www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5715949
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Sexo - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Millones de años de evolución han modelado un mundo

fascinante y diverso donde habitan especies únicas.

Seres que tejen complejos ecosistemas

en los que la vida emerge.

Soy Evelyn Segura, bióloga".

Mi pasión es dar a conocer

las maravillas naturales para preservarlas.

(Música)

Juntos descubriremos las historias más increíbles del mundo animal.

(Continúa la música)

Hay una energía que mueve a la mayoría de los animales.

Un impulso irrefrenable que hace que se busquen,

que se protejan, que se peleen,

que se agredan o que incluso maten.

"EL SEXO"

"Hasta ahora, es la forma de reproducción más exitosa.

Genera millones de combinaciones genéticas.

La evolución lo programó para que fuera una fuerza

capaz de superar cualquier obstáculo.

Así, ante una catástrofe, si hay supervivientes,

la atracción sexual unirá de nuevo a un macho y a una hembra,

y la vida seguirá adelante".

Pero como todo buen guionista,

la naturaleza no se contenta con una trama sencilla,

cortejo, cópula, descendencia. No.

Ha escrito mucho más.

Masturbación, orgasmo, cambio de sexo, harenes, infanticidio...

En el reino animal, la sexualidad es rica, compleja,

y a veces misteriosa.

(Música)

¿Me acompañáis en este recorrido por el sexo más animal?

(Canción en inglés)

"Los machos de muchas especies

suelen estar siempre dispuestos a la cópula.

Ellos producen sin parar millones de células sexuales móviles

y de escaso tamaño, los espermatozoides.

Las hembras, en cambio, fabrican muy pocas células,

grandes e inmóviles, los óvulos,

y no siempre están receptivas al sexo".

(Música)

"Ese conflicto de intereses marca las relaciones.

Los machos compiten entre ellos y presionan a las hembras.

Y ellas a menudo imponen sus reglas".

(Música)

"Los cisnes son monógamos, como el 90% de las especies de aves.

Sacar a las crías adelante requiere tanta energía

que las hembras eligen a machos capaces de cooperar en su cuidado".

Pero no todas las parejas de cisnes

se profesan amor eterno, como se suele pensar.

A veces duran lo que dura la crianza de los polluelos.

(Continúa la música)

De hecho, incluso abandonan a su pareja para irse con otra

durante la misma temporada.

"Se cree que estas infidelidades

aportan más variabilidad genética a los descendientes

y, por lo tanto, más capacidad de adaptación

ante posibles cambios ambientales".

(Música)

"Los machos de la gran mayoría de especies de aves

no tienen genitales externos.

Para copular se balancean encima de las hembras

y juntan sus cloacas,

unas aberturas que usan para las funciones digestivas,

urinarias y reproductivas.

Es el llamado beso cloacal".

Sin embargo, los patos sí tienen pene, y no uno cualquiera.

Puede medir hasta 20 cm y tiene forma de espiral

para eliminar el esperma de cópulas anteriores.

Se activa y se dispara en cuestión de microsegundos

dentro del tracto reproductivo de la hembra.

Es una erección explosiva.

(Música)

"La mayoría de especies de patos y ocas

practican cúpulas forzadas.

A veces, manadas de machos pueden someter a una hembra.

De hecho, se estima que hasta,

aproximadamente, un 40% de los coitos

son mediante violencia".

(Música)

"Son capaces, además,

de vigilar que a su pareja no la agredan,

mientras ellos siguen forzando a otras hembras.

Ellas suelen resistirse y resultan heridas.

Incluso llegan a morir".

Ante tamaña agresión, no es de extrañar

que las vaginas de algunas especies de pato

hayan evolucionado para defenderse.

Es el caso de las hembras de ánade azulón.

También tienen la vagina en forma de tirabuzón,

pero la espiral es en sentido contrario a la del pene del macho.

"En este vídeo el tubo de cristal emula la vagina".

(Música)

"Solo cuando ellas eligen con quién quieren tener sexo,

adoptan una postura horizontal.

Dilatan los músculos de la cloaca

y liberan notables cantidades de mucosidad lubricante".

(Música)

"Así, solo el 3 % de los huevos que ponen las hembras

tienen genes de sus agresores".

"La coerción sexual es frecuente en otras muchas especies,

como insectos y peces,

y se da cuando hay mucha competencia entre machos

por el acceso sexual a una hembra".

(Música)

"A otros animales, para copular,

les basta con encontrar a un individuo de su misma especie.

No les van ni las persecuciones ni las prisas".

La mayoría de caracoles de tierra firme

nacen y mueren siendo macho y hembra a la vez.

Son hermafroditas sincrónicos.

(Música)

"Así que están dotados tanto de órganos reproductores masculinos

como femeninos".

(Música)

"Cuando encuentran una pareja sexual,

cada uno asume un rol en un primer acoplamiento.

Luego, puede haber una segunda fecundación

con intercambio de papeles.

Aunque el caracol común de jardín no espera a una segunda ronda.

Los dos babosos se entrelazan

y cada uno actúa como macho y hembra al mismo tiempo,

en cópulas cruzadas y simultáneas".

(Música)

"Para el caracol, los preliminares cuentan y mucho.

Aunque, eso sí, hace honor a su fama y se toma su tiempo.

Algunas especies pueden estar hasta 12 horas

entre el festejo y la cópula.

Se rodean, se acarician con los tentáculos

y se muerden suavemente con los labios".

Pero que no nos engañe tanto romanticismo.

Los encuentros sexuales de algunas especies

pueden acabar en lo que los humanos tacharíamos de sadomasoquismo.

"El aparato reproductor algunos caracoles

tiene un arma invasiva para conseguir que sus espermatozoides

aventajen a los de otros posibles donantes de esperma.

Cuando el cuerpo de un caracol toca el poro genital del otro,

lanza el llamado dardo del amor.

En la mucosidad del dardo hay una sustancia similar a una hormona,

que facilita el almacenamiento de esperma.

En ocasiones, es tal la fuerza de Cupido,

que perfora el cuerpo de su pareja hasta sobresalir por el otro lado".

(Música)

"En África, habita un mamífero carnívoro

que, durante siglos, fue considerado también hermafrodita".

"Las hembras de hiena manchada,

por su anatomía externa, parecen machos.

Su clítoris es largo y contráctil como un pene.

Les permite dominar el apareamiento y evitar ser forzadas".

(Música)

"Durante la monta, al macho le cuesta encontrar la postura.

La hembra retrae y dilata su pseudopene a voluntad

hasta que le permite a él introducir el suyo.

Las hembras, además, se hacen de rogar

y suelen escoger a los más jóvenes y sumisos

y a los que se alargan en los preliminares".

Los machos copulan con varias hembras,

igual que la mayoría de mamíferos.

Esta estrategia reproductiva es la poliginia,

el tipo de relación poligámica más común entre los vertebrados.

"El pseudopene de la hiena manchada mide entre 15 y 20 cm.

Y es, a la vez, conducto urinario y genital.

Por increíble que parezca, las crías nacen por este canal,

que fácilmente puede desgarrarse.

Con razón son tan selectivas.

A veces, si después de la cópula se arrepienten del elegido,

vacían la vejiga y adiós esperma".

(Música)

"Quién sabe si este largo clítoris también les da placer.

Se ha visto que lo utilizan para rebajar tensiones

y crear alianzas entre ellas que refuerzan su matriarcado".

(Música)

(Música)

"No muy lejos de las hienas,

el impulso sexual que engendra vida a veces acarrea muerte.

Unos jóvenes leones nómadas han ahuyentado al macho rey.

Se quedan con las hembras y matan a sus retoños".

(Música)

"El motivo del infanticidio entre leones

es preservar su acervo genético.

Hay que deshacerse de cualquier vestigio de ADN

del antiguo macho rey".

(Música)

Un estudio de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido,

añade otra razón.

Si el macho mata a las crías, la hembra entra en celo enseguida.

Así aumentan las probabilidades de engendrar descendencia con ella.

(Música)

"Una de las leonas intenta enseguida seducir a un macho".

(Continúa la música)

"La pareja copula sin reparar en las cebras,

tan absortos están.

Ahora no es momento de caza".

(Continúa la música)

"Llegarán a aparearse hasta 100 veces durante el día,

cada 15 minutos.

Hay que asegurar el embarazo".

(Continúa la música)

"Por la noche rugen desahogados.

No en balde, son los reyes de la selva".

(Rugidos)

(Música)

(Berrido)

En la península ibérica,

el ciervo común hace gala también de gran brío sexual.

Aprovecha que las hembras se agrupan en busca de comida

para formar harenes.

Los machos intentan aparearse con todas las que pueden.

Y se las disputan.

(Música)

"A veces, la pugna se resuelve antes de que llegue la sangre al río.

Los ciervos braman durante el celo para intimidar a sus rivales.

Es lo que se conoce como berrea,

una forma de imponerse y evitar entrar en lucha".

(Música)

La frecuencia de los berridos

está relacionada con la capacidad de ganar una pelea,

con lo que el oponente puede decidir echarse atrás

según sea la brama de su rival".

(Continúa la música)

(Berridos)

La berrea simula la entrada en celo de las ciervas.

Además, según un estudio hecho en Nueva Zelanda,

parece que ellas prefieren a los ciervos con berrido agudo.

(Berridos)

Vamos, que les gustan más los tenores que los bajos.

(Berrido)

(Música)

"Los machos menos afortunados se alivian masturbándose.

Frotan las puntas de su cornamenta y eyaculan en menos de 15 segundos.

(Continúa la música)

(Música)

Entre los insectos, el comportamiento sexual

incluye muchos ingredientes

de las mejores historias de erotismo.

"Sí, pero ya veremos.

Es lo que podría decirle la libélula hembra al macho,

después de la cópula. Antes de eyacular,

los machos extraen primero el semen de los machos anteriores.

Sus genitales tienen unas espinas que atraen al esperma

y lo expulsan al exterior. Pero lo consiguen a medias,

porque las hembras guardan el semen en una bolsa copuladora

y en unos órganos llamados espermateca.

Los genitales masculinos solo llegan hasta la bolsa.

(Continúa la música)

Así que ellas pueden escoger el esperma

con el que fertilizar a sus huevos.

Este mecanismo se denomina selección femenina críptica.

(Música)

"Bajo el mar, la sexualidad animal

es igual de misteriosa que sobre la tierra.

Las hembras de calderón llevan en su piel las cicatrices

que los machos les dejan con sus mordiscos y embestidas".

(Continúa la música)

Pero podría ser que los calderones

también practicaran el sexo no reproductivo.

En un estudio con calderones tropicales,

se han detectado cópulas fuera de la época de celo.

(Música)

"Parece que refuerzan así el vínculo entre la manada.

Dicen que el roce hacer el cariño".

(Continúa la música)

El imán del sexo es tan potente

que cuando las condiciones ambientales se ponen difíciles,

es capaz de unir hasta a especies distintas.

(Canción en inglés)

"El análisis del ADN de un diente de calderón

recogido en la costa norte peninsular,

aportó en 2016 la primera prueba mundial de hibridación

entre el calderón común y el calderón tropical.

Fue gracias a un estudio que lideró la investigadora Laura Miralles

para la Universidad de Oviedo".

(Música)

Laura, cuéntanos, ¿qué es lo que ha sucedido

para que se de este fenómeno?

El calderón común habita aguas más al norte, más frías,

sin embargo, el calderón tropical habita aguas más cálidas,

más al sur, pero ambos tienen su límite de distribución

en las aguas que están enfrente de la península ibérica.

Lo que ha sucedido es que con el calentamiento global,

la temperatura del agua del océano ha subido,

por tanto, el calderón tropical accede a zonas más al norte,

y entra en contacto con el calderón común, es decir,

se puede dar la hibridación entre ambos.

Y cuéntanos exactamente qué es la hibridación entre especies.

La hibridación es cuando dos especies que son totalmente distintas

se reproducen entre sí.

Puede ser que dos especies distintas se crucen,

pero si la descendencia no es viable, se acaba.

Si la descendencia sí que es viable, y resulta que no es fértil,

sería un caso como el de la mula, que es conocido por todos.

Pero puede darse el caso de que sí sea fértil,

que sería el caso que hemos estudiado con los calderones,

donde sí que pueden reproducirse los híbridos.

En la naturaleza hay mecanismos para que esto no suceda,

desde barras biogeográficas,

diferencias morfológicas para que no ocurra la cópula,

también hay incompatibilidades genéticas, incluso

ciclos totalmente distintos en distintas épocas del año.

Pero aún así, la hibridación sucede.

Entiendo entonces que es un fenómeno que ocurre solo de vez en cuando,

¿o es algo mucho más frecuente?

Pues gracias a las técnicas moleculares

y a las innovaciones de las técnicas genéticas,

se ha visto que es mucho más frecuente de lo que se pensaba.

De hecho, por ejemplo, en el medio marino,

incluso relativamente común. Lo que sucede

es que la mayoría de los casos, los descendientes, es decir,

los híbridos, son muy parecidos o prácticamente indistinguibles

a los parentales, entonces, gracias a las herramientas genéticas,

se puede diferenciar muy bien quiénes son las especies parentales

y quiénes son los híbridos.

(Continúa la música)

Y Laura, ¿crees que el calentamiento global

puede contribuir a que cada vez haya más hibridaciones?

Sí, definitivamente, el aumento de las temperaturas,

sobre todo, la temperatura del mar, hace que las especies se muevan,

buscando su óptimo de temperatura, entonces hace que especies que,

de por sí estaban separadas, se encuentren,

y al encontrarse, mayor probabilidad de hibridar.

Claro, y volviendo a los calderones, ¿qué consecuencias tiene

que el calderón tropical y el común se crucen?

En realidad, puede haber varios escenarios.

Es posible que al cruzarse, el calderón común,

que es el que vive en las aguas más al norte

termine desapareciendo, porque ya se ve estresado

por las pesquerías, es decir,

todavía se siguen cazando calderones comunes.

Luego, además, es una zona de mucho tráfico marítimo,

tiene un estrés añadido, entonces, es posible

que si sigue habiendo esa hibridación,

al final la especie desaparezca.

¿Y podríamos considerar alguna otra posibilidad o escenario

menos negativo que no sea la desaparición de una especie?

Sí, por supuesto, puede ser que esta hibridación lo que lleve

sea una incorporación de material genético

al calderón común, y entonces, lo refuerce.

Entonces, tenemos que ver la hibridación como un fenómeno natural

que no tiene por qué ser malo, de hecho, es un potente generador

de diversidad genética que se ha dado a lo largo de la evolución.

(Continúa la música)

Que una hembra copule con varios machos

es algo bastante excepcional entre de los vertebrados.

Es la poligamia femenina, llamada poliandria.

(Música)

"La ha adoptado, por ejemplo, el tiburón toro.

Su mordida se considera la más potente

de todas las especies de tiburón.

Las hembras, en época reproductiva, copulan con cualquier macho

que quiera tener acceso a ellas, sin oponer resistencia.

Se cree que es una poliandria de conveniencia,

es decir, la evolución ha hecho que para la hembra

sea más adaptativo rendirse, copular con varios machos,

y evitar ser lesionada. Pura supervivencia".

(Continúa la música)

También bajo el mar encontramos una especie

que desde tiempos ancestrales, practica la transexualidad.

O mejor dicho, el hermafroditismo secuencial.

(Música)

"Es el mero, un pez habitual en el Mediterráneo.

El cambio de sexo, inusual en los animales terrestres,

es frecuente en el medio acuático.

Nace con gónadas sexuales femeninas,

y continúa como hembra durante toda su juventud,

pero cuando alcanza la edad adulta, sobre los siete años,

desarrolla órganos sexuales masculinos,

y se convierte en macho.

Se cree que esta transformación evita que en un mismo territorio

compitan machos pequeños y grandes.

Los de menor tamaño no se comerían una rosca,

porque los mayores monopolizarían agresivamente las cópulas.

Por lo tanto, al mero le conviene aparearse primero como hembra

y cuando ha alcanzado el tamaño suficiente para la lucha,

aparearse como macho".

(Música)

Así que para el mero, para sacar el máximo partido

a su vida sexual, el tamaño importa.

(Canción en inglés)

Y a todo esto,

¿qué hay que decir del placer sexual de la naturaleza?

Aparentemente, no hay razón para que un animal

busque sexo fuera de la reproducción,

a menos que con ello obtenga alguna recompensa.

(Continúa la música)

"Sabemos que el placer es útil para estimular las conductas

que aportan algún beneficio.

Así que la hipótesis de que los animales experimentan placer

es bastante razonable.

Aunque lo que sienten los animales no se puede medir ni cuantificar,

se ha estudiado el orgasmo femenino, por ejemplo,

en hembras de primates.

Se ha comprobado que a menudo, a la hembra de macaco rabón,

se le eleva el pulso y tiene contracciones uterinas

y vaginales cuando practica sexo.

Y en especial, si es con otra hembra.

La hembra de macaco japonés, además,

gira la cabeza y agarra a su pareja durante el coito.

Sobre todo, si está copulando con un macho alfa".

(Continúa la música)

"También a las hembras de bonobo se les contrae la página

cuando practican sexo.

Ellas tienen relaciones incluso de forma más frecuente

con sus compañeras.

Después del sexo, a menudo permanecen cerca

las unas de las otras. Refuerzan sus alianzas.

Cuando entre dos grupos de bonobos hay tensiones,

las suavizan con sexo".

(Continúa la música)

Por cierto, entre los bonobos, prácticamente no existe

la coerción sexual sobre las hembras,

y la sociedad es más pacífica e igualitaria

que la mayoría de especies de primates.

(Música)

"Los comportamientos sexuales no reproductivos

teóricamente frenarían la evolución,

porque impiden la transmisión de material genético

a las futuras generaciones.

Pero lo cierto es que en la naturaleza,

la sexualidad cumple otras funciones.

Rebaja tensiones, cohesiona al grupo,

fortalece vínculos y produce placer".

(Continúa la música)

En definitiva, las especies sexuales practican sexo

más allá de la cópula y la fertilización

que garantizan su permanencia en la Tierra.

Al fin y al cabo, el sexo es el mejor invento de la evolución.

(Canción en inglés)

(Continúa la música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • ¡Qué animal! - Sexo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

¡Qué animal! - Sexo

14 nov 2020

La evolución inventó el sexo y resultó la forma más exitosa de reproducción en la naturaleza. Pero no se limitó al cortejo, la cópula y la descendencia. Inventó mucho más: masturbación, orgasmo, cambio de sexo, placer, harenes, homosexualidad. En este capítulo conocemos algo de la riqueza, la complejidad y el misterio de la sexualidad en el reino animal.

ver más sobre "¡Qué animal! - Sexo" ver menos sobre "¡Qué animal! - Sexo"
Programas completos (48)
Clips

Los últimos 105 programas de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios