Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

4546160 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Fragas do Eume (A Coruña) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

¿Qué ave bucea bajo del río para buscar alimento?

¿Por qué el caracol clava un dardo a su pareja para reproducirse?

¿Qué animal anestesia a su víctima para chuparle la sangre?

¿Puede el medallista olímpico ciego Enhamed Enhamed

orientarse como los murciélagos?

(Música cabecera)

(Música)

Nuestro continente, la vieja Europa,

fue en un remoto pasado como Galicia.

Un inmenso e interminable bosque.

Hoy tan solo sobreviven unas cuantas masas forestales

bien conservadas. La mayoría están lejos de la costa,

en las montañas.

El valle de Eume alberga un tipo de bosque raro

y escaso en Galicia y en Europa,

aquí sobrevive, junto al mar,

en medio de las brumas que trae el océano.

(Continúa la música)

Las Fragas de Eume son el bosque atlántico costero

más importante que se conserva en Europa.

En Galicia se llaman fragas a las zonas de bosque espeso,

donde la luz del sol llega tamizada por las ramas.

La vegetación mantiene así la humedad,

y una temperatura casi constante.

Son bosques que incitan a la magia y al misterio,

a la meditación y a las leyendas,

y son el hogar de animales y plantas excepcionales.

(Música)

La vegetación se ha adaptado a unas condiciones

más cálidas y húmedas que la de los bosques naturales

de tierra adentro.

Los primeros helechos crecieron en el planeta

hace más de 350 millones de años.

Algunas de las especies que hay en Eume

tienen más de 66 millones de años,

cuando los dinosaurios poblaban la Tierra.

Son unos verdaderos fósiles vivientes.

(Música)

Los helechos pertenecen a un tipo de plantas

que no hacen flores, tampoco hacen semillas, claro,

se reproducen gracias a estas estructuras

llamadas soros, que contienen las esporas.

(Música)

Las esporas de los helechos se esparcen a través del aire.

Cuando germinan, crece una pequeña planta

de aspecto muy distinto al anterior.

Apenas vive unas semanas, lo suficiente para formar

las células reproductoras masculinas,

que nadarán hasta las femeninas.

Tras la fecundación, crecerá una nueva planta

que formará nuevos soros, volviendo a empezar el ciclo.

(Música)

La humedad de este bosque es ideal

para un animal cuyo sistema de reproducción

es muy particular.

(Música)

El caracol aumenta sus probabilidades de reproducción

gracias a una característica poco habitual en la naturaleza,

el hermafroditismo.

Cada individuo tiene órganos sexuales masculinos y femeninos,

y produce espermatozoides y óvulos.

Cuenta la leyenda que en tiempos remotos,

no solo los caracoles tuvieron esta condición.

(Música)

"Un día de intenso calor, Hermafrodito,

hijo del amor de los dioses Hermes y Afrodita,

quiso refrescarse en un lago.

Salmácide, espíritu del lago, al verlo nadar desnudo,

se enamoró de la gran belleza del joven

e intentó seducirlo,

pero él se resistía y la rechazaba.

"Te debates en vano, hombre cruel.

¡Dioses, haced que nada pueda jamás separarlo de mí

ni separarme de él!", clamó Salmácide,

mientras lo arrastraba al fondo del lago.

Los dioses atendieron su súplica,

y los dos cuerpos se fundieron en uno solo,

dueño de atributos femeninos y masculinos.

Así nació el primer ser hermafrodita".

A pesar de esta particularidad anatómica,

los caracoles no pueden autofecundarse.

Son necesarios dos ejemplares que se inseminan el uno al otro.

Tras reconocerse, se entrelazan en una especie de baile de cortejo

que puede durar varias horas.

Lo que sucede luego es un comportamiento reproductor

muy curioso.

Los caracoles emiten una especie de flecha de carbonato cálcico

que clavan en su pareja durante el apareamiento.

Se conoce como el dardo del amor.

(Música)

Esta estructura no contiene espermatozoides,

sino una sustancia que provoca cambios

en el aparato reproductor femenino

y aumenta las posibilidades de fecundación.

Lo curioso es que este dardo provoca lesiones

que pueden suponer la muerte del otro caracol,

ya que en ocasiones, atraviesa tejidos vitales.

¿Qué sentido tiene dañar a quien lleva los propios descendientes?

Estudios recientes proponen que esta agresión

sirve para disuadir al receptor de los espermatozoides

de un nuevo apareamiento con otro caracol.

De este modo se asegura que los hijos que nacerán

serán suyos y no de otro.

Richard Dawkins es un etólogo británico

que acuñó el término de genes egoístas,

un concepto que sirve para explicar este comportamiento.

"Somos máquinas de supervivencia,

robots ciegamente programados para preservar

unas egoístas moléculas que llamamos genes.

Esta es una verdad que todavía me asombra".

(Música)

15 días después de la fecundación, los huevos eclosionan.

(Continúa la música)

Los caracoles terrestres, junto con las babosas,

presentan otras curiosidades anatómicas.

Son los únicos moluscos que se han independizado

del medio acuático.

Pueden respirar fuera del agua

ya que tienen pulmones en lugar de branquias.

El intercambio de gases se produce a través de un orificio

llamado neumoestoma.

(Música)

En los bosques húmedos de esta zona

podemos encontrar el caracol de Quimper, o caracol moteado.

(Continúa la música)

Se caracteriza por su concha plana, estrecha y ligeramente traslúcida.

Se alimenta principalmente de los hongos que crecen

sobre la madera muerta.

(Continúa la música)

El Eume es el río que da nombre a este parque natural.

Sus aguas han esculpido un profundo valle

en cuyas laderas crece el bosque.

(Música)

El interior de las fragas es un ambiente ideal

para que prosperen las comunidades de anfibios.

El ciclo vital de estos animales está muy ligado al agua,

y nunca se alejan demasiado de ella.

Como este juvenil de salamandra rabilarga.

(Música)

Esta especie solo se encuentra en Galicia, en el norte de Portugal

y en alguna zona de Asturias.

La larga cola que hace honor a su nombre

y las bandas de color cobrizo en el dorso,

son sus características más distintivas.

Es un anfibio ágil, rápido y escurridizo,

que además, nada muy bien. De modo parecido al camaleón,

para alimentarse lanza su lengua hacia sus presas,

pequeños artrópodos y moluscos.

Otro animal fascinante se deja ver al caer el sol en Eume,

el único mamífero que puede volar, el murciélago,

sale a buscar alimento.

Las larvas que se desarrollan en remansos como este,

le garantizan los insectos que capta con sus poderes supersónicos.

La mayoría de especies de zonas templadas

están inactivas durante el día y su temperatura corporal

desciende hasta el valor de la temperatura ambiental.

Un sistema indispensable para ahorrar energía.

En Galicia habitan distintas especies, entre ellas,

la de menor tamaño de toda Europa,

el murciélago de herradura pequeño.

(Música)

En los sótanos del monasterio de Caveiro

se encontró una pequeña población de esta especie

que ahora se intenta recuperar.

(Chillidos)

Los murciélagos de herradura deben su nombre

a una estructura membranosa alrededor de los orificios nasales

que recuerdan a una herradura.

Es precisamente con este órgano

con el que emiten los ultrasonidos que utilizan para orientarse.

En contra de lo que a menudo se cree,

los murciélagos no son ciegos, pero por la noche utilizan

un sistema muy parecido al sonar de los barcos y los delfines,

para detectar a sus presas y ver los obstáculos.

La mayoría de sonidos que emiten los murciélagos

tienen una frecuencia demasiado elevada para nuestros sentidos,

pero podemos oírlos con la ayuda de dispositivos electrónicos

que los transforman a un nivel audible para los humanos.

Gracias a este sistema, demuestran una precisión espectacular

en plena oscuridad.

El fenómeno es similar al del eco que hacen en las montañas.

¡Eco!

(Eco)

Los murciélagos emiten ultrasonidos que rebotan contra los objetos

que tienen delante, y captan la onda rebotada con sus oídos.

Si los murciélagos utilizan el sonido para ver,

nosotros, con este experimento, podremos ver el sonido.

Un papel film bien tenso y unas pequeñas bolas de poliespán

será suficiente.

(Música)

Si emitimos un sonido cerca del bol...

(Pitido)

Generamos una variación en la presión del aire

que se transmite hasta el papel film.

(Pitido)

Lo curioso es que cuando se propaga un sonido,

las moléculas que componen el aire no cambian de lugar.

Una molécula de aire hace vibrar a la molécula de al lado

y así, sucesivamente.

No es como el viento, en el que el aire se desplaza.

Lo veremos mejor con este muelle.

La onda se desplaza a lo largo de él,

pero cada una de las vueltas se mueve un momento

y vuelve a su posición inicial.

Con el sonido sucede algo parecido,

solo que en lugar de metal, hay aire.

(Música)

Lo que hacen los murciélagos es lanzar una onda

y analizar cómo es esta misma onda

cuando ha rebotado contra un objeto.

A este mecanismo lo llamamos ecolocalización.

Si el objeto está cerca, la onda rebota antes,

y el murciélago la oye más pronto y más fuerte.

Si el objeto está lejos, el eco tarda más y es más débil.

Gracias a sus grandes orejas, el murciélago puede detectar

las características de la onda rebotada.

No solo percibe la distancia o la forma del objeto,

sino incluso, su textura.

(Música)

Este sistema de orientación también se ha probado en humanos.

Daniel Kisse es una persona invidente que usa la ecolocalización

cuando va en bicicleta.

De hecho, a Daniel le llaman el Batman de la vida real.

Más allá de estos sistemas tan curiosos,

las personas ciegas agudizan el resto de sus sentidos

para orientarse.

(Música)

Enhamed Enhamed está considerado

el mejor nadador paralímpico de la historia.

Nueve medallas, cuatro de ellas de oro, ni más ni menos.

Pero además de estos éxitos deportivos,

ha completado un Iron Man, una prueba durísima

que combina ciclismo, natación y una maratón.

Ha subido el monte más alto de África, el Kilimanjaro,

y ha cruzado el Estrecho de Gibraltar a nado.

(Música)

Perdiste la visión muy pronto, a los ocho años.

¿Tienes recuerdos visuales?

Sí, afortunadamente, hasta los ocho años,

vi perfectamente, entonces, sí que conservo

el recuerdo de los colores, de muchas imágenes,

de ver la playa, un atardecer,

y bueno, eso me ha servido después mediante la lectura,

de seguir recreando el mundo que no pude ver.

Y aparte, no solo no lo consideras una pérdida,

sino que sueles decir que ganaste la ceguera. Cuéntame eso.

Bueno, fue un proceso de años. Hasta los 19 años odiaba ser ciego,

y para mí era un hándicap en mi vida, era muy negativo,

pero la verdad es que cuando te das cuenta

de que lo primero para poder cambiar cualquier cosa en tu vida

es aceptarla, fue cuando empezaron a cambiar muchas cosas, entonces,

para mí, la ceguera, ha sido un don,

me ha ayudado a ver las cosas de otra manera,

me ha ayudado sobre todo a aprender a nadar,

a buscarme la vida, y hacer cosas que, posiblemente,

no habría hecho si no me hubiera quedado ciego.

Ha sido una carrera bastante larga, porque han sido 12 años entrenando

siete horas al día,

y en cierto sentido, me ha enseñado muchísimo más sobre la vida

que sobre el deporte.

Eso supuso toda la diferencia a largo plazo.

Ya que habéis venido expresamente desde Madrid para esta entrevista,

os voy a invitar a comer a un sitio muy especial.

¿En serio? Sí.

Me encanta comer. Espero que me sorprendas, ¿eh?

Seguro.

(Música)

Enhamed no puede orientarse como lo hacen los murciélagos,

pero nosotros tampoco.

(Continúa la música)

En este restaurante de Barcelona

proponen una experiencia sensorial a sus clientes, comer a oscuras.

El comensal no sabe qué hay en el menú.

Además, los camareros son personas invidentes.

La verdad es que tengo hasta claustrofobia incluso.

Bueno, te diría que bienvenida a mi mundo,

pero no es del todo verdad, porque al final,

uno, a base de pasar años, se va acostumbrando.

En cuanto empieza a ser tu realidad diaria,

encuentras la manera de utilizar los demás sentidos,

utilizas el tacto, utilizas el oído.

Generalmente, la gente cree que el oído es lo que más utilizamos,

y en parte es cierto, pero el sentido que más desarrollamos

con diferencia es el del tacto.

-Os comento, el plato que os voy a servir ahora

tiene tres elementos dentro del plato.

-Gracias. -De nada.

-De los tres elementos, encontraréis un vasito,

y dentro del vasito hay una cucharita, ¿de acuerdo?

Y nada, tocar, disfrutar, y comenzar. Que disfrutéis.

Gracias. Gracias.

-De nada.

Ayúdame, porque ahora mismo... Bueno, me he pringado los dedos.

(RÍEN)

Pues tú coges el tenedor con una mano...

¿En serio? Y sigues el borde del plato

con la otra, para que tengas un poco la referencia

de cómo es de grande. Vale, es rectangular...

¿Has descubierto de qué es el postre?

Un trozo de fruta.

Piña... ¿Es fresa? Sí.

Es fresa. Lo que no sé es...

Cuál es lo que lleva.

¿Nata? Nata.

(RÍEN)

No hay nada en la cuchara.

No te sabría decir qué es.

Iba a decir que es como flan, arroz con leche,

o flan de arroz con leche...

Oye, ¿te parece que hagamos un brindis,

ya que tenemos esta cena tan especial?

Pero primero, déjame que localice la copa.

Ya la tengo. Muy bien.

Además, el camarero no nos ha dicho si es blanco o...

¿Puedes adivinarlo? Yo creo que puedo.

Creo que voy a quedar en evidencia.

Antes del brindis, te dejo que lo adivines.

¿Antes del brindis? Sí, sí, adivínalo.

A ver... Yo diría que tinto.

¿Tú eres capaz de diferenciarlo?

Yo diría que tienes razón. Y ahora, ¿cómo nos encontramos?

No lo sé. A ver, ¿dónde tienes tu copa?

Delante de mí, pero... A ver, ponla en la mesa.

La pongo en la mesa. Ahí, ya está.

Ah, estás ahí. Pues ahora, levantas,

y brindas normal, pero sabiendo más o menos dónde estoy.

Ah, qué bien, funcionó.

Pues nada, por una buena cena. Salud.

(Música)

A los alumnos de esta escuela de Infantil de Valdoviño,

cerca de Ferrol, les apasionan los murciélagos.

Llevan todo el curso estudiando estos animales,

y trabajan en un proyecto centrado en ellos.

Se han convertido en unos verdaderos expertos.

(Continúa la música)

¿Qué saben de los murciélagos?

Duermen boca abajo.

¿Duermen boca abajo? ¿Y no les duele la cabeza?

No. ¿El murciélago es un pájaro?

Pero si los pájaros vuelan.

(ININTELIGIBLE)

Qué miedo. ¿Y qué comen los murciélagos?

(A LA VEZ) Mosquitos.

Y algunos comen fruta.

¿Algunos comen fruta? Y pescado.

¿Y qué ponen huevos los murciélagos?

(GRITAN) ¡No!

En el vestíbulo de la escuela han instalado

una exposición itinerante que les ha cedido

la Asociación Conservacionista Droxera,

la misma entidad que trabaja en la recuperación

de la población del murciélago de herradura pequeño,

que habita en el monasterio de Caveiro.

(Música)

Aunque vuelan como aves, la anatomía de un murciélago

lo delata como el mamífero que es.

Su nombre científico, quirópteros, significa "Alas en las manos",

y están más emparentados con los primates que con las ratas.

Está perfectamente adaptado al vuelo.

La membrana que forma el ala se llama patagio,

y es ligera y flexible.

Estos son el brazo y el antebrazo, y esto, la palma de la mano.

Aquí tenemos el pulgar y el resto de los dedos.

Plinio el viejo, en el siglo I d. C.,

ya constató sus peculiaridades.

"El murciélago es la única criatura voladora

que pare las crías vivas y las alimenta con su leche.

También lleva a sus hijos en sus brazos mientras vuela".

Para algunos pueblos del Lejano Oriente,

el murciélago es símbolo de dicha y alegría.

Para otras culturas, están asociados a genios malignos e infernales

que deambulan durante la noche.

(Música terror)

Uno de los máximos exponentes de este miedo son los vampiros,

un término que sirve tanto para referirse a criaturas

pseudohumanas mitológicas que se alimentan de fluidos humanos

como a los murciélagos que chupan la sangre.

(Continúa la música)

De las casi 1300 especies que hay en el mundo,

solo tres se alimentan exclusivamente de sangre.

Todas ellas están en América.

Con sus dientes afilados provocan heridas en las patas

o en el lomo de sus víctimas.

Luego, lamen la sangre.

Su saliva contiene una sustancia que evita que coagule.

Debido a esta característica,

distintos grupos de investigación internacionales,

estudiaron si la desmoteplasa, una sustancia extraída

de la saliva de los vampiros,

podría ser un tratamiento efectivo contra el ictus.

Pero no hace falta ir hasta América

para encontrar animales que chupan sangre.

Aquí mismo, en esta agua aparentemente tranquila,

podríamos encontrar alguno, y no necesita esperar

hasta que anochezca para atacar a sus presas.

(Música)

Las sanguijuelas son un tipo de gusanos

emparentados con las lombrices de tierra, que viven en agua dulce.

Algunas son carnívoras y cazadoras.

Se pegan a sus presas gracias a tres afiladas mandíbulas

en forma de Y, llena de microscópicos dientes.

Para que la presa no detecte su mordedura,

segregan una sustancia analgésica.

Acumulan la sangre en la cavidad digestiva,

que puede aumentar hasta seis veces de tamaño.

Gracias a las bacterias que contiene su intestino,

la sangre no se estropea.

En la antigua Grecia ya se usaban sanguijuelas

como tratamiento a algunas enfermedades.

En la Edad Media, se aplicaban como remedio a las varices,

a los hematomas, a la hipertensión e incluso a las hemorroides,

y solo la nobleza tenía derecho a usarlas.

De hecho, el cirujano vallisoletano del siglo XVI,

Dionisio Dasa Chacón, afirmó que su uso

podría haber salvado de la muerte al mismísimo Juan de Austria.

"Este remedio de las sanguijuelas

es muy mejor y más seguro que el de rajar

ni abrir las almorranas con lanceta,

que alguna vez es causa de repentina muerte.

Tal cosa acaeció al Serenísimo Juan de Austria,

el cual, después de tantas victorias,

vino a morir miserablemente a manos de médicos y cirujanos".

(Música)

Actualmente, las sanguijuelas todavía se utilizan

para el tratamiento de algunas enfermedades

en las que es necesario reactivar el flujo sanguíneo

en una zona determinada de la piel.

(Continúa la música)

Tienen distintos sistemas de desplazamiento.

Por un lado, pueden nadar

gracias a rápidas ondulaciones del cuerpo.

En cambio, en tierra, se sujetan con la ventosa anterior

y luego, arrastran el resto del cuerpo.

Y como los caracoles, son hermafroditas.

Otro habitante singular que podemos encontrar

cerca de las aguas del río es el mirlo acuático.

Aunque es una especie más habitual en los ríos de alta montaña,

las aguas limpias de esta zona parecen gustarle.

Realiza vuelos cortos entre piedra y piedra.

Cuando se posa, suele mostrarse inquieto.

Sin embargo, bajo el agua demuestra todas sus habilidades.

El mirlo acuático es capaz de nadar, bucear, e incluso,

caminar por el fondo.

Baja la cabeza, de modo que así, la corriente lo mantiene sumergido

mientras busca presas debajo de las piedras.

Habitualmente sus inmersiones no suelen durar más de cinco segundos,

aunque puede aguantar hasta medio minuto bajo el agua.

Su alimento preferido son las larvas de insectos.

(Música)

El Eume llega al fin de su curso en Pontedeume,

a pocos kilómetros del fantástico bosque que hemos descubierto hoy,

sus aguas se mezclan con las del Atlántico.

Este río es fuente de vida para una variedad increíble

de plantas y animales que encuentran en sus meandros

todo aquello que necesitan para su supervivencia.

(Música)

¡Qué animal! - Fragas do Eume (A Coruña)

28:07 31 mar 2018

¡Qué animal! recorre esta semana el parque natural de las Fragas do Eume, en A Coruña, el bosque atlántico costero más importante de Europa. Sus 9.000 hectáreas se conservan en un estado casi virgen, y albergan especies endémicas como el caracol de Quimper o la salamandra rabilarga. Además, el medallista olímpico ciego Enhamed Enhamed nos demostrará si puede orientarse como los murciélagos.

Histórico de emisiones:
04/06/2017

¡Qué animal! recorre esta semana el parque natural de las Fragas do Eume, en A Coruña, el bosque atlántico costero más importante de Europa. Sus 9.000 hectáreas se conservan en un estado casi virgen, y albergan especies endémicas como el caracol de Quimper o la salamandra rabilarga. Además, el medallista olímpico ciego Enhamed Enhamed nos demostrará si puede orientarse como los murciélagos.

Histórico de emisiones:
04/06/2017

ver más sobre "¡Qué animal! - Fragas do Eume (A Coruña) " ver menos sobre "¡Qué animal! - Fragas do Eume (A Coruña) "

Los últimos 105 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 2:31 26 dic 2020 Pensemos en alternativas para reducir nuestro consumo de plástico: ¿Os imagináis una botella de agua que en lugar de contaminar incluso se pudiese beber? ¡Vamos a preparar envases de agua biodegradables y comestibles! Evelyn necesitará agua potable, alginato de sodio, - que es un azúcar que se obtiene de las algas -, y lactato de sodio, - una sal de origen vegetal -, disuelto en agua. Y un poco de colorante alimentario para darle un toque de color.

  • 2:27 26 dic 2020 'Qué Animal!' a Elsa Jiménez, directora de la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, CRAM. Conoce de primera mano las amenazas que sufren tortugas o cetáceos porque hasta su centro llegan estos animales con síntomas de asfixia o con miembros amputados por los plásticos. A la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, llegan tortugas como esta, a la que están curando. Han rescatado y liberado a más de 600 tortugas marinas y asistido a cientos de delfines y ballenas varados...Esta fundación es una referencia en Europa en cuanto a la recuperación de estas especies.

  • Marinos

    Marinos

    28:10 26 dic 2020

    28:10 26 dic 2020 El capítulo está dedicado a las especies que viven en los fondos marinos y hace una reflexión: el abuso de los plásticos está transformando los océanos. Las tortugas, por ejemplo, sufren sus consecuencias.

  • 6:48 23 dic 2020 ¡Qué animal! habla con los geomicrobiólogos Cristina Escudero y Ricardo Amils, del Centro de Astrobiología INTA-CSIC

  • 2:28 23 dic 2020 Los osos de agua son unos pequeños invertebrados descubiertos en 1773 y se han convertido en un organismo modelo para la astrobiología. Pueden resistir temperaturas tan extremadamente bajas porque en su organismo contiene sustancias anticongelantes, como el glicerol y la trehalosa. El nitrógeno líquido está a unos 200 grados bajo cero, mucho menos fría que la temperatura que soportaron en el espacio exterior los tardígrados, también llamados osos de agua, durante el experimento de la agencia espacial europea. Si sumergimos una rosa en nitrógeno líquido vemos como en pocos segundos, toda el agua de las células de la rosa se habrá congelado. Aunque su aspecto no cambia, tiene tantos cristales de hielo que se deshace en añicos.

  • Vida extrema

    Vida extrema

    28:20 19 dic 2020

    28:20 19 dic 2020 Programa de divulgación científica que repasará las curiosidades de la naturaleza y fauna de la península y las islas a través de sus hábitats.

  • 1:18 12 dic 2020 ¡Qué Animal! entrevista al biólogo Miguel Pérez Enciso, que ha formado parte de un equipo internacional de investigadores que ha secuenciado el genoma del cerdo y el de varios jabalíes de China y Europa. En la investigación han participado más de 40 instituciones y 150 científicos de 12 países. Enciso nos explica qué implicaciones tendrá el estudio en biomedicina y por qué el cerdo no le hace ascos a nada. Es investigador en la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y da clases en la Universidad Autónoma de Barcelona y en el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG).

  • 2:39 12 dic 2020 Evelyn Segura, bióloga y presentadora del programa, nos explica este principio con la ayuda de un botijo. ¿Cómo puede enfriar el agua estando a pleno sol? La clave está en la evaporación del agua en su superficie.

  • Domésticos, parte 2

    Domésticos, parte 2

    28:15 12 dic 2020

    28:15 12 dic 2020 La domesticación ha sido una de las revoluciones más importantes de la historia de la humanidad. Las especies domésticas nos han proporcionado comida y compañía. También nos han permitido elaborar tejidos para protegernos del frío y conquistar territorios.

  • 1:34 05 dic 2020 En nuestra sección del experimento veremos cómo este gas es más ligero que el aire y también cómo libera calor ¡en la mano de nuestra presentadora!

  • 4:02 05 dic 2020 ¡Qué Animal! entrevista al prestigioso biólogo e investigador Miguel Pérez Enciso para saber en qué consiste el síndrome de la domesticación. Enciso es uno de los mejores conocedores de este tema en España. Es investigador en la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y da clases en la Universidad Autónoma de Barcelona y en el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG).

  • Domésticos. Parte 1

    Domésticos. Parte 1

    28:26 05 dic 2020

    28:26 05 dic 2020 ¡Qué animal! desvela lo que nunca nos contaron de los animales domesticados.

  • 5:47 28 nov 2020 ¡Qué Animal! entrevista a Berta Caballero, la conservadora de la colección de artrópodos del Museu de Ciències Naturals de Barcelona. Caballero ha realizado estudios sobre las redes tróficas de artrópodos en distintos ecosistemas mediterráneos. Nos explica que en la naturaleza existen animales parásitos que obtienen un beneficio de otro individuo, el “huésped”. Son relaciones desiguales en las que el parásito amplía su capacidad de supervivencia, y el huésped o no saca nada, o pierde parte de su capacidad.

  • Aprovechados

    Aprovechados

    26:01 28 nov 2020

    26:01 28 nov 2020 ¿Para qué gastar energía en buscar alimento o cuidar a la prole si alguien lo puede hacer por nosotros? En la naturaleza existen animales parásitos (a los que llamaremos "aprovechados" en este capítulo) que obtienen un beneficio de otro individuo (al que llamamos "huésped"). Son relaciones desiguales en el que el parásito amplía su capacidad de supervivencia y el huésped o no saca nada o pierde parte de su capacidad.

  • 5:21 21 nov 2020 ¡Qué Animal! entrevista a Ana Bermejo, bióloga y responsable del programa Migra de la Sociedad Española de Ornitología. Desde aquí dirige el Área de Estudio y Seguimiento de Avifauna. Bermejo nos desvela, entre otras cuestiones, la increíble gesta del charrán ártico. Es un ave de apenas 100 gramos, que realiza anualmente un viaje de más de 70.000 kilómetros, la migración más larga del mundo animal. Es la misma distancia que ir y volver de Madrid a Pequín… ¡4 veces!

  • Viajeros

    Viajeros

    28:05 21 nov 2020

    28:05 21 nov 2020 El Estrecho de Gibraltar es una zona de paso de muchas especies migratorias. ¡Qué animal! os propone un viaje por Cadiz, para descubrir cómo y por qué viajan los animales.

  • 4:03 14 nov 2020 ¡Qué Animal! entrevista a la investigadora y bióloga marina Laura Miralles. En 2016 lideró un estudio para la Universidad de Oviedo en que se halló la primera prueba mundial de hibridación entre dos especies de calderones, el común y el tropical. El estudio se desarrolló mediante el análisis del ADN de un diente de calderón recogido en la costa norte peninsular.

  • ¡Qué animal! - Sexo

    ¡Qué animal! - Sexo

    28:25 14 nov 2020

    28:25 14 nov 2020 La evolución inventó el sexo y resultó la forma más exitosa de reproducción en la naturaleza. Pero no se limitó al cortejo, la cópula y la descendencia. Inventó mucho más: masturbación, orgasmo, cambio de sexo, placer, harenes, homosexualidad. En este capítulo conocemos algo de la riqueza, la complejidad y el misterio de la sexualidad en el reino animal.

  • 2:44 07 nov 2020 Esta semana en ¡Qué Animal! descubrimos cómo funcionan las corrientes de agua fría y caliente en el mar, y por qué las temperaturas marinas pueden cambiar tan bruscamente según la profundidad. Así podremos comprender cómo algunas especies de atún, como el rojo, consiguen mantener su calor corporal pese al cambio de temperatura del exterior

  • 5:27 07 nov 2020 Qué Animal entrevista a Albert Martínez, director del Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña. Entre otras cosas, nos desvelará por qué algunos animales de sangre fría pueden pasarse varias semanas sin comer.

Mostrando 1 de 6 Ver más