www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5777039
Para todos los públicos Para todos La 2 - 30/01/21 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

¿Qué tal? El mundo es para todos,

no para unos pocos.

Por eso hoy intentaremos comprender los cambios que nos están afectando

a muchos niveles el económico, el social, el emocional.

Hablaremos también de si es posible redistribuir

la riqueza y la igualdad de oportunidades.

Reflexionaremos, pero también tendremos oportunidad de movernos

con los consejos emocionales

de nuestra entrenadora Patricia Ramírez.

Eso será después, al final del programa.

Ahora nos ponemos en situación y empezamos.

(Música)

La pandemia y su gestión a escala mundial

está cuestionando los conceptos de poder

y gobernanza.

Según el doctor en Economía Santiago Niño Becerra, por ejemplo,

el capitalismo tiene sus días contados.

¿Hacia dónde vamos entonces?

Los próximos minutos veremos sus reflexiones al respecto

y también las del filósofo Edgar Straehle.

(Música)

"En Ciencias Sociales se denomina Cisne negro a un suceso imprevisto

que genera un cúmulo de perturbaciones

de gran calado y duraderas.

La pandemia del COVID-19 es un cisne negro,

afirma Santiago Niño Becerra

en su libro sobre el capitalismo.

Sus efectos serán duraderos, algunos incluso permanentes."

El coronavirus no es la causa, pero sí el acelerador

de los cambios socioeconómicos que se apuntan.

La tasa, desde el trabajo actual,

se habría alcanzado dentro de cinco años,

toda la tecnología de la comunicación

también se ha acelerado.

Concentración del capital, incremento de la logística.

Pensemos, por ejemplo, en las plataformas,

Amazon y compañía.

Se reduce el número de oficinas bancarias,

cada vez se está utilizando más el dinero electrónico.

"Estamos ante un cambio radical de paradigma,

donde ya no importa tanto el tener como el usar.

Lo que importa es lo necesario."

Hasta ahora nos habían dicho

que tener en el armario 30 trajes de Armani era positivo,

porque esto fomentaba el consumo,

fomentaba el producto interior bruto...

Ahora el cuestionamiento es

si es realmente necesario tener 30 trajes de Armani.

Y se está viendo que no.

Ahora ya se puede acceder a un automóvil

sin que sea propiedad tuya.

Pensemos en el "carsharing".

Estamos pasando a una situación

en la cual la propiedad deja de ser importante,

deja de ser lo fundamental y lo importante es usar

y pagar por ese uso y no necesariamente poseer.

"Se avecina el reino de las plataformas

que gestionan los bienes.

Grandes corporaciones transnacionales cuyo poder creciente

es inversamente proporcional

al poder decreciente de los Estados."

Y si usted suma la facturación

de las diez principales empresas del mundo en el año 2019,

le sale una cifra que es más grande

que el PIB del Reino Unido.

La cotización de Apple supera en 700.000 millones

al PIB de España.

Hay corporaciones de estas que pueden estar presentes

en 140, 150 o 160 países.

Entonces, claro, ¿quién tiene el poder?

-Obviamente las corporaciones tienen un poder inmenso,

hoy en día,

en muchos casos de ellas,

por encima de países ya de tamaño medio.

Casos como Amazon tienen ahora mismo,

si no me equivoco, 1,2 millones de trabajadores.

Además, debemos tener en cuenta una cosa,

el poder de estas empresas no tan solo es económico,

sino que se basa en el número de usuarios que tienen.

Pensemos que ahora mismo YouTube,

Instagram, Facebook o WhatsApp,

cada una de estas tienen

mucho más de 1.000 millones de usuarios activos

y tres de estas empresas, Facebook, Instagram y WhatsApp,

pertenecen a la misma empresa.

"El poder de estas corporaciones cuestiona las voluntades expresadas

en las urnas.

Son las decisiones de unas empresas

frente a la de los gobiernos."

Un líder en Nueva Zelanda

va a implantar en su sede la semana de cuatro días de trabajo.

Atención ahora.

Sin recortar salarios y sin despedir personas.

¿Cómo lo va a conseguir esto?

Aumentando la productividad.

¿Cómo aumentará esa productividad?

A base de tecnología.

La tecnología permite hacer cosas que antes eran impensables,

a la vez que los estados

cada vez tienen menos peso en una realidad

en la cual las corporaciones que concentran el capital

y, evidentemente, la tecnología,

tecnología es capital, tienen más poder.

Claro, es que...

Es que en este escenario

el papelito o la papeleta que cada persona deposita

en la urna cuando toca,

¿Qué valor tiene?

-¿Qué significa un gobierno por parte de estas empresas?

Hay que pensar que el poder que en muchos momentos tienen

puede ser económico,

Google aprovecha mucho este poder económico

para poder posicionar en el buscador

a las empresas y que le tengan que pagar

para conseguirlo.

Pero de todos modos,

lo que sube la gente a la red está en manos de las personas.

Desde el algoritmo se pueden favorecer

o se pueden entorpecer

esta propagación, pero en muchos casos esas personas,

digamos, tienen mucho poder sobre la misma red

y en muchos casos también

han logrado boicotear o sortear las iniciativas

que ha habido en Facebook,

por ejemplo, en este último año,

para controlar las noticias que fuesen consideradas "fake news".

¿Hasta qué punto realmente

Facebook puede gobernar sus propias redes?

¿Qué entendemos por gobierno en esos casos?

A nivel económico está claro que se ha comprendido,

pero a nivel de controlar la mentalidad

no lo tengo claro.

"Controlando nuestras mentes o no,

las corporaciones estarán presentes cada vez en más ámbitos.

atendiendo a sus empleados.

¿Pero qué ocurrirá con las personas desempleadas?

¿Las que no pagan impuestos?

¿Qué prevé el sistema para la gente prescindible?"

Por una parte, una renta básica,

que cubrirá las necesidades básicas

y que tendrá cabida debido al aumento de productividad

que se producirá al bajar el precio.

Legalización de la marihuana,

para que haya calma,

y luego ocio gratis o prácticamente gratis,

para que las personas puedan ocupar este tiempo

que van a tener.

Es importante recalcar una distinción clásica

entre el trabajo y el empleo.

El empleo es el trabajo remunerado.

Pero nosotros trabajamos de maneras muy diversas

en diferentes facetas

que obviamente en muchos casos no son remuneradas.

Cuando hablamos de la crisis del trabajo,

en muchos casos hablamos de la crisis del empleo,

pero, sin embargo, ese trabajo se está dando,

de hecho, en muchos casos las mejores formas de trabajos

no son remuneradas.

Pensemos cómo iniciativas de Internet,

como Wikipedia se han construido prácticamente,

no totalmente, porque hay que hacer matices,

pero de manera gratuita.

"En este contexto también dan importancia

al concepto de 'prosumo' el consumo productivo."

Nosotros cuando intervenimos en las redes sociales,

continuamente lo que consumimos son productos que han sido subidos

a la red por otros usuarios.

Muchas veces las empresas Facebook, YouTube, Instagram, pero también

muchas otras, como Uber,

son cada vez más empresas que son, así decirlo,

que ponen en relación a usuarios con usuarios,

donde ellos mismos suben los contenidos

que ellos mismos consumirán.

"Según Niño-Becerra,

en este futuro inmediato,

la ecología es la nueva justificación ideológica

del sistema.

La economía colaborativa, un intento alternativo

absorbido por el sistema.

Los grupos minoritarios antisistema, instrumentos que lo legitiman.

Y es que afirma, la ideología es una creación del sistema."

No cuenta para nada la ideología.

Es al revés.

O sea, decisiones económicas

se han querido justificar en base a la ideología,

pero es falso.

-Pero el capitalismo, como es normal,

intenta aprovecharse de cualquier nicho de mercado.

"Y si las ideologías no existen y el sistema lo fagocita todo,

¿queda espacio para la protesta?

Hable con los llamados "millenials".

¿Para qué vas a protestar? ¿Quién te va a hacer caso?

Lo tienen clarísimo.

El problema es cómo luchar para conseguir una alternativa.

Y cómo luchar con un proyecto que realmente pueda ser prometedor

y al mismo tiempo factible.

Creo que ahí es donde nos encontramos

con un problema que continuamente nos aboca a esa impotencia.

"¿Será verdad aquello de: 'Es la economía, estúpido'?

(Música)

Ocho personas, solo ocho, acumulan tanta riqueza

como la mitad de la población pobre,

que son 3.600 millones de personas.

Es un dato que nos da una idea

de la enorme desigualdad que vive nuestra sociedad.

Este es uno de los temas

que ha estudiado nuestro próximo invitado.

Es el sociólogo y ensayista,

profesor de la Universidad Complutense de Madrid,

César Rendueles.

Le tenemos hoy con nosotros

porque ha escrito un libro que se titula:

"Contra la igualdad de oportunidades,

Un panfleto igualitarista".

¿Qué tal? Bienvenido al programa.

Muchas gracias.

El título es un poco una declaración...

toda una declaración de principios.

¿Por qué está en contra de la igualdad?

Eso es como un anatema.

Bueno, no al revés.

Estoy a favor de la igualdad

y por eso desconfío de la igualdad de oportunidades.

Al revés te lo digo para que me entiendas.

Efectivamente, la igualdad de oportunidades,

bueno, pues suena bien,

es un eslogan resultón, pero encierra una trampa.

Implica renunciar a la auténtica igualdad,

a la igualdad profunda

En primer lugar, porque sabemos que no funciona.

Sabemos que efectivamente,

el sistema educativo y el mercado de trabajo amplían

reproducen las desigualdades.

Pero en segundo lugar, porque conlleva de alguna forma

convertir la igualdad

en una especie de mecanismo antidoping

que nos coloca a todos de partida en la misma situación.

Pero luego deja que lleguemos cada uno hasta donde podamos

y tengamos distintas recompensas.

La auténtica igualdad no consiste en dar a cada uno lo que merece,

sino en dar a cada uno lo que necesita.

Es algo completamente diferente.

¿Y eso cómo se consigue?

¿Cómo se puede conseguir eso?

Porque en este dato que hemos dado al inicio,

claro, cada vez hay más población,

cada vez se acumula más.

Eso es una escalada.

Entonces, ¿cómo revertir eso?

Bueno, es cierto que mucha gente cuando le planteas esto dice:

"Bueno, desigualdad siempre ha habido,

forma parte de la naturaleza humana".

En parte es verdad.

Es cierto que siempre ha habido desigualdad,

pero la escala ha cambiado mucho.

Ha habido períodos de la historia muy recientes,

donde hubo procesos muy amplios, muy rápidos además,

de reducción muy importante de las desigualdades.

Coincidieron de hecho, con las grandes construcciones

de los estados de bienestar.

Se reduce la desigualdad fomentando la sanidad pública,

los sistemas de pensiones y desarrollando otros instrumentos

como la renta básica, por ejemplo,

que ayudan a reducir esas desigualdades.

Pero esos períodos venían

después de grandes conflictos,

como por ejemplo, en la Segunda Guerra Mundial.

O sea, que también eran como respuesta

a períodos muy oscuros.

Bueno, fueron respuestas a crisis,

a grandes crisis causadas precisamente

por los aumentos de la desigualdad.

La Segunda Guerra Mundial no fue una catástrofe climatológica,

fue una catástrofe social causada

por otros procesos de mercantilización,

de aumento de la desigualdad.

La reducción de la desigualdad después de la Segunda Guerra Mundial

fue el producto de una reflexión colectiva

acerca de cuál había sido la causa de esa crisis

y la búsqueda de soluciones también compartidas

a todos esos problemas.

Yo creo que desde la crisis de 2008

se está produciendo una reflexión similar

respecto a los problemas que entraña la desigualdad.

Lo que no nos atrevemos todavía es

a apostar en serio por las soluciones.

Vamos a dar más datos,

que los da usted, o que nos da si te puedo tutear,

Por supuesto. en el ensayo

En España, nos situamos en el escenario de España.

El 56 por ciento de los estudiantes

de clase media-alta que tiene malas notas,

acabará igualmente en la universidad,

mientras que el 20 por ciento

de los estudiantes de la clase trabajadora no.

Ese es un condicionante ya de entrada.

Sí, totalmente.

La desigualdad tiene algunas facetas muy visibles.

Si eres una madre sola que ganas el salario mínimo,

vas a tener muy difícil

pagar un piso en una ciudad como Madrid o Barcelona.

Con el COVID estamos viendo cómo desigualdades brutales

se manifiestan con mucha claridad,

pero hay otras formas de desigualdad más sutiles,

que se ven menos, que tienen que ver,

por ejemplo bueno, con las relaciones que tienes

con el colchón familiar y económico del que dispones,

y que al final lo que te permiten es más tropiezos en el camino,

te permiten que si suspendes una asignatura o dos,

no sea ningún drama, sino que puedes seguir estudiando,

o que al terminar la carrera

te vas a poder permitir unas prácticas no remuneradas

en una empresa,

o que alguien te avise de que se oferta un empleo

en cierta empresa,

porque eso muchas veces no sale a la luz pública,

circula por canales informales.

Todo eso no se ve.

Son desigualdades mucho menos visibles

que la desigualdad salarial, pero son importantísimas

y condicionan muchísimo la vida de la gente.

Haciendo referencia a esa concentración,

esa acumulación de riqueza,

es cierto que, por ejemplo, personas como Bill Gates

y como otros ricos, muy ricos, supermillonarios,

ceden o donan parte como filántropos a muchas causas.

Eso tampoco compensa.

Claro, es que... Quizás moralmente, pero...

Yo aprecio mucho el gesto

y les convierte, sin duda, en buenas personas.

Pero, pero no es suficiente.

Primero, porque esas gigantescas acumulaciones de riqueza

que a duras penas podemos imaginar,

pues impiden que toda esa riqueza se dedique a otros objetivos

que podemos considerar mucho más beneficiosos socialmente.

Pero sobre todo, dan un enorme poder a esas personas.

Son un problema para la democracia.

Esas personas tienen una capacidad de influencia

mucho mayor que millones de personas juntas.

Su voto vale mucho más

que el de millones de personas juntas.

Por eso, de alguna forma,

la filantropía nunca es una compensación

para esa acumulación de riqueza.

Nos priva de la capacidad de decidir

a qué dedicamos ese dinero.

Nos tenemos que fiar de que han tomado buenos criterios.

Eso para una sociedad democrática yo creo que es un problema.

Buscando ese mejorar, esa sociedad igualitaria

que hemos dicho que con la igualdad

no vamos a ningún sitio,

según su ensayo o según el ensayo que propones,

"El proceso Rendueles",

vamos hacia las herramientas,

las soluciones para que la gente no piense:

"Total, ¿para qué?

¿Para qué voy a estudiar?

¿Para qué voy a buscar trabajo?

Vamos con las soluciones y las herramientas que propone,

además de la renta básica.

Realmente las herramientas también son otra pregunta

que a menudo se plantea.

¿Esto cómo se hace?

Tenemos muchísima experiencia al respecto.

En los últimos 30 años nos hemos dedicado a desmontar

todas esas herramientas de las que nos habíamos datado

en los países occidentales,

justamente para conseguir esa mayor igualdad,

esa solidaridad social.

Pongo un ejemplo,

a veces a mis estudiantes de 18 o 19 años les pregunto

cuántas empresas públicas conocen

y normalmente se acuerdan de Correos,

pero yo tampoco soy tan mayor.

Todavía me acuerdo cuando en este país

había muchísimas empresas publicas que gestionaban, por ejemplo,

la telefonía.

Nadie te llamaba a las 22:00

para ofrecerte un contrato de teléfono,

porque la telefonía era pública, las aerolíneas eran públicas

la energía era pública,

las empresas de energía eran públicas.

Incluso había una empresa de viajes pública.

Quiero decir que es solo un ejemplo

de cómo nos hemos ido olvidando de la gran cantidad de herramientas

de las que disponíamos ya en el pasado.

Y por supuesto que podemos imaginar otras nuevas e innovadoras

para afrontar desafíos nuevos,

pero solo mencionó una muy importante

que ha habido en otros países en el pasado

y que todavía existen como es la vivienda pública.

La vivienda en este país es un problema inmenso,

para muchísimas familias.

Sabemos que eso se puede solucionar

con un parque de viviendas en régimen de alquiler público.

Se puede hacer y otros países, lo hacen ya.

Otros países, otros gobiernos de otros países.

Otros países de otros países.

¿Quién tiene la llave

para abrir esas puertas de esas viviendas para todos?

Son los gobiernos, pero también somos los ciudadanos

los que tenemos que exigir a esos gobiernos para apoyarles,

y exigirles y apoyarles también,

los importantísimos intereses económicos

que hay en contra de que se tomen esas medidas,

presionen en contra de esas políticas.

También propone en el ensayo,

también propones trabajo social obligatorio para todos.

¿Qué es esa propuesta? Bueno, es más una provocación...

Abajo el voluntariado. No, es más una provocación

que una propuesta concreta.

Digamos que a lo que apunta esa provocación

es a que la igualdad no es solo un sistema de derechos,

sino también un sistema de obligaciones.

Esto es muy importante.

No solo debemos querer que nos den,

también tenemos que pensar en qué aportaremos

a esa sociedad igualitaria y eso nos cuesta pensarlo.

Pero, por otro lado, la idea de trabajo obligatorio

ha sido muy común en muchas sociedades tradicionales.

Muchas sociedades tenían un día a la semana

en el que había que hacer trabajos para la comunidad,

limpiar caminos o algo así.

Y a mí no me parece algo tan descabellado

ni tan terrible.

Tal vez si estuviésemos obligados,

por ejemplo, a colaborar en el reciclaje de nuestra basura,

pues seríamos más proclives a envases de un solo uso

o cosas por el estilo.

No me parece tan horrible,

ni tan alejado de nuestra cotidianeidad.

Cuando empezó, cuando empezaste a plantearte este ensayo,

hace mucho tiempo,

uno podría pensar que ha quedado obsoleto.

Han ocurrido muchas cosas,

pero ¿sigue vigente parte de lo que está diciendo?

Sí, yo creo que sí.

Aunque llevo mucho tiempo pensando en este ensayo,

solo me decidí a escribirlo hace poquito,

hace año y medio, dos años.

Justamente porque me parecía eso que comentaba antes.

Llevamos muy preocupados por la desigualdad unos años,

desde el inicio de la crisis de 2008,

pero no nos atrevemos a dar el paso,

a pensar en cómo se soluciona eso.

¿Cómo apostamos no solo por la crítica de la desigualdad,

sino por fomentar la igualdad?

Muchísimas gracias al profesor Cesar Rendueles,

de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid,

por estar hoy aquí para todos.

Muchas gracias a ti.

(Música)

"Más de 2.000 millones de personas en todo el mundo

no alcanzan su potencial físico e intelectual

debido a las deficiencias de vitaminas y minerales.

Muchas dietas, especialmente en las comunidades rurales africanas,

son insuficientes y provocan la muerte

de uno de cada tres niños por enfermedades evitables.

El proyecto Sanku añade

estos nutrientes necesarios en la comida.

Han instalado una máquina

en centenares de pequeños molinos de harina africanos

para fortificar los alimentos.

Se trata de la adición de minerales y vitaminas como el hierro,

ácido fólico, yodo, vitamina A o Zinc.

El coste por persona es de unos 25 céntimos al año

que se sufragan con la venta de las bolsas al por mayor.

Sanku tiene las máquinas monitorizadas de forma remota

través de móviles.

Si ven que alguna está averiada o necesita reponer nutrientes,

les hacen una visita.

Las familias pueden comprar un producto más nutritivo,

consiguen los nutrientes que necesitan

y los niños pueden crecer más sanos."

(Música)

El invierno y el verano

ya no empiezan y acaban cuando solían.

Eso tiene importantes consecuencias,

como por ejemplo en la programación de las cosechas y la recolección,

en la temporalidad de los incendios,

en el calendario de la gripe...

Ese es el tema del que va la sección de nuestro colaborador

Fernando Valladares.

(Música)

Los árboles caducos muestran, como pocas cosas,

el paso de las estaciones.

Con el cambio climático no hay nada más alterado

que precisamente la estacionalidad.

Los inviernos y los veranos

ya no empiezan ni acaban como solían hacerlo.

De lo que puede parecer una anécdota

de cuándo empiezan y terminan los períodos de floración,

de fructificación, cuando llegan las aves migradoras,

pasamos a efectos en cascadas ecológicos

donde se pierden las interacciones entre los miembros de una comunidad.

Las interacciones ecológicas requieren que los dos miembros,

o los tres miembros que interaccionen,

reaccionen al cambio climático de la misma manera.

Cuando un polinizador y una planta

reaccionan al cambio climático de formas distintas,

se pierde esa interacción

y se pierde con ello la función ecológica.

La estacionalidad cambiada nos afecta a muchas más cosas

de las que pensamos.

Nos afecta al calendario de las cosechas,

nos afecta al período de riesgo de incendios,

pero nos afecta, por ejemplo,

a la estacionalidad de enfermedades como la gripe.

Una retroalimentación positiva muy importante por su magnitud

es la que afecta al permafrost,

a los suelos permanentemente congelados.

El calentamiento provoca la fusión de estos suelos congelados

que liberan a su vez gases de efecto invernadero,

como el CO2 o el metano,

y esto incrementa el calentamiento global.

Otro ejemplo de retroalimentación positiva con el calentamiento global

lo tenemos con la sustitución de superficies blancas

como la nieve o el hielo,

por superficies oscuras como árboles, rocas o agua.

Las superficies oscuras absorben más el calor

y con esta absorción de calor

se contribuye a aumentar el calentamiento global,

que a su vez trae consigo la fusión de zonas blancas.

El cambio climático trae consigo

también alteraciones en el propio sistema climático.

Por ejemplo, la corriente en chorro

se verá afectada por este calentamiento global,

de forma que se hace más atenuada, más débil.

Una corriente en chorro más débil

no solo generará viajes en avión diferentes,

más llenos de turbulencias,

sino que hace más probable

que eventos cálidos de zonas tropicales

lleguen a zonas árticas

y que aire frío de las zonas árticas

llegue a zonas tropicales.

Una atmósfera más cálida por efecto del cambio climático

conlleva más energía

y esta energía pone en marcha a su vez un clima inestable

caracterizado por huracanes, ciclones, gotas frías,

y eventos como las inundaciones y lluvias torrenciales.

Los efectos del cambio climático, por supuesto, se notan directamente

en nuestra salud y nuestro bienestar.

Miles de personas mueren todos los años

por efectos directos del cambio climático,

y decenas de miles mueren por efectos indirectos.

Hay mucho que podemos y debemos hacer

para contrarrestar los efectos del cambio climático.

Hay soluciones como la mitigación del cambio climático

o la reducción de emisiones,

o la adaptación a esa parte del cambio climático

que no podremos cambiar a tiempo.

Hay que cambiar nuestro modo de vida.

Y, en resumen, disminuir nuestra huella ambiental.

(Música)

Motivos para levantarnos,

para activarnos, para no apagarnos.

Con ella los tenemos todos seguros.

Ahí va una buena dosis

de nuestra entrenadora emocional favorita,

Patricia Ramírez.

(Música)

Si hay un año en el que entramos con ilusión,

ese es el 2021.

Después del añito que hemos pasado en el 2020,

Tenemos unas ganas de comprometernos con nuestros propósitos,

como no las hemos tenido nunca.

Uno de los propósitos estrella es la práctica de la actividad física.

Hoy vamos a ver en "Para todos la 2" tres motivos

por los que deberíamos mantenernos adheridos

y comprometidos con el deporte.

El primero tiene que ver con cómo el ejercicio físico

nos ayuda a recuperarnos del estrés.

No me digan que después del año que pasamos,

no tenemos estrés.

El estrés forma parte ya de nuestro código genético.

Lo llevamos ya en la mochila.

Pues hoy sabemos

que la práctica continuada de ejercicio y actividad física,

nos ayuda a recuperarnos antes del estrés,

porque nos sentimos mentalmente y físicamente más fuertes.

En el momento en el que tú notas la energía, la vitalidad, la fortaleza

e incluso el empoderamiento que te da el deporte,

tienes la sensación de poder afrontar mejor

las situaciones tensas.

El segundo motivo tiene que ver con cómo la actividad física mejora

nuestra salud mental.

Salud mental entendida como el bienestar emocional.

Por un lado, la regularidad con la que hacemos ejercicio

nos ayuda a mantener sanos nuestros neurotransmisores,

esos que nos dan sensación de bienestar y felicidad.

La serotonina, la dopamina o las endorfinas.

Pero, por otro,

la práctica continuada de actividad física ayuda

a mantener sanas nuestras funciones cognitivas.

La capacidad de atención, concentración, memoria,

la toma de decisiones o el pensamiento creativo.

Y por último,

el tercer consejo o el tercer motivo

por el que ustedes deberían hacer ejercicio

es que reduce la irritabilidad.

Cuando hemos pasado una época de estrés,

las personas estamos mucho más irritables e irascibles.

Hoy sabemos que el ejercicio de pesas

produce todavía más endorfinas que el ejercicio aeróbico.

Eso sí, tienen que trabajar ustedes, los grandes grupos musculares.

Y si de verdad quieren mantenerse adheridos durante todo el año,

salgan a hacer deporte a la calle.

Porque la percepción de esfuerzo,

cuando hacemos ejercicio en la calle, todavía es menor.

Aquí les dejo los tres consejos

para mantenerse constantes en la actividad física.

Con estos consejos, a ver qué nos detiene ahora.

Nos vamos, aunque ya saben que si quieren,

estamos siempre para todos.

Salud y hasta el próximo sábado.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 30/01/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Para todos La 2 - 30/01/21

30 ene 2021

Capitalismo
La pandemia está cambiando nuestros hábitos y acelera algunos efectos socioeconómicos.
El doctor en economía, Santiago Niño-Becerra asegura que el Capitalismo tiene los días contados.
Hemos charlado con él y con el filósofo Edgar Straehle sobre hacia dónde nos lleva el sistema económico actual. Reportaje

Desigualdades
Entrevista a César Rendueles, ensayista y profesor de sociología en la Univesidad Complutense de Madrid. Acaba de publicar “Contra la igualdad de oportunidades. Un panfleto igualitarista”.
Ocho personas en el mundo acumulan más riqueza que las más pobres, que son 3.600 millones de personas. Un dato muy revelador para ilustrar la enorme desigualdad económica y social que tienen nuestras sociedades.

Innovación social
Conocemos un proyecto para añadir nutrientes en centenares de molinos de harina en África para mejorar la alimentación con hierro, yodo, ácido fólico o vitaminas.

Medio Ambiente
Cada vez vivimos con mayor intensidad los efectos del cambio climático. Y uno de estos grandes efectos es la estacionalidad cambiada: que el invierno y el verano no empiecen ni acaben cuando solían. La estacionalidad cambiada afecta a más cosas de las que pensamos, muchas con importantes implicaciones económicas y sociales. Por ejemplo, afecta a la programación de las cosechas y de las recolecciones, al inicio, finalización y duración de la temporada de incendios, y al calendario de enfermedades como la gripe. Este es el tema del que nos habla en su sección el investigador del CSIC Fernando Valladares.

Psicología
La psicóloga Patricia Ramírez ofrece algunas razones por las que practicar más ejercicio físico.
Motivos para levantarse, motivos para activarse, motivos para no apagarse.

ver más sobre "Para todos La 2 - 30/01/21" ver menos sobre "Para todos La 2 - 30/01/21"
Programas completos (1335)
Clips

Los últimos 8.281 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios