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom! ¡Ahí está!

(APLAUSOS) ¡Bien, Paco!

Empate a tres. Antonio, ¿deshacemos el empate

contigo? -Esto es como montar en bici,...

...que nunca se olvida. ¡Vamos, papi chulo!

A ver si es verdad. Tú puedes, tira.

-¡Ah...! -Te has pasado.

Arturo.

¡Arturo no se lo piensa!

Jimena tampoco, vamos.

¡Bien! -¡Bien!

(APLAUSOS) Punto para los Rodríguez.

4-3, se adelantan en el marcador y están más cerca de ese viaje.

¿Qué pasa aquí, María? Da igual, al menos lo hacen.

Vamos. -No sé cómo atinar.

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

¡Bien, mamá! Empate.

Seguimos con máxima emoción, Yolanda, ¿deshacemos?

-No sé cómo tirar. ¡Mamá, no, no, no...!

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom! -No me lo puedo creer.

Ay... -Si es que...

(APLAUSOS)

Paco, tú ya lo tienes con la mano hecho.

Venga, 4-4, deshacemos el empate. -Venga, va.

Ay... Va a salir el AVE y todo.

Antonio, tu turno. -Esto es horroroso.

A ver...

(OVACIÓN) ¡Bien!

Para, para.

Qué penilla. -No tires tan fuerte,

que bote, que bote. Más despacio,

vamos a pensárnoslo bien. -Que bote, que bote.

Venga, tu turno.

-¡Ah...! -Que bote, pom, pom, pom.

Cuatro. 5-4 para los Rodríguez. Y vamos con María.

Toma, papi. (PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom...!

Turno para Yolanda.

(TODOS) ¡Ah...! ¡Yolanda!

(RÍE) -Esto ya es lo...

-No me fastidies. Pero si lo único que he dicho

es que la pelota tiene que botar en la mesa.

-¿Que bote en la mesa? Tiene que botar en la mesa.

-Pensé que podíamos cambiar la estrategia.

Oh, oh, oh, oh... Ya no se me escapa.

¿Preparado, Paco? Venga, va.

5-4, vamos a por el empate. Vamos.

(PÚBLICO) ¡Pom, pom, pom...!

¡Uh, se cayó! Se ha salido.

Antonio, tu turno. -Madre mía.

-Confiamos en ti, porque en mí no.

(TODOS) ¡Bien!

(APLAUSOS) ¡6-4!

Quieto, que vas muy rápido. Una más.

Eh, nena, Yolanda... Menos rápido, Arturo.

Piénsatelo bien. ¿Le vas a dar fuerte o flojo?

No lo sé, pero voy a probar... ¿Vas a probar otra cosa?

Pero espera... ¿Ya o no? Sí, ya.

¿Esta es la buena? Sí.

Vale, vamos.

-¡No! -¡Así no!

Un momento, un momento, un momento...

(HABLAN TODOS A LA VEZ) Un momento, un momento.

Por favor, déjame tirar. Hemos dicho que tiene que botar

en la mesa. Yo la hago botar.

Pero vais con unas estrategias que no valen. Que bote.

Venga, vale. Yo te hago caso. Vamos allá.

¡Huy! Ha botado.

Ha botado, vale. Ay, por favor...

(APLAUSOS) -Venga, va, mamá, vamos.

Vamos con los Moreno, María. ¿Ya?

Adelante.

(TODOS) ¡Huy! Se paseó y no pudo ser.

Yolanda, un momento porque nos estamos jugando

el viaje con tu tiro. ¿Preparada?

Nos vamos a Laponia con una pelotita naranja más

metida en el vaso. ¡Por favor!

(GRITERÍO) (RÍE)

-Yolanda, de verdad... ¿Eso qué es?

(DISCUTEN) -¡Que no puedo, no te enfades!

Yolanda me ha dicho: "¿Quieres que bote la pelota

en la mesa? Pues va a botar. y ha botado 18 veces".

(RISAS) No puede haber un término medio.

Vamos a por el 6-5, vamos a por el 6-5,

a por la remontada. Vamos, Paco.

Vamos allá.

(APLAUSOS) ¡Y entró!

6-5.

Antonio. El viaje, sopla.

No. Sopla.

Pelota de partido, pelota de viaje, ¿preparado?

-¡No! (RÍE)

Adelante.

(TODOS) ¡Oh...! (CHILLA)

-Jimena, tú puedes, que bote. Jimena...

Jimena, tú puedes, que bote. Jimena...

¡Silencio todo el mundo! ¡Silencio, se concentra Jimena!

(HABLAN TODOS A LA VEZ) ¡Que te calles!

(RISAS) Huy, huy, huy...

Concentración.

(GRITERÍO) ¡Y se van a Laponia!

(GRITAN DE ALEGRÍA)

(APLAUSOS) ¡Enhorabuena, chicos!

¡Enhorabuena!

¡Choca, Jimena!

(GRITAN DE ALEGRÍA)

No puede ser. ¡Arturo, chócame fuerte!

Muchas gracias por haber venido, Arturo, eres un pedazo de campeón.

¡Saluda ahí! Esto es una sonrisa.

¡Por supuesto! ¡Ay, ay, ay, que entre el cheque!

(OVACIÓN)

Mira, Jimena, mira, mira, lo que viene, ¿qué pone aquí?

¡Mira, mira, Laponia, Laponia!

¿Qué te parece, Arturo? Mecachis en la mar,

a ver si nos invitan a nosotros a Laponia también.

Sí, aquí nos vamos todos de viaje, nos vamos todos.

Que no se lo pierda nadie, la semana que viene

estamos aquí con tres familias más y un montón de pruebas

para saber "¿Quién manda aquí?". ¡Muaca...!

¿A qué podemos jugar con esto?

¡Virgen del Señor! Los padres se van a colocar así

y las madres van a tener que ir haciendo...

Ahí, a saco con ellos. ¿Cuántos cuchillos fallará tu madre

en el cuerpo de tu padre? (GRITAN)

45 segundos.

(GRITERÍO)

Coge a la madre y a mí y dice: "Daos un piquito".

Qué bonito esto.

Lo que pasa es que son muy desaboridos.

-No.

(GRITERÍO) Tu mujer se parte de la risa

con tus chistes. -Dice: "¡Oye, Rubén, ven!".

-Él es que es muy expresivo.

(GRITERÍO)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 8

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

¿Quién manda aquí? - Programa 8

29 nov 2014

Concurso familiar, en que 3 equipos de 3 componentes (dos adultos e hijo de 8-12 años) competirán para conseguir ganar un gran premio.

 

ver más sobre "¿Quién manda aquí? - Programa 8" ver menos sobre "¿Quién manda aquí? - Programa 8"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 67 programas de Quién manda aquí

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios