Quién educa a quién? La 1

Quién educa a quién?

Los lunes a continuación de HIT

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5695394
¿Quién educa a quién? - Programa 6 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches y bienvenidos a "¿Quién educa a quién?".

Son las 23:11. Y 12 ahora mismo.

Bienvenidos. Estamos otra vez del lunes.

Eso significa que estamos de debate y volvemos a tener

a los jóvenes en el punto de mira. En esta ocasión, ya lo saben,

como argumento esgrimido por algunas administraciones

para evitar el contagio de COVID.

Consumo de alcohol, fiestas, consumo de drogas,

botellones por todas partes. Solo un dato.

La policía desmantela 300 fiestas ilegales en Madrid.

En Sevilla el viernes más de 220 denuncias por botellón.

3228 multas por botellones y 550 fiestas durante el estado

de alarma en Madrid. Esta noche vamos a hablar de consumo,

adicciones y responsabilidades.

Puede que los jóvenes sean los culpables de la situación que

estamos viviendo. A lo mejor resulta que son el argumento fácil,

la excusa fácil.

Quizá estamos haciendo algo mal como sociedad

y que las cosas no van bien. Puede ser.

Ese es, lo mejor, el error que estamos cometiendo.

Hola, Sergio Tijeras.

Me has dicho que te presente como un chaval que intenta

salir de las adicciones. En venido aquí. Hola, David Blanco.

Siete años y medio, importantes en medio, sin tocar absolutamente nada.

Después de dos intentos de suicidio y haber probado varias sustancias

decidiste que se había acabado y no volvíamos a vivir con miedo.

Pepe "El Marismeño".

Esa cara la conocemos todos.

Cantando en escenarios, por todas partes,

pero viene en calidad de exadicto.

Adicto. Expara los novios.

Has dicho que eres y serás.

El instituto vale no se dedica a sacar a los chavales de adicciones.

El debate ha empezado hace minutos.

Hola, Sandra Ortonobes. Ustedes la conocerán.

Es graduada en ciencias biomédicas y divulgadora.

Experta en química cerebral. Gracias.

Y Bayta Díaz, psicóloga y especialista en adicciones.

Trabaja con adolescentes y los baterías.

Y el lunes pasado, Marisol Galdón, periodista, escritora...

Me estoy convirtiendo en adicta de este programa.

Y con toda la vehemencia del mundo dijo si cuando formulamos

la pregunta.

Esta noche va a estar también encima de esta mesa de debate,

sobre si hay que legalizar la marihuana. Hay un hashtag.

Ya sé que están muy pendientes.

Todos los lunes somos trending topic.

#Quiéneducaaquiénadictos.

Ustedes pueden participar preguntando, matizando...

Hay dos datos.

Los chavales de 14 a 18 años consumen o han consumido alcohol

los fines de semana de forma abusiva, siguen el tabaco

y la marihuana. Por ese orden. Cifra que va en aumento.

Y este es de la Federación de jugadores rehabilitados.

España lidera el ranking dentro de Europa del país con más adicciones

y ludopatía juvenil. Jóvenes enganchados al alcohol

y a los juegos. Algo está pasando. En el mercado hay de todo.

No hace falta ir muy lejos para tener drogas legales e ilegales,

químicas, no químicas, privadas, sociales y todas igual de letales

y todas al alcance de la mano.

Hay una pregunta que también va a surgir. ¿Todos somos adictos?

¿Nacemos ya adictos?

¿Por qué unos consumen y no se convierten en adictos y otros sí?

Nos lo explica David Bueno, especialista en neurociencia.

Que hacen dentro de nuestro cuerpo y que predisponen

a la adicción, al alcohol o a otras sustancias. Eso significa

que si uno de tus progenitores tenía esa variante genética

y tú la has heredado, a lo mejor no lo has hecho,

pero si has heredado esa tienes más predisposición

que otra persona de tu entorno a desarrollar este tipo de adicciones.

Lo importante no es tanto la genética,

sino que ambientes les damos para que no necesitan recurrir

a estas sustancias.

Hay queda en el aire. Sandra.

¿A todo el mundo le viene de genética?

Son muchos factores los que intervienen.

Es cierto que hay una predisposición genética,

igual que con otros trastornos, a una misma persona expuesta una droga

con una predisposición genética más o menos que puede desarrollar

esa adicción, pero hay otros factores que intervienen.

El acceso a ciertas drogas puede hacer que sea más fácil

acceder a ellas. Existen entornos,

si en la infancia has tenido algún tipo de problema de relaciones

familiares, traumas... O algún trastorno previo, una depresión,

a veces las drogas, lo que hacen,

es intentar acallar esos problemas que tienes, esa depresión

o trastornos psicóticos.

Es una miscelánea de factores que intervienen

a que dos personas expuestas a una misma droga puedan desarrollar

o no esa adicción. La predisposición genética es súper importante.

-Estoy de acuerdo al cien por cien.

Lo hablábamos antes y discutíamos el tema genético.

Es muy importante y cada vez se está demostrando más.

En un porcentaje muy alto hay antecedentes con problemas

de cualquier enfermedad mental o adicción.

Los condicionantes sociales y todo esto, ahí es donde empiezo

a tener mis dudas como drogadicto. Yo vengo de una familia normal

y un entorno normal. Yo he desarrollado mi enfermedad.

Somos cuatro hermanos.

Dos hemos desarrollado la enfermedad y otros dos no.

Consumiendo alcohol igual que nosotros.

Todos educados de la misma manera.

Con las mismas carencias o con el mismo afecto.

Yo creo mucho en la predisposición genética

y también en diferenciar mucho las adicciones del consumo de drogas.

Una cosa es la gente que toma drogas.

Las drogas se toman porque existen.

Hay drogas legales como el alcohol o los fármacos,

y son las más peligrosas que existen.

¿Quién no tiene un cajón de medicinas en su casa y se

automédica? Lo que hay que separar es todo eso.

Los datos que has dado antes de los jóvenes, insisto mucho

en que estudiamos mucho a los jóvenes, 500 botellones y...

¿Pero y las casas de los mayores?

Cogeremos 14 veces más que a los jóvenes.

Gente que, a lo mejor, no lo confiesa.

Yo te pongo un ejemplo muy claro.

Porque lo vivo día a día.

Cualquier persona que celebre su cumpleaños en su casa

hace una barbacoa y se te puede olvidar el pan, la sal, la carne,

lo que sea, pero nunca se olvida el alcohol.

Además es una de las drogas que genera mucho machismo.

Cuando hay una barbacoa llega a todo el mundo

y cuando empieza el consumo de alcohol, a la hora, más o menos,

los hombres están en un lado y las mujeres en otro.

¿Qué es lo que hace que empecemos a pensar en que algo

va mal? No es lo mismo tomarse una copa, una caña,

que pasarse de la raya. ¿Dónde está el límite?

Efectivamente hay una línea, y a veces muy difusa,

y un abuso o adicción. El uso es por la cantidad de la frecuencia

y no afecta la vida diaria.

Un abuso es cuando por la cantidad como la frecuencia

es cuando afecta la vida diaria

y un adicciones cuando lo priorizas por encima de otras cosas.

Hay muchos factores. Y no tienen porque ser negativos.

Muchos casos se ha atendido con adicción al ludopatía

y el factor social relacionado es tener dinero disponible. Trabajaba,

tenía dinero, me lo podía gastar en drogas, juego o lo que quisiera.

Tener dinero disponible no es nada negativo,

pero no tener unos gastos que implicasen más dinero

podía gastarse en ese juego.

Voy a un ejemplo concreto. ¿Sabes por qué eres adicto?

Yo empecé con los dulces.

En mi casa nadie podía tener dulces.

Me los comía. Era egoísta y no miraba por mis padres

ni por mi hermano. No tenía empatía. Y con el ordenador.

Empecé a jugar y se me fue la cabeza. Empecé a gastarme el dinero.

Me quedaba con el fin de la tarjeta de crédito de mis padres.

Después toqué con el consumo y fue mi perdición.

La marihuana me abrió la puerta a todo tipo de drogas.

Pero no sabes porque eres adicto.

--por qué

Yo supongo que habrá predisposición genética.

Pero yo no he tenido predisposición.

Puede ser, como dice Pepe, que he desarrollado mi enfermedad

en mi entorno, pero, a día de hoy, me he criado bien.

Mis padres me han inculcado una buena educación. Y he salido adicto.

¿Cómo llegan los chavales a tu instituto?

Muy mal. Las drogas cada vez son más químicas y el efecto que hace

es cada vez peor.

Llegan los chavales más jóvenes y con mucho más deterioro.

Y con una agresividad brutal.

Vienen con las vidas totalmente destrozadas con 17 años.

Con 18 años. Eso es para verlo.

La marihuana es brutal.

Pero tienen que querer curarse.

Bueno. Sobre las drogas hay muchos bulos en la calle.

Eso de que tienen que querer, que tienen que tocar fondo,

tienen que no sé qué... Fondo toca todo el que toma drogas.

Unos desarrollan la enfermedad y otros no.

¿Quién no coge un coche con cuatro copas

y montar sus hijos en el coche? Es una irresponsabilidad brutal.

Eso lo hace el que se toma cuatro copas.

Anulan el sentido de la responsabilidad.

Te hacen mentir y llevar una doble vida.

Tienes una vida normal y otra de consumo, mentira y...

Cuando vas creciendo va generando una personalidad errónea.

Sergio, querías decir algo.

Yo también.

-Respecto a lo que dice Pepe, de los chavales,

que llegan con esa agresividad debido a las drogas de diseño...

-No, cualquiera.

-Yo desde primero de primaria hasta 4 de la ESO

recuerdo dos charlas respecto a las drogas.

Una de droga y otra del sexo.

¿Por qué no se inculca lo que no hay que tocar?

O que los profesionales lo expliquen bien explicado.

El primer fallo de los jóvenes es que como nadie se lo ha explicado

la curiosidad los mata, igual que me mato a mí.

-Se han dicho tantas cosas que no sé si voy a dar abasto.

Hay una en la que habéis coincidido todos. El alcohol.

Respecto a lo que ha dicho él,

la última parte, totalmente de acuerdo.

Si la semana pasada considerábamos que era necesaria

la educación sexual en las escuelas, es indispensable, porque es lógico,

los jóvenes sienten curiosidad, no por las drogas, por todo.

La curiosidad es sanísima y abre el conocimiento.

Pero un curso a los alumnos diciendo una clasificación de drogas,

los riesgos de consumir unas u otras, lo que es una adicción...

Y otra cosa que ha dicho antes.

Ha dicho que la marihuana abrió las puertas a.

Yo hace 30 años que me fumo un porro de vez en cuando.

20 E me duran dos años. Imagina lo que fumo.

No me ha abierto las puertas a nada.

-Eso es una burrada. Y una irresponsabilidad.

-¿Me estás diciendo una burrada?

-Es una burrada y una irresponsabilidad muy grande.

-Nadie ha muerto de sobredosis de marihuana.

-Por favor...

(HABLAN A LA VEZ)

-Yo soy drogadicto, cariño. -Ni me digas burradas ni cariño.

Soy Marisol y así me gustaría que te dirigidas a mí.

-Tengo mis formas de dirigirme.

-No nos conocemos de nada.

-Me parece una burrada decir que fumarse un porro de marihuana

es buenísimo y no abre las puertas a nada.

Hay mucha gente que muere diariamente de la droga.

-De la marihuana muerto nadie. La droga no conocen hombre.

No es una caja en un supermercado que sufra las sustancias, cariño.

-Las drogas tienen una separación absoluta.

El alcohol tiene unos efectos. La cocaína otros efectos.

La heroína otros.-

La heroína otros.

¿Me estás diciendo que todas las drogas tienen los mismos efectos?

-Todas afectan en los mismos sitios.

-No. Lo siento, pero no.

-Hay tres personas que somos drogadictos.

-Arrojando algo de luz, es verdad que las drogas, cada una...

(HABLAN A LA VEZ)

Te invitaría a un psiquiátrico a ver a los chavales con 17 años.

-El mecanismo por el que una droga produce adicción sí que es el mismo

porque todas están relacionadas con la dopamina.

Lo que hace es que cuando haces una cosa que da placer,

de el deseo de volver a repetirla.

En todas esa recompensa, ese mecanismo, está alterado.

La adicción tiene una base común.

-Por eso es importante la educación emocional en las personas.

Cuando tienes educación emocional significa que interiormente estas

mejor aposentados en ti mismo.

Los jóvenes no deben depender...

Los adolescentes están desarrollando su cerebro.

(HABLAN A LA VEZ)

-Voy a dar mi opinión.

Yo hacía deporte.

No me relacionada con gente que fuera tóxica ni que consumía.

En cuanto tuve el primer porro de cannabis ya no es servido para nada.

Eso me llevó a dejar mis hábitos,

no comunicárselo a mis padres, no ser sincero, agresividad,

impulsividad, me abrió a otras drogas,

el alcohol era como un acople y un no parar.

-Pero eres una persona que tiene un autocontrol muy debilitado.

(HABLAN A LA VEZ)

David dicho que empezó con el deporte.

Yo era adicto a todo.

No solo son las sustancias. Son actitudes, hábitos, todo.

Yo practicaba deporte de manera consultiva,

leía de manera compulsiva. No tenía medida.

He sido siempre así.

Yo solo he sufrido por no ser capaz de atravesar el dolor.

Me he quedado viviendo en el sufrimiento.

Utilizaba el alcohol y todo para ser capaz de vivir. De sobrevivir.

Por eso me parece peligroso el discurso de los narcóticos.

¿Quién va a medir quién puede consumir y quien no puede consumir?

-Cada cual tiene que ser capaz.

-Si soy una persona que tengo una enfermedad y no soy capaz

de llegar a donde tú dices de la autolimitación,

que no va de voluntad, ojalá fuera de voluntad.

Yo he sido un tío con muy buenas intenciones toda mi vida.

Soy el tercero de cuatro hermanos y ninguno de mis hermanos ha tenido

esta enfermedad. No va de eso, de que yo quiero, o mi voluntad.

Me iba todas las noches a la cama convencido de que nunca más.

Con una voluntad férrea.

-Pero te estabas engañando a ti mismo.

-No es un engaño, es un síntoma de la enfermedad.

-He tenido que ir a un doctor, a una fundación que me quiso ayudar

y me enseñaron que me pasaba y porque mi cerebro no funciona igual

que el de un no adicto.

Nadie ha muerto de cannabis,

pero tengo amigos que han acabado esquizofrénicos.

-Cuando llegamos al punto de la adicción, uno no se hace adicto

de un día para otro. Es un proceso en el que intervienen muchas cosas.

Biológico, social, pero también hay que tener en cuenta

el consumo incluso de esporádico.

La psicosis tóxicas pueden aparecer con un consumo de cannabis.

¿Quién sabe que tienen las papeletas para desarrollarlo?

Hablando de cocaína o de alcohol,

no es un efecto muy grave tener una pelea y abrirte la cabeza,

o tener un accidente, o una relación sexual no consentida o una agresión.

Y puede ser con un solo consumo. Producen un estado alterado

de conciencia en el que se pierde el control, se toman malas

decisiones y, lo mejor, evidentemente,

hay muchísimas personas que consumen sustancias durante muchísimos años

sin tener problemas, pero no quiere decir que no se estén exponiendo

a una situación de mucho riesgo. Sin embargo, en fases tempranas,

que esta el lóbulo frontal, la corteza prefrontal,

que todavía se está formando,

cuando un chaval puede beber hasta los 18 estamos alterando

un sistema que ya es difícil, que es el último que se forma el cerebro

y estamos alterando una cosa que ya es muy complicada y donde se van

a controlar las emociones, la toma de decisiones,

el control de la conducta, planificar,

la motivación para hacer algo, la curiosidad...

Es el director de la orquesta del cerebro.

Mucha gente cuando llega a la consulta ha empezado con alcohol.

Y se hace por una estupidez tan grande como vencer la timidez.

(Música)

Yo empecé a consumir porque era una persona muy vergonzosa

y descubrí que el alcohol me quitaba esa vergüenza.

Mi padre es alcohólico.

Yo lo veía algo normal. Le he visto desde chico en casa.

El estar borracho, para mí, es normal.

Yo he llegado a consumir alcohol con mi padre. Muchas veces. Mucho.

Yo todo lo que disponía del salario era para consumir.

No era un consumidor de alcohol diario,

pero consumía todos los fines de semana durante muchos años.

Con 22 años se me disparó el consumo de cocaína.

Y si tomo cocaína puedo beber un poco más.

Y bebía mucho y consumía mucha cocaína.

Siempre he sentido de que mi vida no iba a ningún lado.

Yo siempre he estado estancado y era por culpa de mi adicción.

Yo ahora creo y sé que puedo tener metas

que antes era imposible porque la enfermedad

no me dejaba que las tuviera.

Consumía con su padre como algo normal.

Vamos a la sociedad. ¿Qué responsabilidad tenemos nosotros?

Algo admitido, socialmente bien visto, al alcance, ¿cómo se lucha?

Cuando hablamos de prevención, lo que he dicho antes,

el consumo de drogas es una cosa y la enfermedad o la adicción es otra.

La sociedad ha evolucionado a través del consumo de sustancias.

Yo tengo 47 años.

Cuando era pequeño los bautizos se celebraban por la mañana

y hoy se celebran igual que una boda.

Por la evolución de la diversión y el alcohol.

La diversión y las drogas.

Tenemos esa conexión de fumarme un porro para descansar,

para relajarme, una copa para estar tranquilo, una pastilla para dormir,

no sé qué...

Al final nos tenemos que dar cuenta de cómo funciona la droga

en el cerebro y, poco a poco, en el paso de los años,

se crea y se desarrolla la enfermedad de adicción.

Yo no tomaba cocaína para matarme y tengo tres intentos de suicidio.

Yo empecé a tomar drogas para tirarme por un balcón.

Empecé para divertirme, porque veía que los mayores se tomaban dos copas

y yo tenía 13 o 14 años y...

-Es cierto que el alcohol es el gran peligro número una de las drogas.

Precisamente por el fácil acceso de todo el mundo.

Porque está socialmente bien visto.

A nadie lo miran mal.

Es más, ¿cuántas veces no hemos visto la típica figura

del borracho simpático y que a todos les cae bien?

Nadie considera que sea nada malo. Es un gran peligro.

Si de las drogas hay dos acciones, el daño que causa en el individuo

y el daño que causa a los que rodean, el alcohol es la peor.

Genera violencia doméstica...

El alcohol gana por goleada. Veis el gráfico.

Alcohol, tabaco y cannabis.

Esta sucesión se reproduce en casi todos los gráficos.

Así también la sociedad lo tiene permitido y visto y consumido.

La sociedad dice que esa persona es viciosa y...

Porque es una sociedad hipócrita.

-Yo, cogiendo tu argumento, estoy totalmente de acuerdo contigo,

si legaliza amos el cannabis esa columna del 27, subiría.

Por la accesibilidad.

Si se legalizara. ¿Y si se y legaliza el alcohol?

Bajaría.

(HABLAN A LA VEZ)

¿Desde cuándo quitado de fumar en los restaurantes?

Desde hace siete u ocho años. Ha bajado el consumo de tabaco.

Está demostrado que cuando es ilegal, baja.

El tabaco es legal, pero se ha prohibido el consumo...

-Se ha regularizado.

Una vez que se regulariza, el consumo baja.

Sergio está pidiendo permiso.

Grupo de amigos a los 16 o 17 años,

el primer consumo de alcohol grande que hicimos,

fue comprar siete cajas de equis

y tocábamos a cuatro botellas por persona.

De ginebra.

¿Y no acabasteis con coma etílico?

Es la ambición de consumir. ¿La única forma de divertirse es esa?

En grada hay alguien con la mano levantada.

Susana Fonseca, es madre de una persona adicta al juego.

Un ludópata. Cuéntanos.

Quería hacer una puntualización.

Cuando dicen que tiene un factor genético,

uno de los componentes para ser adicto, que es genético...

Puede estar más o menos de acuerdo, pero a día de hoy

estoy todavía por ver si se publicita el consumo de heroína.

Por ejemplo.

La comparas con el juego. Claro.

Es una adicción pero no hay una sustancia física.

Es una adicción que genera el sistema nervioso.

Al tener una sustancia, dopamina, serotonina,

dopamina cuando eres feliz,

serotonina cuando caes en la depresión...

No nos podemos negar la evidencia de que a los jóvenes les está afectando

el boom constante en los medios de comunicación

en cuanto a la publicidad que se hace y se banaliza a la apuesta.

Volvemos al contexto.

Si entramos en la ludopatía es un mundo...

-Si hablamos de algo genético no es un gen de alcohólico ludópata.

Hay determinados factores psicológicos, como la impulsividad,

tolerancia la frustración... que están...

-Pero las cifras que suben con adicción a las ludopatía

se debe a que se ha normalizado de forma lúdica que vayan entrando

impunemente. Mi hijo empezó siendo menor.

Eso es algo que hay que denunciar.

-La evolución de la sociedad ha sido muy negativa

para las adicciones.

Vivimos en una sociedad de consumo total de alcohol y cannabis.

-Yo no veo ningún anuncio, por parte de un famoso,

que ahora gracias a la nueva normativa del real decreto,

que todavía está por aprobarse,

no veo ningún famoso diciendo que puedes consumir cocaína

o heroína que vas a ser guay.

(HABLAN A LA VEZ)

El principal problema de la sociedad es separar.

La adicción es una. La enfermedad es una.

Después están las sustancias y las no sustancias. El juego, el sexo...

-Ahí está el problema.

Como no hay una sustancia...

Como la sociedad va mal estamos publicitando e incitando al juego.

-Pero es que llevamos 11 años. Desde 2011.

Y a día de hoy estamos hablando todavía de esto.

Poco a poco pasamos de una otra.

Hemos hablado el alcohol y ha surgido la marihuana.

Este programa se hace para ayudar a la gente.

Cada noche intentamos llegar a esas personas

que lo piden explícitamente.

Ven esos teléfonos en pantalla. Ahí está el de alcohólicos anónimos,

entre otros la de ex alcohólicos españoles, y proyecto hombre,

por si necesitarán ayuda en ese sentido.

Y la marihuana. Formulamos una pregunta clarísima.

A modo de encuesta.

Es en la que más participación ha habido desde que hemos empezado

con "¿Quién educa a quién?".

Automáticamente muchísimas personas, masivamente, y todas, la mayoría,

la gran mayoría, dijeron que sí.

No nos extraña.

Dentro de las drogas químicas ilegales,

la más usada, la más consumida, ¿y porque?

la más usada, la más consumida, ¿y por qué? Hablamos de la marihuana.

Yo es que creo que la marihuana...

Los médicos y los especialistas también,

se ha celebrado un congreso sobre cannabis internacional en España

donde han participado más de 700 expertos médicos, farmacéuticos,

enfermeros, de todas clases,

y pedían que había suficiente evidencia científica que demostrara

que la marihuana se debería regularizar por muchas cuestiones.

Ellos saben más que yo.

Lo que es normal es que cuando aconsejan que no se fume,

porque sabemos que las drogas fumadas o inyectadas rápidamente

suben más al cerebro, sino que recomiendan utilizar vaporizador.

Lo que sabemos es que cuando tomas una copa de vino

te estás tomando una copa de vino. Cuando tomas un cubata,

te estás tomando un cubata.

En un porro puedes echar la cantidad que quieras.

Lo puedes graduar.

Es lo mismo que tomar una copa de vino o una botella.

Lo puedes graduar.

El problema de la droga no solo concierne a la salud pública,

al descarriado de tantos niños y jóvenes a que muchas veces

se esconde ni a los terribles índices de la criminalidad

que provoca, sino a la misma supervivencia de la democracia.

Esto lo escribía hace un tiempo Mario Vargas Llosa en un artículo

para apoyar al presidente Mujica en Uruguay,

que tuvo la valentía de ser el primer país en Latinoamérica

en legalizar la marihuana y, desde entonces, no ha subido el consumo.

El artículo se titula "La marihuana sale del armario". Es excelente.

Vargas Llosa apoyando a Mujica.

-¿Para qué es buena la marihuana? -Yo no digo que sea buena o mala.

-¿Entiende que la droga, lo que quita, lo primero que anula,

es la responsabilidad?

(HABLAN A LA VEZ)

Con los datos en la mano, recién publicados,

la droga que los chavales de 14 a 18 años,

por lo que se han tenido más ingresos, no ha sido el alcohol,

ha sido el cannabis.

El 96 % de los ingresos de petición por dependencias cannabis.

Con alcohol, tabaco...

La marihuana está prohibida y este lo que más se consume.

Y en esa encuesta dice que al 42% de los estudiantes les han ofrecido

cannabis dentro del colegio.

La disponibilidad social afecta al consumo. Y si el consumo,

siendo ilegal, tenemos estos índices, ¿qué pasará después?

-Pasará que hay que educar a los alumnos para que sean responsables.

(HABLAN A LA VEZ)

-¿Un niño de 12 años sabe graduar lo que se va a echar en un porro

cuando está con sus amigos haciéndose el chulo?

-No deberían tener acceso.

¿Puedes comprar alcohol si eres menor?

-Claro. Lo cojo de mi casa. -Se supone que no.

-Dices que hay que educar

a los chicos para que sepan cómo manejarse.

Igual que les hemos educado a manejar el alcohol.

De la misma manera. Relativizamos. Vamos al argumento fácil.

Como el estudio tuyo puedo sacar otros 50 que dicen todo lo contrario

de neurobiólogos, de gente que sabe cómo funciona la química cerebral.

Hay que dar voz a otra persona en la grada.

Patricia Míguez.

Otro punto de vista.

Perteneces a la confederación de federaciones

de asociaciones cannabicas. No están todas.

Voy a dar un dato personal. Eres madre. Cuéntanos.

Han habido cosas que necesitan réplica absoluta.

Lo primero y último que se ha dicho,

el 33 % de las peticiones de deshabituación de cannabis,

hay una ley que se modificó en 2017, la ley mordaza,

que todos conoceréis, y se cambiaba la ley.

Antiguamente, en la del 92,

podías acceder a tratamiento para quitarte la multa.

Si miras los resultados y las encuestas,

desde la deshabituación, el 33% solicitan la deshabituación

pero deberíamos ver que porcentaje de esos jóvenes

lo hace para que se le quite la multa que ha tenido

por consumir en la vía pública, que es lo que ocurre, en muchos casos.

Obviamente hay una responsabilidad social.

La compañera ha hablado sobre la ley seca.

Se demostró que del 20 al 33 en Estados Unidos, que se legalizó,

lo único que comparto fue la modificación

o adulteración del alcohol,

de esa sustancia, intoxicaciones, muerte, aumento de criminalidad

y de inseguridad. El tabaco,

una sustancia que era totalmente liberada y permitida

ha ido a una fiscalización muchísimo más grande y absoluta.

Y al regularse, se redujo el consumo.

Cuando regulas, igual que en Uruguay, Canadá o Estados Unidos,

los picos de consumo se reducen.

Siempre va a haber consumo. Mientras haya demanda habrá oferta.

Estoy pensando en ese chaval de 12 años.

Estoy hablando. Déjame mi minuto de gloria.

Me has perdido.

Decías que había que regular para tenerlo controlado.

-Si regulamos de forma integral no dejamos cabida los espacios

de demanda que luego encuentran la oferta porque no están regulados.

Consumo siempre va a haber. Es una realidad.

Existen drogas y se consumen.

No es lo mismo la enfermedad al consumo.

Tengamos ese dato en cuenta. Existen consumos responsables.

Probablemente mi compañera me dirá que no, que eso no existe.

Hay muchos apuntes que determinan que eso no fuera así,

pero estoy convencida de que existe un consumo responsable.

Soy madre y espero que mi hijo pueda crecer en una sociedad

en la que exista la suficiente información y recursos

para poder dotar de decisión y de tomar buenas decisiones en cada

momento.

-Yo soy drogadicto.

Le he dicho ya unas pocas veces.

Me parece que el tema de regular y todo esto...

¿En qué raya me he hecho yo drogadicto?

Yo tomaba cocaína para ligar. Para pasármela bien.

Y me lo pasé bien durante muchísimo tiempo.

Ese silencio clínico durante unos años que existe todavía

ese control del que ella hablaba, entre comillas,

yo tengo un control absoluto de mi persona hoy que no consumo drogas.

Cuando tú te tomas, te fumas un porro, te tomas una copa,

te tomas un tranquilizante, un fármaco o cualquier tipo de droga

tu cuerpo reacciona de otra manera

y con lo cual ¿cómo vamos a regularizar?

¿Quién va a marcar la cantidad, el cómo y porqué?

Si yo soy adicto yo necesito más que tú.

Tú no eres adicta y te fumas un porrito.

Y tú te pones a hablar con las nubes y ya está.

-No me pongo a hablar con las nubes.

(HABLAN A LA VEZ)

-Este hombre me está diciendo todo el rato

que me está diciendo burradas.

El respeto es algo que no has aprendido en 40 y tantos años.

Empieza a ser hora de que lo aprendas.

(HABLAN A LA VEZ)

La regulación del cannabis no es una panacea.

Una regulación de cualquier sustancia no significa

que se empiece a plantar cannabis por la calle

o que todos los niños puedan acceder.

Es dotar de un marco regulador a una sustancia que no es inocua

y que no se debe banalizar y que procura la garantía

y educación alrededor de la sustancia.

Un menor de 12 años no puede consumir.

Un adicto no debe consumir.

La marihuana, como cualquier otra sustancia,

puede conllevar un factor de riesgo...

-¿Pero cuándo sabes que eres adicto?

-¿Y cuándo sabes que no eres adicto? Y el café.

¿Para qué tomas café? ¿Para que toma café la gente?

-Para no dormirse por la mañana.

La marihuana es ilegal. El alcohol no es ilegal.

Acabáis de poner de manifiesto que las dos tienen consecuencias graves.

Quien diga que no se ha drogado en su vida no me lo creo. Punto.

Antes era vivir por y para conseguir porros.

Ahora es algo que me ayuda para dormir,

si este nervioso necesito relajarme.

Pero ni en horas de estudio y de trabajo.

Cuando estoy tranquilo en casa y sin nada que hacer. El alcohol es legal.

Se vuelve violento.

No te hace nada bueno.

Los porros te dan hambre y te ponen contento.

El alcohol es legal y la marihuana no. No lo entiendo.

¿Habría que ilegalizarlo?

No he dicho que no haya consumos normalizados.

Incluso de las drogas más estrambóticas

hay gente que la puede consumir sin problema.

Uno no sabe si tiene ese factor de vulnerabilidad

para convertirse en un adicto.

Una de las cosas a tener en cuenta es que la encuesta esta del estudio,

es que con estudiantes de 14 y 18 años, de todos los patrones

de consumo, éxtasis, cocaína o alcohol de grandes borracheras,

el que más deterioro producía a nivel académico en el cannabis.

Una bajada brutal de las notas. Hablando de creatividad.

Eso está ahí.

No todos los chavales que fuman tienen la mala suerte de desarrollar

una adicción y no todos los chavales que fuman producen una psicosis,

pero estadísticamente está ahí.

-Por alusiones.

Hay un estudio en la ciudad de Tarragona que dice que el consumo

moderado y controlado puede repercutir en buenos resultados

y muy buenos resultados académicos.

Solo se relacionan los malos resultados

con el abuso de sustancias. Y no solo en cannabis. Con todas.

-El consumo problemático.

¿Pero cómo sabes cuándo es el consumo problemático?

Más hablando de chavales entre 14 y 18 años.

Hay muchos estudios y habrá muchos estudios que hablen a favor

o en contra. ¿Pero hasta qué punto es consumo moderado?

-Cuando uno tiene su propio criterio formado

y es una persona mayor de edad...

Debe ser una persona capaz de regular su propia vida.

Según lo que tú estás diciendo

no deberíamos consumir absolutamente nada. Ni dulces, ni sexo,

ni una copa de vino ni un café ni un té.

No podríamos hacer absolutamente nada.

¿En qué momento sabes cuando estás enganchado o eres un adicto?

Debes saberlo tú ya eres mayor cita para saberlo.

Debes saberlo tú ya eres mayorcita para saberlo.

(HABLAN A LA VEZ)

Vamos a la ciencia.

Cuando sabe uno que está enganchado o no.

Si la adicción altera la estructura del cerebro

y la percepción que tienes de la realidad

y de la realidad que te rodea, es muy difícil.

Cuando te das cuenta de que eres adicto es que eres adicto.

Se ha generado una dependencia en el cerebro.

Tú necesitas consumir esa sustancia, cuando eres dependiente,

para sentirte normal, entre comillas,

véase reducir...

Decía Bayta que te obliga a vivir pendiente únicamente de eso.

Yo quiero dar dos ideas. Yo ahora soy libre y antes no.

Tomo mis decisiones libremente.

-Ahora que no consumes nada.

-Ahora que poseo todas mis capacidades.

Y quiero dejar encima de la mesa

que si sé que hay una sustancia que es potencialmente nociva para 1%

de la sociedad, como sociedad responsable,

deberíamos defender a todos los componentes de nuestra sociedad.

Si sé que hay una sustancia que puede hacer daño

a 1% de la sociedad tendré que evitar legalizarla,

y más cuando son sustancias están alterando tu química cerebral

y tus tomas de decisiones a corto plazo.

-¿Sabes cuánto ha bajado...?

Llevamos siglos conviviendo con las drogas.

¿Cuando se han prohibido sabes si ha bajado?

¿La prohibición es la solución?-

¿La prohibición es la solución?

-No estás en el mismo punto de partida.

Hay un condicionamiento cultural.

No es lo mismo, no se puede comparar porque no partimos de la misma base.

-La cocaína antes era legal comprarla en la farmacia.

Y la heroína. Antes.

-Se demostró que producía un efecto en la sociedad

y se decidió que tenía más peligro,

drogas de abuso que como beneficio de fármaco y se cambió.

No es una cuestión de criminalizar.

No es criminalizar una conducta ni legalizar...(HABLAN A LA VEZ)

No es criminalizar una conducta ni legalizar...

(HABLAN A LA VEZ)

-Está despenalizado el consumo en el ámbito privado del cannabis.

Es algo que está más que normalizado.

Me gustaría saber cuántas personas,

del cómputo global de usuarios de cannabis, realmente,

llegan a desarrollar esa adicción para que sea tan poderosa

que no tengamos capacidad de dar una respuesta desde un enfoque

de salud real en el que se atiendan las necesidades de esas personas

y dejar al resto que tiene necesidad de dignificarse como usuarios,

personas y encontrar una respuesta en un sistema real que pueda

dar una solución efectiva, porque la gente no va a dejar de consumir.

Pero queremos que consuma mierda, adulteración y sustancias

que le hagan daño a su cuerpo o que pueda tener, de alguna manera,

un acceso controlado que, de manera multidisciplinar,

que todos los expertos que hayan en este país en esta materia

se puedan juntar y dar su exposición para que se pueda desarrollar...

(HABLAN A LA VEZ)

Tenemos una conexión pendiente.

Habéis hecho referencia a Uruguay.

Hace siete años legalizó el consumo de marihuana.

Tengo a la persona que formó parte de ese proceso, Milton Romani.

Buenas noches.

¿Cómo están ustedes?

Es psicólogo y fue durante varios años secretario general

de la junta Nacional de drogas en el gobierno de Uruguay.

También embajador itinerante para derechos humanos

y asuntos relacionados con drogas.

¿Qué tiene que pasar en un país para legalizar la marihuana?

¿Por qué lo hicieron?

Romper el tabú y poder debatirlo con toda la sociedad,

las organizaciones, los partidos políticos,

las comisiones legislativas.

Romper el mito de que no se puede legislar ni hacer nada respecto

a las sustancias y sacar las sustancias del centro del problema

y colocar a los hombres y mujeres que contraemos vínculos

con sustancias o prácticas que pueden ser vínculos ocasionales,

problemáticos o adictivos. Y como dice Kofi Annan,

las drogas hacen daño, pero mucho más daño hacen las políticas

de droga que han costado muchas vidas en nuestro continente está

constitución proyeccionista contra las drogas ha sido

contra las personas, que a criminalizarlo toda la cadena

de producción y de consumidores y ha traído mayor violencia.

En ese terreno es donde, con la presidencia de Pepe Mujica,

que supo escuchar y promover un enfoque de derechos humanos

y de salud pública, y de desarrollo humano,

nos decidimos a regular el mercado de producción,

distribución y consumo de drogas de cannabis.

Creando el instituto, por ley, de regulación y control del cannabis.

Le da tres opciones para acceder a un cannabis regulado,

con otro nivel de calidad, mediante tres opciones.

En farmacia deben registrarse, los clubes canónicos,

que también deben registrarse, o los autocultivadores.

No hemos tenido ningún problema.

Hemos actuado de acuerdo a cierta tradición liberal del país

que nunca criminalizar la tenencia de ningún tipo de sustancias

y nos hallamos ahora en una situación donde la opinión pública

que estaba en contra ahora comienza a estar a favor

y con una parte del cáñamo industrial y del cannabis medicinal

que está augurando, según la cámara de empresarios

del cannabis medicinal una producción de más de 1.000.000.000

en su producción con cientos de puestos de trabajo

que va a dar esa industria.

Le pregunto si ustedes volverían a adoptar esta medida ahora,

con la experiencia que ya tienen. Sin duda alguna.

Hemos constatado que los uruguayos y uruguayas han adherido a la ley.

Los usuarios se han registrado. 42.000 registrados en las farmacias,

9000 auto cultivadores, más de 5000 en los clubes cannabicos.

Están amparados en su derecho. No consumen drogas y legal.

Hemos hecho un agujero al narcotráfico y hemos fortalecido

un enfoque de derechos humanos,

como bien lo defendimos en la comisión de estupefacientes

de Naciones Unidas.

Me tocó con apoyo de Argentina, Bolivia y la UE.

Le agradezco enormemente su intervención esta noche.

Va a ser profundamente debatida. Gracias.

Estoy a las órdenes para cuando ustedes gusten.

Pues ahí está expuesto.

Antes iba a explicar una cosa.

La metadona es otra droga.

Esta así, está controlada.

-Se utiliza para adictos a opiáceos. Como tratamiento.

-No sirve de nada. De nada.

La metadona se la dan a los chavales en las colas de la Cruz Roja allí,

en Andalucía, en una cola tremenda,

y el chaval se toma la mitad y la otra mitad la vende

para buscar heroína para fumarla.

De verdad.

Hay drogas que están reguladas.

No se puede regular de ninguna manera.

¿Cómo puedes regular el uso de alcohol? De ninguna manera.

(HABLAN A LA VEZ)

-No pueden entrar los chavales en un local de juego y entran.

Tenemos acceso con un móvil a lo que queramos.

Estamos discutiendo, a ver si lo he entendido bien,

porque el telespectador se puede confundir,

hemos llegado al punto de cantidades.

Cuando controlamos y cuando no controlamos.

Hola, Paola Gil, que está por ahí en la grada.

Eres una persona consumidora de marihuana.

Sí. Tengo trabajo, vivo sola y mi vida sin ningún problema,

sin traba y haciendo vida normal.

¿Cuántos fumas al día?

Tres o cuatro porros. Dependiendo de lo libre que tenga el día.

Si tengo que trabajar, quizá dos.

Y si no tengo que trabajar...

(HABLAN A LA VEZ)

Si tengo que trabajar no voy

a ir bajo los efectos de absolutamente nada.

¿Pero fumas eso porque es lo que quieres fumar?

Yo reguló la dosis que tomó. Pero quiero dejar de fumar porros.

Yo siento que tengo cierta dependencia al hábito de fumar.

Pero eres consciente y suficientemente consciente

y si se legaliza y habla de ello,

lo primero, no te sientes culpable al consumir una sustancia,

tiene efectos positivos, igual que muchos...

¿Cómo explicarlo?

Salieron movimientos y pensamientos que a día de hoy,

sentados frente a un móvil, no tenemos.

Pepe, de verdad, por centrarnos,

adicciones hay muchas y estamos utilizando un ejemplo

muy claro de algo concreto. La marihuana.

Estás en el punto de querer dejarlo porque eres consciente

de que haya dicción y no puedes.

No puedo, no. Simplemente es un hábito que cuesta dejar.

Igual que quieres dejar de fumar

y llega un punto en el que vas cambiando hábitos y rutinas

y haces por evitar eso. Y desasocias ciertas cosas.

En el momento en que déjelos porros,

yo dejaré el hábito de fumar porros todos los días.

-¿Y si por casualidad desarrollas la adicción, te toca el chip

y dices que no puedes fumar cuatro, que tienes que fumar ocho?

-Si me estoy dando cuenta de que fumo todos los días,

tengo que ser consciente. No puedo engañarme.

-Lo que estás diciendo cumpliría alguno de los criterios

de dependencia.

Tengo que fumar todos los días, estoy intentando dejarlo,

y no es lo dejo y ya está, sino que tengo que cambiar hábitos.

Parece que estamos hablando de adictos y no adictos si no es así.

Hay un continuo en el que uno se puede mover

y depende de muchas cosas.

Si tuvieras más tiempo libre,

de eso depende tu consumo, quizá lo aumentarías.

-Yo no.

Cada persona es un mundo.

(HABLAN A LA VEZ)

Cada ser humano debe ser capaz de regularse a sí mismo.

-Hay gente que puede y gente que no.

(HABLAN A LA VEZ)

Estamos hablando de que no todas las personas...

La enfermedad es la misma pero hay un gradiente.

Quizá ya tiene algún síntoma de dependencia.

Si lo tomas para dormir, es posible que el día que no fumes,

te cueste dormir.

Hablando del factor social, en confinamiento,

se ha tenido mucho tiempo libre.

Eso ha hecho que aumente el consumo de alcohol,

de juego online y, sin embargo, el presencial. Porque no había.

Han bajado las apuestas porque no había eventos deportivos.

Hay muchos factores relacionados.

No es blanco o negro.

No es criminalizar ni minimizar.

No puedes decir que todas las personas que fumar marihuana

van a tener un problema. Probablemente no.

Habrá un porcentaje muy elevado...

(HABLAN A LA VEZ)

Estamos hablando, y es importante de cara a los educadores y padres,

que no debemos minimizarlo.

Incluso consumos esporádicos,

porque hay una papeleta que te produzca psicosis

donde no lo puedas controlar.

No se minimice, consumos esporádicos o pequeños consumos,

hablando de jóvenes y un periodo de mucha vulnerabilidad.

Ella no es menor de edad, lleva tiempo consumiendo,

ha llegado a un nivel más o menos conforme y, aún así,

lo quiere dejar.

Espero que lo puedas dejar,

que puedas tener el consumo que tú quieres.

-Yo quiero dar una idea.

Consumir no es comer un plato de pasta ni nada de eso. Yo no sabía, y

Pepe tampoco, que teníamos un problema.

Yo pensaba que lo quería dejar y lo iba a conseguir y, total,

eran cuatro cervezas. Pero luego fueron seis, luego 8, 2 botellas,

una vida tirada a la basura.

-Pero te engaña más a ti mismo.

(HABLAN A LA VEZ)

Yo te dejo a ti terminar, y tú a mí.

Así podemos tener una conversación.

No es cuestión de eso.

Es cuestión de que con lo que tú decides, está mal.

Yo ahora soy responsable, tengo una vida maravillosa

y tengo una esposa y un trabajo maravilloso.

Tengo un trabajo y una vida que me llenan.

Pero no era capaz de ver eso. No es una cuestión de que yo me engañe.

El problema lo tienes con lo que tú piensas.

Tu herramienta para pensar no funciona bien.

A lo mejor para ti es difícil entenderlo porque es una enfermedad

mental. Las enfermedades mentales es muy difícil de entender

porque no es un brazo roto, no es una diabetes,

es algo del cerebro.

A mi familia la destroce.

Mi madre me ha dado la vida dos veces.

Pero realmente. Mi vida fue eso.

No vengo a contar nada.

Si estoy aquí es porque quiero que mi testimonio,

si hay alguien en casa a quien le puede servir de algo,

le sirva de algo. No necesito vender mi historia a nadie ni que me den

una palmada en la espalda. Ya me la estoy yo todas las mañanas.

Lo que quiero es que lo mío ayude a un muchacho que lo está pasando mal

y que no sabe por qué le pasa lo que le pasa, porque no puede dejarlo,

porque todas las noches son un puto infierno.

Te dices que mañana es el último día y mañana nunca llega.

Y estás decidido y no puede.

Eso te duele y a la gente que te quiere. Y das patadas

y alejas a todo el mundo y te quedas consumiendo para matarte.

Eso me pasó. No te puedo hablar de la historia de Patricia

ni de la de Pepe ni de la de Sergio.

Te hablo de mi realidad. Y cuando me dices que me estoy engañando

me ofende porque era mi realidad y mi verdad y con esa he luchado.

Estoy aquí y me siento orgulloso de donde estoy

y de estar en el mismo equipo que ese señor y ese señor.

Somos el equipo de los ganadores.

Y te damos las gracias.

Trabajas en una empresa y me has contado que habías hablado

con tu empresa para decir que venías a contar y que no pasaba nada.

Y mi empresa me ha dicho que no pasaba nada.

Volvemos al estigma.

Es una enfermedad.

Estamos en el siglo XXI.

Hay que evolucionar y ver los efectos de las drogas.

No todo el que toma es adicto. Por eso es una enfermedad.

Hay quienes lo desarrollamos y quienes no.

Hay que separar la adicción del consumo.

-Se te pasan 20 años y te ves sentado aquí.

-El consumo de drogas ha bajado en la edad.

Yo tengo 47 años y empezabas a beber con 17.

Hoy, con 12 años, hay chavales que fuman porros

y que beber mucho alcohol.

Voy a introducir otra adicción.

Bueno, ya lo ha hecho Susana.

Es militante contra esta causa.

El día 29 de octubre es el día sin juegos de azar.

Todo eso ha aumentado.

Está tan metido en nuestras vidas,

el ruido de las máquinas tragaperras,

que no hace falta salir de casa para jugar absolutamente a nada.

¿Cuándo empezó a jugar tu hijo?

Siendo menor.

Pudo acceder a todas las salas de juego que había cerca

de su instituto. Y le dejaban entrar.

No le pedían el carné de conducir... De identidad.

No había un control de acceso como en las salas de bingo.

No había. Estaba tan normalizado que iban con la cuadrilla,

se juntaban para jugar un euro o lo que tenía en el bolsillo.

Tuvo la mala suerte de que ganó. Siempre digo lo mismo.

Tuvo la mala suerte de que ganó.

Tú has llegado a ir detrás de él.

Me he autoexcluido en una página nacional en la que das tus datos

y ya estás registrado a nivel nacional.

Es un registro en el que no puedes ir a jugar

a ningún bingo ni ningún punto de España.

Yo, y mi hijo, han podido jugar,

a pesar de estar inscritos.

Pedía el pin al de al lado y podía jugar las 24 horas.

Eso no habría pasado si en la puerta hay un control de acceso.

Un control que vea que es menor y autoexcluido.

Pero también está la sociedad.

Hay una investigación del centro Reina Sofía sobre

la fundación de ayuda a la drogadicción

que cito porque los jóvenes ven el juego como un tipo de ocio extendido

que no genera extrañeza, es accesible

y son ganancias fáciles de obtener.

Se ha normalizado y banalizado.

En la época de Franco yo era una cría. Estaba prohibido el juego.

Se veía mal.

No lo deberían prohibir porque al prohibir están dando pábulo

a que haya criminalizaciones,

organizaciones criminales, timbas... Pero a día de hoy...

Debería equipararse la legislación en publicidad

igual que con el tabaco. Eso incide en el consumo.

-Totalmente de acuerdo.

Eso se ha agotado.

Pero sigue habiendo bonos de fidelización de hasta 100 E.

Sigue habiendo publicidad a las 22:01.

Y en los eventos deportivos sigue habiendo publicidad

en las marquesinas. Deberían prohibirla igual que se prohibió...

Yo todavía estoy por ver a alguien que esté publicitando

consume drogas. Consume alcohol. Píllate el pedo del siglo.

¿Es una adicción diferente?

Hasta hace muy poco era un trastorno del control de impulsos

y por fin, porque los clínicos y las personas que han sufrido

esto saben que es una adicción,

la han metido como otro trastorno adictivo.

Tienen las mismas características

y afecta a las mismas estructuras cerebrales.

La diferencia es que en vez de una sustancia desde fuera,

lo que hace es que a través de una conducta de forma repetitiva

o compulsiva genera la misma sustancia.

El tratamiento es prácticamente el mismo.

La persona que ha desarrollado ludopatía tiene que tener un cuidado

extremo porque donde lo dejaste, ahí lo coges y subes un poco más.

¿Susana habla de su hijo como persona rehabilitada o no?

Se está rehabilitando, afortunadamente.

-Es difícil rehabilitarse cuando enciendes la televisión,

no tienes por qué tragarte anuncios que te regalan 50 E o 20

con la primera apuesta. Solo ve gente...

Lo ve gente desde los ocho años, hasta los 60-70.

Lo hace alguien por algo, ¿no?

¿Por qué lo permiten?

-Porque a las multinacionales...

-Se prohibieron los anuncios de alcohol,

ni a partir de las 10:00 de la noche, ni nunca.

El juego destroza personas, familias, destroza todo.

-Se legalizó el juego online

en España en 2011,

y se quedó la regulación de la publicidad,

como el alcohol o el tabaco, en un cajón.

Por fin se está tomando,

pero a nivel europeo,

y se está hablando,

se avisa de que los anuncios van a terminar.

Una de las cosas que se hizo durante el estado de alarma,

ahora, viendo los datos del primer y segundo trimestre,

que el consumo se estaba disparando,

pensaron en prohibir los anuncios, pero la subida es espectacular.

Comparado con el año pasado...

-Lo tenemos en los móviles.

-Mucha gente que ha dejado

de jugar de forma presencial

la falsa sensación de control.

En el momento que abrieron otra vez los bares, otra vez.

Esos vienen ahora buscar ayuda.

Hay datos que tienes contrastados,

porque eres una agencia de información,

te sabes los términos.

Por lo que ha sufrido.

Durante el confinamiento

ha subido el consumo del juego,

no hace falta salir la casa, lo tenemos a golpe de teléfono móvil.

-La sobreexposición a la revés, el 56%.

Y las financieras que han nacido.

En barrios determinado nivel socioeconómico...

Cerca de colegios. No tendrían que darles ese permiso.

Un instituto, una escuela,

a estos metros queda prohibido a una casa de apuestas.

-Se tiene que legislar, pero no se ha legislado.

Como son legislaciones autonómicas, la de Madrid,

donde yo resido, se ha estado dando pábulo

a que se abran centros presenciales.

Llegar a un momento en que cierren las presenciales,

hay un buen negocio, el online,

el que incentivan de forma masiva.

Te doy 200 E.

Vas a comprar, y te dan 200 E gratis, solo por registrarte.

¿Cual es la solución?

La educación.

-La educación,

cada uno tiene la que tiene.

Deberíamos dar un freno,

un parón, pensar lo que queremos,

lo que hacemos con nuestros jóvenes,

con la sociedad,

y a partir de ahí, ponerse a trabajar en una misma corriente.

Pero vivimos en sitios donde el consumo es normal,

el alcohol es guay,

la cocaína es chuli, el porro...

Lo tenemos todo muy bien en cada casilla,

sin darnos cuenta de que el fondo

de la conversación es que todo eso puede generar una enfermedad.

Cuando coges la enfermedad,

viene todo lo que ha contado David.

Es una enfermedad,

nos conocimos un día en la clínica del doctor Carrascal,

y nos hemos visto hoy.

Somos totalmente distintos, de lugares distintos,

con educación distinta, con todo distinto,

los tres tenemos la misma sintomatología.

¿Por dónde empieza? Por el autoengaño, por el autoengaño.

Quiero dejarlo, pero no puedo.

Es un hábito,

porque si es un hábito, se cambia.

Pero si no puedo,

¿estoy empezando a tener problemas?

Esto se plantea en las redes sociales,

voy a mi compañera.

Yo les he ofrecido, cada lunes no nos da tiempo a ver

lo que sucede en redes,

porque el debate está encendido. Eva, ¿cómo va todo esta noche?

¿Qué dice la gente?

No la escuchamos.

No te escuchamos,

a ver si podemos recuperar el sonido.

No, de momento no escuchamos.

Dentro de un rato intentaremos retomarla,

cuando obtengamos el sonido.

Hay una persona que ha venido contigo, José Luis,

que está en la grada.

José Luis Valverde, buenas noches,

en estábamos en cómo se trata todo esto,

si tiene una misma raíz de una misma solución.

Perteneces a una entidad que lleva 30 años trabajando en este sentido.

¿Cómo se soluciona?

Quería dirigirme a Marisol,

porque cuando hablaba del cannabis,

creo que lo importante es saber

el uso y el abuso de las cosas.

No todo el mundo tiene esa capacidad.

Nosotros recibimos pacientes diariamente,

y en los centros ambulatorios,

¿por qué te drogas?

¿Cuáles son las razones por las que consumes?

El paciente no lo sabe,

porque ha roto la barrera,

porque no ha sido capaz de controlar ese abuso.

Cuando hablaba del consumo de cannabis,

yo quería preguntarle por qué consume.

¿Tienes que fumar ese porro para dormir...?

¿Qué pasa si no te lo fumas?

¿Cómo te sentirías?

Estamos hablando de una adicción. Es probable...

-Abren una botella de vino,

se ponen una copa para relajarse después del trabajo, no pasa nada.

-Ella dice que quiere dejarlo.

Por alusiones.

¿Por qué consumes?

Pepe la ha formulado.

¿Por qué te fumas los porros, Paula?

¿Por qué quieres dejarlo?

-Estamos es asociándonos de todo, fumar porros,

fue para afrontar la ansiedad.

La ansiedad la afrontas...

Yo no manejaba la ansiedad.

Hubo una variedad de situaciones

en las que tú te sientes agobiada.

Consumes, no te das cuenta, se vuelve un hábito.

Fumando, si no quiero lo fumar, puedo estar sin fumar todo el día,

pero me gusta más que fumar tabaco.

Me quedo más tranquila, y me frena los pensamientos.

-¿Has probado otra herramienta?

-Es una cuestión... Si la sociedad regulariza todo esto,

en el momento en que una persona, el Gobierno controla,

que no esté tan manipulado, que hay un control,

una dosis, ya no hay una dosis bajo manta,

que le venden a cualquiera.

Hay muchos peros.

No lo vamos a solucionar,

es un conflicto...

Creo que tengo audio, Eva,

hola de nuevo.

Buenas noches otra vez.

Volvemos a ser de lo más comentado en las redes sociales,

gracias a todos vosotros,

porque desde casa hacéis el debate en Twitter.

Lanzábamos dos preguntas.

¿Se incrementaría el consumo de marihuana si se legaliza?

El 42% dice que sí, el 48% dice que no.

¿Se debe endurecer la normativa de las casas de apuestas?

La respuesta ha sido más tajante,

el 93% dice que sí, el 7% dice que no.

Tengo 47 años,

soy enfermo ludópata en rehabilitación.

13 años, ocho meses y nueve días sin tomar ni una sola gota de alcohol,

sin consumir sustancias.

Fui un demonio, hoy soy una persona libre.

Se sentirá identificado David con estas palabras.

Os seguimos leyendo.

Gracias a todo el público que nos observa

y aportando desde su experiencia.

David, vaya mensaje.

Es tal cual.

Intento reconocerme en quién era,

y no me siento yo.

Sé soy yo, no soy culpable, soy responsable,

Es el mensaje positivo, ¿no?

Se puede salir.

Se puede salir, y ser feliz.

La persona cambia.

Mi doctor me dice una cosa,

que si quieres cambiar, no hay que cambiar nada,

sino aceptar lo que eres.

Me aceptan en mi trabajo,

mis compañeros, mi familia,

soy una persona que aporta

en mi fundación, en la sociedad,

y quiero seguir aportando.

Os voy a pedir una reflexión final a cada uno.

No todo es tan negativo,

hay personas que llegan a la gente.

Por ejemplo, Saúl Craviotto,

el piragüista olímpico, en positivo. Vamos a escucharlo.

Soy Saúl Craviotto,

muchos me conoceréis por mi carrera como deportista olímpico.

Otros por mi paso por "MasterChef".

Soy policía nacional,

y dentro de mis tareas una es ir a dar charlas a escuelas,

institutos, a hablarles de las redes sociales,

del alcohol y de las drogas.

A todos nos gusta salir,

pasarlo bien cuando salimos de fiesta.

No dejes que las drogas os hagan tirarlo todo por la borda.

A todos los que luchan por salir de ellas, mucho ánimo,

no hay mejor victoria que la de después del camino más duro. Ánimo.

Sergio.

Yo, mi reflexión, para la gente que nos escucha,

cambias porque tienes voluntad,

por ir a un centro o de un tratamiento terapéutico,

no vas a cambiar.

No es una cosa que te curas,

es para toda la vida.

Tienes que poner tus límites. Tienes que querer.

Tienes que poner interés y voluntad.

Sandra.

Hemos visto posturas y experiencias personales,

la perspectiva tiene que ser más amplia.

Consumir una droga te puede dar un placer puntual,

pero también tienes el potencial de volverte adicto.

Son muchos factores, acceso a drogas, la predisposición genética,

es un dato científico,

y una legislación lo más justa posible.

Hay que tener en cuenta esos puntos de vista de los casos particulares.

Pepe.

La droga mata,

y de la droga se sale.

Marisol.

Quiero pensar que algún día seremos capaces

de vivir en una sociedad

donde cada individuo tenga la capacidad de decidir libremente

lo que toma, lo que deja de tomar, lo que hace, lo que deja de hacer.

Hay que regular,

hay que informar y educar a personas libres y sabias.

-Efectivamente,

hay determinadas sustancias que son peligrosas.

Uno no sabe si tiene la papeleta para desarrollar una adicción.

La parte de la prevención, la información,

la comunicación dentro del entorno familiar o de las instituciones,

en los centros educativos,

y el grupo de iguales.

Igual que los chavales tienen presión,

pueden producir una presión

para que se consuma,

también pueden tener una influencia positiva para detectar

y ayudar a un compañero

que está tomando decisiones no muy correctas.

Esta noche ha sido difícil.

Gracias por haber estado aquí,

por haber aportado vuestra experiencia.

Gracias, gracias, y a ustedes,

gracias por hacernos cada noche sentir que esto tiene sentido.

La semana que viene vamos a plantear otro debate,

hablaremos de tabúes.

Hay cosas que no se cuentan,

y por eso no existen.

Por ejemplo, no lo sé, suicidios, cuidado con el tema.

A lo mejor abusos sexuales, cuidado con el tema.

¿Contarías si has sufrido abusos sexuales?

Contarlo ayuda a visualizar el problema, o es morboso.

Tabúes, la semana que viene en directo

después de "HIT", feliz semana.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

¿Quién educa a quién? - Programa 6

26 oct 2020

Programa en el que se plantea un debate en torno a temas que afectan al mundo adolescente.

ver más sobre "¿Quién educa a quién? - Programa 6" ver menos sobre "¿Quién educa a quién? - Programa 6"
Programas completos (10)

Los últimos 21 programas de Quién educa a quién?

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios