Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

null

5461495 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Inteligentes - ver ahora
Transcripción completa

son capaces de gestas alucinantes.

son capaces de gestas alucinantes.

La inteligencia no es exclusiva de los mamíferos.

Y mucho menos, de los primates.

Millones de años de evolución

han modelado un mundo fascinante y diverso

donde habitan especies únicas.

Seres que tejen complejos ecosistemas

en los que la vida emerge.

Soy Evelyn Segura, bióloga.

Mi pasión es dar a conocer

las maravillas naturales para preservarlas.

Juntos descubriremos las historias más increíbles

del mundo animal.

(Música)

Dicen que hay que ser muy inteligente

para resolver un cubo de Rubik.

Tiene más de 43 millones de combinaciones posibles.

Y solo una es la correcta.

Sin embargo, un algoritmo informático calculó

que sea cual sea la posición de las piezas,

siempre se puede resolver con un máximo de 20 movimientos.

Con un poco de práctica, paciencia y un tutorial de Youtube,

cualquier persona puede colocar las piezas en su sitio.

Nada que ver con la inteligencia.

Algunas de las características de la inteligencia humana

incluyen el razonamiento, la resolución de problemas,

la autoconciencia y la capacidad de aprendizaje.

Los humanos nos hemos otorgado el título

de la especie más lista del planeta.

¿Qué otro animal, si no,

ha estudiado el origen del universo

o enviado a congéneres a la Luna?

Tenemos un cerebro enorme en relación al tamaño del cuerpo.

Pero es la compleja conexión de sus 86 millones de neuronas

la que nos permite hacer cosas realmente increíbles.

Y, al mismo tiempo, con este mismo cerebro,

hemos depredado, esquilmado y contaminado

el planeta en el que vivimos hasta límites insostenibles.

Ninguna otra especie es tan destructiva

con el hábitat con el que vive.

Visto así, lo de la especie más inteligente

es tan solo un falso alarde de vanidad.

(Música)

El concepto de inteligencia es resbaladizo.

Si a los humanos nos cuesta definir y medir la propia,

hacerlo con la de otras especies es todavía más difícil.

Pero si aceptamos que la inteligencia consiste

en un conjunto de habilidades y capacidades

que permite a los animales

vivir y adaptarse a sus nichos ecológicos,

en la naturaleza nos encontramos con verdaderos lumbreras.

(Graznido)

Los córvidos son, probablemente,

los que se llevan la palma entre las aves.

Tienen una capacidad de resolución de problemas

muy superior a la de otros pájaros.

Su cerebro pesa hasta seis veces más que el de una paloma.

En concreto, el cuervo de Nueva Caledonia

hace años que sombra a los científicos que lo estudian.

Les han planteado distintos experimentos

en los que pueden utilizar las herramientas de su alrededor

para conseguir una recompensa.

Aprenden rápido que si introducen objetos en el agua,

el nivel sube.

Que las piezas más ligeras o huecas

no hacen subir el nivel del agua, pero las más pesadas sí.

Que si el tubo es estrecho, el agua sube más rápido.

Con los vasos comunicantes,

los cuervos no emplearon ninguna estrategia

que demostrase que entendían el mecanismo.

Aunque conseguían el premio por pura casualidad.

Lo mismo que haría un niño de siete años.

También han demostrado que con las herramientas disponibles,

pueden construir nuevos artilugios.

Se conoce como fabricación de metaherramientas.

Pero la inteligencia de los cuervos no termina aquí.

Investigadores de la universidad de Lund, en Suecia,

demostraron que son capaces de planificar,

de adelantarse a los acontecimientos

y de renunciar a un premio pequeño

con vistas a un objetivo mayor.

En los distintos experimentos que les plantearon,

mostraron capacidades similares

o superiores a las de los grandes simios.

E incluso a las de los niños de cuatro años.

Incluso recuerdan las caras de los humanos

que los han intentado estafar.

Un equipo de científicos de la universidad de Viena

entrenó a cuervos para intercambiar

una miga de pan por un trozo de queso.

El cuervo entregaba el pan y recibía la recompensa.

Pero cuando la investigadora lo engañaba

y se comía el queso, a la segunda vez

el cuervo se comía el pan.

Luego lo intentaba de nuevo,

como si quisiera darle otra oportunidad.

Si lo volvía a engañar, no había una tercera vez.

No tiene una pluma de tonto.

(Música)

En el aire, en tierra o bajo el agua,

podemos encontrar evidencias de una gran inteligencia animal.

La idea de que los mamíferos somos los más inteligentes

la pone en jaque un invertebrado con muchas patas.

El pulpo tiene unos 500 millones de neuronas.

Unas 25 000 veces más que una almeja,

un molusco típico con el que está emparentado.

Pero su inteligencia no está concentrada

en un órgano, sino que sus neuronas

se distribuyen a lo largo del cuerpo.

Como varios chips conectados en red.

Tiene repartido el cerebro entre la cabeza y los brazos.

Podemos decir que en realidad posee nueve cerebros.

Uno central y ocho periféricos.

Hasta cierto punto, los tentáculos pueden pensar por sí mismos.

Distintos estudios y experimentos

han demostrado que los pulpos saben usar herramientas,

tienen memoria a corto y largo plazo

y pueden resolver problemas.

Usan conchas para protegerse de sus depredadores.

Pero los restos de una botella también son un buen refugio.

Demuestran también su inteligencia

cuando aprenden a abrir un tarro que contiene una suculenta presa.

Aunque no hayan visto un tapón de rosca en su vida.

Otra muestra de su ingenio es la increíble capacidad que tienen

para mimetizarse en el entorno.

No solo cambian de color, sino también la forma de su cuerpo.

Los científicos creen que los pulpos

desarrollaron rápidamente su inteligencia

al perder la concha externa protectora de sus ancestros.

Para no terminar en las fauces de sus depredadores,

tuvieron que agudizar el ingenio.

En los vertebrados considerados más inteligentes,

como los cetáceos o los primates, la inteligencia evolucionó

gracias a los desafíos socioecológicos

que se les ponían por delante.

(Música)

En proporción a su tamaño corporal,

el delfín tiene el cerebro más grande del reino animal

tras el homo sapiens.

Posee estructuras cerebrales complejas

que en humanos y simios se asocian

con las habilidades sociales y la empatía.

Los delfines son sociables y cooperan entre sí.

Cazan juntos y se ayudan en los partos.

También colaboran con otras especies.

Y como los cuervos, los pulpos y los humanos,

también utilizan herramientas.

Y sin patas, tentáculos ni manos.

Creo que tengo muchas preguntas por resolver

sobre la inteligencia de los delfines.

Y sé quién puede darme las respuestas.

Susanne Schultz es bióloga evolutiva

y da clases en la Escuela de Ciencias

de la Tierra y Medioambientales en Manchester.

Es una experta mundial en el estudio

de la evolución de los comportamientos complejos.

El cerebro de los delfines y los humanos

es muy grande comparado con otras especies.

¿Hay una relación directa entre el tamaño del cerebro

y la inteligencia?

Bien, la respuesta no es tan directa.

Déjame hacer primero una analogía entre un smartphone y un ordenador.

Un smartphone es muy compacto, pero muy eficiente.

Un ordenador puede hacer las mismas tareas,

pero es mucho más grande.

Cuando estudiamos los cerebros de los animales,

lo que queremos saber es cuánta información pueden procesar

y cuan eficientes son.

Si nos fijamos en el número de neuronas,

tanto los humanos como los delfines

tienen más neuronas que otros animales.

Pero también los loros tienen el mismo número de neuronas

y son también muy inteligentes.

Así que lo realmente importante no es el tamaño,

sino la eficiencia de sus cerebros.

¿Los comportamientos sociales complejos

están relacionados con la inteligencia?

Lo que sabemos es que todos los animales

que nosotros consideramos inteligentes,

o la mayoría de ellos, son animales sociales.

Si pensamos en los elefantes, delfines,

humanos, gorilas, chimpancés,

todos viven en un entorno social muy complejo.

¿Cuáles son esos comportamientos complejos?

Los comportamientos sociales complejos

que son importantes en la inteligencia evolutiva

son, por ejemplo, el aprendizaje social.

Ser capaz de observar a otros individuos y aprender de ellos.

Otro aspecto que consideramos

un comportamiento complejo es el juego.

Hay muchas especies cuyas crías juegan,

pero a medida que se hacen adultas, dejan de jugar.

En cambio, la mayoría de los animales inteligentes

juegan durante toda su vida.

Es un comportamiento muy inusual.

La inteligencia se asocia también con el uso de herramientas.

Lo podemos ver en cuervos, primates, pulpos.

¿Los delfines pueden usar o fabricar herramientas?

El mejor ejemplo de uso de herramientas por los delfines

es el uso de esponjas marinas.

Es un comportamiento realmente encantador.

Cuando están hurgando entre las rocas del lecho marino,

a veces pueden herirse el hocico.

Para protegerse, buscan esponjas.

Se las colocan en la punta de sus hocicos

y las usan para dar la vuelta a las rocas

y así evitar los arañazos.

¿Es cierto que los delfines más inteligentes

prefieren estar con delfines con capacidades similares?

Hay estudios recientes que muestran

que los delfines que usan las esponjas marinas

pasan más tiempo con delfines que también las usan.

La cuestión es si estos delfines son más inteligentes

o si son grupos que han aprendido ese comportamiento y lo imitan.

Algo curioso sobre el uso de esponjas marinas

es que no muchos las utilizan.

Así que es un comportamiento muy interesante.

Incluso en poblaciones donde algunos utilizan las esponjas,

muy pocos han aprendido a usarlas.

Así que la pregunta sería la siguiente:

¿Por qué no todos lo aprenden?

Y la verdad es que aún no lo sabemos.

¿Y qué me dices de sus habilidades comunicativas?

¿Sabemos qué se dicen entre ellos?

Una de las cosas más difíciles para nosotros

es entender la comunicación entre animales

muy diferentes a nosotros.

Los delfines y las ballenas utilizan clics, cantos

y silbidos para comunicarse.

Un lenguaje totalmente distinto al nuestro.

Así que estamos intentando entender

qué tipo de información se transmiten con su lenguaje.

Sabemos que se cantan canciones entre ellos.

Y tienen canciones, diríamos, de moda.

Otra de las cosas fascinantes que hemos visto

es que cada vez que aparece un delfín

hay un silbido específico que se refiere a él.

Creemos que este sonido está asociado al delfín

y funciona como un nombre.

Y lo que es todavía más interesante

es que pueden utilizar el nombre de los delfines en su ausencia.

Y parece que hablan y chismorrean sobre delfines que no están.

Ese comportamiento no se conoce en ningún otro animal,

aparte de en los humanos: el chismorreo.

Permíteme acabar con una pregunta casi filosófica.

¿Somos lo suficientemente inteligentes

como para entender la inteligencia de los animales?

Creo que al menos somos lo suficientemente inteligentes

para planteárnoslo y creo que es importante saber

que hay animales que tienen mente,

más allá de los humanos.

Una de las cosas que los investigadores queremos saber

es cómo relacionar los comportamientos que observamos

con lo que realmente ocurre en la mente de los animales.

Cuanto más diferentes son de nosotros,

más difícil nos resulta entenderlos.

Al mirar a los ojos a los chimpancés, por ejemplo,

y observar sus expresiones sociales,

podemos intuir lo que piensan y sienten.

Si miras a un perro, puedes entender

los sentimientos que tiene o lo que el perro quiere.

Cuando miramos a animales como los pulpos,

todos se complica mucho porque no entendemos su lenguaje corporal,

sus expresiones, nos resulta totalmente ajeno.

Entonces tenemos que diseñar experimentos

para poder responder: ¿Entiende esto el pulpo?

¿Le importa eso al pulpo?

Nos resulta muy complicado entender

lo que es muy diferente a nosotros.

Un ejemplo de que la inteligencia

no está relacionada con el tamaño del cerebro

lo vemos en un insecto.

Las hormigas, por ejemplo, tienen un cerebro diminuto.

Con apenas 250 000 neuronas,

que ocupan menos que la cabeza de un alfiler.

Pero en el conjunto de la colonia, pueden levantar el mundo.

Un equipo de investigadores norteamericanos

llevó a cabo un interesante estudio.

Analizó con todo detalle la construcción y dinámica

de los puentes colgantes que construyen

con sus cuerpos las hormigas legionario.

Estos puentes permiten acortar distancias

entre la fuente de alimento y el hormiguero.

Los alargan o cambian su forma

según el tráfico que debe pasar por él.

Esta estrategia obliga a muchas hormigas

a permanecer inmóviles durante horas

mientras son pisoteadas por sus congéneres.

Pero lo soportan por el bien de la colonia.

Lo más interesante es que nadie da órdenes desde arriba.

No necesitan un jefe y ninguna hormiga

le ordenará jamás a otra lo que debe hacer.

Todo el hormiguero actúa como una especie de cerebro gigante.

Una neurona sola, como una hormiga sola,

no puede hacer mucho.

Pero juntas pueden conseguir cosas inimaginables.

La capacidad de autoorganización de los insectos sociales,

como las abejas o las termitas,

ha dado lugar a un nuevo concepto de inteligencia:

la inteligencia colectiva.

Los humanos a menudo parece que no tengamos esta inteligencia.

Nos preocupamos mucho de nosotros como individuos,

pero muy poco como especie o colectivo.

Desde hace algunos años,

grupos de investigación de todo el mundo

defienden la existencia de una inteligencia vegetal.

Es una idea controvertida

y no hay consenso entre la comunidad científica.

Obviamente, las plantas no tienen cerebro ni células nerviosas.

Pero presentan algunos comportamientos

que son perfectamente comparables con algún tipo de inteligencia.

La mimosa sensitiva, por ejemplo,

cierra sus hojas para defenderse de sus depredadores.

Puede regular la turgencia de determinadas células

situadas en el pecíolo.

Según qué células se hinchen, repliega o extiende sus hojas.

Un estudio de la universidad de Australia

demostró que si dejaban caer gotas sobre sus hojas,

la mimosa reaccionaba al principio,

pero cuando lo repetían varias veces,

la mimosa detectaba que el agua no era perjudicial

y dejaba de replegar sus hojas.

De algún modo, las mimosas eran capaces de adquirir

un comportamiento aprendido.

Y lo recordaban durante algunas semanas.

Algo parecido a lo que hemos visto con los cuervos o los pulpos.

Y, como los delfines, las plantas tienen complejos sistemas

de comunicación, aunque no tengan boca ni orejas.

Hablan entre ellas en su propio lenguaje.

A través de sustancias químicas.

De este modo, pueden coordinar, por ejemplo,

el momento de la floración.

Seguramente, los humanos deberíamos ampliar

nuestro concepto de inteligencia

para entender el mundo que nos rodea.

Lo fiamos todo a nuestro cerebro

sin pensar que a menudo nos engaña.

Este es un clásico de muchas discusiones.

¿Qué veis, un conejo o un pato?

Y ahora, fijaos bien en esta forma geométrica.

Según como la ponga, parece formada por distintos cilindros.

Peo si la giro, resulta que en realidad

está compuesta por prismas rectangulares.

Ah, no, que son cilindros, seguro.

O quizá no.

Las ilusiones ópticas nos demuestran

que nuestro cerebro, aunque es el órgano más complejo,

no deja de estar limitado.

De hecho, son objeto de estudio de psicólogos y neurocientíficos,

ya que nos ayudan a entender

cómo nuestro cerebro percibe la realidad.

(Música)

En muchas ciudades convivimos con un animal muy inteligente.

Aunque muchos humanos lo ignoren.

No son los perros ni los gatos, sino las palomas.

El sistema nervioso de estas aves

desmiente la idea de cerebro de pájaro.

Aunque su encéfalo es realmente pequeño,

tiene una gran densidad de neuronas en algunas zonas del cerebro

que le permiten realizar cosas asombrosas.

Por ejemplo, clasificar objetos.

En un experimento liderado por la universidad de Iowa,

en Estados Unidos, mostraron a tres palomas

128 imágenes distintas que pertenecían a 16 categorías.

Las palomas tenían que señalar con el pico

la categoría, representada por un símbolo,

a la que pertenecía cada imagen.

Demostraron, por ejemplo, que reconocían perfectamente

el concepto perro y los clasificaban correctamente

incluso si eran de diferentes razas.

Quizá no nos parezca una gran hazaña,

pero es un mecanismo asociativo

muy parecido a cómo los niños aprenden palabras

y que hasta ahora se consideraba exclusivo de la especie humana.

Otras investigaciones de ese mismo equipo

ya habían demostrado que las palomas

pueden distinguir emociones en las caras de las personas.

Letras del alfabeto, pinturas de Monet y Picasso

e incluso imágenes de tejidos afectados por el cáncer.

Unas habilidades realmente increíbles.

Si el cerebro de la paloma es pequeño,

imaginaos el de un abejorro.

Aun así, resuelven problemas

y enseñan la solución a sus congéneres,

demostrando unas habilidades cognitivas

insospechadas en los insectos.

(Zumbido)

Investigadores de la universidad británica Queen Mary

pusieron a prueba e estos insectos sociales.

Debían arrastrar una bola hasta el centro de una plataforma

para obtener una dulce recompensa: agua azucarada.

Primero los entrenaron con abejorros falsos.

O con bolas guiadas por imanes.

Lo más interesante del estudio es que los abejorros entrenados

enseñaban a otros cómo conseguir la recompensa.

Esto es transmisión cultural.

Y aprendían más rápido si el profesor era otro abejorro

que no el científico con un abejorro falso.

Incluso aunque las bolas con las que los habían entrenado

eran amarillas, dedujeron que con bolas de otro color

también debía funcionar. Esto es abstracción.

E innovaron.

Los abejorros descubrieron pronto que era mucho más fácil

si las arrastraban de espaldas.

Estos comportamientos demuestran memoria,

capacidad de aprendizaje y de resolución de problemas.

Si esto no es inteligencia, se le parece mucho.

Vuelvo donde empezamos el capítulo para enfrentarme

a una prueba definitiva de inteligencia animal.

Este interactivo me permite competir contra Ayumu,

un chimpancé que vive en la universidad de Kioto.

Debo recordar los números que aparecen en la pantalla.

Y cuando desaparezcan, señalarlos de menor a mayor.

Vamos allá.

Bueno, he tardado seis segundos.

Y me he equivocado alguna vez.

Ayumu ha tardado dos segundos y a la primera.

Derrotada de calle por un chimpancé.

Su capacidad visual y memoria son tan prodigiosas

que es capaz de recordar los números

incluso si solo los ve durante 60 milisegundos,

el tiempo de un parpadeo.

Definitivamente, la inteligencia no es exclusiva de los humanos.

De hecho, algunos comportamientos que tenemos como especie

denotan ausencia de ella.

Después de millones de años de evolución,

parece que aún no estamos preparados

para entender la gran inteligencia de los animales.

Si algún día lo conseguimos,

quizá las cosas nos vayan mejor como especie.

Y al resto de animales, también.

¡Qué animal! - Inteligentes

27:32 07 dic 2019

Evelyn Segura, bióloga, viaja al País Vasco y Cantabria para descubrir las especies más inteligentes del mundo animal. En la naturaleza encontramos a verdaderos lumbreras, como los córvidos, con capacidades similares o superiores a las de los grandes simios e incluso a niños de cuatro años. También las palomas tienen unas habilidades increíbles, pueden clasificar objetos, diferenciar pinturas de Monet y Picasso y ¡distinguir emociones en las caras de las personas!. Pulpos, abejorros e incluso las hormigas también son capaces de gestas alucinantes. Evelyn entrevista a Susanne Shultz, bióloga evolutiva y profesora en la Universidad de Manchester. Es una experta mundial en el estudio de la evolución de los comportamientos complejos. Shultz nos revela que los delfines se llaman por su nombre y son capaces de ¡chismorrear!.

Evelyn Segura, bióloga, viaja al País Vasco y Cantabria para descubrir las especies más inteligentes del mundo animal. En la naturaleza encontramos a verdaderos lumbreras, como los córvidos, con capacidades similares o superiores a las de los grandes simios e incluso a niños de cuatro años. También las palomas tienen unas habilidades increíbles, pueden clasificar objetos, diferenciar pinturas de Monet y Picasso y ¡distinguir emociones en las caras de las personas!. Pulpos, abejorros e incluso las hormigas también son capaces de gestas alucinantes. Evelyn entrevista a Susanne Shultz, bióloga evolutiva y profesora en la Universidad de Manchester. Es una experta mundial en el estudio de la evolución de los comportamientos complejos. Shultz nos revela que los delfines se llaman por su nombre y son capaces de ¡chismorrear!.

ver más sobre "¡Qué animal! - Inteligentes " ver menos sobre "¡Qué animal! - Inteligentes "

Los últimos 123 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 2:21 pasado martes ¿Sabíais que la sangre puede ser de otros colores? Azul… verde… o incluso ¡amarilla! La naturaleza líquida de este fluido le permite transportar el oxígeno por cualquier organismo a través de pigmentos respiratorios, que no siempre son rojos. El cangrejo de herradura, por ejemplo, tiene la sangre azul porque contiene hemocianina, una proteína con átomos de cobre en su estructura. Su sangre tiene un gran interés en farmacología, lo que ha puesto en riesgo su supervivencia.

  • 1:02 pasado domingo No todos los grupos de dinosaurios se extinguieron con el impacto de un meteorito hace 66 millones de años. Las aves son, en realidad, descendientes directos del mismo grupo al que pertenecieron algunos fieros carnívoros como el Tyrannosaurus rex.  Si miramos con detalle el esqueleto de un ave, veremos que no es tan distinto del de un dinosaurio. Su pelvis, que justamente está muy relacionada con la capacidad de caminar de forma bípeda, es anatómicamente muy parecida. ¡Ahora que lo sabéis, seguro que jamás volveréis a mirar a una gallina con los mismos ojos!

  • 1:24 05 may 2021 Aunque a veces su vuelo pueda parecer errático y descontrolado, los murciélagos son unos verdaderos acróbatas del aire. Un estudio desarrollado en túneles de viento de la Universidad de Lund, en Suecia, reveló que son mucho más eficientes que las aves cuando vuelan. Mientras que los insectos y las aves solo pueden batir y rotar las alas, los murciélagos tienen muchas más opciones. La anatomía de sus alas incluye más de 20 articulaciones que pueden rotar independientemente. La flexibilidad del patagio, la membrana que los sustenta en el aire, les permite hacer giros de 180 grados en muy poco espacio. Al mismo tiempo, consumen mucho menos oxígeno y energía que otros animales voladores de tamaño parecido. Así que, entre su habilidad para ecolocalizar sus presas y su capacidad de maniobra, se puede decir que los murciélagos cazan ¡al vuelo!

  • 1:39 02 may 2021 En los Jameos del Agua de Lanzarote, también podemos encontrar un cangrejo abisal, es decir, de las grandes profundidades. ¡Solo que este vive a nivel del mar! Aquí se dan las condiciones ideales para los jameítos o cangrejitos ciegos de los Jameos. Sus antecesores habitaban los fondos abisales oceánicos, a 4.000 metros de profundidad. Muchos de sus congéneres siguen allí. Los jameítos son endémicos de Lanzarote, solo los podemos encontrar aquí. Viven en los “jameos”, que son son tubos o túneles de coladas volcánicas en el subsuelo, en este caso formadas por el volcán La Corona. La presión provocó que el techo se derrumbase, formando estas oquedades y simas. Como la mayoría de los animales de grandes profundidades, este cangrejo rehúye la luz y durante el día suele esconderse en grietas o bajo las piedras. Por la noche sale a alimentarse de las microalgas que se acumulan en el fondo. El artista y arquitecto canario César Manrique convirtió este lugar en un espacio armónico entre la naturaleza y la creación artística, un equilibro que no siempre somos capaces de mantener.

  • 2:22 28 abr 2021 Si colgamos un cabello de una anilla para que sostenga un cuenco y metemos dentro unas cuantas monedas lo comprobaremos al pesarlas después. El resultado han sido: 87 gramos. Quizás no os parezca mucho, pero seguramente cambiaréis de opinión al saber que, de media, un cabello humano tiene un diámetro de menos de una décima parte de un milímetro. Increíble, ¿verdad? Además de protegernos de los rayos del sol y de arañazos o golpes, el pelo cumple la misma función que las plumas en las aves. Aísla a los mamíferos de la temperatura exterior. El pelo genera una pequeña cámara de aire entre la piel y el entorno, que retiene el calor. Si tenemos dos probetas con agua caliente a unos 37 grados, como nuestra temperatura corporal y uno de los tubos de ensayo, lo “abrigamos” con pelo sintético, comprobemos qué pasa al enfriarlos. Comprobaremos que la temperatura del agua de la probeta envuelta en el pelo desciende mucho más lentamente. Ha tardado ¡50 minutos! en bajar 5 grados. En cambio, la temperatura del agua del otro recipiente ha descendido 5 grados en sólo 10 minutos. Así que, una buena cabellera en invierno es un complemento ideal a nuestro anorak de plumón para no pasar frío.

  • Pieles de quita y pon

    Pieles de quita y pon

    3:23 26 abr 2021

    3:23 26 abr 2021 Al igual que todas las serpientes, la culebra de escalera muda para desprenderse de la capa más externa de su cuerpo. Como la epidermis está formada por células muertas, que no crecen, necesita desprenderse de esta piel para ganar volumen. Antes de desecharla, fabrica una nueva capa por debajo. Luego, aprovecha salientes en las rocas o en los árboles para rasgarla y salir de ella. Este proceso dura ¡unos 10 días! Con la muda las serpientes también reemplazan las escamas oculares que protegen sus ojos… con el tiempo se van volviendo opacas. Sin este recambio, acabarían quedándose ciegas.

  • La estrategia del cuco

    La estrategia del cuco

    2:37 20 abr 2021

    2:37 20 abr 2021 Un ejemplo clásico de un animal que se aprovecha de otro es el cuco. De las más de 130 especies que existen, casi la mitad ponen sus huevos en los nidos de otras aves. A esta estrategia se la llama parasitismo de puesta o de cría. De este modo, los cucos ahorran tiempo y energía en la construcción del nido y la alimentación de los polluelos. Las hembras suelen introducir un único huevo en el nido de la especie hospedadora. En Europa, sus víctimas preferidas son el carricero, la bisbita o el acentor comunes. Aparentemente, los inquilinos no se percatan del huevo impostor. Lo incuban hasta que eclosiona, generalmente algunos días antes que el resto. Pero el recién nacido todavía no ha culminado su objetivo. Empuja el resto de los huevos fuera del nido hasta que solo queda él. Y si los huevos ya han eclosionado, no tiene reparos en lanzar a los polluelos al vacío. Los padres adoptivos siguen alimentando a la única cría que ha quedado en el nido: el cuco. Crece tanto que los puede llegar a superar en tamaño.

  • 4:42 18 abr 2021 Ver sin ser visto es jugar con ventaja a la hora de cazar. Y los camaleones, ¡bien que le sacan partido a esto del camuflaje para poder echarse algo a la boca! Son depredadores oportunistas que permanecen, la mayor parte del tiempo, inmóviles y escondidos. Casi invisibles. Al contrario que los camaleones, es difícil que un flamenco pase desapercibido. El color rosado de sus plumas ha llamado la atención de los humanos desde la antigüedad. Pero quizás su particularidad más llamativa sea su forma de atrapar el alimento, más parecida a la de una ballena que a la de cualquier otra ave.

  • 1:19 14 abr 2021 No es exactamente así: los cisnes son monógamos, como el 90% de las especies de aves. Sacar a las crías adelante requiere tanta energía que las hembras eligen a machos capaces de cooperar en su cuidado. Pero no todas las parejas de cisne se profesan amor eterno, como se suele pensar. A veces duran lo que dura la crianza de los polluelos. De hecho, incluso abandonan a su pareja para irse con otra durante la misma temporada. Se cree que estas “infidelidades” aportan más variabilidad genética a los descendientes y, por lo tanto, más capacidad de adaptación ante posibles cambios ambientales.

  • Corales resistentes

    Corales resistentes

    3:04 07 abr 2021

    3:04 07 abr 2021 Al norte de Lanzarote se encuentra la Isla de La Graciosa, que forma parte de la mayor reserva marina de Europa. Son más de 70.000 hectáreas protegidas. Sus aguas esconden un tesoro natural ¡a apenas 30 metros de profundidad! Sumergirse en esta reserva marina siempre depara encuentros y paseos submarinos con nuevos compañeros como el angelote, un pacífico y amenazado tiburón que ha encontrado aquí su refugio. Los corales son animales coloniales. Cada rama está formada por centenares de pólipos de pocos milímetros que asoman sus tentáculos a través de pequeños orificios en el esqueleto calcáreo externo del coral. 

  • 2:49 04 abr 2021 A primera vista diríamos que no, pero tiene algunas ventajas. O al menos, eso parece en el caso de los avestruces. Algunas aves vuelan poco y mal, otras incluso han renunciado totalmente a volar. Hay unas 60 especies salvajes en todo el mundo que han perdido esta capacidad, entre ellas los avestruces y lo pingüinos. Aunque quizás no lo parezca, renunciar al vuelo tiene algunas ventajas. Los avestruces, por ejemplo, han podido crecer más que ninguna otra ave. Llegan a pesar más de 150 kilos y alcanzan una altura de casi 3 metros. Con estas dimensiones, ¡pocos depredadores se atreven con él!  Chus Rodríguez, cuidadora de animales de Terra Natura, en Murcia, nos ha contado eso y mucho más mientras los está alimentando. Su tamaño también le permite ser el animal bípedo más veloz del planeta. Corre hasta los 70 kilómetros por hora, casi el doble que el humano más rápido del mundo. Además, utiliza la mitad de energía que nosotros.

  • 6:21 30 mar 2021 Los conejos se empezaron a domesticar de forma intensiva probablemente en los monasterios del Sur de Francia. Los monjes los empezaron a criar para su consumo hace unos 1400 años. Cruzaron entre ellos los conejos de monte más dóciles y poco huidizos. Pero el proceso de domesticación de este animal empezó mucho antes. Ya los romanos encerraban a los conejos silvestres en cercados para alimentarse de ellos. Y en la Edad Media era un manjar muy preciado en toda Europa. Eso sí, es difícil señalar en qué momento concreto se domesticó esta especie.

  • ¿Serpientes con patas?

    ¿Serpientes con patas?

    2:28 20 mar 2021

    2:28 20 mar 2021 Hace más de 100 millones de años, los antepasados de las serpientes actuales tenían patas, pero las perdieron a lo largo de la evolución. En las boas y pitones, los grupos más primitivos, quedan unos diminutos huesos en su pelvis que son vestigios de esas patas. Un equipo investigador de la Universidad de Florida descubrió por qué las serpientes no desarrollan sus extremidades: en estado embrionario, un gen llamado Sonic Hedgehog se desactiva e impide que las patas crezcan. Sin embargo, tienen un sistema de locomoción mucho más evolucionado de lo que parece. Se basa en la flexibilidad de su espina dorsal, una fuerte musculatura y las escamas de la parte inferior del cuerpo. Mientras que un humano adulto tiene 33 vértebras en su columna, las serpientes pueden tener más de 400. Es como un collar hecho de cuentas pequeñas, que se puede doblar y enroscar mucho más fácilmente que uno de cuentas más grandes. Algunas serpientes que viven en el desierto han desarrollado un tipo de desplazamiento lateral particular. Les permite ascender y descender por la arena resbaladiza de las dunas.

  • 2:42 16 mar 2021 Repasamos las estrategias de algunos animales para conseguir sus objetivos llegando la cerebro de otras especies. La estrategia del control mental la usan algunos parasitos como el que provoca la toxoplasmosis o el Leucochloridium paradoxum es un gusano plano que usa de huésped a los caracoles para que le lleven a su verdadero objetivo: los pájaros. 

  • 3:26 11 mar 2021 La biología tiene la respuesta. Antes de la gallina estaba el gallo rojo salvaje, que también ponía huevos. Y también los ponían sus ancestros, los dinosaurios. Está claro que el huevo fue primero. Hoy en día el número de gallinas triplica la población mundial de humanos. Son las aves más comunes y el animal de granja ¡más importante del planeta! Existen unos ¡20.000 millones! de gallinas. Cada año se sacrifican unos ¡6 mil millones! para satisfacer nuestra hambre.

  • 5:53 28 feb 2021 En la Península Ibérica, los carnívoros sociales por excelencia son los lobos. Viven en manadas jerarquizadas de entre cinco y diez ejemplares. Cuando avistan un objetivo apetecible, se lanzan tras él sin importarles que la presa les supere en tamaño. Saben bien que la unión hace la fuerza. Los lobos trazan una estrategia perfectamente coordinada. Se distribuyen el trabajo en función del número de integrantes de la cacería, y según el estatus social en la manada de cada uno. Suelen desplazarse en fila india. Abre la marcha un individuo explorador que, a veces, llama la atención de la presa intencionadamente. Otros tres o cuatro lobos entran y salen de la órbita del grupo. Un último miembro protege a los líderes desde la retaguardia. La extraordinaria condición física del lobo le permite recorrer grandes distancias. Es el rey de la persecución. Puede acosar a su víctima durante horas a velocidad media, hasta agotarla. La expedición rodea a la presa y  una vez acorralada, tiene pocas posibilidades de escapar.

  • 4:53 23 feb 2021 Cuando los humanos empezaron a dedicarse a la agricultura, dejaron de ser nómadas y, para cazar, tenían que ir cada vez más lejos. Hasta que un día a algún “lumbreras” se le ocurrió traer una oveja hasta el poblado y se decidió criar a este animal. Las ovejas primitivas no se parecían a las simpáticas y mullidas ovejas de hoy en día. Su ancestro salvaje, el muflón asiático, ¡no tenía lana! A base de seleccionar ejemplares con una capa más densa de pelo se consiguieron ovejas con un espeso pelaje hace unos 7000 años. Pero el hilado de lana no aparece hasta hace unos 5000 años. Las prendas de este tejido ayudaron a los humanos a colonizar territorios más fríos.  

  • 1:54 19 feb 2021 Las hembras de hiena manchada, por su anatomía externa, parecen machos. Su clítoris es largo y contráctil como un pene. Les permite dominar el apareamiento y evitar ser forzadas. Durante la monta, al macho le cuesta encontrar la postura. La hembra retrae y dilata su pseudopene a voluntad hasta que le permite a él introducir el suyo. Las hembras, además, se hacen de rogar, y suelen escoger a los más jóvenes y sumisos ¡y a los que se alargan en los preliminares! Los machos copulan con varias hembras, igual que la mayoría de mamíferos. Esta estrategia reproductiva es la poliginia, el tipo de relación poligámica más común entre los vertebrados. El pseudopene de la hiena manchada mide ¡entre 15 y 20 cm.! y es a la vez conducto urinario y genital. Por increíble que parezca, las crías nacen por este canal, que fácilmente puede desgarrarse. Con razón son tan selectivas. A veces, si después de la cópula se arrepienten del elegido, vacían la vejiga y adiós esperma.

  • 2:31 26 dic 2020 Pensemos en alternativas para reducir nuestro consumo de plástico: ¿Os imagináis una botella de agua que en lugar de contaminar incluso se pudiese beber? ¡Vamos a preparar envases de agua biodegradables y comestibles! Evelyn necesitará agua potable, alginato de sodio, - que es un azúcar que se obtiene de las algas -, y lactato de sodio, - una sal de origen vegetal -, disuelto en agua. Y un poco de colorante alimentario para darle un toque de color.

  • 2:27 26 dic 2020 'Qué Animal!' a Elsa Jiménez, directora de la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, CRAM. Conoce de primera mano las amenazas que sufren tortugas o cetáceos porque hasta su centro llegan estos animales con síntomas de asfixia o con miembros amputados por los plásticos. A la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, llegan tortugas como esta, a la que están curando. Han rescatado y liberado a más de 600 tortugas marinas y asistido a cientos de delfines y ballenas varados...Esta fundación es una referencia en Europa en cuanto a la recuperación de estas especies.

Mostrando 1 de 7 Ver más