Pueblo de Dios La 2

Pueblo de Dios

Domingo a las 11.30 horas

Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5805843
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Patrimonio interior - ver ahora
Transcripción completa

A orillas del Duero

el gran río de Castilla y de Portugal

se encuentra en la ciudad de Zamora,

encrucijada de caminos en la Vía de la plata,

que respira aire medieval en sus calles,

murallas,

palacios

y templos.

Zamora tiene la mayor concentración de iglesias románicas de Europa,

la mayoría, conservadas en excelentes estado,

catorce se encuentran en el casco histórico

y veintitrés en todo el término municipal,

lo que atestigua el enorme esplendor

que alcanzó durante la Edad Media,

siendo el siglo XII

el período más importante de la capital zamorana.

En cada esquina del casco histórico medieval,

en cualquiera de sus barrios

incluso en las calles más comerciales

se encuentra alguno de los casi treinta elementos románicos

que han pervivido al paso de los años.

La diócesis de Zamora, tiene un gran corazón

que lejos de endurecerse,

sigue calentando y dando vida

a las frías piedras del arte románico,

que jalonan sus calles.

Entre esas piedras vivas que construye la iglesia en Zamora

se encuentran algunos de los proyectos que Caritas

desarrolla en toda su diócesis.

Programas que se han convertido

en caridad entre las piedras

para los más vulnerables

y para todas las personas que han perdido su empleo

y se han quedado con escasos recursos ,

por la crisis social y sanitaria

que ha provocado el coronavirus.

Caritas Diocesana de Zamora,

tiene programas de infancia para niños con escasos recursos.

Apoya a los mayores,

el colectivo más afectado durante la pandemia,

y se ocupa de la atención primaria, la acogida

y el acompañamiento a las personas sin hogar.

La provincia de Zamora tiene cerca de ciento cincuenta mil personas,

de las que catorce mil

fueron atendidas por Caritas durante el año 2020

Estas frías cifras,

reflejan la importancia que tiene la ONG de la Iglesia Católica,

en la labor de ayuda, sobre todo, al colectivo más vulnerable:

a los invisibles.

Son los grandes olvidados ,

las personas que viven en situación de exclusión social.

El colectivo de personas sin hogar, es uno de los colectivos

que viven en situaciones más difíciles y más de exclusión

y más también de abandono, en nuestra sociedad,

son invisibles, para mucha gente,

están en la calle y dices, pasamos,

y dices bueno, pues ahí está pero ni tan siquiera,

a veces comentan ellos, dicen, ya no es lo triste que no nos ayuden

sino qué nos ignoran ¿no?

Yo creo que eso es una realidad muy dura.

Y de esta realidad tan dura,

la de vivir en la calle y ayudar a los más vulnerables

se encargan en la Casa Betania,

que ejerce como nuevo hogar de acogida de Caritas en Zamora.

El Centro de Atención Integral

tienen veintinueve plazas destinadas a dar servicio a los más pobres.

Las personas que están en la calle

y que no tienen un hogar donde vivir.

Se atiende, a los últimos de los últimos

estamos hablando de las personas que no tienen donde vivir.

De hecho, cuando empezó la pandemia

se quedaron todas las personas que estaban aquí, en ese momento,

nosotros les ofrecimos,

tenemos que confinarnos,

si os vais, sabéis que os vais a la calle

y que nos os van a dejar de estar ni en la calle,

entonces se quedaron aquí.

Ahora también hay más personas que tienen miedo

a que vayan a otra ciudad a otra provincia

y no tengan posibilidades de recogerse en ningún sitio

y se quedan.

-El primer plato de la comida y de la cena,

y el segundo plato,

de la comida y de la cena.

-Buenos días, Sandra. -Hola, Epi.

Junto a la carpa guardan turno decenas de personas

en busca de una comida caliente.

Algunos son usuarios conocidos de Caritas.

Otros, han sido expulsados a la calle,

por las consecuencias económicas de la pandemia

y el fin, de los ahorros familiares.

La mayoría eran trabajadores que vivían de su salario.

Ahora, ocultan sus rostros, detrás de las mascarillas,

como rehenes de la pobreza, que acuden, a las colas del hambre.

Bueno... -Enteros.

-Enteros que no es poco, verdad hijo,

pero vienes muy fresco.

-Y en estos momentos, al menos, con realidades como esta de Zamora,

una de las causas fundamentales donde lleva la pobreza,

es la falta de empleo,

que lleva a la exclusión social,

que lleva a no tener una manera digna de vivir.

Y por eso, Caritas Zamora, hace tiempo hy más ahora mismo,

hemos apostado fuertemente por todo lo que tiene que ver con el empleo

y con el empleo, desde el ámbito también de la economía social,

para personas en exclusión y que tienen mucho más difícil

el acceso a un puesto de trabajo.

La nueva casa de acogida

ubicada en el antiguo convento de las siervas de María de Zamora,

tiene dos plantas para alojarse;

en la primera, están los transeúntes,

personas que acaban de llegar

y que pasan una cuarentena aislados

para evitar contagios por coronavirus.

Y en la segunda, están los que residen temporalmente

entre quince días y varios años

dependiendo de su situación personal.

Oye, ¿cómo estás? -Bien.

-Oye, la medicación te la subo ahora y tomamos la temperatura.

Ah, es solo por la noche, perfecto.

Escucha, si necesitas cualquier cosa nos lo dices, ¿vale?

Venga, Juanjo, adiós, aquí te dejo la comida.

Inmediatamente cuando llegan se le hace una entrevista personal,

para conocer su situación y,

se le ubica en una de las habitaciones disponibles.

A partir de ahí, esa persona no puede salir para nada.,

excepto para una urgencia.

Como hemos dicho antes,

el horario de las comidas, las medicaciones,

cualquier necesidad que tenga

nosotros estamos permanentemente en contacto con ellos,

incluso si hay que echar una parrafada con ellos

por algún problema que tengan

o por la simple necesidad de que no se sientan tantas horas tan solos,

nosotros estamos ahí presentes.

Para muchos españoles,

Caritas se ha convertido en un miembro más de sus familias.

Casette, que colabora como voluntaria

destaca que la realidad que estamos viviendo

nos llama a comprometernos, ayudando a los demás.

Cualquier persona puede ser voluntaria,

no hay ningún condicionante para ello

porque el fin es el altruismo.

Concretamente, en mi caso, fue también una necesidad

dado mi compromiso cristiano.

Lo más importante para mi es la actividad de darse,

que la considero muy gratificante.

Efrén se acercaba al comedor de Casa Betania,

antes del coronavirus.

Ahora es usuario de la cola de la carpa

y tiene una habitación alquilada en piso compartido.

Necesita la ayuda de alimentación,

que le proporciona Carita Diocesana de Zamora,

para llegar a fin de mes.

Ahora porque estamos recibiendo la comida fuera, pero antes,

iríamos al comedor, y por lo menos...

compartía uno con las personas que están ahí,

y se siente uno, que en realidad,

hay personas que están en la calle y,

y mucha gente nos las ve.

Y ahí es donde ve la humanidad de las personas o no.

Y la forma de las personas los monitores,

todas las personas que están encargadas, en centro,

se dan cuenta como tratan a las personas con el cariño,

con esa humildad,

y entonces son cosas qué,

media horita, una hora, pero, cambia el chip.

-Vengo a mediodía,

que ahora por el tema covid no lo dan en la carpa

y lo llevamos para casa,

y hasta el día siguiente.

A raíz del covid, sí la verdad es que ha cambiado mucho.

Mucho, mi vida porqué, sicológicamente me ha hundido.

Mi madre está en una residencia de Caritas, también,

y desde febrero casi que...

salió del hospital, que se rompió una cadera,

no la he vuelto a abrazar y a mi eso me está matando.

Me duele mucho que mi madre con todo lo que pasó,

que tenía que romper el carámbano para lavarnos los pañales,

que no la pueda besar, no la pueda abrazar

eso me está hundiendo.

Anás lleva cuatro meses en la casa de acogida,

está parado desde que apareció la pandemia.

Llegó a España como tantos marroquíes

jugándose la vida en una patera,

y ahora espera, que cuando todos estemos vacunados

su situación cambie y encuentre trabajo.

Yo quiero trabajar en cualquier cosa ¿sabes?

Soy un chico joven, tengo fuerza quiero trabajar en cualquier cosa:

vendimia, camarero...

cualquier cosa, una fábrica.

Tengo un diploma de construcción metálico.

Bonifacio acaba de llegar a Zamora desde Salamanca.

Las drogas le han llevado por una espiral de autodestrucción.

En Casa Betania,

con el apoyo de sus profesionales y su actitud

confía en superar sus adicciones y dejar el lado oscuro,

en el que ha estado instalado, durante muchos años.

Estaba en Salamanca, he estado un año en Salamanca,

allí recaí en las drogas por un cúmulo de circunstancias,

el año anterior estaba trabajando,

y recaí, estuve viviendo en la calle, un montón de meses

y yo sabía de este recurso, los llamé,

me dijeron que había habitaciones y me vine para aquí.

De hecho, yo he estado bien,

temporadas muy grandes he estado bien

lo único es que le he restado importancia al tema,

y recaí, pero se sale, se puede salir.

Y, se puede salir,

el primer empujón es lo que más te cuesta,

que es por lo que he acudido aquí a Caritas de Zamora.

En Zamora cuenta con diferentes programas de empleo,

basados en itinerarios individuales

y ciclo formativos con prácticas,

que busca mejorar el grado de empleabilidad de sus usuarios.

Son muchas las personas que han acudido a nosotros

a nuestro recurso.

Personas que ya habían estado anteriormente,

y habían encontrado un trabajo y de nuevo se han quedado en el paro,

y nuevas personas que han llegado pidiendo este tipo de ayuda.

Se han atendido más o menos unas setecientas sesenta personas

es el programa de empleo,

y si un 25 % de los trabajadores que han llegado hasta nuestro recurso

han logrado insertarse a nivel sociolaboral.

Víctor, me puedes decir por favor,

los módulos que estáis impartiendo en el módulo de frescos.

-Pues ahora mismo, Begoña tenemos iniciado el módulo de frutería,

con una participación excelente con los chicos

así como también los módulos de carnicería y charcutería,

de pescadería,

y el de, panadería y bollería.

La pandemia ha provocado una crisis económica y social

que ha afectado con mayor dureza

a provincias despobladas como Zamora,

donde el tejido industrial es limitado.

En esta provincia, el paro ha crecido de forma notable

lo que ha propiciado que trabajadores y familias

recurran a Caritas.

Ha habido una destrucción brutal del empleo

y de pequeños autónomos que han tenido que cerrar sus negocios etc.

y todo esto, les ha quedado en una situación de...

de tener aque acudir a Caritas a pedir.

Un ejemplo que muchas veces se entiende mejor,

una familia hace poco,

cuatro personas: dos niños y el matrimonio,

venía él, y me decía,

"yo he estado trabajando, cobraba mil y pico euros,

con ese dinero,

es fácil de entender,

puedes llegar a fin de mes muy ajustadito teniendo dos niños,

dice, pero evidentemente, cuando esto empezó, me han despedido,

yo no tenía ahorros,

el Erte famoso, todavía no ha llegado, entonces,

he aguantado quince días,

pero ahora mismo no tengo para dar de comer a mis hijos"

Con lo cual dices, este es un poco el perfil de mucha gente,

que ahora mismo está en la cuneta

y que se han aquedado fuera de este sistema que tenemos.

Los cursos de inserción sociolaboral de Caritas,

se han convertido en una puerta a la esperanza,

en estos tiempos convulsos.

Roselba dejó su trabajo de periodista, y su país, Venezuela

por la situación política.

Lleva en España cerca de tres años.

Se ha reciclado y tras realizar un curso de formación

ha encontrado trabajo.

Estuve trabajando en uno de los restaurantes

más conocidos aquí en Zamora.

Estuve por espacio de nueve meses,

y, la persona que me dio el curso aquí en Caritas,

me avisó de que también había una oportunidad,

para cambiar de espacio laboral y, me dijo que bueno,

que estaban buscando gente también en una cadena de supermercados

que está aquí, en Zamora,

y bueno, gracias a Dios ya tengo un año y dos meses.

-Yo llego a Caritas porque tenía un problema serio,

muy grave con el alcohol,

llevaba muchos años siendo alcohólico

e ingresé en el centro de rehabilitación alcohólica,

San Ramón, San Román, perdón.

Que es más conocido por el "chafaril".

Entonces allí, pues, dentro de las terapias

nos dieron un curso de formación

y, cuando salí no tenía trabajo

y vine a Caritas al proyecto, de búsqueda de empleo,

y por ahí empecé a buscar empleo y encontré empleo.

Estoy en una residencia en Toro,

de la tercera edad,

y llevo allí, pues desde primeros de año,

desde que empezó la pandemia más o menos.

El área de economía solidaria de Caritas Zamora,

cuenta con dos tiendas.

Una dedicada al Comercio Justo que promueve el consumo responsable.

Es decir, con un acto tan cotidiano como el consumir,

podemos ayudar a hacer un mundo más habitable,

sobre todo, para los más desfavorecidos.

Otro proyecto de economía solidaria,

es la tienda "Moda re",

que tiene como objetivo,

la generación de empleo social y sostenible,

la transparencia, el destino ético de las prendas

y el consumo responsable.

Hola, Zaray, buenos días. -¡Qué bonita, preciosa!

Dejamos la tienda, "El armario de la reina"

en pleno apogeo de gente,

en busca de ropa para abrigarse

ante un nuevo invierno, duro y frío,

comlo tantos ha visto pasar

el templo más significativo de la ciudad:

la catedral.

Estas piedras románicas están acostumbradas

a las gélidas temperaturas de estos lares.

Son piedras de fe,

piedras incrustadas en las iglesias, ermitas y templos,

que han acogido a lo largo de la historia a los hijos de Dios.

Zamora es la ciudad de Europa que conserva

el mayor número de iglesias románicas,

y sus templos reflejan, la caridad

y la belleza de su patrimonio.

A Zamora se le conoce,

y con toda la razón del mundo, como la ciudad del románico.

En Zamora tenemos la mayor concentración de arte románico,

de arquitectura románica en todo el mundo.

Son veintitrés iglesias,

alguna de ellas modificadas y alguna de ellas con restos,

pero de la época románica,

concretamente, del esplendor del Románico.

Porque el siglo XII en Zamora fue

el momento de esplendor de la ciudad.

La catedral,

declarada monumento nacional desde finales del siglo XIX,

se encuentra en la zona alta de la ciudad,

al final del casco antiguo,

y sobre una atalaya que permite tener una visión del río Duero

y los barrios bajos.

En la catedral de Zamora,

se observa que el Románico es un estilo internacional,

porque se aprecia la clara influencia francesa de las naves

y la construcción e influencia bizantina del cimborrio,

conocida, como Torre del Gallo.

En el interior, destaca el coro que está formado,

por un conjunto de sillería en dos niveles.

Tras una reja gótica del siglo XV,

se encuentran las sillas.,

Magníficamente talladas con el mejor gusto ojival,

acabadas al mismo tiempo que las rejas.

Tiene dos niveles: el nivel bajo y el nivel alto,

en el nivel bajo aparecen las misericordias,

que son los asientos de los canónigos,

donde aparecen escenas de la vida cotidiana,

incluso algunas obscenas y procaces.

Representan los pecados y los vicios del hombre.

En la sillería baja, en los respaldos aparecen los personajes

del Antiguo Testamento,

que hacen alusión a la futura venida del Mesías.

Cada uno de ellos con su cartela y el texto mesiánico.

Y finalmente, en la parte alta aparecen

Cristo con los apóstoles y los bienaventurados.

El trascoro es de la misma época de la fabricación del coro,

contiene un altar dedicado a todos los Santos,

con una tabla del primer cuarto del siglo XVI

de autor desconocido,

que representa a Cristo sentado en el trono,

en el momento de juzgar a los hombres.

El retablo mayor actual, es del siglo XVIII

proyectado por Ventura Rodríguez

y ejecutado por Juan Bautista Tammi y Andrés Berga,

con mármoles de colores, bronce dorado

y un relieve central,

que refleja la transfiguración de Jesús,

en el Monte Tabor.

En el templo catedralicio,

sobresale la capilla dedicada

a la veneración de San Bernardo.

Donde está el Cristo de las Injurias

Está considerado,

como uno de los mejores crucificados del Renacimiento español.

Tras atravesar el claustro,

llegamos al museo catedralicio,

donde se encuentra la Custodia procesional.

Está realizada en plata,

y sobredorada en 1515 por Pedro de Ávila.

El museo expone también parte de una magnífica colección

de tapices flamencos,

entre los que destaca, el de Tarquinio Prisco,

obra maestra tejida en Flandes, hacia 1475

y los de la Guerra de Troya,

confeccionados en el último tercio del siglo XV.

La iglesia de Santo Tomé,

actualmente es la sede del museo diocesano,

y alberga en su interior,

una importante exposición permanente

de notables obras religiosas

sobre el arte sacro Medieval y Renacentista

de la provincia de Zamora.

Destacan las figuras del Eccehomo

y la Virgen dolorosa de Pedro de Mena

o la Inmaculada de Gregorio Fernández.

La colección permanente del museo diocesano,

está formada por ciento treinta y cuatro piezas de escultura,

pintura, orfebrería y objeto pétreos.

En la calle Santa Clara de Zamora,

una de las más transitadas de la ciudad,

se encuentra la iglesia de Santiago del Burgo.

Es un templo de estilo Prerrománico,

que conserva junto a la catedral las tres naves originales.

Lo más significativo de la iglesia,

aparte de esas tres naves,

de la decoración que ya exige los patrones del románico europeo.

Además, de las tres portadas, que conserva íntegras

tienen también los rosetones originales

y la escasa decoración, también típica del románico zamorano

por la influencia de la moral cisterciense

se va concretar fundamentalmente tanto en portadas,

como en los capiteles de las ventanas

y también, lo más interesante, sin duda, en el interior,

en los capiteles, de las columnas adosadas

a los pilares cruciformes.

Zamora era una ciudad prodigiosa en la Edad Media,

su urbanismo es típicamente medieval.

Dejamos la iglesia de Santiago del Burgo

y llegamos a otra joya del Románico,

La iglesia de Santa María de la Horta.

Cuenta con una sola nave que data de fines del siglo XII

Con tres tramos cubiertos de ojivas,

presbiterio recto y cabecera semicircular,

la fachada corresponde a la primitiva construcción del XII

Perteneció a los caballeros hospitalarios

de la Orden de San Juan de Jerusalén

Conserva, el primitivo altar.

Lo más interesante de la iglesia, sin duda es,

el ábside, un ábside semicircular,

cubierto con bóveda de horno,

y el tramo recto presbiteral

está cubierto con bóveda de cañón apuntado.

Así como los apuntados y doblados

son los arcos de ingreso al presbiterio.

La provincia de Zamora

tiene cinco caminos que conducen a los peregrinos

a Santiago de Compostela.

Más de quinientos kilómetros de vías jacobeas,

atraviesan los pueblos a los que llegan los caminantes.

El camino portugués nos conduce a El Campillo,

donde visitamos la iglesia de San Pedro de la Nave.

La más antigua que se conserva en la diócesis de Zamora.

Este pequeño templo visigodo se edificó a finales del siglo VII

Se encontraba en otra localidad, pero...,

al hacerse un pantano, un embalse, la iglesia iba a quedar anegada,

y se trasladó piedra a piedra

hasta el lugar donde nos encontramos actualmente,

entre los años 1930 y 1932

En planta esta iglesia yuxtapone la planta basilical

con la planta de Cruz Griega.

Eso desde el punto de vista estructural

y desde el punto de vista decorativo es extraordinaria también

porque contiene muchísimos relieves de la misma época.

Al recorrer estos caminos impregnados de historia,

jalonados de piedra de fe,

que reflejan la caridad entre sus piedras,

recordamos las enfermedades y adversidades

que superaron los zamoranos durante diferentes épocas,

mientras la sociedad actual,

que enfrenta a una pandemia que ha cambiado nuestras vidas.

Y ante ésta crisis social y sanitaria

que golpea a todos,

pero que es más dura con los más débiles,

Caritas se ha convertido en el lugar de refugio y acogida

para los más vulnerables,

como lo fueron en el siglo XII las iglesias románicas

para los peregrinos.

Subtitulado por, María Sánchez Grano de Oro

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Caridad entre las piedras

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Pueblo de Dios - Caridad entre las piedras

28 feb 2021

La pandemia ha provocado que cada día haya más personas que busquen ayuda en los programas que Cáritas Diocesana de Zamora destina a la formación y el acompañamiento. De los más vulnerables se ocupa el nuevo hogar de acogida Casa Betania. Zamora es la ciudad de Europa que conserva el mayor número de iglesias románicas

ver más sobre "Pueblo de Dios - Caridad entre las piedras" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Caridad entre las piedras"
Programas completos (565)
Clips

Los últimos 582 programas de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos