www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5523499
Para todos los públicos Página Dos - Mariana Enríquez - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"El silencio era absoluto.

Oxman enmudeció.

Ni un insecto, ni una hoja,

ni el viento, ni el río lejano, nada.

El silencio y esa película oscura

que recortaba a Juan.

Una línea de sombra a su alrededor.

Todo me hizo saber que algo cambiaba

y que el cambio era terrible y maravilloso."

(Música)

Soy narradora.

Hace 13 años que me dedico a contar historias

y yo venía de formación teatral.

Cuando llegué a una formación de narración de cuentos

por casualidad, por azar,

entonces me di cuenta, que claro, que podía contar historias

sin vestuario, sin personaje, solo con mi voz,

con el cuerpo, mirando a los ojos de las personas,

y eso me fascinó.

Y además me di cuenta

que yo no quería contar las historias de los demás.

Quería contar mis historias.

Con todos los públicos necesito encontrar historias

que a mi me apetezca contar.

Eso es fundamental.

Hay distintos trabajos y es verdad

que por un lado está el trabajo de lectura

o de búsqueda, de búsqueda creativa.

Vamos a llamarle así, puede ser a través de los libros

o a través de historias propias

que tú escribas para compartir.

Y entonces ahí empieza un proceso

que no tiene que ver con la escritura,

al menos para mí, justamente al contrario,

se trata de distanciar el texto

de la escritura y devolverlo oral,

de oralizar eso.

Mis cuentos de repertorio, con los que yo trabajo

no están escritos en ningún lugar.

Parte de nuestro trabajo es el viaje.

Nosotros necesitamos movernos

para llegar a distintos lugares, para trabajar

y entonces pues pasamos muchas horas en la carretera,

en coche o en otro tipo de medios.

Nuestro oficio es muy solitario.

De hecho, tanto cuando las sesiones van bien como cuando van mal,

te subes en el coche y la fiesta o la tristeza es contigo mismo.

# Es normal # que haya siempre tanta cola.

# para oirte hablar

# dices cosas tan bonitas # a quén quiera escuchar... #

Y dijo, bueno, pues me voy a acercar hasta la puerta

a ver si está en casa

y cuando se acercó a la puerta, una puerta de madera muy grande,

vio que había una tarjetita.

y dijo: "Qué raro",

y que el paño de la puerta estaba medio roto

y en aquella nota ponía bienvenida, sé valiente,

pero no tanto.

Abrimos la puerta.

-Sí.

¿Sí o no?

O dejamos el cuento aquí

y nos habríais el final, no nos gusta eso.

Yo creo que en primer lugar entienden

que narrar no es solo narrar cuentos para niños pequeños.

Es decir, ven que hay otra posibilidad más allá

de los cuentos infantiles.

Eso lo primero.

Y luego, evidentemente, la dificultad,

porque cuando ellos se ponen en su lugar

tienen que empezar a contar el cuento,

pensar en las estrategias que ha utilizado ella,

se ponen muy nerviosos, les entra la risa...

Entonces, entender que la narración oral

primero requiere muchísima preparación

y también estrategias que quizás ellos no han tenido en cuenta

y que por eso no les sale del mismo modo.

Entonces, los beneficios a nivel de lengua oral son muchísimos.

Allí se quedó quieta, estupefacta, mirando y entonces...

¡Ay!

Pum, pum, pum.

Y entro a la habitación.

Y ella supo

que solo tendría una oportunidad

para salir de aquella casa de horrores.

En este caso trabajando con adolescentes,

me gusta mucho el trabajo con historia tradicional,

que tenga un punto inquietante,

porque es como una parte que a ellos les interesa mucho experimentar,

como que es un vínculo muy fuerte con la oralidad.

Me da igual si leéis, si no, si os gusta escribir, si no,

me da igual la parte didáctica.

Lo que me interesa

es que somos humanos y que con las historias

nos hacemos más humanos porque nos contamos el mundo

y nos lo inventamos también.

(Música)

Mariana, ¿qué es la oscuridad?

La oscuridad es un dios antiguo

que se manifiesta justamente como una oscuridad,

pero una oscuridad voraz

que come violenta

y que se le pueden pedir cosas

¿Como por ejemplo?

Como por ejemplo vivir para siempre.

Que lo conceda es algo diferente porque también pide cuerpos,

pide sacrificios

¿Y que es la orden?

La orden es el grupo ocultista que adora a este Dios,

que lo convoca,

que trata de controlarlo

y que tiene el secreto de qué puede hacer o no,

o que puede ofrecer o no.

¿Quién es Juan?

Juan es el medium de la orden

y el que convoca a la oscuridad.

La oscuridad no aparece porque sí,

aparece a través del cuerpo de una persona,

una persona la llama y le atrae, la hace presente.

Juan, es el que tiene ese poder

¿Y Gaspar? Es su hijo.

Que puede haber heredado o no esta condición de medium,

que a pesar de que es una condición de poder, de muchísimo poder,

porque es una persona muy importante,

este poder de controlar la aparición del dios,

pero además de, digamos,

traer esa posibilidad de que los miembros de la orden vivan o no,

también es un esclavo de ellos

y Juan no quiere que su hijo tenga ese futuro.

Entre otras cosas, esta es la historia,

"Nuestra parte de noche", La historia de un padre

y un hijo muy peculiares, pero padre e hijo al fin y al cabo.

Y efectivamente el padre, como todo padre,

quiere proteger a su hijo,

en este caso lo quiere proteger

de lo que se conoce como la condena heredada.

Sí.

Todos los padres quieren proteger a sus hijos de la condena heredada,

no lo sé.

Creo que en parte el libro es una reflexión

sobre la paternidad

en un sentido amplio

y sobre qué significa tener un hijo y qué le damos,

cuál es la herencia, cuáles son los traumas que le ponemos encima,

cuánto derecho tenemos a entrar en este mundo,

cuánto de esa familia horrible, como en este caso,

que él carga, es justo que tengan que soportarla.

Cuánta de esa responsabilidad termina

siendo algo amoroso o no.

Y también lo que cuesta cortar los lazos de sangre.

Muchísimo.

Todo el libro es una reflexión

sobre si podemos escapar de la herencia

y de los lazos de sangre

o si son efectivamente una condena.

La novela tiene bastante de "road trip" también.

Sí, sobre todo al principio. ¿Verdad?

El viaje que hacen el padre y el hijo.

Sí, hacia el norte de Argentina,

que es un lugar donde hace muchísimo calor,

muy selvático.

Pero mi inspiración para ese viaje creo que fue o no, creo no,

fue una novela de Cormac MacCarthy que se llama "La carretera".

de también una relación de un padre, un hijo,

y donde el padre también se pregunta todo el tiempo

si el futuro que le va a dejar el hijo

vale la pena dejárselo o no.

Y aunque es muy distinto, es una novela postapocalíptica

que trascurre en otro tipo de mundo,

Ese vínculo es un vínculo que me impresionó cuando la leí,

quería, quería explorarlo.

Habrá lectores a los que quizás le cueste,

les cueste empatizar con Juan por la manera

como a veces trata a su hijo Gaspar.

Sí, hay otros que tratan peor a sus hijos en el libro.

La jefa de la orden justamente,

que es una inglesa que se llama Florence,

destruye a su hijo tratando...

Y Mercedes, también.

Y Mercedes que es la otra mala, también

destruye a sus hijos.

Paradójicamente o no,

quizá porque estaba pensando un poco en eso.

Las madres son muchísimo más voraces

y destructoras con sus hijos que Juan.

Es un poco...

tiene unos métodos algo cuestionables,

pero finalmente lo que está intentando es salvarlo.

Ellas no, ellas, lo que están tratando es de destruirlos.

Hay que hablar del terror.

Porque la novela da miedo. ¿Qué te interesa del terror?

Literariamente hablando.

Fue el primer género que leí cuando era muy chica.

En mi casa había libertad total

para leer lo que yo quisiera

y era una casa donde había muchos libros

y naturalmente empecé a leer terror.

Me incliné hacia los relatos de terror muy rápido.

Algunos casi decididamente para adultos, otros juveniles.

Y empecé a leer eso vorazmente y siempre lo quise escribir,

pero no sabía cómo,

así que mis dos primeras novelas, son novelas realistas,

después un tiempo que no escribí,

y hasta que empecé a escribir cuentos

y los cuentos son todos cuentos de terror.

Y ahí empecé a escribir terror fantástico,

como que me solté completamente con eso que podía hacer,

pero no encontraba qué decir en el terror.

(Música)

"Empezamos nuestra sección de noticias literarias

con la lista de libros más prestados en la historia

de la Biblioteca Pública de Nueva York.

En el número uno, con casi 500.000 préstamos,

está el libro infantil "Un día de nieve",

de Ezra Jack Keats.

En el 2, "El gato con sombrero" de Doctor Seuss.

Y en la tercera posición "1984", de George Orwell.

No dejamos Norteamérica porque el escritor Michael Chabon

tiene noticias frescas.

Por un lado se estrena como "Showrunner"

de la serie "Star Trek:Picard,

y por otro, trabaja en la adaptación televisiva

de su novela "Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay".

Seguimos con la lista de los libros más vendidos en nuestro país

el año pasado.

Ha quedado en primera posición "Sidi", de Pérez Reverte.

Le siguen "Reina Roja", de Juan Gómez-Jurado,

y "La cara norte del corazón", de Dolores Redondo.

Y todos ellos han pasado por "Página 2".

Ahora, una de juzgados.

La ex representante del escritor Jaume Cabré

admite haberse quedado 87.000 euros de los derechos de autor

por las ventas de sus libros en Francia

y se enfrenta a cuatro años de cárcel.

Terminamos hablando de Paolo Coehlo y del mito del baloncesto,

Coby Bryant.

El autor de novelas tan superventas

como "El alquimista" ha confirmado que estaban trabajando juntos

en un libro infantil y que, tras la muerte del deportista,

ha decidido eliminar el borrador.

Aquí lo dejamos.

¡Hasta la próxima!"

Bueno, trató de visibilizar

el machismo, el sistema machista en el que estamos inmersos

y sobre todo, bajarlo a las actitudes que tenemos

sobre todo los hombres cotidianamente con las mujeres.

La primera vez que hice una viñeta sobre el libro

fue por el caso de la manada,

porque me indignó muchísimo el tratamiento

que se le hizo a la víctima por parte de medios y de la justicia

de tratarla como culpable.

Pues estoy bastante contento en general,

porque los hombres que lo han leído sí que se han visto reflejados

de alguna, forma no están de acuerdo con todo,

como se está de acuerdo con las opiniones de cualquiera,

de todas las personas,

pero en general lo que más me ha gustado

es que todos me cuentan que algo les mueve el libro

y eso, bueno, al fin y al cabo, es el objetivo del libro.

Pues la mejor herramienta para luchar contra el machismo

creo que es la comunicación y la empatía

ponerte en la piel de las mujeres

y preguntarles y hablar con ellas, sobre todo.

Bueno, pienso que sobre todo es un homenaje a las mujeres,

a las mujeres que con mucha valía han estado siempre ahí

y que no han sido reconocidas

como tendrían que haber sido reconocidas,

al conjunto del género femenino.

Yo creo que la ilustración hoy en día

sí es una buena arma de denuncia,

porque estamos estamos en un entorno de medios muy visuales

como pueda ser Instagram y todas las redes sociales,

y creo que eso nos beneficia.

Pues estoy trabajando mucho en un proyecto muy bonito

de arquitectura y educación al sur de Senegal,

dando talleres de ilustración

a niñas y niños, y a mujeres también.

(Música)

Lo que ocurre en una casa misteriosa y abandonada

marca la vida de los protagonistas de la novela de Mariana Enríquez,

una obra donde impera la oscuridad,

una oscuridad presente en el entorno

y en el alma de los personajes.

También hay oscuridad en Dashiell Hammett

cuando debe enfrentarse a la que será su última novela,

porque de eso va precisamente el libro de Juan Sasturain

que ahonda en los últimos años del padre del género negro.

Negrura, mucha negrura.

No abandonamos la oscuridad porque el personaje principal

de nuestra siguiente recomendación es Benito Mussolini.

Él es el gran protagonista de esta monumental obra

de más de 800 páginas con la que António Scurati

ha logrado el prestigioso Premio Strega.

Es una obra de no ficción

que nos muestra el fascismo en estado puro.

Y de un bombazo editorial pasamos a otro.

"Todos quieren a Daisy Jones",

una novela que ha logrado un gran éxito en los Estados Unidos.

Habla del ascenso artístico

de una chica en Los ángeles de los años 70.

Aquí vais a encontrar sexo y también drogas,

pero sobre todo, lo que vais a encontrar

es mucho rocanrol, que la disfrutéis.

Hoy os voy a hablar de "La famosa invasión de los osos en Sicilia".

Yo me he leído el libro de "Tigre y Leopardo".

El libro habla de los osos que viven en la montaña,

que ven en la ciudad hay muchas comodidades

y quieren esas comodidades para vivir,

entonces se crea una batalla entre humanos y osos.

El libro habla de un tigre

y un leopardo que tienen mucha hambre y se van a cazar.

Van pasando batallas entre los osos y los humanos,

pero al final te da una lección de vida,

la cual no puedo explicar porque sería "spoiler".

Pues deciden jugar

a que el tigre tiene que cazar

cosas que tiene rayas y el leopardo,

cosas que tienen puntos.

El libro me ha gustado mucho porque con la lección de vida

he aprendido mucho y os lo recomiendo mucho,

porque aprender esta lección de vida

pues os va a ayudar en muchas cosas.

Me ha encantado

porque es como si fuera una aventura,

pero no es, bueno, pasa alguna aventura,

porque tienen hambre.

(Música)

Hay escenas truculentas, sexo lujurioso, pactos de sangre,

casas encantadas. ¿No te das miedo a veces

de las escenas que imaginas, que piensas?

No, la paso genial.

Si me dieran miedo, no lo haría.

O en todo caso, lo que ocurre,

porque eso me lo preguntan bastante.

Yo lo pienso, porque a mí no me da miedo para nada.

Y digo:" ¿Cómo puedo ser tan monstruosa

que no tenga miedo en ningún momento

y lo piense fríamente además?"

Porque digo bueno, ahora voy a hacer esta escena horrible

donde vamos a cortar esto y lo otro.

Yo creo que lo que ocurre es que lo que les ocurre

a todos los fans del terror

o incluso el policial también,

que es esa mezcla de diversión y de adrenalina

con el momento de decir no puedo ver más esto como lo abyecto.

Que hace que uno esté viendo una película, por ejemplo,

¿Por qué me estoy sometiendo a este sufrimiento?

Porque lo disfruto

y es una manera de poder vivir lo horrible en la ficción.

O sea, de alguna manera,

poder tener esas emociones sin tener que atravesarlas realmente.

¿A ti siempre te ha interesado lo esotérico y el ocultismo,

los mundos paralelos?

Sí, pero como no, como practicante.

Como lectora, como me interesa la pintura.

Me parece una narrativa muy, muy interesante.

Algunos dirán que es una magnífica novela gótica,

Yo creo que va más allá del género propiamente gótico.

¿Qué piensas tú?

Yo creo que todos los géneros

en este momento son muy difíciles de definir

y sobre todos los géneros, digamos, populares.

Uno tiene policiales como los de John Connor,

que son policiales, o son o este error,

o una novela como ésta, por ejemplo,

que es una novela que tiene política, que tiene gótico,

Es una novela que tiene partes que parece

que son un homenaje consciente a "It" de Stephen King, o sea,

un terror más urbano y más juvenil, de alguna manera.

Creo que hay una mezcla de géneros que en parte

tiene que ver con la edad de quienes escribimos

cuarenta y pico,

que ya no estamos solamente influenciados por la literatura

o con algo tan rígido.

Nos influencia la música, el cine,

internet,

las cosas que escuchamos,

la experiencia y todo se mezcla, Y además leemos con menos jerarquía.

Para mí Stephen King está a la altura de Dickens,

sin ninguna diferencia, digamos.

Y creo que todo eso se empieza a notar

y hace que los géneros sean imposibles de definir.

El lector suele sentir una fascinación especial

con aquellos autores que tocan un tipo de género concreto,

por ejemplo, el tema del terror,

por ejemplo, el tema de la literatura erótica

atrae a un tipo de lector, no sé si decir un poco más friki.

¿Qué experiencia tienes tú con tus lectores

a partir de tus libros?

Hay de todo, a mí el lector friki me encanta

porque yo creo que soy una lectora friki.

Entonces es como que cuando viene un lector friki digo:

"Por fin podemos hablar de las mismas cosas"

y tenemos un montón de referencias en común que nadie más entiende.

A mí esa complicidad es la que más me gusta,

pero yo encuentro que hay muchísima,

muchísimos lectores y lectoras inesperados en este libro.

Cuando alguien escribe una novela como ésta,

no puede uno dejar de pensar

en qué le da miedo a Mariana Enriquez.

Qué raro porque me dan miedo pocas cosas,

creo que al hacerme grande,

entrecomillo, yo sé que soy una persona relativamente joven,

pero ya empiezan a cambiar muchas cosas

y creo que...

cómo deja de responder el cuerpo,

digamos de alguna manera

o como cambian... los cambios del cuerpo,

no tanto las enfermedades, porque yo estoy bien,

pero los achaques...

Ver que la maquinaria no va como antes.

Y notar que esto se va a terminar finalmente y quizá rápido,

bueno, le empiezo a tener miedo no sé si a morirme.

Bueno, sí, finalmente sí,

pero en la enfermedad, a la decadencia física.

Y creo que hay mucho en el libro de eso,

que salió de un lugar muy inconsciente

porque todo el mundo sufriendo como loco.

¿Te asusta más lo que se ve o lo que no se ve?

No, me asustan mucho más lo que se ve.

Lo que no se ve, me gustaría verlo.

Yo, paradójicamente, no creo casi en nada sobrenatural.

A ver, creo en todo, pero por ansiedad de ver algo.

Soy de las personas de las personas

que si vamos a jugar a la ouija

me entusiasmo y veo que alguien está moviendo la Copa

y es una depresión que puede durar una semana.

Me gustaría, digamos, que lo estoy ansiosamente esperando,

pero todavía no tuve la experiencia.

Desafortunadamente.

Justo cuando se ha ido Mariana Enríquez,

los que nos hemos quedado aquí en el set de rodaje

hemos hecho una lista con todas aquellas cosas

que nos dan muchísimo miedo.

Era todo tan prosaico que por eso no escribimos libros.

"Sentado sobre las baldosas frías,

enredó el mechón de pelo de Rosario que llevaba encima.

Guardado en una cajita, entre sus dedos

tomó un puñado de ceniza de la bolsa de plástico

y la regó sobre el suelo

frente a él para dibujar el signo de la medianoche.

Desde la muerte de Rosario lo hacía todas las noches

con idéntico resultado.

El silencio repitió las palabras,

acarició el mechón de pelo,

hizo la llamada el lenguaje infeccioso que se debía usar

para el ritual de la ceniza.

Y con los ojos cerrados vio las habitaciones

y los rincones vacíos,

las hogueras apagadas, las ropas abandonadas,

los ríos secos, pero siguió vagando

hasta que se volvió al baño del hotel,

al silencio y la lejana respiración de su hijo,

y volvió a llamar.

Ni un roce, ni un temblor,

ni un engaño, ni una sombra tramposa.

Ella no venía ni estaba a su alcance

y desde su muerte

no había conseguido una sola señal de su presencia."

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mariana Enríquez

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Mariana Enríquez

25 feb 2020

En Página Dos nos adentramos en la literatura terrorífica de la mano de Mariana Enríquez y su novela "Nuestra parte de noche". Una narradora oral nos cuenta cómo es su actividad a día de hoy. El ilustrador Javirroyo responde a un cuestionario. Y en 90 segundos ofrecemos la actualidad editorial.

ver más sobre "Página Dos - Mariana Enríquez" ver menos sobre "Página Dos - Mariana Enríquez"
Programas completos (485)
Clips

Los últimos 1.743 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos