www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5531454
Para todos los públicos Para todos La 2 - 29/02/20 - Lengua de signos - ver ahora
Transcripción completa

¡Extra! ¡Extra!

Hoy, 29 de febrero,

es el día extra de este año bisiesto

y por eso vamos a aprovecharlo al máximo.

En unos minutos entrevistaremos al joven

que se ha llevado el Premio al Explorador del Año.

Hablaremos del Día Mundial de las Enfermedades Raras

y de cómo las heces pueden sustituir al carbón

como generador de energía.

Completaremos la oferta con la innovación ciudadana

de Antonella Broglia y la necesidad o no,

según Jorge de los Santos,

de ser transparentes en nuestra sociedad actual.

Empezamos.

En poco más de una semana se va a celebrar

el Día de la Mujer Trabajadora y vamos a hablar del machismo.

El machismo es una emergencia global, un monstruo que cosifica,

minusvalora, acosa, abusa y mata a las mujeres.

¿Quién dice eso?

Pues, es la opinión de un ilustrador,

Javier Royo,

que después de escuchar las experiencias de 300 mujeres

reflexiona en un libro en forma de viñetas irónicas

sobre lo que él considera como la extinción

del "Homo machus".

"Javier Royo es Javirroyo, diseñador gráfico e ilustrador.

Por sus obras le conoceréis.

Confiesa que nunca ha podido respirar en ambientes

cargados de testosterona y que no entendía el machismo

hasta que se sumergió en él para dar a luz al 'Homo machus'."

Tú ves lo que ocurre en la televisión,

lo que nos dicen los informativos acerca de las muertes,

de las violaciones, de los casos más graves,

pero en realidad los hombres no tenemos ni idea

de lo que es el día a día de las mujeres

normalmente en este tema.

-Bienvenido al club.

"Ahora lo define como un atentado a la libertad de las mujeres

y los hombres."

Bueno, el machismo es un monstruo que cosifica, que violenta,

que lo transforma todo

y lo lleva a ese punto del miedo y de la violencia,

el lado más negativo de las relaciones

entre hombres y mujeres.

Es hablar de la falta de libertad

y la falta de libertad del día a día de las mujeres, evidentemente,

pero también de los hombres, porque los hombres, muchas veces,

por culpa de este monstruo, de este sistema monstruoso,

acabamos no comportándonos como realmente

quizás nos gustaría comportarnos.

"El primer paso del 'Homo machus'

ha de ser situarse junto a las mujeres

en los cambios socioculturales."

Los hombres parece como si nos hubiéramos quedado

mirándonos así, parados, y dices: "¿Qué pasa?".

Todo se mueve, algo hay que hacer, ¿no?

No puede ser que estemos aquí parados, mirándonos el ombligo,

y: "Eh, ¿qué pasa? Viene una feminista, tengo miedo".

O sea, no tiene sentido. Pero esto es algo muy común.

cuando una mujer dice que es feminista,

o una mujer tiene carácter,

el hombre parece como que le están quitando algo o le están agrediendo,

pero ¿qué me estás contando?

"Pues, Javi Royo nos cuenta sus vivencias,

los machismos cotidianos,

los perpetrados por hombres y los que perpetúan las mismas

mujeres."

Hay una viñeta en el libro también

que habla de la madre que le hace todo al hijo, ¿no?

La madre le está diciendo algo así como:

"Mira, aquí tienes tu desayuno, mi niño", no sé qué...

Y el hijo le dice: "Va, pero el Cola-Cao está un poco frío".

O sea, es este punto, ¿no?

"O el de las típicas jerarquías laborales."

Los puestos de decisión y de poder normalmente siempre son los hombres

y por debajo tienen mujeres fantásticas

y superprofesionales que resuelven las cosas de verdad

y están al pie del cañón.

"¿Y qué decir de las risas y el porno

en los grupos de amigotes de WhatsApp?"

El porno da una visión de la mujer como si fuera un saco de patatas.

Y los vídeos porno en los dos grupos de WhatsApp están continuamente

y todo está conectado, al final,

si tú estás pasándote vídeos porno por WhatsApp todo el día

y viendo culos que se mueven y viendo a la mujer como un culo

y unas tetas, y un no sé qué...

Solamente, pues tu cabeza está mal orientada.

O sea, ¿qué me estás contando?

"Podemos contar casos de 'Mansplaining',

la condescendencia y paternalismo

con que ciertos hombres explican ante las mujeres

y algunos hombres."

Le regalé un libro a cada uno

y entonces el tipo sin preguntarme nada acerca del libro,

se supone que hay alguien que ha hecho un libro

sobre la masculinidad, sobre el feminismo,

podíamos entablar una conversación,

el tío me explicó de "pe a pa" su idea del feminismo

y del machismo.

Y no abrí la boca porque no me dejó ni me preguntó.

Y claro, ahí un poco para que veas que te puede pasar.

Sí, sí, claro, claro.

Ahí te das cuenta,

aunque creo que hay muchos tíos también

que hacen "Mansplaining" a otros tíos.

Esto también hay que decirlo, pero ahí me sentí muy mujer,

porque precisamente era sobre el tema del libro.

"Pero su experiencia sobre machismo se queda corta,

desconoce los abusos y la violencia de género,

así que preguntó a sus seguidoras de Instagram

a través de esta viñeta."

Que es una pirámide donde, de abajo a arriba,

van ocurriendo cosas cada vez más graves hasta arriba,

que, de alguna forma,

habla un poco del sistema machista en el que vivimos,

en el que una cosa abajo de callar a una mujer

o hablar por encima de ella, acaba justificando la siguiente,

que es, por ejemplo,

pensar que tienes derechos sobre las mujeres cuando sales de fiesta,

por ejemplo,

y a su vez eso te da derecho a una acción todavía más grave.

Y me sorprendió mucho porque en 24 horas

recibí unos 300 mensajes de todo tipo.

Contándome historias de acosos y de abusos.

Y lo más grave de todo es que ellas

en muchos casos no se lo habían contado nunca a nadie.

Y, ahí es, realmente, ese punto, es como meter el termómetro

y decir: "Ostras, esto es muy grave",

o sea,, realmente estamos hablando

de una epidemia mundial silenciada muchas veces por miedo

a que los otros o tu entorno o el resto del mundo,

además de que te hayan...

Hayan cometido un abuso o un acoso contra ti.

Además, te culpabilicen,

te das cuenta de que te envían historias desde lo más cotidiano,

desde los tocamientos en un autobús, que no debería ser cotidiano,

pero lo es;

o del piropo,

o meterse verbalmente con alguien o empezar a acosar verbalmente

a alguien por la calle;

a cosas tan "heavys" llevadas al otro extremo

de violaciones intrafamiliares, por ejemplo.

Mujeres que hayan visto a un tipo masturbándose en la calle,

podría haber, de las 300, 20 historias exactamente así.

Exactamente así.

Historias de mujeres que han sido acosadas

en su entorno laboral por parte de un superior,

podría haber otras 20 o 30;

historias de acoso dentro de la pareja o de chantajes,

de acoso, de violencia dentro de la pareja,

otras tantas, o sea...

Entonces,

lo que intenté es reunirlas y hablar e intentar hablar de cada grupo.

"La conclusión de Javier Royo es que el machismo

es una emergencia global.

Que el remedio es reconocer su existencia y actuar en su contra.

Y la fórmula:

educación sexo-emocional y grandes dosis de empatía y diálogo.

Incluso creando grupos de trabajo al estilo de Alcohólicos Anónimos."

Un grupo donde tú pudieras explicar lo que tú has vivido,

cómo has vivido abiertamente, sin sentirte juzgado tampoco,

como hombres,

sin miedo a decir las cosas.

"Y básico: que los hombres tomen la iniciativa del cambio,

cada uno a su estilo."

Ahora, no esperemos que sean las mujeres las que nos cambien,

seamos nosotros los que nos movamos porque volvemos a caer, sino,

en el mismo ejercicio de querer una madre que nos lleve

por el camino del feminismo.

O sea, pienso que es un camino que nos tenemos que construir

nosotros y, que además, como personas individuales,

cada uno construirá el suyo.

Porque cuando hablamos de masculinidades diferentes

quiere decir que yo puedo entender la masculinidad de una forma

y otro tipo se puede sentir masculino de otra diferente

y, que además, la riqueza está ahí.

Una mujer le puede atraer un tipo de masculinidad

u otro tipo de masculinidad.

"¿La única línea roja?"

Tu masculinidad no tiene que depender de la opresión

de las mujeres.

"Posdata: no normalizamos la violencia de género.

Si las 16 mujeres asesinadas en las primeras seis semanas del año

hubiesen sido 16 taxistas, habrían saltado todas las alarmas."

Lo voy a hacer viñeta, te voy a coger.

-Hazme, y dedícamela. -Sí, sí, sí... Te lo voy a poner.

"Y lo hizo."

(Música)

En la red hemos visto esta semana montañas y montañas de ropa usada,

nos recuerdan desde esta portada del último número de la revista

National Geographic que, en su edición norteamericana,

que estamos hasta arriba de residuos textiles.

Se calcula que solo allí cada año se tira ropa

por valor de 450 billones de dólares.

¿Usar y tirar? No.

Hay que poner remedio a tanto desmán y dar impulso

a la economía circular.

Toda clase de prendas seleccionadas,

clasificadas por colores y materiales,

son procesadas para convertirse en otras,

listas para un nuevo valor y una segunda o tercera vida.

Es ya el presente en muchos lugares del mundo y, desde luego,

es el futuro.

Hoy es el Día Mundial de las Enfermedades Raras,

identificadas hay más de 6.000 en todo el mundo

y más del 70% de ellas son genéticas.

En España, la federación que actualmente acoge

a más de 365 entidades,

cumple, además, 20 años y su objetivo,

después de dos décadas de sumar esfuerzos,

es poner en valor el tejido asociativo

que lo ha hecho posible con el lema

"Crecer contigo, nuestra esperanza".

Ayer y hoy, también en diversas capitales, por cierto como Sevilla,

Palma, Donostia o A Coruña,

iluminan edificios emblemáticos

para recordar a quienes conviven con estas patologías.

Unos tres millones de personas, se calcula en España.

Buscar soluciones diferentes a partir de desechos,

pero, en este caso, humanos,

es la ecuación perfecta que ha encontrado en Kenia

la empresa Sanivation's para sustituir

el combustible fósil.

¿Cómo?

Procesando heces, caca, sí, sí,

convenientemente recogida y combinada con otros desechos

de biomasa,

se convierte en una suerte de conglomerado

que evita generar contaminación,

crea puestos de trabajo en las comunidades locales

y, además, salva bosques enteros de la tala.

Funciona con más de 600 puntos de recogida

y es totalmente inodora,

como explica una de sus fundadoras,

Uno ni siquiera diría cuál es su origen

y se utiliza como combustible tanto en hogares como fábricas

o restaurantes.

Buenas ideas hay muchas y en España el talento joven

para desarrollarlas es evidente,

con mucha determinación y un empujoncito económico,

incluso puede llegar el reconocimiento,

que es lo que le ha ocurrido a nuestro próximo invitado,

José Gago es el actual Premio Explorer

de este año en su 10 edición.

¿Qué tal, José? Bienvenido a "Para todos la 2".

¿Qué tal? Buenos días.

De entrada, enhorabuena y cuéntanos cómo te llevaste

el gato al agua con el invento, con el BactiDec.

Bueno,

pues BactiDec es un dispositivo médico de tecnología médica

que, resumiendo,

es capaz de cuantificar bacterias en tiempo real.

Y eso es importante porque nos permite anticiparnos

y prevenir la aparición de infecciones postoperatorias.

O sea, bacterias en un quirófano.

Claro, efectivamente, lo que nos permite es,

al acabar la operación quirúrgica, la intervención quirúrgica,

tomar mediciones en el sitio quirúrgico

y saber cuántas bacterias hay en ese momento en ese lugar,

porque no debería haber ninguna.

Y haberlas haylas. Y haberlas haylas.

Sí, además se calcula que en torno al 8% en el último estudio

que se ha hecho, el EPINE, de infecciones nosocomiales

hasta en un 8% de las operaciones quirúrgicas,

se produce una infección posoperatoria.

En los quirófanos hay bacterias y hay muchísima tensión,

ocurren muchas cosas.

Tu experiencia personal y el hecho de desarrollar el BactiDec

fue a través de la observación, a través de la investigación.

Cuéntanos, ¿cómo llegaste a este invento?

Pues, fue precisamente a raíz

de unas prácticas en un servicio quirúrgico,

allí donde estudié Medicina en Santiago de Compostela,

que pude ver una operación llevada a cabo por uno

de los mejores cirujanos que allí había

y la llevaron a cabo de una forma excepcional.

Todo lo que podían hacer bien, lo hicieron mejor y, pese a ello,

la paciente tuvo una operación con una infección posquirúrgica,

después de la operación.

Me impactó tanto ver cómo, a pesar de hacer todo bien,

podías sufrir una infección

y eso podía llevar al traste todo el trabajo anterior

y la propia vida del paciente,

que quisimos aportar algo e intentar dar solución a ese problema,

además de todas las demás alternativas que existen,

dar otro enfoque, ¿no?

Más tecnológico y uno diferente.

¿Por qué es tan buena idea El BactiDec?

¿Qué puede hacer un cirujano o en qué momento interviene

en la operación?

Nos gusta decir que BactiDec son los ojos que faltaban

a la cirugía,

porque lo que haces con BactiDec, que es, al acabar la operación,

tomas muestras,

tomas medidas en diferentes puntos de la herida quirúrgica

y, a raíz de esas medidas,

tú eres capaz de ver si la herida ha sido correctamente tratada

o sea, no hay bacterias, porque no debería haberlas,

y si las hay, puedes limpiar esa herida con mayor precisión,

desinfectarla con mayor precisión.

De esa forma, previenes la aparición de la infección

y días después de la operación

puedes continuar con esas mediciones,

para, en el caso de que el uso de bacterias aumente

en el sitio quirúrgico, puedes anticiparte

a esa posible aparición de una infección posquirúrgica.

Estamos viendo imágenes de cuando fue a recoger el premio,

el momento bonito,

pero antes hay mucho trabajo,

de la idea al producto final transcurren muchas cosas

y muchas fases.

Cuéntanos cómo lo pudisteis materializar.

Realmente, todo este proyecto, yo me remonto a hace ocho años,

cuando yo y mi compañero que llevamos a cabo el proyecto,

empezamos a investigar juntos y a trabajar juntos.

Pero este proyecto en concreto empezamos hace unos dos años

con la idea teórica cuando yo estaba en tercero de Medicina

empezamos a darle vueltas,

localizamos el problema y empezamos con la idea teórica.

Y fue a raíz de entrar en el programa Explorer

y entrar en ese mundo de la empresa

donde empezamos a hacer de forma práctica el dispositivo.

Y a la hora de ir pasando fases,

cuando llega ese reconocimiento,

vosotros pensáis:

"Pues, a lo mejor sí que era una buena idea,

pero no esperábamos llegar a tanto".

Totalmente.

Fue todo un reto como este que es tan específico,

tan excepcionalmente de una rama muy concreta dentro de la medicina,

incluso, ¿no?

No esperábamos que tuviese tanto impacto.

Sobre todo impacto en el Explorer, que es un programa generalista,

que van empresas de muchos tipos, diferentes,

personas muy diversas y este proyecto es una apuesta clara

por intentar mejorar algo fundamental

como es la salud pública.

Pero, sin embargo,

difícil de apreciar desde un punto de vista de una persona no experta.

Como tú decías, viene de lejos lo del ADN de explorador,

esta persona inquieta, buscar probar.

Pero, una cosa es eso y la otra cosa es, como decías,

ir a Silicon Valley, ir a las sedes de las empresas más importantes,

ir a la Universidad de Stanford,

ir allí con la idea de decir:

"Mira, esto es lo que se nos ha ocurrido

y estamos aquí". ¿Qué sensación tuviste?

Bueno, fue una pasada, ¿no?

Poder ir a un lugar como ese,

empaparte con la gente que hay allí y la motivación que hay allí,

los medios que hay allí es increíble.

Concretamente en Stanford tuve muchísima suerte

porque hice, entré en contacto con una persona increíble

que se llama Elena Sotillo,

que es investigadora senior de esa universidad,

está en uno de los laboratorios de inmunoterapia...

El que creó una de las mejores terapias inmunológicas,

se llaman T CAR cells.

Y entré en contacto con ella,

días posteriores volví a quedar con ella

a tomar un café y me enseñó las instalaciones, los laboratorios.

Poder ver todo eso, nutrirme,

hacer ese contacto y al final aprender

y traer ideas aquí de allí, importar cosas...

Fue la mayor pasada a la que me pude haber expuesto.

¿Y en qué fase está ahora el BactiDec?

Porque tú sigues estudiando medicina.

No digas que eso fue un sueño, pero hay que seguir, la vida sigue.

Recientemente hemos entrado dentro de una incubadora

que se llama BioIncubaTech dentro de Santiago de Compostela,

que es en colaboración con la universidad

y la Xunta de Galicia.

Y dentro de esa incubadora nosotros estamos acabando

lo que sería el dispositivo comercial,

lo que queremos comercializar,

para posteriormente ya entrar en acabar la prueba de concepto

y ya entrar en los primeros contactos comerciales

y las primeras ventas y sacar el producto al mercado.

Lo tenéis todo apalabrado, ya, registrado, patentado.

Sí, ya está todo en vías de patente

y tenemos suerte de que desde la universidad se nos ha asesorado

y se nos ha ayudado mucho en ese sentido.

José, dices que has tenido mucha suerte, has aprendido mucho.

¿Qué le dirías a los jóvenes investigadores en España?

¿Con qué te quedas de esta experiencia?

Que vale la pena intentarlo, ¿no?

Que lo más probable es que fracasen

yo he fracasado 50 veces o 100 veces antes de lograr algo así,

que eso ocurre,

pero que si te gusta, vale la pena correr el riesgo,

que es un riesgo, pero se puede intentar.

¿Aunque se vayan fuera?

¿Aunque haya que irse fuera?

Eso es lo que más pena da.

Que tú intentes crecer, estudiar, aportar,

hacer ese tipo de proyectos y, que al final,

no haya la capacidad de mantenerte aquí cuando tú quieres quedarte.

Eso te da muchísima pena.

Pero, eso ya no depende de nosotros,

no depende de personas de mi edad ni de los que nos formamos,

depende de otra gente que tiene que intentar trabajar

y currarse el que nosotros quedemos.

José Gago, explorador del año.

Muchísimas gracias por el BactiDec.

Puedes contárnoslo, la operación ha sido todo un éxito.

Y mucha salud y suerte. Muchísimas gracias.

La innovación está también en el ADN de este programa

y por ello, vamos con más.

A ver qué nos sorprende en su sección de hoy

Antonella Broglia.

(Música)

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Hoy vamos a hablar de ganadería lechera innovadora

y nos quieres hablar de un emprendedor social francés.

¿Cuál es, Antonella? -Se llama a Fabrice Hégron

y su iniciativa tiene la voluntad de proteger

e incluso hacer prosperar en un sistema económico sostenible

a los pequeños productores ganaderos que en Francia van desapareciendo

porque la ganadería industrial

es la que está prácticamente copando todo el mercado.

Fíjate que hoy son 65.000 y van a terminar siendo 25.000

los ganaderos independientes en los próximos cinco años

y 5.000 son familias que van camino de la pobreza o de la destrucción.

Entonces, la idea es:

¿qué pasa si somos capaces de poner en contacto directo

el producto maravilloso, de gran calidad, gran frescura

de estos productores,

leche y quesos con el consumidor final en los supermercados?

Y eso es precisamente lo que hace.

Se inventa una marca que es... (HABLA EN OTRO IDIOMA)

"Directamente del ganadero",

y lo que hace es que este producto, que es maravilloso, que es fresco,

que es delicioso, que es tan nutritivo,

pasa por una red de pasteurización

de pequeñas empresas de pasteurización

que él va hilando en un pequeño ecosistema

fuera del sistema de las grandes fábricas,

de los grandes fabricantes de leche multinacionales.

Y luego, después de este sistema,

a través de un "packaging" específico,

una marca específica y todo bien diseñada,

estos productos llegan a los supermercados locales

y así el ganadero no solo existe,

sino recibe un valor económico de retorno.

Porque verás,

la mayoría de los ganaderos ahora están entregando su leche

en contratos de cinco años altamente vinculantes a los grandes

fabricantes internacionales de leche

y su margen económico es cero.

-Claro, por el ahorro de intermediarios

y por el ahorro de empresas.

-Claro.

Y entonces eso es también una manera de poner en contacto al consumidor

con un gran producto,

de recuperar un contacto con el pequeño ganadero local.

-El precio final puede ser más o menos el mismo

pero el beneficio es para el ganadero.

-Sí, el ganadero recupera un dinero, recupera una visibilidad,

recupera un rol,

porque antes le vendía la leche

a una gran empresa multinacional de la leche.

No tenía ningún tipo de control sobre el destino de su producto,

su precio.

El precio lo hace él, el marketing lo hace él.

Está en contacto con Fabrice y su organización

para ser cada vez más influyentes a nivel regional.

Es muy interesante porque él es hijo de un ganadero,

de un ganadero y de un pequeño ganadero

que ha visto a su familia empobrecerse a lo largo de los años

y sufrir precisamente por esa manera de volverse

esclavo de una multinacional.

Es muy interesante porque él había empezado en otra profesión

y luego tiene un accidente de coche,

entiende que las cosas importantes son otras

y vuelve a sus orígenes y vuelve a la tierra de sus padres,

vuelve a esa ganadería, pero dice:

"No, eso no podemos perpetuarlo. Es un sistema que no nos beneficia".

Y lleva el liderazgo de la famosísima marcha

sobre París de los ganaderos

que tiraban... ¿Te acuerdas?

La leche a la calle diciendo que esa leche no valía nada.

-Por las pérdidas económicas.

-Significaba, cuanto más producías, más perdías.

Luego se dio cuenta que las negociaciones

para poder tener mejores condiciones no servían para nada y se dio cuenta

de que había que crear un sistema económico alternativo

para dar una salida al mercado del producto

de estos ganaderos independientes.

Y esto es lo que hace. (HABLA EN OTRO IDIOMA)

-Muy bien, gracias Antonella. -Gracias a vosotras.

Ahora nos preguntamos si sería deseable

una sociedad totalmente transparente

o ¿qué es la transparencia hoy en día?

Vamos con la dosis quincenal de reflexión

con Jorge de los Santos.

(Música)

La transparencia es un procedimiento que yo creo que tiene buena prensa

porque facilita, digamos, a través de la clarificación,

descubrir la honestidad, desentramar, digamos,

las tramas de, por ejemplo, la gestión de lo comunitario,

es decir,

la gestión de lo público o lo que hay detrás de un sujeto

con el que, de alguna manera, te interrelacionas, ¿no?

Te apoyas...

Uno se apoya un poco para esta concepción en algo un tanto pueril,

que es creer que la verdad es una cuestión de desnudez,

de desocultar las cosas, o sea, de vaciamiento.

Es un poco el chiste aquel que contaba

Eugenio del maestro ebanista que tiene un aprendiz

y le da al aprendiz un taco así de madera enorme

y le dice: "Sáqueme un San José".

Y al cabo de tres cuartos de hora aparece el otro ya con una astilla,

y el maestro le pregunta: "¿Qué pasa?".

Y dice: "No se preocupe usted que este hombre si está aquí, sale".

Este creer que la verdad es desocultar.

La transparencia tiene además otro inconveniente

y es que las sociedades totalitarias

y las sociedades puritanas siempre han reclamado en el gentil,

en el ciudadano, siempre han reclamado transparencia,

mucha transparencia, porque es también un síntoma de filiación,

cómo te sujetas, de cómo obedeces al mandato moral,

al mandato ideológico que se impone.

Y este sentido, digamos, de la filiación,

no hay que perderlo de vista.

Es un poco lo que pasaba, por ejemplo,

con los neoconversos del siglo XVI en España, con el matar, digamos,

el cochino en la vía pública para demostrar

que ellos son cristianos nuevos.

La nuestra no hay que esforzarse demasiado en verlo.

Parece que es una sociedad que quizá transparenta en exceso.

Nos mostramos, quizá, con demasiada frecuencia y demasiado desnudos,

como creyendo, intentando demostrar, digamos,

una especie de honestidad, de autenticidad que se muestra,

y, en realidad, lo que no conseguimos,

o sea, lo que conseguimos más que esto es mostrar

nuestra banalidad,

por ejemplo, nuestra dificultad para articular un discurso público,

un discurso hacia lo colectivo.

Posiblemente detrás de ese exceso de desnudez está esa voluntad

que decíamos antes, hace un momento, de filiación.

De decir: "No, no, yo sé lo que hay que hacer,

yo sé lo que es conveniente. Yo sé lo que digo".

Y además, con relación a la desnudez,

también conviene recordar una cosa que uno deviene en un adulto,

un ser humano adulto, cuando aprende a enmascararse,

a encubrirse,

cuando aprende a velarse, a ocultarse, cuando sabe retirarse,

es decir, cuando sabe echarse capas encima.

Los que tienen dificultad para esto, por ejemplo,

son los niños y son los grandes psicóticos,

los que verdaderamente no se pueden encerrar.

No se pueden ocultar.

Yo creo que en realidad cuando todo se muestra

o sea, cuando nada se oculta, nada interesante hay que mostrar.

Es un poco la percepción que tengo.

Hay una escena, la escena final, creo recordar,

de una película de Woody Allen, "Misterioso asesinato en Manhattan",

me parece.

En la que el protagonista que es Woody Allen

pues, está un poco mosca, digamos,

de la relación que ha mantenido su mujer,

la relación de proximidad con un amigo suyo

que la ayudaba a desentramar la cosa y tal.

Y para ponerlo un poco en evidencia, él dice, le dice, le comenta a ella:

"No sé por qué me he preocupado yo tanto de Jeff.

Si al final a Jeff le quitas la peluca,

le quitas el moreno de UVA,

le quitas las alzas y tal.

¿Qué te queda? ¿Qué te queda?"

Ella se queda mirando y con mucha mala leche le responde:

"¿Tú?".

Es decir, no hay nada más igual, por ejemplo,

nada hay más transparente y más igual una calavera a otra

cuando verdaderamente produces un exceso de transparencia,

la igualación es palpable.

Cuando has quitado todos los armónicos que conforman

el sonido, todas esas capas que decíamos antes,

la diferencia desaparece.

Otro de los riesgos que conviene no olvidar

en una sociedad que tiende el exceso, a la transparencia

o la voluntad esa de hacerlo todo transparente,

es que cuando algo es transparente es inmediato, es decir,

lo ves todo al primer golpe de vista.

No tiene nada que interpretar,

nada en él tiene que ser interpretado

porque todo, todo es visto.

Es el fin de la interpretación y, por tanto,

el fin del interés sobre eso que llamamos,

que llamaban los griegos "Aletheia" que es ir desvelando,

o sea, descubriendo el interés que tiene el otro.

Nos vamos, pero si lo desean hay "Para todos", para rato.

Ya saben dónde encontrarnos.

Disfruten de este día único y feliz semana. Adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 29/02/20 - Lengua de signos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Para todos La 2 - 29/02/20 - Lengua de signos

29 feb 2020

Igualdad. "El machismo es una emergencia global; un monstruo que cosifica, minusvalora, acosa, abusa y mata a las mujeres". Lo dice el ilustrador, Javier Royo, que después de escuchar las experiencias de 300 mujeres, reflexiona en un libro en forma de viñetas sobre lo que él considera como "la extinción del Homo Machus". Reportaje.

Innovación. Buenas ideas hay muchas, y en España el talento de los jóvenes para desarrollarlas es evidente. Unos jóvenes estudiantes de medicina han creado un dispositivo que permite al cirujano conocer en tiempo real el número de bacterias presentes en la herida quirúrgica mientras opera, lo que permite un diagnóstico precoz. Se llama BactiDec y ha conseguido el último premio Explorer. Entrevista a José Rodríguez, uno de sus creadores.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta la iniciativa de un ganadero francés que ha creado un sistema de producción láctea que evita intermediarios entre productor y consumidor. Se trata de Fabrice Hegron.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza la viabilidad de una sociedad totalmente transparente. ¿Qué entendemos por transparencia?

ver más sobre "Para todos La 2 - 29/02/20 - Lengua de signos" ver menos sobre "Para todos La 2 - 29/02/20 - Lengua de signos"
Programas completos (1288)
Clips

Los últimos 8.128 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios