Pueblo de Dios La 2

Pueblo de Dios

Domingo a las 11.30 horas

Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5856930
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Los rostros visibles de Dios - ver ahora
Transcripción completa

En plena expansión comercial terrestre y marítima

una epidemia llamaba a las puertas de la Europa medieval.

La poblada y vital ciudad de Córdoba,

puente de unión entre las dos mitades de Andalucía.

Se encomendó a su custodio y guardián San Rafael,

para que alejara de las murallas, la temida peste bubónica,

enfermedad que estaba acabando con un tercio de la población

del viejo continente.

Siglos después, la historia ha querido

que otra pandemia mundial gobierne hoy en cada esquina,

en cada calle y plaza, en cada conversación y hogar.

Un virus que ha puesto de manifiesto nuestra fragilidad

y que ha reabierto heridas sin sanar de una sociedad empeñada

en el valor de lo útil de lo inmediato y tangible.

El Papa Francisco repite mucho una idea

y es que vivimos en una gran globalización de la indiferencia.

Yo creo que hemos dado un paso más, incluso

no solo vivimos una gran globalización de la indiferencia,

sino que descartamos todo lo que parece que no sirve.

Eso se ve en la vida diaria,

descartamos a los mayores, descartamos a los jóvenes,

a todos los que parece

que no están en lo más activo de la vida,

los que parece que no sirve para nada.

Descartamos las personas que sufren algún tipo de discapacidad.

Y descartamos, cómo no,

a las personas que sufren vulnerabilidad, pobreza, exclusión.

Es una de las grandes pobrezas que vivimos socialmente.

Una de las grandes enfermedades sociales que tenemos.

Es ahí el lugar donde adquiere sentido el ser y el hacer

de Cáritas Diocesana de Córdoba,

en el convencimiento de luchar contra la cultura del olvidado,

del descartado.

Una ingente labor para unir puentes

que viajen desde la exclusión, a la inclusión

del abandono, al encuentro

del hacer visible lo que parece invisible.

Muchas veces en las instituciones, otro tipo de instituciones

se pueden perder en lo burocrático y en estas cosas

y es muy importante

el partir siempre de la persona, de su situación,

saber escuchar,

saber meterse en su piel,

saber sentir lo que están sintiendo ellos, su sufrimiento.

(Música)

Cáritas Diocesana de Córdoba no atiende, acompaña.

El centro neurálgico de todos los proyectos y servicios

que lleva a cabo la institución de la Iglesia

en la ciudad de las tres culturas radica en la persona.

A través de ella se acoge y acompaña

en sus diferentes procesos vitales,

cubriendo también sus necesidades primordiales.

Nosotros hacemos mucho hincapié,

e incluso también se lo transmitimos

a todos los voluntarios que nos acompañan,

que no se puede quedar la noche en hemos atendido a 54

¿54 qué?

54 personas,

cada persona es diferente con una vida con un mundo.

Y entonces tenemos que ir

y dedicarnos exclusivamente a esa persona

y centrarnos en las necesidades que nos plantean día a día.

(Música)

Fernando Serrano es responsable del dispositivo

de atención nocturna

conocida en la ciudad como UVI social

desde hace 14 años.

Uno menos que el tiempo que lleva en funcionamiento,

la que Fernando denomina ruta dinámica.

Una marcha que abarca literalmente, cada rincón, calle o callejuela

de los barrios de Córdoba.

Aquí no se olvida a nadie.

La pandemia ha venido afectando a las personas,

porque se han visto desamparadas muchas veces

por los pocos recursos que ellos pudieran tener.

Se le han ido cerrando provincias, se le han ido cerrando municipios

y la movilidad del colectivo, que es muy específico,

pues se ha acabado.

Se han quedado encerrados en una ciudad

que no les ofrecía ningún recurso específico.

Y ese número móvil de personas

se ha ido aumentando durante estos meses.

Se traduce en más persona en calle, más personas que atendemos

más personas con más necesidades que intentamos nosotros solventar.

Y ahí estamos intentando dar lo que podemos.

(Música)

Desde las cocinas de la casa de acogida "Madre del redentor",

preparan lo necesario

para las personas que se encuentran durmiendo en la calle.

(Música)

En la actualidad casi un centenar.

¿Por dónde empezamos hoy Fernando?

Yo creo que lo mejor es que vayamos primero aquí

a las antiguas casetas del recinto ferial

que hay dos chicos magrebíes viviendo allí.

Cuántas personas estamos atendiendo

desde la última vez que vine han aumentado, ¿no?

La semana pasada atendimos creo que en total

fueron ciento dos o ciento tres personas

-¡Madre mía!

sumando los que están en el recurso en los hostales

y hasta que termine el toque de queda.

Debido a la pandemia, desde Cáritas España avisan

de la llegada de una crisis económica y social a nuestro país.

La organización cifra en medio millón de personas,

las que han recurrido a ella por primera vez,

mientras que 825.000 se encuentran en situación

de pobreza severa.

Celia voluntaria de Cáritas Córdoba

decidió hace años invertir su tiempo

en acompañar a las personas sin hogar de su ciudad,

a través de la ruta solidaria.

Quizá, la gente ve que tu inviertes, que tú das tiempo.

Pero al final recibes mucho más.

Recibes mucho más de la gente de tus compañeros,

de bueno, de las cosas, de las historias que te cuentan

Y luego, evidentemente la satisfacción

de poder darle un poquito de felicidad

o una ayuda mínima a otra persona,

que a lo mejor para ti es mínima,

pero para otra persona es una ayuda enorme.

Ahora mismo, ¿dónde te estás quedando aquí dentro?

-Llevo aquí veinte años. -Llevas ya ahí mucho tiempo.

-Sí. Y sin luz, sin agua.

Ahora mismo tengo que hacer la comida con leña.

¿Cómo lo haces?

Porque Óscar, con ese muchacho va a ir al río a coger leña.

Sobre todo lo que más te llevas a casa es

que a lo mejor vienes para acá con un montón de cosas en la cabeza

de tus problema y, bueno, te vas pensando:

Vaya tontería, que tenemos en la cabeza día a día

y que son insignificantes

comparado con todos los problemas que ves luego en la calle.

Ya no solo económico, evidentemente, sino sociales,

de su entorno, y te hace apreciar muchísimo más

Todo con lo que tú cuentas.

La pandemia social y económica también ha agravado

la situación de los sin hogar.

-Buenas. -Hola qué tal.

¿Cuál es tu nombre, amigo? -Como siempre, ¿no te acuerdas?

No me acuerdo de ti, tío. Mousa qué

Prefiero estar en una habitación que estar en la calle.

Mousa, ¿qué más de apellido?

En el mes de diciembre de 2020, 324 personas de Córdoba capital,

se encontraba durmiendo en la calle.

64, más que el año anterior.

Estas personas muchas veces más que lo que necesitan es

no ser invisibles durante un ratito en el día,

porque estamos acostumbrados, desgraciadamente,

a ver mucha gente en la calle y pasamos andando y ni las miramos

ni siquiera nos hemos dado cuenta de que están ahí.

Y al final, lo que muchas veces necesitan

es que les des un ratito de conversación

de poder explicarte cualquier cosa,

cualquier problema o simplemente hablar de...

igual que hablas con un amigo de política o de cualquier cosa.

Hablar con ellos también y no sentirse invisibles.

Os quiero, ¿vale?

Gracias. -Gracias a ti corazón.

(Música)

Soy José María Higueras, estoy durmiendo en la calle.

Pasando mucha fatiga, gracias a la Cáritas y a la Cruz Roja

que no están dando un apoyo suficiente, bastante hacen.

Cuando viene Cáritas, pues me siento un poquito aliviado. ¿Por qué?

Porque ya sé que tengo un bocadillo,

si no es el bocadillo, por lo menos, algo calentito me dan.

(Música)

Feriante de profesión, José María duerme en la acera

desde que comenzó la crisis sanitaria del coronavirus.

Por primera vez en su vida, tiene que enfrentarse

a los monstruos de la noche.

Peligros reales que no dan tregua ni permiten descansar.

(Música)

Aprende uno toda la maldad del mundo.

En la calle aprendes toda la maldad del mundo.

Yo soy feriante desde que estoy aquí, en Córdoba,

pues me he arruinado la vida.

No que me lo hayan quitado no se dice quitado,

me ha faltado el seguro y me han retirado el coche

que era mi casa.

Estando en la calle, pues me han robado

estando en la pensión, pues me han robado,

Entonces, yo me siento más seguro ahora, en el sitio que estoy

que en cualquier lado.

Muchas veces lo resolvemos bebiendo.

Otros lo resuelven fumando.

Pero que las penas no se quitan ni bebiendo ni fumando,

las penas siguen siempre.

(Música)

La brecha social y económica se palpa también

en la ciudad andaluza.

Según cifras de Cáritas Córdoba

en 2020 la entidad atendió a 40.000 personas

a través de sus distintos programas.

Una ayuda directa a 14.000 familias.

(Música)

A las afueras de Córdoba, junto al río Guadalquivir.

La tradición sitúa la aparición de la Virgen de la Fuensanta

y el manantial con poderes curativos.

Es ahí donde se encuentra su imagen, con aire de elegancia, sencilla,

coronada y con el Niño Jesús en sus brazos.

(Música)

El barrio que luce con orgullo el nombre de su Virgen

y patrona de la ciudad, atraviesa hoy tiempos de bruma.

Una delicada realidad social y económica

que se adueña del ambiente.

Este es un barrio muy particular de Córdoba,

es un barrio con solera.

De clase media obrera,

que tuvo una época muy complicada por el consumo

vamos, por tráfico de droga y demás durante mucho tiempo.

Ahora mismo, la situación está más estabilizada.

(Música)

Sí es verdad que es una de las zonas en las que más castiga

la problemática que existe hoy en día, el paro,

sobre todo de la falta de empleo

y la falta de recursos económicos,

hace que en una situación de una clase media baja,

pues evidentemente se vea afectada.

(Música)

Con motivo del Año Jubilar del 2000

la diócesis de Córdoba construyó la casa de acogida Madre del Redentor

Un centro de atención a personas sin hogar.

Con 40 camas disponibles

Los alojamientos son de media y larga estancia,

atendiendo las necesidades de higiene y comida,

sin olvidar la atención psicosocial de los que allí viven.

Uno de los valores fundamentales que aplicamos es

el modelo de acción social de Cáritas,

que no deja de ser otro que la acogida

como corazón que acoge a todas las personas

con las necesidades que tenga

y acompañando a los procesos vitales que la persona necesite

para conseguir su plena inclusión.

Nosotros estamos plenamente convencidos,

yo estoy plenamente convencido que acercarte a una persona

en un momento determinado

que se encuentre en una situación complicada

Puede iniciar perfectamente un camino de recuperación

si la persona cree en él.

No es sólo la pasión lo que mueve a María.

Las ganas de cambiar las cosas, de cambiar el mundo

hizo que hiciera de su oficio

como trabajadora social en la casa de acogida

su verdadera vocación.

La realidad de las personas sin hogar, es que

es que es verdad que estar en esas situaciones de vida

sí hay muchos momentos en los que

realmente para la sociedad son invisibles

y el poder acompañar a las personas

que puedan ir en busca del sitio donde tener voz,

donde poder luchar por sus derechos, tanto personales como sociales,

y el poder estar en un sitio

y poder facilitarles también ese espacio pues es realmente algo

que por supuesto que eso es lo que te motiva

o lo que te motiva a trabajar,

lo que te motiva a plantear las cosas desde otro punto de vista.

Fue precisamente en la casa de acogida, Madre del Redentor,

donde comenzó su andadura como voluntaria

de Cáritas Diocesana de Córdoba,

ayudando en el servicio de comedor del centro.

Cuando las cosas se ponen feas, pues en vez de buscar

que los derechos de las personas sigan yendo a más,

que las oportunidades sean más mejores para la personas,

pues nos encontramos en que vivimos en una sociedad

en la que poder acceder a un empleo digno,

poder acceder a una vivienda y poder tener una realidad

como la que tiene cualquier persona que lo necesita pues es difícil, ¿no?

(Música)

Y realmente pues lo miramos con un poquito de inquietud,

pero con mucha esperanza,

porque si es verdad que estamos rodeados de personas

con muchísima ganas de luchar por mejorar su vida.

Y cuando las personas quieren

y cuando las personas tienen cerca, a gente también que la quiere.

Yo creo que las cosas pueden cambiar

y nosotros si algo tenemos claro desde Cáritas,

es que trabajamos y luchamos por la justicia.

Y eso es lo que vamos a intentar conseguir, sea como sea, ¿no?

Le cuesta a quien le cueste.

(Música)

Soy de Colombia, de Cali.

Tengo mi familia allí

no tengo hijos, soy soltero

y mis estudios los realice allí.

Soy bachiller en mi país, soy bachiller.

Tras recibir amenazas de muerte, Ricardo tuvo que huir de Colombia

con la tristeza y preocupación que supuso para él

dejar a su madre y hermana.

Las bandas locales que operan con total impunidad en Cali

tratan de reclutar jóvenes

para el lucrativo negocio de la venta de droga,

obligando también a los adolescentes a cometer cualquier crimen

o delito que la organización decida.

Claro, si no lo haces, tienes dos opciones

Si no lo haces te vas o te mueres.

Tres opciones te metes, te vas o te mueres.

Me hicieron varios atentados para que me metiera y dije que no,

que no, que no.

Incluso me pegaron un tiro en un píe.

Y a mi familia yo le propuse que me quería ir

y ellos me apoyaron.

Al llegar a Madrid,

Ricardo estuvo acogido por unos compatriotas.

Consiguió un empleo en la capital,

pero no le pagaron ni un euro por su trabajo realizado.

Fue en ese tiempo cuando solicitó la petición de asilo.

(Música)

Tras seis meses de espera lo rechazaron y quedó indocumentado.

A lo que me niegan el asilo me quitan todas las ayudas

No tenía empleo.

Estaba viviendo en la casa de una señora muy buena persona

que me ayudo, incluso me trajo aquí a Cáritas.

Y se llama Marta ella.

(Música)

Ya llevo aquí dos, tres meses creo

Y hasta ahora el trato maravilloso.

Muy agradecido con todos, porque

la verdad si no fuera así.

Nunca nunca me he visto en la calle.

La verdad, nunca me he visto en la calle.

Y pensé cuando me negaron el asilo me iba a tocar,

yo ya de verdad

Pensé que me iba a tocar vivir debajo de un puente o no sé.

En Córdoba, Ricardo está lejos de su familia.

Y aunque la angustia le ocupe a veces los pensamientos,

una nueva familia le abriga de esperanza.

Ricardo se está preparando para el examen de la ESO.

Siempre agradecido.

Nunca desfallecer porque no puedo, no puedo la verdad.

Si decaigo va a ser peor, mi salud, todo,

entonces creo que pensar solamente en lo bueno

y lo bueno que viene para mí.

(Música)

Cáritas es la Iglesia que sale al encuentro del hombre

y al encuentro del más desfavorecido

del último, del descartado, del que nadie quiere

del que nadie escucha.

(Música)

Uno de los puntos importantes, no es simplemente la acogida

que es clave, sino también el acompañamiento,

la integración de esa persona que vaya paulatinamente,

recuperando su dignidad.

Esa dignidad que todo ser humano tiene por el hecho de ser humano

y en cuanto a cristiano, por ser hijo de Dios, ¿no?

(Música)

Cáritas es la acogida

y la acogida integral.

Buena prueba de ello es el proyecto Hogar San Lucas.

Hola. -Hola, qué tal, cómo estás.

Son muchas las familias migrantes en Córdoba,

en situación de vulnerabilidad, sin coberturas sociales

ni medios económicos.

Me comentó una compañera que estuvisteis el otro día en el taller

Sí, para la búsqueda de empleo.

El proyecto consiste en darle una cobertura. Vale

una cobertura a las familias

que no tienen alternativa habitacional,

familias solicitantes de protección internacional

y que no tienen opción a acceder a otros recursos.

Intentamos facilitarles una vivienda

y durante este tiempo, que la familia se sienta acompañada

en todo los aspectos más básicos de su día a día.

Desde este proyecto, Cáritas cubre las necesidades

de luz, agua, ropa, alimentación

y la escolarización de los menores a cargo.

También incentiva a los adultos para que realicen cursos de formación

mientras regularizan su situación legal en España.

Así, en un futuro, logren quizás un empleo

y puedan marcar ellos su propio rumbo.

José Ignacio acaba de terminar un curso de cocina.

Él, desde el primer momento, lo que quería era

traerse a su familia

y poder con ellos iniciar una vida juntos,

ya que la situación en su país era bastante complicada,

allí no podían estar.

(Música)

Somos parte de su familia.

Ellos han encontrado en nosotros ese apoyo que necesitaban

porque aquí no tenía a nadie cuando llegaron aquí a España.

Y ya os digo aquí van a estar

hasta el tiempo en que ellos puedan por sus propios medios

salir adelante.

Yo soy administrador agropecuario.

Soy profesional en el ámbito agropecuario en Colombia.

Yo cuidaba a una finca en Colombia, la cual

Colombia está invadido de guerrilla.

La cual llegaba mucha gente del conflicto armado allá

Y vivían muy muy como pendientes del niño.

Entonces llegaban armados.

Llegaban a la finca, se llevaban una vaca, se llevaban 20 gallinas,

se llevaban peces, se llevan muchos animales, pero

tú no les puede decir no, porque son tipos armados,

a lo cual tú respondes

y lo primero que te van es a pegar un tiro.

Raptan niños para convertirlos a la guerrilla.

Obviamente, yo no quería que eso lo viviera a mi hijo,

porque yo estudié, mi esposa estudió.

Uno como padre quiere que sus hijos estudien

y sean a alguien en la vida..

Durante 6 largos años la guerrilla vio crecer a Juan Esteban

hijo de José Ignacio y Diana.

Días antes del secuestro,

la familia al completo se refugió en Bogotá, capital de Colombia.

En condiciones infrahumanas

Los cuatro se ocultaron durante semanas.

En una habitación vivíamos los cuatro encerrados.

No salíamos. No salíamos por el miedo, porque...

siempre ha,

siempre ha llevado el miedo por delante, siempre siempre.

Volver a contar lo que hemos vivido es...

Con su familia aún en la habitación

y confinados por el pánico de ser descubiertos por la guerrilla,

José Ignacio logró entrar en España

para buscar una salida a la situación.

Yo soy más optimista.

Por eso, yo soy muy fuerte

y yo digo sí vamos a salir

si salimos de allá, por qué no vamos a poder hacerlo aquí.

Sí mira. -No oigo.

Ah, no tiene volumen.

Cuando vamos con el niño para el colegio

que siempre vamos por el puente romano, es increíble,

Como yo le digo esto parece un cuadro.

Cuando vas caminando por ahí

y yo le digo a mi mamá muchas veces que me llama

Es increíble que estemos aquí y que estemos bien.

(Música)

Lo que yo siempre le he dicho a Juan Esteban.

Nosotros salimos mucho a montar en bicicleta.

Él puede salir libre por todas partes,

que no le van a robar la bicicleta, que no lo van a tumbar.

Él puede ir a la tienda las veces que quiera

"papi ya vengo que voy a la tienda" sin ningún miedo.

(Música)

Nuestra ilusión.

(Música)

Sin la caridad la Iglesia no puede existir.

Cáritas actúa desde una dimensión de acción social, pero también

desde una dimensión mística, con un compromiso moral.

Es la ternura y la cercanía al rostro olvidado.

Al rostro desahuciado.

Al rostro descartado.

Cáritas es donde se vuelve a hacer visible

lo que nunca debió ser invisible.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Los rostros visibles de Dios

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Pueblo de Dios - Los rostros visibles de Dios

18 abr 2021

Cáritas Diocesana de Córdoba trabaja contra la cultura del olvidado, del descartado. Una labor para unir puentes que viajen desde la exclusión a la inclusión, del abandono al encuentro.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Los rostros visibles de Dios" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Los rostros visibles de Dios"
Clips

Los últimos 570 programas de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios