Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5617743 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Tambor de resonancia en Centroáfrica - ver ahora
Transcripción completa

En el mismo corazón de África, vive, comparte, camina,

desde hace 40 años, monseñor Juan José Aguirre,

obispo en la diócesis de Bangassou.

Este Comboniano se entrega con esperanza a la misión

y obra como tambor de resonancia de su pueblo,

la República Centroafricana.

La verdad es que yo llegué a Centroáfrica hace 40 años.

Y Centroáfrica ha cambiado mucho,

hace 40 años yo llegué a una misión

que estábamos a 7 días de coche del primer teléfono,

del primer médico, del primer dentista en plena selva,

envuelto en millones de metros cúbicos de verde,

y allí pues había una tolerancia muy grande,

entre todos los que convivíamos en aquella selva,

musulmanes y no musulmanes sobre todo ¿no?

Según Naciones Unidas, la República Centroafricana

es el segundo país más pobre del mundo,

solo por detrás de Níger,

también en el continente africano.

La violencia y el enfrentamiento social y religioso

forman parte de la vida cotidiana del país,

en una escalada de terror que parece no terminar nunca.

Monseñor Aguirre tenía 20 años cuando dejó su Córdoba natal

y los estudios de Medicina que estaba cursando,

para entregar su vida a la misión.

El religiosa resiste a las tribulaciones que se le presentan,

en este bello polvorín africano,

comprendiendo que es su vocación misionera y el mandato del Señor,

lo que le ha llevado a permanecer en Centroáfrica tanto tiempo.

A pesar de ser tierra de riqueza natural,

con recursos como diamantes, oro y uranio,

los conflictos internos y un gobierno débil

han provocado que este sea uno de los países más peligrosos del mundo.

Pero sobre todo en 2013 llegó la guerra civil,

llegó un grupo de milicianos que no eran centroafricanos,

de corte yihadista llamado Seleka

que entraron e invadieron Centroáfrica

y nos pisotearon, fue un auténtico calvario.

Un calvario que viven civiles inocentes

en un fuego cruzado entre los yihadistas radicales de Seleka

y el grupo de autodefensa cristiano anti-balaka.

A pesar de que en febrero de 2019 el gobierno centroafricano

y 14 de los grupos armados que operan en el país,

firmaran un acuerdo de paz.

Nos robaron lo que teníamos y todavía están allí.

En aquellos momentos llegó el papa,

y con la llegada del papa fue como una especia de paréntesis,

en donde pudimos un poco saborear cómo personas de un bando y de otro,

pues se volvían a encontrar y a escucharse

y a hablar y a dialogar.

La paz sin amor, sin amistad, sin tolerancia, sin perdón,

no es posible.

Cada uno de nosotros debe hacer algo.

El eco de estas palabras resonó con fuerza en la voz del papa Francisco,

durante su visita a Bangui, capital centroafricana

y uno de los puntos calientes de la violencia

entre milicias cristianas y musulmanes radicales.

(Habla en italiano).

El papa fue a la mezquita y luego se subió en el papa móvil

que era una Toyota con un trapo rojo encima

y cómo el papa pues espontáneamente vio salir al imán de la mezquita,

y le hizo así con la mano ¿no?

y el imán salió y no sabía qué hacer

y el papa insistió, vente,

y se subió en el mismo papa móvil, 300 metros estuvieron juntos,

en aquella avenida, una parte eran musulmanes

y la otra parte no musulmanes y no se hablaban en dos años,

ya incluso había disparos si se pasaban de una parte a otra

y fue pasar el coche del papa, ¡boom!

los dos se juntaron y fue impresionante ver

como en esa avenida se juntaban las partes y hubo comunicación.

Ese es un ejemplo del fruto que causó la visita del santo padre

allí a Centroáfrica, una gran alegría para todos,

musulmanes y no musulmanes.

Ese júbilo compartido por el pueblo,

se vio ensombrecido de nuevo por actos de violencia

que han ocasionado un éxodo forzado de miles de centroafricanos.

Hoy estamos intentando por todos los medios que haya comités de diálogo,

mirad que nosotros vivimos ahora mismo...

en Centroáfrica hay 14 señores de la guerra

que están comiéndose el país con patatas

y están vendiendo el país a trozos a compañías multinacionales

de China, de Rusia, de Yugoslavia,

del país del Golfo, de los petrodólares, americanas,

y esto pues está creando una gran inseguridad.

Hemos vivido situaciones donde tantos inmigrantes, tantos inmigrantes,

650.000 de Centroáfrica, han tenido que salir a países limítrofes

y han entrado en países limítrofes sin papeles, sin concertinas,

sin policías, sin nada, han entrado huyendo de la guerra simplemente ¿no?

Y hay otros 550.000 personas que son emigrantes desplazados internos,

que han tenido que huir de zonas de guerra a sitios más seguros

y en Centroáfrica tenemos un grupo de desplazados,

doce campos desde que abrimos la diócesis,

en Bangassou hay cuatro.

A pesar de que un campo de desplazados

es una periferia en estado puro, como afirma el papa Francisco,

monseñor Aguirre

y el resto de sacerdotes que lo acompañan en la misión,

dedican su labor pastoral al cuidado del hermano,

tendiendo la mano a cualquier pobre de Dios.

Y en Centroáfrica, en Bangassou, donde yo vivo,

tenemos un campo de desplazados a 100 metros de donde yo vivo

y que es todavía la misión que es el seminario menor

y allí encontramos un grupo de 2.000 musulmanes

que en un cierto momento de la historia en 2017,

los quisieron matar.

No musulmanes católicos y protestantes sobre todo

se organizaron para matar a todos los musulmanes de Bangassou,

a cortarles el cuello, ¿no?

Los arrinconaron a todos en la mezquita

y a un cierto momento empezaron a disparar

150 francotiradores tirando, tirando contra la mezquita,

contra las puertas y ventanas y era horrible.

Cuando nos avisaron, yo estaba en la misa,

nos fuimos corriendo para allá, nos pusimos las sotanas blancas

y con varios de mis curas nos fuimos allá a hablar a los francotiradores

de dejar esa situación, de dejar de tirar y...

nada, estaban completamente volados,

habían fumado droga, muchos de ellos y estaban enfurecidos tirando.

Entonces lo que hicimos fue ponernos en la mezquita como escudos humanos,

nos pusimos delante con las manos así, diciendo, no tiréis,

las leyes de la guerra no os permiten tirar contra mujeres y niños,

dejadlo.

Las balas nos pasaban rozando y mis curas estaban muertos de miedo

y yo también ¿no?

pero estuvimos 3 días allí, 3 días.

Yo entraba en la mezquita sacando cadáveres

para que no tuvieran que vivir una noche muertos y vivos juntos

y 3 días estuvimos allí,

hasta que finalmente llegaron

unos soldados portugueses profesionales

que echaron a los francotiradores

y finalmente sacaron a los musulmanes.

Los portugueses preguntaron a los musulmanes, ¿dónde os llevamos?

no podemos dejaros aquí

y ellos dijeron: queremos ir a la misión católica.

Entonces me preguntaron a mí:

monseñor que quieren ir a la misión católica,

y yo tuve que decidir con mis curas en medio minuto,

si acogerlos o no acogerlos.

Y como el buen samaritano que sin mirar su credo ni raza

recoge al apaleado en el desierto y lo monta en su cabalgadura,

así socorrió y acogió la misión católica de Bangassou,

a los musulmanes refugiados en la mezquita.

Liberamos el seminario y llegaron 2.000 personas como un tsunami,

invadieron completamente todo,

los padres formadores

no habían tenido tiempo de arreglar sus habitaciones,

lo han perdido todo,

perdieron sus ordenadores, sus ropas, sus armarios, todo.

Sabíamos a lo que nos exponíamos, eran nuestros hermanos,

tenían necesidad de nosotros y los acogimos.

A pesar de la pacificación de 2015,

la realidad en este corazón de África,

es que sigue desangrándose

por los miles de inocentes que huyen con lo puesto

a países vecinos del continente subsahariano.

El 3% de la inmigración africana quiere venir a Europa.

El 97% de inmigración africana, se queda en África,

pasa de un país a otro y hay países como por ejemplo Uganda,

que en los últimos años ha acogido a dos millones de sursudaneses

que viven una guerra fratricida

y han pasado las fronteras, sobre todo mujeres y niños,

y están en el norte de Uganda y están allí,

campamentos desplazados,

hay muchas congregaciones, salesianos, dominicos,

que están ocupándose de ello ¿no?

Entones es gente que ha huido por situaciones de guerra brutal.

Debido al enfrentamiento entre distintas facciones,

la llegada de víveres a Centroáfrica es cada vez más difícil

y está provocando un alarmante problema de desnutrición,

afectando de manera especial a los niños.

En Centroáfrica, 2 de cada 3 menores necesitan ayuda humanitaria.

Hay algunos que estando cerca del Sahel,

intentan atravesar el desierto,

que es una aventura enorme.

Los que están luchando en el norte de Nigeria,

contra el Boko Haram, que son unos pirados,

completamente pirados,

islamistas radicales ignorantes del Islam, ¿no?

Y aprovecho para hacer un paréntesis para decir

que en el mundo hay millones de musulmanes moderados

que viven y conocen el Islam y quieren vivirlo con moderación.

Algunos tienen que vivir una experiencia horrible en el desierto,

sobre todo mujeres,

son aquellas que las bloquean en los pasos fronterizos en el desierto,

en Tamanrasset, la guardia aduanera de Argelia,

y dejan pasar a los otros y ellas se quedan allí

durante dos meses, tres meses, siendo violadas sistemáticamente

y luego las venden como prostitutas,

las llevan a Libia, por ejemplo, y ahí las venden.

Las venden en los mercados.

Los supervivientes de esta dramática experiencia,

sufrida principalmente en Libia,

relatan como son hacinados en jaulas, como animales

y obligados a trabajar sin descanso.

Semanas y semanas de angustia, donde sobrevivir es su única misión.

Se calcula que la mitad de las mujeres

que han sido víctimas de estas mafias,

han sufrido algún tipo de violencia sexual.

Según Naciones Unidas, en la actualidad hay

entre 700.000 y un millón de inmigrantes en el país libio.

En un reportaje realizado por la cadena norteamericana CNN,

se muestra el horror, a través de una pequeña pantalla de móvil.

En fila, un grupo de jóvenes africanos

son obligados a formar parte de una abyecta subasta de comercio humano.

El precio que se paga por estos jóvenes

que han huido de los horrores de su país,

oscila entre los 100 y los 500 euros.

Las mafias pagan un alto precio por los hombres sanos

y cualquiera que tenga algún oficio o profesión cualificada,

sin importar que la muerte sea el último destino

para muchos de los inmigrantes.

Cuando finalmente llegan a Tánger,

tienen que pasar 12 barreras de las mafias,

y entonces ya se han olvidado del desierto

y de los miles de cadáveres que hay en el desierto.

Y han llegado finalmente a las mafias y logran encontrar dinero o venderse

para llegar a la playa.

Cuando llegan a la playa, ya han pasado otro capítulo,

que es el de los muros, las concertinas y los militares ¿no?

Los que consiguen llegar hasta las costas que miran a Europa,

aún tienen una larga y peligrosa travesía marítima,

hasta alcanzar el sueño europeo, dejando atrás su pueblo,

pero esperanzados en encontrar esa tierra prometida.

Pero la realidad es que el sueño se ensombrece

y se hace cada día más difícil e inalcanzable,

debido a las condiciones extremas que sufren

a lo largo del trayecto.

Aunque los datos oficiales apuntan

a que fueron 110.000 inmigrantes y refugiados

los que llegaron a Europa, a través del Mediterráneo el año pasado,

es imposible cuantificar o medir el sufrimiento vivido.

Especialmente los menores,

más vulnerables a las gélidas temperaturas del mar.

Además de las extorsiones y vejaciones ya padecidas,

las personas que llegan hasta nuestras costas,

se enfrentan después a la incertidumbre de saber

si podrán quedarse en Europa o de lo contrario,

empezar de nuevo una vida siempre en eterna partida.

Estos pobres en el espíritu, estos pobres de Dios,

estas pobres mujeres, han logrado llegar a la playa,

y empieza otro capítulo, el del Mediterráneo,

y en el Mediterráneo ya en 2019 ha habido más de 920 muertos

solo en este año.

(Campanadas).

Como monseñor Aguirre, hoy son más de 1.500 los Misioneros Combonianos

que con sus vidas testimonian el evangelio de Jesús

por todo el mundo.

Actualmente hay 94 Misioneros Combonianos españoles

de los cuales, 32 trabajan en España

y el resto, en diversos países.

África es su pasión

y lo demuestran en su deseo por transmitir a la sociedad española

ese fervor por los abandonados y por la misión,

más allá de cualquier frontera.

Por esa razón los religiosos llegan y habitan en los lugares donde

ni los medios de comunicación, ni algunas organizaciones, llegan.

Sitios donde tratan de ser la voz de los sin voz.

Empapándose con humildad de las tradiciones de los pueblos,

por muy diferentes o variopintas que sean.

Además de la región de Bangassou,

los Combonianos se han mantenido en otros lugares de África,

como República Democrática del Congo

o Togo,

donde llevan a cabo distintos proyectos sociales y pastorales,

en función de las necesidades del lugar y el momento.

La relación fraterna y alegre para con los demás,

forma parte del día a día de la misión.

Siempre fieles al carisma de su fundador Daniel Comboni,

en actitud de colaboración y diálogo con otras culturas y religiones,

en el corazón del mundo negro.

El católico, acostumbrado a juzgar las cosas

con la luz que viene de lo alto, miró a África

no a través del miserable prisma de los intereses humanos,

sino al puro rayo de su fé.

Y descubrió allí una mirada infinita de hermanos,

de una misma familia,

por tener con ellos, un padre común en el cielo.

Las palabras de San Daniel Comboni,

fundador de los Misioneros Combonianos,

palpitan en monseñor Aguirre, tambor de resonancia de su pueblo,

como el mismo Sagrado Corazón de Jesús,

siempre velando por los pueblos negros de África Central.

La televisión y la prensa nos vende miedo,

y muchas veces nos venden miedo hablando de inmigrantes

que no son inmigrantes, que son pobres,

los pobres de Dios que quieren una vida mejor.

Hay que tener una espiritualidad, que el Señor nos de discernimiento

para hacer gestos, para tener gestos que os comprometan,

que comportan un cierto riesgo

pero en cierto momento, tender la mano al hermano.

No tenemos derecho, no tengo derecho a ser feliz a solas,

a mirar mi propio ombligo.

Subtitulación realizada por: Ana M Gil Fdez-Marcote.

Pueblo de Dios - Tambor de resonancia en Centroáfrica

21:16 05 jul 2020

Monseñor Juan José Aguirre, obispo en la diócesis de Bangassou, vive, comparte y camina desde hace 40 años en el mismo corazón de África.

Monseñor Juan José Aguirre, obispo en la diócesis de Bangassou, vive, comparte y camina desde hace 40 años en el mismo corazón de África.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Tambor de resonancia en Centroáfrica" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Tambor de resonancia en Centroáfrica"

Los últimos 553 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 27:47 26 jul 2020 La Comunidad de Sant´Egidio Madrid ha mantenido sus puertas abiertas durante el confinamiento producido por la COVID-19. Una respuesta solidaria, en primera línea, con los amigos de la calle y con las familias más vulnerables, los nuevos prójimos en tiempos de coronavirus.

  • 24:59 19 jul 2020 La Casa del Sagrado Corazón es conocida en Málaga como el Cottolengo. Llevan más de 50 años ofreciendo acogida a personas sin un hogar al que acudir. La casa sigue abierta con la "nueva normalidad", gracias a la Providencia y sin ser ajena al paso de la COVID-19.

  • De Kerala a Sawan

    De Kerala a Sawan

    27:49 12 jul 2020

    27:49 12 jul 2020 En los años 60, los hermanos de San Juan de Dios llegaron a la India. Conocemos su obra hospitalaria y seguimos rumbo por Asia para descubrir la labor escolar de los maristas en Líbano, la atención de Manos Unidas con las recolectoras camboyanas, y la razón de la casa la Salle, en el internado tailandés de Nakhon Sawan  

  • 21:16 05 jul 2020 Monseñor Juan José Aguirre, obispo en la diócesis de Bangassou, vive, comparte y camina desde hace 40 años en el mismo corazón de África.

  • Colichet en positivo

    Colichet en positivo

    23:52 28 jun 2020

    23:52 28 jun 2020 En Colichet llevan más de 25 años acogiendo a personas con VIH-SIDA gracias a la colaboración entre Cáritas Diocesana de Málaga y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. 

  • 25:23 31 may 2020 Reportaje sobre la figura de los capellanes castrenses en las Fuerzas Armadas y en los Cuerpos de Seguridad del Estado español. Histórico de emisiones: 23/04/2017

  • Hijos de una fe prohibida

    Hijos de una fe prohibida

    27:24 17 may 2020

    27:24 17 may 2020 La Fundación Pontificia AIN (Ayuda a la Iglesia Necesitada) apoya a la minoría cristiana de Albania. Durante los 45 años de dictadura comunista los cristianos fueron ejecutados, encarcelados o detenidos por creer en Dios. Pese a todo, muchos mantuvieron su fe en la clandestinidad. Histórico de emisiones: 27/12/2015

  • 27:04 10 may 2020 Recorremos tres proyectos apoyados por Manos Unidas a lo largo del río Mekong. Luchan contra el tráfico y explotación sexual, atienden a personas con sida y bebés seropositivos y han abierto diez guarderías en barrios marginales. Hsitórico de emisiones: 26/04/2015

  • Llamados a la misión

    Llamados a la misión

    25:44 03 may 2020

    25:44 03 may 2020 Los misioneros están repartidos por todos los rincones del mundo. Trece mil de ellos son españoles. Hombres y mujeres que dejaron su tierra, respondieron a la llamada de la misión y protagonizan una aventura que es digna de ser conocida para poderla apreciar. Histórico de emisiones: 06/12/2015

  • Historias de Benin

    Historias de Benin

    24:11 26 abr 2020

    24:11 26 abr 2020 Manigri, en la región de la Donga, al norte de Benin, es el principal centro musulmán del país. Hace poco mas de cinco años que los misioneros combonianos abrieron aquí una Misión. Un español y dos togoleses forman la comunidad misionera. Histórico de emisiones: 12/07/2015

  • La fábrica de sueños

    La fábrica de sueños

    25:48 19 abr 2020

    25:48 19 abr 2020 En Camboya, el obispo Kike Figaredo ha bierto una fábrica textil, un internado, un taller de sillas de ruedas y 18 escuelas de primaria, dentro del proyecto "Educación para Pueblos Lejanos". Histórico de emisiones: 28/12/2014

  • 27:28 12 abr 2020 Acompañamos a Israel y Palestina a un grupo de peregrinos españoles guiados por el franciscano Teodoro Lopez,director del Centro de Tierra Santa en Madrid. Histórico de emisiones: 01/04/2018

  • 28:50 05 abr 2020 Jerusalén es una ciudad sagrada para las tres grandes religiones monoteístas. Acompañamos a un grupo de peregrinos para recorrer los lugares de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Histórico de emisiones: 07/04/2013

  • 24:40 29 mar 2020 Documentales y reportajes sobre la vocación misionera de la Iglesia.

  • 23:01 22 mar 2020 Los seminaristas madrileños Javier y Fernando comienzan a 'misionar en parroquia' para convertirse en los sacerdotes del mañana.

  • En el sur de India

    En el sur de India

    27:09 22 mar 2020

    27:09 22 mar 2020 La diócesis de Kanjirapally, en Kerala, es la primera que acogió a los hermanos de San Juan de Dios. Ellos han puesto en marcha grandes obras sanitarias, sociales y educativas.  

  • 26:26 15 mar 2020 Los primeros hermanos Maristas llegaron a Bolivia desde España hace más de 60 años para iniciar una labor educadora y evangelizadora que dura hasta nuestros días. En este programa hacemos un recorrido por la historia de la congregación en el país andino, empezando en Roboré y terminando en el Alto de la Paz.

  • Mujeres Unidas

    Mujeres Unidas

    24:52 08 mar 2020

    24:52 08 mar 2020 Manos Unidas desarrolla en el departamento salvadoreño de Sonsonate iniciativas de autoempleo y capacitación para luchar contra los abusos, prevenir la violencia machista y defender los derechos de las mujeres. Histórico de emisiones: 10/02/2019

  • 29:28 01 mar 2020 Viajamos con Obras Misionales Pontificias por el norte de Chile para mostrar la labor de tres sacerdotes valencianos en sus distintas parroquias de misión en la diócesis copiapina. Son misioneros reincidentes, enviados temporalmente por su diócesis de origen a través de la OCSHA.

  • 24:33 23 feb 2020 Los Dominicos llevan más de 500 años viviendo 'la experiencia de misión'. Desde las oficinas centrales de Selvas Amazónicas en Madrid, orientan, ayudan a las misiones, y sensibilizan a la sociedad española en defensa de los derechos humanos de los indígenas y de los colectivos más empobrecidos de América Latina.

Mostrando 1 de 28 Ver más