Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5611147 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Colichet en positivo - ver ahora
Transcripción completa

"La casa de acogida Colichet se ubica en Churriana,

muy cerca del aeropuerto de Málaga,

un antiguo cortijo andaluz reconvertido en hogar

para personas con VIH sida,

a pocos kilómetros del centro de la capital malagueña.

Colichet surgió a comienzos de los años 90 del siglo pasado

para dar una solución a los enfermos de sida

que salían del hospital

sin medios ni familia que les acogieran."

Surge por la necesidad,

porque es del tiempo en que el VPH era un terror,

era el tiempo de la heroína

y de la gente que se infectaba con la jeringuilla

y que no se sabía realmente lo que era, lo que era el VIH.

Aquí, concretamente,

un grupo de médicos de Carlos Haya

llamó a la puerta de la iglesia de alguna manera para pedir ayuda

para los enfermos que salían del hospital y no tenían solución.

No tenían cura.

Por lo menos que tuviera un sitio donde pasar sus últimos días

y donde morir,

porque muchos morían debajo un puente

o morían sentados en un banco o cosas así.

"En la finca Colichet llevan más de 25 años

acogiendo a personas con VIH sida.

Aquí encuentran una verdadera familia

para poder mirar el futuro en positivo.

Un hogar que nació gracias a la colaboración

entre Cáritas Diocesana de Málaga

y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl."

Pedimos que hubiera otra entidad religiosa,

que nos apoyara para que no fuera solamente las Hijas de la Caridad

y entonces Cáritas Diocesana

fue la que participó

y juntos comenzamos esta labor en esta casa.

-Las Hijas de la Caridad están con nosotros

desde que salió la casa Colichet en Málaga.

Es una institución confederada con Cáritas Diocesana

y donde ellas fue llevan a San Vicente de Paúl

y Santa Luisa Amarilla, estando allí,

durmiendo y acompañando a los últimos de los últimos.

Como su carisma fundacional, dice.

"La Casa Colichet está destinada a personas que viven

con una situación avanzada del sida

y sin recursos familiares o sociales

para seguir el tratamiento y mejorar su calidad de vida.

Actualmente hay 13 residentes,

el máximo que pueden acoger y con lista de espera."

Y las plazas no se mueven,

no se mueven por, básicamente, por un motivo o por dos,

primordialmente, porque gracias a Dios,

ya no fallecen por la enfermedad.

Los tratamientos han mejorado muchísimo,

con lo cual ellos...

Fallecen por otro tipo de enfermedades

o por la edad, ¿no?

Y otra,

porque la casa acoge a la persona que está más deteriorada,

tanto a nivel físico como a nivel social, por decir así.

Personas sin recursos que a lo mejor no tienen paga,

no tienen vivienda.

-¿Por qué vienen aquí?

No son, por tanto, no solamente por la estigmatización,

es que son personas con problemas sociales,

problemas familiares,

problemas de un ámbito más amplio del de la droga

desde las adicciones,

que se unen juntamente con el tema del VIH.

Y acaban no teniendo un lugar ni familiar

ni de otro tipo donde rehacer su vida

y donde rehacer su estado anímico y su estado de salud.

Y bueno, esta casa sí se creó con esa intención,

con esa finalidad,

y así se sigue manteniendo hasta ahora.

-Yo he sido marinero.

Me he pegado diez años embarcado.

"Fali es un marinero en tierra de Fuengirola

que aún sueña con el mar.

Su aspecto físico ha mejorado notablemente

desde que llegó a la casa Colichet hace cinco años."

Porque tenía una situación en mi casa

que no podía llevar, estaba enganchado.

Entonces, como estaba enganchado, con mi familia no me llevaba bien.

Y me tuve que ir a la calle,

y en la calle, acabé en la cárcel,

y de la cárcel acabé en fase terminal,

pesaba 42 kilos.

"Son personas que llegan muy deterioradas,

rotas en todos los aspectos de su vida.

En Colichet, la enfermería va más allá de la cura de heridas

o la administración de medicamentos."

Tienes que curar muchas cosas

para que la persona esté sana completamente.

Y hoy por hoy, nuestros chicos están sanos.

De hecho, yo creo que los habéis visto

lleno de vitalidad, alegría, de ganas de hacer cosas bien.

-Mi situación vital es que estoy muy bien.

Y con mi familia lo llevo también muy bien,

que la tenía olvidada.

Lo tenía olvidado por el asunto de la droga.

"Las Hijas de la Caridad están presentes

en Colichet desde sus orígenes.

Son expertas en remendar vidas dañadas.

Siempre fieles a su compromiso

de tener gran cuidado del servicio de los pobres.

Sor Juana es médico,

estuvo como misionera en Marruecos

y fue la primera directora de Colichet."

Hemos ido pasando distintas hermanas por aquí.

Es verdad que la más antigua y la que ha permanecido he sido yo

porque me han dejado aquí, pues aquí estoy. ¿Qué voy a hacer?

"La comunidad está formada por tres religiosas:

Sor Juana, Sor Carmen y Sor Remedios

sirven a todos y para todo con alegre sencillez."

La verdad es que en principio era una cosa

que ahora lo ves y dices: "Qué atrevidos fuimos,

¿cómo nos atrevimos a empezar algo que entonces nadie sabía siquiera

lo que era el sida más que una enfermedad

con una fiebre muy alta y que la gente se moría?".

Prácticamente, eso es lo que sabíamos.

Yo en principio había oído hablar de ello,

pero había oído hablar y dije:

"Yo nunca me metería a tratar esa enfermedad.

¿Qué voy a tratar si no sabemos de qué va?".

Pero bueno, luego la comunidad, la caridad lo propuso

y yo dije: "Bueno, podría participar con otras personas

y podríamos intentar darle una respuesta a las necesidades

que se vayan presentando".

Creo que fui muy atrevida,

pero lo hicimos, mira, y me alegro mucho de haberlo hecho.

"El centro de hoy, lleno de luz y de alegría,

nada tiene que ver con los comienzos,

cuando la enfermedad acababa con ellos en muy poco tiempo."

La perspectiva de Colichet ha cambiado muchísimo

gracias a que ha cambiado mucho desde entonces,

que no se sabía qué germen era

el que producía aquellas fiebres tan altas

y aquella diarrea y aquella manera de morir sin remedio

y sin tratamiento;

hasta ahora, cuando ya no hablamos de enfermedad del sida,

hablamos de persona con VIH.

Pues como otra persona con diabetes,

otra persona con hipertensión, es decir,

personas que ya no se contagian cuando la carga viral es tan baja,

tan baja, que ya no,

ya no hay suficiente cantidad de gérmenes en sangre,

entonces no hay contagio.

"El cuidado y la higiene son fundamentales,

pero hay que sumar también el cariño sanador

de las Hijas de la Caridad,

de los trabajadores y de los voluntarios de Colichet."

Aquí muy bien porque aquí me dan mucho cariño, mucha higiene,

me tratan muy bien, y están muy pendientes de mí,

que si la vista me falla me llevan y me regulan la vista.

Están, vamos, la higiene, la cama, el dormitorio, todo muy bien.

"Juan Luis Heredia pesa ahora más de 80 kilos.

Llegó con un ictus cerebral.

En estos seis años que lleva en la casa

ha mejorado mucho física y mentalmente."

Entonces llega en silla de ruedas

y la verdad que en sillas de rueda con un peso de 45 kilos

y los huesos salidos, ahora peso 82,

los huesos de la ceja salidos, la cara chupada para dentro.

Pero claro, aquí han hecho un milagro conmigo.

Digo milagro conmigo porque me han sacado de la silla de ruedas

y ya ven, yo verme andando otra vez, pues eso para mí ha sido muy grande.

"Aquí ha descubierto el tratamiento contra el VIH sida.

Desconocía la posibilidad de que una medicación

pudiera mejorar su calidad de vida."

Hola, buenos días. -Buenos días...

Vamos a aprovechar el día, como siempre.

Ten en cuenta que son dos días.

"Antes tomaban hasta 20 pastillas diarias.

Ahora, con la aparición de la triple medicación,

han logrado que con una sola toma tengan mejores resultados."

Llevando tratamiento adecuadamente no llega a infectar a nadie

y entonces, claro, yo eso también lo digo

para que no tengan tanto miedo,

porque la saliva y eso no se pega,

ni en el contacto de la mano, ni nada.

No le diga a una persona que tiene VIH que es un enfermo.

No es un enfermo, es una persona que, como otros,

tiene un trastorno, una infección por un virus.

Como el que tiene una diabetes o tiene una hipertensión,

o tiene otra cosa de otro tipo.

Y un cuadro que no es "Las Meninas", muy famoso de Velázquez.

"Vicky Moyano es voluntaria

de Cáritas Diocesana de Málaga desde hace 20 años,

colabora cuando puede en Colichet en Pozo Dulce.

Su motivación vital siempre ha estado cerca

de los más necesitados y excluidos."

Era una ciudad muy prospera...

Bueno,

no es tan importante lo que yo haga con ello como el estar con ellos.

Ellos me aprecian y yo los aprecio a ellos muchísimo

y ya está, con normalidad.

Somos como un poco familia.

"Vicky está jubilada.

Antes era profesora de secundaria y ahora se atreve a enseñar

ante un auditorio atento y agradecido."

Empecé a venir a ver cómo era esto y claro,

cuando ya los conocí

ya he seguido viniendo

porque es imposible no venir después de conocerlos.

Porque son una gente muy especial.

Son una persona que tienen sus problemas,

pero que se ayudan mutuamente mucho

y luego sobre todo porque son personas que están aquí,

que tienen su problemática cada uno, que lo llevan lo mejor que pueden,

pero que no tienen una autonomía total.

Entonces, al no tener esa autonomía,

cualquier persona que nos desplacemos aquí

y estemos con ellos un rato,

pues yo creo que les ayuda mucho a seguir adelante.

"Como el barro en manos del alfarero

Dios moldea y obra en ellos.

Una vida nueva acompasada con una enfermedad crónica

y aún desconocida para muchos."

Aquí ha habido personas que se han infectado de su esposo

o de su esposa

a través de relaciones sexuales fuera del matrimonio

o que lo tenían antes de haber contraído matrimonio.

Entonces son personas muy rotas por eso, ¿no?

Porque sí es cierto que provocan un estigma social muy grande

y se sienten señalados con el dedo.

Tienes cáncer y "pobrecito, tiene cáncer".

Tienes sida

y "¿qué habrá hecho este para tener lo que tiene?".

-La estigmatización social yo creo que no ha desaparecido.

Todavía hay una gran parte de población que dice:

"Uy, ¿qué estáis con enfermos de sida?".

Y hay que decirles: "Para para para,

el enfermo de sida no son los enfermos que eran".

Manolo es la persona que lleva más tiempo en la casa.

Él ingresa en el año 1999,

ha superado cantidad de enfermedades desde que está aquí,

pero yo creo que es la persona con más fuerza para superarla.

Todas ellas.

"El terror al contagio del VIH parece haber desaparecido

entre las generaciones más jóvenes.

El 85% de los nuevos casos se diagnostican en varones

que rondan entre los 25 y los 40 años de edad."

En el hospital tuvimos una charla en torno al día del sida.

Normalmente siempre se hacen actividades

y los médicos de infecciosos del Hospital de Málaga nos decían

que las consultas suyas estaban llenas de universitarios.

Yo creo que no somos conscientes del problema que realmente existe.

Es decir, sí ha habido mucha relajación

en cuanto al tema de la prevención.

El sida ha pasado a un segundo plano.

Tuvo su boom en los años 80-90,

unas campañas buenísimas de prevención.

-Y hoy ha cambiado tanto

que quizás la juventud se ha echado a dormir y ha dicho:

"Hay un tratamiento muy bueno.

Los tratamientos son altamente eficaces

y cuando ya se hace el tratamiento bien,

pues no hay peligro ni de contagio siquiera,

o sea que no es para tanto".

-Yo vivía en la calle.

Yo estaba tirado en la calle y mi situación era muy desagradable,

porque dormía en la calle.

La verdad es que la cabeza la tenía muy perdida

porque bebía mucho y me drogaba mucho

y tenía un montón de problemas en mi vida

que no tenía yo ideas claras para nada,

las ideas claras las tengo ahora.

"Isa era una trotamundos.

Su paso por Colichet la ha transformado.

Llegó sin ganas de vivir y sin ilusión,

pero con la ayuda y el apoyo de los trabajadores

y voluntarios de Colichet.

Se ha convertido en una mujer nueva,

motivada y llena de esperanza."

Me estoy conociendo a mí misma.

Estoy viviendo cosas que no he vivido,

haciendo cosas que no he hecho nunca y entonces pues la verdad

que veo un montón de valores en mí que no veía.

-Isabel es una de las personas que yo he notado más el cambio

a nivel de crecimiento personal.

Es una persona que se ha tomado muy en serio el mirar su pasado,

el empezar a sanar heridas y es una mujer con mucha motivación.

-Y mi sueño es tener una vida independiente.

De momento estoy en esta casa, estoy muy feliz,

muy contenta y muy a gusto.

Pero si algún día tuviera que decidir,

pues un trabajito o un sitio estable

donde poder vivir una vida normal.

-No te dicen: "Quiero hablar contigo".

Pero evidentemente, cuando tenemos una sesión de terapia individual,

al final me dicen: "Cuánto me alegro de haber pasado este rato contigo".

Y es la necesidad que todos tenemos y ellos también de podernos parar,

de encontrar un espacio seguro donde nos sentamos,

donde nadie nos moleste

y donde ellos puedan contar lo que quieran.

-Y se siente feliz de verme siempre.

"Qué guapa estabas, qué cambio",

y todo eso a mí la verdad es que me llena.

De verte tan mal a verme ahora

que hasta yo me veo guapa cuando nunca me vi guapa,

ni siquiera tenía dientes.

Porque a mí esta casa me ha dado la oportunidad

de ponerme los dientes.

"La casa de acogida tiene una publicación.

La familia Colichet.

Es una ventana al mundo para que sus familiares

y seres queridos conozcan, en primera persona,

sus sentimientos más profundos."

Sirve de una manera también para soltar sus emociones,

sus proyectos, sus sueños, lo que ellos quieran contar.

Al final, es un poco más terapéutico de lo que creemos.

"Poco tiempo después de nuestra visita a Colichet

llegó el COVID-19 y el comienzo de una nueva normalidad.

Cáritas Diocesana de Málaga y las Hijas de la Caridad

tomaron la decisión de confinar a los usuarios

antes de que comenzara el estado de alarma.

A los usuarios que tenían fiebres leves

les aislaron para evitar males mayores.

Porque son inmunodeprimidos

y hay que extremar todas las precauciones.

A pesar de superar los 80 años cada una,

de las tres religiosas han redoblado la caridad

y el cuidado de los chicos durante el confinamiento.

Porque son personas de riesgo que cumplen

con el acercamiento social y espiritual.

Los voluntarios que no podían acudir a la casa de acogida

se dedicaban a confeccionar mascarillas

y animarles desde sus casas.

Porque la vida sigue y lo que nunca han confinado

es su alegría y su confianza."

Estamos en el bar de Colichet.

Esto va por nuestros voluntarios de los viernes.

Que sepan que estamos siguiendo la misma rutina de siempre,

pero que los echamos mucho de menos.

-No nos vamos a dar la mano, por lo del coronavirus,

ni daremos la comunión a nadie en la boca, lo haremos en la mano,

según nos indican,

pero que el abrazo no es la mano, es del corazón.

Ahora mismo, yo, uno por uno,

os estoy dando un abrazo con mi corazón,

nos los damos todos.

Que la paz de Jesús esté con todos nosotros.

Santificado sea tu nombre.

Venga a nosotros tu reino.

Hágase tu voluntad.

Líbranos, Señor, de todos los males.

"Por Colichet han pasado más de 300 personas

en estas tres últimas décadas.

El paso por esta casa de acogida de Cáritas Diocesana de Málaga

hace bien a cualquiera que venga, y no solo físicamente."

Yo creo en Dios como el ciego, el ciego cree en el sol,

no porque lo vea, sino porque lo siente.

A mí me pasa igual.

Yo creo en Dios porque lo siento.

Dios está vivo, él no está muerto...

-Yo aquí he nacido de nuevo porque yo llegué aquí muerta.

Muerta en el sentido tanto físicamente como espiritual,

espiritualmente, como psicológicamente.

No estaba totalmente muerta.

-La Casa Colichet es un hogar donde se respira desde que entra,

pues el cariño y la acogida a quienes se sienten solos,

a quienes por su enfermedad ha sido estigmatizados

y a quienes no tienen que decir:

"Tengo a alguien, soy alguien para alguien"

o "Cuento para alguien".

-Yo he descubierto aquí muchas cosas que antes no sabía.

Ahora me hago unos jarrones muy bonitos,

unas muñecas muy bonitas.

Y claro, y aparte que el jardín tengo yo un día a la semana

que lo riego.

Entonces yo al hacer todas esas cosas,

me siento útil porque como yo estaba en silla de ruedas,

muy delgado, con el brazo mal, la pierna mal, a cómo me veo ahora,

La verdad que me siento útil, y al sentirme útil,

me siento alegre, feliz.

-Sueño mucho en la mar. En la mar sueño mucho.

Me gustan mucho los barcos.

Pienso hacer algún día, pienso hacer algún crucero.

Es mi meta, allí vamos, mi meta.

Hacer un crucero.

"En la finca Colichet llevan casi 30 años

acogiendo y sacando lo mejor,

lo positivo, de todas las personas con VIH sida

que pasan por Churriana.

Un auténtico hogar libre de miedos.

Gracias a los voluntarios y trabajadores

de Cáritas Diocesana de Málaga

y al testimonio impagable

de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl.

Lo mejor de cada casa."

(Música)

Pueblo de Dios - Colichet en positivo

23:52 28 jun 2020

En Colichet llevan más de 25 años acogiendo a personas con VIH-SIDA gracias a la colaboración entre Cáritas Diocesana de Málaga y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. 

En Colichet llevan más de 25 años acogiendo a personas con VIH-SIDA gracias a la colaboración entre Cáritas Diocesana de Málaga y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. 

ver más sobre "Pueblo de Dios - Colichet en positivo" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Colichet en positivo"

Los últimos 553 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 27:47 26 jul 2020 La Comunidad de Sant´Egidio Madrid ha mantenido sus puertas abiertas durante el confinamiento producido por la COVID-19. Una respuesta solidaria, en primera línea, con los amigos de la calle y con las familias más vulnerables, los nuevos prójimos en tiempos de coronavirus.

  • 24:59 19 jul 2020 La Casa del Sagrado Corazón es conocida en Málaga como el Cottolengo. Llevan más de 50 años ofreciendo acogida a personas sin un hogar al que acudir. La casa sigue abierta con la "nueva normalidad", gracias a la Providencia y sin ser ajena al paso de la COVID-19.

  • De Kerala a Sawan

    De Kerala a Sawan

    27:49 12 jul 2020

    27:49 12 jul 2020 En los años 60, los hermanos de San Juan de Dios llegaron a la India. Conocemos su obra hospitalaria y seguimos rumbo por Asia para descubrir la labor escolar de los maristas en Líbano, la atención de Manos Unidas con las recolectoras camboyanas, y la razón de la casa la Salle, en el internado tailandés de Nakhon Sawan  

  • 21:16 05 jul 2020 Monseñor Juan José Aguirre, obispo en la diócesis de Bangassou, vive, comparte y camina desde hace 40 años en el mismo corazón de África.

  • Colichet en positivo

    Colichet en positivo

    23:52 28 jun 2020

    23:52 28 jun 2020 En Colichet llevan más de 25 años acogiendo a personas con VIH-SIDA gracias a la colaboración entre Cáritas Diocesana de Málaga y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. 

  • 25:23 31 may 2020 Reportaje sobre la figura de los capellanes castrenses en las Fuerzas Armadas y en los Cuerpos de Seguridad del Estado español. Histórico de emisiones: 23/04/2017

  • Hijos de una fe prohibida

    Hijos de una fe prohibida

    27:24 17 may 2020

    27:24 17 may 2020 La Fundación Pontificia AIN (Ayuda a la Iglesia Necesitada) apoya a la minoría cristiana de Albania. Durante los 45 años de dictadura comunista los cristianos fueron ejecutados, encarcelados o detenidos por creer en Dios. Pese a todo, muchos mantuvieron su fe en la clandestinidad. Histórico de emisiones: 27/12/2015

  • 27:04 10 may 2020 Recorremos tres proyectos apoyados por Manos Unidas a lo largo del río Mekong. Luchan contra el tráfico y explotación sexual, atienden a personas con sida y bebés seropositivos y han abierto diez guarderías en barrios marginales. Hsitórico de emisiones: 26/04/2015

  • Llamados a la misión

    Llamados a la misión

    25:44 03 may 2020

    25:44 03 may 2020 Los misioneros están repartidos por todos los rincones del mundo. Trece mil de ellos son españoles. Hombres y mujeres que dejaron su tierra, respondieron a la llamada de la misión y protagonizan una aventura que es digna de ser conocida para poderla apreciar. Histórico de emisiones: 06/12/2015

  • Historias de Benin

    Historias de Benin

    24:11 26 abr 2020

    24:11 26 abr 2020 Manigri, en la región de la Donga, al norte de Benin, es el principal centro musulmán del país. Hace poco mas de cinco años que los misioneros combonianos abrieron aquí una Misión. Un español y dos togoleses forman la comunidad misionera. Histórico de emisiones: 12/07/2015

  • La fábrica de sueños

    La fábrica de sueños

    25:48 19 abr 2020

    25:48 19 abr 2020 En Camboya, el obispo Kike Figaredo ha bierto una fábrica textil, un internado, un taller de sillas de ruedas y 18 escuelas de primaria, dentro del proyecto "Educación para Pueblos Lejanos". Histórico de emisiones: 28/12/2014

  • 27:28 12 abr 2020 Acompañamos a Israel y Palestina a un grupo de peregrinos españoles guiados por el franciscano Teodoro Lopez,director del Centro de Tierra Santa en Madrid. Histórico de emisiones: 01/04/2018

  • 28:50 05 abr 2020 Jerusalén es una ciudad sagrada para las tres grandes religiones monoteístas. Acompañamos a un grupo de peregrinos para recorrer los lugares de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Histórico de emisiones: 07/04/2013

  • 24:40 29 mar 2020 Documentales y reportajes sobre la vocación misionera de la Iglesia.

  • 23:01 22 mar 2020 Los seminaristas madrileños Javier y Fernando comienzan a 'misionar en parroquia' para convertirse en los sacerdotes del mañana.

  • En el sur de India

    En el sur de India

    27:09 22 mar 2020

    27:09 22 mar 2020 La diócesis de Kanjirapally, en Kerala, es la primera que acogió a los hermanos de San Juan de Dios. Ellos han puesto en marcha grandes obras sanitarias, sociales y educativas.  

  • 26:26 15 mar 2020 Los primeros hermanos Maristas llegaron a Bolivia desde España hace más de 60 años para iniciar una labor educadora y evangelizadora que dura hasta nuestros días. En este programa hacemos un recorrido por la historia de la congregación en el país andino, empezando en Roboré y terminando en el Alto de la Paz.

  • Mujeres Unidas

    Mujeres Unidas

    24:52 08 mar 2020

    24:52 08 mar 2020 Manos Unidas desarrolla en el departamento salvadoreño de Sonsonate iniciativas de autoempleo y capacitación para luchar contra los abusos, prevenir la violencia machista y defender los derechos de las mujeres. Histórico de emisiones: 10/02/2019

  • 29:28 01 mar 2020 Viajamos con Obras Misionales Pontificias por el norte de Chile para mostrar la labor de tres sacerdotes valencianos en sus distintas parroquias de misión en la diócesis copiapina. Son misioneros reincidentes, enviados temporalmente por su diócesis de origen a través de la OCSHA.

  • 24:33 23 feb 2020 Los Dominicos llevan más de 500 años viviendo 'la experiencia de misión'. Desde las oficinas centrales de Selvas Amazónicas en Madrid, orientan, ayudan a las misiones, y sensibilizan a la sociedad española en defensa de los derechos humanos de los indígenas y de los colectivos más empobrecidos de América Latina.

Mostrando 1 de 28 Ver más